Anda di halaman 1dari 10

TEMA 5

SISTEMAS ADITIVOS DE ESTAMPACIÓN


5.1-SITUACIÓN DE LOS PROCESOS E INTRODUCCIÓN
HISTÓRICA
Los procesos aditivos pertenecen a los Sistemas de Estampación, y dentro de
éstos, se sitúan en el grupo de técnicas de grabado aditivas, ya que para crear
la matriz se añade materia sobre el soporte. Ésta será de diferente naturaleza
dependiendo de la técnica concreta, y deberá reunir una serie de requisitos
para su uso en los procesos de grabado y estampación, como por ejemplo:
- Presentar una consistencia que nos permita trabajar y obtener los resultados
que se pretendan, salvo en los casos en los que se trabaje con materiales u
objetos, que no necesiten modificación.
- Ser capaz de retener y permitirnos regular la cantidad de tinta que se desee.
- Adquirir una consistencia dura que permita resistir las operaciones de
entintado, limpieza y presión en la estampación.
Estos procedimientos surgen con la aparición de nuevos materiales, y aportan
un enriquecimiento considerable a los procesos tradicionales de grabado,
ampliando su vocabulario en sintonía con las claves estéticas más actuales.
En este tema, se abordarán las siguientes técnicas aditivas:
“Grabado al carborundo”, “Collagraph” y “Grabado con masilla de poliéster”.

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA
El empleo de la técnica del Collage por Picasso y Braque en 1910, fue
determinante para el posterior desarrollo del arte del siglo XX, y de todos los
campos que este comprende, entre ellos el Grabado en el que surgieron
numerosas propuestas que derivaron finalmente en el Collagraph.
Las primeras alternativas se dieron en la década de los 20, en la obra de Rolf
Nesch que planteó la creación de grabados desde la yuxtaposición de piezas
metálicas sueltas y entintadas por separado.
En la década de los 30, en el Atelier 17 de Hayter, se desarrolló el proceso
Roll- Up o método de viscosidades con matrices de mordidos profundos.
Pierre Courtin usaría planchas de metal muy gruesas, talladas con
herramientas mecánicas y eléctricas.
Pierre Soulanges morderá las matrices hasta la perforación y la disolución de la
matriz alrededor de las formas.
Michel Ponce de León suelda elementos de metal entre si, para configurar
matrices de alto relieve. Para obtener las estampas, aplicaba pulpa de papel
rellenando los moldes.
En la década de los 60 con Henri Goetz, se introduce un nuevo concepto
referente a la matriz: su creación por adicción de materia, y no por sustracción
como en los procesos tradicionales. De este modo surge el Grabado aditivo y
los orígenes del Collagraph.
Henri Goetz aportara el Grabado al Carborundo, en el que la matriz se crea
fijando sobre la superficie carborundo en polvo que después retendrá la tinta.
A partir de Goetz, la adicción de materiales con resina sintética será
desarrollada por numerosos artistas grabadores, como John Ross, Clare
Romano o Glen Alp entre otros muchos.
La introducción en España de la masilla de poliéster como materia esencial de
las imágenes en collagrap la hizo José Fuentes, en la serie Silver Geometry en
el año 1988. Introduciendo con ello la posibilidad del registro textural y de
superficies con una fidelidad absoluta.
5.2-GRABADO AL CARBORUNDO. DESARROLLO DEL
PROCESO
Esta técnica consiste en añadir carborundo sobre un soporte que puede ser de
plástico, metal, madera…de manera que quede adherido a él y retenga la tinta
para su posterior estampación.
El carborundo es carburo de silicio, y se presenta en grano de diferentes
grosores. Esta consistencia permite crear imágenes de gran riqueza tonal, a
través de acumulaciones y dispersiones del grano en sus diferentes grosores.
Posee una gran dureza que le permite resistir los entintados y la presión de la
estampación.
Para fijarlo al soporte, se utiliza barniz de poliuretano, porque se puede
modificar su consistencia para adaptarla al proceso, y al secar es también muy
resistente.
Hay diversas formas de abordar la creación de imágenes con carborundo, que
nos proporcionarán efectos diferentes. A continuación, se describen dos
posibilidades: con la primera se obtiene efecto de mancha plana, y con la
segunda, mancha modular.
MANCHA PLANA
Se parte de utilizar como soporte acetato grueso, porque al ser transparente
facilita el abocetado y también la posibilidad de sobreimprimir varias matrices.
Esta cualidad de transparencia, permite tener un control en el dibujo de las
mismas por superposición, sin necesidad de efectuar registros más complejos.
El plástico se desengrasa con alcohol y un trapo limpio.
El dibujo se hace con barniz de poliuretano aplicado con pincel en capa fina,
porque si es gruesa, el grano se hunde y no genera rugosidad que retenga la
tinta. Sobre las zonas dibujadas se espolvorea carborundo. Se deja secar el
barniz durante dos horas, y después se elimina el polvo que no haya quedado
adherido.
Para asegurar y reforzar la adherencia del grano que está en la capa más
superficial, se aplica con pincel una capa de barniz de poliuretano rebajado con
aguarrás al 50%. Por último, se deja secar durante 24 horas, y la matriz ya
estará lista para su estampación.
Para la estampación, se prepara la tinta calcográfica añadiendo un poco de
aceite de linaza para hacerla más fluida. Pero si las tintas son de mala calidad,
o no son tintas calcográficas, ya contienen suficiente aceite, por lo que no se
debe añadir más. Se puede aplicar con rasqueta de entintado, o con brocha de
pelo duro y recortado.
La limpieza se realiza con tarlatana del modo habitual, rematando los cercos y
velos del fondo con un trapo seco (sin disolventes) y limpio.
La impresión se lleva a cabo en el tórculo, y se coloca como “cama”, espuma
elástica, en lugar de los fieltros, para que el papel se adapte bien a los relieves
del grano.
Obtenida la primera prueba, se pueden hacer correcciones sobre la matriz,
como aclarar, oscurecer, eliminar o transformar las zonas que interese:
- Aclarar. Esto se hace aplicando en las partes que se desea aclarar,
barniz de poliuretano con pincel, de manera que vaya rellenando los
huecos entre los granos de carborundo. De este modo, la tinta se
retendrá en menor cantidad, y generará por tanto un tono más claro.
- Oscurecer. Para oscurecer zonas de imagen, se aplica sobre ellas
barniz de poliuretano con pincel, y se espolvorea grano de carborundo.
Una vez seco el barniz, se refuerza con una segunda capa rebajada con
aguarrás. El nuevo granulado aumentará las zonas de rugosidad, que de
este modo retendrán una mayor carga de tinta.
- Para eliminar o transformar partes de la imagen, se puede hacer con
una lija fina, hasta que la zona quede lisa. Después, puede quedar así, o
reprocesar la imagen, según convenga.
En la estampación final, se pueden aplicar todos los recursos de entintado del
grabado calcográfico. (Ver los capítulos terceros de los temas 1 y 4).
MANCHA MODULAR
Este proceso de creación de imagen, permite obtener efectos de mancha con
valoraciones tonales internas.
Se utiliza como soporte un acetato grueso, y el abocetado y desengrasado,
se hace igual que en el procedimiento de mancha plana.
Para el dibujo, se mezcla el polvo de carborundo con el barniz de poliuretano,
y se añade aguarrás para fluidificar la mezcla, y evitar de este modo, que los
granos queden hundidos en el barniz, motivo por el que la tinta no se retendría.
Por esta misma razón, cuando se aplica con el pincel, conviene remover la
mezcla para que los granos no queden en el fondo, y las pinceladas contengan
suficiente carga de carborundo.
Los granos se van disponiendo aleatoriamente en las pinceladas, reflejando el
gesto de los trazos y generando valoraciones tonales en la estampación.
Se puede combinar con el procedimiento de mancha plana, creando así masas
rotundas, frente a otras modulares menos intensas.
En este proceso, no es necesario reforzar con barniz después del dibujado, ya
que los granos de carborundo están totalmente impregnados de barniz que
asegura su adherencia.
Para las correcciones sobre la matriz, se puede proceder del mismo modo que
en las anteriormente descritas.
También el entintado y posterior impresión de la matriz, se efectúan igual que
en el efecto de mancha plana.
En la estampación final, se pueden aplicar todos los recursos de entintado de la
estampación calcográfica.
5.3-GRABADO MATÉRICO CON MASILLA DE POLIESTER.
COLLAGRAPH.
GRABADO MATÉRICO CON MASILLA DE POLIESTER
En este proceso aditivo de grabado, se pueden usar diversos soportes como
matriz, con la condición de que sean rígidos; por tanto, el plástico y el cartón no
sirven. Lo habitual es utilizar contrachapado o tablex de medio centímetro de
grosor, como máximo. Estos soportes presentan una superficie rugosa, en la
que la masilla se adhiere bien y no se levanta durante la presión de la
estampación. Si se usa metal, conviene lijar su superficie, o atacarla con
mordiente para asegurar que el producto se pegue bien.
La imagen se realiza aplicando sobre el soporte bien limpio, una masilla de
poliéster del tipo de las que se usan para la reparación de las carrocerías de
los coches. Se mezcla con un catalizador en proporción de una parte de este
producto y quince de masilla, lo que nos dará un tiempo razonable para crear la
imagen, antes de que endurezca.
Para dibujar, se aplica la pasta con brochas duras, espátulas y puntas de
madera o plástico, estriadas o lisas,…y en general todos aquellos útiles que
nos permitan desplazar una materia pastosa, y que aporten además un efecto
peculiar a los trazos o manchas.
Es importante que la imagen no presente desniveles muy pronunciados, porque
pueden romper el papel, y además, si las alturas de masilla son desiguales, la
prensa no puede actuar de manera uniforme. Si sucede esto, habría que lijar la
matriz para eliminar las partes demasiado prominentes.
Recursos de dibujado:
- Impresiones de huella a través de materiales que se presionan sobre la
masilla. Para esto hay que aplicar sobre el material elegido, una fina
capa de separador.
- Incrustaciones de materiales duros y planos que pasarán a formar parte
de la matriz.
- Combinación de masilla, una vez endurecida, con la técnica del
carborundo.
Cuando la matriz está terminada, se deja reposar durante 24 horas para que
polimerice bien la masilla.

El entintado se realizará con brocha de pelo corto, y el exceso de tinta se retira


con tarlatana.
La impresión se realiza en el tórculo. Es importante ajustar la presión, así
como cambiar los fieltros del tórculo por espuma elástica que se adapta mejor a
las desigualdades del relieve.
La imagen estampada puede ser modificada o corregida para acercarla al
efecto deseado, para lo cual, se empieza por limpiar bien la matriz con
aguarrás.
-Se pueden aclarar zonas, añadiendo barniz de poliuretano, que rellene
irregularidades para que no retengan tinta.
-También es posible oscurecer las partes de imagen que se consideren
necesarias, aplicando barniz y espolvoreando después carborundo, para que
retenga tinta. En este caso, hay que reforzar el grano con barniz rebajado, dos
horas después de haber utilizado el carborundo.
-Con lija fina, se pueden eliminar zonas, que posteriormente pueden ser
transformadas.
En la estampación final, se pueden añadir todos los recursos de entintado de la
estampación calcográfica. (Ver los capítulos terceros de los temas 1 y 4).

COLLAGRAPH
En esta técnica se pueden usar como soportes para crear la matriz, metales,
plásticos, cartones, maderas o contrachapado. En cualquier caso, es
indispensable que estén limpios y desengrasados para que los materiales que
se añaden en la creación de la matriz, queden bien adheridos.
La imagen la pueden formar todos los objetos planos que no se rompan o
deformen por la presión de la prensa. Por ejemplo, metales, cuerdas, telas,
cartones, etcétera.
Los objetos se adhieren al soporte con una mezcla de masilla de poliéster y
resina de poliéster rígida.
Se utiliza barniz de poliuretano para impregnar los materiales y conseguir de
este modo, que presenten una dureza suficiente para su estampación.
Se deja secar el barniz durante 24 horas, y la matriz ya está lista para su
estampación.
En la estampación, el entintado se hace con brocha, y la tinta debe tener un
grado de fluidez mayor que el utilizado en la estampación en talla convencional.
Si es necesario, se añaden unas gotas de aceite de linaza.
Si el relieve generado por los objetos que componen la matriz, no rebasa los
cuatro milímetros, se puede estampar con el tórculo y “cama” de espuma. Si es
superior, se utiliza prensa hidráulica.
Si sobre la imagen obtenida queremos introducir variaciones, hay que limpiar la
matriz a fondo con una brocha y aguarrás, para poder aplicar de nuevo la
masilla de poliéster con nuevos elementos. También se puede lijar para
eliminar partes de la imagen. En cualquier caso, se debe aplicar a las partes
modificadas una capa de barniz de poliuretano, para reforzar la adhesión al
soporte.
A la imagen final se pueden aplicar todos los recursos de estampación propios
del grabado calcográfico.
5.4-ELECTROGRAFÍA Y SISTEMAS ADITIVOS DE
ESTAMPACIÓN
Para abordar este capítulo, empezamos por consultar todo lo concerniente a la
creación de imágenes con electrografía, así como los fundamentos de la
transferencia electrográfica, en el último capítulo del primer tema: “Técnicas
Directas de Grabado: Grabado a la punta seca y electrografía”.
Para utilizar la electrografía en combinación con LOS SISTEMAS ADITIVOS
DE ESTAMPACIÓN, podemos abordar la incorporación de la fotocopia de
varias maneras:
- Procesos de transferencia por disolución: en cuyo caso, primero se
transfiere la fotocopia y luego se estampa la matriz. No podemos invertir
este orden, porque el disolvente utilizado para la transferencia, también
disolvería la imagen estampada, ya que la tinta y el disolvente son de
carácter graso.
- Encolados de la fotocopia al soporte: podemos encolar la fotocopia a otro
papel en el que estamparemos la matriz creada por cualquiera de los
procesos aditivos descritos. Esta operación, se puede realizar antes de
estampar, o durante la estampación, procediendo en este caso de manera
similar a la que se propone para los “encolados”, entre los “recursos de
estampación” vistos en el Tema 1.
- Transferencia de la imagen con tinta: se puede incorporar la imagen
fotocopiada con tinta. La limitación en este caso, reside en el tipo de imagen
fotocopiada, que ha de estar formada por blancos y negros, sin grises: alto
contraste.
No podemos utilizar la electrografía como soporte en combinación con estas
técnicas de grabado, porque el papel que se utiliza para la fotocopia no es
apto para la estampación de este tipo de matrices, que requieren papeles
flexibles para adaptarse a los relieves.
Tampoco podemos transferir por disolución sobre una imagen estampada,
porque el disolvente deformaría la imagen impresa sobre el papel. Primero
hacemos la transferencia y después estampamos el grabado.
Si queremos transferir una electrografía sobre una estampa, lo haremos
mediante tinta, ya que este procedimiento no altera la imagen que ya está
impresa.

PROPUESTA DE EJERCICIOS

- Combinar en una misma estampa, electrografía y grabado al


carborundo. Buscar el medio más adecuado para incorporar la fotocopia,
y utilizar, si procede algún recurso de estampación.
- Utilizar la técnica del grabado con masilla de poliester, en combinación
con electrografía. Recursos de estampación opcionales.
- Imagen con técnica mixta: electrografía y collagraph, con recursos de
estampación, si se considera oportuno.