Anda di halaman 1dari 8

ADMISIBILIDAD DE LA PRUEBA.

Una vez ofertadas las pruebas por las partes, el Juez va a proceder a decidir respecto a su
acogimiento, es decir la decisión va a versar en determinar qué pruebas se van a incorporar
para la posterior producción de la prueba en la respectiva Audiencia Probatoria.
En el artículo trescientos once1 inciso primero dice que “la prueba instrumental en que las
partes funden su derecho será admitida en la audiencia preparatoria. Si las partes quisieran
aportar otras pruebas instrumentales, su admisión se examinará en la audiencia
probatoria.”
De eso se trata este acto del Juez en el cual admite la prueba será realizado en la respectiva
audiencia preparatoria, sin embargo, para su realización la prueba va a tener que cumplir
antes que nada con ciertos requisitos para garantizar su pleno aprovechamiento.

PERTINENCIA DE LA PRUEBA.
Según E. J. Couture, la prueba pertinente, es aquella que versa sobre las proposiciones y
hechos que son verdaderamente objeto de prueba. Prueba impertinente es, por el contrario,
aquella que no versa sobre las proposiciones y hechos que son objeto de demostración.2
En nuestra legislación la pertinencia de la prueba implica la admisión de la prueba tendiente
a demostrar los hechos alegados por las partes. Esto implica impedir la aportación de prueba
que se encuentre vinculada con los hechos notorios los cuales están exentos de actividad
probatoria, o la aportación de aquella prueba que se trata de vincular con los hechos que no
han sido alegados, en este segundo caso porque cabe destacar que el juez no toma en cuenta
los hechos que no han sido alegados.
Por tanto la prueba pertinente se va a limitar a la aportación únicamente de aquella que pueda
tener un resultado valioso en la fundamentación de los hechos que las partes están planteando,
ya que en la pertinencia guarda un vínculo directo entre los hechos planteados y la prueba,
sin llegar a confundirlo con la utilidad de la prueba, dado que la prueba útil hace referencia
a impedir la admisión de aquella prueba que aun teniendo relación con los hechos planteados
no proporciones nada provechoso al proceso o que en nada le afecte a la parte contraria.
Ejemplo: En un proceso se está investigando el homicidio de un reconocido comerciante de
una ciudad, uno de sus trabajadores por intermedio del fiscal que adelanta la investigación
pretende hacer llegar al juez una factura vieja de unas botas que el trabajador compro, prueba
esta que nada tiene que ver con la investigación, y que por lo mismo es impertinente.3

1
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 311.
2
María Díaz, Fany Díaz y Sonia Sigüenza, “La Admisibilidad, Pertinencia e Idoneidad en la Prueba en los
Procesos Judiciales de la Niñez y Adolescencia” (Tesis de Grado, Universidad de El Salvador, 2011), 70.
3
Melchor Tirado Torres, “Conducencia, Pertinencia y Utilidad de la Prueba” El Informador, 23 de septiembre
de 2017, Columna de Opinión.
Según el artículo trescientos diez y ocho4, “la prueba que no guarde relación con los hechos
no debe ser admitida”.
La oportunidad procesal de declarar pertinente una prueba, es el momento posterior al
ofrecimiento (entendiéndose ofrecimiento como la oferta de admisión de la prueba en
audiencia preparatoria) donde el Juez puede rechazar toda aquella prueba que no tenga
relación directa con los hechos en litigio. Los juristas salvadoreños consideran las razones
siguientes:5
1- El momento de calificar una prueba de impertinente y esto se da mientras el término
probatorio, posterior a su ofrecimiento de las partes.
2- Si por cualquier motivo el juzgador incorporó la prueba supuestamente impertinente al
proceso, una vez redactada la sentencia definitiva deberá desestimarla sosteniendo que la
prueba no es suficiente para establecer un hecho determinado.
3- En la sentencia definitiva no puede declarase nula una prueba por razón a su
impertinencia, si no la nulidad de la prueba procede por motivos de formalidad al momento
de su producción como lo es, al recibir sin notificar a la contraparte tal circunstancia.
Requisitos principales para la pertinencia de un determinado medio de prueba, la relación
que debe existir entre el hecho que pretende acreditarse con este medio probatorio y los
hechos que constituyen el objeto de la controversia, así como la aptitud para formar la debida
convicción, del juzgador, una prueba es pertinente.
Como tal la prueba debe guardar la intención de convencer al juzgador que la prueba que se
está aportando guarda relación directa con los hechos planteados todo con la documentación
correspondiente y por tanto esta debe admitirse por aportar elementos valiosos que conducen
a la resolución del proceso, el denominado factum probandum.

CONDUCENCIA DE LA PRUEBA.
Conducencia, es la idoneidad legal que tiene una prueba para demostrar determinado hecho;
es una comparación que se realiza entre el medio probatorio y la ley, a fin de saber, si el
hecho se puede o no demostrar en el proceso con el empleo de ese medio probatorio.6
En nuestra legislación debemos entender la conducencia como aquella aptitud que tiene el
medio probatorio para ser legítimamente admitida, cuya fuente de legitimidad de su admisión
proviene de los medios probatorios legalmente establecidos en el Capítulo Cuarto “Medios
Probatorios” del Código Procesal Civil Y Mercantil o bien cuya fuente son aquellos medios
probatorios que no se encuentran expresamente establecidos en dicho Código, pero que el
Juez ha determinado como admisibles.

4
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 318.
5
María Díaz, Fany Díaz y Sonia Sigüenza. Op cit. 71.
6
Melchor Tirado Torres. Op cit.
Dicho análisis proviene de la interpretación del artículo trescientos treinta que establece
que “la prueba podrá producirse por cualquiera de los medios probatorios regulados en este
código. Los medios no previstos por la ley serán admisibles siempre que no afecten la moral
o la libertad personal de las partes o de terceros y se diligenciarán conforme a las
disposiciones que se aplican a los medios reglados.”7
Con la Interpretación del mencionado artículo podemos determinar que además de los medios
ya expresamente establecidos en el Código, el legislador faculta al Juez para admitir otros
medios probatorios, dado que este es el funcionario encargado de hacer dicha admisión, éste
deberá determinar si estos medios no constituyen una agresión a la moral o a la libertad
personal de la otra parte y si bien cumplen con los requisitos serán admitidos en el proceso.
La Conducencia parte de dos premisas fundamentales:8
En primer lugar, que el legislador puede determinar, en algunos casos, qué medios o
instrumentos pueden ser utilizados como medios probatorios y cuáles no. Ejemplo:
El artículo trescientos cincuenta9 y establece que “las partes podrán proponer, como medio
de prueba, que presten declaración en el proceso las personas que, sin ser partes, pudieran
tener conocimiento de los hechos controvertidos que son objeto de la prueba.”
Por tanto, este articulo el legislador acredita como medio probatorio conducente para
testificar a toda aquella persona que tenga conocimiento de los hechos en debate sin que esta
persona sea parte en el proceso, por caso contrario el legislador desacredita a aquella persona
como medio probatorio conducente a aquella persona que no tenga conocimiento de los
hechos en debate.
En segundo lugar, que el legislador puede prohibir la utilización de determinados medios
probatorios para un caso concreto. Ejemplo:
El artículo cuatrocientos uno10 establece, “los medios de reproducción de la imagen o del
sonido, así como aquellos en los que estuviera almacenada alguna información, que se
hallaren total o parcialmente destruidos no harán fe respecto del hecho que se pretende
probar.
Pero cuando su contenido sea inteligible y su sentido no se vea afectado por el deterioro, no
se aplicará lo que establece el inciso anterior.”
En el citado artículo existe una limitación en cuanto que el legislador establece que con dicha
prueba deteriorada en el cual se hallaré destruido total o parcialmente su contenido no se hará
fe, por tanto, no se tomará en cuenta para fundamentar los hechos alegados, el juez
desaprobará dicha prueba.

7
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 330.
8
Talavera Pablo, La Prueba en el Nuevo Proceso Penal. (Perú: Academia de Magistratura, 2009), 32.
9
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 350.
10
Idem. Artículo 401.
La conducencia es una cuestión de derecho, porque se trata de determinar si el medio
utilizado, presentado o solicitado es legalmente apto para probar el hecho. La prueba
inconducente es rechazada en la mayoría de los códigos.

OPORTUNIDAD DE LA PRUEBA.
La Oportunidad de la prueba no es más que el momento procesal oportuno para aportar la
prueba, esto con el fin que sumado con los demás presupuestos la prueba pueda tener la
eficacia que se pretende que tenga para el proceso.
Para comprender mejor la oportunidad de la prueba hay que tomar en cuenta dos principios
íntimamente relacionados con ello, los cuales son el Principio de Aportación y el Principio
de Preclusión. El primero establecido en el artículo siete11 en la cual establece que “la
proposición de la prueba corresponde exclusivamente a las partes o terceros”, y el segundo
principio tiene relación puesto que la prueba es un derecho no una obligación por lo tanto
corresponde a las partes aportarla o no, si la prueba no se aporta dentro del plazo procesal
establecido, la acción precluye, perdiendo la posibilidad de incorporarla aun cuando esta
prueba es idónea para probar los hechos controvertidos.
Dentro del Procedimiento Judicial existen momentos de alta relevancia en relación a la
prueba, son momentos que doctrinariamente se han reconocido por autores reconocidos de
derecho procesal, en este caso vamos a tomar como fundamento a Davis Echandía para
explicar dichos momentos de la prueba poniéndolo en contraste con la legislación procesal
salvadoreña. Los momentos de la prueba son los siguientes: Ofrecimiento de la Prueba,
Proposición de la Prueba, Admisibilidad de la Prueba y Producción de la Prueba.
Para la explicación de la Oportunidad de la Prueba, que es el objeto de esta parte del trabajo,
solo se tomarán en cuenta los dos primeros momentos.
OFRECIMIENTO DE LA PRUEBA.
Este momento de la prueba en palabras del autor antes mencionado se denomina “la
Producción u Obtención de la Prueba” esta fase de la actividad probatoria comprende todos
los actos procesales e inclusive extra-procesales con finalidad procesal, que de una u otra
manera conducen a poner la prueba a disposición del juez e incorporarla al proceso.12
En nuestra legislación este momento se fundamenta en el artículo doscientos setenta y seis13
Establece el contenido de la demanda, que en su numeral noveno dice que deberá contener,
“el ofrecimiento y determinación de la prueba”. Por lo cual podemos determinar que el
momento procesal oportuno para que el demandante aporte las pruebas que fundamenten su
pretensión debe ser en la imposición de la demanda, además de tomar en cuenta el derecho

11
Idem. Artículo 7.
12
Echandía Devis, Teoría General de la Prueba Judicial, Tomo I. (Colombia: Universidad Libre de Bogotá)
277.
13
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 276.
de defensa que tiene el demandado, este último deberá aportar la prueba que fundamente su
excepción en la contestación de la demanda.
Hay que agregar que, en esta etapa procesal, el Juez se limita únicamente a admitir o rechazar
la demanda, este funcionario no hará ninguna evaluación o examen sobre las pruebas
aportadas.
PROPOSICIÓN DE LA PRUEBA.
En palabras de Echandía hay simple proposición de la prueba, cuando la parte se limita a
indicar un posible medio con el fin de que el juez lo decrete y proceda a su práctica. Por
consiguiente, la proposición existe siempre, al paso que la presentación es una modalidad
específica de aquélla.14
Es adecuado hacer la diferenciación entre “Aportación y Proposición” de la prueba, la
primera hace referencia a poner en contacto la prueba a con el Juez y la segunda hace
referencia a aquel acto en el cual el representante de la parte va a exponer las razones por las
cuales la prueba debería ser admitida, brindándole a este la fundamentación pertinente para
crear el convencimiento en el juez que la prueba es valiosa para el proceso.
En nuestra legislación la proposición se encuentra contemplada en el artículo trescientos
diecisiete15 estableciendo que “la prueba deberá ser propuesta por las partes en la audiencia
preparatoria o en la audiencia del procedimiento abreviado, salvo casos expresamente
exceptuados en este código. La proposición de la prueba exige singularizar el medio que
habrá de ser utilizado, con la debida especificación de su contenido. El Juez evaluará las
solicitudes de las partes, declarará cuáles pruebas son admitidas y rechazará las que
resulten manifiestamente impertinentes o inútiles. La decisión del juez no será recurrible, y
las partes podrán solicitar que se haga constar en acta su disconformidad, a efecto de
interponer recurso contra la sentencia definitiva”.
La razón por las cuales explicamos todo lo anterior es porque en esta etapa procesal, es decir
en la audiencia preparatoria además de proponer la prueba que ya se aportó en la demanda o
contestación de la demanda, se puede aportar más elementos probatorios, dicha afirmación
la fundamentamos en base a la siguiente disposición legal: artículo trescientos once inciso
primero y segunda disposición, “la prueba instrumental en que las partes funden su
derecho será admitida en la audiencia preparatoria. Si las partes quisieran aportar otras
pruebas instrumentales, su admisión se examinará en la audiencia probatoria”.
Por tanto, con la fundamentación anterior podemos establecer que otro de los momentos
procesales oportunos para aportar prueba sería en la audiencia preparatoria.
Sin embargo, hay que resaltar que dicha prueba instrumental solo podrá proponerse en
audiencia preparatoria si lo que se pretende probar es sobre hechos nuevos, y que por tal
razón dichos elementos probatorios no pudieron ser incorporados en la demanda o

14
Echandía Devis. Op cit. 279.
15
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 317.
contestación de la demanda, esto en base a lo que dispone el Capítulo Segundo “La Audiencia
Preparatoria” en el artículo trescientos siete16 último inciso que dice sobre los hechos
nuevos o de nuevo conocimiento que el juez repute admisibles se podrá proponer prueba de
conformidad con las normas de este código.
Es pertinente para no dejar inconcluso los otros momentos de la prueba se explicarán
brevemente, de la siguiente manera, aclarando que estos en nada tienen que ver con la
oportunidad de la prueba:
ADMISIÓN DE LA PRUEBA.
En palabras del mismo autor mencionado este momento supone: el acto procesal por el cual
el juez accede a que un medio de prueba determinado sea considerado como elemento de
convicción en ese proceso y ordena agregarlo o practicarlo.17
Es el acto en el cual el juez evalúa si la prueba reúne los requisitos necesarios para que
proporcione la información necesaria para que dicha prueba cumpla con su finalidad, debe
cumplir requisitos tales como: Pertinencia, idoneidad, utilidad y conducencia, todo esto para
que el juez proceda a admitirla, dicho procedimiento se encuentra regulado en, el articulo
trescientos once18 inciso primero que expresamente dice, “la prueba instrumental en que
las partes funden su derecho será admitida en la audiencia preparatoria. Si las partes
quisieran aportar otras pruebas instrumentales, su admisión se examinará en la audiencia
probatoria.”
Con dicho artículo afirmamos que el momento de la admisión es en audiencia preparatoria
en la que el juez en base a las fundamentaciones realizadas por los abogados y su criterio, va
a proceder a admitir las pruebas que reúnan los requisitos.
DILIGENCIAMIENTO DE LA PRUEBA.
El conjunto de actos procesales que es menester cumplir para así llevar a juicio los medios
de convicción propuestos por las partes. Formulada la solicitud por la parte y accediendo el
Juez comienza el procedimiento probatorio de cada uno de los medios de prueba con la
colaboración de los encargados de cada uno de los medios de prueba y su incorporación
material a juicio.
En el mismo procedimiento de diligenciamiento de la prueba también encontramos la
producción de la prueba que consiste en:
Producción de la Prueba.

16
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 307.
17
Echandía Devis. Op cit. 282.
18
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 311.
En palabras del mismo autor mencionado este momento supone: los actos procesales
necesarios para que los diversos medios concretos aducidos o solicitados se incorporen o
ejecuten en el proceso.19
Se refiere al acto en el que se extrae la información de la prueba y se incorpore al proceso
lógico de valoración, tiene su fundamento se encuentra en el Capítulo Quinto, Audiencia
Probatoria artículo cuatrocientos tres20 “las pruebas se producirán en audiencia, salvo las
excepciones que este código prevé, en cuyo caso se adoptarán las medidas necesarias para
su adecuada documentación, a fin de asegurar los efectos oportunos. Y deberán practicarse
concentradamente, salvo que sea imposible por la naturaleza del medio probatorio.”

VALORACIÓN DE LA PRUEBA.
En palabras de Echandía la valoración es la operación mental que tiene por fin conocer el
mérito o valor de convicción que pueda deducirse de su contenido.21
Por tanto, una vez producida la prueba solo resta que estas surtan los efectos necesarios, es
decir provocar el convencimiento del Juez y que tenga un aporte para fundamentar las
alegaciones planteadas, esta valoración tiene su fundamento en el artículo cuatrocientos
dieciséis22 que dice “el juez o tribunal deberá valorar la prueba en su conjunto conforme a
las reglas de la sana crítica. No obstante lo anterior, en la prueba documental se estará a lo
dispuesto sobre el valor tasado. El juez o tribunal deberá atribuir un valor o significado a
cada prueba en particular, determinando si conduce o no a establecer la existencia de un
hecho y el modo en que se produjo. Cuando más de una prueba hubiera sido presentada
para establecer la existencia o el modo de un mismo hecho, dichas pruebas deberán
valorarse en común, con especial motivación y razonamiento.”

19
Echandía Devis. Op cit. 284.
20
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 403.
21
Echandía Devis. Op cit. 287.
22
Código Procesal Civil y Mercantil, (Asamblea Legislativa de El Salvador, 2008) Artículo 416.