Anda di halaman 1dari 9

PERDONANDO A LOS DEMAS

“Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la


gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe ,
y por ello muchos son contaminados”.
Heb. 12:15.

I. Perdonar es:

A. “Matar al Yo”, quitando todo resentimiento y/o coraje que pueda merecer el
ofensor.

B. Tener misericordia con los que nos ofenden, como Cristo la tuvo con nosotros, en
vez de juzgar y condenar.

C. Cambiar nuestra actitud, hace al ofensor darse cuenta de cuán grande es el amor y
el perdón de Dios que nos ha sido dado para los demás.

II. Perdonar también es:

A. Una decisión voluntaria.

B. No estar basado en los sentimientos.

C. Un triple compromiso hacia Dios y el ofensor:

1. “No recordaré el daño hecho al ofensor”.

2. “No mencionaré el daño a otros”.

3. “No me recordaré a mi mismo el daño que me ha sido hecho”.

III. El perdón debe perdonar (Mateo 18:21-35).

IV. Dios nos da algunos aspectos de su mandamiento de perdón.

A. ¿Cuándo perdonar? (Marcos 11:25) En la oración.

B. ¿A quiénes perdonar? (Marcos 11:25) A cualquier persona que tiene


algo contra ti.

C. ¿Cómo perdonar? (Efesios 4:30-32; Col. 3:12-14).

1. Como Cristo nos perdonó a nosotros.

2. Completamente.

3. Tanto como sea necesario.

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 1
PERDONANDO A LOS DEMAS
4. Durante la ofensa (Lucas 23:24; Hechos 7:59-60).
D. ¿Cuál es la respuesta de Dios ante tu elección de perdonar o no hacerlo?
(Mateo 6:14-15).

1. Dios te perdona a través de una ‘relación de adoración’ hacia El, siempre y


cuando tu hayas perdonado también a los demás.

2. Tu relación en el pasado, presente y futuro, es la misma siempre y cuando hayas


perdonado; pero si no lo haces, tu relación con Dios se verá opacada por tu falta de
perdón.

E. ¿Cómo responder al ofensor que busca una reconciliación? (Lucas 17:3-


4)

a. Con perdón diario, repetido e ilimitado.

b. Sin juzgar, porque ‘el amor cree en todas las cosas’ (I Cor. 13:7).

V. Nos es necesario perdonar en las siguientes situaciones:

A. Cuando alguien busca tu perdón, hace el compromiso de perdonar, y lo hace


inmediatamente (Lucas 17:3-4).

B. Cuando el perdón no es buscado por el ofensor, en la oración debemos decir:


“Yo perdono a (nombre del ofensor) por (la razón específica)” (Marcos 11:25).

C. Si hay múltiples ofensas por un largo período de tiempo, es altamente


recomendable que ores, haciendo el compromiso de perdonar en la presencia de un testigo.
(Gálatas 6:2)

1. Elabora una lista de cada persona que ha pecado contra ti (mamá,


papá, esposo, hijo u otra persona).

2. Has una lista de la o las formas específicas en que esas personas


han pecado en tu contra o te han herido.

a. Incluye comportamientos de pecado, como el ser arrogante, egoísta, apartado,


negativo, controlador, envidioso y superficial.

b. Incluye otros patrones de pecado, como el no amar incondicionalmente, siendo un


modelo sin Dios, no acudir a Dios y a su Palabra en la solución de problemas.

c. Incluye eventos o incidentes específicos que traen resentimiento a tu mente.

d. Incluye cosas que no son necesariamente de pecado, como hábitos irritantes.

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 2
PERDONANDO A LOS DEMAS

RELACION DE RELACION DE
POSICION COMUNION

El juez perfecto derrama su La relacion posicional


como Cristiano te pone en
ira sobre Jesus Cristo como
castigo por tu pecado. comunion con tu padre
celestial.

Eres justificado unicamente


por medio de la fe en la
perfecta obra de Cristo en la
cruz.

Pero

La falta de perdon estorba


tu relacion con Dios. (Mat.
6:14,15)
Justificacion es un termino
legal/judicial que significa ser
declarado inocente o justo.

Eres perdonado por todos tus


pecados pasados, presentes, y
futuros (Col. 2:13b)

Su posicion con Dios esta segura por la


eternidad. (1 Ped. 1:3,4)

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 3
PERDONANDO A LOS DEMAS
3. Ora para perdonar cada ofensa en específico; ejemplo:
‘Yo perdono el alcoholismo de mi padre’; ‘Yo perdono el que mi padre no reconozca ni
aprecie mis triunfos’.

4. Desecha tu ‘lista de errores y rencores’ (I Corintios


13:5).

5. Implemente este proceso siempre que tengas


dificultad para perdonar a tu ofensor, después de haber hecho un compromiso en
privado.

VI. El compromiso de perdonar debe ser hecha libremente y para dejar fuera al resentimiento (Juan
8:31b, 32).

A. Practica usando el ‘Triple compromiso’ de


perdonar ubicado en la página anterior.

B. Deja de habitar en los pecados del pasado


que hicieron en tu contra (Isaías 43:18-19; Fil. 3:13-14).

C. Cuando algún sentimiento de rencor o


lástima a si mismo vuelva a causa de la falta de perdón, pon en práctica el cuadro de
‘Renovación de mente’ que se muestra más adelante.

D. Aprende a amar a tus enemigos u ofensores


(Romanos 12:17-21; Lucas 6:22-38).

E. Perdona al ofensor todas las veces que sea


necesario.

VII. Si te encuentras en alguna de las tres situaciones siguientes, haz lo que se te indique en el
cuadro.

A. Cuando el ofensor ha perdido el control por su coraje, te está


ofendiendo o te está hiriendo en alguna otra forma.

B. Cuando alguien te ignora.

C. Cuando te enfrentas a una persona difícil, utiliza el cuadro para


ayudarte a pensar antes de actuar, en vez de actuar pecaminosamente en una situación tensa
o de dolor.

CUADRO PARA MEMORIZAR


I Corintios 10:13.
1. Aférrate a la verdad de que Dios arreglará la situación (Efesios 1:11).
2. Agradece a Dios por esta prueba (I Tes. 5:18; Efesios 5:20).
3.Llamado
El Cristiano: Perdona al ofensor,
a la Obediencia no verbalmente,I-Bsino en la oración (Marcos
Copyright 11:25).
 1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 4
4. Pregunta: ¿Como puedo yo obedecer a Dios en esta situación? (Juan 14:15).
5. Pregunta: ¿Que esta tratando Dios de enseñarme?
PERDONANDO A LOS DEMAS

VIII. He aquí algunos otras situaciones relacionadas con el perdón.

A. No perdones al ofensor verbalmente, sino que hasta que el te busque;


pero si debes perdonarlo a través de la oración.

B. Perdona al ofensor antes de amonestarlo, si es que necesita reprensión,


para que puedas hablar la verdad en amor (Efesios 4:15).

C. La disciplina, en diversas formas, puede ser apropiada siempre y cuando


tu hayas perdonado.

D. Confiar en el ofensor después de haberlo perdonado, puede o no ser


apropiado, dependiendo de su carácter y confiabilidad.

E. Perdonar puede incluir olvidar:

1. Tu puedes no perdonar las ofensas que hayan tenido un gran impacto en tu vida, o
cuando las ofensas han ocurrido por un largo periodo de tiempo.

2. Dios dice, “Y nunca mas me acordaré de sus pecados y sus iniquidades”


(Hebreos 8:12). Dios no dice que El olvida, pero si indica que no te reprochará ningún
pecado que hayas cometido (Hebreos 10:17).

Estamos conscientes de que todos pecamos en el curso de nuestra vida, pero aún así, tenemos
que estar alertas a las señales que nos indiquen que no hemos perdonado aún a las personas que
nos han ofendido.

IX. Cómo detectar que no hemos perdonado.

A. He aquí algunas señales que muestran que tu no has perdonado.

1. Luchar contra la desobediencia hacia Dios, sin tener un


crecimiento espiritual.

2. Tener un constante sentimiento de coraje.

3. Culpar a otros por tus problemas.

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 5
PERDONANDO A LOS DEMAS
4. Estar frecuentemente deprimido o explosivo.

5. Oprimir constantemente tus sentimientos; minimizar o buscar


excusas a los pecados de los demás.

6. Ser muy superficial en tus relaciones o amistades.

7. Apartarse emocional y físicamente de los demás.

8. Tener actitudes negativas y malagradecidas para con Dios y otras


personas.

9. Chismear o ventilar a los demás las ofensas hechas hacia ti.

10. Sentir que la presencia de Dios se aleja de ti; tu relación personal con Dios ha sido
dañada.

11. Tener lástima por ti mismo, sentirse víctima.

12. Tener dificultad para tener una relación importante y mantenerla en pie.

13. Excusar las actitudes de pecado que has cometido en respuesta a las ofensas hechas
hacia ti.

14. Refugiarse en la fantasía para cubrir la realidad de las ofensas de los demás.

B. He aquí algunas razones poderosas para tener la actitud o las actitudes


que se describen arriba.

1. No has intentado perdonar.

2. No sabes cómo perdonar de verdad.

3. Haz hecho el compromiso de perdonar, pero tu perdón es incompleto.

a. Es posible que alguien esté llevando alguna carga por su pecado, pero busca un
testigo para tu oración de perdón (Galatas 6:2).

b. Es posible que necesites ser más específico y detallado acerca de ciertos


incidentes o comportamientos en los que deseas perdonar al ofensor.

4. Tu haz perdonado realmente, pero puede ser posible que la raíz del
problema aún te esté agobiando, y que no permite que el plan de Dios para tu vida se
lleve a cabo completamente, y tal vez esto te lleve a tener una actitud de pecado. Ver
Ira.

5. No has puesto en práctica el mandamiento de perdón.

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 6
PERDONANDO A LOS DEMAS
a. Sigues viviendo las transgresiones que se han cometido contra ti.

b. No practicas la Renovación de mente.

6. No estás perdonando diariamente las ofensas que se te hacen.

X. La represión es una imitación Satánica del perdón:

A. Indicios de la Represión

1. Niegas y bloqueas el dolor emocional y/o la amargura. Podrías llegar al


punto de no poder reconocer tus malos sentimientos.

2. Tiendes a minimizar, ignorar, excusar, y/o encubrir el pecado del que te


ofende.

3. Quizás crees que has perdonado porque no sientes coraje, amargura, o


resentimiento.
En cambio, has reprimido o “enterrado” tus emociones.

B. Solución a la Represión

1. Recurrir a Cristo y obedecer Su mandato de perdonar en vez de recurrir


a tus propias estrategias humanas como medio de enfrentar los problemas. Favor de
referirse al primer y cuarto cuadro del diagrama Las Cuatro Maneras de Enfrentar los
Problemas que se encuentra en la Introducción.

2. Haz una lista de las maneras en que han pecado contra ti aún que ya no
sienta nada malo. Esta dispuesto a encarar el dolor emocional, el cual pueda surgir
cuando comience a escribir o cuando haga el compromiso de perdonar.

XI. La ira y el resentimiento, aún estando reprimidos, controlaran tu vida si decides no


perdonar (Hebreos 12:15).

A. Dios en su palabra traza claramente las consecuencias de no perdonar.

1. Obstruye tu relación con Dios (Mat. 6:14,15).

2. Entristeces al Espíritu Santo (Efe. 4:30).

3. Contamina tus relaciones de amistad con otros (Heb. 12:15).

4. Cosecharás problemas (Heb. 12:15).

5. Serás entregado a la tortura y encarcelamiento de tu propio espíritu


endurecido al no perdonar (Mat. 18:34).

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 7
PERDONANDO A LOS DEMAS
B. Cualquier cosa que te controle, eso viene a ser “señor” de tu vida. Si la ira te controla,
aquel que te hizo enojar finalmente controla tus emociones.

C. Puedes responder mal hacia:

1. El que te ofendió.

2. Aquellos que te recuerden a la persona.

3. Aquellos que no tengan directamente nada que ver en la situación (Heb.


12:15).

D. Puedes asumir las malas características del que te ofendió.

E. El negarte a perdonar te debe hacer que examines bien tu salvación (Heb. 12:15a;
2 Cor. 13:5-8).

“El no perdonar es estar encarcelado por el pasado, por aquellas viejas quejas que no permiten
que la vida continúe con nuevos asuntos. El no perdonar es cederse a que otros lo controlen. Si
uno no perdona entonces uno es controlado por lo que otros hacen y uno es atrapado dentro de
una secuencia de “me la hicieron pues y hago,” de indignación y venganza, esto por aquello,
siempre escalando. El presente es interminablemente devorado por el pasado. El perdón liberta
al que perdona, le saca fuera de la pesadilla ajena.”
Sacado de un articulo de la revista Time titulado, “I Spoke…As a Brother”

“Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que
vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.
Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado”
Heb. 12:3,4

XII. Después hacer un compromiso de perdonar, puede ser que te


sientas libre de todo sentimiento de amargura, como puede ser que no.

A. El estar dispuesto a cumplir con ese compromiso por medio de renovar tu


entendimiento traerá liberación emocional mientras que el Espíritu Santo trabaja en tu
interior. (Juan 8:31,32; Sant. 1:25)

B. Tus sentimientos normalmente se transforman de malos a buenos, siempre y


cuando perseveres en guardar los mandamientos de Dios. (Gal. 6:9)

C. La obediencia se demuestra cuando perdonas y renuevas tu entendimiento y te


llevará a:

1. Dejar de sentir aquellos malos sentimientos cuando ves a la persona que te ofendió
o al pensar en lo que te hicieron.

2. No sentir nada malo ante la presencia de la persona que te ofendió.

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 8
PERDONANDO A LOS DEMAS
3. Que el pasado ya no controle el presente ni el futuro.
Demostrar amor incondicional hacia la persona.

4. Dejar de ocultar, excusar, o hacer fantasías como una manera de evitar sentimientos
de enojo.

5. Enfocarte en Dios en vez de la otra persona que te ofendió.

6. Tener compasión por la persona.

7. Darte cuenta de como Dios ha usado a esa persona como instrumento para tu
crecimiento espiritual y que quizás El ha usado la adversidad para ampliar tu ministerio.

Tu esperanza descansa en no enfocarte en la gravedad de los problemas,


sino en la capacidad del Espíritu Santo de librarte de ese pasado,
así como obedezcas la palabra de Dios.

El Cristiano: Llamado a la Obediencia I-B Copyright  1990, 1994, 1998 CTO Ministries, Inc.
Página 9