Anda di halaman 1dari 2

Ensayo “Proceso de Formulación de Estrategia de Innovación”

Los objetivos de innovación tienen que estar al servicio de los objetivos


estratégicos de la empresa. Esto hace referencia al conjunto de metas que una
organización se propone obtener a partir de los esfuerzos destinados a innovar.

Las metas podrán ser a corto, medio o largo plazo, aunque lo más normal es que
indiquen objetivos puntuales o los beneficios año a año

El proceso de formulación de la estrategia no termina con el establecimiento de las


metas, sino que debe determinar cómo alcanzarlas a partir de la posición actual de
la organización.

La formulación de la estrategia parte de la revisión de la misión, visión y valores de


la organización por parte de la dirección general.

En la misión nos describe el propósito o razón de ser de la organización y la


visión es lo que la organización pretende alcanzar a largo plazo. Los valores y
principios éticos, constituyen la base sobre la que se asienta la cultura de la
organización.

Las empresas innovadoras sistematizan la innovación y la convierten en algo que


pasa a formar parte de su cultura.

Para convertirse en una empresa innovadora la clave consiste en crear las


condiciones armoniosas entre la gestión operativa que es explotar eficientemente
el presente para incrementar la rentabilidad actual, y la gestión innovadora que es
explorar nuevas oportunidades para genera una rentabilidad futura.

Para lograrlo, será fundamental disponer de las personas adecuadas y crear un


entorno que fomente y apoye las conductas necesarias para innovar de forma
sostenible y exitosa.

Empresa innovadora = Personas innovadoras x Entorno innovador

En la creación de ese entorno, se tiene en cuenta los diferentes aspectos, uno de


los más importantes es la estrategia de innovación, encargada de marcar el rumbo
de los esfuerzos de innovación. Esta deberá estar alineada con la estrategia del
negocio.

Se debe cuestionar:
 Áreas estratégicas: ¿Dónde seremos activos?
 Vehículos: ¿qué medios utilizaremos para llegar a ello?
 Diferenciadores: ¿cómo seremos competitivos en el mercado?
 Programación: ¿cuál será nuestra velocidad y secuencia de movimientos?
 Lógica económica: ¿cómo obtendremos nuestros beneficios?

Una vez obtenida esta información se dispone a formular una estrategia de


innovación coherente con el negocio, y que debe colaborar, con estos temas.

 Razones para innovar: ¿Por qué innovar?


 Resultados que se desean obtener: ¿Qué se espera de la innovación?
 Creación de un lenguaje común: ¿Qué se entenderá internamente por
innovación?
 Enfocar los esfuerzos de innovación: ¿En qué áreas se desea innovar?
 Intensidad y nivel de riesgo de la innovación: ¿Cuánto se desea innovar?

Cuando una empresa inicia su apuesta por la innovación, no es otra cosa que
generar cambios. Por lo tanto, debe tener claro cuál es la razón que la impulsa a
innovar: dar solución a un entorno cambiante (que se puede traducir en cambios
en los gustos de los clientes, en la tecnología o en la aparición de nuevas
regulaciones).

Uno de los pasos imprescindibles para la creación de una cultura innovadora, es


construir un lenguaje común en torno al concepto de innovación. Consiste en el
establecimiento de una serie de principios que ayudan a comunicar cuáles son los
requisitos que tienen que cumplir los proyectos de innovación para ser
considerados y recibir el apoyo de la empresa, actúan como restricciones y
delimitan, por lo tanto, el espacio de innovación de la empresa.

Se puede Concluir

Si una empresa pretende convertir la innovación en un mecanismo de


crecimiento y creación de ventajas competitivas, es necesario que la sistematice y
la convierta en parte de su cultura organizacional. Para ello, deberá formular
estrategias de innovación, que incluya la inversión de recursos y esfuerzos de la
dirección en enfocar y delimitar reglas de juego.