Anda di halaman 1dari 4

Análisis crítico de la participación de la familia en la educación

Fundamentación teórica

La familia es el grupo más importante en la vida del ser humano, es la primera con la que
interactuamos. Estas primeras relaciones familiares nos brindan el conocimiento para
sentar las bases del aprendizaje y las relaciones sociales, es por ello que la familia tiene
una importante función educativa, ya que desde muy temprano influye en el desarrollo de
los niños (Ramírez, Nava, Ávila, Barrios y Vásquez, 2012).

Como se deja entrever, la relación entre la familia y la educación existe desde siempre pero
a lo largo del tiempo se ha ido cada vez más debilitando, los padres creen que una buena
educación solo es la cantidad de conocimientos que puedan adquirir sus hijos,
ofreciéndoles poca o nula ayuda. En contraste a esto Garreta (2008), nos dice que es
importante que los padres participen en la educación de sus hijos, dado que la buena
educación empieza en casa con la familia y esta consiste en el conocimiento del medio en
que viven los alumnos y en como la representan en la vida escolar.

Hoy en día la participación de la familia en la educación forma parte de un derecho básico


en todas las sociedades y como tal debe ser llevada a cabo de una manera constructiva y
eficaz (Reparaz y Naval, 2014).

En este sentido Sarmiento y Zapata (2014) señalan que la familia forma una pieza clave en
la formación de los estudiantes, pero muchas de ellas tienen una definición equivocada
sobre lo que es la participación.

Por esta razón, la participación de la familia en la educación muchas veces tiene un


concepto erróneo, a menudo se cree que está solo se da por las asistencias a las
actividades o los eventos que gestiona la escuela. Por ello, Reveco (2004) señala que
participar no es lo mismo que asistir a reuniones o escuchar; participar significa, opinar,
implicarse en los problemas y desafíos de la institución para poder solucionarlos.

Por lo tanto se podría decir que la participación familiar en la educación debe darse de un
modo dinámico y constante, pero muchas veces esto no ocurre así. Para Alcalá, Martín y
Ruiz (2015), la participación de la familia en las escuelas es todavía una asignatura
pendiente, porque la colaboración entre ambas aún no se da de forma conjunta debido a
que no es entendido por igual entre los padres y los maestros ocasionando que no sea
efectiva.
En virtud a esto, Reparaz y Naval (2014) consideran que dependiendo del concepto y la
forma de entender la participación, los padres ayudarían o colaborarían más en las
actividades de las instituciones. En otras palabras si los padres no están debidamente
informados sobra la participación su contribución a la educación va ser poca e incluso
escasa, pero si se da de una manera ordena y siempre actualizada traerá beneficios a corto
y largo plazo. Dentro de este marco cabe decir que existe una gran evidencia empírica que
muestra que la participación de los padres en la escuela brinda grandes beneficios, tanto
para los estudiantes como para las instituciones.

En este sentido, Gray y Ray (2013; citado en Reparaz y Naval, 2014) destacan que los
beneficios para los padres son el desarrollo de actitudes positivas y un mejor entendimiento
hacia los profesores; en tanto, para lo profesores, ve que se les facilita su tarea para lograr
alcanzar mejores resultados académicos, a su vez también avala que las escuelas y los
profesores más eficaces son aquellos que colaboran con los padres para que participen en
la educación de sus hijos.

Pero a veces no basta con que los padres quieran participar o que solo conozcan que trae
beneficios, se les debe guiar y ayudar para que su participación sea la adecuada. Según
Alcalá, Martín y Ruiz (2015), para que la participación de la familia en la educación sea
eficaz, los padres y los docentes deben escucharse mutuamente e intercambiar información
y puntos de vista.

No obstante Sarmiento y Zapata (2014), nos indican que en la participación de la familia en


la educación, existen numerosos factores y que de estas dependen las contribuciones de
los padres a la institución, entre ellas destacan el nivel educativo de los padres (mientras
mayor sea el nivel académico de los padres, mayor será su participación en la educación
de sus hijos), la edad de los estudiantes (en casos de muchos hijos, se centran en los
menores) y el nivel socioeconómico de las familias (relacionado a la disponibilidad de
tiempo y de las horas de trabajo).

Para finalizar, los padres son los primeros educadores de sus hijos, es su responsabilidad
primordial, en tanto la escuela o institución es un complemento necesario en la educación
y los padres no deben excluirse de esa labor, su participación o actividad en el centro
educativo de su hijo debe ser constante y lograr el mejor entendimiento con su semejantes
y las autoridades educativas. Siempre tiene que haber una relación entre los padres y la
educación, dado que ambos asumen la responsabilidad de educar a un individuo para la
vida en la sociedad y su posterior desarrollo y progreso.
Comentario critico

Muchos autores consideran a la familia como parte importante en la educación, muchos de


ellos destacan los beneficios que puede conllevar a una participación constante en la
escuela o centro educativo, mientras que otros se enfocan más en los factores que pueden
llevar a un padre a participar en la vida escolar de sus hijos, por mi parte considero que
muchos de ellos se enfocan en la familia mas no en la institución, se habla mucho sobre si
los padres deben participar pero no sobre los centros que hacen poco o nada para incluir a
los padres a llevar actitudes más participativas dentro de las instituciones o informarles
acerca de cómo pueden contribuir a la educación de su hijo, además algunos autores no
toman en cuenta los diversos factores que llevan a los padres a tomar un rol más
participativo en la educación. Se debe trabajar con los padres la participación pero a su vez
se debe ser consciente que muchos de ellos no van a poder ya sea por distintos motivos o
factores y es ahí en donde las instituciones deben trabajar más.

Conclusiones

1. La familia son los primero educadores y por ende son importantes en la educación.
2. Existen muchos conceptos de participación y algunas de ellas están erróneas.
3. La participación de la familia trae grandes beneficios tanto a los padres como a los
maestros.
4. Las instituciones deben guiar y ayudar a los padres para que su participación sea
buena y eficaz.
5. Múltiples factores pueden influir en la participación de la familia.

Recomendaciones

1. Las instituciones deben trabajar en conjunto con los padres, para que ellos se
comprometan con la educación de sus hijos.
2. Enseñar a los padres acerca del verdadero concepto de la participación.
3. Las instituciones deberían informar acerca de los beneficios de la participación, para
que los padres empiecen a tener actitudes participativas.
4. Empezar a trabajar en como poder guiar y ayudar a los padres para que sus
participaciones sean eficaces y de gran ayuda.
5. Las instituciones deben ser conscientes que muchos padres se sienten menos
importantes en el proceso educativo, ya sea por múltiples factores, se debe empezar
a trabajar más en sobre como poder remediar esto, ya sea por reuniones más
dinámicas.
Referencias

Alcalá, J., Martin, L., & Ruiz, G. (9 de Febrero de 2015). La participación de las familias en
el sistema educativo de sus hijos. Recuperado el 14 de Abril de 2017, de Educaweb:
http://www.educaweb.com/noticia/2015/02/09/participacion-familias-sistema-
educativo-sus-hijos-8679/

Garreta, J. (2008). La participación de las familias en la escuela pública. Madrid: Roelma,


S.L.L. Obtenido de
http://www.geosoc.udl.es/recerca/documents/la_participacion_familias_escuela.pdf

Ramírez, D., Nava, L., Ávila, A., Barrios, G., & Vásquez, M. (2012). Modelo para la
participación de Padres de Familia en la Educación Inicial y básica del Conafe.
México, D.F.: Consejo Nacional de Fomento Educativo. Obtenido de
http://www.conafe.gob.mx/mportal7/acompaname/modelo-participacion-padres.pdf

Reparaz, C., & Naval, C. (2014). Bases conceptuales de la participación de las familias.
Ministerio de Educación, Cultura y deporte, 21-32. Obtenido de
http://www.eunec.eu/sites/www.eunec.eu/files/members/attachments/estudiopartici
pacion-cee_digital_r.pdf

Reveco, O. (2004). Participación de las familias en la eduación infantil latinoamericana.


Santiago de Chile: Trineo S.A. Obtenido de
http://unesdoc.unesco.org/images/0013/001390/139030s.pdf

Sarmiento, P., & Zapata, M. (Septiembre de 2014). Modelo conceptual sobre la participación
de la familia en la escuela: un estudio cualitativo en cuatro localidades del Perú.
Recuperado el 13 de Abril de 2017, de Grupo de Análisis para el Desarrollo:
http://www.grade.org.pe/wp-content/uploads/AI16.pdf