Anda di halaman 1dari 7

AÑO DE LA INVERSIÓN PARA EL DESARROLLO RURAL Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Jueves 20 de junio de 2013

JURISPRUDENCIA
Año XXII / Nº 942 6915

PODER JUDICIAL
interpretación de las normas jurídicas: (a) la depuración y control
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA de la aplicación del Derecho por los Tribunales de instancia,
asegurando el indispensable sometimiento de sus decisiones a la
SALA PENAL PERMANENTE Ley (función nomofiláctica); y, (b) la unificación de la jurisprudencia,
CASACIÓN Nº 87-2011 garantizando el valor de la seguridad jurídica y la igualdad en la
AREQUIPA interpretación y aplicación judicial de las normas jurídicas (defensa
del ius constitutionis); bajo ese tenor, en sede casacional dichas
SENTENCIA DE CASACION misiones se estatuyen como fundamento esencial de la misma, en
consecuencia, las normas que regulan el procedimiento del recurso
Lima, diecinueve de julio de dos mil doce. de casación deben ser interpretadas bajo dicha dirección.
Quinto: Que, a fin de determinar si la Sala penal de Apelaciones
VISTOS; el recurso de casación interpuesto por el recurrente de Arequipa vulneró la garantía constitucional del debido proceso,
Junior Vicente Ancasi Espinal contra la sentencia de vista del dos es de vital importancia realizar un breve análisis de lo que se
de marzo de dos mil once, obrante a fojas doscientos treinta y entiende por debido proceso, y en ese sentido, tenemos que:
seis; interviniendo como Ponente el señor Juez Supremo Pariona
Pastrana; y CONSIDERANDO: 5.1 El debido proceso constituye una garantía constitucional
mediante el cual se garantiza el respeto a todos los derechos
ANTECEDENTES: legales que posee la persona según la ley; constituye un principio
jurídico según el cual toda persona tiene derecho a ciertas
Primero: Que, mediante sentencia del catorce de julio de dos garantías, las que tiene como único fin asegurar un resultado justo
mil diez, obrante a fojas cuarenta y ocho del cuaderno de debate, y equitativo dentro de un determinado proceso, a permitirle tener
el Juzgado Penal Colegiado de Arequipa condenó al encausado oportunidad de ser oído y a hacer valer sus pretensiones legitimas
Junior Vicente Ancasi Espinal como autor del delito de violación de frente al juzgador; constituye además, una garantía a los principios
la libertad sexual previsto en el artículo ciento setenta y tres, inciso fundamentales de imparcialidad, justicia y libertad que deben
tres, del Código Penal en agravio de la menor identificada con las existir dentro un proceso penal en el cual deben cumplirse los
iniciales C.P.R.V. imponiéndole veinticinco años de pena privativa requisitos prescritos en la Constitución con el objetivo de que los
de libertad; por lo que interpuso recurso de apelación contra la derechos del justiciable no corran el riesgo de ser desconocidos; y
citada sentencia condenatoria, como es de verse a fojas setenta también obtener de los órganos judiciales un proceso justo, pronto
y cinco y presentando medios probatorios conforme se aprecia en y transparente.
su escrito de fojas cien. 5.2 El artículo quinto del Título Preliminar del Código Procesal
Segundo: Que, elevados los autos a la Sala Penal de Penal precisa la competencia judicial, mediante el cual define que
Apelaciones de Vacaciones de Arequipa, el Colegiado resolvió el Juez competente puede imponer penas o medidas de seguridad;
confirmar por unanimidad la sentencia venida en grado en el y no puede hacerlo sino en la forma establecida en la ley.
extremo que declaró al recurrente autor de la comisión del delito de 5.3 El debido proceso comprende un haz de derechos que
violación de la libertad sexual y confirmó por mayoría la sentencia forman parte de su estándar mínimo. Entre estos derechos
recurrida en el extremo que impuso al casacionista veinticinco años constitucionales, especial relevancia para el presente caso
de pena privativa de libertad -fojas doscientos treinta y seis-; por adquieren los derechos de razonabilidad, proporcionalidad,
lo que interpuso recurso de casación -fojas doscientos cincuenta interdicción de la arbitrariedad y motivación de las resoluciones.
y cuatro-. (DICCIONARIO DE JURISPRUDENCIA PENAL; CARO JOHN,
Tercero: Que, calificado el recurso de casación interpuesto JOSÉ ANTONIO, PÁG. 150.; EDITORIAL GRIJLEY, LIMA- PERU,
por el sentenciado Ancasi Espinal, fue declarado bien concedido AÑO 2007)
mediante auto de calificación de fojas veintitrés –cuadernillo de
esta Suprema Instancia- por aplicación indebida de una ley penal Sexto: Que, asimismo, en cuanto al principio de legalidad
adjetiva en concordancia a lo determinado en los fundamentos de la podemos exponer lo siguiente:
mencionada ejecutoria, esto es, indebida o errónea aplicación de las
garantías constitucionales: debido proceso, principio de legalidad y 6.1 El artículo dos del Título Preliminar del Código Penal
manifiesta ilogicidad de la motivación, referidos a la aplicación del recoge el principio de legalidad, el cual establece que nadie será
artículo ciento setenta y tres, inciso tercero, del Código Penal en sancionado por un acto no previsto como delito o falta por la ley
concordancia con el Acuerdo Plenario número 4-2008/CJ-116, en vigente al momento de su comisión, ni sometido a pena o medida
los delitos de violación sexual, referidos a este apartado, ya no se de seguridad que no se encuentran establecidas en ella.
refieren a la protección del bien jurídico indemnidad sexual sino 6.2 El principio de legalidad encuentra su contenido esencial
libertad sexual -ver quinto considerando del Auto de Calificación de en el aforismo latino “Nullum crimen, nulla poene sine lege” que
fojas veintitrés del cuadernillo de casación- significa que sin una ley que lo haya declarado previamente punible
Deliberada la causa en sesión secreta y producida la votación, ninguna conducta puede ser calificada como delito y merecer pena
corresponde dictar sentencia absolviendo el grado, que se leerá en alguna.
acto privado, conforme a lo señalado en los artículos cuatrocientos 6.3 El Tribunal Constitucional en el Expediente número
treinta y uno, apartado cuatro, con el artículo cuatrocientos 1469-2011 respecto del principio de legalidad se pronunció
veinticinco, apartado cuatro, del Código acotado, el día siete de de la siguiente manera: “…En la STC 0010-2002-AI/TC este
agosto de dos mil doce. Tribunal sostuvo que el principio de legalidad exige que por ley se
establezcan los delitos así como la delimitación previa y clara de
FUNDAMENTOS DE DERECHO: las conductas prohibidas. Como tal, garantiza la prohibición de la
aplicación retroactiva de la ley penal (lex praevia), la prohibición
Cuarto: Que, se encomienda al Tribunal de Casación, como de la aplicación de otro derecho que no sea el escrito (lex scripta),
cabeza del Poder Judicial, dos misiones fundamentales en orden la prohibición de la analogía (lex stricta) y de cláusulas legales
a la creación de la doctrina legal en el ámbito de la aplicación e indeterminadas (lex certa)…”. “…Este Tribunal considera que el
El Peruano
6916 JURISPRUDENCIA Jueves 20 de junio de 2013

principio de legalidad penal se configura también como un derecho Décimo Primero: Que, en el presente caso, es de puntualizar
subjetivo constitucional de todos los ciudadanos. Como principio que la situación de hecho, quaestio facti, está claramente definida
constitucional, informa y limita los márgenes de actuación de los y, por lo demás, no corresponde a este Tribunal de Casación
que dispone el Poder Legislativo al momento de determinar cuáles examinarla o, en su caso, valorarla, por expreso mandato del
son las conductas prohibidas, así como sus respectivas sanciones. artículo cuatrocientos treinta y dos, apartado dos del Código
En tanto que, en su dimensión de derecho subjetivo constitucional, Procesal Penal, por tal, está fuera de discusión la culpabilidad del
garantiza a toda persona sometida a un proceso o procedimiento sentenciado Ancasi Espinal en el hecho punible; sin embargo, el
sancionatorio que la conducta prohibida se encuentre prevista en tema a dilucidar en la presente sentencia casatoria radica en el
una norma previa, estricta y escrita, y también que la sanción se análisis del juicio de imputación que corresponde al sentenciado,
encuentre contemplada previamente en una norma jurídica…” es decir, analizar si la subsunción de su conducta se encuadra a
los alcances del artículo ciento setenta o bien a los alcances del
Séptimo: Que, el recurrente asevera también que la artículo ciento setenta y tres, inciso tercero, del Código Penal, por
sentencia venida en casación encierra una manifiesta ilogicidad lo que para tal fin, en principio se debe de realizar una descripción
en la motivación, siendo necesario que para determinar ello deba genérica del problema de subsunción que se desprende al analizar
remarcarse lo siguiente: el presente caso con los dos artículos señalados del Código
Penal.
7.1 El articulo 139, inciso 5, de la Constitución Política Décimo Segundo: Que, se tiene que el Código Penal en su
del Estado, consagra como principio y derecho de la función Título IV Delitos contra la Libertad, en su Capítulo IX regula los
jurisdiccional, la motivación escrita de las resoluciones judiciales tipos penales referentes a la Violación de la Libertad Sexual,
en todas las instancias excepto los decretos de mero trámite con plasmando en dichos tipos penales como bien jurídico objeto de
mención expresa de la Ley aplicable, y los fundamentos de hecho tutela penal a la libertad sexual y la indemnidad sexual, el primero
en que sustenta su decisión, ello implica que el Juez exponga sus de ellos entendido como la capacidad legalmente reconocida que
razones con una justificación interna llamada razonamiento lógico tiene una persona para determinarse en el ámbito de su sexualidad,
interno y una justificación externa, que se refiere a la motivación y y el segundo definido como la preservación de la sexualidad de
argumentación judicial, ya que de producirse ello los justiciables una persona cuando no está en condiciones de decidir sobre su
tendrán resoluciones justas y de calidad. actividad sexual: menores e incapaces.
7.2 El Tribunal Constitucional en reiterada jurisprudencia ha Décimo Tercero: Que, en este orden de ideas debemos señalar
señalado lo siguiente: “…El artículo 139º, inciso 3, de la Constitución que este Supremo Tribunal en la Ejecutoria Suprema RN N° 1222-
Política del Perú establece los principios y derechos de la función 2011- Lima de fecha nueve de febrero de dos mil doce se pronunció
jurisdiccional y la observancia del debido proceso y de la tutela de la siguiente manera: “…Décimo: Que, teniendo en cuanta lo
jurisdiccional; en consecuencia, cuando el órgano jurisdiccional señalado en el considerando anterior, resulta necesario precisar
administra justicia, está obligado a observar los principios, derechos que al hablar de indemnidad o intangibilidad sexual, nos referimos
y garantías que la Norma Suprema establece como límites al específicamente a la preservación de la sexualidad de una persona
ejercicio de las funciones asignadas. En este sentido, la necesidad cuando no ésta en condiciones de decidir sobre su actividad sexual,
de que las resoluciones judiciales sean motivadas (artículo 139°, considerando en tal condición nuestro ordenamiento jurídico -
inciso 5, de la Constitución) es un principio que informa el ejercicio mediante un criterio de interpretación sistemática- a las personas
de la función jurisdiccional y, al mismo tiempo, es un derecho menores de catorce años; que, en ese caso el ejercicio de la
fundamental de los justiciables. Mediante la debida motivación, sexualidad con ellos se prohíbe en la medida en que pueda afectar
por un lado, se garantiza que la administración de justicia se lleve al desarrollo de su personalidad y producir alteraciones importantes
a cabo de conformidad con la Constitución y las leyes (artículo que incidan en su vida o equilibrio psíquico en el futuro, por lo
138º de la Constitución) y, por el otro, que los justiciables puedan tanto, el consentimiento dado carece de validez, configurándose
ejercer de manera efectiva su derecho de defensa. Al respecto, una presunción iuris et de iure de la incapacidad del menor para
se debe indicar que la Constitución no garantiza una determinada consentir válidamente; mientras que, cuando la edad supera los
extensión de la motivación, por lo que su contenido esencial se catorce años, nos estamos refiriendo a la protección de la libertad
respeta siempre que exista fundamentación jurídica, congruencia sexual, esto es, la capacidad legalmente reconocida que tiene una
entre lo pedido y lo resuelto y, por sí misma, exprese una suficiente persona para auto determinarse en el ámbito de su sexualidad, toda
justificación de la decisión adoptada, aun si esta es breve o concisa, vez que, es la expresión cardinal de la libertad personal vinculado
o se presenta el supuesto de motivación por remisión…” de manera directa con el principio ético y jurídico del respeto de
7.3 La motivación de las resoluciones judiciales encuentra su la dignidad de la persona humana; todo ello conforme se explicó
fundamento en la necesidad de conocer el proceso lógico-jurídico y desarrollo en el Acuerdo Plenario número cero cuatro guión
que conduce a un fallo o una decisión del Juez, y de controlar la dos mil ocho oblicua CJ guión ciento dieciséis; Décimo Primero:
aplicación del derecho por los órganos judiciales a través de los Que, estando a lo acotado y atendiendo a que el inciso tercero del
recursos, y permite a su vez contrastar la razonabilidad de las artículo ciento setenta y tres del Código Penal protege al sujeto
resoluciones judiciales. pasivo que tiene entre catorce años de edad y menos de dieciocho,
7.4 En lo concerniente a la manifiesta ilogicidad de la es evidente, que por la edad de la agraviada -catorce años con
motivación se tiene lo siguiente “…Respecto del segundo motivo cinco meses-, la conducta del encausado se encontraba inmersa
invocado, manifiesta ilogicidad de la motivación del auto recurrido, dentro del ámbito de protección de la descripción típica a que se
se pronuncia el Supremo Tribunal que esa causal, sólo procede refiere el primer párrafo, en concordancia con el segundo párrafo,
respecto de la valoración de la prueba, pues es un control externo inciso segundo, del artículo ciento setenta del Código Penal, que
de la exigencia de motivación racional de la prueba, es decir, su protege la libertad sexual de la agraviada coactada y anulada por el
finalidad es controlar el sentido lógico mediante el cual el juez ilícito accionar del encausado; que siendo así, ésta norma resulta
arribó a la decisión; por lo que no cabe extenderla al examen de las aplicable al recurrente; Décimo Segundo: Que, asimismo, es
normas jurídico procesales, a cuyo efecto el cauce idóneo, es el de menester precisar que no se vulnera el derecho de defensa del
indebida aplicación, errónea interpretación o una falta de aplicación encausado ni sus derechos fundamentales, pues se mantiene la
de la norma procesal…”. (“EL RECURSO DE CASACIÓN PENAL: homogeneidad del bien jurídico protegido, la inmutabilidad de los
A PROPÓSITO DE LA SENTENCIA CASATORIA N° 01-2007”; hechos y las pruebas, coherencia entre los elementos fácticos
JOSÉ ANTONIO NEYRA FLORES; PÁG. 12) y normativos para realizar la correcta adecuación del tipo y
esencialmente no se produjo agravio, tanto más que dicha norma
Octavo: Que, luego de delimitado el campo de protección le es favorable a su persona…”; por ello, este Supremo Tribunal,
de las garantías constitucionales que según refiere el recurrente con excepción de la Juez Supremo Villa Bonilla, quien tiene una
fueron vulnerados en la sentencia recurrida, corresponde posición distinta en este extremo, conforme a sus fundamentos de
determinar si efectivamente existió o no tal violación de las mismas su voto discordante, considera que en el caso de autos se vulneró
-debido proceso, principio de legalidad, manifiesta ilogicidad en la el principio de legalidad y en atención a lo expuesto corresponde
motivación relacionadas a la aplicación del artículo ciento setenta a esta Suprema Sala Penal adecuar y reconducir la conducta
y tres, inciso tercero del Código Penal en concordancia con el delictiva del encausado a los alcances del tipo penal descrito en
Acuerdo Plenario número 4-2008/CJ-116- el primer párrafo del artículo ciento setenta del Código Penal; por
Noveno: Que, es así que, conforme es de verse a fojas veinte cuanto, la menor agraviada al momento de acaecidos los hechos
del expediente judicial –número cuarenta y siete-, el representante denunciados contaba con dieciséis años de edad, por ello, el
del Ministerio Público formuló requerimiento de acusación contra el ámbito de protección del bien jurídico no está constituido en su
recurrente por la comisión del delito de violación sexual de menor caso por la indemnidad sexual -menores de catorce años-; sino
de edad, previsto en el numeral tres del primer párrafo del artículo más bien por la libertad sexual -coactada y anulada por el ilícito
ciento setenta y tres del Código Penal, en agravio de la menor accionar del encausado-, entendida como la capacidad legalmente
de iniciales C.P.R.V., dictándose auto de enjuiciamiento en igual reconocida que tiene una persona para auto determinarse en el
sentido, conforme es de verse a fojas cuarenta y seis -cuaderno ámbito de su sexualidad conforme así se establece en el Acuerdo
cuarenta y siete-. Plenario número cero cuatro guión dos mil ocho oblicua CJ guión
Décimo: Que, a fojas setenta y seis -cuaderno cuarenta y ciento dieciséis, por tanto corresponde en aplicación del principio
siete- obra la partida de nacimiento de la menor agraviada en la de legalidad adecuar la conducta del encausado al tipo penal
cual se constata que nació el día dos de mayo de mil novecientos contenido en el artículo ciento setenta del Código Penal.
noventa y tres, coligiéndose por tanto, que a la fecha de acaecidos Décimo Cuarto: Que, en cuanto al debido proceso es de
los hechos -cinco de mayo de dos mil nueve- la menor contaba con apreciarse que el proceso se llevó a cabo con estricto respeto a las
dieciséis años de edad. garantías de las que goza todo justiciable para el normal desarrollo
El Peruano
Jueves 20 de junio de 2013 JURISPRUDENCIA 6917
del proceso en cada una de sus etapas, conforme se expuso en el sexual previsto en el articulo ciento setenta del Código Penal, el
punto cuatro de la presente resolución, por lo que en atención a mismo ordenamiento sustantivo -en su artículo ciento setenta y tres
ello este Supremo Tribunal considera que no existió inobservancia - prevé las conductas delictivas de contenido sexual que recaen
del debido proceso. contra menores de edad -precisando márgenes de determinación-.
Décimo Quinto: Que, asimismo, en atención a lo invocado por Así, el supuesto en el que la victima cuente entre catorce y menos de
el recurrente corresponde evaluar si la sentencia recurrida encierra dieciocho años de edad se encuentra taxativamente regulado en el
una manifiesta ilogicidad de la motivación, por lo que teniéndose tipo penal de “violación sexual de menor de edad” -específicamente
presente lo expuesto en el sexto considerando de la presente en el inciso tercero del artículo ciento setenta y tres del Código
resolución este Supremo Tribunal considera que la Sala Superior Penal-. Cuarto: Que, sí bien el Acuerdo Plenario número cuatro - dos
realizó una valoración adecuada de los medios probatorios mil ocho/CJ - ciento dieciséis, alude a la aplicación del inciso tercero
recabados durante la etapa de investigación preparatoria y del artículo ciento setenta y tres del Código Penal -violación de la
debatidos en el juicio oral, bajo los cánones de la sana crítica libertad sexual de menores-, sin embargo, estrictamente se
racional, debiéndose advertir además, que si bien el recurrente circunscribe a establecer la aplicabilidad del consentimiento de la
discrepa y cuestiona los argumentos del Colegiado sosteniendo víctima como causal de exención de responsabilidad penal en el
que existe incongruencia y contradicciones en la valoración de las supuesto contenido en el inciso tercero del artículo ciento setenta y
pruebas, ello constituye una apreciación subjetiva y discrepante a tres del Código Penal, a toda relación voluntaria sostenida con
los argumentos expuestos por el Colegiado Superior, apreciándose adolescentes de catorce a dieciocho años de edad -analizando la
una conexión lógica entre los fundamentos y la parte resolutiva libertad sexual en el caso de uno menor cuya edad esta entre los
de la recurrida, concluyendo por tanto, que en la recurrida no se catorce y los dieciocho años, la que tiene capacidad jurídica para
evidencia manifiesta ilogicidad de la motivación. disponer de dicho bien - En efecto, este acuerdo plenario
expresamente prescinde ocuparse en determinar la naturaleza del
DECISIÓN: bien jurídico que es objeto de protección por el tipo penal previsto en
el tantas veces invocado inciso tercero del numeral ciento setenta y
Por estos fundamentos: tres del Código Sustantivo, así, señala: “En consecuencia, es
menester analizar si la libertad sexual o, en su caso, la indemnidad
1. Declararon POR UNANIMIDAD INFUNDADO el recurso de sexual son bienes jurídicos de libre disposición, y si un menor cuya
casación por afectación del debido proceso, edad está entre los catorce y dieciocho años tiene capacidad jurídica
2. Declararon POR UNANIMIDAD INFUNDADO el referido para disponer de dicho bien" [1]; en este sentido, el criterio que
recurso de casación por la causal de manifiesta ilogicidad de la adopta el Acuerdo Plenario no implica una abolición o derogación
motivación. total de la norma penal -que. por tal, conlleve a la aplicación del tipo
3. Declararon POR MAYORIA FUNDADO el recurso de penal ciento setenta del Código Penal-, sino una pauta interpretativa
casación por la causal de afectación al principio de legalidad, de los alcances del articulo ciento setenta y tres -incorporado al
referido a la aplicación del artículo ciento setenta y tres, inciso ordenamiento jurídico en virtud de la Ley número veintiocho mil
tercero, del Código Penal, en concordancia con el Acuerdo setecientos cuatro-, pues, sostener lo contrario significaría arrogarse
Plenario número 4-2008/CJ-116, los delitos de violación sexual prerrogativas legislativas que le son ajenas a este poder del Estado.
referidos a este apartado ya no se refieren a la protección del bien Quinto: En tal virtud, no es posible hacer distinciones sobre la norma
jurídico indemnidad sexual sino libertad sexual, en consecuencia donde la misma no distingue: así, se tiene que los diversos supuestos
CASARON la sentencia de vista del dos de marzo de dos mil once, que contiene el artículo ciento setenta y tres del Código Penal, no
obrante a fojas doscientos treinta y seis, por tanto REVOCARON solamente protegen la “indemnidad sexual” - en la hipótesis de
la referida sentencia que confirmó por unanimidad la sentencia del menores de catorce años de edad-, sino también la “libertad sexual”
catorce de julio de dos mil diez, obrante a fojas cuarenta y ocho, -cuando son, mayores de catorce años y menores de dieciocho
en el extremo que condenó al recurrente, Juan Vicente Ancasi años-, aspectos que -como se ha señalado precedentemente- fueron
Espinal, por delito de violación de la libertad sexual previsto en el oportunamente dilucidados por el Acuerdo Plenario numero cuatro -
artículo ciento setenta y tres, inciso tercero, del Código Penal, en dos mil ocho / CJ - ciento dieciséis, del dieciocho de Julio de dos mil
agravio de la menor de iniciales C.P.R.V. y confirmó por mayoría ocho, emitido por las Salas Penales Permanente, Transitorias y
la referida sentencia en el extremo que le impuso veinticinco años Especial de la Corte Suprema de Justicia de la Republica; que, no
de pena privativa de libertad y; REFORMÁNDOLA reconducieron obstante, que el artículo ciento setenta del Código Sustantivo
el tipo penal materia de investigación al tipo penal, previsto en también sanciona la conducta de quien “con violencia o grave
el primer párrafo del artículo ciento setenta del Código Penal, es amenaza, obliga a una persona a tener acceso carnal (...)”, dicho tipo
decir, delito contra la libertad, en la modalidad de violación sexual, penal esta orientado a proteger la “libertad sexual” de personas
condenándolo por dicho ilícito, y le IMPUSIERON ocho años de mayores de dieciocho años, ello se colige del hecho de que mientras
pena privativa de libertad, la que con descuento de la carcelería el citado artículo se encontraba regulado por la Ley numero veintiocho
que viene sufriendo del seis al ocho de mayo del dos mil nueve, mil doscientos cincuenta y uno, publicada el ocho de junio de dos mil
vencerá el seis de julio de dos mil dieciocho. cuatro -antes de ser modificada por la Ley número veintiocho mil
4. ORDENARON se de lectura de la presente sentencia setecientos cuatro-, preveía en el numeral cuatro de su segundo
casatoria en audiencia privada y se publique en el diario oficial de párrafo “La pena será no menor de ocho ni mayor de quince años e
conformidad con el artículo cuatrocientos treinta y tres, inciso tres, inhabilitación conforme corresponda: 4.Si La victima tiene entre
in fine del Código Procesal Penal. Hágase saber. Intervienen los catorce y menos de dieciocho años”: que al ser modificado el citado
señores Jueces Supremos Villa Bonilla y Morales Parraguez por tipo penal por la Ley número veintiocho mil setecientos cuatro, el
disposición superior. indicado supuesto -de mayor desvalor en función a un dato objetivo,
cual es, la minoría de edad de la victima - fue suprimido -como
SS. circunstancia agravante- del artículo ciento setenta del Código
Sustantivo e incorporado textualmente -como un supuesto de
VILLA STEIN agravación- en el inciso tres del artículo ciento setenta y tres del
citado cuerpo normativo; por lo que no armoniza con la intención del
PARIONA PASTRANA legislador el reprimir tales conductas como un tipo básico de violación
-soslayando la circunstancia objetiva de minoría de edad de la
NEYRA FLORES victima-. Sexto: Finalmente, resulta pertinente puntualizar, que no
obstante a que tanto el artículo ciento setenta como el inciso tres del
VILLA BONILLA artículo ciento setenta y tres -modificados ambos por la Ley número
veintiocho mil setecientos cuatro- protegen el bien jurídico “libertad
MORALES PARRAGUEZ sexual”, la regulación que contiene el primer articulado tiene un
carácter general en relación al supuesto contenido en el segundo -de
LA SECRETARIA QUE SUSCRIBE CERTIFICA QUE El VOTO carácter más específico-; es decir, entre ambas normas penales se
DE LA JUEZA SUPREMA INES VILLA BONILLA, ES COMO produce un “concurso aparente de leyes penales”, que se configure
SIGUE: cuando “un hecho parece satisfacer las exigencias de dos a más
tipos diversos, pero, en definitiva, solo será regulado por uno de
VISTOS; y CONSIDERANDO: Primero: El criterio de la suscrita ellos, en tanto que los demás resultarán desplazados por causas
armoniza con los fundamentos y conclusión de la resolución que lógicas o valorativas” o, en otras palabras, “cuando las normas
antecede excepto en lo atinente a la calificación jurídica de la entran en conflicto para conocer un hecho pero solo una de ellas es
conducta ilícita incurrida par el procesado Junior Vicente Ancasi competente”, que a criterio de algunos autores en realidad se trata
Espinal, siendo necesario puntualizar que la atribución fáctica reside
en haber ultrajado sexualmente vaginal y contra natura — a la menor
identificada con las iniciales cuando esta tenia dieciséis Años, hecho
ocurrido el cinco de mayo de dos mil nueve, en horas de la noche,
sin consentimiento de la menor, aprovechando que se encontraba en
incapacidad de resistir par estar en estado de embriaguez, ejerciendo
la violencia. Tercero: Que, los delitos de Violación Sexual que se
recogen en el catalogo punitivo establecen como criterio de 1
Fundamento 6 del Acuerdo Plenario Nº 4-2008/CJ-116. del 18 de julio de 2008, emitido por
agravación, entre otras, la edad cronológica de la victima. En efecto, las salas Penales Permanete, Transitorias y Especial de la Corte Suprema de Justricia de
aun cuando existe el tipo penal básica de violación de la libertad la República
El Peruano
6918 JURISPRUDENCIA Jueves 20 de junio de 2013

de un problema de interpretación de leyes penales ante casos Tercero.- Que, emitido el auto de enjuiciamiento la causa fue
concretos, que se produce porque el injusto contenido en un tipo remitida al Juzgado Penal Colegiado, que mediante resolución de
aparece comprendido también en otro u otros tipos, que se fojas ciento noventa y siete, de fecha diez de mayo de dos mil diez
encuentran entre si en una relación particular, sea de especialidad, -cuaderno de debate-, citó a las partes procesales y señaló fecha
de consunción o de subsidiaridad”; que en el caso, sub.-materia para el juicio oral, así como dispuso la formación del cuaderno de
atendiendo a la Ley número veintiocho mil setecientos cuatro, que . debates.
modificó tanto el artículo ciento setenta como el ciento setenta y tres Seguido el juicio de primera instancia -ver acta de fojas doscientos
-referido específicamente al inciso tercero, para efectos del presente treinta y siete y siguientes-, el Juzgado Penal Colegiado dictó la
análisis- del Código Penal, debe significarse que entre los dos sentencia de fojas trescientos cincuenta y siete, del veintitrés de julio
preceptos penales citados existe una relación de especialidad, en de dos mil diez, que condenó al imputado Jesús Amador Sánchez
sentido lógico formal, puesto que la descripción del supuesto de Amezquita, por delito contra la libertad sexual en la modalidad de
hecho del inciso tres del artículo ciento setenta y tres del Código violación sexual de menor de dieciocho años de edad -artículo
Penal contiene todos los elementos del primer párrafo del articulo cientos setenta y tres, inciso tres, del Código Penal-, en agravio de la
ciento setenta -precepto general-, más otras calificaciones: “cuando menor de iniciales D.G.G. a veinte años de pena privativa de libertad
la edad del agraviado (a) oscila entre catorce y menos de dieciocho efectiva, tratamiento terapéutico, así como fijó en dos mil nuevos
años de edad” [especialidad por especificación]; por lo expuesto en soles el monto de reparación a favor de la agraviada.
aplicación del principio “’tempos delicti comissi”, que implica que la Contra dicha sentencia el acusado interpuso recurso de apelación
ley aplicable es aquella vigente al momento de cometerse el delito, en la audiencia de lectura de sentencia de fojas trescientos cincuenta
lo que a su vez, resultó acorde con el numeral veinticuatro -literal y lo fundamentó mediante escrito de fojas cuatrocientos veintidós.
“d”- del artículo dos de la Constitución Política del Estado, que Este recurso fue concedido por auto de fojas cuatrocientos treinta y
prescribe que “nadie será procesado ni condenado por acto u tres, del tres de agosto de dos mil diez.
ornisión que al tiempo de cometerse no esta previarnente calificado
en la ley, de manera expresa e inequívoca, como infracción punible; II.- Del trámite recursal en segunda instancia.
ni sancionado con pena no prevista en la ley’; por lo que, existiendo
una norma legal expresa que recoge el supuesto de hecho y Cuarto.- Que, el Superior Tribunal, culminada la fase de
considera además la circunstancia objetiva de agravación de la traslado de la impugnación, ofrecida prueba instrumental por
conducta en función a la edad de la víctima -con prescindencia de las el recurrente, declarados inadmisibles mediante auto de fojas
consideraciones expresados en el Acuerdo Plenario en referencia- cuatrocientos setenta y dos, del trece de setiembre de dos mil diez,
no corresponde una aplicación bajo el criterio de favorabilidad al reo; y realizada la audiencia de apelación conforme aparece del acta de
en tal virtud, apreciándose que la calificación típica de la conducta fojas quinientos tres, del veintinueve de setiembre de dos mil diez,
del encausado Junior Vicente Ancasi Espinal fue correctamente cumplió con emitir y leer en audiencia la sentencia de vista de fojas
analizada por el Colegiado. Por estos fundamentos: MI VOTO es quinientos ocho, del seis de octubre de dos mil diez.
porque se declare INFUNDADO el recurso de casación por la causal Quinto.- Que, la sentencia de vista recurrida en casación
de afectación al principio de legalidad, referido a la aplicación del confirmó la condena de recurrente Jesús Amador Sánchez
artículo ciento setenta y tres, inciso tercero, del Código Penal; en Amezquita por delito contra la libertad sexual en la modalidad de
consecuencia NO SE CASE la sentencia de vista del dos de marzo violación sexual de menor de 18 años de edad, en agravio de la
de dos mil once, obrante a fojas doscientos treinta y seis, en el menor de iniciales D.G.G.
extremo que confirma por unanimidad el fallo de fecha catorce de
Julio de dos mil diez, de fojas cuarenta y ocho a setenta, en el III.- Del trámite del recurso de casación de la defensa
extremo que declaró a Junior Vicente Ancasi Espinal autor de la técnica del encausado Jesús Amador Sánchez Amésquita.
comisión del delito de violación de la Libertad Sexual, previsto en el
artículo 173 inciso 3 del Código Penal, en agravio de la menor de Sexto.- Que, el Tribunal Superior por resolución de fecha
iniciales C. P. R.V., y confirma por mayoría la pena privativa de quince de octubre de dos mil diez, de fojas quinientos ochenta,
libertad de veinticinco año impuesta al citado procesado.- concedió el recurso de casación, y dispuso elevar los autos al
Tribunal Supremo, elevándose la causa con fecha veintidós de
S. noviembre de dos mil diez.
Cumplido el trámite de traslado a las partes procesales, este
VILLA BONILLA Tribunal Supremo mediante Ejecutoria de fecha diez de marzo
de dos mil once, de fojas veintitrés -del cuadernillo de casación-,
J-952118-1 declaró bien concedido el recurso de casación por las causales
contenidas en el artículo cuatrocientos veintinueve, incisos uno y
cuatro del Código Procesal Penal, por Inobservancia de la garantía
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA constitucional de carácter material y concretamente la afectación
de las garantías de “presunción de inocencia” y “debido proceso”, y
SALA PENAL PERMANENTE por falta de logicidad en la motivación.
CASACIÓN Nº 148-2010 Que deliberada la causa en secreto y votada el mismo día,
MOQUEGUA esta Suprema Sala cumplió con emitir la presente sentencia de
casación, cuya lectura en audiencia privada –con las partes que
SENTENCIA CASATORIA asistan- se realizará por Secretaria de la Sala el día diez de julio del
dos mil doce, a las ocho y treinta del mañana.
Lima, tres de julio de dos mil doce.-
FUNDAMENTOS DE DERECHO:
VISTOS; el recurso de casación, interpuesto por el sentenciado
Jesús Amador Sánchez Amesquita, contra la sentencia de vista, de I. Del ámbito de la casación:
fecha seis de octubre de dos mil diez, obrante a fojas quinientos
ocho, que confirmó la sentencia de primera instancia del veintitrés PRIMERO: Que, se encomienda al Tribunal de Casación, como
de julio de dos mil diez, obrante a fojas cuatrocientos, que lo cabeza del Poder Judicial, dos misiones fundamentales en orden
condenó como autor del delito de violación sexual de menor de a la creación de la doctrina legal en el ámbito de la aplicación e
edad, en agravio de la menor de iniciales D.G.G. a veinte años de interpretación de las normas jurídicas: (a) la depuración y control
pena privativa de libertad efectiva. de la aplicación del Derecho por los Tribunales de instancia,
Interviene como ponente el señor Juez Supremo Pariona asegurando el indispensable sometimiento de sus decisiones a la
Pastrana. Ley (función nomofiláctica); y, (b) la unificación de la jurisprudencia,
garantizando el valor de la seguridad jurídica y la igualdad en la
ANTECEDENTES interpretación y aplicación judicial de las normas jurídicas (defensa
del ius constitutionis); bajo ese tenor, en sede casacional dichas
I Del Itinerario del proceso en primera instancia misiones se estatuyen como fundamento esencial de la misma, en
consecuencia, las normas que regulan el procedimiento del recurso
Primero.- Que, el acusado Jesús Amador Sánchez Amesquita de casación deben ser interpretadas bajo dicha dirección.
fue procesado penalmente con arreglo al nuevo Código Procesal SEGUNDO: Que, bajo la línea de pensamiento descrita en el
Penal. Por disposición de fojas dos, del veintitrés de julio de dos párrafo precedente, en el presente caso se concedió el recurso de
mil nueve, el Fiscal Provincial formalizó investigación preparatoria casación por las causales contenidas en el artículo cuatrocientos
-y continuó con su trámite-, contra el citado encausado por delito veintinueve, incisos uno y cuatro del Código Procesal Penal, es
contra la Libertad Sexual en la modalidad de violación sexual de decir, i) Inobservancia de la garantía constitucional de carácter
menor de dieciocho años de edad, en agravio de la menor de material y concretamente la afectación de las garantías de
iniciales D.G.G. “presunción de inocencia” y “debido proceso”; y ii) Falta de logicidad
Segundo.- Que, el señor Fiscal a fojas catorce formuló en la motivación; por lo tanto, como regla general este Tribunal
acusación escrita. La Jueza Penal de la Investigación Preparatoria Supremo sólo está facultado de pronunciarse respecto a las
señaló, mediante resolución de fecha nueve de abril del dos causales de casación expresamente invocadas por el recurrente,
mil diez, de fojas ciento cincuenta y seis, fecha y hora para la y por las que se declararon Bien Concedido, sin embargo, estas
realización de audiencia preliminar de control de acusación fiscal restricciones al ámbito de decisión de la presente sentencia
-fojas ciento setenta y uno-. no tienen un alcance absoluto sino relativo, ya que de manera
El Peruano
Jueves 20 de junio de 2013 JURISPRUDENCIA 6919
excepcional, de conformidad con lo dispuesto en el inciso uno del mil diez, la inadmisibilidad de los medios de prueba de descargo,
artículo cuatrocientos treinta y dos del Código Procesal Penal, en tanto estos no se constituirían como prueba nueva. Por otro
interpretado bajo los cánones descritos en el párrafo precedente, lado, con respecto al segundo cuestionamiento se tiene que la
el Tribunal de Casación tiene competencia de declarar de oficio las sindicación de la agraviada mediante su referencial fue tenida en
cuestiones que estime pertinentes, en cualquier grado y estado del cuenta y no como única prueba para poder realizar la imputación
proceso; en consecuencia, para el caso concreto, aquello que es al sentenciado, sino que esta se enmarca sobre la base de un
declarable de oficio, es lo concerniente a la delimitación del objeto conjunto de pruebas aun más amplio, las mismas que valoradas en
de decisión del presente recurso de casación. su conjunto viabilizan de manera contundente la responsabilidad
TERCERO: Que, en ese sentido, surge con nitidez que la del sentenciado; en ese sentido, la declaración de la tía de la
casación oficiosa no sólo procede cuando la sentencia de segunda agraviada no presentaría la entidad suficiente que hubiese podido
instancia se dicta en un juicio viciado de nulidad, sino también enervar la responsabilidad del sentenciado. Por último, sobre el
cuando la exigencia de desarrollo de doctrina jurisprudencial busca pedido de llevar a cabo la audiencia de apelación en un lugar que
definir contornos más o menos precisos del ámbito de vigencia y cuente con Internet, mediante resolución número cinco, de fecha
aplicación de las normas jurídicos penales, para de ese modo poder veintiuno de setiembre del dos mil diez obrante a fojas cuatrocientos
darles un sentido determinado que pueda fijar criterios adecuados ochenta y tres, del cuaderno de debate, en el fundamento cuarto se
para su aplicación, en ese sentido, no existe ningún problema o motiva adecuadamente las razones de no poder acceder a dicho
dificultad para aceptar pacíficamente la legitimidad y utilidad de pedido. En consecuencia, esta causal invocada también debe ser
poder viabilizar un pronunciamiento en sede casacional respecto de declarada Infundada.
una causal no invocada y no declarada Bien Concedida en el Auto
de Calificación de Casación, eso si, entendiendo que esta forma III. Sobre la causal de falta de logicidad de la motivación:
de proceder es excepcional, conforme se fundamentó en el primer
considerando. Por tal, en el presente caso, este Supremo Tribunal OCTAVO: Que, el recurrente cuestiona que la sentencia
se pronunciará de manera oficiosa sobre la interpretación de los impugnada presenta una falta de logicidad de la motivación en
artículos ciento setenta y ciento setenta y tres, inciso tercero, del razón a que no se tomó en cuenta lo ilógica e incoherente que
Código Penal, buscando afianzar doctrina jurisprudencial respecto resulta la forma y circunstancias en que la agraviada afirma que
a la interpretación de los preceptos jurídicos antes mencionados, se fue ultrajada sexualmente, a lo que se aúna el hecho de que el
apertura entonces la causal contenida en el artículo cuatrocientos encausado padece de disfunción eréctil, que tampoco se valoró que
veintinueve, inciso tercero, referido a la errónea interpretación de la la agraviada no comentó a nadie de la supuesta violación sexual
ley penal. Además, se absolverá el grado respecto a las causales pese a que fue visitada por su madre y tenía contacto con sus
declaradas Bien Concedidos en el Auto de Calificación de fecha familiares, que se ha tomado la prueba de ADN como irrefutable
diez de marzo de dos mil once, esto es, sobre la inobservancia de pese a la existencia de tratados científicos que señalan lo contrario,
garantía constitucional de carácter material –presunción de inocencia y que el Colegiado Superior de manera prevaricadora interpretó lo
y debido proceso – y sobre la falta de logicidad en la motivación. declarado por la agraviada y además señalaron que una persona
con disfunción eréctil puede lograr la penetración. Frente a estos
II. Sobre la causal de Inobservancia de garantía cuestionamientos se debe de precisar que los mismos, en esencia,
constitucional de carácter material -debido proceso y cuestionan la valoración de la prueba efectuada por el Colegiado
presunción de inocencia-: de instancia y de vista, por lo que deviene en inatendible dicha
causal por el carácter limitado de cognición que presenta el recurso
CUARTO: Que, la garantía constitucional de presunción de de casación.
inocencia como regla de juicio fáctico de la sentencia con incidencia
en el ámbito probatorio resalta que la actividad probatoria realizada IV. Sobre la causal aperturada de oficio por errónea
en el proceso sea suficiente -primer párrafo del artículo dos del interpretación de la ley penal, para delimitar doctrina
Título Preliminar del nuevo Código Procesal Penal-. Ello quiere decir jurisprudencial en lo concerniente a los artículos ciento setenta
primero, que las pruebas -así consideradas por la Ley y actuadas y ciento setenta y tres, inciso tercero del Código Penal:
conforme a sus disposiciones- estén referidas a los hechos objeto
de imputación -al aspecto objetivo de los hechos- y a la vinculación NOVENO: Que, en el presente caso, es de puntualizar que la
del imputado a los mismos, y, segundo que las pruebas valoradas situación de hecho, quaestio facti, está claramente definida y, por lo
tengan un carácter incriminatorio y, por ende, puedan sostener un demás, no corresponde a este Tribunal de Casación examinarla o,
fallo condenatorio. en su caso, valorarla, por expreso mandato del artículo cuatrocientos
QUINTO: Que, corresponde a los Tribunales de Mérito -de treinta y dos, apartado dos del Código Procesal Penal, por tal, está
primera instancia y de apelación- la valoración de la prueba, de suerte fuera de discusión la culpabilidad del sentenciado Jesús Amador
que únicamente está reservado a este Tribunal de Casación apreciar Sánchez Amezquita en el hecho punible; sin embargo, el tema a
si de lo actuado en primera y segunda instancia, en atención a lo dilucidar en la presente sentencia casatoria radica en el análisis
expuesto en el fallo de vista, fluye la existencia de un auténtico vacío del juicio de imputación que corresponde al sentenciado, es decir,
probatorio y, en su caso, de una ilegalidad de los actos de prueba de analizar si la subsunción de su conducta se encuadra a los alcances
entidad significativa. En consecuencia, si existen pruebas directas o del artículo ciento setenta o bien a los alcances del artículo ciento
indiciarias y éstas son legítimas la alegación centrada en ese motivo setenta y tres inciso tercero del Código Penal, por lo que para tal
decae o se quiebra. Si existen pruebas -tal como la ley prevé-, como fin, en principio se debe de realizar una descripción genérica del
ha quedado expuesto, su valoración corresponde en exclusividad problema de subsunción que se desprende al analizar el presente
al Juez Penal y a la Sala Penal Superior, salvo que ésta vulnere caso con los dos artículos señalados del Código Penal.
groseramente las reglas de la ciencia o de la técnica o infrinjan las DÉCIMO: Que, se tiene que el Código Penal en su Título IV
normas del pensamiento, de la lógica o de la sana crítica. Delitos contra la Libertad, en su Capítulo IX regula los tipos penales
SEXTO: Que, el recurrente cuestiona que en la sentencia referentes a la Violación de la Libertad Sexual, plasmando en dichos
recurrida no ha existido suficiencia probatoria, para lo cual alega tipos penales como bien jurídico objeto de tutela penal a la libertad
que en dicha sentencia de vista no se especifica cómo es que el sexual y la indemnidad sexual, el primero de ellos entendido como
certificado médico legal que concluyó que la agraviada presenta la capacidad legalmente reconocida que tiene una persona para
“desfloración antigua”, el acta de nacimiento de la hija de la determinarse en el ámbito de su sexualidad, y el segundo definido
agraviada y el protocolo de pericia psicológica realizado a esta como la preservación de la sexualidad de una persona cuando no
última, acreditan la agresión sexual de la que supuestamente fue está en condiciones de decidir sobre su actividad sexual: menores
víctima. Además, sostiene que no se tomó en cuenta que la fecha e incapaces.
de concepción de la hija agraviada no coincide con las fechas en DÉCIMO PRIMERO: Que, mediante una interpretación literal,
que presuntamente fue objeto de ultraje sexual. Estas afirmaciones la misma que no presenta mayor profundidad, se puede afirmar que
por parte del recurrente no son exactas en tanto existe el suficiente el artículo ciento setenta del Código Penal expresamente protege
material probatorio que fundamente de manera razonable la la libertad sexual de las personas, en cambio, de los supuestos que
convicción del Colegiado que confirmó la sentencia de primera se extraen del artículo ciento setenta y tres del Código Penal se
instancia, tal cual se desprende de la motivación del Segundo y tiene que el bien jurídico protegido en estos casos es la indemnidad
Tercer Considerando de la sentencia recurrida, en tal virtud esta sexual. El error de interpretación que se acusa en las partes
causal debe ser declarada Infundada. precedentes de la presente resolución y que condujo a que este
SÉPTIMO: Que, en lo concerniente a la garantía genérica Tribunal Supremo pueda aperturar excepcionalmente de oficio la
del debido proceso, el recurrente sostiene como agravios que causal casatoria contenida en el artículo cuatrocientos veintinueve,
el Colegiado Superior declaró inadmisible la nueva prueba que inciso tercero, del Código Procesal Penal para desarrollo y
propuso, rechazó su petición de que la agraviada y su tía Julia unificación de doctrina jurisprudencial referida a la correcta forma
Callomamani de Gómez sean citadas al plenario, y que además se de interpretación de los artículos ciento setenta y ciento setenta
denegó su solicitud de que la audiencia no se llevara a cabo en el y tres, inciso tercero, del Código Penal, radica en establecer si el
Penal de San Ramón de Samegua, sino en un local que cuente con supuesto contenido en el inciso tercero del artículo ciento setenta y
servicio de Internet, ya que lo requería para su defensa, empero le tres, se fundamenta en la protección del bien jurídico “indemnidad
denegaron el pedido por “razones de seguridad”. Frente a estos sexual” o del bien jurídico “libertad sexual” en consonancia con una
cuestionamientos se debe de precisar que a fojas cuatrocientos interpretación sistemática del Acuerdo Plenario cuatro guión dos mil
setenta del cuaderno de debate se encuentra debidamente ocho oblicua concordancia jurisprudencial guión ciento dieciséis,
sustentada en los considerando segundo, tercero, cuarto y quinto esto debido a que en dicho Acuerdo Plenario en su fundamento
de la resolución número cuatro del trece de setiembre del dos noveno, tercer párrafo, se llegó a la conclusión de que se debe de
El Peruano
6920 JURISPRUDENCIA Jueves 20 de junio de 2013

eximir de responsabilidad penal a toda relación sexual voluntaria IV. ORDENARON se dé lectura de la presente sentencia
mantenida con adolescentes de catorce a dieciocho años de edad, casatoria en audiencia pública. Hágase saber.
en consecuencia, el supuesto referido a la protección penal de la
indemnidad sexual de mayores de catorce y menores de dieciocho Ss.
años habría desaparecido estatuyéndose en cambio la protección
penal respecto al bien jurídico de libertad sexual, en tanto que se VILLA STEIN
permite que las personas que se encuentran en la franja etaria de
los catorce a los dieciocho años de edad puedan decidir respecto RODRÍGUEZ TINEO
a su actividad sexual.
DÉCIMO SEGUNDO: Que, en virtud de lo establecido en el PARIONA PASTRANA
párrafo anterior, con el afán de consolidar y unificar jurisprudencia
sobre este punto y atendiendo a que este Colegiado Supremo Ha SALAS ARENAS
fijado un cambio en su línea jurisprudencial -véase Ejecutorias
Supremas R. N°. 1700 -2010 - Lima, de fecha 03 de mayo de MORALES PARRAGUEZ
2011, R. N°. 1222-2011- Lima, de fecha 09 de febrero de 2012,
se debe de precisar que la libertad sexual es una cualidad que J-952118-2
se brinda a las personas, entendiendo que estas presentan un
desarrollo psíquico y fisiológico tal, que se permita inferir en
ellas una capacidad racional de determinación respecto de CORTE SUPREMA DE JUSTICIA
la actividad sexual, en ese sentido, cuando esta capacidad no
existe, la protección que surge es la de la indemnidad sexual; SALA PENAL PERMANENTE
por tal, en el Acuerdo Plenario cuatro guión dos mil ocho oblicua CASACIÓN Nº 171-2011
concordancia jurisprudencial guión ciento dieciséis, se entendió LIMA
que las personas mayores de catorce años ya cuentan con esta
capacidad de dirección sexual, por lo que la protección penal que SENTENCIA CASATORIA
se enmarca será la de su libertad sexual.
DÉCIMO TERCERO: Que, bajo los argumentos esgrimidos, la Lima, dieciséis de agosto de dos mil doce.-
protección penal de la libertad sexual se da a partir del momento en
que la persona cuenta con una edad superior a los catorce años, VISTOS; el recurso de casación interpuesto por el Fiscal
por tal, en el presente caso, el bien jurídico tutelado de la agraviada Superior de la Quinta Fiscalía Superior Especializada en Delitos
será el de la libertad sexual, presentándose de esa manera una de Corrupción de Funcionarios, contra la resolución de fecha
colisión aparente de normas, ya que es posible la subsunción típica diecinueve de mayo de dos mil once -fojas doscientos quince-,
de la conducta del sentenciado tanto en el artículo ciento setenta que confirmó la resolución del veinte de abril de dos mil once que
como en el ciento setenta y tres inciso tercero del Código Penal, declaró fundado el pedido por parte de la defensa técnica para la
sin embargo, dicha colisión, tal cual se precisó, sólo se produce expedición gratuita de copias por parte del Ministerio Público sin
de manera aparente, en tanto la configuración típica del artículo pago de tasa alguna; interviniendo como ponente el señor Juez
ciento setenta refleja que el bien jurídico tutelado en dicha norma Supremo Pariona Pastrana; y, CONSIDERANDO:
es la de la libertad sexual, configurándose de esa manera el bien
jurídico como sustrato mismo de la norma, en ese sentido, se ANTECEDENTES:
vacía el contenido de protección del artículo ciento setenta y tres,
inciso tercero por dos razones, en principio, porque el bien jurídico PRIMERO: Que, como consecuencia que la defensa técnica del
tutelado en este artículo es el de la indemnidad sexual –sería un investigado Luis Fernando Gutiérrez Vera interpuso tutela de derechos
sinsentido que esta norma dependiendo del inciso que se configure, mediante escrito recepcionado el catorce de abril de dos mil once -
proteja distinto bien jurídico-; y segundo, debido a que el supuesto fojas dos- para los efectos que no se efectuara el cobro por copias
de hecho del tercer inciso consigna a personas mayores de catorce simples solicitadas al Ministerio Público, amparado en el principio de
años y menores de dieciocho, ergo lo que se protege en ellos es gratuidad y derecho de defensa; emitiéndose la resolución de fecha
su libertad sexual, no acomodándose la conducta delictiva a dicho catorce de abril de dos mil once -fojas treinta y nueve- señalando
artículo, sino al artículo ciento setenta. fecha y hora para llevar a cabo la audiencia de tutela de derechos.
DÉCIMO CUARTO: Que, bajo la lógica planteada, en el SEGUNDO: Llevada a cabo la misma, conforme quedó registrado
presente caso se debe de efectuar una desvinculación de la mediante acta de audiencia pública de tutela de derecho de fecha
subsunción típica efectuada por el Ministerio Público y desarrollada veinte de abril de dos mil once -fojas ciento veinte- se declaró
por los Tribunales de Instancia y de vista, encuadrando la conducta fundado el pedido formulado por parte de la defensa técnica del
del sentenciado al artículo ciento setenta, además de configurarse investigado, para la expedición gratuita de copias por parte del
la agravante específica consignada en el segundo inciso, es decir, Ministerio Público, sin pago de tasa alguna; decisión que fue
“Si para la ejecución del delito [el sentenciado] se haya prevalido impugnada por el representante del Ministerio Público, quien
de cualquier posición o cargo que le de particular autoridad sobre mediante escrito recepcionado el veintisiete de abril de dos mil once
la víctima, (…) o si la víctima le presta servicios como trabajador -fojas ciento veinticinco- interpuso recurso de apelación contra la
del hogar.”, por lo que, el marco de pena abstracta para el presente decisión emitida por el Juez Penal de Investigación preparatoria.
caso es de doce a dieciocho años de pena privativa de la libertad. Y TERCERO: Que, la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior
actuando como Órgano de Instancia, la determinación concreta de de Justicia de Lima, mediante auto superior del diecinueve de mayo
la pena en virtud de los artículos cuarenta y cinco, cuarenta y seis, de dos mil once -fojas doscientos quince-, confirmó la resolución
y demás normas aplicables a dicho fin, la pena será doce años de apelada y dispuso la expedición de copias gratuitas.
pena privativa de libertad. CUARTO: Estando a ello, el Fiscal Superior Oscar Hernán
Miranda Orrillo, interpuso recurso de casación, por escrito del
DECISIÓN: tres de junio de dos mil once -fojas doscientos veintiocho-, que
fue concedido por la Sala Penal de Apelaciones mediante auto del
Por estos fundamentos: nueve de junio de dos mil once -fojas doscientos ochenta y ocho-.
Así, se elevó y recepcionó el cuadernillo con fecha quince de junio
I. Declararon INFUNDADO el recurso de casación por las de dos mil once a este Supremo Tribunal.
causales de Inobservancia de garantía constitucional de carácter QUINTO: Cumplido el trámite de traslado a las partes procesales,
material –debido proceso y presunción de inocencia-; y por falta de este Tribunal Supremo por Ejecutoria Suprema del doce de octubre
logicidad en la motivación. de dos mil once -fojas veinticuatro, del cuadernillo de casación-,
II. Declararon FUNDADO el recurso de casación por la causal en uso de sus facultades, declaró bien concedido el recurso de
aperturada de oficio de errónea interpretación de la ley penal y en casación por las causales contenidas en el artículo cuatrocientos
consecuencia CASARON la sentencia de vista REVOCÁNDOLA veintinueve, incisos uno y cuatro del Código Procesal Penal, con
en el extremo que condenó a Jesús Amador Sánchez Amesquita doctrina jurisprudencial.
como autor del delito de violación sexual de menor de edad en SEXTO: Deliberada la causa en secreto y votada el día de la fecha,
agravio de la menor de iniciales D.G.G. a veinte años de pena esta Suprema Sala cumplió con pronunciar la presente sentencia
privativa de libertad efectiva, previsto y sancionado en el inciso tres de casación, cuya lectura en audiencia pública –con las partes que
del artículo ciento setenta y tres; y lo condenaron por el artículo asisten– se realizará por la Secretaria de Sala el día tres de setiembre
ciento setenta tipo base, concordado con la agravante específica de dos mil doce, a horas ocho y treinta de la mañana.
del inciso dos del Código Penal, a doce años de pena privativa de
libertad, la que computada desde el veintitrés de julio de dos mil Fundamentos de Derecho:
diez, vencerá el veintidós de julio de dos mil veintidós.
III. ESTABLECIERON de conformidad con lo previsto en SÉTIMO: Que, en el recurso de casación promovido por el señor
el artículo cuatrocientos treinta y tres, inciso tercero del Código Fiscal Superior considera que existiendo diversas hipótesis en
Procesal Penal, como doctrina jurisprudencial, los considerandos relación a la expedición gratuita de copias certificadas de las carpetas
Duodécimo y Décimo Tercero de la presente resolución. En fiscales, teniendo como finalidad establecer las pautas a través del
consecuencia ORDENARON sea publicada la presente sentencia desarrollo de doctrina jurisprudencial respecto que el Juzgador no se
como corresponda de conformidad al artículo cuatrocientos treinta debe apartar de lo previsto en el “Reglamento de la carpeta fiscal”,
y tres, inciso tercero in fine del Código Procesal Penal. aprobado por resolución número setecientos cuarenta y ocho guión
El Peruano
Jueves 20 de junio de 2013 JURISPRUDENCIA 6921
dos mil seis guión MP guión FN, del veintiuno de junio de dos mil quedar vacía de contenido si quienes carecen de recursos económicos
seis, regulado a partir del contenido del artículo ciento treinta y cuatro, suficientes para litigar no tuviesen reconocido el derecho a la justicia
apartado segundo, del Código Procesal Penal donde se establece gratuita (Pico i Junoy, Joan, Las Garantías Constitucionales del
que se debe reglamentar lo relacionado con la formación, custodia, Proceso, J. María Bosch Barcelona, mil novecientos noventa y siete,
traslado, recomposición y archivo de las actuaciones del Ministerio ciento setenta y dos). Este constituye un derecho de naturaleza
Público, en la función de investigación del delito. prestacional, lo que implica que el legislador deba determinar el
OCTAVO: Cabe indicar, que mediante Decreto Legislativo número contenido y concretas condiciones de ejercicio, atendiendo los
novecientos cincuenta y ocho del veintidós de julio de dos mil cuatro intereses públicos y privados implicados. Asimismo, forma parte tanto
se estableció normas aplicables al proceso de implementación del del contenido esencial del derecho al debido proceso como del derecho
nuevo Código Procesal Penal así como las aplicables al período de a la tutela jurisdiccional efectiva, debiéndose destacar que este último
transición entre el actual régimen procesal penal y el nuevo Código nombrado tiene especial relevancia en lo que se refiere al acceso a la
Procesal Penal; precisando en el numeral primero de su artículo sexto justicia, por cuanto el pago de los aranceles o tasas judiciales no debe
que la Fiscalía de la Nación -así como otras entidades involucradas- constituirse en un impedimento para que todos los ciudadanos se
deberá dictar las reglamentaciones previstas en el Código Procesal encuentren en posibilidad de recurrir a las autoridades jurisdiccionales
Penal y las Directivas que, con carácter general y obligatorio, permitan para la tutela de sus derechos (Sentencia del Tribunal Constitucional
la efectiva y adecuada aplicación del nuevo sistema procesal penal; número mil seiscientos seis guión dos mil cuatro guión AA guión TC).
razón por la cual, el Ministerio Público, dictó el Reglamento de la Cabe afirmar que el principio de gratuidad en la administración de
Carpeta Fiscal cuyo objeto es normar la formación de la carpeta justicia se constituye en un mecanismo de realización del principio
fiscal, denominada “expediente fiscal” en el Código Procesal Penal, – derecho de igualdad, establecido en el artículo segundo inciso
con la finalidad de establecer y unificar procedimientos básicos y segundo de la Constitución Política del Estado, por cuanto debe
responsabilidades en la formación y manejo de la carpeta, acordes procurarse que las diferencias socioeconómicas entre los ciudadanos
con las garantías del debido proceso. no sean trasladadas al ámbito del proceso judicial, en el cual las
NOVENO: Así, el artículo dieciocho del Reglamento de la Carpeta controversias deben ser dilucidadas con pleno respeto al principio de
Fiscal establece que para los efectos de emitir copias simples o igualdad entre las partes y a la igualdad de armas, de modo que el
certificadas de las actuaciones insertas en la carpeta original, deberá hecho de que una de ellas cuente con mayores recursos económicos
presentarse una solicitud dirigida ante Fiscal y acreditarse el pago que la otra no devenga necesariamente en una ventaja que determine
de la tasa correspondiente fijada en el TUPA. En ese contexto, que la autoridad jurisdiccional vaya a resolver a su favor (Sentencia
durante el proceso de implementación del nuevo Código Procesal del Tribunal Constitucional número cinco mil seiscientos cuarenta
Penal y la vigencia del Reglamento antes citado se presentaron y cuatro guión dos mil ocho guión PA oblicua TC, del diecisiete de
diversas solicitudes de expedición de copias que no fueron resueltas setiembre de dos mil nueve).
de manera uniforme; toda vez que, vía de tutela de derechos se DÉCIMO TERCERO: Estando a lo antes expuesto, habiéndose
estableció que el cobró de una tasa para la expedición de dichas establecido bajo los criterios de una norma que la expedición de
copias, vulnerara el derecho de la gratuidad de la administración de copias -simples o certificadas- por parte del Ministerio Público deberán
justicia, incumpliéndose de esta manera lo regulado en el artículo estar sujetas al cobro de una tasa judicial, no vulnera el derecho a la
dieciocho del citado Reglamento e inaplicándolo, por ello se presentó gratuidad de la administración de justicia que le asiste a todo justiciable,
y se declaró bien concedida la Casación número treinta guión dos en tanto que, dicho cobro será motivo de exención siempre que el
mil diez -Cañete, del quince de julio de dos mil diez, por la causal solicitante acredite la condición específica del beneficiario y adjunte
excepcional de fijar doctrina jurisprudencial; sin embargo, el Supremo la verificación socioeconómica de éste, respecto a que no cuenta
Tribunal no tuvo oportunidad de pronunciarse sobre el fondo; como con recursos económicos necesarios para efectuar dicho pago; por
consecuencia de la inasistencia de las partes. Es por ello además que tanto, este criterio deberá ser considerado en adelante como doctrina
en la actualidad, encontrándose vigente el nuevo Código Procesal jurisprudencial de cumplimiento obligatorio.
Penal en el distrito judicial de Lima sólo en los procesos seguidos
por delito de corrupción de funcionarios, las Fiscalías Provinciales DECISIÓN:
Corporativas Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios
son llevadas constantemente a audiencias de tutela de derechos, ante Por estos fundamentos:
la negativa de expedir copias de la carpeta fiscal en forma gratuita,
DÉCIMO: Dicho ello, en el derecho administrativo, se entiende I. Declararon FUNDADO el recurso de casación concedido por
por reglamento toda norma escrita dictada por una Administración la causal prevista en el artículo cuatrocientos veintinueve, inciso
Pública, son normas de segunda clase, que si bien tienen un rango primero y cuarto del Código Procesal Penal -en base al inciso
inferior a la ley, son reguladas para la actividad de la administración cuarto del artículo cuatrocientos veintisiete del Código Procesal
pública, señalándoles los criterios que deben seguirse. En ese Penal-, interpuesto por el señor Fiscal Superior.
sentido, el Tribunal Constitucional estableció que un reglamento II. NULA la resolución de vista, del diecinueve de mayo de dos
no es un acto administrativo, pues el primero forma parte del mil once -fojas doscientos quince-, que confirmó la resolución de
ordenamiento jurídico, en tanto que el acto es algo “ordenado”, primera instancia del veinte de abril de dos mil once -fojas ciento
producido en el seno del ordenamiento; asimismo, precisó que veinte- que declaró fundado el pedido de la defensa técnica para la
la constitucionalidad de un norma se establece en las vías expedición gratuita de copias por parte del Ministerio Público, sin
procesales pertinentes como el proceso de acción popular o de pago de tasa alguna.
inconstitucionalidad (Expediente número tres mil ciento ochenta y III. En sede de Instancia, REVOCARON la resolución de
nueve guión dos mil ocho guión PA oblicua TC) primera instancia del veinte de abril de dos mil once -fojas ciento
DÉCIMO PRIMERO: Ahora bien, cabe determinar si el contenido veinte- que declaró fundado el pedido de la defensa técnica para
del artículo dieciocho del reglamento de Carpeta Fiscal, entra en la expedición gratuita de copias por parte del Ministerio Público,
conflicto con la gratuidad de la justicia. Al respecto, de igual manera sin pago de tasa alguna, reformándola declararon INFUNDADO el
en el fundamento jurídico número octavo de la Sentencia del pedido de copias simples gratuitas solicitado por la defensa.
Tribunal Constitucional referida en el considerando precedente, se IV. MANDARON se establezca como doctrina jurisprudencial
precisó que es un principio de la función jurisdiccional, que la justicia lo dispuesto en los considerandos décimo, décimo primero, décimo
será gratuita cuando así lo disponga la ley y, respecto de quienes segundo, décimo tercero de la presente sentencia casatoria.
acrediten insuficiencia de recursos para litigar; por tanto, se trata de V. DISPUSIERON que la presente sentencia casatoria se
un derecho prestacional y de configuración legal, cuyo contenido lea en audiencia pública por la Secretaría de esta Suprema Sala
y concretas condiciones de ejercicio, corresponde delimitarlos al Penal; y, acto seguido, se notifique a todas las partes apersonadas
legislador atendiendo a los intereses públicos y privados implicados a la instancia, incluso a las no recurrentes.
y a las concretas disponibilidades presupuestarias. Asimismo, la Ley VI. ORDENARON PUBLICAR en el diario oficial “El Peruano”
Fundamental, en su numeral dieciséis del artículo ciento treinta y la presente sentencia casatoria, conforme a lo previsto en la parte
nueve prevé como principio y derecho de la función jurisdiccional la in fine del inciso tres del artículo cuatrocientos treinta y tres del
gratuidad de la administración de justicia y de la defensa gratuita [1] Código Procesal Penal.
para las personas de escasos recursos; y [2] para todos, en los VII. ORDENARON se devuelvan los actuados al Tribunal
casos que la ley señala; apreciándose de su contenido, que existen Superior de origen; y archívese. Interviene el señor Juez Supremo
dos supuestos en los cuales la administración de justicia es gratuita; el Santa María Morillo por licencia del señor Juez Supremo Salas
primer supuesto comporta una concretización del principio de igualdad Arenas.-
en el ámbito de la administración de justicia, por la que sólo se garantiza S.S.
la gratuidad a aquellos que tengan escasos recursos (Sentencia del
Tribunal Constitucional número mil seiscientos siete guión dos mil dos VILLA STEIN
guión AA, del diecisiete de marzo de dos mil cuatro); de otro lado, el
segundo supuesto requiere que sea la ley quien establezca aquellos RODRÍGUEZ TINEO
sujetos procesales que pueden acceder de manera gratuita a la
administración de justicia; así tenemos que el artículo veinticuatro de PARIONA PASTRANA
la Ley Orgánica del Poder Judicial, establece que la administración de
justicia común es gratuita, en todas sus especialidades, instancias y NEYRA FLORES
manifestaciones, para las personas de escasos recursos económicos
y se accede a ella en la forma prevista por la ley. SANTA MARÍA MORILLO
DÉCIMO SEGUNDO: Que, el sistema judicial afronta una situación
preocupante y constante, el acceso a la justicia, garantía que podría J-952118-3