Anda di halaman 1dari 7

CAPITULO 5.

ACCIONES CON IMPACTO AMBIENTAL

Los impactos ambientales de cualquier actividad productiva se clasifican en


función de si se producen como consecuencia del proceso de entrada de
recursos (consumo, ya sea de productos, agua, energía, etc.), del proceso
de salida (contaminación y residuos) o se deben directamente a la acción de
la actividad sobre el territorio en que se realiza (impactos sobre el espacio).
Una acción con impacto ambiental no tiene porqué ser necesariamente
rechazable, aunque debe ser contrarrestada con medidas correctoras sobre
el medio. Otras pueden minimizarse para disminuir su impacto y, finalmente,
algunas no están permitidas por la ley.

5.1. CONSUMO

 No realizar una buena gestión del consumo eléctrico ni introducir medidas


de ahorro.
 Usar tintes con disolventes orgánicos.
 Emplear productos de un solo uso.
 Usar fuentes de energía no renovables.
 Despilfarrar agua en la limpieza de las cubas de tintado.
 No realizar una buena gestión en los stocks de almacén, haciendo que
caduquen productos o que éstos pierdan su atractivo como novedad,
sobre todo en lo referente a las coloraciones.
 Usar herramientas poco duraderas.
 Utilizar pieles naturales obtenidas de forma ilegal.
 No reutilizar restos de telas, cueros, etc.
 No aprovechar al máximo las piezas en los cortes, desperdiciando
grandes cantidades.
 Mantener las máquinas en funcionamiento cuando no se están usando.
5.2. CONTAMINACIÓN Y RESIDUOS

Los principales problemas medioambientales de la industria textil están


relacionados directamente con el vertido de aguas residuales con una alta carga
contaminante. También son importantes los consumos energéticos, las emisiones
a la atmósfera, los residuos sólidos y los olores los cuales llegan a ser molestos si
provienen de determinados procesos.

1.- Residuos NO peligrosos de envase y embalaje: este tipo de residuos se


corresponden principalmente con los productos resultantes del envase y embalaje
de las materias primas textiles de diferente naturaleza, (fibras, hilos, tejidos,
piezas, etc.)

2.- Residuos peligrosos de envase y embalaje: este tipo de residuos se


generan cuando los contenedores, incluyendo el envase y embalaje exterior, de
los productos químicos auxiliares, colorantes, pastas de estampación y todo tipo
de productos peligrosos se utilizan y consecuentemente se vacían.

3.- Residuos NO peligrosos:

·Residuos textiles (retenidos en filtros de equipos , materias primas y fibras, hilo,


tejido, tejidos de punto, fibras sueltas, cortados y cables, etc...).

·Lodos de depuradora textil ·Toners de impresión.

4.- Residuos peligrosos: ·Grasas y trapos impregnados de aceite.

·Aceites usados.
·Tubos fluorescentes.
·Fugas accidentales sobre substratos de sepiolita.
·Trapos textiles contaminados con químicos.
·Residuos de disolventes.
·Residuos de equipos eléctricos y electrónicos. (Con metales).
·Baterías. (Vehículos de transporte y equipos).
·Residuos químicos, colorantes, pastas de estampación.
5.3. OCUPACIÓN DEL ESPACIO

La industria actúa sobre el medio ambiente como cualquier otra actividad


humana, modificando el equilibrio de los ecosistemas. La actividad industrial,
sea cual sea su naturaleza, ejerce un conjunto de perturbaciones
medioambientales que denominamos impacto ambiental.

El impacto ambiental industrial comprende, entre otros, los siguientes puntos:

- Sobreexplotación de recursos utilizados para la industria, como es la


extracción de materias primas.
- Consumo acelerado de agua y energía.
- Ocupación del suelo donde se construye e instala la fábrica y destrucción
del ecosistema existente (flora, fauna, medio físico, sistema biológico,
etc.). Se crea un ecosistema nuevo, el ecosistema industrial.
- En este nuevo ecosistema, la instalación se convierte el principal elemento
perturbador, tanto de ese ecosistema como de otros ecosistemas
cercanos.
- Extinción de especies animales y vegetales como consecuencia de las
actividades industriales.
- Modificación del paisaje por deterioro estético y de la calidad visual del
medio.
- Riesgos elaborados de accidentes y siniestros (incendios, explosiones,
fugas, escapes, dispersiones de tóxicos, etc.), con graves consecuencias
para los ecosistemas de la zona.
- Ruidos y vibraciones.
- Olores

La contaminación es, sin duda, uno de los factores perturbadores más graves.
Las actividades industriales implican invariablemente la transformación de
materias primas o productos semielaborados o elaborados, pero esta
transformación nunca es total, generándose unos residuos, en forma de
energía o materia que si no son recuperados y reutilizados se convierten en
contaminantes susceptibles de producir daños sobre la Naturaleza.
5.4. GESTIÓN DE LOS RECURSOS

El control de gestión se centra en la identificación de los factores claves de éxito


de cada proceso, esto implica que sus miembros identifiquen con claridad, lo que
sus clientes, ya sean internos o externos, esperan de ellos: oportunidad, calidad,
cumplimiento, etc.

El control de gestión es un proceso mediante el cual, la organización se asegura


de la obtención de recursos, y del empleo eficaz, y eficiente de tales recursos en
el cumplimiento de los objetivos organizacionales.

5.4.1. ENERGÍA

Realizar campañas de información entre los empleados para el ahorro


energético.

Registrar los consumos eléctricos de la maquinaria y los equipos por unidad;


así se podrán integrar medidas de ahorro por sectores, que optimizarán el
consumo.

Realizar un mantenimiento preventivo de la maquinaria para ahorrar energía


y mejorar la calidad en la fabricación.

Aprovechar al máximo la luz natural; de esta Aprovechar al máximo la luz


natural; de esta.

Moderar la intensidad de la luz en las zonas de menor necesidad y revisar


continuamente los niveles de iluminación.

Instalar interruptores con temporizador en las zonas de servicios, vestuarios,


etc. para evitar luces encendidas innecesariamente.

Limpiar periódicamente los sistemas de iluminación para que no existan


obstáculos que disminuyan la intensidad lumínica.

Colocar termostatos en los sistemas de calefacción central para reducir el


consumo de energía.
Optimizar los procesos de secado de tejidos y pieles para evitar pérdidas
innecesarias de calor y aprovechar al máximo el combustible.

5.4.2. AGUA

La industria textil es considerada como uno de los principales generadores de


contaminantes de agua y desechos peligrosos debido a que en el proceso de
fabricación incluye diversas etapas que provocan una seria contaminación al
medio ambiente.

Los principales puntos de generación de contaminantes están centrados en el


manejo de materiales peligrosos, emisiones al aire, residuos sólidos y líquidos,
consumo de energía y generación de grandes cantidades de aguas residuales
altamente coloreadas y constituidas por compuestos difícilmente biodegradables.
En 2010 se reportaron en México 14,950 establecimientos del sector textil y del
vestido.

El impacto ambiental que causa este sector es variado, pero el color es el primer
signo contaminante que se observa en sus aguas residuales (figura 2),
provocando reducción de la transparencia y disminución del oxígeno disuelto, lo
que dificulta la función fotosintética de las plantas. En términos de población, el
consumo medio en el mundo de colorantes por persona al año es de alrededor de
200 gramos. En los países desarrollados puede llegar hasta 600 o 700 g/persona,
teniendo un uso por aplicación del 60% en la industria textil, 25% en pinturas y
tintas (pigmentos), y el resto en el teñido de papel, cuero, alimentos y otros.

La composición de los efluentes generados en la industria textil es muy variable,


típicamente caliente, alcalino y coloreado. Los principales contaminantes
presentes son sólidos suspendidos, aceites minerales y compuestos orgánicos,
los cuales se consideran compuestos xenobióticos recalcitrantes a los procesos
biodegradativos. También están presentes concentraciones significativas de
metales pesados, como cromo, cobre, zinc, níquel o plomo. En el proceso de
fabricación de la fibra natural, el agua residual puede contener pesticidas y
contaminantes microbiológicos, como bacterias, hongos y otros patógenos.

El tratamiento de aguas residuales de la industria textil es un problema ambiental


al que se le ha dado atención, ya que muchos colorantes y aditivos textiles son
tóxicos y no biodegradables y, en consecuencia, son descargados a canales y
ríos, permaneciendo en el ambiente. Para su tratamiento existen procesos físicos,
químicos y biológicos, que pueden ser aplicados para remover colorantes de las
aguas residuales. Cada método tiene sus limitaciones técnicas y económicas. Se
ha reportado que el uso de un solo proceso no es eficiente para la degradación
del color y la mineralización de los compuestos que se forman.

Los procesos biológicos han sido considerados como alternativas efectivas para
el tratamiento de efluentes coloreados, pero la necesidad de aclimatación, los
tiempos elevados de residencia y el carácter recalcitrante de algunos colorantes y
auxiliares de manufactura constituyen en la actualidad las mayores limitantes para
su operación estable.
Conclusiones

La industria textil refiere algunas fortalezas heredadas de un sector con solidez en su


crecimiento durante la última década, debe minimizar amenazas (contaminación
ambiental y ocupación del espacio)

En la industria textil hay que dedicar una atención especial al elevado consumo de agua
en la fase de ennoblecimiento. Además, hay que prever la posibilidad de
eliminar las aguas residuales.

Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. INDUSTRIAS TEXTILES [en línea]. [fecha de consulta: 18 mayo
2018]. Disponible en: https://www.dipuleon.es/img/File/UPD/mbp_textiles2.pdf

APTT. “La Industria Textil y Confecciones”. 2016[Imagen digital en línea]. Disponible en: http://apttperu.com/la-industria-

textil-y-confecciones/

Proyecto RESITEX. MINIMIZACIÓN DE RESIDUOS TEXTILES [en línea]. [Fecha de consulta: 23 mayo 2018].
Disponible en:
http://ec.europa.eu/environment/life/project/Projects/index.cfm?fuseaction=home.showFile&rep=file&fil=
LIFE05_ENV_ES_000285_LAYMAN_ES.pdf

Seoánez, M. (1997) Ecología Industrial. Segunda Edición España – Editorial Mundi-Prensa. Pp. 34

AGUAS RESIDUALES DE LA INDUSTRIA TEXTIL [en línea]. [fecha de consulta: 18 mayo 2018]. Disponible en:
http://aguasimple.org.mx/revistav4/index.php?option=com_content&view=article&id=272:ique-podemos-
hacer-contra-las-sequias&catid=45:notas-de-agua-v4&Itemid=6