Anda di halaman 1dari 4

Introducción

El agua es la molécula más abundante del mundo, muchos de nosotros como


seres humanos nos hemos preguntado nuestra procedencia; sin embargo como lo
sabemos, tuvieron que ver varios factores en el medio ambiente, como los
elementos químicos que actúan en conjunto para sustentar la vida.

Hay algunos que están en mayor concentración que el de otros, tal es el caso de
la molécula del agua; que en este caso hablaremos sobre su importancia en la
vida como parte fundamental de la vida. El agua es un compuesto que se forma a
partir de la unión, mediante enlaces covalentes, de dos átomos de hidrógeno y
uno de oxígeno; su fórmula molecular es H2O y se trata de una molécula muy
estable.

Es una molécula polar en la que el átomo de oxígeno central comparte un par de


electrones con cada uno de los dos átomos de hidrógeno con un exceso de carga
negativa junto al oxígeno, compensada por otra positiva repartida entre los dos
átomos de hidrógeno.

A continuación en el siguiente ensayo hablaré más a fondo de esta común y muy


esencial molécula, esperando que se entiendan los motivos que la hacen tan
especial.
DESARROLLO
El agua es una sustancia increíble conocida por formar parte de la superficie de la
tierra ocupando el 71%, por este motivo nuestro planeta fue nombrado el planeta
azul por uno de los primeros astronautas; en especial los seres vivos que se
encuentran en el mundo. Parece increíble cuando analizamos qué es el agua, algo
tan simple como dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno que tengan una
importancia tan vital para la vida en la tierra. El 70% del cuerpo humano está
compuesto de agua, la concentración es mayor en el cerebro.

A pesar de que en muchos casos tenemos el agua al alcance de la mano, muchas


personas tienen problemas de deshidratación por no beber suficientemente. O al
menos por no beber correctamente, ya que toman compuestos que no favorecen a
la hidratación y además de eso eliminan la mayoría de agua que necesita nuestro
cuerpo.

Aunque podemos aguantar muchos días sin ingerir alimentos, nos moriríamos sin
agua. Cada día perdemos aproximadamente dos litros de este líquido tan preciado
que recuperamos comiendo y bebiendo. Una buena hidratación es fundamental
para que nuestros órganos internos puedan eliminar las impurezas que se
depositan en ellos, para que los nutrientes sean distribuidos por todo el cuerpo y
en definitiva para que todo funcione correctamente en nuestro organismo. Sin
suficiente agua nuestro cuerpo se desequilibra y pueden producirse fallos que en
los casos más graves causan la muerte de la persona. El agua es mucho más
importante para las reacciones metabólicas y catabólicas del cuerpo y apenas
podemos sobrevivir una semana sin beberla.

El agua no solo es importante como recurso vital sino también como recurso
económico e industrial, ya que se usa en innumerables actividades industriales,
supone un consumo elevado y casi siempre resulta contaminada.

Fuera del mar, el agua potable es apenas solo un 1 por ciento de toda el agua
existente, el 96 por ciento restante es agua salada que se encuentra en los mares,
y el tres por ciento que falta es el agua que se encuentra en los polos en forma de
hielo.
Y aunque parezca que llueve a menudo y que disponemos de forma muy gratuita
e ilimitada del agua, es todo lo contrario. La tierra cada vez está más caliente, la
desertización va creciendo en zonas que antes gozaban de ríos y pantanos, y la
imposibilidad de poder cultivar y regar la tierra se está convirtiendo en el principal
problema de hambre a nivel mundial.

El agua es fundamental para el hombre, pero del mismo modo lo es para el resto
de la vida en el planeta. Los animales y las plantas necesitan de ella para poder
vivir. Pero además de ser nuestra fuente de vida, mediante su ciclo vital el agua
produce energía en su paso por los ríos. Muchas veces esa energía es
aprovechada por el hombre para crear electricidad. Al ser evaporada y caer en
forma de lluvia limpia la atmósfera de las partículas de contaminación que tanto
afectan a las ciudades.

El agua también ayuda a regular el clima de muchos modos, por ejemplo siendo
responsable de la vegetación. Los grandes espacios vegetales como bosques y
selvas son los pulmones de la tierra, ya que ahí se produce oxígeno y se regenera
el aire.

¿Hasta qué punto somos responsables de su importancia real? ¿Nos damos


cuenta de lo importante que es girar una llave en casa y que salga agua?
¿Pensamos en que gran parte de la población mundial no dispone de ese lujo?
Solo pensemos cuantos litros de agua tiramos diariamente al regar, al bañarnos.

Concienciarse sobre la importancia del agua es el primer paso para construir una
sociedad más responsable con los recursos naturales en general y con el agua en
concreto. Debatiendo en nuestros hogares estas cuestiones, con un pequeño
esfuerzo por parte de todos, se puede aprender a valorar este bien que es de
todos y que tanto los desperdiciamos y contaminamos, tal vez inconscientemente
o tal vez no. Es un material que sin duda es indispensable y sin embargo nosotros
no lo denotamos así lo vemos como algo normal; no vemos más allá de lo común
por eso es que como personas no estamos completos no captamos los males que
hacemos diariamente.
Conclusión
Para finalizar, y para hacer aún más hincapié en la importancia del agua, nosotros
como seres humanos pensantes y que razonamos debemos de tener conciencia
sobre lo extraordinario de este producto en las cuestiones de la vida que nos
rodea, con la que estamos interactuando día a día.

Les invito a que lleven este debate a sus hogares y que lleven a cabo técnicas de
ahorro de agua. Más gente de la que puedan pensar ya las está haciendo en
todas partes del mundo y con esto se contribuye a que las nuevas generaciones
sean más conscientes de que el agua no es un recurso inagotable y que es un
tesoro que debemos de utilizar con sentido común y responsabilidad.