Anda di halaman 1dari 2

Especificaciones de un techo de metal.

1. Es de peso ligero.
2. Tiene una buena
portabilidad.
3. Es más Durable.
4. Las hojas de materiales
como el acero inoxidable,
cobre, zinc y aluminio son
por definición duraderos, la oxidación de la materia prima forma una pátina
protectora.
5. Algunos materiales de láminas de techo de acero moderno están recubiertos con una
aleación de zinc y de aluminio, para darle algo de durabilidad a cada uno de estos
materiales a un costo menor y con una mayor resistencia. Los detalles de cobre y zinc
han demostrado históricamente su durabilidad por más de 100 años con poco o
ningún mantenimiento. El promedio de vida de las tejas de asfalto en la actualidad
(desde el año 2001) es de 6-9 años, mientras que el grado de metal para techos
residenciales y comerciales por lo general dura 50 a 100 años o más, dependiendo del
tipo.
6. Las azoteas del metal se utilizan a menudo para cubrir grandes edificios, debido a su
alta resistencia al cociente de peso. El techo del nuevo estadio de Wembley es un
ejemplar. Se compone de aproximadamente 40.000 pies cuadrados (3.700 m2) de
chapa de acero.
7. A prueba de fuego y de chispas.
8. Resistente al granizo y al viento.

(ARQHYS. 2012, 12. Techos de metal. Revista ARQHYS.com. Obtenido 03, 2017, de
http://www.arqhys.com/construccion/techos-metal.html.)
La historia de los techos de calamina
07/26/2013 by admin

A partir del siglo XVII el acero laminado fue revestido con estaño para evitar que se
oxide. En los Estados Unidos del siglo XIX; los techos de calamina ligeros ahorraron
dinero en la construcción, porque requirieron menos puntales y vigas. Los techos de
calamina fueron pintados como protección contra la oxidación adicional, generalmente
con una pintura de óxido de hierro rojo o a veces un color verde pálido a imitar el cobre
resistido.

Técnicas de primeros

En cultura occidental, el cobre y el plomo para los techos se originaron en la antigua


Roma y se utilizaron en Europa a través de los tiempos. El techo de cobre con más larga
duración fue instalado en una catedral en Hildesheim, Alemania en 1230 y permaneció
intacto hasta su bombardeo en 1945. Estos techos de metal fueron producidos por
fogones; martillando el metal hasta conseguir una hoja fina.