Anda di halaman 1dari 106

BALANCES ENERGETICOS

S.C. de Bariloche, Río Negro.


2009
INDICE

1. Introducción 1
2. Principios físicos, unidades y equivalencias 3
3. Conceptos y definiciones del Balance Energético 7
3.1 Definiciones 7
3.2 Caracterización de las Fuentes Energéticas 9
3.2.1 Fuentes Primarias 9
3.2.2 Fuentes Secundarias 10
3.3 Centros de Transformación o Tratamiento 12
3.3.1 Centros de Transformación Primarios 12
3.3.2 Centros de Transformación Secundarios 13
3.4 Sectores Socioeconómicos de Consumo 14
3.5 Usos de la energía 15
3.5.1 Categorías Generales 15
3.5.2 Categorías Específicas 17
3.5.3 Aspectos Sectoriales 18
3.6 Unidad Energética y Equivalencias 20
4. El Consumo Aparente 23
5. Balance Energético de Base 27
5.1 Introducción 27
5.2 Los Balances de OLADE 28
5.2.1 Aspectos Generales 28
5.2.2 Balance de Energía Primaria 32
5.2.3 Balance de Centros de Transformación 33
5.2.3 Balance de Energía Secundaria 34
5.2.4 Consumo Final de Energía por Sectores y Total 35
5.2.5 Indicadores Globales 36
5.3 Ventajas y limitaciones de Balance Energético de Base 37
6. Balance Energético Integral 39
6.1 Introducción 39
6.2 Estructura General 40
6.3 Descripción de los componentes del BEI 43
6.3.1 Fuentes y conceptos utilizados 43
6.3.2 Balance de Reservas y Potenciales 46
6.3.3 Balance de Energías Primarias 47
6.3.4 Centros de Transformación Primarios 49
6.3.5 Centros de Transformación Secundarios 50
6.3.6 Balance de Energías Secundarias 51
6.3.7 Síntesis del Abastecimiento y del Consumo 52
6.3.8 Consumo Neto Sectorial Por Fuentes 54
6.3.9 Consumo Neto Sectorial por Usos 58
6.3.10 Consumo Útil Sectorial por Fuentes 58
6.3.11 Consumo Útil Sectorial por Usos 58
6.4 Incorporación de las FENR 59
6.5 Aplicación del BEI a los estudios regionales y a los estudios de caso 60
6.5.1 Estudios Regionales 60
6.5.2 Estudios de Caso 60
7. Obtención del Consumo de Energía Útil por Fuentes y Usos 63
7.1 Introducción 63
7.2 Matrices de Consumo de Energía Neta y Útil por Fuentes y Usos 66
7.3 Diseño de las Encuestas Energéticas 68
7.3.1 Objetivos de las Encuestas 68
7.3.2 Etapas para el desarrollo de las Encuestas. 69
7.3.3 Diseño del cuestionario 70
7.3.4 Procesamiento de la información 70
8. Metodología para realizar el Balance de Reservas de Energía Primaria 73
8.1 Problemas Generales 73
8.2 Problemas Específicos 75
8.2.1 Introducción 75
8.2.2 Leña 76
8.2.3 Residuos de Biomasa 79
8.2.4 Energía Hidráulica 80
8.2.5 Energía Solar 81
8.2.6. Energía Eólica 82
8.2.7 Petróleo y Gas Natural 84
8.2.8 Carbón Mineral 84
8.2.9. Uranio 85
8.2.10 Energía Geotérmica 85
8.3 El Problema de la Información sobre los Recursos Energéticos 87
9. Bibliografía 89
ANEXO I: Ejemplo del Balance de Reservas y Potenciales 91
ANEXO II: Cálculo del Potencial Bruto Total Anual de los Residuos de Biomasa 95
ANEXO III: Cálculo del Balance de Energía Primaria para la Energía Hidráulica 99
ANEXO IV: La Energía Útil en los Balances Energéticos 101
1. Introducción

El balance energético es una representación sintética de la totalidad del sistema energético,


contabilizando los flujos físicos de la energía en los procesos que van desde su estado en la
naturaleza hasta su utilización final.

Se describe la situación de las reservas y potenciales de los recursos energéticos, la


producción, transformación, intercambios con el exterior del sistema, el transporte,
distribución y almacenamiento, las pérdidas, el consumo en los sectores socioeconómicos y,
finalmente, los usos de la energía que se vinculan con la satisfacción de las necesidades
humanas.

El balance energético es el cuadro habitual de las estadísticas energéticas de un país y


también un instrumento para el análisis. Se lo utiliza también para estructurar modelos
integrales de prospectiva energética, donde reviste especial importancia la vinculación entre
las variables energéticas y las variables socioeconómicas determinantes de los
requerimientos energéticos. Dentro de estos modelos integrales se destaca también el
análisis de los impactos sobre el medio ambiente que producen todas las etapas de las
cadenas energéticas, en particular las emisiones de gases de efecto invernadero.

El balance energético sirve para:

− Conocer la estructura del sistema energético en lo referente a: reservas, producción,


transformación, transporte y distribución, almacenamiento, intercambios externos,
pérdidas, consumo y utilización de la energía.
− Disponiendo de una serie histórica de balances, se puede ver la evolución de dicha
estructura e identificar y cuantificar las sustituciones entre fuentes energéticas, tanto
a nivel de oferta como de consumo.
− Relacionado con variables económicas, demográficas, datos de infraestructura
energética, etc., permite realizar el diagnóstico energético del sistema en estudio.
− En estudios prospectivos, permite orientar el proceso en forma integral y analizar la
coherencia de las posibles evoluciones futuras del sistema energético en su
conjunto.
− Se lo utiliza para elaborar los inventarios de emisiones de gases de efecto
invernadero del sector energía.
− Finalmente, sirve a la organización y sistematización de la información energética,
aumentando su confiabilidad.

La necesidad de representar la totalidad del sistema energético, siguiendo algún criterio de


homogeneidad, surge por las sustituciones que ocurren tanto en el consumo como en el
abastecimiento energético dándole flexibilidad al sistema energético a fin de hacer una
utilización racional de los recursos. En el capítulo 2 se presentan, en forma muy sucinta, los
principios físicos de las conversiones energéticas que fundamentan la elaboración del
balance energético.

En el capítulo 3 se detallan los principales conceptos y definiciones que se utilizan para la


elaboración e interpretación de los balances energéticos, la mayoría de ellos de aceptación
generalizada y otros específicos de la metodología propuesta aquí para el Balance
Energético Integral.

En los capítulos 4, 5 y 6 se presentan los tres tipos de balances más comunes: el Consumo
Aparente, el Balance Energético de Base y el Balance Energético Integral; desde el más

1
simple al más complejo, presentando el sistema energético con un mayor detalle necesario
para un mejor direccionamiento de las políticas energéticas.

En la metodología propuesta, se pone especial énfasis en un estudio más detallado de los


requerimientos energéticos. El análisis de los consumos de energía útil por uso, con el
suficiente detalle de los grupos de consumidores, es el punto de partida para la prospectiva
de la demanda y la formulación de políticas que tiendan a aumentar la calidad de vida de la
población y proporcionar las mejores opciones de suministro energético para las actividades
productivas y de servicios. La información sobre los consumos de energía útil por uso no se
registra estadísticamente, por lo que es necesaria la realización de encuestas cuyos
principales aspectos metodológicos se presentan el al capítulo 7.

El capítulo 8 vuelve al inicio de las cadenas energéticas, o la última etapa del proceso de
planificación, el balance de reservas y potenciales. Se presentan allí los criterios para
analizar conjuntamente las reservas de todos los recursos energéticos, de diferentes
naturalezas físicas y cuantificados originalmente con distintos criterios según la fuente
energética que se trate.

En la bibliografía se indican trabajos de la época en que empezaron a desarrollarse con más


impulso los balances energéticos y que presentan los aspectos formales y estructurales (1 y
2); documentos iniciales de organismos internacionales que elaboran balances de diferentes
países con un mismo formato (3 a 7); dos balances energéticos integrales que, si bien son
de antigua data, se mantienen vigentes en sus aspectos metodológicos y como parte de
estudios energéticos integrales (8 y 9); trabajos y textos que abordan los aspectos teóricos y
metodológicos de la economía y planificación energética (10 a 14); un modelo energético
integral (15); un enfoque para la formulación de políticas energéticas (16); y un reciente
manual de estadísticas energéticas (17).

Es común que los países publiquen las series de sus Balances Energéticos de Base en las
páginas de Internet de los correspondientes ministerios.

2
2. Principios físicos, unidades y equivalencias

El concepto de energía en la física comienza a desarrollarse a partir del estudio del


movimiento de los cuerpos. La causa de dicho movimiento es la actuación de fuerzas sobre
el mismo, y se define el trabajo (T) realizado por una fuerza como el producto de la magnitud
de la fuerza (F) por la distancia (d) que se mueve el cuerpo.

T = F x d [kgm]

La unidad es el kilográmetro (kgm), o sea el producto de las unidades de ambas variables:


kilogramo (fuerza) por metro (distancia).

Para poner en movimiento un cuerpo debe actuar una fuerza resultante en el mismo sentido
del movimiento (caso más simple de una dimensión). El cuerpo adquiere una determinada
velocidad que puede ser constante o variable. En sentido contrario, para detener un cuerpo
en movimiento debe aplicársele una fuerza en sentido contrario, o sea realizar un trabajo
“negativo”. Se dice que el cuerpo en movimiento posee una energía (a esta forma de
energía se la llama energía cinética) y que dicho cuerpo puede realizar un trabajo (el
necesario para detenerlo, por ejemplo).

De allí surge el concepto de energía, como la capacidad de un cuerpo para realizar un


trabajo. Las unidades de energía y trabajo son las mismas, por ejemplo el kgm.

Un cuerpo en movimiento que se detiene, o disminuye su velocidad, en forma permanente,


genera calor producto de fuerzas llamadas disipativas o no conservativas muy comunes en
la vida real y que actúan siempre en sentido contrario al movimiento, son las fuerzas de
rozamiento (frenos de un automóvil, torno, etc.). Se observó en varios experimentos que una
cierta cantidad de energía mecánica (cinética) producía siempre una misma cantidad de
calor.

La unidad de cantidad de calor se define cuantitativamente en función del cambio de


temperatura producido en un cuerpo. Por ejemplo, una caloría (cal) es la cantidad de calor
necesario para elevar 1 ºC (de 14.5 a 15.5 ºC) la temperatura de 1 gramo de agua.

El proceso inverso, la transformación de calor en trabajo fue motivo de posteriores


descubrimientos dando lugar a la invención de las máquinas térmicas: la máquina a vapor,
el motor de combustión, etc. Queda afirmado el calor como otra forma de energía.

Los desarrollos de la electricidad y el magnetismo, establecen otro campo de producción y


utilización de la energía: las conversiones entre calor, trabajo y electricidad, en uno y otro
sentido. La unidad corriente en que se mide la electricidad es el kilowatt-hora (kWh).

Las principales equivalencias entre las principales formas de energía, y las unidades en que
se miden corrientemente cada una de ellas, fueron establecidas en los experimentos
iniciales de la física, y se presentan en la Tabla 2.1.

La potencia (P) es la rapidez con que se realiza un trabajo. O, dicho de otro modo, es la
rapidez con que aumenta o disminuye la energía absorbida o entregada por un cuerpo o
sistema. Si la potencia es constante se calcula como el cociente entre el trabajo (T) o la
energía (E) y el tiempo (t) transcurrido.

P = T/t = E/t

La unidad corriente de potencia es el watt (1 watt = 1 Joule / seg).

3
Tabla 2.1
Principales Equivalencias Energéticas

kgm Joule kcal BTU kWh


1 kgm 1 9,8 2,34 x 10-3 9,29 x 10-3 2,72 x 10-6
1 Joule 0,102 1 2,39 x 10-4 9,48 x 10-4 2,78 x 10-7
1 kcal 427 4186 1 3,968 1,16 x 10-3
1 BTU1 107,6 1055 0,252 1 2,93 x 10-4
1 kWh 3,67 x 105 3,6 x 106 860 3413 1

La energía se manifiesta en distintas formas tanto en la naturaleza como en la utilización


que el hombre hace de ella. A la materia que la contiene, o a los estados de la materia, la
denominamos fuente energética. A las formas básicas de trabajo y calor, se le agregan
otras como química, nuclear, radiante, etc.; las más importantes se describen a
continuación, como así también las principales fuentes que las contienen.

Los combustibles fósiles (petróleo, gas natural, carbón mineral) la contienen como energía
química. Así cuando se quema un combustible, la reacción química transforma la energía
almacenada en calor.

La energía nuclear es la contenida en el núcleo de un átomo. La misma puede liberarse por


un proceso de fisión, cuando dos núcleos pesados e inestables (como del Uranio235) se
rompen por el bombardeo con neutrones, se forman nuevos átomos y se libera energía en
forma de calor; o mediante un proceso de fusión, cuando se combinan dos átomos livianos
(el Deuterio, que es un isótopo del Hidrógeno) y se forma un nuevo átomo pesado (Helio)
liberándose energía también en forma de calor. La energía nuclear proviene de la
transformación de la materia2.

La energía calórica se puede a su vez transformar en energía mecánica. Esto ocurre cuando
el agua se convierte en vapor a alta temperatura y presión y mueve las turbinas de una
central térmica, convirtiéndose en energía mecánica de movimiento (llamada energía
cinética). Luego, esta energía mecánica en un generador se transforma en energía eléctrica.

La energía potencial es la que tiene un cuerpo (o un sistema) debido a su posición. Por


ejemplo, el agua a una determinada altura que por acción de la gravedad puede mover un
molino o una turbina hidroeléctrica.

Los rayos del sol contienen energía radiante, que es una onda electromagnética. La energía
que proviene del sol se transforma en calor o luz, según la longitud de onda captada. La
radiación solar, a su vez, se transforma en biomasa vegetal a través del fenómeno de
fotosíntesis. Por otra parte, la descomposición de vegetales y animales, en determinadas
condiciones, origina los combustibles fósiles.

El ser humano capta energía de la naturaleza, en alguna de sus diferentes formas, y luego
la transforma mediante una variedad de procesos tecnológicos a fin de hacerla apta para la
satisfacción de sus necesidades de confort y para la producción de bienes y servicios. En la
Figura 2.1 se presenta un ejemplo de ello.

1
British Thermal Unit.
2
Relacionada por la famosa ecuación de Einstein: E = m x c2 ; (m = masa, c = velocidad de la luz).

4
Dichas transformaciones, o conversiones de una forma a otra de la energía, se rigen por el
Primer Principio de la Termodinámica: “la energía no se crea ni se destruye, sino que se
transforma de una forma a otra”. Este es el fundamento de las relaciones de equivalencia
entre las distintas formas y fuentes de energía, aplicándose los coeficientes de la Tabla 2.1.

Figura 2.1
Conversión de la Energía

η5 = 0.80
Gas Licuado (promedio consumo)
Gasolina Electricidad
Kerosene Iluminación
Iluminación
Diesel
η = 0.85 η3 = 0.55 η4 = 0.90
η1 = 0.97 ........ 2
Rotación
Petróleo Fuel Oil Vapor
Refinería
Refinería Caldera
Caldera Turbina Generador
Generador Calor
CalordedeProceso
Proceso

Eº Química Eº Química Eº Calórica Eº Cinética


Fuerza
FuerzaMotriz
Motriz
Eº Potencial

η = eficiencia

Eficiencia Total ηT = η1 * η2 * η3 * η4 * η5 = 0.97 * 0.85 * 0.55 * 0.90 * 0.80 = 0.326

En todos los procesos de conversión de la energía ocurren pérdidas de energía inherentes


al proceso de transformación. Estas pérdidas no se pueden eliminar en su totalidad; o sea,
si hay transformación necesariamente ocurren pérdidas. Esto dio lugar al Segundo Principio
de la Termodinámica, que en uno de sus enunciados originales se formulaba de la siguiente
manera: “una máquina térmica funciona tomando calor de una fuente caliente, produce
trabajo, y entrega calor a una fuente fría”. El calor que se entrega a la “fuente fría” son las
pérdidas y la “fuente fría” es el medio ambiente. Este enunciado rige para todos los procesos
de conversión de la energía, independiente de la forma inicial y final en que se manifiesta la
energía.

En la Figura 2.1 se ha puesto un ejemplo con valores de eficiencias similares a la realidad.


O sea en una cadena energética real, la eficiencia total del sistema puede ser de 32.6%, el
67.4% de la energía captada de la naturaleza se pierde a la atmósfera durante las
transformaciones que sufre hasta llegar a su utilización final.

5
6
3. Conceptos y definiciones del Balance Energético

3.1 Definiciones

− Energía Primaria: es la energía tal cual es provista por la naturaleza. Dicha provisión
puede ser hecha en forma directa como sucede con las energías hidráulica, solar; o
después de un proceso minero como acontece con los hidrocarburos, el carbón mineral,
los minerales fisionables y la geotermia; o mediante la fotosíntesis, como ocurre con la
leña, los residuos de biomasa y los cultivos energéticos.

− Energía Secundaria o Transformada: es aquella obtenida a partir de una fuente primaria


o secundaria después de sufrir un proceso físico, químico o bioquímico (transformación)
que modifica sus características iniciales, a fin de adaptarla a los requerimientos del
consumo.

− Centro de Transformación o Tratamiento: es la instalación donde la energía primaria o


secundaria es sometida a procesos que modifican sus propiedades o su naturaleza
original, mediante cambios físicos, químicos y/o bioquímicos; obteniendo energía
secundaria. Centros de Transformación Primarios son aquellos a los que ingresa
solamente energía primaria (Ej. refinerías de petróleo); y Centros de Transformación
Secundarios son aquellos donde ingresan tanto energías primarias como secundarias
(Ej. centrales eléctricas).

− Recursos Energéticos: para las fuentes no renovables, se trata de la cantidad de energía


primaria extraíble de yacimientos minerales, conocidos o desconocidos, a un nivel de
costos predeterminados y con las tecnologías actuales y futuras previsibles. Para las
fuentes renovables corresponden al concepto equivalente en relación con su potencial.

− Reservas: para las fuentes no renovables es la cantidad de energía primaria extraíble de


un yacimiento mineral en las condiciones técnico-económicas prevalecientes en el
momento de la estimación. Para las fuentes renovables se utilizan valores
proporcionales a su potencial anual técnico-económico.

− Variaciones de Reservas: son los descubrimientos o correcciones anuales en el valor de


la reserva de una fuente primaria.

− Producción: es la cantidad de energía primaria extraída de un yacimiento minero, de una


masa forestal, de una turbina hidráulica, o captada por un equipamiento eólico o solar.
Es la cantidad de energía secundaria obtenida en un Centro de Transformación.

− Importación: se refiere a la energía proveniente del exterior del país.

− Importación desde el Resto del País: es la energía ingresada al sistema (provincia,


departamento o región) proveniente de otros sistemas del mismo país.

− Exportación: se refiere a la energía enviada al exterior del país.

− Exportación al Resto del País: es la energía enviada desde el sistema (provincia,


departamento o región) a otros sistemas del mismo país.

− Energía No Utilizada: se refiere a aquella energía producida y que no es aprovechada


por el sistema socioeconómico (Ej.: gas natural venteado, leña o residuos de biomasa no
recolectados, caudales vertidos en una represa, etc.).

7
− Pérdidas: se distinguen tres tipos de pérdidas. Las primeras se originan en el transporte,
almacenamiento, transmisión y distribución de fuentes primarias y secundarias. Las
segundas se producen en los Centros de Transformación. Por último, se distinguen las
que se generan en la utilización final de la energía a nivel del usuario, las que se
agrupan por sectores, por fuentes y por usos.

− Variación de Existencias: es la diferencia entre las existencias de una fuente energética


el último día del año y el último día del año anterior3.

− Reinyección: es la energía primaria o secundaria que reingresa al reservorio, ya sea


directamente o después de ser sometida a un tratamiento (Ej.: gas natural, gas seco).

− Energía Bruta: es aquella energía, primaria o secundaria, a la cual no se le han deducido


las pérdidas de transformación, transmisión, transporte, distribución y almacenamiento.

− Energía Neta: es aquella energía, primaria o secundaria, cuyo destino es el consumo, y


a la cual se le han deducido las pérdidas anteriormente mencionadas.

− Energía Final: es aquella energía, primaria o secundaria, que es utilizada directamente


por los sectores socioeconómicos. Es la energía tal cual entra al sector consumo y se
diferencia de la anterior por el Consumo Propio del sector energía. La misma incluye al
consumo energético y al consumo no energético.

− Energía Útil: es aquella energía neta a la cual se le han deducido las pérdidas de
utilización del equipo o artefacto donde se consume a nivel de usuario. Se aplica tanto al
Consumo Final como al Consumo Propio.

− Abastecimiento u Oferta Interna: es la cantidad de energía, primaria o secundaria, que


tiene como destino el Consumo Intermedio en los Centros de Transformación y/o el
Consumo Neto Total del sistema.

− Consumo Intermedio: es la cantidad de energía, primaria o secundaria, que ingresa


como insumo en los Centros de Transformación para transformarse en energía
secundaria.

− Consumo Neto Total: es la cantidad de energía, primaria o secundaria, que se consume


en los sectores socioeconómicos y para el funcionamiento del propio sector energético
(Consumo Propio).

− Consumo Propio: es el consumo de energía necesario para el funcionamiento de las


instalaciones del sector energético; o sea que incluye los consumos energéticos
utilizados en las actividades de exploración, extracción, producción, transformación,
transporte, almacenamiento y distribución de las distintas fuentes de energía. No se
considera aquí el Consumo Intermedio, o sea los consumos de una fuente energética
que se transforma en otra fuente energética (Ej. leña en carbón vegetal, diesel oil en
electricidad, caña de azúcar en alcohol, etc.).

− Consumo No Energético: es aquel mediante el cual una fuente energética, o


potencialmente energética, es utilizada como materia prima o como insumo sin que el
objetivo sea producir trabajo, calor o luz. Por ejemplo: los productos petroquímicos

3
También puede definirse con signo contrario, es decir la diferencia entre las existencias del último
día del año anterior menos las del último día del año del balance.

8
básicos (aromáticos, etileno, etc.) obtenidos por transformación de Naftas, Gas
Distribuido, etc.; los lubricantes, asfaltos, solventes, aguarrás, etc. Los productos
agrícolas (caña, sorgo, mandioca, remolacha) potencialmente energéticos, pero
cultivados con la finalidad de producir alimentos, bebidas o materias primas, no se
consideran como fuentes energéticas por lo que no incluyen dentro del Consumo No
Energético.

− Sectores de Consumo: es la agrupación de los usuarios finales de la energía según las


características más generales. Ej. residencial, industria, transporte, etc.

− Módulo Homogéneo: es un conjunto de consumidores agrupados sobre la base de


similares condiciones sociales, económicas, ambientales, tecnológicas y culturales;
abastecidos con o sin determinadas fuentes energéticas; que tienen características
similares de consumo energético; y de los cuales se espera un similar comportamiento
ante variaciones en los determinantes del consumo de energía.

− Uso: es aquella modalidad de utilización de la energía realizada mediante un equipo o


artefacto de consumo y vinculada a la satisfacción de las necesidades humanas y
productivas. Ej.: iluminación, cocción, calor de proceso, fuerza motriz, etc.

3.2 Caracterización de las Fuentes Energéticas

3.2.1 Fuentes Primarias

i) Gas Natural (GN): incluye tanto el gas libre o no asociado (es decir el procedente de
yacimientos que producen solamente hidrocarburos gaseosos), como el asociado (es
decir el que procede de yacimientos que producen hidrocarburos tanto líquidos como
gaseosos) y también el metano extraído por arrastre de vapor en las cabezas de los
pozos. Se incluye también el Gas Natural Licuado.

ii) Petróleo Crudo (PE): comprende el producto líquido obtenido de los pozos de
petróleo y consiste predominantemente en hidrocarburos no aromáticos (parafínicos,
cíclicos, etc.) siempre que no hayan sido objeto de otros procesos que los de
decantación, deshidratación o estabilización (remoción de ciertos hidrocarburos
gaseosos disueltos, para facilidad de transporte) o que se hayan añadido solamente
hidrocarburos recuperados previamente por medios físicos en el curso de los
procesos mencionados. Los datos sobre el petróleo crudo incluyen los condensados
en el yacimiento.

iii) Carbón Mineral (CM): es el carbón tal cual sale de la bocamina.

iv) Uranio (UR): se refiere al contenido de Uranio del mineral extraído.

v) Leña (LE): madera en bruto de los troncos y ramas de los árboles destinadas a ser
quemadas para cocinar, calefacción o producción de energía. Las plantaciones
pueden ser bosques naturales o implantados.

vi) Cultivos Energéticos (CE): son aquellos destinados a la obtención de productos


energéticos. Por ejemplo la caña de azúcar, soja, colza y similares; plantados con el
objeto de producir energía (etanol, metanol, biodiesel, etc.). Es decir que el mismo
tipo de cultivo destinado a la producción de alimentos o insumos industriales no se
considerará Cultivo Energético. Las plantaciones forestales se incluirán dentro de
Leña.

9
vii) Residuos de Biomasa (RB): son los generados en las actividades agrícolas,
agroindustriales, forestales y urbanas, juntamente con el estiércol del ganado,
siempre que se los pueda utilizar energéticamente.
Por Residuos Agrícolas se entiende a los rastrojos de los cultivos agrícolas.
Los Residuos Pecuarios son el estiércol generado por la población animal (caballos,
vacunos, porcinos, aves y ovinos).
Como Residuos Agroindustriales se considera a la materia orgánica que se genera
en la agroindustria, cuando materias primas agrícolas son sometidas al proceso de
industrialización. Ej.: cáscaras, pulpas, lejías, bagazo, etc.
Los Residuos Forestales son aquellos generados en la extracción de madera de los
bosques naturales o implantados como ramas, virutas, costaneros, aserrín y raíces.
Los Residuos Urbanos son los materiales potencialmente combustibles (papeles,
cartones, etc.) desechados como basura en las actividades de las poblaciones
urbanas.

viii) Energía Hidráulica (HE): es la proveniente de un curso de agua ya sea para generar
electricidad en una central o para accionar bombas, molinos, ruedas, etc.

ix) Energía Eólica (EO): es la energía cinética del viento captada por un equipamiento
eólico (molino) o un aerogenerador.

x) Energía Solar (SO): es la energía disponible directamente en forma de radiación y es


captada y transformada por un equipamiento intermediario (colector, panel
fotovoltaico, concentrador).

xi) Energía Geotérmica (GE): es el vapor y el agua caliente obtenidos de yacimientos


geotérmicos tal cual salen de los mismos.

3.2.2 Fuentes Secundarias

i) Gas Seco (GS): es el gas obtenido en las Plantas de Tratamiento de Gas Natural,
constituido fundamentalmente por metano.

ii) Gas Distribuido (GD): es el gas tal cual sale del Centro de Mezcla de Gases, que se
transporta por gasoductos, que es vendido a través de redes de distribución y cuyo
consumo se computa a través de un medidor.

iii) Gas Licuado (GL) o Gas Licuado de Petróleo (GLP): es el propano y/o butano que se
consume envasado en garrafas y cilindros y también se inyecta a las redes de
algunas localidades de los países. Se obtiene a partir del Gas Natural en las Centros
de Tratamiento de Gas Natural, como también del Petróleo en las Refinerías de
Petróleo.

iv) Gas de Refinería (GR): es el gas que se produce en las Refinerías de Petróleo y en
algunas Petroquímicas, y que generalmente está formado por hidrocarburos de 1, 2 y
3 átomos de carbono, más algunos gases inertes (CO2) y combustibles (SH2).

v) Nafta para Reformar (NR): es el corte de nafta virgen (el que sale de las unidades de
destilación atmosférica de una Refinería de Petróleo) y que suele enviarse a las
Petroquímicas para su transformación en productos de usos no energéticos
(aromáticos o etileno, por ejemplo) y/o nafta de mayor octanaje que las vírgenes.

vi) Aeronaftas (AN): son los cortes de derivados de petróleo utilizados por los aviones
con motores ciclo Otto.

10
vii) Motonaftas (MN): son las gasolinas de bajo y de alto octanaje. Son una mezcla de
hidrocarburos relativamente volátiles, con la posible adición de pequeñas cantidades
de aditivos, que ha sido preparada para formar un combustible apropiado para
usarse en los motores de combustión interna de encendido por chispa (ciclo Otto).
Incluyen la gasolina natural.

viii) Kerosene (KE): se trata de un combustible refinado del petróleo crudo, con una
volatilidad intermedia entre la de la gasolina para motores y la del gasóleo, libre de
gasolinas y de hidrocarburos pesados como el gasóleo y los aceites lubricantes. Se
usa para iluminación, cocción o calefacción y también como combustible en ciertos
tipos de motores de encendido por chispa, como los que se emplean en tractores
agrícolas y motores estacionarios. Los datos incluyen los correspondientes a los
productos que se conocen comúnmente como petróleo lampante, kerosina de gran
volatilidad, kerosina industrial y aceite de alumbrado.

ix) Combustible Jet (CJ): los combustibles que reúnen las propiedades requeridas para
usarse en motores de reacción y en motores de aviación de turbina, refinados
principalmente del keroseno.

x) Gas Oil - Diesel Oil (DO): se usa como combustible en los motores Diesel de
combustión interna tanto para vehículos como para generación de Electricidad, como
combustibles de los quemadores en instalaciones de calefacción y en hornos. Los
datos se refieren a los productos llamados comúnmente combustibles diesel, diesel
oil (gasóleo), gas oil, solar oil, etc.

xi) Fuel Oil (FO): mezclas de hidrocarburos de alta viscosidad y un contenido de asfalto
de por los menos 1%. Se trata de residuos de petróleo crudo, como el residuo
viscoso obtenido de las operaciones de refinación del petróleo crudo una vez que
han sido separados la gasolina, el keroseno y a veces destilados más pesados
(como el gasóleo o el diesel oil). Se usa comúnmente en los buques, en las
instalaciones industriales de gran escala como combustible de hornos o calderas, y
en generación eléctrica.

xii) Carbón Residual de Petróleo (CR): un residuo sólido consistente principalmente en


carbón, obtenido de la destilación de los aceites más pesados del petróleo, se usa
principalmente en procesos metalúrgicos (se excluyen los residuos sólidos obtenidos
de la calcinación del carbón).

xiii) Carbón Comercial (CC): es el carbón que se obtiene de las Plantas de Tratamiento
en la mina del Carbón Mineral, luego de lavado, triturado, limpiado y tamizado, de
manera de ponerlo en condiciones de ser vendido.

xiv) Carbón de Coque (CQ): es el producido en los hornos de coque mediante la


calcinación de carbones especiales.

xv) Gas de Coque (GQ): es el obtenido en las coquerías de la Industria Siderúrgica.

xvi) Gas de Alto Horno (GH): comprende el gas obtenido como producto secundario en
los altos hornos, se lo capta al salir del horno.

xvii) Combustibles Nucleares (CN): son los combustibles fisionables obtenidos a partir de
los minerales de Uranio, y que constituyen los elementos combustibles que se
emplean en las Centrales Nucleares para la generación de Electricidad.

11
xviii) Carbón Vegetal (CV): consiste del residuo sólido de la leña carbonizada en hornos
con falta de aire.

xix) Gas de Gasógeno (GG): es el gas obtenido a partir de la madera en hornos


especiales denominados gasógenos.

xx) Alcohol Etílico (ET): comprende el Etanol (C2H5OH) ya sea anhidro o hidratado
producido a partir de azúcar, almidón o celulosa. Se utiliza principalmente en el
sector transporte (ya sea puro o mezclado con gasolina).

xxi) Biogás (BG): es el gas de unas 5.000 kcal/m3 producido por biodigestión anaeróbica
de una mezcla adecuada de residuos de biomasa.

xxii) Biodiesel (BD): es una mezcla de esteres metílicos de ácidos grasos triglicéridos de
los aceites y/o grasas animales y se lo utiliza como combustible en motores de ciclo
diesel.

xxiii) Calor Geotérmico (CG): es el vapor o agua caliente obtenidos luego del tratamiento
de la energía geotérmica de yacimientos.

xxiv) Electricidad (EE): es la producida por todo tipo de centrales: térmicas fósiles,
nucleares, hidráulicas, eólicas, solares y geotérmicas.

xxv) No Energéticos (NE): son los productos petroquímicos básicos (aromáticos, etileno,
etc.), los lubricantes, asfaltos, solventes, aguarrás, grasas, etc. cuyo uso no genera
frío, calor, trabajo o luz.

3.3 Centros de Transformación o Tratamiento

3.3.1 Centros de Transformación Primarios

i) Plantas de Tratamiento de Gas Natural (PTG): son aquellas a las cuales ingresan
Gas Natural, obteniéndose Gas Seco, Gas Licuado de Petróleo, Gasolinas no aptas
para su uso en automotores y etano o hidrocarburos no saturados para uso
petroquímico.

ii) Refinerías de Petróleo (REF): este centro procesa petróleo crudo o cortes pesados a
través de una serie de instalaciones de destilación y conversión, transformándolos en
derivados de petróleo de uso energético y no energético.

iii) Plantas de Tratamiento de Carbón (PTC): es el centro donde ingresa el Carbón


Mineral tal cual sale de la mina y allí se lo despoja de estériles, se lo lava, tritura,
tamiza y se lo convierte en Carbón Comercial.

iv) Plantas Gas To Liquids (GTL): a estas plantas ingresa Gas Natural y luego de un
proceso de oxidación para obtener un gas de síntesis, una reacción específica de
catálisis y un posterior hidrocraqueo, se obtiene Gas Licuado (LPG), Gasolinas y
Diesel.

v) Plantas Carbon To Liquids (CTL): ingresa Carbón Mineral que luego de un proceso
de gasificación se obtiene gas de síntesis y posteriormente se convierte, siguiendo el
mismo proceso que las GTL, en Gas Licuado (LPG), Gasolinas y Diesel.

12
vi) Carboneras (CAR): convierten la Leña o los Residuos Forestales en Carbón Vegetal,
en distintos tipos de hornos o parvas.

vii) Destilerías de Alcohol (DES): son los centros donde los azúcares (caña) o almidones
o celulosas son transformadas en Etanol anhidro o hidratado.

viii) Plantas de Biogás (PBG): son los biodigestores donde los Residuos de Biomasa se
convierten en Biogás y/o fertilizantes orgánicos.

ix) Plantas de Biodiesel (PBD): ingresan aceites vegetales (de soja, colza, palma, maíz,
girasol) y/o grasas animales y luego de un proceso denominado transesterificación
se obtiene Biodiesel.

x) Plantas de Combustibles Nucleares (PCN): constituyen todas las unidades donde a


partir de los minerales fisionables se obtienen las pastillas o elementos combustibles
(uranio natural o uranio enriquecido, por ejemplo) que alimentan a las centrales
nucleares.

xi) Plantas de Tratamiento Geotérmico (PGE): en ellas el vapor y agua se extraen de los
yacimientos geotérmicos, son tratados y depurados a fin de convertirlos en Calor
Geotérmico aprovechable.

xii) Gasógenos (GSG): son hornos alimentados con madera o residuos forestales, que
gasificados producen Gas de Gasógeno.

3.3.2 Centros de Transformación Secundarios

i) Centro de Mezcla de Gases (CMG): recibe como insumos Gas Seco (o sea Gas
Natural sin hidrocarburos que forman el Gas Licuado y la Gasolina) y/o Gas Licuado
y los mezcla para producir Gas Distribuido.

ii) Plantas Petroquímicas (PTQ): son centros destinados a transformar en productos


petroquímicos básicos (Ej. aromáticos, etileno, propileno, etc.) hidrocarburos líquidos
y gaseosos, obteniéndose como subproductos otros hidrocarburos líquidos y
gaseosos que se usan como combustible.

iii) Coquerías (COQ): son plantas existentes en la industria siderúrgica donde ingresa
un Carbón Comercial especial o Carbón Residual de Petróleo y mediante una
combustión en ausencia de oxígeno a alta temperatura se produce Coque, Gas de
Coquería y productos No Energéticos.

iv) Altos Hornos (ALH): es una instalación existente en la industria siderúrgica,


destinada a la reducción del mineral de hierro para producir arrabio. Los energéticos
que generalmente ingresan al Alto Horno son Coque y/o Carbón Vegetal y se
produce Gas de Alto Horno.

v) Centrales Eléctricas de Servicio Público (CEP): son las centrales térmicas


convencionales, nucleares, geotérmicas, hidráulicas, solares, eólicas, que a partir de
energías primarias o secundarias, producen Electricidad, con el objeto de entregarla
a la red de Servicio Público.

vi) Centrales Eléctricas de Autoproducción (CEA): son centrales similares a las


mencionadas precedentemente, normalmente de tamaño pequeño o mediano, y
cuyo objetivo principal es producir Electricidad para el consumo del propietario: una

13
empresa industrial, comercial o para la vivienda. Pueden entregar sus excedentes de
Electricidad a la red pública.

3.4 Sectores Socioeconómicos de Consumo

En el Balance Energético se incluyen los siguientes sectores de consumo:

C5 Residencial Urbano
C6 Residencial Rural
C6’ Residencial Total
C7 Productivo Rural
C8 Minería
C9 Industria
C10 Construcciones
C11 Transporte
C12 Servicios

A continuación se caracteriza brevemente a cada uno de estos sectores a fin de precisar los
destinos finales de las fuentes energéticas.

i) Residencial Urbano (C5): incluye los consumos energéticos directos que se realizan
dentro de la vivienda donde habita el grupo familiar u hogar4, así como aquellos otros
que impliquen la autoprovisión o elevación de la presión de agua mediante bombeo.
Se considera población urbana la concentración de personas que habitan en núcleos
de más de 2.000 habitantes.

ii) Residencial Rural (C6): la caracterización es similar a la indicada para el sector


Residencial Urbano. La población rural es aquella que habita en núcleos menores de
2.000 habitantes o lo hace en forma aislada.

iii) Productivo Rural (C7): aquí se consideran todos los consumos energéticos
destinados a producir o extraer bienes agrícolas, pecuarios, forestales e ictícolas. Se
refiere a las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura, caza y pesca de las
Cuentas Nacionales.

iv) Minería (C8): contempla los consumos energéticos requeridos para la extracción,
concentración y beneficio de minerales metalíferos, no metalíferos y rocas de
aplicación. Por ejemplo la extracción de arena y cantos rodados.

v) Industria (C9): se refiere a los consumos energéticos de las industrias


manufactureras, incluidas en el Código CIIU, Gran División 3.

vi) Construcciones (C10): se consideran aquí los consumos energéticos destinados a las
construcciones públicas y privadas de edificios, caminos, puentes, presas, vías
férreas, diques, canales, líneas telefónicas, etc.

vii) Transporte (C11): incluye los consumos energéticos para el traslado de personas
(individual o colectivo, en áreas urbanas, suburbanas y en media y larga distancia) y
cargas (urbanas, y de corta, mediana y larga distancia).

4
Por hogar se entenderá el grupo de personas que habita bajo el mismo techo y come, por lo menos
una vez al día, en la misma mesa.

14
viii) Servicios (C12): aquí se tienen en cuenta los consumos energéticos de Hoteles,
Restaurantes, Comercios, Talleres, Hospitales, Escuelas, Obras Sanitarias,
Alumbrado Público, Entidades Financieras y Seguros, Reparticiones de la
Administración Pública Nacional, Provincial y Municipal, Fuerzas Armadas y de
Seguridad. Los consumos energéticos de los servicios profesionales, cuando sea
posible separarlos de los consumos domésticos, también se incluirán aquí.

3.5 Usos de la energía

En los diferentes trabajos en los cuales se realiza una discriminación por usos del consumo
de energía, se emplean un conjunto de categorías bastante disímiles a nivel de cada sector
y luego se las agrupa por grandes rubros que, de una manera u otra, se vinculan con las
categorías básicas de la física en relación con la energía, o sea: calor y trabajo.

En cada uno de esos trabajos se aplican diferentes enfoques para encarar el problema,
generándose muchas veces categorías diferentes en cada sector para usos que son
intrínsecamente similares.

También se evidencian diferentes grados de desagregación de los usos según el sector o


actividad considerada.

Es por ello que se ha realizado aquí un primer intento de sistematización, teniendo en


cuenta, en forma simultánea, que dichas categorías tienen que ver, no sólo con los usos en
sí mismos, sino también con los sectores económicos en los cuales se presenta cada uso,
con las fuentes energéticas que los satisfacen, con los artefactos y equipos empleados y
con sus rendimientos de utilización.

Se ha tratado de sintetizar la multiplicidad de usos diferentes en los distintos sectores en un


número reducido de categorías generales y en un segundo nivel, algo más amplio, de
categorías específicas.

Al definir las categorías se ha tenido particularmente en cuenta la necesidad de poder


asignar a cada una de ellas, para cada fuente, un rendimiento de utilización, único y
razonable, que permita estimar la energía útil correspondiente.

También se tuvieron en cuenta los problemas de sustitución entre fuentes y entre artefactos
o equipos.

En resumen, se han definido cinco categorías generales y 21 categorías específicas (Ver


Tabla 3.1), indicándose en forma cualitativa en que sectores se pueden presentar cada una
de ellas.

3.5.1 Categorías Generales

Las cinco categorías generales elegidas son:

- Iluminación
- Calor
- Frío
- Fuerza Motriz
- Electrónica y Electroquímica

15
− La ILUMINACION se ha considerado en forma independiente de los restantes usos
calóricos, pues, si bien todos los artefactos de iluminación disipan calor en mayor o
menor medida, la finalidad específica de los mismos es suministrar radiaciones en el
espectro de longitudes de ondas visibles.

Por otra parte, este uso es tratado en forma independiente en toda la bibliografía si bien
en muchas oportunidades, por razones prácticas, se lo asocia a la Fuerza Motriz.

En el caso particular de los Países en Vías de Desarrollo (PVD) es importante identificar


este uso en forma independiente debido a su importancia para mejorar la calidad de vida
de la población y a los problemas específicos que plantea su abastecimiento adecuado.

− El CALOR abarca toda la gama de usos energéticos cuya finalidad específica es elevar
la temperatura del medio o de determinados productos, por encima de la temperatura
ambiente natural, ya sea con fines productivos o de confort.

En este caso existe una identificación directa con una de las formas en que se manifiesta
la energía en el campo de la física. Más adelante se analizan las categorías específicas
que abarca esta categoría general.

− El FRIO se ha tomado en forma independiente, a pesar que desde el punto de vista


teórico debería incluirse en la categoría anterior, dada la particular importancia que tiene
o debería tener en los PVD los cuales se hallan ubicados, en forma predominante, en
áreas con climas cálidos.

El frío abarca toda la gama de usos energéticos cuya finalidad específica es disminuir la
temperatura del medio o de determinados productos, por debajo de la temperatura
ambiente natural, ya sea con fines productivos o de confort.

Es necesario señalar aquí, que si bien el efecto de enfriamiento muchas veces se


obtiene a través de medios mecánicos (ventilador, compresor, etc.) no se ha
considerado a estos usos comprendidos dentro de la categoría Fuerza Motriz dado que
la misma, en estos casos, es un medio para obtener el enfriamiento y no una finalidad en
sí misma.

− La FUERZA MOTRIZ se refiere a todos aquellos usos energéticos cuya finalidad


específica es la producción de algún tipo de movimiento o trabajo, cualquiera sea el tipo
de artefacto, equipo o fuente energética utilizada para obtenerlo.

En este caso también existe una correlación directa con el trabajo, que es otra de las
formas de manifestarse la energía en el campo de la física.

Más adelante se indican las categorías específicas agrupadas en esta categoría general.

− El uso ELECTRONICO y ELECTROQUIMICO se identifica como categoría general


independiente para tener en cuenta todos aquellos casos en que la energía tiene uno de
esos dos fines específicos: el funcionamiento de artefactos electrónicos o el desarrollo
de un proceso electroquímico. Dicho tipo de proceso constituye uno de los pocos casos
de uso específico permanente de la electricidad.

En ambos casos la única fuente apta para satisfacerlos es la electricidad y por esta
razón se los ha considerado en forma conjunta.

16
3.5.2 Categorías Específicas

Iluminación

Dentro de esta categoría general se ha considerado la misma categoría específica ya que la


finalidad es única, independientemente que la misma pueda ser satisfecha mediante
artefactos eléctricos o no eléctricos.

Dentro de los primeros deberán considerarse en forma independiente los de tipo


incandescente, fluorescentes, de bajo consumo y los de tecnología más moderna (mercurio,
sodio, etc.) utilizados principalmente para el Alumbrado Público.

Dentro de los no eléctricos se pueden distinguir los artefactos a presión (Kerosene o Gas
Licuado), a mecha (Kerosene, aceite, estearina) o a cielo abierto (Leña).

En las notas de la Tabla 3.1 se indican los de uso más frecuente en cada sector.

Calor

Dentro de esta categoría general se han distinguido 7 categorías específicas: Calefacción,


Calentamiento de Agua, Cocción, Planchado y Calor de Proceso a bajas, medias y altas
temperaturas.

Las cuatro primeras son típicas de los sectores Residencial y Servicios, mientras que las
tres últimas corresponden a los usos del calor en los sectores productivos. En las notas de
la Tabla 3.1 se indican para el sector Industrial el tipo de procesos que se incluirían en cada
categoría.

Las cuatro primeras categorías están ordenadas, aproximadamente, en función creciente de


sus requerimientos de temperatura.

El uso planchado suele incluírselo en una categoría distinta, de Artefactos


Electrodomésticos, pero en los PVD esta función aún se cumple en muchos casos mediante
el uso de artefactos accionados con combustibles.

Frío

Dentro de esta categoría general se han incluido tres categorías específicas: Ventilación y
Refrigeración, Conservación de Alimentos y Frío de Proceso.

Las dos primeras son típicas de los sectores Residencial y de Servicios mientras que la
última cubre los usos productivos del frío. En este caso no se ha considerado necesario
hacer distinción por niveles de temperatura.

En el caso de la Ventilación y Refrigeración se ha incluido aquí, y no en Fuerza Motriz, pues


su finalidad específica es producir una sensación de frío (o fresco) mediante la renovación
del aire o la efectiva disminución de temperatura.

Para las otras categorías se incluyen tanto los equipos que actúan por compresión como los
que lo hacen por absorción o mediante otros procesos físicos.

17
Fuerza Motriz

En este caso las categorías específicas están directamente vinculadas a los distintos tipos
de "motores" disponibles en la práctica, indistintamente de que los mismos estén fijos o
montados sobre algún tipo de vehículo. Se consideró que el tipo de motor es más
significativo como elemento distintivo, ya que cada uno de ellos está asociado casi
unívocamente a una fuente energética y sus rendimientos de utilización son similares para
cada tipo.

En cierta medida, las diferencias existentes dentro de cada tipo, se pueden tener en cuenta
considerando, en forma separada, las distintas actividades dentro de cada sector en las
cuales se utilizan dichos "motores", tal como se indica en la Tabla 3.1.

La categoría de Energía Mecánica incluye a los mecanismos movidos tanto con energía
eólica como con energía hidráulica.

El trabajo animal y el trabajo humano se incluyen como categorías independientes dadas


sus características especiales y teniendo en cuenta la importancia que tienen en muchos
PVD.

Electrónico y Electroquímico

Se distinguen los dos usos específicos por separado siendo el primero de ellos típico de los
sectores Residencial y de Servicios y el segundo del Sector Industrial.

3.5.3 Aspectos Sectoriales

En la Tabla 3.1 se indica en forma cualitativa cuales son los usos predominantes en cada
sector. Si bien pueden existir otros que no están indicados, ello se debe a que se estima que
son de importancia marginal dentro del sector y de muy difícil captación estadística en forma
independiente.

En el caso particular del sector Transporte sólo se considera el uso Fuerza Motriz, a pesar
que en todos los medios de transporte pueden existir artefactos de Iluminación, Calor, Frío o
Electrónicos, pero accionados por la misma Fuerza Motriz, asociada a la fuente energética
utilizada. Esta misma planta motriz, en forma directa o indirecta, abastece los otros
requerimientos en forma simultánea, insumiendo cantidades de energía marginales respecto
al total.

18
Tabla 3.1
Clasificación de los Usos Energéticos para los diferentes Sectores

Generales Específicos Residencial Servicios Transporte Productivo Rural Industrial Minería


Iluminación 1. Iluminación x (1) x (2) (13) x (3) x (4) x (5)
Calor 2. Calor x x x x
3. Agua Caliente x x x x
4. Cocción x x
5. Planchado x x (13)
6. Calor de Proceso x x (6) x (9)
7. Calor de Proceso x (7)
8. Calor de Proceso x (8)
Frío 9. Ventilación y Refrigeración x (10) x (10) x (9) x (9)
10. Conservación Alimentos x (11) x (11) (13) x (10) x (10)
11. Frío de Proceso x x
Fuerza Motriz BA AF BA AF FM TR TC FC TA AE CO BA RG FM MA TR FM TR FM TR
12. Motores Eléctricos x x x x x x x x x x x x x x x x
13. Motores Diesel x x x x x x x x x x x x x x x x x x x
14. Motores Otto x x x x x x x x x x x x x x x x x x
15. Turbinas x x x
16. Motor a Vapor x x x x
17. Energía Mecánica x x x x x x x
18. Trabajo Animal x x x x x x x x x x x x
19. Trabajo Humano x x x x x
Electrónico y 20. Electrónico x (12) x (12) x (12) x (12) x (12)
(13)
Electroquímico 21. Electroquímico x

19
Referencias de la Tabla 3.1:

(1) Corresponde a la iluminación eléctrica (incandescente, fluorescente, etc.) y la basada en


combustibles (artefactos a presión, a mecha o a cielo abierto).
(2) Incluye los de (1) salvo a cielo abierto y agregando los artefactos especiales para el alumbrado
público (luces de mercurio, sodio, etc.).
(3) Incluye los de (1) salvo a cielo abierto
(4) Ídem (3)
(5) Ídem (3)
(6) Corresponde a los siguientes procesos: destilación, absorción de gases, extracción por
solventes, humidificación, secado, adsorción.
(7) Corresponde a los siguientes procesos: evaporación, destilación, secado, adsorción, generación
de vapor.
(8) Corresponde a los siguientes procesos: destilación, secado, hornos, generación de vapor.
(9) Corresponde a lixiviación.
(10) Se refiere tanto a energía mecánica para movimiento de aire que requiere Fuerza Motriz (FM)
como a la disminución de temperatura ambiente que puede suministrarse mediante sistemas de
absorción para lo cual se requiere calor o mediante sistemas de comprensión para lo cual se
requiere FM.
(11) Corresponde a los siguientes procesos: enfriamiento, condensación, almacenamiento a bajas
temperaturas (de productos alimenticios, medicinales, etc.), refrigeración, adsorción de gases.
(12) Corresponde a artefactos tales como: radio, TV, equipos de sonido, computadoras, etc.
(13) En el sector Transporte todos los usos distintos a los de FM (iluminación, calefacción,
refrigeración, electrónica) se consideran incluidos en la FM como fuente general.
BA Bombeo de agua para uso personal o de animales
RG Bombeo de agua para riego
AF Se refiere a todo tipo de artefactos que utilicen FM para ser accionados y que no
estén especificados en otro rubro
FM Fuerza Motriz General
TR Se refiere a transportes internos de la actividad
MA Se refiere a maquinaria agrícola incluyendo tractores
TC Transporte carretero de personas y carga
FC Transporte por ferrocarril
TA Transporte por agua: fluvial y marítimo
AE Transporte aéreo
CO Transporte por conductos

3.6 Unidad Energética y Equivalencias

A los efectos de medir todos los flujos y efectuar la contabilidad energética, se ha elegido
como unidad la tonelada equivalente de petróleo (Tep) definida como aquella que tiene un
poder calorífico inferior de 10.000.000 kcal y corresponde a un petróleo crudo con un peso
específico 0.875 kg/lt.

En la Tabla 3.2 se presenta un ejemplo de pesos específicos, poderes caloríficos inferior y


superior y factores de conversión (en peso y volumen) de varias fuentes energéticas a
toneladas equivalentes de petróleo (Tep).

Para los combustibles sólidos, líquidos y gaseosos, su contenido energético a fin de


establecer la equivalencia está dado por su poder calorífico inferior. En el caso de la
Electricidad corresponde al equivalente teórico de 860 kcal/kWh.

20
Tabla 3.2
Tabla de Conversiones Energéticas
(1 kilogramo equivalente de petróleo = 10.000 kcal)

Densidad Poder Calorífico Inferior Poder Calorífico Superior Factor Conversión (s/PCI)
Fuente
kg/lt kcal/lt kcal/kg kcal/lt kcal/kg m3 a tep tn a tep
3 (2)
Gas Natural - 9000/m - s/d - 0.9000 -
3 3 (2)
Gas Distribuido (seco) - 8300/m - 9300/m - 0.8300 -
Gas Licuado (GLP) 0.537 - 10,950 6,418 11,951 - 1.0950
Petróleo Crudo 0.885 8,850 10,000 9,293 10,500 - 1.0000
3 3 (2)
Gas Residual de Petróleo - 8500/m - 9000/m - 0.8500 -
Aeronaftas 0.709 7,374 10,400 8,012 11,300 0.7374 1.0400
Naftas (Gasolina) 0.735 7,607 10,350 8,232 11,200 0.7607 1.0350
Kerosene y Comb. Jet 0.808 8,322 10,300 8,945 11,070 0.8322 1.0300
Diesel Oil 0.845 8,619 10,200 9,211 10,900 0.8619 1.0200
Fuel Oil 0.945 9,261 9,800 9,923 10,500 0.9261 0.9800
Carbón Residual - - 7,200 - 7,800 - 0.7200
(1)
Carbón Mineral (Nacional) - - 5,900 - 6,200 - 0.5900
Carbón Mineral (Importado) - - 7,200 - - - 0.7200
Coque - - 6,800 - - - 0.6800
3 (2)
Gas de Coquería - 4800/m - s/d - 0.4800 -
3 3 (2)
Gas de Alto Horno - 800/m - 905/m - 0.0800 -
Uranio Natural - - 152,921,760 - - - 15,292.18
Uranio Levemente Enriquecido - - 235,089,600 - - - 23,508.96
Leña - - 2,300 - 3,500 - 0.2300
Carbón de Leña - - 6,500 - 7,500 - 0.6500
Marlo de Maíz - - 2,300 - 3,000 - 0.2300
Cáscara de Arroz - - 2,300 - 3,000 - 0.2300
Bagazo - - 1,500 - 2,000 - 0.1500
Aserrín - - 1,800 - 1,995 - 0.1800
Otros Residuos Vegetales - - 1,760 - 2,310 - 0.1760
Metanol 0.800 3,818 4,773 4,345 5,431 0.3818 0.4770
Etanol 0.794 5,062 6,400 5,633 7,092 0.5082 0.6400
(3)
Electricidad - - - - - 0.0860 -
(1) Sobre base húmeda; (2) de miles de m3 a tep; (3) Tep/MWh. Fuente: Secretaría de Energía de Argentina.

21
En el caso particular de las fuentes para las cuales no es factible calcular un PCI propio se
considera que el criterio más adecuado para valorarlas, a nivel de reservas y energía
primaria, es el del contenido calórico equivalente del combustible sustitutivo que produce el
mismo servicio.

En el caso de energía nuclear el equivalente del usuario será del orden de 10.000 a 15.000
Tep/tn, según el tipo de central utilizada, teniendo en cuenta el combustible necesario para
producir la misma cantidad de electricidad en una central equivalente.

En el caso de las energías solar y eólica captadas en un colector plano o en un molino se


medirán por su equivalente en combustible para producir un servicio similar.

22
4. El Consumo Aparente

El balance energético más simplificado que analizaremos es el de "Consumo Aparente”. Se


basa en el siguiente concepto: la diferencia entre la energía que ingresa y la que sale de un
sistema (país, provincia, región) es igual a la energía que se consume en él.

Figura 4.1
Flujograma del Consumo Aparente

Mi
Xi

Pi Cai
(país/región)

Bi

VEi

El Consumo Aparente se calcula para cada fuente energética, primaria o secundaria y luego
por sumatoria se obtiene el total. Se basa en la siguiente ecuación de equilibrio:

Pi + Mi - Xi - Bi - VEi = Cai

donde:

i = Fuente energética primaria o secundaria.

P= Producción: de las fuentes primarias dentro del sistema (país o región). Para las
fuentes secundarias no se computan su producciones a fin de evitar la doble
contabilidad cuando se calcula el Consumo Aparente total, ya que las mismas están
incluidas en el consumo aparente de la fuente primaria o secundaria de la cual se
obtiene (Ej. el Fuel Oil producido en la Refinería local está computado dentro del
consumo aparente de Petróleo crudo; o la producción de Electricidad utilizando como
insumo Fuel Oil está computada en el consumo aparente de este último).

M = Importación: se refiere a las importaciones de fuentes primarias y secundarias desde


el exterior del sistema.

X= Exportación: se refiere a las exportaciones de fuentes primarias y secundarias hacia el


exterior del sistema.

B= Bunker Internacional: ventas de combustibles para el transporte internacional aéreo y


marítimo.

23
VE = Variación de Existencias: diferencia entre las existencias de fuentes primarias o
secundarias del último día de año en curso menos las existencias el último día del año
anterior.

Ca = Consumo Aparente de una fuente primaria o secundaria

Cada concepto del Consumo Aparente para cada fuente energética se convierte a Tep
utilizando los correspondientes factores de conversión.

El Cai obtenido para cada fuente no tiene mucha significación para el caso de las fuentes
secundarias ya que, como se mencionó, no se computa en estas su producción. El valor que
se utiliza es el Consumo Aparente total (CA) del sistema, que se obtiene por sumatoria:

CA = Σi Cai

En la Tabla 4.1 puede apreciarse un ejemplo del balance de Consumo Aparente de


Argentina para el año 2000.

Considera un total de 22 productos reagrupados en ocho grupos principales, según la fuente


primaria: Gas Natural, Petróleo, Carbón Mineral, Nuclear (Uranio), Leña, Residuos de
Biomasa, Hidroelectricidad y Eólica. La Electricidad importada y exportada es la total
independiente del tipo de generación.

Tabla 4.1
Consumo Aparente de Argentina - Año 2000
(en kTep)

Producción Importación Exportación Bunker Variac. de Consumo


FUENTES Internac. Existencias Aparente
A B C D E F=A+B-C-D-E
Gas Natural (seco) 32,860 0 3,854 29,006
Líquidos del Gas Natural 1,738 1,738
Petróleo Crudo 39,530 1,355 14,249 -134 26,770
Motonaftas 42 2,359 -22 -2,295
Kerosene y Comb. Jet 116 21 958 -153 -710
Gas / Diesel Oil 592 872 217 -302 -195
Fuel Oil 144 386 331 -57 -516
LPG 45 675 -49 -581
Nafta Vírgen 0 621 -621
Asfaltos 0 12 -12
Lubricantes 49 49 0
Carbón Residual 120 0 304 -184
Cargas de Refinería 0 9 30 -39
Otros Derivados 68 137 -462 393
Carbón Mineral 153 575 0 728
Coque 3 220 0 -217
Nuclear 1,775 1,775
Leña 604 604
Residuos de Biomasa 2,344 2,344
Hidroelectricidad 3,099 3,099
Electricidad 623 518 105
Eólica 3 3
TOTAL 82,106 3,732 23,981 1,506 -845 61,195
Fuente: elaboración propia con datos de la Secretaría de Energía de Argentina.

24
Entre los principales inconvenientes del Consumo Aparente, se mencionan:

− El consumo aparente de las fuentes secundarias no es representativo de su


consumo real dentro del sistema al no computarse su producción local.
− No aparecen los centros de transformación.
− No permite calcular la eficiencia del sistema energético al no proporcionar
información sobre ningún tipo de pérdidas energéticas, ya sea las que ocurren en la
oferta (transformación, transporte, distribución y almacenamiento) como en la
demanda (utilización).
− La información presentada no verifica el criterio de consistencia propio del balance
energético al no comparar los valores obtenidos, que surgen de los conceptos de la
oferta energética, con los consumos reales de energía, tanto los consumos
intermedios (insumos) de los centros de transformación como los consumos finales
de los sectores socioeconómicos.
− No muestra los consumos de energía por sectores.

Y entre sus ventajas:

− Es muy simple y es una forma rápida de estimar el consumo total de energía de un


país o región considerando todas las fuentes energéticas.
− Requiere relativamente poca información y es consecuencia es poco costoso de
elaborar partiendo de las estadísticas energéticas básicas.
− Permite hacer comparaciones generales entre países sin necesidad de
prácticamente revisar la metodología de cálculo dada su simplicidad.

Últimamente la elaboración del Consumo Aparente de los países ha cobrado nueva


importancia debido a que se lo utiliza para la elaboración de Inventario de Gases de Efecto
Invernadero por el Método de Referencia, según las recomendaciones del IPCC5.

5
Panel Intergubernamental de Cambio Climático de las Naciones Unidas.

25
26
5. Balance Energético de Base

5.1 Introducción

El Balance Energético de Base es el que elaboran regularmente la mayoría de los países y


contabiliza los flujos energéticos desde la producción de las fuentes primarias hasta el
consumo final de energía en los sectores socioeconómicos. O sea, la representación del
sistema energético en estudio comienza una vez que la energía primaria es captada de la
naturaleza (producción de energía primaria) hasta el punto en que la energía, primaria o
secundaria, ingresa a las unidades de consumo de los distintos sectores (consumo final o
neto); cubriendo las etapas de transformación, importación, exportación, transporte,
distribución y almacenamiento, y contabilizando también las distintas pérdidas de energía
que ocurren en dichos procesos.

El tipo de representación que cada país hace de su sistema energético puede presentar
matices diferenciados, y con ello la configuración de su balance energético. Esta
modelización no sólo está vinculada a las diferentes estructuras de los sistemas energéticos
de los países sino también a la metodología de análisis y planificación que se van a utilizar.

Los balances energéticos presentan normalmente diferencias en cuanto al grado de


desagregación de las fuentes energéticas, o a un distinto agrupamiento, y también en lo
referente a los sectores de consumo. Pueden presentar diferencias en cuanto a la adopción
de criterios metodológicos, como por ejemplo, la conversión a Tep de la Energía Hidráulica
producida; el tratamiento que se le da al Gas Natural en su transformación; la consideración
o no de ciertos procesos como una transformación energética (vgr. las Plantas
Petroquímicas); etc. Varios de estos diferentes criterios metodológicos son abordados en
estas notas.

Estas diferencias hacen que deban tenerse en cuenta los criterios adoptados en cada caso,
a fin de una correcta interpretación de los resultados del balance energético. Esto es
particularmente necesario cuando se comparan los balances de dos o más países o cuando
se los utiliza en estudios de integración energética.

No obstante, la mayoría de los países explicita a nivel de detalle las definiciones y criterios
metodológicos adoptados en la confección de sus balances energéticos. A partir de allí es
que se facilita tanto la interpretación de los mismos como la comparación entre diferentes
países llevando sus balances a un formato común.

Existen organismos internacionales regionales que vienen realizando, desde hace ya varias
décadas, un esfuerzo por homogeneizar las estadísticas energéticas de los países que
integran el grupo y confeccionan, a partir de información brindada por los propios países, los
balances energéticos en un formato común. En este sentido mencionamos a OLADE6 que
elabora los balances energéticos de los países de América Latina y el Caribe; y la IEA7 que
hace lo propio con los países miembros de la OECD (Organisation for Economic Co-
operation and Development).

El Balance Energético de Base se presenta en forma matricial, donde las columnas


corresponden a cada una de las fuentes, primarias y secundarias, y las filas a los distintos
conceptos del balance. En la Figura 5.1 se presenta un esquema de la matriz general, que
consta de cuatro bloques o sub-matrices:

6
Organización Latinoamericana de Energía.
7
International Energy Agency.

27
1. Balance de Energía Primaria
2. Centros de Transformación
3. Balance de Energía Secundaria
4. Consumo Final por Sectores

Figura 5.1
Esquema de la Matriz General del Balance Energético de Base

Fuentes Primarias Fuentes Secundarias Total

Balance de
Energía Primaria

Pérdidas
Centros de Transformación

Balance de
Energía Secundaria

Total
Consumo Final por Sectores

De este modo, recorriendo la matriz general de la parte superior izquierda a la inferior


derecha se sigue, en líneas generales, el flujo de la energía desde la producción primaria al
consumo final.

5.2 Los Balances de OLADE

5.2.1 Aspectos Generales

Para divulgar la metodología desarrollada, OLADE realizó el Prime Curso Latinoamericano


sobre Metodología OLADE para la Elaboración de Balances Energéticos para los Países de
habla hispana, en Lima - Perú, del 9 al 12 de diciembre de 1980, y el Segundo Curso
Latinoamericano sobre Metodología OLADE para la Elaboración de Balances Energéticos
para los países de habla inglesa, en Saint George -Grenada-, del 26 al 29 de enero de 1981.
Adicionalmente se realizaron tres reuniones de evaluación y seguimiento del Proyecto en
Caracas (mayo 1980), Grenada (agosto 1980) y Montevideo (agosto 1981), en las cuales se
contó con la participación de representantes de los diferentes países de la región.

En la Figura 5.2 se muestra el diagrama de flujo de la energía según la metodología del


balance de OLADE y en la Tabla 5.1 la matriz general del balance energético de Brasil para
el año 20038.

8
En la matriz general de OLADE (Tabla 5.1) se ha dispuesto la sub-matriz del Balance de Energía
Secundaria por encima de los Centros de Transformación, contrario al esquema de la Figura 5.1. Ello
es al sólo efecto de ahorrar espacio en la matriz general.

28
Figura 5.2
Diagrama de Flujo del Balance Energético de OLADE

Im Vi
CP Im Vi CIs
Pd
Pt CP

Pr OT Pr OT CFs
EP CT ES
CIp
Aj CF
Aj Pd
CFp
Ex
Ex Na Na

EP: Energía Primaria Pr: Producción Pd: Pérdidas de transporte, distribución


ES: Energía Secundaria Im: Importación y almacenamiento
CT: Centros de Transformación Ex: Exportación CP: Consumo Propio
Pt: Pérdidas de Trasformación Vi: Variación de Inventario CIp: Consumo Intermedio E. Primaria
CF: Sectores de Consumo Final Na: No Aprovechado CIs: Consumo Intermedio E. Secundaria
OT: Oferta Total CFp: Consumo Final E. Primaria
Aj: Ajuste CFs: Consumo Final E. Secundaria

29
Tabla 5.1
Matriz General Balance Energético de Brasil - Año 2003 (metodología OLADE)
en kTep

ENERGIA PRIMARIA ENERGIA SECUNDARIA

Productos de
Hidroenergía

Gas Licuado

Secundarias

Secundarias
Electricidad
Gas Natural

Kerosene y

Energético
Gasolinas/
Geotermia

Diesel Oil
Primarias

Primarias
Petróleo

Alcohol

Fuel Oil

Coques
Nuclear
Mineral

Vegetal
Carbón

Carbón

TOTAL
Gases
Turbo
Otras

Otras
Caña

Total

Total
Leña

No
ACTIVIDAD

PRODUCCION 79,571 12,657 1,822 26,304 511 26,330 28,348 5,749 181,292 31,377 5,839 28,254 3,383 29,933 16,547 5,737 1,405 7,501 3,425 133,400 181,292
IMPORTACION 18,683 4,447 9,605 148 32,883 3,194 1,266 2,589 296 3,241 91 1,820 17 2,172 433 15,118 48,002
OFERTA

EXPORTACION 12,859 12,859 1 81 2,464 1,148 697 8,420 9 236 164 13,219 26,078
VARIACION DE INVENTARIO
NO APROVECHADO
Balance de Energía Primaria
327
1,598
-38 -262
1,598
27
Balance de Energía Secundaria
91 -617 -30 -154 -10 -64 23 307 -455
0
-428
1,598
OFERTA TOTAL 85,722 15,505 11,389 26,304 0 398 26,330 28,348 5,749 199,746 34,570 7,115 27,761 2,501 32,323 8,208 1,756 5,745 1,405 9,459 4,001 134,845 201,190
REFINERIA -85,248 -1,011 -86,259 4,921 20,591 3,383 29,322 16,108 5,434 3,627 83,386 -2,873
TRANSFORMACION

CENTRALES ELECTRICAS -1,757 -1,541 -25,301 -398 -15 -29,012 28,311 -1,355 -547 28,311 -2,603

PERDIDAS TRANSFORM.
AUTOPRODUCTORES -881 -36 -1,003 -127 -1,371 -1,732 -5,151 3,066 -156 -307 -132 -310 3,066 -2,990
CENTRO DE GAS
CARBONERA
-1,865
-10,768 Centros de Transformación -1,865
-10,768
878 74
5,737
952
5,737
-913
-5,032
COQUERIA/A. HORNO -6,821 -6,821 -1,497 1,405 232 1,638 -6,681
DESTILERIA -7,630 -7,630 7,589 7,589 -41
OTROS CENTROS -321 -166 -487 40 -2,332 -85 611 439 1,835 -202 2,924 -182
TRANSFORMACION TOTAL -85,569 -4,669 -8,398 -26,304 0 -398 -10,896 -9,001 -2,758 -147,993 0 0 -2,332 -85 -1,511 -854 -1,497 0 -132 -310 -202 -6,924 -21,315
CONSUMO PROPIO 2,739 7,371 10,110 1,033 42 154 1,145 314 3,078 5,765 15,875
PERDIDAS 73 126 162 362 5,178 76 21 173 28 96 28 5,598 5,960
AJUSTE 80 -191 0 0 0 0 0 0 -1,026 -1,137 0 9 80 1 1 6 0 0 0 0 -219 -121 -1,258
TRANSPORTE 1,168 1,168 84 18,188 2,248 24,974 711 46,205 47,373
INDUSTRIA 5,882 2,829 5,275 11,976 4,017 29,979 13,788 574 14 645 5,114 238 4,997 932 5,613 31,914 61,893
CONSUMO FINAL

RESIDENCIAL 172 8,065 8,238 6,547 5,800 18 505 12,870 21,107


COMERCIAL,SER,PUB
AGRO,PESCA,MINER.
242
2 2,015 Consumo Final por Sectores
78 320
2,017
6,713
1,228
673
18 4,827
212 293
85
65
5
7,956
6,163
8,277
8,181
CONSTRUCCION,OTR. 0 0 0
CONSUMO ENERGETICO 0 7,466 2,829 0 0 0 15,434 11,976 4,017 41,722 28,360 7,065 18,188 2,279 30,658 6,203 238 5,572 932 5,613 0 105,109 146,831
NO ENERGETICO 696 696 7,084 136 361 3,989 11,570 12,265
CONSUMO FINAL 0 8,162 2,829 0 0 0 15,434 11,976 4,017 42,418 28,360 7,065 25,273 2,415 30,658 6,203 238 5,572 932 5,975 3,989 116,678 159,097

Fuente: Olade.

30
El balance de OLADE está desagregado en los siguientes elementos:

Fuentes Energéticas (Columnas)

Fuentes Primarias
− Petróleo
− Gas Natural
− Carbón Mineral
− Hidroenergía
− Geotermia
− Nuclear
− Leña
− Productos de Caña
− Otras Primarias
− Total Primarias

Fuentes Secundarias
− Electricidad
− Gas Licuado
− Gasolinas / Alcohol
− Kerosene y Turbo
− Diesel Oil
− Fuel Oil
− Coques
− Carbón Vegetal
− Gases
− Otras Secundarias
− No Energético
− Total Secundarias

− Total (energía primaria + secundaria)

Conceptos del Balance (Filas)

Balance de Energía Primaria y Secundaria


− Producción
− Importación
− Exportación
− Variación de Inventario
− No Aprovechado
− Oferta Total

Centros de Transformación
− Refinerías
− Centrales Eléctricas
− Autoproductores
− Centros de Gas
− Carbonera
− Coquería / Alto Horno
− Destilería
− Otros Centros
− Trasformación Total

31
− Consumo Propio
− Pérdidas
− Ajuste

Sectores de Consumo
− Transporte
− Industria
− Residencial
− Comercial, Servicios y Público
− Agro, Pesca y Minería
− Construcción y Otros
− Consumo Energético
− No Energético
− Consumo Final

5.2.2 Balance de Energía Primaria

Este balance refleja las operaciones que se realizan con las fuentes primarias, calculando
por un lado la Oferta Total de cada fuente primaria partiendo de su abastecimiento y luego
calculando la misma a partir del consumo de cada una.

Por el lado del abastecimiento, la Oferta Total para cada fuente primaria i, se obtiene de la
siguiente manera (ver Figura 5.2):

OTi = Pri + Imi - Exi + Vii - Nai (5.1)

donde:
OTi: Oferta Total de la fuente primaria i
Pri: Producción
Imi: Importación
Exi: Exportación
Vii: Variación de Inventario
Nai: No Aprovechado

La Variación de Inventario se define como la diferencia entre la existencia inicial menos la


existencia final del año del balance9. Por lo que un aumento de las existencias durante el
año implica una disminución de la Oferta Total y viceversa.

Por sumatoria de cada concepto de la ec. 5.1 (Producción, Importación, etc.) se obtienen los
totales del concepto para la energía primaria (columna Total Primaria de la matriz general) al
igual que la Oferta Total Primaria (OTP):

OTP = Σi OTi

La Oferta Total de cada fuente primaria se distribuye entre las Pérdidas de transporte,
distribución y almacenamiento; el Consumo Propio; el Consumo Intermedio en un Centro de
Transformación, o sea como insumo que se transforma en una fuente secundaria; o
directamente el Consumo Final en los sectores socioeconómicos.

9
O sea con signo contrario a la definida en el punto 3.2 y a la utilizada para el cálculo del Consumo
Aparente.

32
Entonces, considerando su distribución, la Oferta Interna se calcula como:

OTi’ = Pdi + CPi - CIi + CFi (5.2)

donde:
OTi’: Oferta Total de la fuente i calculada del lado del consumo
Pdi: Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento
CPi: Consumo Propio
CIi: Consumo Intermedio o insumo de los Centros de Transformación
CFi: Consumo Final en los sectores

El Consumo Intermedio va con signo negativo en la expresión 5.2 dado que por convención
los insumos de los Centros de Transformación se colocan con signo (-).

La Oferta Total calculada a partir de la ecuación (5.1) debiera ser igual a la calculada a partir
de la ecuación (5.2), a no ser por las diferencias estadísticas que surgen principalmente
durante la recopilación y procesamiento de la información. Otra fuente de diferencias son los
errores de los propios aparatos de medición o del método de medición, pero estos errores
tienen normalmente valores estimados muy pequeños comparados con las fallas en el
procesamiento de la información.

Se calcula entonces el vector de Ajuste (Aji) para cada fuente i como la diferencia entre la
Oferta Total calculada desde el abastecimiento y la calculada a partir de su comsumo:

Aji = OTi - OTi’ (5.3)

Un valor del Ajuste pequeño es un indicador de la calidad de la información contenida en al


balance de cada fuente energética. A los fines del balance energético se considera que el
Ajuste debe ser menor al 5% del valor de la Oferta Total. Esta condición constituye el
principal criterio de consistencia de la información contenida en el balance.

En los balances que en se consigna algún valor de Aji = 0, indica que el valor de alguno de
los conceptos de las ec. 5.1 ó 5.2 no se conoce, o no es relevado, por lo que se calcula
haciendo cero la ec. 5.3 y despejando la incógnita; pero debe tenerse en cuenta que se
pierde la calidad de consistente de la información.

5.2.3 Balance de Centros de Transformación

Este balance representa la actividad de todas las instalaciones en las que se transforma la
energía de una/s fuente en otra/s fuente a fin de hacerla más apta a los requerimientos del
consumo.

En los Centros de Transformación ingresan, en términos generales, fuentes primarias y/o


secundarias10 como insumos y se producen otras fuentes secundarias, ocurriendo Pérdidas
de Transformación. Hay fuentes que se obtienen luego de una segunda o tercera
transformación, pero igualmente se las sigue llamando secundarias (Ej.: la Electricidad
obtenida a partir de derivados del Petróleo; los Gases obtenidos en el Alto Horno; o la
Electricidad generada con los Gases de Alto Horno).

10
La metodología de OLADE no diferencia los Centros de Transformación en Primarios y
Secundarios, por lo que los trataremos en conjunto.

33
El balance de un Centro de Transformación k se obtiene a partir de que la suma del
Consumo Intermedio de las fuentes primarias que ingresan al Centro más la suma del
Consumo Intermedio de las fuentes secundarias debe ser igual a la suma de la Producción
de fuentes secundarias más las Pérdidas de Transformación. Esto se expresa en su forma
más general en la ec. 5.4.

Por convención, las cantidades que ingresan como insumo al Centro se consignan con sino
negativo (-) y las producciones con signo positivo (+) en la matriz general; se quiere también
que las Pérdidas de Transformación se muestren con signo negativo (-). Estas convenciones
hacen que deban colocarse los signos de los términos como se indica en la ec. 5.4.

- Σi CIik - Σj CIjk = Σj Prjk - Ptk (5.4)

donde:
k: Centro de Transformación
CIik: Consumo Intermedio de la fuente primaria i
CIjk: Consumo Intermedio de la fuente secundaria j
Prjk: Producción de fuentes secundarias j
Ptk: Pérdidas de Transformación

En la sub-matriz de Centros de Transformación presentada dentro de la Tabla 5.1 para el


caso de Brasil puede verse, como ejemplo, el caso de las Centrales Eléctricas donde
aparecen con signo negativos los insumos de fuentes primarias y secundarias; con signo
positivo la producción de Electricidad; y también en la última columna a la derecha las
Pérdidas de Transformación con signo (-).

En la última fila de la sub-matriz (Total Transformación) se suman los insumos de cada


fuente primaria o secundaria que se destinan a los distintos Centros. En la columna Total
Primaria se suman los insumos de fuentes primarias para cada Centro; en la columna Total
Secundaria se suman sólo las producciones de fuentes secundarias de cada Centro (no los
insumos); y, en la columna TOTAL se calculan las Pérdidas de Transformación,

5.2.3 Balance de Energía Secundaria

Las ecuaciones del balance de las fuentes secundarias son similares al de las fuentes
primarias en cuanto al cálculo desde el abastecimiento y desde el consumo de la Oferta
Total y el Ajuste.

Desde el abastecimiento, la Oferta Total para cada fuente secundaria j es:

OTj = Prj + Imj - Exj + Vij - Naj (5.5)

donde:
OTj: Oferta Total de la fuente secundaria j
Prj: Producción
Imj: Importación
Exj: Exportación
Vij: Variación de Inventario
Naj: No Aprovechado

La Oferta Total Secundaria (OTS) es:

OTS = Σj OTj

34
Desde el lado de las pérdidas y el consumo:

OTj’ = Pdj + CPj - CIj + CFj (5.6)

donde:
OTj’: Destino de la Oferta Total de la fuente j
Pdj: Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento
CPj: Consumo Propio
CIj: Consumo Intermedio o insumo de los Centros de Transformación
CFj: Consumo Final en los sectores

El Ajuste de las fuentes secundarias (Ajj) se calcula de la misma manera que para las
primarias y también debe cumplir la condición de ser menor al 5% de su Oferta Total.

Ajj = OTj - OTj’ (5.7)

La Producción de una fuente secundaria es la obtenida en los correspondientes Centros de


Transformación, por lo que debe cumplirse:

Prj = Σk Prjk (5.8)

5.2.4 Consumo Final de Energía por Sectores y Total

En esta sub-matriz de la matriz general presentada en la Tabla 5.1 se reflejan los consumos
de energía de fuentes primarias y secundarias en cada uno de los sectores de consumo.

Se indica también el consumo No Energético, que es el correspondiente a aquellas fuentes


energéticas o sus derivados que no se utilizan con la finalidad de producir trabajo o calor. Ej.
materias primas básicas de la petroquímica, aceites lubricantes, grasas, asfaltos, solventes,
aguarrás, etc.

Las filas de esta sub-matriz corresponden a la apertura sectorial utilizada incluyendo el


consumo No Energético.

Para cada fuente primaria i o secundaria j, su Consumo Final (CF) es la suma del Consumo
Energético (CE) más el consumo No Energético (CNE):

CFi = CEi + CNEi y CFj = CEj + CNEj (5.9)

Luego el Consumo Energético es la sumatoria de los consumos sectoriales:

CEi = C1i + C2i + C3i + C4i + C5i + C6i


y (5.10)
CEj = C1j + C2j + C3j + C4j + C5j + C6j

donde:
CE: Consumo Energético de energía primaria i o secundaria j
C1: Consumo Energético del Sector Transporte
C2: “ “ “ Industria
C3: “ “ “ Residencial
C4: “ “ “ Comercial, Servicios y Público
C5: “ “ “ Agro, Pesca y Minería
C6: “ “ “ Construcciones y Otros

35
En las columnas Total Primarias y Total Secundarias se obtienen los sub-totales del
consumo de energía de cada sector y en la última de la derecha (columna TOTAL) se
totaliza el consumo de fuentes primarias y secundarias.

El Consumo Final Total (CFT) de energía es, entonces:

CFT = Σi CFi + Σj CFj (5.11)

5.2.5 Indicadores Globales

Abastecimiento Bruto Total (ABT): es la energía total aportada al sistema (país, región,
provincia) durante el año considerado:

ABT = OTP + OTS + NaP + NaS - PrS (5.12)

donde:
OTP: Oferta Total de energía primaria
OTS: Oferta Total de energía secundaria
NaP: No Aprovechado de energía primaria
NaS: No Aprovechado de energía secundaria
PrS: Producción de energía secundaria

Ej.: para Brasil en el año 2003 (Tabla 5.1):

ABT = 199746 + 134845 +1598 - 133400 = 202789 kTep

Oferta Bruta Total (OBT): es la energía disponible en el sistema durante el año. Se


diferencia del ABT porque no incluye las energías No Aprovechadas:

OBT = OTP + OTS - PrS (5.13)

Ej.: Brasil 2003:

OBT = 199746 + 134845 - 133400 = 201190 kTep

Consumo Neto Total (CNT): es la energía consumida por los sectores socioeconómicos y el
propio sector energético:

CNT = CFT + CPT (5.14)

donde:
CFT: Consumo Final Total (primaria + secundaria)
CPT: Consumo Propio Total (primaria + secundaria)

Ej.: Brasil 2003:

CNT = 159097 + 15875 = 174972 kTep

Eficiencia Neta del Sistema Energético (EFN): es la eficiencia del abastecimiento energético.

EFN = (CNT/ABT) * 100 (5.15)

36
Ej.: Brasil 2003:

EFN = 174972 / 202789 = 86.3 %

La EFN no es la eficiencia total del sistema energético ya que no incluye la eficiencia en la


utilización de la energía por los sectores socioeconómicos ni la eficiencia del Consumo
Propio.

Grado de Autoabastecimiento (Aº): indica que porcentaje de las necesidades energéticas del
sistema, medida por la OBT, es abastecida con recursos locales.

Aº = PrP / OBT * 100 (5.16)

Ej.: Brasil 2003:

Aº = 181292 / 201190 = 90.1 %

En líneas generales podemos decir que si:

ºA > 100, el sistema es exportador


ºA < 100, el sistema es importador

5.3 Ventajas y limitaciones de Balance Energético de Base

Ventajas:

− Discrimina el consumo de energía por sectores


− Discrimina el Consumo Propio
− Identifica las pérdidas de energía
− Da una idea más completa del sistema energético

Falta:

− El consumo por usos de la energía


− Los consumos por módulos homogéneos
− Identificar las pérdidas de utilización
− Estimar el consumo de energía útil
− El balance de reservas y potenciales

37
38
6. Balance Energético Integral

6.1 Introducción

El Balance Energético Integral (BEI) agrega, en relación al Balance Energético de Base, el


Balance de Reservas y Potenciales de Energía Primaria y, en el otro extremo de la cadena,
los Consumos de Energía Neta (Final) por Usos y los Consumos de Energía Útil por Fuentes
y Usos. La metodología aquí presentada ha sido desarrollada por el Instituto de Economía
Energética de la Fundación Bariloche, de Argentina, y aplicada en países de América Latina
y el Caribe y en estudios regionales dentro de Argentina.

Mediante este tipo de balances integrales se pretende tener un instrumento estructurado de


una forma lógica de manera que cubra a todo el sistema energético, desde las reservas
hasta la utilización final de la energía. También deberá tener características suficientemente
generales como para que pueda ser empleado con las adaptaciones del caso, tanto en los
países desarrollados como en los países en desarrollo.

Asimismo, dicha herramienta debería ser provechosa para presentar en forma organizada y
sistemática la información energética, y para representar adecuadamente la estructura y
funcionamiento del sistema en estudio cualquiera sea el nivel de desagregación utilizado.

Antes de entrar a definir la forma de construcción del BEI, consideramos conveniente


presentar algunas de las características particulares que lo diferencian de los esquemas
anteriores:

− Por su construcción se encuentra íntimamente vinculado a las metodologías para la


elaboración del diagnóstico energético, para la previsión de las necesidades y del
abastecimiento y para la sistematización de la información energética obtenida en los
Estudios de Caso.

− Sirve de base a la programación de dichas metodologías ya que en la etapa de


diagnóstico es factible recorrerlo a partir de las reservas hasta la utilización final de la
energía y la obtención de la energía útil por sector, por fuentes y por usos. Por el
contrario, en la etapa de previsión de los requerimientos y del abastecimiento se
recorre el camino inverso a partir de la energía útil hasta la energía primaria pasando
a través de la cadena: energía útil - energía final o neta - centros de transformación -
energía primaria, mediante un procedimiento que asegura la coherencia del sistema
a partir de un conjunto de hipótesis fijadas por el escenario.

− Agrega a los balances tradicionales (o de Base): a) la consideración expresa del


problema de las reservas de fuentes no renovables de energía y el potencial de las
renovables; b) la distribución del consumo de energía final por usos en cada sector
de consumo y c) la consideración expresa del consumo de energía útil por sectores,
por fuentes y por usos, temas todos de gran importancia.

− Toma en cuenta ciertos aspectos importantes para los PVD, que no son
considerados en otros esquemas, tales como: a) pérdidas a nivel de la producción o
tratamiento de ciertas fuentes; b) identificación de las fuentes de energía producidas
y no utilizadas; c) identificación de la reinyección (gas natural, geotermia); d)
identificación de las pérdidas por sectores, por fuentes y por usos; e) mayor apertura
para los centros de transformación (Destilerías de Alcohol, Carboneras, Plantas de
Biogás, etc.) y f) mayor apertura sectorial del consumo (Residencial Urbano y Rural,
Sector Productivo Rural, Sector Servicios).

39
− Hace una separación clara entre fuentes primarias y secundarias de energía e
introduce en forma explícita la distinción del consumo final por usos, lo cual permite a
su vez estimar la energía útil.

En definitiva se trata de una representación completa de los flujos y existencias energéticas


desde las reservas hasta la energía útil en un cuadro lógico y coherente y en una unidad
física común, la tonelada equivalente de petróleo (Tep).

6.2 Estructura General

Un Balance Energético Integral (BEI) que represente la totalidad del sistema energético
estará constituido por un conjunto ordenado de 10 matrices que representan una serie de
Balances parciales:

(1) Balance de Reservas de Energías Primarias


(2) Balance de Energías Primarias
(3) Balance de Centros de Transformación Primarios
(4) Balance de Centros de Transformación Secundarios
(5) Balance de Energías Secundarias
(6) Balance de Abastecimiento y del Consumo
(7) Balance de Consumo Neto Sectorial por fuentes
(8) Balance del Consumo Neto Sectorial por usos
(9) Balance del Consumo Útil Sectorial por fuentes
(10) Balance del Consumo Útil Sectorial por usos

Las mismas se encuentran interrelacionadas de acuerdo al esquema sintético presentado en


la Figura 6.1.

Este esquema amplía los Balances Energéticos clásicos ya que incorpora: a) el Balance de
Reservas; b) el Balance del Consumo de Energía Útil por fuentes; y, C) los Balances del
Consumo Neto y Útil por usos.

Además se ha realizado un reordenamiento de filas y columnas, de acuerdo a una


secuencia lógica, como veremos enseguida, de manera tal que, siguiendo una dirección
general desde la parte superior izquierda a la inferior derecha se describen totalmente, en
forma sucesiva, todos los procesos a que puede ser sometido un producto energético,
desde su estado natural hasta su utilización final, incluyendo los procesos de transporte, a
través de las pérdidas en ellos involucrados.

Cada una de estas matrices está definida por un vector de balance, o de una apertura por
rubros, por el lado de las filas y por el conjunto de las fuentes primarias y/o secundarias por
el lado de las columnas. En el caso de las matrices (8) y (10) las columnas corresponden a
los diferentes usos.

40
Figura 6.1
Esquema de la Matriz General del BEI

Fuentes Primarias Fuentes Secundarias Total Usos


Reservas y
Potenciales
(1)

Balance de
Energía Primaria
(2)

Pérdidas
Centros de Transformación Primarios
(3)

Pérdidas
Centros de Transformación Secundarios
(4)

Balance de
Energía Secundaria
(5) Total

Síntesis Abastecimiento y Consumo (6)

Consumo Neto por Fuentes Consumo Neto


Total

(7) por Usos (8)

Consumo Útil
Total

Consumo Útil por Fuentes


(9) por Usos (10)

Este esquema es completamente general, y por lo tanto es aplicable a todo tipo de sistema
energético cualesquiera sean sus características internas o su nivel de agregación.

Es evidente que en cada caso particular podrán existir filas o columnas con valores nulos en
su totalidad, pero es conveniente mantenerlos a fin de obtener resultados agregables a nivel
continental. Es claro que para su publicación podrán obviarse dichas filas o columnas pero
sin que se modifique el esquema general.

De la misma manera cada vez que se incorpore al sistema un nuevo proceso, uso o fuente
energética será factible su inclusión respetando dicho esquema general.

En forma alternativa, la misma información puede presentarse mediante diagramas de flujos


tal como se presenta esquemáticamente en la Figura 6.2. En él los nodos indican balances
para una fuente energética, los bloques representan los centros de transformación, los
sectores de consumo y los usos y las flechas muestran los flujos energéticos. Se deberá
realizar un diagrama para cada fuente o conjunto de fuentes similares (por ej. Derivados de
Petróleo).

41
Figura 6.2
Diagrama de Flujo del Balance Energético Integral

BALANCE DE RESERVAS BALANCE DE ENERGIA CENTROS DE BALANCE DE ENERGIA CENTROS DE CONSUMO DE CONSUMO DE
PRIMARIA TRANSFORMACION SECUNDARIA TRANSFORMACION ENERGIA ENERGIA
PRIMARIOS SECUNDARIOS NETA UTIL

BP2
X-TS
BR2 BR3 TS
BS2 Y-TS TS-Y
BS7
BP3 BS3
BR5 BP7
BR1 BS9 Z1
BP9 X-TP
BP8 TP-Y BS1
X X X X TP Y BS8
Y Y
BR4 BP1
BS4
Z1 BS10
BS6 Y-C C-U
BP4 BP6
BS5 C
BR6 U
BP5 BP10 X-C

Balance Energético de Base Z2

BR1 Reserva Inicial BP1 Producción BP6 Variación de Existencias BS1 Producción BS6 Variación de Existencias
BR2 Descubrimientos BP2 Importaciones BP7 Reinyección BS2 Importaciones BS7 Reinyección
BR3 Reinyección BP3 Exportaciones BP8 Abastecimiento BS3 Exportaciones BS8 Abastecimiento
BR4 Producción BP4 No Utilizado BP9 Consumo Intermedio BS4 No Utilizado BS9 Consumo Intermedio
BR5 Reposición Producción BP5 Pérdidas BP10 Consumo Neto Total BS5 Pérdidas BS10 Consumo Neto Total
BR6 Reserva Final

X-Fuente Primaria; CTP-Centro de Transformación Primaria; Y-Fuente Secundaria; CTS-Centro de Transformación Secundaria:
C-Sectores de Consumo; U-Uso Final; Z1-Pérdidas de Transformación; Z2-Pérdidas de Utilización

42
6.3 Descripción de los componentes del BEI

6.3.1 Fuentes y conceptos utilizados

Código Nomenclatura

BR RESERVAS ENERGETICAS
BR1 Reservas a inicio del año
BR2 Descubrimientos y Reajustes de Reservas
BR3 Reinyección
BR4 Producción anual
BR5 Reposición de la Producción anual
BR6 Reservas al final del año

EP ENERGIA PRIMARIA
GN Gas Natural
PE Petróleo
CM Carbón Mineral
UR Uranio
LE Leña
CE Cultivos Energéticos
RB Residuos de Biomasa
HE Hidráulica
EO Eólica
SO Solar
GE Geotermia

BP Balance de Energía Primaria


BP1 Producción
BP2 Importación
BP3 Exportación
BP4 No Utilizado
BP5 Pérdidas
BP6 Variación de Existencias
BP7 Reinyección
BP8 Abastecimiento
BP9 Consumo Intermedio
BP10 Consumo Neto Total

CTP CENTROS DE TRANSFORMACION O TRATAMIENTO


PRIMARIO
PTG Plantas de Tratamiento de Gas
REF Refinerías de Petróleo
PTC Plantas de Tratamiento del Carbón Mineral
GTL Plantas Gas to Liquids
CTL Plantas Carbon to Liquids
CAR Carboneras
DES Destilerías de Alcohol
PBG Plantas de Biogás
PBD Plantas de Biodiesel
PCN Plantas de Combustibles Nucleares
PGE Plantas de Tratamiento Geotérmico
GSG Gasógenos

43
Código Nomenclatura

CTS CENTROS DE TRANSFORMACION O TRATAMIENTO


SECUNDARIOS
CMG Centro de Mezcla de Gases
PTQ Plantas Petroquímicas
COQ Coquerías
ALH Altos Hornos
CEP Centrales Eléctricas de Servicio Público
CEA Centrales Eléctricas de Autoproducción

ES ENERGIA SECUNDARIA
GS Gas Seco
GD Gas Distribuido
GL Gas Licuado
GR Gas Refinerías
NR Nafta para Reformar
AN Aeronafta - Gasolina Aviación
MN Motonafta - Gasolina
KE Kerosene
CJ Combustible Jet
DO Diesel Oil
FO Fuel Oil
CR Carbón Residual
CC Carbón Comercial
CQ Coque
GQ Gas Coquería
GH Gas Alto Horno
CN Combustible Nuclear
CV Carbón Vegetal
GG Gas de Gasógenos
ET Alcohol Etílico
BG Biogás
BD Biodiesel
CG Calor Geotérmico
EE Energía Eléctrica
HE No Energéticos

BS Balance de Energía Secundaria


BS1 Producción
BS2 Importación
BS3 Exportación
BS4 No Utilizado
BS5 Pérdidas
BS6 Variación de Existencias
BS7 Reinyección
BS8 Abastecimiento
BS9 Consumo Intermedio
BS10 Consumo Neto Total

44
Código Nomenclatura

CNT CONSUMO NETO TOTAL


C1 Consumo Propio del Sector Energía
C2 Consumo Final
C3 Consumo No Energético
C4 Consumo Energético Total
C5 Residencial Urbano
C6 Residencial Rural
C7 Productivo Rural
C8 Minería
C9 Industria
C10 Construcciones
C11 Transporte
C Servicios

U0 USOS NO ENERGETICOS
U1 USOS ENERGÉTICOS TOTALES
U2 ILUMINACIÓN
U3 CALOR
U31 Calefacción
U32 Calentamiento de Agua
U33 Cocción
U34 Planchado
U35 Calor Proceso Baja Temperatura
U36 Calor Proceso Media Temperatura
U37 Calor Proceso Alta Temperatura
U4 FRÍO
U41 Ventilación
U42 Refrigeración
U43 Conservación de Alimentos
U44 Frío de Proceso
U5 FUERZA MOTRIZ
U51 Motores Eléctricos
U52 Motores Diesel
U53 Motores Otto
U54 Turbinas
U55 Motores a Vapor
U56 Energía Mecánica (eólica o hidráulica)
U57 Trabajo animal
U58 Trabajo Humano

Z Pérdidas
Z1 Pérdidas de Transformación o Generación
Z2 Pérdidas de Utilización por Sectores
Z3 Pérdidas de Utilización por Fuentes
Z4 Pérdidas de Utilización por Usos

A continuación daremos una definición sintética de cada matriz y del funcionamiento del BEI.

45
6.3.2 Balance de Reservas y Potenciales

Corresponde a las modificaciones sufridas por las reservas de cada una de las fuentes
primarias durante el año en análisis. En las columnas se incluyen todas las fuentes primarias
y el total, mientras que en las filas van los seis conceptos que integran el operador del
Balance de Reservas (BR) o sea: Reserva Inicial, Descubrimientos y Reajustes,
Reinyección, Producción, Reposición de la Producción y Reserva Final (Tabla 6.1).

Tabla 6.1
Balance de Reservas y Potenciales [Matriz (1)]
Tep

Sistema: Año:
Conceptos \ Fuentes GN PE CM UR LE CE RB HE EO SO GE EP
BR1 Reservas y Potenciales Iniciales
BR2 Descubrimientos y Reajustes
BR3 Reinyección
BR4 Producción
BR5 Reposición de la Producción
BR6 Reservas Potenciales Finales

Figura 6.3
Flujos del Balance de Reservas y Potenciales

BR2 BR3

BR5
BP7
BR1
BR BP
BR4 BP1

BR6

En la matriz (1) se cumple para cualquier fuente energética primaria Renovable, excepto la
Leña, lo siguiente:

Reservas Finales = Reservas Iniciales + Descubrimientos y Reajustes + Reinyección -


Producción + Reposición de la Producción

BR6 = BR1 + BR2 + BR3 - BR4 + BR5 (6.1)

En el caso de las energías renovables (CE, RB, HE, SO y EO) se incluye el valor de
Reposición de la Producción que es igual al de la Producción, dado que este flujo se repone
anualmente. Para estas fuentes energéticas renovables, lo que realmente se calculan son
los Descubrimientos y Reajustes:

BR2 = BR6 - BR1 - BR3 (6.2)

46
En el caso de las energías No Renovables (GN, PE, CM, UR y GE) y en el particular de la
energía renovable Leña, el valor de la Reposición de la Producción es cero. Se incluye a la
Leña porque se ha considerado a la Reserva de la misma como un stock y no como un flujo,
a fin de destacar la explotación de tipo minero de este energético, que se realiza en la
mayoría de los países de América Latina.

BR6 = BR1 + BR2 + BR3 - BR4 (6.3)

La conexión entre el Balance de Reservas y el de Energías Primarias se da a través de la


siguiente relación:

BR4 = BP1 (6.4)

En el caso de la Reinyección, el Balance de Reservas se vincula con los Balances de


Energías Primarias y Secundarias:

BR3 = BP7 + BS7 (6.5)

El caso de Reinyección que puede tener ambos componentes es el del Gas Natural, que
además de reinyectarse la propia fuente primaria, puede reinyectarse también Gas Seco y
en este caso produce un aumento de la Reserva Final de Gas Natural.

6.3.3 Balance de Energías Primarias

Corresponde al abastecimiento de Energías Primarias, sintetizado en las 10 filas


correspondientes a los conceptos o rubros que integran el operador de Balance de Energía
Primaria (BP) o sea: Producción, Importación, Exportación, Producción No Utilizada,
Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento, Variación de Existencias,
Reinyección, Abastecimiento, Consumo Intermedio y Consumo Neto (Tabla 6.2, Matriz (2)).
Las columnas son las mismas que en la matriz anterior y además debe cumplirse que:

Figura 6.4
Flujos del Balance de Energías Primarias

BP2

BP7
BP3

BP8 BP9
BP
X X
BP1

BP4 BP6

BP5 BP10

47
Tabla 6.2
Balances de Energías Primarias y Secundarias, Centros de Transformación Primarios y Secundarios y
Síntesis de Abastecimiento y Consumo
Conceptos \ Fuentes GN PE CM UR LE CE RB HE EO SO GE EP GS GD GL GR NR AN MN KE CJ DO FO CR CC CQ GQ GH CN CV GG ET BG BD CG EE NE ES
BP1 Producción
BP2
Balance Energía Primaria

Importación
BP3 Exportación
BP4 No Utilizado
BP5
BP6
Pérdidas
Variación de Existencias
(2)
BP7 Reinyección
BP8 Abastecimiento
BP9 Consumo Intermedio
BP10 Consumo Neto PT
PTG Tratamiento Gas Natural
Centros de Transformación Primarios

REF Refinería de Petróleo


PTC Tratamiento Carbón
GTL Plantas Gas to Liquids
CTL Plantas Carbon to Liquids
CAR
DES
Carboneras
Destilerias Alcohol (3)
PBG Plantas Biogas
PBD Plantas de Biodiesel
PCN Combustibles Nucleares
PGE Tratamiento Geotérmico
GSG Gasogenos
BTP Subtotal
CMG Mezcla de Gases
Centros de Transf.

PTQ Destilería Petroquímica


Secundarios

(4)
COQ Coquerías
ALH Altos Hornos
CEP Centrales Eléctricas S.P.
CEA Centrales Eléctricas A.P.
BTS Sub Total
BS1 Producción
Balance Energía Secundaria

BS2 Importación
BS3 Exportación
BS4 No Utilizado
BS5
BS6
Pérdidas
Variación de Existencias (5)
BS7 Reinyección
BS8 Abastecimiento
BS9 Consumo Intermedio
BS10 Consumo Neto EP+ES
ABF
Abastecimiento

Abastecim. Bruto por Fuentes


y Consumo

ABT
(6)
Abastecim. Bruto Total
CBF Consumo Bruto por Fuentes
CBT Consumo Bruto Total
CNT Consumo Neto Total

48
Abastecimiento = Producción + Importación - Exportación - No Utilizado - Pérdidas -
Variación de Existencias - Reinyección

Además, el destino del Abastecimiento es:

Abastecimiento = Consumo Intermedio + Consumo Neto Total

En símbolos:

BP8 = BP1 + BP2 - BP3 - BP4 - BP5 - BP6 - BP7 (6.6)

BP8 = BP9 + BP10 (6.7)

El Abastecimiento representa entonces la energía que el sistema destina para ser


transformada en los Centros de Transformación o Tratamiento (Consumo Intermedio) y para
ser consumida directamente como tal (Consumo Neto Total).

La igualdad entre 6.6 y 6.7 es lo que vincula el abastecimiento y el consumo de fuentes


primarias.

Es importante destacar que en este esquema del BEI no se considera el concepto de ajuste
estadístico (implícitamente es igual a cero). El mecanismo que se propone acá es reducir a
valores aceptables las diferencias estadísticas (diferencias entre BP8 calculado a partir de la
ec. 6.6 y la ec. 6.7) y luego incorporarla a aquel concepto del balance cuya información
menos confiabilidad presente. Obviamente, si la información de algún concepto de 6.6 ó 6.7
no existe, este se obtendrá por cálculo siendo el ajuste igual a cero.

6.3.4 Centros de Transformación Primarios

Refleja la actividad de todos aquellos centros en los cuales se transforman una o varias
fuentes de energía primaria, generándose un conjunto de fuentes de energía secundarias
con las consiguientes pérdidas de transformación. Los mismos se indican en las filas de la
matriz cuyas columnas están constituidas por todas las fuentes primarias y secundarias y los
subtotales respectivos (Tabla 6.2, Matriz (3)).

En la parte izquierda se obtiene una matriz en la que cada valor está indicado con signo
negativo y corresponde al insumo de cada Centro de Transformación Primario. A su vez
este valor es igual o menor al valor del Consumo Intermedio de la Matriz 2 para la fuente
energética que se transforma.

En la parte derecha se indica, con valores positivos, todos los egresos de las distintas
fuentes secundarias que se producen en dicho centro de transformación.

La suma algebraica de todos los ingresos y egresos a un centro de transformación o


tratamiento, aparece en la última columna (PT) y corresponde a las pérdidas de
transformación (Z1). Por convención las pérdidas tienen signo positivo.

En la última fila de esta matriz (BTP) se acumula la suma algebraica de los ingresos y
egresos de cada fuente en todos los Centros de Transformación Primarios.

49
Figura 6.5
Flujos del Balance de Centros de Transformación Primarios

X-TS

BP9 X-TP TP-Y


X X TP

Z1

El Consumo Intermedio de Energía Primaria (BP9) puede ser Insumo para Centros de
Transformación o Tratamiento Primario (X-TP) y/o para Centros de Transformación o
Tratamiento Secundarios (X-TS). Por ejemplo la Leña puede ir al Centro Primario:
Carboneras; y/o a un Centro Secundario: Centrales Eléctricas de Autoproducción.

En los Centros de Transformación o Tratamiento Primarios los insumos primarios (X-TP) se


transforman en Energía Secundaria (TP-Y), con Pérdidas de Transformación (Z1). Por
ejemplo la Leña se transforma en Carbón Vegetal en las Carboneras.

En símbolos:

BP9 = X-TP + X-TS (6.8)

X-TP = ΣY TP-Y + Z1 (6.9)

donde:
ΣY TP-Y = sumatoria de todas las fuentes secundarias producidas en cada TP

6.3.5 Centros de Transformación Secundarios

Refleja la actividad de aquellos centros a los cuales pueden ingresar tanto fuentes primarias
como secundarias. Por lo tanto, los insumos de los mismos pueden figurar, siempre con
valores negativos, tanto en el sector izquierdo como derecho de la Matriz 4 de la Tabla 6.2.
En este último sector aparecerán, con valores positivos las fuentes secundarias producidas.

Las filas corresponden a cada uno de los centros y al total y las columnas a las fuentes
energéticas primarias y secundarias con sus subtotales respectivos.

Al igual que en el caso anterior el valor absoluto, de la última columna corresponde a las
Pérdidas de Transformación (Z1).

A los Centros de Transformación o Tratamiento Secundarios (TS) ingresan insumos de


Fuentes Primarias (X-TS) e Insumos de Fuentes Secundarias (Y-TS = BS9) y se producen
Energías Secundarias (TS-Y), ocurriendo Pérdidas de Transformación (Z1).

La producción de Energías Secundarias (BS1) se compone de las provenientes de los TP y


de los TS.

50
Figura 6.5
Flujos del Balance de Centros de Transformación Secundarios

X-TS
TS-Y BS1
TS Y
Y-TS

BS9 Z1 TP-Y
BS

Del mismo modo, el Consumo Intermedio de Fuentes Primarias (BP9) se habrá destinado a
TP (X-TP) y/o a TS (X-TS).

X-TS + Y-TS = ΣY TS-Y + Z1 (6.10)

BP9 = X-TP + X-TS (6.8)

BS1 = TP-Y + TS-Y (6.11)

Las Matrices 3 y 4 deben balancearse en primer lugar en sentido horizontal y luego cada
columna en forma individual. La parte derecha de estas dos matrices se relaciona con el
Balance de Energía Secundaria por medio de la ecuación 6.11.

A su vez la parte izquierda de la Matrices 3 y 4 se relacionan con el Balance de Energía


Primaria por medio de la ecuación 6.8.

Estas relaciones entre las diversas matrices permiten asegurar la vinculación entre ellas y la
coherencia general de informaciones que normalmente se obtienen de fuentes estadísticas
diferentes.

6.3.6 Balance de Energías Secundarias

Esta matriz resume el abastecimiento de las fuentes secundarias de energía, sintetizado en


las 10 filas correspondientes a los conceptos o rubros que integran el operador de Balance
de Energía Secundaría (BS). Dicho operador es similar al del Balance de Energía Primaria.

Las columnas corresponden solamente a las fuentes secundarias y al subtotal respectivo


(Tabla 6.2, Matriz (5)).

Como se dedujo en la Matriz (3) la Producción de Energía Secundaria (BS1) proviene de los
(TP) y de los (TS).

Luego se cumplen dos relaciones similares a las ecuaciones (6.6) y (6.7) del Balance de
Energía Primaria.

51
Figura 6.6
Flujos del Balance de Fuentes Secundarias

BS7 BS2
TS-Y
BS3

BS9
TP-Y BS1 BS8
Y BS Y

BS4
BS6
BS5 BS10

En símbolos:

BS8 = BS1 + BS2 - BS3 - BS4 - BS5 - BS6 -BS7 (6.12)

BS8 = BS9 + BS10 (6.13)

Al igual que para el Balance de Energías Primarias, la igualdad entre las dos ecuaciones
anteriores es lo que vincula el abastecimiento con el consumo de Energías Secundarias, con
las mismas consideraciones respecto al ajuste estadístico indicadas en el punto 6.6.6.

Además se cumple:

BS1 = TP-Y + TS-Y (6.11)

6.3.7 Síntesis del Abastecimiento y del Consumo

Estas cinco filas (Tabla 6.2, Matriz 6) se intercalan a título de síntesis general en relación
conjunto de matrices anteriores y reflejan la conformación de la oferta o abastecimiento,
tanto de fuentes primarias como secundarias, dentro del sistema considerado. Por otra
parte, la Matriz 6 constituye una síntesis de las matrices siguientes que reflejan la estructura
del consumo, constituyéndose así en un nexo entre el Abastecimiento y el Consumo.

Se distinguirán aquí los conceptos de Abastecimiento Bruto, Consumo Bruto y Consumo


Neto.

La primera fila, denominada Abastecimiento Bruto por fuentes (ABF), corresponde a cada
fuente primaria o secundaria en forma independiente y a sus respectivos subtotales y es un
indicador del total de energía aportada por una fuente al sistema. El valor de cada columna
se obtendrá sumando al Abastecimiento de cada fuente (filas BP8 o BS8) la Energía No
Aprovechada (filas BP4 o BS4) y las Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento
(filas BP5 o BS5), o sea:

Para las fuentes primarias j:

ABFPj = BP8j + BP4j + BP5j (6.14)

52
Para las fuentes secundarias j:

ABFSj = BS8j + BS4j + BS5j (6.15)

Sumando todas las fuentes primarias y las secundarias por separado se obtienen los
subtotales colocan en las columnas EP o ES.

Por el contrario, no se pueden sumar ambos subtotales pues se producen duplicaciones


entre el Consumo Intermedio de fuentes primarias (BP9j), incluido en BP8j, y la Producción
de fuentes secundarias (BS1j) que se contabilizan en BS8j.

Para evitar dichas duplicaciones se define el Abastecimiento Bruto Total (ABT) que aparece
en la última columna de la segunda fila y responde a la ecuación:

ABT = ABFP + ABFS - ∑j BS1j (6.16)

Es decir, se obtiene sumando los Abastecimientos Brutos de Fuentes Primarias y


Secundarias y deduciéndoles la Producción Total de Energías Secundarias del sistema.

El segundo concepto definido en este balance es el Consumo Bruto por Fuentes (CBF), que
es igual al Abastecimiento de cada fuente, primaria o secundaria, más las Pérdidas de
transporte, distribución y almacenamiento. O sea, en relación al ABF, el CBF no contiene las
energías No Utilizadas.

Para las fuentes primarias j:

CBFPj = BP8j + BP5j (6.17)

Para las fuentes secundarias j:

CBFSj = BS8j + BS5j (6.18)

Sumando todas las fuentes primarias y las secundarias por separado se obtienen los
subtotales correspondientes. Tampoco en este caso es factible sumar ambos subtotales ya
que existen duplicaciones entre las fuentes secundarias y las primarias de las cuales
provienen.

Por ello se introduce en la cuarta fila el concepto de Consumo Bruto Total (CBT), el cual
aparece sólo en la última columna y responde a la ecuación:

CBT = CBFP + CBFS - ∑j BS1j (6.19)

Es decir que se calcula sumando los valores de las ecuaciones 6.17 y 6.18 y deduciéndoles
la Producción Total de Energías Secundarias del sistema.

También puede obtenerse, restando del Abastecimiento Bruto Total las Energías No
Utilizadas totales, primarias y secundarias:

CBT = ABT - ∑j BP4j - ∑j BS4j (6.20)

Con este indicador se conoce la energía total (primaria y secundaria) disponible en el


sistema.

Se destaca que tanto el ABT como el CBT contienen todas las pérdidas técnicas que
ocurren en el sistema energético: las Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento;

53
y las Pérdidas de Transformación. También incluyen, obviamente, las Pérdidas de
Utilización en los equipos y artefactos de los usuarios.

Por último, la quinta fila corresponde al Consumo Neto Total (CNT) que también permite
acumular, sin duplicaciones en este caso, las fuentes de energía primarias y secundarias
que son efectivamente consumidas dentro del sistema.

Se calcula deduciendo del CBT las Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento


Primarias; las Pérdidas de transporte, distribución y almacenamiento Secundarias; y las
Pérdidas de los Centros de Transformación Primarios y Secundarios:

CNT = CBT - ∑j BP5j - ∑j BS5j - ∑i Z1i (6.21)

i: Centro de Transformación Primario o Secundario.

El CNT se calcula generalmente a partir de los consumos de los sectores socioeconómicos:

CNT = ∑j BP10j + ∑j BS10j (6.22)

La igualdad entre las ecuaciones 6.21 y 6.22 es lo que vincula el abastecimiento con el
consumo.

Los coeficientes resultantes de las relaciones entre estos tres conceptos de síntesis: ABT,
CBT y CNT, son indicadores del grado de complejidad del sistema energético en análisis y
del grado de aprovechamiento de las disponibilidades energéticas primarias. Así por
ejemplo:

CBT / ABT x 100: indica el porcentaje de energía disponible en el sistema en


relación al total aportado.

(1 - CBT/ABT) x 100: indica el porcentaje de Energía No Utilizada por el sistema.

(1 - CNT/ABT) x 100: indica el porcentaje de Energía No Utilizada y las Pérdidas del


sistema en transformación, transporte, distribución y
almacenamiento.

CNT / ABT x 100: indica el porcentaje de energía consumida por el sistema, o sea su
eficiencia.

(BP1 - BR3) / CBT x 100: es el Grado de Autoabastecimiento (ºA) del sistema.


Consideramos que si ºA > 100, el sistema es exportador en
términos globales; y se ºA < 100 es importador.

6.3.8 Consumo Neto Sectorial Por Fuentes

Esta matriz (Tabla 6.7, Matriz 7) refleja la forma en que el consumo neto de cada fuente
primaria y/o secundaria se distribuye entre los diversos sectores de la actividad
socioeconómica.

Las filas corresponden a la apertura sectorial seleccionada y las columnas a cada una de las
fuentes, y a los subtotales y totales correspondientes.

54
Además de los sectores socioeconómicos seleccionados, desde el punto de vista
energético, interesa discriminar el Consumo del Propio sector energético ya que el mismo no
constituye una demanda autónoma, sino que es función del sistema tecnológico a través del
cual se realiza el consumo final de energía y de la estructura del sistema de transformación
de energía.

Esta característica obliga a considerarlo en forma independiente de los demás sectores,


introduciendo una categoría intermedia que es el Consumo Final de energía. El mismo es
igual al CNT menos el Consumo Propio del sector energético.

Por otro lado, la contabilidad nacional incluye el valor agregado por las actividades del
sector energético dentro de varios sectores; por ejemplo en Minería la producción de
Petróleo; en Industria la Refinación y en Servicios las prestaciones de Gas y Electricidad. En
consecuencia, cualquier tipo de correlación total o sectorial entre consumo de energía y la
variable macroeconómica correspondiente, exigirá la inclusión del consumo propio, dentro
del consumo energético sectorial respectivo.

También es necesario tener en cuenta que una parte de las fuentes energéticas es utilizada
para fines no energéticos, debiéndose contabilizar dicho uso por separado en el concepto
Consumo No Energético.

Figura 6.7
Desagregación del Consumo Neto Total

C3:
Consumo
No Energético C5: Residencial Urbano
C2:
Consumo C6: Residencial Rural
Final C7: Productivo Rural
C: C4: C8: Minería
Consumo Consumo
Neto Total C9: Industria
Energético Total
C1: C10: Construcciones
Consumo
C11: Transporte
Propio
C12: Servicios

En consecuencia, en la Matriz 7 se cumplen las relaciones siguientes para cada fuente


energética y para el total de las fuentes:

C = C1 + C2 (6.23)

C2 = C3 + C4 (6.24)

C4 = C5 + C6 + C7 + C8 + C9 + C10 + C11 + C12 (6.25)

La apertura del Consumo Energético Total es sólo a título de ejemplo y dependerá de las
particularidades de cada Sistema que se analice.

55
Tabla 6.3
Balances de Consumos Neto y Útil por Sectores y Fuentes

Conceptos \ Fuentes GN PE CM UR LE CE RB HE EO SO GE EP GS GD GL GR NR AN MN KE CJ DO FO CR CC CQ GQ GH CN CV GG ET BG BD CG EE NE ES EP+ES


C Consumo Neto Total
Balance de Consumo Neto de Energía por

C1 Consumo Propio
C2 Consumo Final
C3 Consumo No Energético
C4 Consumo Energético Total
C5 Residencial Urbano

(7)
Fuentes

C6 Residencial Rural
C6` Residencial Total
C7 Productivo Rural
C8 Minería
C9 Industria
C10 Construcciones
C11 Transporte
C12 Servicios

Conceptos \ Fuentes GN PE CM UR LE CE RB HE EO SO GE EP GS GD GL GR NR AN MN KE CJ DO FO CR CC CQ GQ GH CN CV GG ET BG BD CG EE NE ES EP+ES


C Consumo Neto Total
Balance de Consumo Util de Energía por Fuentes

C1 Consumo Propio
C2 Consumo Final
C3 Consumo No Energético
C4 Consumo Energético Total
C5 Residencial Urbano
C6
C6`
Residencial Rural
Residencial Total
(9)
C7 Productivo Rural
C8 Minería
C9 Industria
C10 Construcciones
C11 Transporte
C12 Servicios
Z3 Pérdidas de Utilización
ηF Rendimiento

56
Tabla 6.4
Balances de Consumos Neto y Útil por Sectores y Fuentes

ILU (U1) CALOR (U2) FRIO (U3) FUERZA MOTRIZ (U4) NE (U5)
Conceptos \ Usos
U1 U21 U22 U23 U24 U25 U31 U32 U41 U42 U43 U44 U45 U46 U5 TOTAL
C Consumo Neto Total
Balance de Consumo Neto de Energía por

C1 Consumo Propio
C2 Consumo Final
C3 Consumo No Energético
C4 Consumo Energético Total
C5 Residencial Urbano
C6 Residencial Rural (8)
Usos

C6` Residencial Total


C7 Productivo Rural
C8 Minería
C9 Industria
C10 Construcciones
C11 Transporte
C12 Servicios

ILU (U1) CALOR (U2) FRIO (U3) FUERZA MOTRIZ (U4) NE (U5)
Conceptos \ Usos
U1 U21 U22 U23 U24 U25 U31 U32 U41 U42 U43 U44 U45 U46 U5 TOTAL Z2 ηS
C Consumo Neto Total
Balance de Consumo Util de Energía por Usos

C1 Consumo Propio
C2 Consumo Final
C3 Consumo No Energético
C4 Consumo Energético Total
C5 Residencial Urbano
C6 Residencial Rural
C6`
C7
Residencial Total
Productivo Rural
(10)
C8 Minería
C9 Industria
C10 Construcciones
C11 Transporte
C12 Servicios
Z4 Pérdidas de Utilización
ηU Rendimiento

57
6.3.9 Consumo Neto Sectorial por Usos

En esta matriz (Tabla 6.4, Matriz 8) se mantiene la apertura por filas de la matriz anterior,
indicativa de los diferentes sectores de consumo, pero se reemplaza en las columnas la
apertura por fuentes por la apertura por usos, utilizando la discriminación indicada en el
punto 6.3.1.

Al ser comunes las filas de las matrices (7) y (8), pueden colocarse una a continuación de
otra, como se indica Figura 6.1, o tratarse en forma independiente ya que constituyen dos
enfoques de un mismo proceso. En las mismas se resumen valores de las matrices por
fuentes y por usos para cada sector considerado, las cuales deben ser elaboradas
previamente.

6.3.10 Consumo Útil Sectorial por Fuentes

Esta matriz (9) (Tabla 6.3) tiene la misma estructura de la matriz (7), pero en este caso se
indican los valores de la energía útil obtenida de cada fuente en cada sector. Dichos valores
se obtienen afectando los consumos en energía neta de cada fuente por el rendimiento de
utilización respectivo.

En forma genérica para un Uso dado se cumple para cada fuente j.

EUj = ENj x ηj (6.26)

O sea que la Energía Útil de la fuente j en el Uso cocción, por ejemplo, es igual al producto
de la Energía Neta de la fuente j en Cocción por el rendimiento de la fuente j en Cocción.

Este cálculo se hace a nivel de las matrices sectoriales por fuentes y por usos ya
mencionados anteriormente, y luego se realiza la agregación por fuente para obtener la
matriz (9). A esta matriz se le puede agregar una fila adicional en la que aparecerán las
Pérdidas de Utilización por Fuentes (Z3). Las mismas resultarán de la diferencia entre los
conceptos similares (CNT y CUT) de las matrices (7) y (9). Por ejemplo, las Pérdidas de
Utilización para la Leña (fila Z3, columna LE de la matriz (9) serán la diferencia entre los
valores del CNT (fila C, columna LE de la matriz (7) y los valores del CUT (fila C, columna
LE de la matriz (9).

6.3.11 Consumo Útil Sectorial por Usos

En este caso, la estructura de la matriz 10 de la Tabla 6.4 es similar a la de la matriz (8) y se


constituye agrupando por usos los valores de las matrices auxiliares, por fuentes y por usos,
de cada sector.

Al igual que en el caso anterior, es factible agregar una fila adicional en la cual se identifican
las Pérdidas de Utilización por Uso (Z4) que resultan de la diferencia entre los conceptos
similares, CNT y CUT, de las matrices (8) y (10).

Finalmente, a la matriz (10) se le puede adicionar una columna en la que se presentan las
Pérdidas de Utilización por Sectores de Consumo (Z2) que resultan de las diferencias entre
los valores similares de las matrices (8) y (10) ó (7) y (9).

58
Relacionando los valores similares de las matrices (7) a (10), se pueden obtener los
Rendimientos Promedio de utilización por sectores, por fuentes y por usos, indicadores de la
eficiencia con que se realiza la utilización final de la energía en el sistema en consideración.

6.4 Incorporación de las FENR

Tal como lo mencionáramos al principio, el esquema del presente BEI está concebido de
manera modular lo cual implica que resultará relativamente sencillo incorporar al mismo las
nuevas fuentes o procesos en el sector adecuado del mismo.

En cada caso particular habrá que establecer en forma precisa: a) la ubicación de la nueva
fuente o proceso dentro del esquema general; b) definir los centros de transformación
asociados a ella; y, c) establecer de qué manera se realizará su contabilización de la
energía en las diferentes etapas.

Así, por ejemplo, si consideramos la Energía Solar, se deberán definir los siguientes puntos:

a) La Energía Solar es una fuente primaria que se deberá incorporar al Balance de


Reservas y al de Energía Primaria. Aquí se presenta un primer problema en cuanto a la
valorización de la Reserva o Potencial Solar y a la forma precisa de contabilizar la
Producción o captación anual.

b) Esa fuente primaria puede ser usada directamente (secado de granos, producción de
sal) o puede ser transformada en fuentes secundarias. En algunos casos a través de
Centros de Transformación ya existentes en el BEI. Por ejemplo su transformación en
Electricidad se haría en Centrales Eléctricas ya sean públicas o privadas.

Otra posibilidad es que su transformación de lugar a una nueva "fuente" secundaria, en


un nuevo tipo de Centro de Transformación. Por ejemplo un colector solar podría
generar agua caliente o vapor, que sería la fuente secundaria. Una forma alternativa de
tratar este proceso sería considerar al colector plano como un artefacto a nivel del
usuario y por lo tanto estaríamos frente a un uso directo de la fuente primaria.

c) Será necesario definir de qué manera se considerarán las pérdidas de energía en los
distintos niveles de captación y utilización.

Otro ejemplo podría ser el Biogás:

a) En este caso se trata de una fuente secundaria que habrá que incorporar al Balance de
Energías Secundarias.

b) Ello implica agregar un nuevo Centro de Transformación, las Plantas de Biogás, con
sus correspondientes insumos y Pérdidas de Transformación.

c) En este caso se generan productos No Energéticos, los fertilizantes que habrá que
contabilizar.

d) A nivel de balance de energías primarias se deberán incorporar los Residuos de


Biomasa utilizados como insumo para la producción de Biogás.

e) A nivel de Balance de Reservas se deberá establecer de qué manera se contabiliza el


Potencial de producción de dichos Residuos.

59
6.5 Aplicación del BEI a los estudios regionales y a los estudios de caso

6.5.1 Estudios Regionales

El carácter integral del BEI, y sus estructuras de tipo general, permiten su aplicación no sólo
a sistemas nacionales, sino también a unidades geográficas de menor tamaño como podría
ser una región, una provincia o departamento.

El caso particular de una región ya ha sido desarrollado en dos proyectos de planeamiento


energético global en la Argentina (referencias bibliográficas 8 y 9). Para ello es necesario
introducir algunos cambios a fin de tener en cuenta las actividades y flujos energéticos que
se producen en el resto del país, al cual pertenece la región, como consecuencia del
funcionamiento del sistema en análisis. Con esta finalidad se supone que la región es un
subsistema que interactúa con otro mayor llamado Resto del País y se agregan a los
vectores de Balance de Energía Primarias y Secundarias dos nuevas actividades: las
Exportaciones hacia el Resto del País y las Importaciones desde el Resto del País.

Por otra parte, la agregación sistemática de los BEI de todas las regiones de un país
reproduce el BEI nacional total.

6.5.2 Estudios de Caso

Uno de los problemas que se plantea frecuentemente es el de integrar el resultado de los


estudios de caso (estudio de villas, áreas rurales, áreas marginales urbanas) en los estudios
de tipo más general como los estudios energéticos regionales o nacionales.

Consideramos que el BEI, con las adaptaciones indicadas más arriba para el caso regional,
puede constituir un excelente marco metodológico para ello. El mismo asegura:

a) Un análisis integral del sistema energético considerado en el estudio de caso, desde los
recursos hasta la utilización final de la energía.

b) El estudio de las interrelaciones energéticas entre dicho subsistema y el sistema mayor


al cual pertenece (región o país).

e) La utilización de categorías y términos totalmente coherentes con las estadísticas y


categorías de carácter regional o nacional.

d) La posibilidad de fácil agregación de dichos resultados, en forma sucesiva, para


configurar los sistemas regionales y/o nacionales respectivos.

Describimos a continuación, a título de ejemplo, el estudio de caso correspondiente a una


villa de tipo rural, relativamente complejo y con varias interacciones con el Resto del País.

En este ejemplo se supone que:

a) El sistema está integrado por una comunidad rural que ocupa una determinada
superficie territorial.

b) Dentro de la misma se desarrollan una serie de actividades de tipo agropecuario, parte


de las cuales se orientan al autoconsumo y parte a la comercialización. Se utiliza riego
por bombeo.

60
c) Se desarrollan ciertas actividades artesanales de carácter manufacturero (por ejemplo
telares y una cerámica).

d) Existen ciertos servicios (comercio, escuela, servicios religiosos, alumbrado público).

e) Se desarrollan ciertas actividades de transporte local, tanto de mercaderías como de


personas.

Por supuesto, la población realiza un consumo energético de carácter residencial cubriendo


los usos típicos de dicho sector.

Cada uno de estos sectores realiza consumos de energía final, en artefactos determinados
con un rendimiento característico lo cual permite estimar la energía útil correspondiente.

Desde el punto de vista del abastecimiento energético, los recursos propios del sistema
están constituidos por:

− Energía Solar incidente


− Energía Eólica
− Un curso de agua permanente
− Un área boscosa no maderable, utilizable para Leña
− Una población animal, en parte destinada al trabajo
− Mano de obra personal

En un cuadro separado deberían darse los valores de Reserva o Potencial correspondientes


a cada uno de ellos.

Por otra parte, el sistema importa desde el Resto del País:

− Derivados de Petróleo (Kerosene, Gas Licuado, Gas Oil)


− Energía Eléctrica
− Leña
− Fertilizantes y Pesticidas.

A su vez tiene exportaciones de Carbón Vegetal hacia el Resto del País, manteniéndose
una existencia variable del mismo.

El sistema tiene una serie de Centros de Transformación propios para la producción de:
Electricidad, Biogás11 y Carbón Vegetal. Respecto al uso de la Energía Eólica en los molinos
de viento, la Energía Solar y la Energía Animada es posible considerar la existencia de
Centros de Transformación específicos o suponer que es un uso directo de la fuente
primaria.

También se halla vinculado a Centros de Transformación ubicados en el Resto del País:


Refinerías de Petróleo, Plantas Petroquímicas y Centrales Eléctricas del Servicio Público.

En el Resto del País existen importaciones desde el exterior de Petróleo y sus derivados y
se mantienen existencias variables de ambos productos.

El estudio, por lo tanto, debería estar en condiciones de asignar valores concretos a cada
uno de las actividades y flujos identificados para el año correspondiente.

11
Este Centro de Transformación produce fertilizantes orgánicos que completan la importación desde
el Resto del País de fertilizantes sintéticos.

61
Dichos valores podrán volcarse asimismo en la respectiva Matriz General del BEI del estudio
de caso, distinguiendo los flujos dentro del sistema y en el Resto del País, o podrán usarse
para completar los diagramas de flujo respectivos.

Con un diagnóstico descriptivo, como el realizado, del sistema socioeconómico de la villa y


su sistema energético, como así también las interacciones con el Resto del País o Región, y
adoptando las mismas estructuras y conceptos del BEI para la villa y el sistema mayor,
resultan totalmente comparables las conclusiones que se saquen para el estudio de caso
con las del sistema mayor.

62
7. Obtención del Consumo de Energía Útil por Fuentes y Usos

7.1 Introducción

La configuración del balance energético, como instrumento de análisis y de base para la


prospectiva energética, dependerá de las metodologías a emplear. Particularmente en lo
que hace al grado de detalle con que refleja los distintos componentes del sistema
energético.

La adopción de métodos analíticos para el estudio de los requerimientos energéticos12


permite precisar y direccionar la formulación de la política energética, y esto es de particular
importancia cuando se pretende introducir cambios estructurales que no son
adecuadamente reflejados cuando se emplean métodos agregados (Vg. modelos
econométricos).

Una mayor precisión en el estudio de los requerimientos energéticos hace necesario la


cuantificación de los mismos a partir del conocimiento del consumo de energía por usos y en
términos de energía útil, ya que este concepto está más asociado a la real satisfacción de
las necesidades.

Un determinado requerimiento de energía útil puede significar muy diferentes cantidades de


energía neta. Por ejemplo, la preparación de una determinada comida requerirá cantidades
mucho mayores de energía neta de Leña (rendimientos entre 5 y 20%) que de Gas
Distribuido (rendimiento de 50%) o de Electricidad (rendimiento de 80%).

Los niveles y estructura del consumo de energía por usos están fuertemente influenciados
por un conjunto de factores de orden ambiental, económico, tecnológico, social y cultural. El
clima, la población, ya sea en el ámbito urbano o rural, el nivel de actividad de la producción
de bienes y servicios medido por la producción física o el valor agregado según la rama, la
disponibilidad de ciertas fuentes energéticas y tecnologías de los artefactos de utilización, el
nivel de ingreso de las familias, las pautas culturales, etc. son ejemplos de las variables
explicativas del consumo de energía.

Dentro del enfoque esquematizado en la Figura 7.1, se vinculan las necesidades de las
familias y de las actividades productivas con los usos finales de la energía. Se entiende que
para satisfacer cierto nivel de un determinado uso se requiere una determinada cantidad de
energía útil. Esa cantidad de energía útil se podrá corresponder a su vez con diferentes
cantidades de energía neta, atendiendo a la fuente y al artefacto de utilización escogidos. En
este punto es donde se realiza el análisis de sustituciones.

Dentro de la metodología analítica de prospectiva de los consumos finales de energía, la


identificación de los factores estructurales (agrupados dentro de las dimensiones del
proceso de desarrollo económico y social) se concreta a través de la partición del conjunto
de los actores de consumo en módulos homogéneos.

Un módulo homogéneo es un conjunto de consumidores agrupados sobre la base de uno o


varios criterios sociales, económicos, demográficos, climáticos, espaciales, tecnológicos,
abastecidos con o sin determinadas fuentes energéticas, con una estructura similar en su

12
Hablamos de requerimientos de energía en el sentido que la energía no es una necesidad en sí
misma, sino que está ligada a la satisfacción de otras necesidades humanas, como: alimentación,
confort, transporte, producción de bienes, etc. También tiene un sentido más amplio al de demanda,
ya que considera las fuentes que se captan fuera del mercado: leña recolectada, residuos de
biomasa, energía solar, eólica, etc.

63
consumo energético; y para los cuales se espera un similar comportamiento ante
variaciones en los determinantes del consumo de energía.

Figura 7.1
Esquema del Consumo Final de Energía

Energía Neta Energía Útil

Artefactos
Fuentes Usos
de • Cocción
Utilización • Iluminación
• Acondic. de ambientes
• Conservación de alimentos
• .......................
• Calor de Proceso
• Fuerza Motriz

Ámbitos de Decisión de los


actores de consumo

Desarrollo Económico
y Social
Procesos de
Dimensiones: ambiental,
Sustitución tecnológica, económica,
social y cultural.

En las Figuras 7.2; 7.3; 7.4 y 7.5 se presentan ejemplos de la desagregación en módulos
homogéneos para los sectores Residencial, Industrial, Transporte y Servicios. Dicha
estructura dependerá del país o región en particular.

Figura 7.2
Módulos Homogéneos del Sector Residencial

Condiciones
Espacio- Región 1 Región 2 Región n
ambientales

Condiciones
Socio- Rural Urbano
espaciales

Condiciones del
Abastecimiento Electrificado No Con Gas Sin Gas
Energético Electrificado Natural Natural

Condiciones A M B M B A M B A M B Marg.
Sociales

= módulo homogéneo

64
Figura 7.3
Módulos Homogéneos del Sector Industrial

Regionalización Región 1 Región 2 Región n

Tipo de Hierro y Alimentos y Resto


Actividad Acero Bebidas Industrias

Condiciones del
Con Sin
Abastecimiento
Gas Natural Gas Natural
Energético

Tamaño Grande Mediana Pequeña Grande Mediana Pequeña

Tecnología T1 T2 T1 T2 T1 T2 T1 T2 T1 T2 T1 T2

= módulo homogéneo

Figura 7.4
Módulos Homogéneos del Sector Transporte

Modo Tipo de Vehículo Motor - combustible


• Gasolina
• Diesel
Automóvil • GLP
• Diesel
• GNC
Taxi • GLP
Carretero • GNC
Motocicleta • Gasolina
• Gasolina
Pasajeros Ómnibus • Diesel • Diesel
• Fuel Oil
Ferroviario Tren • Carbón
• Aeronafta • Electricidad
Aéreo Avión • Combustible Jet
• Gasolina
• Diesel
Pick up • GLP
• Gasolina • GNC
Carretero Camión < 2 Tn • Diesel
Camión > 2 Tn • Gasolina
• Diesel • Diesel
Carga • Fuel Oil
Ferroviario Tren • Carbón
• Electricidad
• Diesel
Fluvial y Marítimo Barco • Fuel Oil
• Carbón

= módulo homogéneo

65
Figura 7.5
Módulos Homogéneos del Sector Servicios

Regionalización Región 1 Región 2 Región n

Tipo de Comercios Hoteles y Hospitales Administración


Actividad Restaurantes Pública

Condiciones del Con Sin


Abastecimiento Gas Natural Gas Natural
Energético

Tamaño Grande y Mediano Pequeño Grande y Mediano Pequeño

Carácter Público Privado Público Privado Público Privado Público Privado

= módulo homogéneo

Los Balances Energéticos de Base, que llegan al nivel de consumos de Energía Neta (o
Final) por sectores, no presentan los consumos de energía por módulos homogéneos.
Algunos avanzan en la desagregación sub-sectorial, por ejemplo: el Transporte por modos,
en carretero, ferroviario, aéreo y fluvial y marítimo; la Industria por principales ramas; etc.
Pero en la mayoría de los casos, para obtener estas desagregaciones se hacen
estimaciones siguiendo criterios más o menos simplificados. Sin embargo, ello sería factible
si las empresas encargadas de la distribución de las fuentes comerciales incorporaran un
registro adicional en sus sistemas de información que clasifique los consumidores por
módulo homogéneo. Obviamente esto no es posible para las fuentes no comerciales, que
captan directamente los usuarios, como la Leña, los Residuos de Biomasa, Energía Solar,
etc.

Los consumos de energía por usos, tanto en energía neta como en energía útil, no es
posible registrarla estadísticamente (al menos en términos reales). Por ello, para obtener
esta información es necesario recurrir a la realización de encuestas energéticas, cuyo
procedimiento se describe en este capítulo.

También, las encuestas energéticas permitirán obtener las desagregaciones de los


consumos de energía por módulo homogéneo y obtener los consumos de las fuentes
captadas directamente por los usuarios.

7.2 Matrices de Consumo de Energía Neta y Útil por Fuentes y Usos

Para cada módulo homogéneo se elaboran las matrices de consumos por fuentes y usos, en
Energía Neta y en Energía Útil.

Este es el paso previo a la elaboración de las matrices de Consumo de Energía Neta por
Usos, de Consumo de Energía Útil por Fuentes y Consumo de Energía Útil por Usos del

66
Balance Energético Integral descriptas en el capítulo 6 (Matrices 8, 9 y 10 de las Tabla 6.3 y
6.4).

En la Tabla 7.1 se presenta la matriz de Consumo de Energía Útil por Fuentes y Usos. La
misma proporciona información básica para el estudio de los requerimientos de energía.

Las filas corresponden a los usos de la energía y las columnas a las fuentes consumidas; y
en la última columna se calcula el total del consumo útil en el uso. De esta columna se
puede ver el nivel de satisfacción de los requerimientos energéticos según el uso. En cada
fila, se puede ver con qué fuentes se satisface cada uso, o sea el grado de competencia
entre fuentes. Esta información es el punto de partida para el análisis de sustituciones entre
fuentes energéticas.

Considerando cada columna, se puede ver como se distribuye el consumo de una fuente en
los distintos usos.

Tabla 7.1
Consumo de Energía Útil por Fuentes y Usos (Tep)
Región: Sector:
Módulo homogéneo:
USOS\FUENTES Fuente 1 Fuente 2 Fuente 3 …. …. Fuente n Total
Uso 1
Uso 2
Uso 3
.
.
.
.
Uso m
Total

La matriz de Consumo de Energía Neta por Fuentes y Usos tiene la misma estructura que la
anterior y se presenta en la Tabla 7.2.

Tabla 7.2
Consumo de Energía Neta por Fuentes y Usos (Tep)
Región: Sector:
Módulo homogéneo:
USOS\FUENTES Fuente 1 Fuente 2 Fuente 3 …. …. Fuente n Total
Uso 1
Uso 2
Uso 3
.
.
.
.
Uso m
Total

Como cociente entre la matriz de energía útil y la matriz de energía neta se obtiene la matriz
de rendimientos de utilización promedio para cada fuente según el uso en el que se utiliza

67
(Tabla 7.3). En la última columna los rendimientos totales por uso, y en la última fila los
rendimientos por fuente. La última celda indica el rendimiento total del consumo de energía
del módulo homogéneo.
Tabla 7.3
Rendimientos por Fuentes y Usos (%)
Región: Sector:
Módulo homogéneo:
USOS\FUENTES Fuente 1 Fuente 2 Fuente 3 …. …. Fuente n Total
Uso 1
Uso 2
Uso 3
.
.
.
.
Uso m
Total

De esta última matriz se puede apreciar la eficiencia del consumo energético según la fuente
y uso y con ello poder evaluar medidas o programas de uso eficiente de la energía y del
potencial de ahorro.

7.3 Diseño de las Encuestas Energéticas

7.3.1 Objetivos de las Encuestas

Las encuestas sobre consumo y usos de la energía persiguen los siguientes objetivos:

a) Estimar los consumos de energía neta por sectores.

Ello es necesario para aquellas fuentes no comerciales, donde el usuario las capta
directamente de la naturaleza. El principal caso en los países en desarrollo es la Leña
recolectada, aunque también suele serlo la Leña que se comercializa ya que el
vendedor normalmente no registra a que tipo de usuario va destinada. Los otros casos
son las renovables como los Residuos de Biomasa, la Energía Solar y la Energía
Eólica. Aunque en estas dos últimas, si existen registros oficiales que cubran más o
menos la totalidad del universo puede hacerse una estimación de los consumos sin
recurrir a encuestas.

También es necesario realizar encuestas si se desea obtener una mayor precisión de


los consumos de energía neta por sector en el caso de los derivados del Petróleo. Las
empresas comercializadoras no suelen registrar, o procesar, la información de sus
ventas por tipo de usuario o rama de actividad. Las desagregaciones sectoriales que se
presentan en los Balances de Base normalmente se realizan haciendo estimaciones
con criterios simplificados. Ejemplos donde las encuestas con esta finalidad serían más
necesarias son el Gas Licuado, el Diesel y el Fuel Oil.

b) Estimar los consumos de energía neta y útil por fuentes y usos por módulo homogéneo.

Necesarios para la elaboración del Balance Energético Integral y la aplicación de


metodologías analíticas para el estudio de los requerimientos energéticos.

Estas encuestas incluyen los resultados descriptos en el apartado a) anterior.

68
En caso de disponer de un presupuesto acotado para la realización de las encuestas, u
otro tipo de limitaciones, se sugiere realizar las encuestas por sectores con la siguiente
prioridad:

En primer lugar las encuestas a los sectores Residencial e Industrial. Aquí es donde se
presenta una mayor diversidad de usos y fuentes, además de ser sectores de alto
consumo energético en relación a los demás.

En segundo lugar el sector Servicios, que si bien tiene diversidad de usos y fuentes, los
consumos de energía tienen menor peso relativo en el balance energético.

Luego las encuestas al sector Transporte. Si bien este es en muchos países el mayor
consumidor de energía, las fuentes consumidas no son tantas por modo de transporte y
el uso de la energía es uno solo: Fuerza Motriz. Si se dispone de información confiable
del parque de vehículos por tipo, se puede estimar los consumos desagregados por
fuente y módulo homogéneo en función del recorrido anual medio y el consumo
específico [lt/km u otra unidad]. El consumo útil se calcula con rendimientos estándar
por tipo de vehículo.

Finalmente, realizar las encuestas del sector Productivo Rural. Normalmente este es un
sector de bajo consumo energético; y, con información secundaria sobre superficie por
tipo de cultivo y las cuentas culturales o costos operativos que elaboran los organismos
de investigación agropecuaria, se pueden estimar con cierta precisión los consumos por
fuentes y usos, en energía neta y útil.

7.3.2 Etapas para el desarrollo de las Encuestas.

El diseño y realización de las encuestas energéticas debe seguir las técnicas de muestreo
estadístico, entonces también es competencia de estadísticos y técnicos especializados en
encuestas. Normalmente se consiguen los mejores resultados cuando se integra un equipo
multidisciplinario: especialistas en encuestas por un lado y analistas energéticos por otro.

Las encuestas energéticas tienen cierta similitud con las encuestas de gastos e ingresos de
los hogares y las encuestas permanentes a las actividades productivas que normalmente
realizan los organismos estadísticos oficiales de los países.

En líneas generales, las etapas para el desarrollo de las encuestas energéticas son las
siguientes

1. Diseño del cuestionario


2. Diseño de las muestras
3. Capacitación de encuestadores y supervisores de campo.
4. Realización de la encuesta piloto
5. Planificación del trabajo de campo
6. Programas de procesamiento de la información
7. Realización del trabajo de campo
8. Crítica-codificación de los formularios llenados
9. Carga de datos
10. Procesamiento (“cierre” de cada encuesta y expansión de los resultados)

69
7.3.3 Diseño del cuestionario

La información a relevar por el cuestionario es la siguiente:

1. Variables explicativas del consumo energético: hogar (personas), producción física,


valor agregado, cantidad de habitaciones o camas, superficie cubierta, superficie
cultivada, etc.

2. Compras y/o apropiaciones (caso de la Leña recolectada) anuales de cada una de


las fuentes energéticas consumidas.

3. Se relevan todos los equipos o artefactos que consumen energía, preguntándose:


− Tipo de artefacto (define el uso)
− Cantidad
− Fuente consumida
− Potencia (capacidad o tamaño)
− Horas anuales de utilización, eficiencia, factor de capacidad, etc.

4. Autoproducción de energía: Electricidad, Residuos de Biomasa, etc.

5. Datos adicionales para el procesamiento de la encuesta: tipo de vivienda,


descripción del proceso productivo, régimen de trabajo, etc.

6. Variables para la expansión de la muestra (puede ser distinta de 1.), Ej.: personal
ocupado, ventas, etc.

7. Otras informaciones de interés: problemas energéticos, proyectos de sustituciones o


eficiencia energética, costos totales, ampliaciones, etc.

EL cuestionario debe especificarse para cada sector y también, en caso de ser necesario,
para los diferentes módulos homogéneos.

El diseño formal de los cuestionarios requerirá especial atención para asegurar la eficiencia
del trabajo de campo y la calidad de la información relevada. Es fundamental que el mismo
esté adecuado a las modalidades de consumo energético del país y a la terminología usual,
como así también deberán tenerse en cuenta pautas culturales para la realización de las
entrevistas. Esto hace muy necesaria la participación de técnicos locales especializados en
encuestas para el diseño de los cuestionarios.

7.3.4 Procesamiento de la información

El procesamiento de la información relevada en los cuestionarios tiene por finalidad principal


obtener del consumo de energía neta y útil por fuente y uso para cada módulo homogéneo.

Para ello se seguirán, siempre en términos generales, los siguientes pasos:

1. Se calcula el consumo neto anual de la fuente i en el uso j por el equipo k:

CNijk = nijk x Pijk x Hijk x Fcijk

donde:
nijk: cantidad de artefactos del mismo tipo, potencia y modalidad de uso
Pijk: potencia del artefacto
Hijk: horas de utilización

70
Fcijk: factor de carga

2. Se suman los consumos de energía neta de todos los equipos de cada fuente i y se
los compara con las compras o ingresos de dichas fuentes. Se procede al “cierre” de
cada encuesta igualando ambos términos.

3. Se calcula el consumo útil de la fuente i en el uso j por el equipo k:

CUijk = CNijk x ηUijk

donde:
ηUijk: rendimiento del artefacto o equipo

4. Se obtienen las matrices de consumo de energía neta y útil por fuentes y usos de la
muestra.

5. Se expanden los resultados de la muestra al universo, utilizando las variables de


expansión.

6. Se suman dichas matrices de cada módulo homogéneo para obtener las totales del
sector y se comparan los consumos netos de la fuente i con los valores de referencia
del Balance Energético de Base. Se obtiene un factor de ajuste i (Fai), para cada
fuente y sector, como cociente entre el valor de Balance y el valor expandido.

7. Se aplica el factor de ajuste i a cada uno de los consumos por usos de la fuente i de
las matrices expandidas obtenidas en 5. Quedan los resultados ajustados y
definitivos de las matrices de fuentes y usos.

71
72
8. Metodología para realizar el Balance de Reservas de Energía Primaria

Tradicionalmente, la información sobre reservas energéticas de fuentes no renovables y


sobre el potencial de las fuentes renovables, se suministra en forma aislada para cada una
de ellas y en sus unidades propias de medición.

Además, en la mayoría de los casos, los valores correspondientes se publican en forma


específica y sin dar una explicación de las variaciones producidas entre una estimación y
otra.

La excepción en este sentido se encuentra en el caso del Petróleo y el Gas Natural, fuentes
para las cuales normalmente es posible obtener valores anuales sucesivos y, en algunos
casos, una explicación de los factores que motivaron los cambios en cada año.

En los estudios energéticos más generales se suele dar la información de las reservas y los
potenciales de las diferentes fuentes disponibles en un sistema, pero siempre en las
unidades propias de cada una de ellas y sin indicación precisa de la fecha de la estimación.

Esta forma de presentación hace muy difícil evaluar la importancia relativa de cada una de
ellas para un sistema energético dado, y por ende la selección de una política de
abastecimiento adecuada.

Es por ello que consideramos imprescindible definir una metodología que permita presentar,
de una manera coherente y en una unidad común (Tep), las reservas y el potencial de todas
las fuentes no renovables y renovables de un sistema energético, así como el total
correspondiente.

El primer intento de hacerlo, según nuestro conocimiento, se puede encontrar en un trabajo


mimeográfico sobre "La Energía en la Argentina" (10) publicado por Fundación Bariloche.

Esta metodología fue posteriormente adaptada en publicaciones energéticas oficiales de


varios países latinoamericanos (Argentina, Colombia, Costa Rica) y existe una estimación
de este tipo para el conjunto de la región en un estudio sobre Fuentes No Convencionales
de Energía (11) y en una publicación reciente del BID.

Para lograrlo, se presentan dos problemas de carácter general y varios de carácter


particular, que es necesario resolver con ciertos criterios lógicos y sistemáticos.

8.1 Problemas Generales

El primer problema se presenta al querer agregar las fuentes renovables y las no


renovables.

Para las primeras es posible definir un Potencial anual aprovechable, que corresponde a la
porción del flujo total anual que es posible captar para fines energéticos, en las condiciones
técnicas y económicas del momento en que se realiza la estimación. Dicho valor es un flujo
anual.

Para las segundas, por el contrario, se define normalmente una Reserva comprobada que
corresponde a la fracción del volumen total identificado que es factible extraer en las
condiciones técnicas y económicas del momento en que se realiza la estimación. El valor
respectivo corresponde a una existencia.

73
Existen aún otros casos en que la distinción no es tan clara y puede interpretarse el
problema tanto desde el punto de vista de un flujo como de una existencia.

Por ejemplo, no resulta claro en todos los casos si un yacimiento geotérmico es un recurso
renovable o no renovable. Ello dependerá de que el mismo tenga una recarga natural o no.

Otro ejemplo es el de un bosque, natural o implantado, que puede ser considerado como la
existencia total de la masa boscosa o en función exclusiva de su productividad anual.

Para resolver el problema general de asimilar flujos y existencias se propone utilizar la


conocida relación Reservas/Producción de uso difundido en la industria petrolera.

Dicha relación indica el número de "años" durante los cuales podrá mantenerse en forma
constante la producción de un año dado con las Reservas Probadas de ese mismo año.

Consideramos que en el caso de los recursos renovables es posible invertir el razonamiento,


y asignar a cada uno de ellos un cierto número de "años" de manera de poder calcular un
valor de la “Reserva" de la fuente considerada.

Aquí se abren varías posibilidades para elegir dicho número de “años" y cualquiera de ellas
tendrá un cierto grado de arbitrariedad como sucede en todas las convenciones utilizadas en
la estadística para agregar productos no homogéneos.

Una posibilidad, es fijar un número de “años” común para todas las fuentes renovables y el
mismo surgiría de la relación R/P de la fuente no renovable más importante (Ej. el Petróleo o
el Carbón Mineral). Ello aseguraría cierta “homogeneidad” a los valores obtenidos y evitaría
que se favorezca a una u otra fuente en particular en el proceso de conversión.

Otro criterio a utilizar sería fijar un número de “años” específicos para cada fuente, en
función de sus características particulares. Por ejemplo en el caso de la Hidroelectricidad
podría tomarse la vida útil de la central o la vida útil de la represa. En el caso de la Leña, el
período medio de crecimiento de las especies consideradas en cada bosque particular. En el
caso de la Energía Solar o Eólica, la vida útil de los artefactos utilizados para su captación.
Y así siguiendo.

Lo fundamental en este terreno es elegir un criterio, aplicarlo en forma sistemática a través


del tiempo, y mencionarlo en forma explícita al pie de la estimación correspondiente.

También resulta aconsejable dar simultáneamente los valores en las unidades propias de
cada fuente y en Tep.

El segundo problema de carácter general, es el del criterio a utilizar para convertir a Tep las
cantidades de aquellas fuentes que no tienen un Poder Calorífico Inferior (PCI) definido. Es
el caso de la Energía Hidráulica, la Solar y la Eólica

Este problema puede resolverse con dos criterios: a) midiendo las cantidades de energía
secundaria obtenida (Ej. Electricidad) y dividirla por los rendimientos del equipamiento a fin
de obtener la cantidad insumida de energía primaria; y, b) utilizar el equivalente calórico del
combustible alternativo y tecnología que rinde el mismo servicio.

Una vez definidos ambos problemas será posible calcular la "Reserva" de un recurso
renovable

Como ejemplo, supongamos que en un sistema se ha identificado un potencial


hidroeléctrico, técnica y económicamente explotable de 3.500 GWh. En dicho sistema las

74
centrales térmicas equivalentes consumen, en promedio 0,3 Tep/MWh y se estima que la
vida útil de una central hidroeléctrica es de 30 años.

La “Reserva" hidroeléctrica de ese país sería igual a:

3.500.000 MWh/año x 0,3 Tep/MWh x 30 años = 31,5 x 106 Tep

De manera similar se calcularían las "Reservas" de las demás fuentes renovables.

Los mismos criterios definidos para medir los valores absolutos de "Reservas" iniciales o
finales, pueden ser utilizados para valorizar las variaciones anuales provocadas por nuevos
"descubrimientos” o revisiones de las estimaciones anteriores.

8.2 Problemas Específicos

8.2.1 Introducción

También existen una serie de problemas específicos, vinculados a cada fuente en particular,
que deberían ser objeto de los correspondientes estudios.

A continuación se hará una somera enumeración de algunos de dichos problemas.

El análisis se realizará, lógicamente, para las fuentes energéticas primarias, a las que se
agrupará en Renovables y No Renovables.

Como Fuentes Energéticas Primarias Renovables (FEPR) se considerará a las siguientes:

− Leña
− Residuos de Biomasa
− Hidráulica
− Solar
− Eólica

Como Fuentes Energéticas Primarias No Renovables (FEPNR) se tendrá en cuenta a las


siguientes:

− Petróleo
− Gas Natural
− Carbón Mineral
− Uranio
− Geotérmica

En el caso de las FEPR, por tratarse de flujos y no de stocks energéticos, se denominará


Potencial a la “Reserva" de las mismas.

En cambio, para las FEPNR se denominará Reserva a la parte comprobada del recurso
energético.

La ecuación del Balance de Reservas para las FEPNR y la Leña es la siguiente:

BR6 = BR1 + BR2 + BR3 - BR4 (8.1)

75
donde:
BR1: Reservas o Potenciales iniciales
BR2: Descubrimientos y/o Reajustes
BR3: Reinyección
BR4: Producción
BR6: Reservas o Potenciales finales

La formulación (8.1) para el caso de las energías Hidráulica, Solar, Eólica y Residuos de
Biomasa se convierte en:

BR2 = BR6 - BR1 + BR4 - BR5 (8.2)

donde:
BR5: Reposición de la Producción.

Es decir que no se incluye a la Reinyección por las características renovables de dichas


fuentes y se deduce la Reposición de la Producción.

El cálculo se realiza para los "Descubrimientos" que tienen el carácter de incremento o


disminución del Potencial inicial del Recurso.

8.2.2 Leña13

Esta fuente puede analizarse como un flujo o como un stock.

El "recurso" renovable es en este caso la tierra, donde se pueden plantar especies


forestales y donde las mismas crecen, incluso en los bosques naturales. Es decir que se
verifica un “Potencial anual de producción de masa forestal energética", expresada en
general en kg/ha.

Pero puede considerarse el "stock" de masa forestal energética (en Tn) que existe en un
territorio dado y en un año dado, como el equivalente a una “Reserva de masa forestal”.

a) Como stock (Reservas)

- Recurso Forestal Bruto Total (RFBT):

RFBT = Σj (has totales)j x (Tn/ha)j = . . . . . . [Tn]

Este concepto incluye la masa forestal de todas las especies, siendo j las especies.

Se dice que RFBT es igual al producto de las hectáreas totales de bosque (sea natural o
plantado) multiplicadas por el rendimiento en toneladas de madera por hectárea de cada
especie j.

- Recurso Forestal Energético Bruto (RFEB):

RFEB = Σi (has totales especies energéticas)i x (Tn/ha)i x (kcal/Tn)i = . . . . . . [kcal]

13
Ver Bravo V.: “Sobre los conceptos de Recurso y Reserva Forestal" IDEE, 1984.

76
Este concepto se refiere exclusivamente a las especies forestales con finalidades
energéticas (i). Es decir, aquellas aptas para obtener Leña, Carbón Vegetal, gas, etc.

El valor del RFEB se obtiene en kcal conocido el Poder Calorífico Inferior de las especies
forestales energéticas14.

- Recurso Forestal Energético Extraíble (RFEE):

RFEE = Σl (has totales especies energéticas extraíbles)l x (Tn/ha)l x (kcal/Tn)l = . . . . . [kcal]

De las especies forestales j ó i aptas para ser consideradas energéticas, una parte de ellas
no puede o no debe considerarse como utilizable por las razones siguientes:

− Inaccesibilidad: las especies están fuera del alcance de los medios de extracción
disponibles.
− Parques Nacionales y Reservas: las especies se encuentran en zonas vedadas para
su extracción.
− Protección de erosión del suelo y cuencas hídricas: las especies son protectoras de
los ecosistemas y les confieren estabilidad.

Entonces las especies l son aquellas que superan las restricciones anteriores.

- Recurso Forestal Energético Económicamente Extraíble (RFEEE):

Es el RFEE que es a su vez económicamente extraíble. Es decir, que los costos de


extracción, rodeo y acondicionamiento de la masa forestal no superan los beneficios que de
su utilización se derivan.

Este concepto equivale al de una Reserva y es el que debe incorporarse al Balance. En este
caso a la Leña se la analiza como un stock y no como un flujo.

b) Como Flujo (Potencial)

- Potencial Anual de Extracción (PAE) [Tn/año] o Productividad Promedio:

La superficie forestal correspondiente a la que se denomina RFEEE, genera anualmente un


volumen de masa forestal en Tn/ha-año.

Estas [Tn/ha-año] multiplicadas por las ha de dicha superficie forestal, permiten obtener el
(PAE) en [Tn/año].

Este valor se puede expresar también en [kcal/año].

- Producción Anual (PA) [Tn/año]:

Es la cantidad de masa forestal energética producida (o sea extraída) por año en un espacio
dado (provincia, región, país).

También puede expresarse en [kcal/año].

14
Para obtener los Poderes Caloríficos de las especies forestales, consultar la Publicación IDEE:
“Metodología para obtener información sobre Combustibles Vegetales”, 1986.

77
- Explotación Minera del Recurso Forestal:

Cuando: PAE < PA, se dice que el bosque se explota como una mina. O sea, como si se
tratara de un recurso No Renovable, ya que con ese ritmo al cabo de t años la masa forestal
desaparecería.

- Potencial como Reserva (P):

Para calcular la "Reserva” de Leña, a partir del Potencial Anual de Extracción (PAE) se
procede del modo siguiente:

P = PAE [Tn/año] x Edad media especies [años] = . . . . . [Tn]

También se puede expresar en [kcal] con el PCI [kcal/Tn]

En forma simplificada se puede calcular P con la PA.

c) Ejemplo Argentina 1974

c1) Como stock

En la siguiente tabla se hace el cálculo de RFBT, RFEE y RFEEE.

Superficie Rendimto. RFBT Utilizable RFEE Destino Destino RFEEE


6
[10 has] [Tn/ha] 6
[Tn x 10 ]
6
[Tn x 10 ] Madera Energético 6
[Tn x 10 ]
A B C= A x B D E=CxD F G E x (1-F) x G
Bosques energéticos 12 16.6 199 85% 169 10% 77% 117
Bosques maderables 27 54.4 1469 85% 1248 30% 77% 673
Montes achaparrados 21 0.5 11 -
Parques Nacionales 1 64.0 64 -
Plantaciones comerciales 0.336 232.0 78 100% 78 22% 17
TOTAL 1820 1496 807

La Reserva Forestal total para fines energéticos es de 807 x 106 Tn, que incluye la Leña y
los Residuos Forestales.

Calculamos la Reserva de Residuos Forestales:

RFEE Destino Fracción Residuo


6 Madera Residuo 6
[Tn x 10 ] [Tn x 10 ]
A B C A x (1-B) x C
Bosques energéticos 169 10% 5% 8
Bosques maderables 1248 30% 22% 192
Plantaciones comerciales 78 22% 17
TOTAL 1496 217

La "Reserva" de Residuos Forestales que pasa al cálculo del Potencial de Residuos de


Biomasa es de 217 x 106 Tn.

En consecuencia la “Reserva” de Leña sería de 590 x 106 Tn ((807 - 217) x 106 Tn).

Este valor sería la Reserva Inicial de Leña del Balance. Los Descubrimientos equivalen al
crecimiento durante el período inicial y final del análisis del bosque natural y el comercial. La
Producción equivale a las extracciones de Leña durante el periodo. Luego, la Reserva Final
se calcula:

78
R f = R i + Descubrimientos – Producción

La "Reserva" de Residuos Forestales que pasa al cálculo del Potencial de Residuos de


Biomasa es de 217 x 106 Tn.

c2) Como Potencial o Flujo

Se calcula la Reserva Inicial a partir de la Producción Anual:

R i = PA x Vida útil media

Sea:

R i = 29.4 x 106 [Tn/año] x 20 años = 589 x 106 Tn.

Los Descubrimientos:

Se estiman según la tasa de crecimiento en el período de la masa forestal.

Por ejemplo: 1.5% anual.

Desc = 0.015 x 589 x 106 Tn = 8.8 x 106 Tn

Se supone que el cálculo se realiza para un período final, un año posterior al inicial.

La Producción en el período final es un dato, Ej.: 27 x 106 Tn.

Luego se calcula la Reserva Final:

R f = R i + Desc – Producción f

En el ejemplo:

R f = 589 x 106 Tn + 8.8 x 106 Tn - 27 x 106 Tn = 570.8 x 106 Tn

8.2.3 Residuos de Biomasa

Se trata de los Forestales, Agrícolas, Pecuarios y Agroindustriales.

Los conceptos:

- Potencial Bruto Total (PBT): 15

Equivale a toda la producción de RB generada en un año.

- Potencial Bruto Energético (PBE):

Se refiere a la parte del PBT que puede utilizarse energéticamente. Es decir que del PBT
deben deducirse los RB que se emplean, o es conveniente que se empleen, como materias

15
Ver la forma de calcular la Producción Anual en el Anexo II: “Cálculo de los Residuos de Biomasa".

79
primas, como fertilizantes orgánicos, como alimento animal, para mantener las capas fértiles
del suelo y/o para sostener el ecosistema.

- Potencial Energético Económico (PEE):

Es la parte del PBE que técnica y económicamente serían utilizables energéticamente. Es


decir, aquellos cuyos costos de recolección, almacenamiento, acondicionamiento, transporte
y combustión resultan técnica y económicamente convenientes.

El valor de la "Reserva" a volcar en el Balance se deduce a partir del PEE, del modo
siguiente:

La Reserva Inicial = R i:

R i = PEE i [Tn/año] x vida útil (años)

Los criterios para determinar la vida útil dependen de cada tipo de RB.

- Para los Residuos Forestales es función de la vida media de las especies forestales. Por
ejemplo 20 años.
- Para los Residuos Agrícolas es función del número de años en que se agotaría la tierra
donde se cultivan, si se sembrara ininterrumpidamente dicho cultivo. Por ejemplo 5 años.
- Para los Pecuarios es función de la vida útil de la especie animal de que se trate. Ej.: 10
años caballos; 5 años porcinos; y 8 años bueyes.
- Para los Agroindustriales es función de la vida útil del establecimiento. Ej.: 30 años

La Reserva Final = R f:

Se estima igual que la R i, pero para el período final.

Los PEE f se calculan como los PEE i.

Los Descubrimientos se obtienen por cálculo:

Desc = R f – R i

8.2.4 Energía Hidráulica

Los conceptos:

- Potencial Teórico Bruto (PTB):

Es la energía y potencia obtenibles de todos los flujos y caídas de agua existentes en un


sistema.

- Potencial Técnicamente Equipable (PTE):

Es la parte del PTB que puede captarse a través del equipamiento técnicamente realizable.

80
- Potencial Económicamente Equipable (PEE):

Es el que resulta conveniente aprovechar por sus costos y con la tecnología disponible. Este
es el concepto que se utiliza para completar el Balance de Reservas. Estos datos se
encuentran disponibles en las empresas eléctricas y se obtienen en energía [GWh/año] y en
potencia garantizada [MW].

Para obtener la "Reserva" se multiplica el PEE por la vida útil de las Centrales, o sea

R i = PEE (GWh/año] x vida útil [años]

En general, se toman 30 años a 50 años como vida útil.

- Producción: para calcular este valor ver el Anexo 3.

Los valores en kcal se obtendrán empleando el coeficiente teórico de la Electricidad (860


kcal/kWh) o el coeficiente de equivalencia del equipamiento térmico, por ejemplo 2200
(kcal/kWh).

8.2.5 Energía Solar

Es la que incide anualmente sobre nuestro planeta y en consecuencia sobre el territorio en


estudio.

Los conceptos:

- Potencial Bruto (PB):

Es toda la radiación global que incide anualmente sobre el territorio en estudio.

Por ejemplo, los datos pueden oscilar entre 8 y 12 kcal/cm2-mes durante los meses de
invierno; y entre 16 y 20 kcal/cm2-mes en los meses de verano.

La incidencia, se mide sobre el plano horizontal y se estima según la latitud del lugar, para
cada uno de los meses del año.

Luego:

PB = Sup. [km2] x ∑ j=112 Rsj [kcal/cm2-mes) x 1010 [cm2/km2] = . . . . . . [kcal/año]

donde:
Sup.: Superficie del territorio
Rsj: Radiación global para el mes j

- Potencial Neto Económico (PNE) [kcal/año]:

Es la radiación global anual captada a través de un artefacto o equipo existente en el


sistema. Es decir, que solamente se considerará como potencial de energía solar, aquella
radiación que es efectivamente utilizada por un captador solar. Por ejemplo: panel
fotovoltaico, colector plano y/o concentrador.

Este concepto equivale también al de Producción Anual de energía solar.

81
PNEc = PBc x ηc

donde ηc es el rendimiento del captador16.

Los captores se obtendrán de las encuestas que se ejecutan para alimentar al Sistema de
Informaciones Energéticas.

La Reserva, a incluir en el Balance, ya sea la inicial o final, se calcula multiplicando al PNE


por la vida útil del captador.

R i = PNE i [kcal/año] x vida útil del captador [años] = . . . . . [kcal]

Las vidas útiles aproximadas (aún no hay experiencia suficiente) serían las siguientes:

Colectores planos: 20 años


Concentradores: 30 años
Fotovoltaica: 30 años

Los valores pueden llevarse directamente a Tep (1 Tep = 107 kcal) o utilizar el equivalente
de la alternativa que produce un servicio similar:

- Colectores Planos: el equivalente al Gas Licuado de Petróleo, o sea que las kcal solares
se transforman en Tep de Gas Licuado equivalentes.
- Concentradores para generar calor: equivalente al Fuel Oil.
- Concentradores para producir electricidad: equivalente de central térmica, Ej. 2200
kcal/kWh.
- Fotovoltaica: equivale al rendimiento de un grupo electrógeno a gasolina o sea: 6500
kcal/kWh.

8.2.6. Energía Eólica

Los conceptos:

- Potencial Eólico Bruto (PEB):

Se deduce de acuerdo a los mapas mensuales de vientos del territorio, suponiendo que la
velocidad de los mismos (V en km/h) incide sobre una superficie plana de 1 m2. El flujo
mensual de vientos es el equivalente, conceptualmente, a los caudales de un
aprovechamiento hidroeléctrico. Es decir, que debe obtenerse la velocidad media mensual
garantida de los vientos en el territorio de que se trate.

Luego, según la ley de Betz se deduce la Potencia Máxima eólica (PM):

PM [kW/m2] = 8.1186 x 10-6 x (V [km/h])3

donde: 8.1186 x 10-6 es un coeficiente para transformar las unidades.

16
Colectores planos = 40%; concentradores para producir calor = 50%; concentradores para producir
electricidad (parabólicos) = 20%; paneles fotovoltaicos para producir electricidad = 10%. Solar Energy
task progress report - IASA, Austria, 1977.

82
Luego:

PEB [kWh/m2-año] = t [hs/año] x (V [km/h])3 x 8.1186 x 10-6

donde:
t: es la duración del viento en horas por año.

O sea que PEB se expresa como un flujo anual de energía por m2 de superficie incidente.

- Potencial Eólico Neto (PEN):

Lo mismo que para la Energía Solar, el potencial dependerá del captador de energía eólica
(molino o aerogenerador).

La Potencia Neta (PN):

PN [kW] = PM [kW/m2] x ηc x a [m2].

donde:
ηc : rendimiento del captador
60% para molinos
54% para aerogeneradores
a: superficie del captador

PEN [kWh/año] = PN [kW] x t [h/año]

Veamos un ejemplo para un molino:


- diámetro: 1,83 metros
- ηc = 60%
- V = 11 km/h
- t = 365 h/año

PEN = 365 [h/año] x 113 [km/h]3 x 0,6 x 2,63 [m2] x 8.1186 x 10-6 = 6 [kWh/año]

La Producción Anual de energía eólica es equivalente al PEN. Luego, para obtener la


Producción deben conocerse, a partir de las encuestas, el número de molinos y
aerogeneradores en operación.

La Reserva, tanto inicial como final, que se incluirá en el Balance, se calcula del modo
siguiente:

R i [kWh] = (PEN i [kWh/año] x vida útil del captador [años]) / ηe

donde: ηe es el rendimiento de equivalencia para molinos

La vida útil de los captadores:


Molino : 30 años
Aerogenerador : 15 años

Para obtener los valores en Tep se usarán los coeficientes de equivalencia siguientes:

Para molinos: motobomba a Nafta = 2030 kcal/kWh

83
Como la Reserva está medida en el molino como captador, debe tenerse en cuenta el
rendimiento en la bomba: ηe = 0.3

Para aerogeneradores: grupo electrógeno a Nafta: 6500 (kcal/kWh)

8.2.7 Petróleo y Gas Natural

Los conceptos:

- Volumen “in situ”: es la cantidad total de Petróleo o Gas Natural contenido en la roca
reservorio de un yacimiento considerado técnica y económicamente explotable.

- Reserva Comprobada: es la cantidad de Petróleo o Gas Natural recuperable


económicamente del Volumen “in situ” de un yacimiento comprobado con la tecnología
existente al momento de la estimación.

En el caso del Gas Natural debe distinguirse entre Gas Asociado, Gas de Yacimientos de
Condensado y Gas Libre.

Este concepto de Reserva Comprobada es el que se vuelca en el Balance. La información


se obtendrá en la empresa petrolera.

- Reserva Probable: es la cantidad de Petróleo o Gas Natural recuperable económicamente


del Volumen “in situ” de un yacimiento que se estima será descubierto, con un grado
apreciable de certeza, y con la tecnología existente al momento de la estimación.

- Reserva Posible: es la cantidad de Petróleo o Gas Natural recuperable económicamente


del Volumen “in situ” de un yacimiento, que se estima será descubierto con un bajo grado de
certeza, y con la tecnología existente al momento de la estimación.

- Reserva Especulativa: es la cantidad de Petróleo o Gas Natural recuperable


económicamente del Volumen “in situ” de yacimientos que se supone podrán descubrirse sin
sustento geológico o geofísico y con la tecnología existente al momento de la estimación.

Los conceptos: Reserva Probable, Posible y Especulativa, no se incluirán en las matrices del
Balance.

- Descubrimientos: si no se consiguiera la información para este concepto, pero sí para las


Reservas Finales, se calcularía según la formulación:

BR2 = BR6 + BR4 - BR1 - BR3

8.2.8 Carbón Mineral

Los conceptos:

- Reservas Probadas: es la cantidad total de carbón cuantificado en los mantos (es el


equivalente al Volumen “in situ” de Petróleo).

84
- Reservas Recuperables: es la cantidad de carbón extraíble económicamente de un manto
con la tecnología existente en el momento de la estimación. Este concepto constituye la
Reserva que se incluirá en el Balance. La información se recabará en la empresa carbonera.

- Reservas Probables: es un concepto similar al mencionado para el Petróleo.

- Descubrimientos: igual que en Petróleo.

8.2.9. Uranio

- Recursos Razonablemente Asegurados (RRA): Es la cantidad de Uranio (U) que puede ser
extraído a un costo menor a US$ 80 el kg de U o a menos de US$ 30 la libra de U3O8.

Equivale al concepto de Reserva y es lo que se incluye en el Balance.

- Recursos Adicionales Estimados (RAE): son las cantidades que pueden ser extraídos
hasta un costo entre 80 y 130 US$ el kg de U.

- Recursos Especulativos: Equivalen al concepto de Reserva Especulativa mencionado para


el Petróleo.

- Equivalencia Energética: si no se dispone de una estimación propia para expresar los


valores en Tep, se utilizará la siguiente equivalencia:

1 Tn U = 9800 Tep

- Producción: es la cantidad de Uranio extraída en un año (inicial o final) de los yacimientos


del territorio en análisis.

Toda la información requerida puede recabarse en el organismo dedicado a la energía


nuclear.

8.2.10 Energía Geotérmica

Los conceptos:

- Recursos Geotérmicos Brutos (RGB):

Los tipos de yacimientos geotérmicos se clasifican según el estado del agua en el reservorio
en:
− agua caliente o vapor húmedo a más de 150 ºC
− agua caliente: entre 50 y 150 ºC
− vapor seco
− roca seca: cuando la temperatura aumenta más de 5 ºC cada 100 metros de
profundidad

Los RGB serían todas aquellas estructuras del subsuelo donde la temperatura aumentará
más de 5 ºC cada 100 metros de profundidad.

- Recursos Geotérmicos Netos (RGN): es la cantidad de calor de los (RGB) que puede
recuperarse con la tecnología disponible.

85
- Reservas Geotérmicas (RG): es todo el calor contenido en un yacimiento que puede
explotarse económicamente con la tecnología actualmente disponible. Equivale
conceptualmente al Volumen “in situ” de Petróleo.

- Reservas Geotérmicas Recuperables (RGR): Es el calor que puede extraerse


económicamente de las RG con la tecnología actualmente disponible.

Este concepto es el que se incluirá en el Balance de Reservas.

- Balance de Energías Primarias

En la Figura 8.1 se visualiza el esquema de un aprovechamiento geotérmico para generar


electricidad.

Los valores se expresan en kcal y se obtiene del organismo que corresponda.

Para obtener el valor en Tep se utilizará el coeficiente de equivalencia 107 kcal geotérmicas
= 1 Tep.

Figura 8.1
Energía Geotérmica

Separador ciclónico Atmósfera

Silenciador

(a+v) (a+v) Agua a presión


Mas

Mezcla Agua de Reinyección Mr


agua-vapor
Mt
Pozo de
reinyección

Vapor a central
Pozo Mv
productor
Central

Mt: Agua y vapor extraído = Producción (BP1)


Mv: Vapor a central = Abastecimiento (PB8)
Ma: Agua a presión = Mvat + Mas + Mr
Mvat: Vapor a atmósfera = Pérdidas (BP5)
Mas: Agua a superficie = No Utilizado (BP4)
Mr: Reinyección de agua = Reinyección (PB7)

BP8 = BP1 - BP4 - BP5 - BP7

Mv = Mt - Mas - Mvat - Mr

86
8.3 El Problema de la Información sobre los Recursos Energéticos

En el punto anterior nos hemos referido específicamente a las Reservas Probadas con el
sentido de los volúmenes técnica y económicamente explotables en el momento que se
realiza el análisis o medición.

Si bien este concepto es claro a nivel teórico, en la práctica resulta muy difícil llegar a
determinar si los valores publicados de reservas de las distintas fuentes realmente
corresponden a la definición teórica.

Este problema se presenta en particular en aquellas fuentes en que las estimaciones de


reservas o de potencial no se realizan en forma periódica y sistemática. Por ejemplo, las
estimaciones más recientes del Potencial Hidroeléctrico de América Latina corresponden a
varios años atrás. Es decir son anteriores a los cambios producidos en los precios
internacionales de las diversas fuentes energéticas. Obviamente estos cambios deberían
traer aparejada una reestimación de dicho potencial, cosa que han realizado sólo algunos
países.

Es por ello que se considera que la primera prioridad de los países sería tratar de obtener
las estimaciones más actualizadas posibles para las diversas fuentes, tratando que las
fechas de dichas estimaciones sean coincidentes y que los valores suministrados se
correspondan realmente con la definición teórica de Reserva Probada o Potencial técnica y
económicamente aprovechable.

Independientemente de dicho objetivo, existe otro de relativa importancia en particular


cuando se quiere realizar un planeamiento a mediano o largo plazo.

En este caso los datos sobre reservas, por bien estimados que estén, no son suficientes
para definir una política energética a largo plazo.

Para ello, es imprescindible tener estimaciones lo más adecuadas posible de los Recursos
de las fuentes No Renovables y del Potencial máximo de las Renovables.

Este tipo de información es aún más escasa y heterogénea que la referente a las Reservas.

No obstante se considera necesario y conveniente, en una segunda etapa, tratar de obtener


el máximo de información disponible referente a: Reservas Probables y Posibles; Recursos,
para las fuentes No Renovables y Potencial máximo de las Renovables.

87
88
9. Bibliografía

1. VERZI, G. I Balanci Energetici sotto l'aspetto StatisticoEconómico, 1957, Instituto di


Economia delle Fonti di Energia dell'Univeristá Commerciale. "L' Boceoni". Milano,
Italia, Nº 4. Dott. Antonio Giuffré - Edittore.

2. PARETTI, V. - BLOCH, G. Energie et Expansion Economique, 1963, E.N.I.


Publicazione Nº 19 della Scuola Enrico Matter di Studi Superiori sugli Idrocarburi.
Giuffré - Editore Milano- Italia.

3. IEA - Workshop on Energy Data of LDC. París 1979, O.E.C.D. Volumen I.

4. OLADE. Metodología OLADE para la elaboración de Balances Energéticos,


Septiembre 1980. OLADE, Quito, Ecuador.

5. OLADE. Balances Energéticos de América Latina. Noviembre 1981, Quito, Ecuador.

6. OLADE. Estadísticas energéticas de América Latina, Noviembre 1981, Quito,


Ecuador.

7. O.N.U. Recommendations of the Expert Group on classification and measurement in


the field of energy statistics, 1978. O.N.U., New York.

8. TITO MURGUIA y Asociados. Balance Energético, en "Planeamiento Energético


Global de Largo Plazo para la Provincia de Entre Ríos" Junio 1980. C.F.I. - Tito
Murguia y Asociados, Buenos Aires, Argentina, 3 Tomos.

9. PROGRAMA DE ESTUDIOS ENERGETICOS REGIONALES DE ARGENTINA.


Estudio Energético Integral de la Región Noreste. BALANCE ENERGETICO
INTEGRAL 1985. Abril 1988.

10. SUAREZ, C. E. La Energía en la Argentina, Octubre 1969. Departamento de


Recursos Naturales y Energía. Fundación Bariloche, Bariloche, Argentina.

11. BRAVO, V. Estudio sobre Requerimientos Futuros de Fuentes No Convencionales


de Energía en América Latina, Enero 1979, Fundación Bariloche, Bariloche,
Argentina.

12. FUNDACION BARILOCHE / Idee y una Red de Centros de Investigación. Energía y


Desarrollo - Desafíos y Métodos. Fundación Bariloche. Argentina. 1984.

13. XXX CURSO LATINOAMERICANO DE ECONOMIA Y POLITICA ENERGETICA Y


AMBIENTAL. Economía de la Energía. Apuntes de clase. Fundación Bariloche,
Argentina. 2001.

14. XXX CURSO LATINOAMERICANO DE ECONOMIA Y POLITICA ENERGETICA Y


AMBIENTAL. Modelos Energéticos. Apuntes de clase. Fundación Bariloche,
Argentina. 2001.

15. STOCKHOLM ENVIRONMENT INSTITUTE. Guía del Usuario - Modelo LEAP (Long-
range Energy Alternatives Planning). Boston. 2004.

89
16. CEPAL, OLADE, GTZ. Energía y Desarrollo Sustentable en América Latina y el
Caribe - Guía para la Formulación de Políticas Energéticas. Cuadernos de la CEPAL.
Santiago de Chile 2003.

17. OECD, IEA, EUROSTAT. Energy Statistics Manual. OECD/IEA, París. 2004.

90
ANEXO I: Ejemplo del Balance de Reservas y Potenciales

1. Convenciones

La información necesaria para calcular el Balance de Reservas y Potenciales fue colectada


en primer lugar en las unidades propias de cada fuente y luego transformadas en Tep con
los factores de conversión indicados en el Punto 3 de este Anexo y utilizando las
convenciones indicadas en este punto.

Para el Gas Natural toda la información es publicada anualmente y por lo tanto puede
aplicarse la expresión:

Rf = Ri + Dac - Pac + Riny (1)

donde:
Rf = Reserva final
Ri = Reserva inicial
Dac = Descubrimientos o Reajustes acumulados
Pac = Producción acumulada
Riny = Reinyección en los yacimientos acumulada.

Para Petróleo y Uranio también la información se publica anualmente y se puede aplicar la


siguiente expresión:

Rf = Ri + Dac - Pac (2)

Para el Carbón Mineral no existen valores anuales. Por lo tanto se partió del dato de
Reservas para 1984 publicados por la empresa estatal (YCF) y luego se le agregó la
producción acumulada entre cada año y 1984. Durante todo el período analizado no hubo
ningún descubrimiento.

Para la Leña se partió de la información sobre la masa boscosa para leña en 1974. A partir
de dicho valor se agregó el crecimiento natural anual (estimado en un 2%) y se dedujo la
producción acumulada de Leña. Los valores para 1974 excluyen las raíces y los residuos
forestales y tampoco incluyen la masa boscosa para madera comercial o para celulosa.

Para los Residuos de Biomasa se hizo primero un cálculo de potencial teórico anual de
producción en base a coeficientes tomados de la literatura nacional e internacional. A partir
de dichos valores se estimó el potencial económico anual teniendo en cuenta problemas de
recolección, usos alternativos, impacto ecológico y los costos de recolección y transporte.

La "Reserva Equivalente" fue estimada usando un coeficiente de Reservas/Producción de


30 años. Este coeficiente, utilizado también para la Hidroelectricidad está basado en la vida
útil normal de las instalaciones energéticas.

Para la Hidroelectricidad se tomaron los datos oficiales publicados para la producción media
anual potencial, en las condiciones técnicas y económicas actuales, expresadas en GWh y
se transformaron en Tep usando el promedio del consumo de combustibles de todas las
centrales térmicas del país en el año considerado. Como se explicó anteriormente dicho
valor se multiplicó por 30 años para obtener la reserva equivalente.

91
2. Balances de Reservas para la Argentina 1976-1980

Dado que, salvo el caso del Petróleo y el Gas Natural, para las otras fuentes energéticas no
se publican normalmente datos anuales de Reservas o de Potencial se decidió realizar el
Balance de Reservas para el período 1976-1980.

Esta decisión, que simplifica el problema de presentación de datos, no implica cambios


metodológicos salvo el reemplazo de los valores anuales (Producción, Reinyección y
Descubrimientos) por los valores acumulados para todo el período.

La Figura I.1 da los valores equivalentes en Tep utilizando el método y los factores de
conversión indicados en la Tabla I.1. La Figura I.2 da la estructura porcentual resultante.

Figura I.1
Balance de Reservas y Potenciales de Energía
106 Tep

Sistema: Argentina Año: 1976 - 1980


NO RENOVABLES RENOVABLES
Conceptos \ Fuentes GN PE CM UR Sub LE RB HE Sub EP
Total. Total.
Reserva Inicial (1975) 178.6 341.2 199.9 175.7 895.4 137.1 222.0 1218.0 1577.1 2472.5
Descubr.y Reajustes (1976-80) 442.9 115.7 103.9 662.5 14.3 60.0 -284.7 -210.4 452.1
Reinyección (1976-80) 1.9 1.9 0.0 1.9
Producción acumulada (1976-80) 53.5 114.2 2.0 13.6 183.3 5.5 42.0 9.5 57.0 240.3
Repos. Producción (1976-80) 0.0 42.0 9.5 51.5 51.5
Reservas Finales (1980) 569.9 342.7 197.9 266.0 1376.5 145.9 282.0 933.3 1361.2 2737.7

Figura I.2
Balance de Reservas y Potenciales de Energía
Estructura %

Sistema: Argentina Año: 1976 - 1980


NO RENOVABLES RENOVABLES
Conceptos \ Fuentes GN PE CM UR Sub LE RB HE Sub EP
Total. Total.
Reserva Inicial (1975) 7.2 13.8 8.1 7.1 36.2 5.5 9.0 49.3 63.8 100.0
Descubr.y Reajustes (1976-80) 98.0 25.6 0.0 23.0 146.5 3.2 13.3 -63.0 -46.5 100.0
Reinyección (1976-80) 100.0 0.0 0.0 0.0 100.0 0.0 0.0 0.0 0.0 100.0
Producción acumulada (1976-80) 22.3 47.5 0.8 5.7 76.3 2.3 17.5 4.0 23.7 100.0
Reservas Finales (1980) 20.8 12.5 7.2 9.7 50.3 5.3 10.3 34.1 49.7 100.0

3. Fuentes de información utilizadas

Las fuentes de información utilizadas originales fueron:

Gas Natural: Anuario de Combustibles, Secretaría de Energía y Boletín Anual de Gas del
Estado. Varios años.

Petróleo: Anuario de Combustibles, Secretaría de Energía y Boletín de Yacimientos


Petrolíferos Fiscales. Varios años.

Carbón Mineral: “Recursos de Carbón y Otros Combustibles Sólidos Minerales". Bergman


F.A.S., Yacimientos Carboníferos Fiscales. Marzo 1984.

92
Uranio: Publicaciones de Suministros Nucleares de la Comisión Nacional de Energía
Atómica y Estadística Minera. Varios años.

Leña: "Sobre los conceptos de Recurso Forestal y Reserva de Combustibles Forestales", V.


Bravo, IDEE, Bariloche, Agosto 1981. Publicaciones de la FAO y del Instituto Forestal
Argentino (IFONA). Varios años.

Residuos de Biomasa: Publicaciones de FAO sobre Producción anual de productos de


biomasa en la Argentina. Varios años.

Hidroelectricidad: "Inventario de Recursos Hidroeléctricos de la República Argentina", Agua


y Energía. Gerencia de Planeamiento, 1969. "Inventario Preliminar de Recursos
Hidroeléctricos de la República Argentina". Agua y Energía Eléctrica, Gerencia de
Planeamiento. Informe de avance 1982. No publicado.

93
94
ANEXO II: Cálculo del Potencial Bruto Total Anual de los Residuos de Biomasa

1. Introducción

La explicación del cálculo del Potencial Bruto Total anual de Residuos de Biomasa, se
realizará a través de ejemplos numéricos sencillos.

A este fin se analizará secuencialmente a los Residuos Agrícolas, a los Residuos Pecuarios,
a los Residuos Forestales y a los Residuos Agroindustriales. Finalmente por sumatoria de
todos ellos se obtendrá el valor para los Residuos Totales.

Al solo título de ejemplo se han estimado un conjunto de Factores de Utilización Energética


(FUE) que multiplicados por los correspondientes valores de los Potenciales Brutos Totales
permitirían deducir los Potenciales Brutos Energéticos.

2. Residuos Agrícolas

Cultivo Producción Tn Residuo / Factor Utiliz. Residuos Utilizables


Tn Producto Energética Energéticamente
3 3 3
[10 Tn] [10 Tn] [10 Tep]
(1) (2) (3) (4) (5)
Soja 30 0.55 0.30 5.0 1.9
Maíz 300 0.55 0.30 49.5 18.6
Algodón 140 1.20 0.30 50.4 18.9
Trigo 180 0.47 0.30 25.4 9.5
Arroz 40 0.38 0.30 4.6 1.7
Sorgo 20 0.50 0.30 3.0 1.1
Caña de Azúcar 10,000 0.03 0.30 90.0 33.8
Cebada 30 0.35 0.30 3.2 1.2
TOTAL 230.9 86.6
(4) = (1) x (2) x (3)
(5) = (4) con un PCI de 3750 kcal/kg de residuo seco.

3. Residuos Pecuarios

Animal Población Peso Medio Bosta Fresca Humedad de Factor de Residuos Utilizables
Animal la Bosta Recolección Energéticamente
3 [Tn/ Animal] [Tn/Tn [s/peso] [s/peso] 3 3
[10 [10 Tn] [10 Tep]
cabezas] animal-año]
(1) (2) (3) (4) (5) (6) (7)
Caballos, Mulas y Asnos 100 0.15 18 0.80 0.10 5.4 1.9
Vacunos 500 0.30 28 0.80 0.10 84.0 29.4
Vacas Lecheras 200 0.40 30 0.80 0.30 144.0 50.4
Puercos 80 0.04 30 0.80 0.50 9.6 3.4
Aves 800 0.0015 9 0.60 0.30 1.3 0.5
Ovinos 40 0.05 13 0.70 0.10 0.8 0.3
TOTAL 245.1 85.8
(6) = (1) x (2) x (3) x (1 - (4)) x (5)
(7) = (6) con un PCI de 3500 kcal/kg de bosta seca.

95
4. Residuos Forestales

3
(1) Producción de Carbón Vegetal 10 10 Tn
3
(2) Leña para Carbón Vegetal 50 10 Tn
3
(3) Leña para consumo directo 200 10 Tn
3
(4) Madera Industrial 70 10 Tn
3
(5) Extracción Total 320 10 Tn
3
(6) Arbol en pié 506 10 Tn
3
(7) Residuos Totales 186 10 Tn
3
(8) Residuos Utilizables 70 10 Tn
3
(9) Residuos Utilizables Energéticamente 21 10 Tn
3
(10) Residuos Utilizables Energéticamente 4.8 10 Tep

Para producir 1 Tn de Carbón Vegetal se utilizan 5 Tn de Leña:


(2) = 5 x (1).
(5) = (2) + (3) + (4)
1 Tn de árbol en pie para extraer Madera Industrial, está compuesta de:
- 23% de raíces (no utilizables) CO
- 22% de ramas
- 11% de virutas, aserrín y costaneros
- 44% de Madera Industrial
1 Tn de árbol en pie para extraer Leña, está compuesta de:
- 23% de raíces (no utilizables)
- 5% de ramas no recolectadas
- 72% de Leña
(6) = ((2) + (3)) / 0.72 + (4) / 0.44
(7) = ((2) + (3)) / 0.72 x 0.28 + (4) / 0.44 x 0.56
(8) = ((2) + (3)) / 0.72 x 0.05 + (4) / 0.44 x 0.33
(9) = (8) x F.U.E. = (8) x 0.3
(10) = (9) con un PCI: 2.300 kcal/kg. (este valor depende de cada país)

5. Residuos Agroindustriales

Producción Residuo Tn Residuo / PCI Residuo Factor de Residuos Ut.


3
[10 Tn] (1) Tn Producto [kcal/kg] Utilización Energét. [103
(2) (3) Energética Tep] (5)
(4)
Caña de azúcar 10,000 Bagazo 0.25 1,840 0.8 368.0
Yuca 15 Residuo 0.20 1,700 1.0 0.5
Celulosa Lejía Negra 3,600 1.0 4.0
Cáscara 0.21 4,200 0.8 10.6
Café Oro 150
Pulpa 0.20 3,300 0.5 5.0
Arroz 40 Cáscara 0.22 2,300 0.7 1.4
Semilla de algodón 70 Cáscara 0.18 3,300 1.0 4.2
Sésamo 30 Cáscara 0.05 3,300 1.0 0.5
Maní 5 Cáscara 0.25 3,300 1.0 0.4
Coco 5 Cáscara 0.34 3,300 1.0 0.6
Palma 2 Cáscara 0.05 3,300 1.0 0.03
Girasol 10 Cáscara 0.20 3,300 0.5 0.3
Soja 30 Cáscara 0.01 3,300 0.5 0.05
TOTAL 395.5
(5) = [(1) x (2) x (3) x (4)] / 10000

96
6. Total Residuos de Biomasa

3 %
[10 Tep]
Agrícolas 86.6 15.1
Pecuarios 85.8 15.0
Forestales 4.8 0.8
Agroindustriales 395.5 69.1
TOTAL 572.7 100.0

97
98
ANEXO III: Cálculo del Balance de Energía Primaria para la Energía Hidráulica

En la figura siguiente se muestra un corte simplificado de una Central Hidroeléctrica con


embalse17 .

Qev
Qa
Nivel del embalse
Qemb
Qv -c

Presa
h

Qf Central Qt

Donde:
Qa: Caudal medio anual de aporte del río [m3/seg]
Qt: Caudal medio anual turbinado (m3/seg]
Qemb: Caudal medio anual equivalente correspondiente a la variación del volumen de
agua del embalse
Qev: Caudal de evaporación medio o anual equivalente, correspondiente al volumen
de agua evaporada en el embalse
Qf: Caudal de filtración, es el caudal medio anual perdido por filtración en el
embalse
Qv-c: Caudal derramado, es el caudal medio anual computado sobre año calendario,
descargado por el vertedero y la compuerta
h: Nivel de embalse, tiene el carácter de una cota media anual sobre el nivel del
mar entre el nivel del embalse y el eje de la turbina.

Los caudales Qemb, Qev, Qf, no se conocen directamente y se determinan a partir de los
correspondientes volúmenes anuales y el número de segundos contenidos en el año.

El Balance de materia entre las masas de agua es el siguiente:

Qa = Qt + Qv-c + Qev + Qf + Qemb

La energía potencial gravitatoria se obtiene como:

E=ρxgxtxhxQ

donde:

ρ: densidad del agua [Tn/m3]


g: aceleración de la gravedad [m/seg2]
t: tiempo [seg]
h: altura de la caída [m]
Q: cualquiera de los caudales antes indicados [m3/seg]
17
Ver “Balances Energéticos de América Latina". OLADE. Noviembre 1981.

99
La ecuación del balance energético es:

Ea = ρ x g x t x h x Qa = ρ x g x t x h x Qt + ρ x g x t x h x Qv-c + ρ x g x t x h x (Qev+Qf)+
+ ρ x g x t x h x Qem

que representa la energía total aportada por el río en el emplazamiento de altura h

La ecuación puede escribirse según la simbología del Balance Energético así:

BP1 = BP8 + BP4 + BP5 + BP6

Obteniéndose los valores de la matriz del Balance de Energía Primaria.

El Abastecimiento (BP8) se deriva totalmente al Consumo Intermedio (BP9) y éste a las


Centrales Eléctricas de Servicio Público (BTS5) y/o de Autoproducción (BTS6).

Es decir, que por definición no hay Consumo Neto Total (BP10).

La información para llenar las matrices se obtiene de las respectivas empresas eléctricas.
El relevamiento de las mini y micro centrales exige por su parte un trabajo de campo
adicional.

A continuación, y como ejemplo, de desarrollará el Balance de Energía Hidráulica para el


aprovechamiento de Salto Grande (Uruguay-Argentina).

Datos:

Para transformar los GWh a Tep se utilizó el equivalente calórico de una central térmica
media, un valor de 2.500 kcal/kWh.

BP8 = 1.093.718 Tep


BP4 = 587.750 Tep
BP6 = 6.475 Tep
BP1= 1.687.943 Tep

100
ANEXO IV: La Energía Útil en los Balances Energéticos

Las fuentes de energía que se ponen a disposición del usuario, como Energía Final (o Neta),
difícilmente pueden ser empleadas si no son sometidas previamente a algún proceso que
las adapte a las formas de utilización requeridas. Estas formas de utilización dependen de
que tipo de necesidades debe satisfacer el usuario con el uso de la energía y de las
características de los equipos o artefactos que disponga. Por ejemplo: obtención de calor,
realización de un trabajo, generación de alguna reacción química, o provocación de algún
efecto físico determinado.

Producido aquel proceso de adecuación queda a disposición del usuario una forma de
energía denominada intermedia que, en la mayoría de los casos, cumple su función a través
de determinados mecanismos o equipos tales como los de transmisión de energía
mecánica, las máquinas de vapor, los intercambiadores de calor. A estos equipos se los
denomina sistemas de uso de la energía.

Cabe señalar que tanto en la primera conversión de la energía (por ejemplo, en la caldera)
como en los sistemas de uso (por ejemplo, una turbina a vapor) se detectan pérdidas de
energía, las que determinan que los rendimientos en ambas etapas sean menores que la
unidad.

Lo antedicho se manifiesta en la existencia de dos tipos de rendimientos. Uno de ellos se


vincula con el proceso de adaptación de la fuente de energía a su forma de utilización
intermedia y el otro con el equipo de utilización final de dicha forma de energía. Luego el
rendimiento total será igual al producto de ambos rendimientos expresado mediante la
fórmula siguiente:

ηt = ηp x ηu

donde:
ηt : rendimiento total
ηp : rendimiento de adaptación
ηu : rendimiento de uso

La Energía Útil, que es efectivamente incorporada al producto elaborado, será entonces


igual a la Energía Neta (o Final) afectada por el rendimiento total (ηt), o sea:

EU = EN x ηt

O expresado en los términos que se explicitan a continuación ilustrando un ejemplo de


utilización del vapor:

Energía Neta Vapor Energía Útil


(Diesel) Caldera Sistemas Uso de Vapor
ηp = 0.85 ηu = 0.80
1 kcal 0.85 kcal 0.68 kcal

O sea que la energía útil es igual a 0.68 Kcal, en tanto que la energía neta consumida es
igual a 1 kcal. Es decir, la eficiencia total es igual al 68% (0.85 x 0.80).

101
Por consiguiente, para calcular la energía útil es necesario conocer la eficiencia con que se
utiliza la energía neta. Para la elaboración del Balance Energético Integral, en lo que
respecta a los consumos de energía útil, se utilizan rendimientos de utilización estándar que
son provistos por los fabricantes de equipos u obtenidos de bibliografía especializada. Por
una cuestión de costos, no se realizan auditorías energéticas para estimar los rendimientos
de utilización reales según el parque de artefactos en los distintos sectores. Los
rendimientos de utilización estándar dan un adecuado grado de precisión en la estimación
del consumo de energía útil a los fines perseguidos, cual es la prospectiva integral del
consumo energético. A continuación de presentan algunos rendimientos de utilización
estándar.

Tablas de Rendimientos de Utilización

A. Sectores Residencial y Servicios

Uso: Cocción Uso: Iluminación


Fuente Equipo Rendimiento Fuente Equipo Rendimiento
% %
LE Horno de barro 20 KE Lámpara 1.6
LE Cocina económica 20 KE Sol de noche 2.0
LE Fogones 10 GLP Sol de noche 2.5
LE Braseros 5 EE Incandescente 5
LE Parrillas 3 EE Fuorescente 15
CV Cocina económica 25 EE Bajo Consumo 20
CV Fogones 15 EE Mercurio 11
CV Braseros 8 EE Sodio 18
CV Parrillas 5
GLP Cocinas 45 Uso: Ventilación y Refrigeración
GLP Calentadores 45 Fuente Equipo Rendimiento
KE Cocinas 35 %
KE Calentadores 35 EE Ventiladores 90
GN Cocinas 50 EE Aire Acondicionado 85
EE Cocinas 80
EE Calentadores 80 Uso: Conservación de Alimentos
Fuente Equipo Rendimiento
Uso: Calentamiento de Agua %
Fuente Equipo Rendimiento EE Heladera 80
% GLP Heladera 8
LE Termotanque 24 KE Heladera 6
GLP Calefón 45
GLP Termotanque 50 Uso: Bombeo de Agua
GN Calefón 50 Fuente Equipo Rendimiento
GN Termotanque 55 %
ET Calefón 35 EE Motor y bomba 70
EE Calefón 90 DO Motor y bomba 20
EE Termotanque 95 MN Motor y bomba 15
EO Molino 18
Uso: Calefacción
Fuente Equipo Rendimiento Uso: Otros Artefactos
% Fuente Equipo Rendimiento
LE Hogar abierto 5 %
LE Hogar cerrado 20 EE Electrónicos (transistores) 100
GLP Calefactor 50 EE Electrónicos (lámparas) 25
GN Calefactor 60 EE Resistencia 80
GN Caldera 65 EE Artef. c/motor eléctrico 90
KE Estufa 40 GLP Plancha 36
GO Estufa 40 KE Plancha 28
GO Caldera 60 CV Plancha 20
EE Resistencia o Cuarzo 80 LE Plancha 11

102
B. Sector Industria

Fuente Rendimiento
(Promedio de Usos) %
Leña (LE) 45
Residuos de Bimasa (RB) 30
Carbón Vegetal (CV) 45
Gas Natural (GN) 65
Gas Licuado (GLP) 65
Fuel Oil (FO) 59
Diesel Oil (DO) 59
Kerosene (KE) 59
Carbón Mineral (CM) 45
Coque (CQ) 50

C. Sector Minería

Fuente Uso-Equipo Rendimiento


%
DO Maquinaria móvil 24
FO Máquina a vapor 35
LE Máquina a vapor 30

D. Sector Productivo Rural

Fuente Uso-Equipo Rendimiento


%
EE Bombeo de Agua 70
DO Bombeo de Agua 20
MN Bombeo de Agua 15
EO Bombeo de Agua 18
EE Motores fijos 90
DO Motores fijos 32
MN Motores fijos 24
DO Maquinaria agrícola 24
MN Maquinaria agrícola 18
RB Secado 13
LE Secado 23
DO Secado 40

E. Sector Transporte

Fuente Uso-Equipo Rendimiento Fuente Uso-Equipo Rendimiento


% %
MN Automóviles y Utilitarios 18 DO Ferrocarril diesel-eléctrico 28
DO Automóviles y Utilitarios 24 EE Ferrocarril eléctrico 85
FO Ferrocarril a vapor 3.6 FO Fluvial y marítimo a vapor 7
LE Ferrocarril a vapor 2.7 DO Fluvial y marítimo diesel 20
CM Ferrocarril a vapor 3 CJ Aviones a reacción 18

103