Anda di halaman 1dari 3

Cierre de pilas de lixiviación

Talud reconformado. Se les llama pilas de lixiviación (PAD) a las estructuras en forma de
pirámides escalonadas formadas por el material extraído del tajo que tiene buena concentración
de oro y plata. A los PAD’s se les aplica una solución cianurada que disuelve el mineral y la
convierte en una solución rica que luego es procesada en distintas etapas dentro de las plantas
de recuperación. El cierre final de las pilas de lixiviación se debe efectuar cuando éstas ya no
contengan metales ni concentración de cianuro. A la fecha todas las pilas de lixiviación de
Yanacocha se encuentran operativas. A pesar de esto, ya se están efectuando trabajos de
reconformación de los taludes de las pilas a la pendiente final con el objetivo de adelantar los
trabajos de cierre programados para después del cese de operaciones. La reconformación de los
taludes permite que las paredes del PAD adopten una pendiente acorde con el paisaje que se
encuentra alrededor de las operaciones de Yanacocha.

El siguiente paso después de la reconformación total de los PAD’s es colocar sobre ellos suelo
orgánico para revegetar el lugar. Una vez cerradas estas pilas el monitoreo post cierre asegurará
que las plantas estén saludables, que las raíces esté creciendo de forma normal y que se active
la microbiología del suelo compuesta por insectos, hongos, etc.

Cierre de Relavera

Relaves: Se definen como el deshecho mineral sólido de tamaño entre arena y limo provenientes
del proceso de concentración que son producidos, transportados o depositados en forma de
lodo. Note que esta definición excluye otras formas de desechos mineros producidos en forma
sólida. Estos no son cubiertos en esta Guía pero varios tipos de ellos se mencionan brevemente
más abajo, principalmente para distinguirlos de los relaves tal como se han definido aquí.

1. Tipos de Residuos Mineros

Hay diferentes y variados procesos para la extracción de mineral, comúnmente empleados en la


industria minera. Pero esta Guía trata solamente con los residuos sólidos y líquidos generados
por la concentración y cianuración. La concentración no es practicada en cada mina y el lector
debe tener en cuenta que relaves, tal como se define más adelante y son considerados en esta
Guía, estarán asociados únicamente con aquellas minas que la efectúan. Además, esta Guía está
específicamente orientada a los relaves derivados de la extracción de metales preciosos (oro,
plata) y metales básicos (cobre y plomo/zinc o Cu y Pb/Zn), ya que estos minerales son los que
dominan la industria minera peruana en el futuro previsible. Los minerales polimetálicos son
aquellos a partir de los cuales se extrae una amplia variedad de metales y son usualmente altos
en minerales sulfurados, tal como la pirita. Otros relaves tales como aquellos derivados del
hierro y del lavado del carbón no se discuten aquí, pero muchos de los mismos principios son
aplicables.

a) Origen y Producción de Relaves de Concentradoras

El proceso de concentración comienza con el chancado del mineral proveniente de la mina hasta
tamaños de partículas generalmente en el rango de centímetros o milímetros. El mineral
chancado es luego reducido a tamaños menores a un milímetro, en grandes tambores rotatorios
clasificados como molinos de bolas, molinos de varillas y molinos semi-autógenos (SAG). Se
agrega agua al mineral molido y el material permanece en forma de lodo (pulpa) a través del
resto del proceso de extracción.

El siguiente paso es llamado comúnmente flotación. La flotación opera sobre el principio de que
partículas individuales que contienen el mineral que se desea extraer son hechas receptivas
selectivamente, a pequeñas burbujas de aire que se adhieren a estas partículas y las elevan a la
superficie de un tanque agitado. Las espumas que contienen estas partículas valiosas son
retiradas de la superficie, procesadas, y secadas para transformarse en concentrado, este
producto final de la concentradora, es embarcado a la fundición para su refinación. Entre tanto,
las partículas de desecho que quedan constituyen los relaves. Después de recuperar algo del
agua del proceso en tanques apropiados, conocidos como espesadores, los relaves son
bombeados al lugar destinado para su almacenamiento. Para el hierro (magnetita) la
concentración precede a la flotación, la que entonces extrae los sulfuros de hierro del
concentrado de magnetita y los descarga como relaves.

Una variación de este proceso es mucho más comúnmente utilizado para los minerales de oro y
plata. Los procesos de chancado y molienda se realizan en forma similar excepto que
usualmente cuando se realizan hasta un tamaño más fino a fin de mejorar la recuperación de
granos microscópicos de mineral. Para incrementar el pH hasta alrededor de 11 se agrega cal y
la posterior adición de cianuro disuelve el oro y la plata.

En el proceso convencional de cianuración, la solución de cianuro que contiene los metales


disueltos es separada de los relaves a través de una decantación en contra-corriente (CCD). La
solución final es diluida reduciendo las concentraciones de cianuro y descargada con los sólidos
de los relaves. Los procesos similares, carbón en pulpa (CIP) y carbón en lixiviación (CIL) añaden
carbón al mineral molido como una forma de recuperar el oro y la plata de la solución cianurada.
Mientras que los relaves sólidos CIP y CIL son los mismos, las concentraciones de cianuro en el
líquido efluente que acompaña a los relaves son más altos que los obtenidos con CCD. Para
propósitos de esta Guía, la comprensión de los detalles de las técnicas del proceso no es esencial
pero será muy útil para anticipar las características físicas y químicas de los relaves producidos
por una concentradora particular. Estas técnicas generales de procesamiento proporcionan las
bases para definir los relaves que se consideran aquí.