Anda di halaman 1dari 130

La memoria

en el adulto mayor
Ninoska Ocampo Barba
Paola Ricalde Saavedra

2012
La memoria en el adulto mayor
Ninoska Ocampo Barba
Paola Ricalde Saavedra

Diseño de tapa: Angela María Tovar Ferret


Diagramación: Gabriel Sánchez

Edición:
© Ninoska Ocampo Barba

Depósito Legal: 4-1-3483-12

Impreso en Bolivia
2012
Agradecimientos

A mi familia, padres Dr. Hugo Ocampo Escobar, Lic. Graciela Barba


de Ocampo y hermanos Marcelo, Grace, Raul y Edwin que compar-
tieron conmigo los momentos más difíciles de nuestra pérdida de me-
moria, de nuestra experiencia Alzheimer y las miles y miles de horas
de alegrías y llantos.
A mis maestros y ahora amigos que siguen a mi lado en el apasionan-
te mundo de la Neuropsicología, empezando por mi maestro el Dr. René
Calderón Soria quien aunque hoy no está ya mas entre nosotros si esta
presente en mi memoria. A el Dr. René Calderón Jemio mi asesor de tesis
licenciatura y la Dra. Maria Esther Seleme quien me honra con escribir la
Presentación de este libro. De igual manera quiero agradecer al Dr. Alfredo
Ardila por haberme permitido usar sus revisiones en el presente libro.
A mi coautora, Paola Ricalde Saavedra, por su trabajo constante
y su cálida compañía durante la elaboración de este libro.
A mis amigas Maureen Aracena, Marcia Chuquimia con quienes
compartí el tiempo más difícil que recuerdo y que alentaron este pro-
yecto en sus inicios y Roxana Pereira que impulso la presente publica-
ción, brindándome su compañía, consejo y cariño.
A mis hijos a quienes les he robado horas de sus días para sumer-
girme en las letras de este libro.
A mi amado esposo Pavel Aracena, que con su presencia perma-
nente ha facilitado todo el proceso de elaboración de este material.
Y finalmente a Dios que es quien pone fortaleza en mi espíritu y
fe en mi corazón.
Dedicatoria

A Mery Lijeron Justiniano, mi amada abuelita

Es que acaso por no verte ya no vives,


por no respirar debo creer que te fuiste,
solo estas junto a Dios,
creo en él no en tu adiós.

Si se vive mientras alguien nos recuerde,


te iras de aquí si el alma mía muere,
y al morir, yo me iré,
a tu lado otra vez

Ninoska Ocampo Barba


Presentación

El proyecto de vida profesional de todo clínico suele estar determi-


nado por algún caso formativo que lo marca para siempre. Es el caso
de la Dra. Ninoska Ocampo Barba, quien desde que era una joven y
dedicada estudiante de Psicología en la Universidad Mayor de San
Andrés, hace más de veinte años, asistía a mis clases con el interés in-
cuestionable de profundizar en el estudio de la neuropsicología, cuya
complejidad ya conocía.
Al inicio de este libro lo explica con una frase breve de profunda
trascendencia, cuando escribe que vivió junto a su familia “los momen-
tos más difíciles de nuestra pérdida de memoria, de nuestra experiencia
Alzheimer y las miles y miles de horas de alegrías y llantos.” En esas
horas se perfilaba la destacada investigadora en el campo de la neurop-
sicología clínica, en el área del envejecimiento normal y patológico, de
las demencias seniles, de la demencia tipo Alzheimer. Es decir, en la
compleja y heterogénea función de la memoria.
Con energía y admirable tenacidad la Dra. Ocampo ha logrado
consolidar en el país el estudio y la práctica de la neuropsicología como
especialidad entre la neurología y la psicología, con la convicción cada
vez más compartida de que resulta necesaria para todos los miembros
de la sociedad. Ninguna labor fundadora es fácil y en esa tarea la Dra.
Ocampo contó con el apoyo de la Lic. Paola Ricalde, coautora de este
libro, quien brindó su apoyo incondicional, personal y académico a la

11
maestra, tanto como lo recibí yo de ella cuando fue mi discípula y cola-
boradora en la Universidad Mayor de San Andres.
En este trabajo nos proponen una aproximación a la neuropsi-
cología gracias a esa función compleja que es la memoria, con una
propuesta de su estudio y consideración en las edades más avanzadas.
Constituye por eso una contribución significativa a la comprensión de
esta especialidad y a su estudio en nuestro país.
En la primera parte de la propuesta se define la neuropsicología
como la disciplina que estudia las funciones psicológicas en estrecha
relación con las estructuras nerviosas tanto en la enfermedad como en
la normalidad, ubicándose entre grandes áreas del conocimiento como
son las ciencias de la salud y las ciencias humanas.
Sabemos que la conducta humana es el resultado de la compleja
y delicada interacción entre los genes y el medio. Y que, en los seres
humanos, los mecanismos más importantes mediante los cuales el me-
dio altera la conducta son el aprendizaje y la memoria, puesto que el
aprendizaje es el proceso que nos permite adquirir conocimientos y la
memoria es el resultado de lo aprendido.
La memoria y el olvido constituyen temas centrales recurrentes
de reflexión y preocupación en la vida de todo ser humano, especialista
o no y por tanto, de su estudio científico y de su producción cultural en
general. En la literatura latinoamericana reciente nos sorprenden fra-
ses a las cuales el estudio científico ha empezado a dar respuestas. Por
ejemplo, ya se puede explicar por qué Gabriel García Márquez escribió
que “La vida no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la
recuerda para contarla”; o lo que quiso decir Mario Benedetti cuando
afirmó que “El olvido está lleno de memoria”.
El ser humano está expuesto a múltiples acontecimientos durante
su existencia. En la infancia, la niñez, la adolescencia, la juventud, la
adultez, o la tercera edad, cualquier ser humano pueden presentar algu-
na dificultad en la maduración o el funcionamiento del cerebro y, por
tanto, en sus capacidades cognitivas.
Problemas con el proceso de la atención o con el aprendizaje en
la edad escolar, un evento que provoca un traumatismo cerebral en un
joven, un accidente cerebro vascular en el adulto, una pérdida gradual

12
de la memoria en el adulto mayor… todos son ejemplos aislados de mu-
chos problemas que pueden presentarse durante la vida y que forman
parte de las áreas de actuación de la neuropsicología y de sus profesio-
nales especializados.
Desde la década de los años sesenta la investigación sobre la me-
moria humana se constituyó en tema fundamental de las investigacio-
nes en psicología cognitiva. Una de las razones fue que, para gran parte
de esa psicología, la memoria se consideraba sinónimo de conocimien-
to o condición necesaria para lograrlo.
Las pasadas décadas de investigación han producido aproxima-
ciones teóricas, paradigmas experimentales y resultados empíricos di-
versos, como podrá observar el lector en este libro.
“No tiene memoria”, se dice de quien no recuerda algo, lo que
sugiere que el uso de los términos no es el mismo en las expresiones co-
tidianas que en el lenguaje científico. No se trata de decir que el sentido
común o la sabiduría popular carezcan de razón. Esto se explica porque
la memoria es transitoria y no permanente y en algunos casos, como
se podrá leer en este libro, es una actividad intermedia entre procesos
cognitivos como la atención y la propia memoria.
Al respecto, recordamos la afirmación de un neurocientífico actual
acerca de que la memoria es un sistema esencialmente imperfecto y hasta
que la conozcamos mejor, la única postura racional y ética consiste en
alejarse de la idea de que es exacta. Continuando esta idea, afirma que la
configuración del cerebro humano es casi una garantía de que los recuer-
dos del pasado serán erróneos, no por carecer de significado sino porque
tenemos buenos recuerdos para lo esencial y malos para los detalles. Eso
le permite asegurar también que de todas las cosas que recordamos, lo
más sorprendente es que algunas sean ciertas. En estas páginas podremos
encontrar muchas respuestas a esas aparentes paradojas.
Desde el punto de vista neuropsicológico, como veremos, la me-
moria es una función básica, y a la vez extremadamente compleja y
diversa del ser humano, que nos permite realizar todas las actividades
cotidianas indispensables para la vida sin pensar en ellas: caminar, co-
municarnos con otras personas, orientarnos para salir a trabajar, a estu-
diar, a todo, es decir, a vivir como seres humanos.

13
Sin embargo, la memoria es mucho más que saber hacer lo ne-
cesario para vivir. Es esencial para los fenómenos más complejos y
específicamente humanos como la formación de la identidad y la sen-
sación del paso del tiempo. Gracias a la memoria construimos nuestra
identidad, sabemos quienes somos y nos percibimos en una dimensión
temporal imprescindible para enlazar un instante anterior con el actual
y el siguiente, para integrar experiencias y vivencias en una historia
personal coherente acerca de nosotros mismos.
Por esa razón los recuerdos son la vida plena de identidad y de
temporalidad, experiencia subjetiva de individualidad, voluntad y pro-
pósito de todo ser humano, de vivir en un tiempo determinado, con pa-
sado personal y presente activo que, gracias a la memoria, nos prepara
para construir futuro mientras haya conciencia.
En el libro que presentamos al lector sobre La memoria en el
adulto mayor, las autoras destacan su importancia en la vida de las per-
sonas y la necesidad de su estudio, al afirmar que una persona sin me-
moria es una persona sin historia. De ahí se deriva el valor de estudiar
el tema para sensibilizar a toda la sociedad sobre la importancia de este
proceso cognitivo como base para la construcción de la identidad y de
la relación con la vida misma en la interacción con los otros.
En el exploración del adulto mayor en todos sus aspectos, tanto en
la normalidad como en la patología, ellas enfatizan el impacto de las alte-
raciones en esta etapa de la vida y en las dificultades que provoca la dismi-
nución de las capacidades cognitivas desde el envejecimiento normal con
leve disminución de recuerdos, hasta el envejecimiento patológico, en que
puede producirse demencia progresiva como el mal de Alzheimer - que
representa aproximadamente el 60% de todas las demencias – y llegar a la
pérdida de la conciencia cuando, ya sin memoria, todo es olvido.
En su reflexión sobre las dificultades de la evaluación en estas
etapas, las autoras señalan la pérdida de funcionalidad y de calidad de
vida en aquellas personas que padecen deficit cognitivos, cuando ya
la afección de la memoria representa una dificultad para el paciente y
para el profesional. Eso implica la necesidad de contar con un instru-
mento que permita ampliar, precisar y concretar el tipo de memoria o
memorias alteradas.

14
Al analizar la evaluación de la memoria y los estudios realizados
al respecto, destacan la necesidad de contar con instrumentos validos
para nuestras poblaciones, después de largos años de investigación en-
tre ellas. Esta es también la entrega de resultados de nuestro país y la
propuesta para cualquier otro país, con aportes y contribuciones preci-
sas de estudios bolivianos. Asimismo, formulan y brindan un conjunto
de herramientas a las familias para enfrentar tan delicado tema y des-
tacan la necesidad de realizar estudios para la detección temprana de
posibles cuadros patológicos.
Sabemos que el envejecimiento de la población constituye uno
de los temas de amplio impacto social de este siglo, con tendencias a
incrementarse. La razón es conocida: un conjunto de medidas, como
las mejoras en la asistencia sanitaria, los medicamentos actuales y la
prevención, han permitido a elevar la esperanza de vida en casi todos
los países del mundo.
En Bolivia la proyección de la esperanza de vida al nacer se ha
incrementado entre los años 2000-2030 en 7,6 años para los hombres y
en 8 años más para las mujeres, manteniéndose en todos los quinque-
nios un promedio de casi 4 años y medio más a favor de la mujer. La
necesidad de tener en cuenta esta tendencia, en todos los niveles de la
sociedad, se observa desde que en 1982 las Naciones Unidas aprobaron
el primer Plan de Acción Internacional sobre el Envejecimiento y en
1992 proclamaron el día 1 octubre como el Día Internacional de las
Personas Mayores.
El temor al envejecimiento es una reacción natural del ser huma-
no y no solo parte del temor a la muerte. En ese contexto, la investiga-
ciones de los neurocientíficos por comprender la conservación de las
facultades mentales a edades muy avanzadas o el desarrollo de alguna
demencia senil, ha revelado muchas cosas sobre el envejecimiento nor-
mal y patológico. En este último caso las dificultades se asocian a la
pérdida progresiva de las funciones cognitivas y la dimensión temporal
de la memoria que empieza a reducirse de forma dramática.
A medida que desaparece la conciencia de la propia identidad
el cerebro pierde las facultades mentales, tal vez como una suerte de
mecanismo de defensa gracias al cual persona no se da cuenta de esa

15
pérdida. En relación a lo que sucede en el cerebro, la neurociencia
sugiere la perspectiva de que, al no extrañar lo que no se tiene, quie-
nes padecen la enfermedad son en gran medida inconscientes de la
pérdida de memoria.
Esto explicaría cómo la conciencia inicial de la enfermedad des-
aparece a medida que avanza, eliminando sabiamente la conciencia de
muchas humillaciones, la mayor de ellas, de no ser más quien antes era.
Por eso quienes más sufren son las personas del entorno observando y
padeciendo lo que sucede, con el recuerdo de la persona sin memoria,
entre miles de horas de alegrías y llantos.
Lo esencial, finalmente, es que el estudio de la memoria ha pasa-
do de ser abordado de forma aislada a estudiarse como una capacidad
que interactúa con otras funciones neurocognitivas, ampliando el apa-
sionante campo de estudio la memoria. Esto permitirá entender mejor
alguno de sus procesos, con una amplia perspectiva para la investiga-
ción que incluye los aportes de las investigaciones bioquímicas, las de
neuroimagen funcional, las neuropsicológicas y otras.
Es necesario destacar en esta presentación nuestro reconoci-
miento a la perspectiva de los Dres. Federico Fortun, Dr. Juan Carlos
Duran, Dra. Maria Cusicanqui y Dr. Carlos Laforcada, especialistas
en Neurología, que comprendieron la trascendencia del trabajo inter-
disciplinario con la neuropsicología, con la visión asistencial, docente
e investigativa necesaria para que la Dra. Ocampo haya iniciado junto
a ellos un trabajo de amplio alcance, al fundar el Departamento de
Neuropsicología en el área de Neurologia del Hospital de Clinicas de
La Paz, que ella dirigió hasta el año 2007.
Reitero nuestro reconocimiento, que invito a compartir, por la ini-
ciativa y la perseverancia de la Dra. Ocampo, y a todos los profesionales
mencionados, agradeciendo su llamada de atención y sensibilización en
este apasionante tema del presente y el futuro. Esperamos que este libro
también contribuya a que los lectores consideren como un tema central
la memoria en el adulto mayor y a seguirlo de cerca, con el respeto y la
consideración que merece todo ser humano a cualquier edad.
El incremento de la población mayor y las múltiples manifesta-
ciones de este fenómeno, así como las consecuencias sociosanitarias,

16
personales y familiares, deben obligar a la sociedad a implementar las
medidas necesarias para enfrentar este desafío que no es solo de una
persona y su familia, sino de la sociedad en su conjunto.
Los expertos afirman que como no hay futuro sin memoria, siem-
pre habrá un futuro para la memoria.

María Esther Seleme Antelo

17
INDICE

I. INTRODUCCION...............................................................21
II. LA MEMORIA....................................................................31
1. Concepto..................................................................33
2. Clasificación.............................................................36
3. Mecanismos de Activación......................................40
4. Alteraciones Mnémicas............................................49
5. Modelos de Almacenamiento...................................54
6. La Memoria y la Atención.......................................63
III. EVALUACION DE LA MEMORIA...................................65
1. Importancia de la Evaluación...................................67
2. Instrumentos Estándar..............................................67
IV. ESTUDIOS DE MEMORIA REALIZADOS......................81
1. Investigaciones en poblaciones Hispanas................84
2. Investigaciones en poblaciones de habla Inglesa.....86
V. EL ADULTO MAYOR........................................................91
1. Aspectos Físicos......................................................94
2. Aspectos Socio Afectivos........................................97
3. Aspectos Emocionales.............................................98
4. Aspectos Cognitivos................................................99
VI. PERSPECTIVAS DE INVESTIGACION.........................103
1. Revisión bibliográfica de tipos de memoria...........107
2. Cuadro de síntesis de clasificaciones.....................110
3. Listado de pruebas estándar de memoria...............111
4. Nueva perspectiva de investigación.......................122
VII. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS..............................125
1. Bibliografía Citada.................................................127
2. Revisión de Tesis y Proyectos de Grado................128
3. Artículos Citados...................................................128

19
I. Introducción
Escribir sobre la memoria es una tarea sencilla porque sobre ella expe-
rimentamos desde el nacimiento e inclusive, según algunos científicos,
desde la concepción. Todos tenemos un cumulo de recuerdos y todos
vamos acumulando en nuestra mente momentos vividos, agradables y
desagradables.
En el caso del Adulto Mayor, la memoria se constituye en su más
invalorable tesoro y su más inminente fragilidad. Con ella o a través de
ella somos capaces de remontarnos a tiempos pasado y volver a vivir
momentos inolvidables de nuestras vidas, así como experiencias duras
de nuestro pasado.
Toda nuestra vida está contenida en millones y millones de re-
cuerdos que como seres humanos somos capaces de almacenar y evocar
según sea nuestra necesidad.
Pueden despojarnos de nuestros bienes materiales o puede cam-
biar radicalmente el curso de nuestras vidas; los recuerdos son los que
realmente nos acompañan toda la vida y los que siguen con nosotros
aun después de ella y nos permiten trascender en las otras personas
que al acordarse de nosotros son capaces de mantener vivas nuestras
palabras, nuestras acciones, nuestros objetivos y nuestros sentimientos.
La memoria en el adulto mayor es de una riqueza incalculable y
por ello debe ser motivo de nuestra atención para evitar procesos pato-
lógicos que la minen y la ataquen como es el caso de las enfermedades
degenerativas como la enfermedad de Alzheimer.

23
Trabajar sobre la conservación de nuestra memoria es trabajar
sobre la conservación de nuestra propia vida. Para esto no hay edad y
debemos comprometernos todos y todas, desde los más pequeños hasta
los más grandes; desde los lugares de convivencia humano, puestos de
trabajo hasta los espacios recreativos.
La memoria está inmersa en el quehacer cotidiano y cuidar de
ella representa una gran inversión para asegurar una ideal calidad de
vida del ser humano.
El presente libro recorrerá el conocimiento científico de la me-
moria y pretenderá explicar a su lector el funcionamiento, activación y
dinámica de la misma.
Dentro de la psicología existe una infinidad de estructuras,
procesos y funciones que siguen siendo motivo de investigación.
Por otro lado un campo bastante amplio es el de la Neuropsicolo-
gía que es encargada del estudio de las alteraciones cognoscitivas y
emocionales, así como de los trastornos de la personalidad provoca-
dos por lesiones; es por ello el interés de compilar una evaluación
diferencial de la memoria.
En la actualidad, la evaluación de la memoria se reduce a pruebas
poco precisas que brindan un parámetro inconcluso de la totalidad del
diagnóstico. La mayoría de ellas presentan, en países latinoamericanos,
dos dificultades fundamentales:

1.- Formulación y diseño bajo parámetros contextuales extraños,


ajenos y desconocidos que en su aplicación pueden jugar en
contra al momento de analizar los resultados; en definitiva per-
tenecen a estándares de vida diferentes a nuestra realidad.

2.- Accesibilidad bibliográfica, teórica e instrumental que postula


la necesidad de no quedarnos solo en el conocimiento nominal
científico sino arriesgarnos a redescubrirlo con parámetros y
recursos propios.

Una persona sin memoria, es una persona sin historia, nada en la vida
tiene sentido, si no somos capaces de fijar los acontecimientos de nues-

24
tra existencia. Debemos saber quiénes somos, de dónde venimos y a
donde vamos para seguir caminando. De estos postulados parte la im-
portancia de esta revisión, que es tan solo un primer paso en el trata-
miento del sistema Mnémico.
En el caso de la memoria podemos afirmar que las medidas estan-
darizadas de esta nos llevan a suponer que la evaluación instrumental
de la misma es indiferenciada o inespecífica e insuficiente para desa-
rrollar con el paciente una terapéutica Neuropsicología y neurológica
precisa derivada de un diagnostico diferencial correcto.
Aquí surge la necesidad de revisar la composición general de las
pruebas neuropsicológicas existentes y así darnos cuenta de si es posi-
ble lograr:

Fluidez Verbal
Ejecución de tareas SIN LA MEMORIA
Resolución de Problemas
Discriminación y Nominación
Clasificación y Categorización
Calculo
etc…

Para hacer estas y otras cosas, necesitamos esencialmente poder recor-


dar. Ejecutar, activar y desarrollar las habilidades y funciones neuro-
cognitivas y neuropsicológicas, es MEDIAR la capacidad de la me-
moria. Por tanto el presente proyecto se justifica claramente a partir
de la necesidad de la evaluación de la memoria como base estructuro
funcional de todas y cada una las funciones nerviosas.
En consecuencia, el estudio del tema de la MEMORIA y el aná-
lisis de las dimensiones evaluadas en las pruebas estándar puede resu-
mirse en utilidad a través del siguiente cuadro representacional de los
requerimientos de las funciones neuropsicológicas:

25
ATENCIÓN Y ¿ Cómo saber Debemos poder
RECORDAR.
CONCENTRACIÓN seleccionar ?

¿Cómo
CODIFICA-CION Debemos poder
organizar lo
ASOCIAR.
nuevo y lo

PARA LO CUAL ES INDISPENSABLE LA MEMORIA


antiguo?
FUNCIONES NEUROPSICOLOGICAS

LENGUAJE ¿Cómo utilizar Debemos poder


los signos?. ASIMILAR.

¿Cómo
LECTURA interpretar los Debemos poder
signos?. ALMACENAR.

¿Cómo Debemos poder


ESCRITURA organizar los MECANIZAR
signos?. MOV.

¿Cómo tomar Debemos poder


EJECUTIVAS
decisiones?. APRENDER.

¿Cómo volver Debemos poder


EVOCATIVAS al pasado?. REMEMORAR.

26
Al ser la Neuropsicología la disciplina que se encarga del estudio de las
funciones psicológicas en estrecha relación con las estructuras nervio-
sas tanto en la enfermedad como en la normalidad, ésta se ubica entre
grandes áreas de conocimiento como son las ciencias de la salud y las
ciencias humanas, sin por ello dejar de ser independiente por el conte-
nido y métodos específicos que se plantean tanto en la evaluación como
en la rehabilitación de niños y adultos con alteraciones en los diferentes
procesos y funciones cognitivas superiores.
La Neuropsicología se encarga de realizar evaluación, diagnóstico
y finalmente rehabilitación; todos éstos de igual importancia en el campo
de la niñez, adolescencia, adultez y de quienes conforman la tercera edad.
La Neuropsicología en todas sus esferas se ha convertido en un
área indispensable de trabajo en el campo neurológico ya que ésta nos
permite llegar a evaluaciones y diagnósticos precisos, los mismos que
ayudan al profesional y al paciente a incrementar el nivel de calidad de
vida en base a una adecuada rehabilitación, si el caso lo amerita.
En la actualidad la evaluación neuropsicológica es de vital im-
portancia ya que de su contenido y desarrollo, depende el logro de un
diagnóstico adecuado, que le permite al especialista tener una idea cla-
ra de las dificultades o alteraciones que se presentan, para así poder
plantear al paciente alternativas de rehabilitación con el propósito de
mejorar su esfera personal, familiar, social y laboral.
Las enfermedades neurológicas son una de las principales causas
de muerte e invalidez en todo el mundo, además existe muy poca infor-
mación sobre su frecuencia y distribución en los países en desarrollo.
El profesional neurólogo se enfrenta a cuadros clínicos de pre-
valencia como la epilepsia y la neurocisticercosis y también a entida-
des menos frecuentes como las demencias (actualmente el panorama
mundial muestra un riesgo mayor de presentación de esta enfermedad
para los años venideros). Lamentablemente en varios países latinoame-
ricanos no se ha realizado hasta la fecha estudios de rastrillaje básico
para determinar demográficamente la presencia de adultos mayores con
factor de riesgo demencial y menos aún con diagnostico de demencia.
Esta es la principal dificultad que enfrentamos al iniciar este proyecto y
que argumenta los criterios metodológicos subsecuentes.

27
El capítulo de amnesias tanto en la neurología como en la Neu-
ropsicología y la psicología clínica es cada vez más estudiado y amplio
en cuanto a su descripción, clasificación y presentación sintomatoló-
gica. Muchas de las entidades se diferencian a partir del tipo de olvi-
do que el paciente presenta, de ahí la importancia de su diferenciación
diagnostica.
Si bien toda enfermedad neurológica provoca una respuesta de
adaptación psicológica, en ciertas ocasiones la apariencia de una enfer-
medad no es sino la expresión de un trastorno psicológico subyacente.
Cada uno de ellos merece una revisión especial por cuanto plantea pro-
blemas específicos en el diagnóstico diferencial.
La mayoría de las actividades físicas o psíquicas que realiza el
ser humano están mediatizadas por la intervención de una forma u otra
de la memoria. Somos capaces de recordar las cosas por que recorda-
mos su nombre y así mismo recordamos para que sirven y como se
utilizan.
La memoria es el proceso por el que somos capaces de almacenar
o recuperar información procedente del entorno o del propio organis-
mo, pero además, la memoria lleva implícita la capacidad de reconstruir
eventos a partir de la emergencia de detalles aislados, por lo tanto no
es solo un proceso de recuperación y nada más. Sin la memoria no se-
ríamos lo que somos, podrían entrar estímulos luminosos por nuestros
ojos o estímulos acústicos por nuestros oídos pero seríamos incapaces
de recordar aquello o darle función a aquello otro.
La memoria es lo que da identidad a la persona, al afectarse el ser
humano queda sin pasado y por ende sin una vida presente y futura de
interacción social, ya que la capacidad humana de recordar es la que le
permite regular su autoconsciencia y retroalimentar su condición Bio-
Psico-Social.
En la evaluación de pacientes con alteraciones mnémicas, la gran
dificultad en la realización de este trabajo es la imprecisión de poder de-
finir y caracterizar la memoria o tipo de memoria de alteración central.
Constantemente para este fin, se recurre a pruebas como el NEU-
ROPSI, Winsconsin, Weschler y el BENI entre otras, que pese a ser
instrumentos altamente valorados en el contexto neuropsicológico han

28
dejado en evidencia la carencia del tan necesario Diagnóstico Diferen-
cial de la Memoria.
La implicación de problemas relacionados con déficit cognitivos
supone una pérdida de funcionalidad y de calidad de vida para aquellas
personas que los sufren. En definitiva, la afección de la memoria en
cualquiera de sus formas, representa para el paciente una dificultad, y
para el profesional a cargo, una necesidad de tener un instrumento que
le permita ampliar, precisar y concretar el tipo de memoria o memorias
alteradas en personas mayores de 65 años.

29
II. La memoria
La memoria es definida como un proceso cognitivo por autores como,
Forgus (1975) y De Vega (1989) y como estructura, por autores como
Calderón (1989) y almacén para Jessell, Kandel y Schwartz (2006).

1. Conceptos

Durante el siglo XX las investigaciones sobre la memoria dejaron de ser


un campo de dominio solo fisiológico para ser un importante tema de
investigación de la denominada psicología cognitiva, es por ello que au-
tores clásicos la han conceptualizado. Revisemos entonces éstas y otras
conceptualizaciones, ya que no hay un concepto unívoco de memoria:

ᴥᴥ Para el filósofo francés Henri L. Bergson, 1859-1941, la memoria es la


capacidad de retener, es un proceso de almacenamiento y recuperación
de la información en el cerebro, es un proceso básico en el aprendi-
zaje y en el pensamiento. Es la permanencia de experiencias pasadas.
La inteligencia es algo más compleja, pero no puede entenderse sin la
capacidad de memoria. Una persona inteligente tiene una muy buena
memoria, pero esto no significa ser más inteligente que una persona
desmemoriada. Este autor estableció dos funciones de la memoria:

33
1) La memoria-representación: Nos sirve para aprender y rete-
ner estados de consciencia, imágenes, pensamientos, estados
afectivos, etc.

2) La memoria-hábito: También nos sirve para tener la capaci-


dad de aprender y retener de forma automática la experiencia
pasada. Por ejemplo, el nadar, al yo saber flotar y avanzar en el
agua coordinando ciertos movimientos musculares y respirato-
rios no es necesario repetir en cada momento todo el proceso
del aprendizaje anterior.

ᴥᴥ En 1968, Vander Zanden James decía que la memoria era la re-


tención de lo experimentado o aprendido y que su activación se
dá al rememorarlo. Es importante entender que en la psicología la
memoria es imprescindible para la adquisición y aprendizaje del
conocimiento
.
ᴥᴥ Ronald Forgus, 1976 plantea que “Los estudios de psicología per-
miten sostener que no estamos dotados de una memoria inespecífica
y general, sino que poseemos una rica gama de memorias espe-
cializadas. Así desde el punto de vista de las imágenes retenidas
y evocadas puede hablarse de memoria visual, olfativa, muscular,
táctil, etc. (…)”

ᴥᴥ Charles Osgood, 1980 define a la memoria “como el proceso de


almacenamiento y utilización de la información personal. Hay que
distinguir entre memoria a corto plazo y memoria a largo plazo.”

ᴥᴥ Se entiende a la memoria como la capacidad del sistema ner-


vioso central (SNC), de fijar, organizar, actualizar (evocar), y/o
reconocer eventos de nuestro pasado psíquico. Esta evocación
permite ubicar a la mayoría de nuestros recuerdos en su con-
texto espacio-temporal, en tanto otros son evocados en función
de sus vinculaciones semánticas o cognitivas, este concepto es
brindado por Dalmás en 1985. A tal efecto se puede decir que la

34
memoria para este autor es un mecanismo de grabación, archivo
y clasificación de información, haciendo posible su recupera-
ción posterior. En sentido estricto se la puede identificar como
la capacidad de grabación donde es igualmente importante la
calidad de la grabación como el contenido y estructura de la
información.

ᴥᴥ “El proceso de evocación del conocimiento adquirido se puede dar


de diferentes maneras, según el tiempo que son almacenados esos
recuerdos en la memoria; así tenemos la memoria sensorial, memo-
ria a corto plazo y memoria a largo plazo.” (Manuel de Vega, 1990)

Un aspecto interesante es que la memoria funciona mucho más eficaz-


mente cuando algo se aprende en un ambiente agradable y relajado.
Todos sabemos que la memoria es selectiva y que recordamos mucho
mejor las cosas agradables y apenas recordamos los malos momentos,
acentuándose este efecto cuanto más antiguos son los recuerdos.
El elemento complementario y de signo opuesto es que la memo-
ria funciona muy mal cuando nos ponemos muy nerviosos, es impor-
tante que determinadas discusiones se realicen con la máxima tranqui-
lidad posible porque, de lo contrario, si los datos objetivos se empiezan
a confundir, no hay forma humana de razonar. Parece como si el gestor
de la memoria consumiese una gran cantidad de recursos, y si éstos no
se encuentran libres no funcionará adecuadamente.
Hernandez, H., 2005 publica un documento bajo el nombre de
“La Memoria Humana” en el cual plantea las cuestiones cardinales del
funcionamiento de la memoria que representa de manera exacta lo que
se expondrá en los acápites posteriores a esta conceptualización: “La
memoria puede ser estudiada desde el punto de vista neurobiológico
(estructuras corticales asociadas a la memoria), o desde el psicológico
(memoria como estructura o proceso mental). Dentro de este último, es-
tán los modelos mentalistas (paradigma cognitivo) y los no mentalistas
(tradición asociacionista de E-R o estímulo-respuesta).
Finalmente podemos anotar la siguiente conceptualización de memo-
ria: “La memoria es en realidad un sistema muy complejo de imágenes,

35
sonidos, recuerdos, sentimientos, conocimientos, y experiencia acumulada a
través del paso de los años. La memoria es quizás el fenómeno neurológico
más complejo de nuestro cerebro, ya que implica no solamente el recuerdo
de hechos y situaciones sino que implica la interpretación de todos nuestros
sentidos y capacidades intelectuales”. Esta, a mi modesto entender, es la
definición más completa e integradora de las revisadas en la bibliografía de
consulta, por esta razón será la definición operacional de memoria.

2. Clasificación

En la memoria existe una cantidad de recuerdos mayores de los que


creemos poseer. Algunos no los recuperamos nunca, otros afloran de
modo espontáneo, otros se manifiestan en los sueños y otros, aunque
permanecieron algunos instantes, luego desaparecen definitivamente.
Estos hechos han llevado a los psicólogos a distinguir y analizar
diversos tipos de memoria, es decir que existen muchas clasificaciones
sobre la memoria. A continuación detallaremos las más relevantes en la
investigación, para lo cual recurriremos a una tabla donde aparecerán
simultáneamente la clasificación de atención y la de memoria. Entre
ellas se establece una relación de proceso – función consecuente
Rescatando la clasificación del Modelo cognitivo, es importante
dedicarle una línea a la Memoria de Trabajo o Working Memory ya que
el concepto de la misma entrelaza, pero a la vez subdivide, la definición
de la memoria a Corto Plazo.
Baddeley (1988-1992) propone un modelo multiunitario de
“Working Memory”, compuesto por una colección de capacidades tem-
porales intrínsecas a los diversos sistemas de procesamiento de la in-
formación. Las traducciones al español “memoria de trabajo o memoria
operativa”, no transmiten el verdadero significado del término Working
Memory”, el cual describe un sistema de memoria que permite mante-
ner la información mientras está siendo procesada.

36
ATENCIÓN MEMORIA
GUERRERO, 1963 TEORIA DE EBBINGHAUS, 1885
Tipos de atención en relación al • Memoria Voluntarias (lo recordado
estimulo-objeto son: voluntariamente).
Pasiva (se nos impone) • Memorias Involuntarias (recuerdos
Espontánea (se da por interés) espontáneos),
Voluntaria (exige algún esfuerzo) • Recuerdos no conscientes ni reconocibles
como propios que afectan y se expresan en el
curso actual del pensar o la conducta
BOIES Y POSNER, 1971 TEORIA DE JAMES, 1911
Tipos de fenómenos • Memoria Primaria (transitoria, la actual MS)
atencionales: • Memoria Secundaria (permanente las actuales
• Mecanismo de selección de MCP y MLP).
la información
• Mecanismo de capacidad
limitada
• Mecanismo de alerta
NORMAN, 1973 PARADIGMA COGNITIVO VIGENTE
Efectos inmediatos de la HASTA 1990
atención: 1. Memoria Sensorial
• Percibir • Icónica
• Concebir • Ecoica
• Distinguir 2. Memoria Corto Plazo
• Recordar 3. Memoria a Largo Plazo
• Perceptual
• Episódica
• Semántica

37
MODELO COGNITIVO: TEORIA COGNITIVA Y GLOBAL, 1992
INGWERSEN, 1996 Procesos cognitivos conscientes.
• La atención como proceso Memoria instantánea.
de concentración mental Memorias especializadas.
sobre un conjunto de Lingüística.
estímulos Visual.
• La atención como proceso Emocional
selectivo (eligiendo el tipo de La persistencia de la memoria.
información). MCP
• La atención como nexo entre MMP
MS y MCP MLP
Memoria vital.
Memoria automática y memoria dirigida.
Memória dinâmica (paquetes lógicos
preestablecidos).
OCAMPO, 1998 MODELO COGNITIVO: INGWERSEN, 1996
Formas conocidas de Memoria de trabajo
presentación: Memoria a largo plazo
• Según su origen • Memoria episódica
• Según la naturaleza del • Memoria semántica
objeto
• Según el grado de WIKIPEDIA, 2006
intensidad 1 Memoria sensorial
2 Memoria Operativa (Memoria a corto plazo)
2.1 Subsistemas
2.2 Consecuencias de la limitación de recursos
3 Memoria a Largo Plazo
3.1 Memoria procedimental
3.2 Memória Declarativa

38
ATENCIÓN MEMORIA
TIPOS DE ATENCIÓN SQUIRE, 1999
Se clasifican en: Memoria Declarativa
· Atención espontánea: Se Memoria de corto
genera sin la participación directa de Memoria de largo plazo
la voluntad del individuo. Sus factores: Memoria No-declarativa
tendencia, inclinaciones, educación,
cultura y experiencias. Ejemplo: Si estas CALDERON, 1998
en las tiendas, dirigirás tu mirada a memoria sensorial o inmediata,
aquello que tanto deseas tener, porque memoria primaria o a corto plazo
le das más importancia que al resto. memoria secundaria o a largo plazo.”
· Atención voluntaria: Esta
dirigida por las propias decisiones Tipos de memoria por su contenido:
conscientes de la persona. Ejemplo: De los seis tipos de memoria, los cuatro
Estas entusiasmado con algo pero primeros mantienen un orden entre sí.
primero miras para aprender. Imágenes sucesivas. Forma elemental de
· Atención involuntaria: la memoria sensorial.
Cuando el estimulo se impone a la Imágenes gráficas. Llamadas eidéticas
consecuencia. Ejemplo: Una explosión (memorias fotográficas). Imágenes de
o piedrazo que te tiran. representación. Llamada memoria
· Atención espontánea semántica,
adquirida: Aquella que fue producida Memoria discursiva. El hombre almacena
por la voluntad, pero que al cabo de las representaciones, pero también la forma
una serie de ensayos, el aprendizaje como discurren estas.
a provocado que ahora se haga Memoria motora: Nos permite recordar los
naturalmente. movimientos
• Memoria de hechos, o declarativa
Atención selectiva
• Memoria de habilidades, o de procedimientos .
Tipos de memoria según
Atención sostenida almacenamiento
• Sensorial o inmediata
• Memoria a Corto plazo
Alerta fástica
Working Memory
(memoria de trabajo)
Alerta tónica vigilancia • Memoria a Largo plazo
Conlleva la activación de un
recuerdo vía emocional

Estructura jerárquica de la Atención

39
La Memoria de trabajo es caracterizada por el modelo cognitivo de la
siguiente manera:

ᴥᴥ Conjunto de símbolos activo en un momento determinado a los que


estamos prestando atención, y que por tanto, podemos manipular
mediante control voluntario.

ᴥᴥ Los símbolos con los que se están trabajando se mantienen en ella


mientras que los estemos usando y prestando atención.

ᴥᴥ La cantidad máxima de elementos o de unidades de información


que podemos recordar es de aproximadamente 7.

ᴥᴥ Se conoce como el número mágico 7(+/-)2

ᴥᴥ Tiempo de acceso: 70 mseg.

ᴥᴥ Tiempo en la memoria: 200 mseg.

ᴥᴥ Puede ser afectada por la presentación del “desfallecimiento” y la


“Interferencia”.

De acuerdo a las clasificaciones revisadas, existe consenso en clasificar


a la memoria de la siguiente manera:

a) Memoria Sensorial

Muchos teóricos suponen que la memoria sensorial es como un eco


sensorial de la información que se recibe y que proviene de los senti-
dos. La duración de este tipo de memoria es muy breve. Ésta capaci-
dad de retener información nos proporciona más tiempo para proce-
sarla y codificarla, es por ello que se considera como una estructura
diferente de memoria. Cabe mencionar por lo tanto que algunos tipos
de memorias parecen durar mucho más tiempo que el solo instante de
una imagen sensorial.

40
Éste tipo de memoria es la que suele almacenar una característica
de los objetos, ésta es percibida por alguno de nuestros sentidos y suele
olvidarse fácilmente.
William James, 1911 introdujo el concepto de memoria primaria
en su clasificación, la misma que comprende la información captada
sensorialmente; ésta información no es siempre consciente. Se conoce
a esta memoria como la que registra y almacena, en una duración de
milisegundos, los estímulos sensoriales visuales, auditivos y knéticos
La Memoria Sensorial se sub divide clásicamente en:

ᴥᴥ Icónica: Llamada también visual, juega un papel muy importante en


el proceso perceptual, ya que puede almacenar información de una
fijación ocular.

El almacén icónico se encarga de recibir la percepción visual. Se con-


sidera un depósito de gran capacidad en el cual la información almace-
nada es una representación isomórfica de la realidad de carácter pura-
mente físico y no categorial (aún no se ha reconocido el objeto). Esta
estructura es capaz de mantener nueve elementos aproximadamente,
por un intervalo de tiempo muy corto, alrededor de 250 milisegundos.
Los elementos que finalmente se transferirán a la «Memoria Operativa»
serán aquellos a los que el usuario preste atención.

ᴥᴥ Ecoica: Llamada también sensorial auditiva, es la que al menos


puede mantener brevemente los primeros segmentos del estímulo
auditivo hasta que el oyente haya tenido la oportunidad de recibir
suficiente estimulación que le permita procesar y recordar lo que el
hablante le está comunicando. Tal almacenamiento es posible gra-
cias a la existencia de un registro sensorial auditivo. Es a lo que
Neisser llamó memoria ecoica.

El almacén ecoico mantiene almacenados los estímulos auditivos hasta


que el receptor haya recibido la suficiente información para poder pro-
cesarla definitivamente en la «Memoria Operativa».

41
b) Memoria a Corto Plazo

Es la segunda memoria tomada en cuenta en el multialmacén por mu-


chos autores. Consiste en ver algo, pero reforzando eso que se ve con lo
que se oye; es decir se combina la audición con la visión, así ese recuer-
do dura más que el de la memoria inmediata pero, siempre y cuando no
sea interrumpido u obstaculizado por algo que se diga y tenga parecido;
por ejemplo cuando se llama por teléfono, se ve el número pero luego
es susurrando para no olvidarlo, hasta llegar al teléfono, pero si en el
camino alguien habla o interrumpe diciendo un número parecido, falla
de inmediato la memoria.
Es claro, si la capacidad de memoria se encontrara limitada a la
memoria sensorial, la capacidad para retener información acerca del
mundo sería extremadamente limitada, lo mismo que precaria. Sin em-
bargo, de acuerdo con los modelos de memoria tales como el modelo de
almacenamiento múltiple de Atkinson y Shiffrin, parte de la informa-
ción de la memoria sensorial se pasa con éxito a la MCP, lo que permite
que se almacene la información durante el tiempo suficiente como para
poder utilizarla, y por esta razón con frecuencia se le llama memoria
funcional. Puede mantenerse información de la MCP de 15 a 30 segun-
dos pero puede extenderse mediante ensayo o repetición ya que tiene
una codificación acústica.
Se la conoce también como activa o funcional otros indican
que es muy parecida a la memoria de trabajo, como nuestra “cons-
ciencia” o el percatarnos de algo. Pero la cantidad de información
movilizada tiene un límite que algunos autores sitúan entre 5 y 10
unidades o 7 a 9 dígitos
Esta memoria es la que almacena nuestros recuerdos por un tiem-
po no muy prolongado, se produce por el reforzamiento de algo percibi-
do y almacenado en la memoria sensorial pero ésta a su vez es reforzada
por otras percepciones o conocimientos.
Se entiende a la memoria a corto plazo como aquella que tiene un
almacenamiento breve de la información posiblemente en término de
segundos. Las investigaciones han demostrado que este almacenamien-
to es limitado en capacidad, 30 seg. (Márquez, 2000)

42
Si este tipo de memoria realiza un proceso fundamental, “la con-
solidación”, o preconstrucción para poder alcanzar el guardado defini-
tivo de la información, este proceso se logra a través de repeticiones de
la información que se está procesando, por ello se la conoce también
como memoria transitoria.
Las funciones generales de este sistema de memoria abarcan la
retención de información, el apoyo en el aprendizaje de nuevo conoci-
miento, la comprensión del ambiente en un momento dado, la formu-
lación de metas inmediatas y la resolución de problemas. Debido a las
limitaciones de capacidad, cuando una persona realice una determinada
función, las demás no se podrán llevar a cabo en ese momento

c) Memoria a Largo Plazo

La Memoria a Largo Plazo es la tradicionalmente descrita en todos los


ámbitos de interacción humana, ya que memoria es igual a almacena-
miento en el lenguaje cotidiano.
Esta memoria es definitivamente importante en cuanto a que es
la permite la convivencia y el establecimiento de lazos y vínculos hu-
manos por su capacidad de guardar ilimitadamente los acontecimiento
y sucesos de nuestra vida.
Tiene a su cargo el proceso de DECODIFICACIÓN y RE-
COGNICIÓN, ambos indispensables para la activación de la memo-
ria a corto plazo. La Decodificación se da como un proceso posterior
a la selección de la información mediada por el proceso de atención,
es decir que la decodificación es el proceso que permite el almace-
namiento de la información una vez consolidadas las unidades de
dato captadas, comprendidas y aprendidas. La Recodificación, en
términos psicológicos se entiende como un proceso ulterior a la pre-
codificación (MS), codificación (MCP) y decodificación (MLP) sin
el cual no sería posible la recuperación y utilización de los conteni-
dos de información.
En cuanto a sus límites se puede concluir de acuerdo a la revisión
teórica que a diferencia de las otras dos memorias, esta no tiene límite
de capacidad ni de temporalidad, es por esta razón que en la década de

43
los 80, al surgir la teoría cibernética de comparación del CPU con el ce-
rebro humano, el paradigma psicológico vigente en la época concluyo
que era absurda tal comparación por la capacidad infinita del cerebro
humano y los subyacentes procesos y funciones cognitivas.
En cuanto a la sub-división de esta memoria la bibliografía con-
sultada arroja la siguiente relación de conceptos, partiendo de MLP:
Primera división, Memoria Declarativa y Memoria Procedimen-
tal o Procedural.

ᴥᴥ Memoria Declarativa

Es la memoria encargada del conocimiento de objetos y hechos, eventos


evocados por el lenguaje, la cual incluye el conocimiento sensorial. El co-
nocimiento declarativo es esencial tanto para interpretar al mundo externo
como también para ubicar su propio yo en contexto. Se caracteriza por ser
flexible y explicita; podemos dividirla en memoria semántica y episódica”:

ᴥᴥ Memoria Semántica: es la representación interna de un mundo


ausente o virtual en el momento de la evocación del recuerdo.
Esta memoria da cuenta de un almacén de conocimientos acerca
de los significados de las palabras y las relaciones entre estos
significados, constituyendo una especie de diccionario mental.
La información representada en esta memoria sigue una pauta
conceptual, de manera que las relaciones entre los conceptos se
organizan en función de su significado. Posee una capacidad in-
ferencial y es capaz de manejar y generar nueva información
que nunca se haya aprendido explícitamente, pero que se halla
implícita en sus contenidos.

ᴥᴥ Memoria Episódica: se refiere a la evocación de información de


eventos experimentados personalmente y sus  relaciones tempora-
les, como lo son los recuerdos.

La Memoria Episódica almacena información de eventos ya sucedidos


y puede ser usada para inferencia, para razonamiento basado en casos

44
y para el aprendizaje. Un evento pasado en la memoria episódica se
denomina experiencia. Cuando se le barren los elementos sensoriales y
el evento pasa a ser historia, se denomina declarativo.

En síntesis podemos decir que esta memoria representa eventos o su-


cesos que reflejan detalles de la situación vivida y no solamente el sig-
nificado. La organización de los contenidos en la Memoria Episódica
está sujeta a parámetros espacio-temporales; esto es, los eventos que se
recuerdan representan los momentos y lugares en que se presentaron.
Los eventos almacenados en la Memoria Episódica son aquellos que
han sido explícitamente codificados.

ᴥᴥ Memoria procedimental

Es la memoria encargada del conocimiento de procedimientos consiste,


es un trozo de nuestra memoria donde se guardan todo movimiento
muscular voluntario.
Esta estructura de la memoria a largo plazo almacena la conducta
principalmente para y por el desempeño de tareas. Es implícita, (la ad-
quisición de la información se realiza de forma inconsciente). Es la que
da sentido a la transportación de la información retenida en la memoria
de corto plazo hacia la memoria de largo plazo. En esta memoria se
da el aprendizaje del control automático del cuerpo (esfínteres). Puede
considerarse como un sistema de ejecución, implicado en el aprendizaje
de distintos tipos de habilidades que no están representadas como infor-
mación explícita sobre el mundo.
Otro planteamiento importante es el de Tulving y Schater, 1990
que plantean una clasificación integral de la memoria:

1. Memoria explícita: Lo que se recuerda conscientemente como


una experiencia personal.

ᴥᴥ Memoria de Corto Plazo: Inherente a lo cognoscitivo re-


ciente

45
ᴥᴥ Memoria Episódica: Recolección consciente del pasado
personal

2. Memoria implícita Expresión de información almacenada sin


consciencia de su adquisición en el tiempo y/o espacio.

ᴥᴥ Memoria Procedural: Hábitos/Destrezas, condiciona-


miento simple

ᴥᴥ Priming: Información rápidamente disponible sobre eventos

ᴥᴥ Memoria Semántica: Conocimiento general del mundo

3. Mecanismos de Activación

Al hablar del mecanismo de activación de la memoria, desde la psicolo-


gía, se debe decir que es importante el grado de conservación o estado de
la información el mismo que dependerá del tiempo mencionado y, por
supuesto, de la capacidad fisiológica o genética de cada individuo, ya que
la parte psicológica funciona de forma paralela con la parte fisiológica.
Revisemos, primero, los mecanismos de activación de la Aten-
ción, Ocampo (1998) plantea que la atención, al iniciarse, con la infor-
mación procesada por MS, activa el sistema sensorio-motor o segundo
nivel de percepción, fundamental para la posterior respuesta frente al
estimulo percibido.
El sistema sensorio-motor no pierde de vista que todo el funcio-
namiento de los procesos conscientes, dependen de la interacción de
los sistemas de movimientos o vínculos entre las ideas; estos últimos
se basan en los vínculos entre las vías cenestésicas y las vías motoras.
La memoria involucra algunos procesos que nos permiten regis-
trar (codificación), retener (almacenamiento) y evocar (recuperación) la
información. Cada uno de estos procesos es diferente y tiene también
funciones diferentes.
La codificación es el proceso mediante el cual registramos inicial-
mente la información, de manera tal que nuestro sistema de memoria la

46
pueda utilizar, el hecho de que exista cierta información que no podamos
evocar en un momento determinado puede deberse a dos razones:

1.- Que nunca hayamos sido expuestos a esa información y, en


consecuencia, es imposible que la hayamos podido registrar.

2.- Que dicha información no haya sido codificada inicialmente;


es decir, no haya sido registrada de manera significativa y, por
lo tanto, tampoco la podemos evocar.

Aunque los procesos de codificación, almacenamiento y recuperación


son necesarios para que la memoria funcione, no se encontraron inves-
tigaciones que describan qué es lo que pasa con la información desde
que llega a nuestros sentidos hasta que la guardamos en nuestro alma-
cén cualquiera que sea. Algunos investigadores, que se han dedicado a
estudiar el sistema de la memoria, sugieren que esta información pasa
por diferentes niveles de procesamiento (Craik y Lockhart, 1972),
Otro de los procesos de activación del sistema de memoria es el
almacenamiento, este proceso consiste en guardar la información en la
memoria y conservarla hasta que la necesitemos, si la información no
es almacenada, es obvio que no podrá ser evocada.
El último proceso es la recuperación. Este proceso nos permite
localizar la información que tenemos almacenada en la memoria cuan-
do queremos utilizarla. Sólo podremos evocar aquella información que
ha sido codificada y almacenada. Por lo tanto, sólo si se dan los tres
procesos, seremos capaces de recordar. Por lo tanto el sistema de la me-
moria está integrado por tres procesos básicos. Codificación, almace-
namiento y recuperación” (Gross, 1996); estas tres fases son esenciales
para cada persona y están muy vinculadas al olvido.
Para Baddeley 1999 otras denominaciones que reciben los proce-
sos de activación de la memoria son:

ᴥᴥ Introducción de los datos o codificación: La información que va


hacer recordada debe “codificarse”. La codificación o adquisi-
ción es el proceso en donde se prepara la información para que se

47
guarde. Durante la codificación se traduce el material. Esta infor-
mación puede codificarse como una imagen, sonido, experiencia,
acontecimiento o idea significativa. Las circunstancias que rodean
este momento resultan fundamentales para el éxito o fracaso de la
memoria. Es importante la atención y la concentración, ya que si
no ocurre esto los datos no llegarán ni se almacenarán de forma
adecuada; también pasa si la persona está viviendo situaciones
emocionales difíciles.

ᴥᴥ El almacenamiento de la información: Los datos que estamos re-


gistrando se ordenan en el cerebro. Esto requiere de una metodo-
logía como de estructuras intelectuales que ayuden a la persona a
clasificar los datos. Una vez codificada la experiencia y almacenada
por cierto tiempo, esta se presenta de manera automática. El alma-
cenamiento es un sistema tan complejo y dinámico que cambia con
las experiencias.

ᴥᴥ Fase clave de evocación o recuperación: Es el proceso por el cual


recuperamos la información. Si esta ha sido bien almacenada y cla-
sificada será más fácil localizarla y utilizarla. La preocupación sur-
ge cuando aparecen los olvidos, ejemplo: el alumno no es capaz de
recordar en la prueba lo que ha llevado estudiando varias semanas.

Los procesos de adquisición, de retención y de evocación no son pro-


cesos separados y sucesivos, sino más bien, ocurren en forma paralela
y simultánea. Mientras se adquiere un conocimiento, se puede retener
otro o evocar otro. Para cada uno de estos procesos existen estrategias
cognoscitivas que nos permiten llevarlos a cabo.
A continuación expondremos brevemente en que consiste cada
una de las estrategias cognitivas

ᴥᴥ Estrategias de adquisición

Las estrategias de adquisición son aquellas que nos permiten construir es-
tructuras de conocimiento o esquemas referidos a un dominio, a un tema

48
o a un tópico en particular. Estas estrategias nos ayudan a :1) atender la
información, 2) seleccionar y organizar la información que consideremos
relevante y que está contenida en el material que estamos recibiendo y 3)
codificar la información mediante operaciones que la transformen para
que podamos almacenarla en nuestro sistema de memoria.

ᴥᴥ Estrategias de retención

Las estrategias de retención son aquellas que mejoran o incrementan


la retención de la información almacenada en nuestra memoria a largo
plazo. Su objetivo es evitar la interferencia y las condiciones disrup-
tivas y refrescar lo almacenado mediante actividades de repaso o de
re-aprendizaje.

ᴥᴥ Estrategias de evocación

Las estrategias de evocación son aquéllas que nos permiten recuperar


el material que tenemos almacenado en nuestra memoria a largo plazo,
con el fin de traerlo nuevamente a la memoria a corto plazo para apa-
rearlo, combinarlo o integrarlo con la información nueva. Con frecuen-
cia la evocación se requiere durante la fase de adquisición. Es importan-
te distinguir entre recuerdo dirigido y re-aprendizaje.
El primero se utiliza cuando el contenido de información es re-
ciente o su evocación es factible, mientras que el segundo se utiliza
cuando es necesario reconstruir el contenido por olvido sustancial liga-
do al tiempo de almacenaje
Cuando se habla de mecanismos de activación de la memoria a nivel
neurológico se desencadenan varias estructuras entre ellas el hipocampo
que es un elemento central que recibe la información desde las áreas aso-
ciativas corticales, allí la transforma y consolida mediante procesos bioquí-
micos complejos que implican la activación de genes de acción inmediata
y de acción tardía. El hipocampo y regiones próximas del lóbulo temporal
cumplen una función fundamental de enlace de la información.
A partir de los años 60 se ha constatado que las moléculas proteí-
nicas desempeñan un papel importante en la conservación de la memo-

49
ria y llega a determinar proteínas específicas para la transmisión nemo-
técnica de cada aprendizaje.
Existen varios niveles de análisis para estudiar qué procesos men-
tales se activan en el desarrollo de la memorización, por ejemplo el nivel
biológico o neurofisiológico (mucha gente piensa que es el único nivel po-
sible). Posteriormente surge otro nivel de análisis que ha resultado ser ade-
cuado para estudiar los procesos mentales, pues no obliga a tener en cuen-
ta el nivel físico-neuronal; es el nivel de análisis simbólico o algorítmico,
que contempla la mente como un sistema físico que está organizado de tal
modo que tiene la capacidad de construir y manipular símbolos para expli-
car cómo a partir de este sistema se puede desplegar la conducta inteligente.

4. Alteraciones Mnémicas

Para todos los aprendizajes el ser humano necesita de la utilización de


la memoria, cuando las funciones de la memoria no se ejecutan en for-
ma satisfactoria, se producen los trastornos de la memoria.
Los trastornos de la memoria varían en intensidad y duración,
con mucha frecuencia todos sufrimos algunos olvidos o algunas dificul-
tades en la recuperación de la información que ya tenemos almacenada,
“cuando el material tiene sentido y se aprende de manera significativa,
se retiene mayor cantidad y se olvida más lentamente” (Barlett, 1932).
Desde el punto de vista de la psicología las alteraciones de la
memoria obedecen a dos causas principales: el estado emocional y el
estado del sistema nervioso, las más de las veces interdependientes o
interrelacionados de manera contingente
Barlett, 1932 y autores contemporáneos a nuestro siglo señalan
los siguientes como los trastornos y alteraciones de la memoria, más
estudiados a:

El Olvido

La función esencial de la memoria no es el recuerdo, sino el olvido,


es mucho más lo que se olvida que lo que se recuerda. El olvido es
la incapacidad de retener o de actualizar información, puede aparecer

50
por interferencia al ser mezclado por otros datos en la fase de registro,
también en esta misma etapa puede ocurrir un déficit de atención, por
desuso, por desmotivación y por último por el paso de los años.
Ebbinghaus, W, (1850-1905), fue el primer psicólogo que midió
los grados de retención y de olvido; experimentando consigo mismo,
constató que la memoria sufre un proceso espontáneo de extinción que
se intensifica de manera progresiva con el tiempo.
Otra investigación desarrollada posteriormente es la Teoría del
olvido por desuso que plantea que cuando los recuerdos se debilitan
y/o no se utiliza, con el tiempo van desapareciendo hasta perderse.
La Teoría del olvido por interferencia (Anderson, 1990), plan-
tea que la información retenida se va perdiendo porque otra nueva va
entrando y ocupando su lugar, es decir, la información nueva va inter-
firiendo a la que ya se posee, la interferencia es más severa cuando se
trata de elementos similares
Finalmente la Teoría del olvido por represión postula que la
información retenida se va perdiendo por la relación que tiene con esta-
dos emocionales o factores subjetivos de rechazo.

ᴥᴥ Olvido y M.C.P.

La información desaparece de la MCP merced de la inteligencia y el


paso del tiempo. A medida que ingresa, en la memoria a corto plazo,
una nueva información, el rastro de la antigua se debilita.
La información también desaparece de la memoria a corto plazo
en razón del transcurso del tiempo. Sin el olvido reorganizaríamos ex-
cesivamente la memoria a corto plazo y se interrumpiría el aprendizaje.

ᴥᴥ Olvido y M.L.P.

La información perdida de la memoria a corto plazo, realmente se olvi-


da. Pero parece que la almacenada en la memoria a largo plazo siempre
puede ser recuperada con las condiciones oportunas.
Lindsay y Norman (1977), indican que la recuperación eficaz es
realmente un proceso de resolución de problemas que hace uso de la

51
lógica, con indicios y otros conocimientos para reconstruir la informa-
ción, a veces incorrectamente, utilizando nuestro conocimiento actual
para cubrir los huecos de las partes perdidas.

La Amnesia

Otra de las alteraciones que presenta la memoria en términos psicológi-


cos es la amnesia; ésta es una alteración de las funciones integradoras
de la identidad, la memoria o la consciencia; cuando se dan las amne-
sias funcionales, se da por ejemplo, pérdida de la memoria autobiográ-
fica y el sujeto olvida hechos relevantes de su propia identidad.
Hay fallas en el proceso y la función de la memoria que no son pro-
piamente olvidos o dificultades en el almacenamiento o la recuperación,
sino que son desviaciones de la información. Se habla de paramnesias
cuando las anomalías toman un carácter patológico (Andreson, 1990)
Dentro de la Neuropsicología, las alteraciones más comunes de la
memoria son las amnesias y estas básicamente son:

ᴥᴥ Amnesia Anterógrada: entendida como la imposibilidad para asimi-


lar nueva información.

ᴥᴥ Amnesia Retrógada: entendida como la incapacidad para evocar he-


chos previamente almacenados.

Es importante diferenciar el concepto de defecto de memoria en el que se


evidencia la dificultad para recordar en forma parcial o total y el concepto
de patología de la memoria donde se evidencia la imposibilidad de recordar.
Las amnesias están asociadas y se asocian a varias entidades neu-
rológicas. Es común que las amnesias se acompañen de confabulacio-
nes (recuerdos ficticios o inexactos). También se puede presentar intru-
siones (recuerdos falsos dentro de recuerdos verdaderos).
La amnesia en individuos jóvenes es usualmente causada por
traumatismos craneanos, en personas de mayor edad pude acompañar
al síndrome de demencia
La pérdida de memoria normalmente supone un desvanecimiento
paulatino con el paso del tiempo, al igual que la disminución de veloci-

52
dad, visión y audición. Sin embargo la capacidad de asociar unos hechos
con otros no se pierde, y probablemente la mayor cantidad de informa-
ción y experiencia permite tener más recursos a la hora de recordar.
En un sentido patológico hay personas que al llegar a la senectud
pierden memoria de forma más frecuente de lo normal. Ello no implica que
tenga una demencia. Son capaces de razonar, juzgar y criticar normalmen-
te. La memoria de procedimientos se mantiene normal. Se han buscado
nombres y explicaciones para este grupo de la población. Probablemente
el término mejor conocido es el de “Olvidos benignos de la senescencia”.

Las Anomalías

Anderson y Damasio (1994) indican que entre las anomalías más fre-
cuentes se encuentran:

ᴥᴥ Evocación de identificación: Consiste en no poder recordar si co-


nocemos el rostro de una persona o con quien tiene parecido. Esta
alteración es muy característica de las demencias.

ᴥᴥ Olvidar el nombre: Ocurre cuando identificamos la cara de alguien


conocido, pero no podemos recordar el nombre. Con los años es
posible que esto nos acurra algunas veces de manera inesperada.

ᴥᴥ Sensación de conocer: Consiste en no poder utilizar un conocimien-


to que creemos dominar. Esto nos ocurre con más frecuencia en
materia semántica.

ᴥᴥ Fenómeno de anomia: Es la incapacidad de encontrar la palabra co-


rrecta, encontrando muchas otras asociadas o relacionadas sin que
se ajusten exactamente a lo buscado.

ᴥᴥ Laguna temporal:

ᴥᴥ Es cuando se olvidan algunos fragmentos de algo o lo ocurrido


en un lapso específico. Las mas de las veces esta anomalía de la

53
memoria está relacionada a golpes fuertes en la cabeza o trauma-
tismos craneoencefálicos.

ᴥᴥ Falsificación de la memoria o falsos recuerdos: Es cuando el apa-


rato psíquico fabrica recuerdos para llenar lagunas en la memoria.
En términos psicológicos, esto está íntimamente relacionada con la
llamada fabulación

Se han generado en las dos últimas décadas, modelos que explican


cómo se dan las anormalidades de la memoria.

El Instituto Gerontológico de España publica en 2012, un


párrafo por demás atractivo sobre el envejecimiento benigno:

Olvido benigno del anciano: en 1962 Kral fue el primero en


diferenciar un grupo de ancianos con rendimientos en los test de
memoria próximos a los normales, pero con fallos de memoria
“benignos”, que son ligeros y estables, que no se acompañan de
otros trastornos cognitivos y que mostraron una mortalidad y
una evolución a demencia similar a los sujetos normales. Estos
olvidos benignos los diferenció de otro grupo con defectos más
acusados de memoria reciente y remota, con bajos rendimientos
en las pruebas, que tenían una evolución “maligna” hacia la de-
mencia y menor supervivencia

5. Modelos del almacén de la memoria

En una publicación de 2000 y una presentación virtual de 2012, Hum-


berto Fernández Profesor Asociado de Cátedra de Psicología de la Me-
moria y del Lenguaje, Universidad de Belgrano y Profesor Adjunto de
la Cátedra de Psicología General, Universidad de Buenos Aires, expone
los siguientes diagramas que recopilamos por la sencillez con la que se
explican la dinámica Mnémica

54
Olvido por deterioro temporal de las huellas mnémicas

55
Olvido por desplazamiento de huellas mnémicas

56
Olvido por interferencia de nuevos inputs

Nivel de Carga en ACP


A
ĺtem Crítico Inicial: ‘A’

ĺtems de Interferencia
Nuevos B B
B C C...
Nivel de Señal de ‘A’

Alto Medio N Bajo

Probabilidad de Alta Media Baja


Recuerdo de ‘A’

La teoría de la interferencia por ingreso de nueva información asume que una huella dada pierde su fuerza
de señal a medida que ingresan nuevos inputs. El fondo de ruido creado por las nuevas huellas hace que la
huella correspondiente al ítem que se pretende recordar -ítem crítico- resulte menos discriminable (de
dicho fondo) y, por lo tanto, de más difícil recuperación.

57
Discriminabilidad temporal y olvido en ACP
Situación de Recuerdo 1
Intervalo de Distracción Recuerdo del
A1 A2 A2 (2 segs.) Input Variable ‘Tiempo’
Estimular A2 (segs.)
0 4 6 1
0
Ingreso del Input
Estimular A j
Intervalo de Distracción
a ACP (6 segs.) Recuerdo del
Input
Situación de Recuerdo 2
Estimular A2
La teoría de la discriminabilidad temporal asume que, a medida que pasa el tiempo, la discriminabilidad relativa de los ítems
disminuye y, con ello, la probabilidad de un recuerdo correcto. En la Situación de Recuerdo 1, el sujeto dispondría de una clave
temporal de discriminabilidad fuerte siendo altas las probabilidades de recuerdo. En la Situación de Recuerdo 2, con un mayor
intervalo de demora (en el recuerdo), la clave se debilitaría disminuyendo la probabilidad de éxito en el recuerdo. (De hecho, la
discriminabilidad relativa asciende, en cada caso, a 3 y 1.7)

58
El olvido (en ALP) por desuso de la información

59
Interferencia retroactiva y olvido en el ALP

60
El olvido: Una función de la razón ‘señal / ruido’

Momento 1 Momento 2 Momento 3 .. . Momento j

Ingreso progresivo de Lista A Lista B Lista C Lista N

ítems al ALP
B A C
Incremento en la
A B
‘población’ de huellas A A
en el ALP B N
C

Alto Bajo
Nivel de Señal de A

Alta Probabilidad de Recuerdo de A Baja

La teoría de la interferencia retroactiva, en una versión más contemporánea, supone que los nuevos recuerdos
dificultan la recuperación de los más antiguos en virtud de que el ingreso de aquellos al ALP trae como
consecuencia una pérdida de la discriminabilidad de los recuerdos más viejos: el ‘ruido’ generado por el ingreso de
nueva información torna más dificultosa la discriminación de la ‘señal’ representada por la huella que se pretende
recuperar.

61
Interferencia proactiva y olvido en ALP

62
6. La Memoria y la Atención

La memoria es estudiada por la Neuropsicología a partir de su relación


con la atención en una interrelación indivisible, por esta razón revisare-
mos ambos conceptos en paralelo

ATENCIÓN MEMORIA
FACTORES DE LA ATENCIÓN FASES DE LA MEMORIA
Interés: Siempre vas a encontrar algo que te atraiga La memoria actúa por medio de cuatro fases:
más que las demás cosas. Ejemplo: Un juego de Fijación. Esta consiste en que aquellos
computador, en vez que un cuaderno de estudio. contenidos captados mediante las sensaciones,
Sugestión social: Puede llegar a traer la atención imaginación, sentimientos, pensamientos y el
de otras personas por ayuda de alguien más o por aprendizaje sean almacenados en la mente.
simple imitación. Ejemplo: Cuando la gente se pone Influirán en la fijación y registro tanto en los
alrededor de un accidente. factores fisiológicos como en los psicológicos.
Curso del pensamiento: Independientemente Codificación. El recuerdo que se adquiere
de los intereses del individuo si el curso del es organizado pero nuestro sistema nervioso no
pensamiento se encuentra siguiendo ciertas ideas, y puede almacenar palabras e imágenes, estos
el estimulo se presenta ante sí en ese momento, este son convertidos en un código que es reconocible
último captará su atención. Ejemplo: Si piensas que va por nuestras neuronas. Influyen tanto las
a llegar alguien le pondrás más atención a la puerta. estimulaciones externas como las internas.
En conclusión la atención solo se fija en lo que le Conservación. Almacenamiento de recuerdos,
interesa, si el estímulo no varía, la atención cambia pasando estos a ser partes del preconsciente y del
de dirección, no puede permanecer fija durante mucho inconsciente del individuo. Al paso del tiempo y al
tiempo. incorporarse nuevos recuerdos es posible que se
COMPONENTES FUNCIONALES DE LA ATENCIÓN: pierdan algunos recuerdos ya almacenados.
Mecanismo de alerta: Disposición general del Evocación. Permanencia de los recuerdos
organismo para procesar la información que llega por en la memoria, los cuales son activados por un
la Alerta Fásica o Alerta Tónica estímulo, el cual los hace revivir.
Mecanismo de selección: Capacidad de elegir Locación. Relacionado con la evocación, es
o seleccionar “una” información entre “todas” las el trabajo de localizar datos, que a uno le piden,
presentes entre millones de los mismos, o sea buscar y
Mecanismo de procesamiento con ubicar información en la memoria, la cual es para
capacidad limitada: Dificultad para procesar responder a las inquietudes.
simultáneamente diferentes entradas sensoriales Reconocimiento. Después de la evocación
CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES DE LA los recuerdos deben ser reconocidos como tales, o
ATENCIÓN: sea, se debe estar atenta a ellos para identificarlos
Volumen atencional: Número de señales que como contenidos ya antes almacenados.
llegan y que se pueden mantener en el foco de la BASES NEUROFISIOLÓGICAS:
atención Corteza cerebral en cuanto a la percepción,
Estabilidad atencional: Durabilidad de los codificación y conservación de la información
procesos atencionales Hipocampo y sistemas relacionados
Oscilación atencional: Cambios de foco
atencional
III. Evaluación de la memoria
1. Importancia de la evaluación mnémica

La evaluación de la memoria se constituye en un procedimiento neu-


ropsicológico protocolar en las diversas areas de la Neuropsicología
debido a la relevancia de la conservación o déficit de la memoria en
todas y cada unas de las acciones humanas.
Anteriormente, la evaluación de la memoria se restringía al plano
de la patología y se sobre entendía que su evaluación respondía a la
necesidad de valorar el deterioro cognitivo de personas, muy mayores,
o sobrevivientes a eventos que hubieren puesto en peligro su integridad
física o hubiera agredido la región de la cabeza.
Hoy en día la evaluación de la memoria debe realizarse a partir
del estudio de la maduración cerebral y el neurodesarrollo hasta el en-
vejecimiento patológico.
Evaluar la memoria es evaluar la cognición humana porque es a
ella a quien le debemos los procesos de codificación, decodificación y
recodificación.

2. Instrumentos estándar

A continuación se presenta la información descriptiva de las pruebas de


memoria más usadas en el sistema hospitalario boliviano y a juzgar por
los reportes de investigación en congresos Latinoamericanos, las más
frecuentes en América central y sur.

67
N° 1:

NOMBRE: NEUROPSI
AUTOR: Dra. Feggy Ostrosky- Solíz, Dr. Alfredo Ardila,
Dra. Mónica Rosselli
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Personas mayores
de 18 años.
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: La adminis-
tración es individual y para ello se requiere un conjunto de
tarjetas (láminas anexas) y el protocolo de registro. Se inclu-
ye un protocolo para la población escolarizada y otro proto-
colo para la evaluación de individuos con escolaridad nula.
En población sin alteraciones cognoscitivas la duración
aproximada para su administración es de: 20 a 25 minutos.
Y en población con trastornos cognoscitivos es de 35 a 40
minutos. En cuanto a la corrección se concede un punto por
cada respuesta correcta.
ÁREAS QUE MIDE: Orientación, Atención y Concentra-
ción, Codificación, Lenguaje, Lectura, Escritura, Funciones
Ejecutivas, Funciones de evocación.
MATERIAL: El esquema está constituido por reactivos sen-
cillos y cortos. En la medida de lo posible se incluyeron prue-
bas con alta validez neuropsicológica, y/o se adaptaron estas
pruebas para poder evaluar poblaciones de ancianos o psi-
quiátricas.

68
N° 2

NOMBRE: BATERÍA DE EVALUACIÓN NEUROCOGNI-


TIVA INTEGRAL
AUTOR: Dr. Ricardo P. Cardamone
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Personas entre los
17 y 85 años, con un nivel escolar mínimo de primaria (7
años) o su equivalente y apto para la detección de diferentes
síndromes.
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: la administra-
ción es rápida y sencilla e implica tener presente lo siguiente:
no evaluar a mas de 5 personas a la vez, el tiempo de adminis-
tración se realiza en dos o tres entrevistas de no más de 60 mi-
nutos cada una; para la toma de cada prueba neuropsicológica
que comprende se debe seguir las indicaciones, que se encuen-
tran descritas test por test. Las respuestas del paciente se regis-
tran lo más textualmente posible. Salvo indicación expresa las
pruebas se administran sin límite de tiempo.
ÁREAS QUE MIDE: consta de 97 test o pruebas distribuidas
del siguiente modo: atención: 5 sub ítems o 5 test, memo-
ria: 11 sub ítems o 12 test, Gnosias: 16 sub ítems o 33 test,
Práxias: 15 sub ítems o 20 test, lenguaje: 12 sub ítems o 16
test y Pensamiento: 7 sub ítems u 11 test.
MATERIAL: cinco materiales principalmente: un manual o
libro, una planilla de registro de datos neuropsicológicos, un
tarjetero, cuatro láminas para la indagación de cada sub ítem
y una tabla de colores.

69
N° 3

NOMBRE: MINI MENTAL FOLSTEIN Y COLS


AUTOR: Cockrell y Folstein 1988
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Mayores de 18
años.
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: la prueba
consta de 11 ítems que proveen al examinador una medida
única y global del funcionamiento cognitivo, el puntaje total
y óptimo es de 30 puntos, donde se considera de 0 a 23 dete-
rioro cognitivo.
ÁREAS QUE MIDE: orientación temporal y espacial, me-
moria inmediata y demorada, operaciones matemáticas seria-
das, atención y concentración, lenguaje oral y escrito, segui-
miento de instrucciones orales y escritas, habilidades cons-
tructivas y psicomotoras.
MATERIAL: Hoja de aplicación y lápiz.

70
N° 4

NOMBRE: EXAMEN MENTAL ABREVIADO DE HOD-


KINSON
AUTOR: Hodkinson, 1972
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Ancianos mayores
de 60 años.
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: La versión
resumida es aplicada en 3 minutos, consiste en presentar pre-
guntas al paciente y por cada respuesta correcta se le puntúa
1, con un resultado final óptimo de 10.
ÁREAS QUE MIDE: Orientación temporal y espacial, me-
moria inmediata, reconocimiento, memoria biográfica, me-
moria numeral regresiva.
MATERIAL: Protocolo de preguntas para el examinador.

71
N° 5

NOMBRE: PORTABLE MENTAL STATE QUESTION-


NAIRE
AUTOR: Pfeefer, 1975
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Mayores de 18
años
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: Se le hace
12 preguntas al examinado. Donde: 0-2 errores= normal; 3-4
errores= leve deterioro cognitivo; 5-7 errores= moderado de-
terioro cognitivo; 8 en adelante errores= grave deterioro cog-
nitivo
ÁREAS QUE MIDE: Orientación temporal y espacial, me-
moria inmediata, reconocimiento, memoria biográfica, me-
moria numeral regresiva
MATERIAL: Protocolo de preguntas para el examinador.

72
N° 6

NOMBRE: SET TEST DE ISAACS


AUTOR: Isaacs, 1967
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Personas adultas
y ancianos.
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: Se le pide al
examinado que nombre sin parar hasta que se le diga ”basta”
una serie de colores, animales, frutas y ciudades. Se le da
un minuto para cada serie y se cambia a la siguiente cuan-
do haya dicho diez elementos sin repetir ninguno, aunque no
haya agotado el minuto de tiempo, siempre anotamos en la
hoja los nombres que dice, ya que esto nos ayuda a valorar
la evolución de los pacientes. Si existe deterioro cognitivo se
observa con el paso del tiempo una menor puntuación, con
más errores y repeticiones y conceptos cada vez más reduc-
cionistas.
ÁREAS QUE MIDE: memoria, lenguaje, capacidades viso
espaciales
MATERIAL: Protocolo para el examinador.

73
N° 7

NOMBRE: TEST DEL RELOJ


AUTOR: Osterrieth
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Personas adultas
y ancianos.
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: Se le pide al
examinado que dibuje un reloj redondo y grande en una hoja,
colocando en él todos sus números y cuyas manecillas mar-
quen las once y diez. En caso de que no cometa ningún error,
aquí tiene una goma de borrar para que pueda rectificarlo.
Esta prueba no tiene límite de tiempo, por lo que le pedimos
que lo haga con tranquilidad y prestándole la atención nece-
saria. Se corrige en base a la siguiente puntuación: Esfera del
reloj (máximo 2 puntos); presencia y ausencia de los números
(máximo 4 puntos); presencia y localización de las maneci-
llas (máximo 4 puntos)
ÁREAS QUE MIDE: memoria verbal, memoria visual, capa-
cidades viso espaciales
MATERIAL: Una hoja y un papel.

74
N° 8

NOMBRE DE LA PRUEBA: ESCALA DE TRASTORNOS


DE LA MEMORIA
AUTOR: Gómez J.F., Curcio C.L 1996
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Adultos Mayores
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: La aplicación
es individual. Se le pide al paciente que conteste cada una de
las 15 preguntas que contiene la escala, bajo los parámetros
de Nunca, Rara vez, A veces o Casi siempre.
ÁREAS QUE MIDE: retención de eventos recientes y coti-
dianos, por tanto mide la memoria episódica.
MATERIAL: La lista de 15 preguntas

75
N° 9

NOMBRE DE LA PRUEBA: CUBOS DE CORSI


AUTOR:
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Mayores de 18
años
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: Sobre una se-
rie de cubos colocados frente al paciente se le pide que señale
en el mismo orden aquellos mostrados por el examinador. Su
número se va incrementando hasta alcanzar el límite máximo
posible para el paciente.
ÁREAS QUE MIDE: retención de dígitos no verbal, memo-
ria inmediata no verbal.
MATERIAL: Cubos de Corsi

76
N° 11

NOMBRE: TEST CURVA DE MEMORIA


AUTOR: Luria 1977
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Mayores de 18
años
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: consiste en la
presentación secuencial de palabras que recuerde. La lista se
continúa presentando hasta que el paciente debe repetir las
que recuerde. La lista se continúa hasta que el paciente logre
reproducir las diez palabras o hasta un máximo previamen-
te determinado. Se puntúan las palabras reproducidas luego
de la primera presentación, el número de ensayos requeridos
para la evocación diferida, la forma de la curva de memoria y
la presentación de fenómenos patológicos: preservación, in-
clusión de palabras extrañas en la lista, etc.
ÁREAS QUE MIDE: memoria.
MATERIAL: protocolo para el examinador con las palabras
que se requiere.

77
N° 12

NOMBRE: PRUEBA DE MEMORIA VERBAL SECUEN-


CIAL
AUTOR: Instituto de Investigaciones Latinoamericanas,
1989
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Mayores de 18
años
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: consiste en la
presentación de un número corriente de palabras las cuales el
sujeto debe repetir siguiendo el mismo orden de la presenta-
ción. La prueba se suspende luego de dos errores consecuti-
vos. Se debe tener en cuenta el nivel máximo alcanzado por
el sujeto, las instrucciones, el cambio de orden y la evocación
diferida.
ÁREAS QUE MIDE: En esta prueba se está evaluando el
volumen máximo de memoria a corto término diferida. (me-
moria verbal secuencial)
MATERIAL: protocolo para el examinador con las palabras
que se requiere.

78
N° 13

NOMBRE: REPRODUCCIÓN INMEDIATA Y/O DIFERI-


DA DE LA FIGURA DE REY OSTERRIETH
AUTOR: Ardila 1991 y Rosselli
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Personas adultas
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: se le pide al
sujeto inmediatamente o 10-20 minutos más tarde, después
de copiarla. Que reproduzca lo que recuerde de la figura. Se
comparan las dos ejecuciones. La corrección es cualitativa
entre ambas figuras dependiendo del porcentaje bien desarro-
llado principalmente en la reproducción después del tiempo
determinado.
ÁREAS QUE MIDE: Memoria no verbal
MATERIAL: Lámina con la figura de Rey, papel, lápiz

79
N° 14

NOMBRE: RECUERDO Y EVOCACIÓN DE PRAXIS


CONSTRUCTIVAS
AUTOR: Francisco Lopera y Colaboradores
POBLACIÓN A LA QUE VA DIRIGIDA: Adultos mayores
MODO DE APLICACIÓN Y CORRECCIÓN: Se le pide al
paciente que observe unos dibujos presentados en una lámina
y que luego los dibuje sin tenerlos en frente. Cada uno de los
tres dibujos vale 1 punto si está bien representado y 0 puntos
si distorsiona u omite el dibujo
ÁREAS QUE MIDE: Memoria procedimental y capacidad
viso espacial
MATERIAL: Lamina con los tres dibujos, una hoja blanca de
papel y un lápiz.

80
IV. Estudios de memoria realizados
Revisemos un artículo sobre Representaciones de la Memoria (2005)
que plantea puntos importantes para respaldar el consenso clasificatorio
de MS, MCP y MLP:

ᴥᴥ Tomemos como referencia las teorías multialmacén (Wanghi y Nor-


man, 1965; Atkinson y Shiffrin, 1968; Hunt, 1971) que consideran
que la memoria está formada por varias estructuras o mecanismos
dispuestos secuencialmente.

ᴥᴥ El flujo de información procesada por el sistema discurre en primer


lugar, el input se registra en la memoria sensorial durante unas frac-
ciones de segundo antes de desvanecerse totalmente. ATKINSON
y SHIFFRIN (1968) especulan con la posibilidad de que existan
registros sensoriales en cada una de las modalidades pero hasta el
momento sólo hay pruebas empíricas que evidencian una memoria
sensorial visual y auditiva.

ᴥᴥ La información se codifica y almacena temporalmente en la memo-


ria a corto plazo, donde sólo se puede retener un número limitado
de unidades de información y durante periodos de unos cuatro se-
gundos. Inicialmente se creyó que la información en la memoria a
corto plazo se ajustaba a un formato auditivo- verbal- lingüístico
(vg. ATKINSON Y SHIFFRIN, 1968; CONRAD, 1964), aunque
recientemente se han aportado pruebas a favor de la existencia de

83
representaciones visuales en dicho almacén (vg. COOPER Y SHE-
PARD, 1973; PONSER, 1978).

1. Investigaciones realizadas durante los últimos 10 años en


hispanohablantes

ᴥᴥ RODRÍGUEZ CRIADO M. ÁNGELES.: Estudio de los rendi-


mientos mnésicos en sujetos españoles mayores de 65 años 2002.
Universidad de Salamanca.

El objetivo de este trabajo, fue estudiar y analizar los rendimientos en los


diferentes aspectos que integran la función mnémica, en sujetos mayores
de 65 años, con la finalidad de poder establecer valores normativos que
nos permitan diferenciar en investigaciones futuras, entre funcionamien-
to mnémico normal y patológico. La muestra contemplo 200 sujetos nor-
males españoles, de ambos sexos, con edades comprendidas entre 65 y 95
años y de diferentes niveles educacionales, que colaboraron voluntaria-
mente en este trabajo, y los resultados muestran influencia de la variable
educación sobre los rendimientos anémicos y procesos asociados

ᴥᴥ HILLERS RODRÍGUEZ ROSALÍA.: Memoria implícita y explí-


cita en la esquizofrenia. 2002. Universidad Autónoma de Madrid.
El objetivo de esta Tesis Doctoral fue describir por qué la memo-
ria no constituye un único sistema sino un conjunto de ellos, cuá-
les son las dimensiones de la memoria, así como su estructura, sus
operaciones y sus procesos. Se estudio las verdaderas capacidades
mnemónicas de ciertas poblaciones de pacientes con trastornos de
memoria, como los pacientes con amnesia. Para ello se recurrió a
pacientes con esquizofrenia así como a sujetos normales. La con-
clusión más significativa es que la explicación de una teoría del
déficit general, que señala la existencia en la esquizofrenia de un
procesamiento defectuoso que se produciría en todos los niveles del
sistema de procesamiento de la información, incluidos, obviamen-
te, los sistemas de memoria donde radica, posiblemente, el sustrato
básico del déficit cognitivo de la esquizofrenia.

84
ᴥᴥ MANZANERO PUEBLA ANTONIO.: Procesos de recuperación:
el papel del contexto en la memoria, 2002. Universidad Autóno-
ma de Madrid.
En la investigación se desarrollan cuatro experimentos en los que se
manipulan distintos contextos de codificación y de recuperación a
través de instrucciones de cambio de perspectiva. Los efectos se ob-
servan tanto en términos de rendimiento (exactitud) como de calidad
y experiencia de memoria, en tareas de recuerdo y de reconocimiento

ᴥᴥ DIAZ MARDOMINGO M. CARMEN.: Seguimiento del de-


terioro de la memoria semántica en enfermos de Alzhei-
mer, 2002. Universidad Nacional de Educación a Distancia.
El propósito de la investigación fue describir las alteraciones semán-
ticas y el proceso de deterioro semántico en un grupo de pacientes
diagnosticados de enfermedad de Alzheimer probable. Para llevar a
cabo este estudio se realizó un análisis comparativo y longitudinal
a los 6 meses de la 1ª evaluación de un grupo de enfermos y de un
grupo control, se analiza la importancia de los diferentes tipos de
rasgos que caracterizan los conceptos y la relevancia que tienen en
el proceso de déficit semántico. Otro tema que se aborda en si en la
enfermedad de Alzheimer se produce una pérdida de conocimientos
o bien existen dificultades de acceso a dicha información

ᴥᴥ CHIU YC, CL DE LI, LIN KN, CHIU YF, LIU HC. La sensibilidad
y la especificidad del dibujo del reloj, como investigación instru-
mento para la demencia cuestionable y suave: desarrollo de la esca-
la. 2008. Internacional J Perno prisionero de Nurs.
El objetivo de este estudio fue validar el sistema de sonorización
del cartucho de dinero para la prueba del dibujo del reloj (CDT)
en Taiwán norteño, un área no hispanohablante, para aumentar su
generalización detectando temas con demencia cuestionable (QD)
de los controles normales (NC) y de los temas con la demencia sua-
ve . Un diseño seccionado transversalmente fue utilizado. Ciento
dieciséis temas fueron reclutados de una clínica del desorden de la
memoria (n=40 NC; QD n=34; ANUNCIO n=42). La confiabili-

85
dad y la validez eran estimadas, la exactitud profética era calculada
usando el análisis de la curva de la característica de funcionamiento
del receptor (ROC), y los tipos de error fueron contados. Los resul-
tados indicaron que la mayor parte de los tipos de error confiados
eran deficiencias conceptuales y dificultades gráficas; más errores
fueron encontrados en la condición del comando (CDT-comando)
que en la condición de la copia (CDT-copia); el 15% de los temas
dibujó círculos más pequeños del reloj en el CDT-comando, que no
se relacionó con ningún otro error.

2. Investigación en adultos de habla inglesa.

Ahora revisemos los estudios recientes de memoria. Los próximos


párrafos son estructurados en base a la Compilación revisada por el
Dr. Alfredo Ardila del Miami Institute of Psychology, Miami, Florida,
EE.UU, hasta mayo de 2008.

ᴥᴥ Ruggeri M, Sabatini U: Recovery From Amnesic Confabulatory Syn-


drome After Right Fornix Lesion. Neurorehabil Neural Repair. 2008

El objetivo de esta investigación fue determinar el papel de la lesión


derecha de la bóveda en amnesia, la asociación de la confabulación
con los desordenes ejecutivos, y evaluar la recuperación de largo plazo
de la memoria y de las funciones ejecutivas después del retiro quirúr-
gico en la región orbito frontal que se extiende a la bóveda derecha.
La prueba neurofisiológica fue realizada 3 y 17 meses después de la
cirugía. Los autores presumen que la lesión de la bóveda derecha era
suficiente causar amnesia y que el procedimiento quirúrgico puede en
un plazo aproximado de 17 meses recuperar las funciones ejecutivas y
mnémicas La confabulación se asocia fuertemente a la mejora de las
funciones ejecutivas, específicamente la capacidad de suprimir rastros
de memoria inaplicables.

ᴥᴥ Lang PO, Sellal F.: Non-paraneoplastic limbic encephalitis revealed


by anterograde amnesia.] Presse Med. 2008 Feb 6

86
Se realizó un estudio de caso de encefalitis límbica en un hombre de
56 años, revelador por amnesia anterógrada. Este caso proporciona la
oportunidad para establecer una comparación del estudio radiológico,
de la proyección de imagen y de los resultados neurológicos relaciona-
dos con las lesiones bilaterales del hipocampo.

ᴥᴥ Shekhar R. Int J Clin Pract.: Transient global amnesia - a review


2008 Enero 30

La amnesia global transitoria (TGA) es un síndrome amnésico aisla-


do con la examinación neurológica normal donde los pacientes siguen
siendo alertas y comunicativos sin pérdida de identidad personal; sin
embargo, experimentan la pérdida llamativa de memoria para los acon-
tecimientos recientes y de una capacidad deteriorada de conservar la
nueva información. TGA se podría accionar por la congestión venosa y
hay evidencia de la asociación entre pacientes más jóvenes y la historia
de la jaqueca. La mayoría de los episodios duran 2-12 h y el índice de la
repetición de acontecimientos amnésicos futuros es muy bajo.

ᴥᴥ Ruiz-Vargas JM, Marin-Garcia E : Transient global amnesia: a re-


view. II. Neurocognitive analysis. Rev Neurol. 2008 Enero 16

La amnesia global transitoria (TGA) es una alteración neurofisiológica


síndrome caracterizado por una pérdida precipitada y temporal de ca-
pacidad de crear nuevas memorias y cuya etiología es todavía confusa.
Dos asuntos han sido analizado: primero, el concepto actual de la me-
moria como entidad con diversos sistemas y, segundos, cómo diversos
sistemas de memoria son afectados por TGA. Finalmente, los niveles de
recuperación de los diversos sistemas después de un episodio de TGA
se analizan. El estado actual del conocimiento sobre memoria los défi-
cits asociados a TGA todavía se limitan y todavía hay algunas preguntas
sin una respuesta clara, particularmente con respecto a la recuperación.
Además, los estudios presentan a menudo inconsistencias teóricas y/o
metodológicas.

87
ᴥᴥ Preston AR, Gabrieli JD. : Dissociation between Explicit Memory
and Configural Memory in the Human Medial Temporal Lobe. Ce-
reb Cortex. 2008, Enero 29

Usando proyección de imagen de resonancia magnética funcional, el


estudio actual exploró contribuciones mnemónicas diferenciadas del
hipocampo y del cerco intermedios cortezas del lóbulo temporal con
relación a 3 formas de aprendizaje en un solo paradigma: 1) contexto-
independiente aprendizaje procesal, 2) aprendizaje configural contexto-
dependiente, y 3) memoria de reconocimiento explícita.

ᴥᴥ Larner AJ.: Transient acute neurologic sequelae of sexual activity:


headache and amnesia. Sex Med. 2008 Febrero 5.

La actividad sexual se puede en ocasiones complicar por síndromes


neurológicos del dolor de cabeza y de la amnesia. Estos síndromes pue-
den ser alarmantes no solamente para los pacientes sino también para
los médicos que los atienden. El dolor de cabeza y la amnesia transito-
ria asociados a actividad sexual son generalmente síndromes benignos,
self-limited del origen vascular presumido.

ᴥᴥ Geffen G, Isles R, Preece M, Geffen L.: Memory systems involved


in professional skills: a case of dense amnesia due to herpes sim-
plex viral encephalitis. Neuropsychol Rehábil. 2008, Enero 18 JL,
fisioterapeuta de 25 años, llegó a ser denso amnésico después de
la encefalitis viral del simplex de herpes (HSVE), causando daño
bilateral a las áreas intermedias y ventrales de sus lóbulos frontales
y temporales y de su trazado de circuito asociado. Tres años depuse
del inicio, su índice de inteligencia completo de WAIS-R (74 verba-
les, funcionamiento 102) demostró una pérdida estimada de +/- 50
puntos. Ella exhibió amnesia global severa y deterioró marcado la
cognición social. Sin embargo, su memoria inmediata, percepción,
y capacidades de resolución de problemas fueron conservados rela-
tivamente. Su retención de cualificaciones profesionales fue deter-
minada usando panoramas simulados de la fisioterapia. JL podía de-

88
mostrar algunas habilidades procesales espontáneamente, pero no
podía aplicarlas exactamente. El no demostró ninguna memoria del
conocimiento teórico o proposicional de la fisioterapia, Su funcio-
namiento estaba por debajo del de cuatro otros fisioterapeutas que
también no habían practicado por 4 años. Carecía de la operación
coordinada de la memoria de largo plazo declarativa e implícita y
de los acoplamientos a la memoria de funcionamiento que son ne-
cesarios para el funcionamiento flexible de procedimientos profe-
sionales complejos.

ᴥᴥ Pearce JM.: Encefalopatía de Wernicke-Korsakoff. EUR Neurol.


2008; 59 (1 2): 101-4. Wernicke describió las características clí-
nicas de tres pacientes, incluyendo dos alcohólicos, sufriendo de
la confusión, de ataxia y del ophthalmoplegia Korsakoff’ obtuvo
resultados similares relacionados en su tesis doctoral pero amplia-
do la confabulación y elementos amnésicos, relacionados con el
alcoholismo. Este papel, que resume los aspectos salientes del sín-
drome, discuten su trabajo y demuestran importantes descripciones
anteriores de James Jackson, (1822) Samuel Wilks (1868) y Charles
Gayet (1875).

89
V. El adulto mayor
En la existencia de un individuo existen tres factores que influyen ca-
tegóricamente en su vida: bienestar físico, bienestar socio-afectivo y
bienestar cognitivo. El equilibrio positivo de los tres factores permite
que el individuo viva plenamente, sin depender de otras personas y
desarrollando todas sus facultades. En la medida que estos factores o
uno de ellos se deteriore, la persona se va imposibilitando de vivir su
propia existencia y comienza, lentamente, a depender de otros hasta
llegar a ser completamente dependiente.
La vejez no es definible por simple cronología, sino más bien
por las condiciones físicas, funcionales, mentales y de salud de las
personas. Actualmente está ampliamente aceptado que la manera de
envejecer está determinada por la acción conjunta de varios facto-
res, sobre todo por factores socio psicológicos y por factores bio-
lógicos. Destacan de manera importante los aspectos históricos y
socio culturales del entorno del individuo y los aspectos individua-
les con relación a la manera en que el sujeto se adapta y enfrenta su
propio envejecimiento. En este sentido existe un proceso individual
y a la vez colectivo, en el sentido de que se produce en el indivi-
duo, pero es condicionado por la sociedad, por la calidad y por los
modos de vida.
A continuación revisaremos los aspectos inherentes a la realidad
del adulta mayor y que nos permite reflexionar sobre la situación y ca-

93
lidad de vida de estas personas mayores de 65 años, y a su vez de lo
inherente a su desarrollo humano.

1. Aspectos Físicos

El envejecimiento, desde un punto de vista biológico, es un proceso


propio de todo ser vivo, inevitable e irreversible. Es la fase final del de-
sarrollo. Paralelamente a este envejecimiento biológico, que se produce
sin que se sufran enfermedades y/o accidentes, el ser vivo, a lo largo de
su vida y, principalmente, al final de ella, experimenta enfermedades,
accidentes que influyen y aceleran su envejecimiento. Es así que para la
mayoría de los adultos mayores la disminución de su capacidad física
y el deterioro de su salud es el problema más serio que los afecta y que
los puede hacer dependiente de otros seres humanos. El deterioro físico,
junto a la dificultad económica son las dos principales situaciones que
generan dependencia en el adulto mayor.
Es importante recordar que vejez no necesariamente significa en-
fermedad.

Salud Bucal

Una de las consideraciones de salud más importantes y menos consi-


derada es el estado de salud de la boca, que influye de manera determi-
nante en la calidad de vida de la persona, ya que el deficiente estado de
salud de la boca produce:

a) Alimentación defectuosa e inadecuada. Los dientes cariados,


sueltos o su falta, hacen que la masticación no se realice ade-
cuadamente, por lo que la persona no forma su bolo alimenticio
apropiadamente y no inicia, por lo tanto, la insalivación del ali-
mento y el comienzo de su digestión; traga trozos de alimentos
no triturados, recargando al resto del sistema digestivo.

No es extraño ver adultos mayores con una perdida importante de peso,


decaídos, faltos de energía y demacrados. En las mas de las veces aso-

94
ciamos este hecho a la presencia de una enfermedad, cuando podría
tratarse de un tema mucho más simple como es la salud de su boca y
la imposibilidad de ingerir y digerir bien los alimentos cotidianos. Por
esta razón, selecciona sus alimentos entre los más blandos y fáciles de
tragar, evitando carnes, frutas y verduras que lo incomodan. Con ello su
alimentación no es completa e inicia carencias que lo afectarán poste-
riormente, deteriorando su organismo.

b) Fonación defectuosa: Al faltarle dientes, tenerlos sueltos o


con orificios (caries), la pronunciación de la palabra no es la
correcta y aparecen silbidos y otras incorrecciones en el hablar.
Este es un aspecto que caracteriza la etapa adulta mayor, de
hecho casi todas las representaciones de los “viejitos” hacen
alusión al cambio de su pronunciación de palabras y el debili-
tamiento de su voz.

c) Estética: “Su apariencia de persona sin dientes o con ellos ro-


tos, no permite su presentación ante el resto de los semejantes”.
(Jesé Matas Colom, Jorge Biotti Picand, 2001).

Un rostro luce diferente sin las piezas dentales completas. La perdida de


dientes o extracción de estos en edad avanzada es bastante frecuente y
socialmente esperable con el paso de los años, sin embargo es un signo
de vejez que puede afectar la autoimagen del adulto mayor.

La Actividad Física

También debemos detenernos en la actividad física del adulto mayor,


ya que la inactividad física empeora las dolencias típicas del envejeci-
miento, perjudica el sistema cardiovascular, la estructura ósea e incluso
limita la movilidad y precipita aún más la vejez.
Los ejercicios influyen en la producción de una serie de hormonas
que protegen al hombre y a la mujer de la osteoporosis. Por ese motivo y
muchos otros, es esencial que se establezca un programa de ejercicios des-
pués de los 40 años de edad, para disminuir los riesgos del sedentarismo.

95
Citamos a continuación algunos beneficios de realizar activida-
des físicas:

ᴥᴥ Frena la atrofia muscular.

ᴥᴥ Favorece la movilidad articular.

ᴥᴥ Evita la descalcificación ósea.

ᴥᴥ Hace más efectiva la contracción cardiaca.

ᴥᴥ Aumenta la eliminación de colesterol y disminuye el riesgo de hi-


pertensión.

ᴥᴥ Reduce el riesgo de formación de coágulos, de trombosis y embo-


lias.

ᴥᴥ Disminuye el peligro de infarto.

ᴥᴥ Aumenta la capacidad respiratoria y la oxigenación de la sangre.

ᴥᴥ Refuerza el sistema nervioso.

ᴥᴥ Frena las insuficiencias hormonales.

ᴥᴥ Evita la obesidad.

ᴥᴥ Conserva más ágiles y atentos los sentidos.

ᴥᴥ Refuerza la actividad intelectual, gracias a la adecuada oxigenación


cerebral.

ᴥᴥ Contribuye, en gran medida, al equilibrio afectivo y a una visión


más positiva de la vida.

96
Antes de comenzar con una rutina de ejercicios, se recomienda hacerse
un chequeo médico, la actividad física debe realizarse de manera gra-
dual, progresiva, con un precalentamiento inicial de 3 a 5 minutos, con
el objetivo de adaptar el organismo al ejercicio. No deben realizarse
ejercicios inmediatamente después de haber comido, se debe tomar bas-
tante líquido para compensar las pérdidas de éste.

2. Aspectos Socio Afectivos

El alargamiento de la vida en la población es uno de los fenómenos


sociales de mayor impacto en este siglo. Las tendencias de este incre-
mento poblacional tienen diversas manifestaciones. Más allá de ser un
fenómeno demográfico, las personas son las que envejecen y las so-
ciedades las que deben buscar formas adecuadas para responder a las
nuevas demandas.
Desde el punto de vista sociológico, lo anterior da pie a dos tipos
de análisis: por un lado la perspectiva crítica que enfoca a la vejez como
escenario de constante construcción social, es decir, cómo la define la
sociedad, cómo se organiza y cambia en función de ella; y por otro
lado la lectura que puede hacerse en torno al envejecimiento sobre las
condiciones de vida de las personas mayores y su adaptación, y el plan-
teamiento sobre el cómo podemos mejorar su calidad de vida. En este
sentido, el tener diferentes roles sociales o interpersonales se relaciona
de manera significativa con un nivel elevado de adaptación o de satis-
facción de vida, en la edad avanzada. (Cariou, 1995, p. 42).
Por otro lado el aumento de la población anciana se traduce en
mayores necesidades de servicios de salud, de asistencia, seguridad y
protección social con impacto importante en la economía de las nacio-
nes. Aún en los países más industrializados los esquemas de protección
social se encuentran seriamente afectados por la incapacidad de respon-
der a las demandas de este grupo cada vez más numeroso.
En los países en desarrollo, la sobrevivencia en optimas condi-
ciones, es menor que en los países altamente desarrollados, por lo que,
para el adulto mayor con escasos recursos económicos, la ganancia en
esperanza de vida puede verse acompañada por una mayor discapaci-

97
dad; sumada a las desigualdades en el acceso a los servicios de salud.
La menor capacidad de generar ingresos propios, la insuficiente cober-
tura de los programas de seguridad social y las bajas prestaciones de las
pensiones de jubilación.

La Familia y sus roles

La familia es considerada la célula de la sociedad, como sistema depen-


de y está en interrelación continúa con el macro sistema social, a la vez
que con los subsistemas que la integran (parental, filial) y por cada uno
de sus miembros en lo particular.
Lo anterior significa que la familia ha sufrido una serie de cam-
bios principalmente a nivel estructural para adaptarse a las nuevas de-
mandas y exigencias sociales y culturales, sin embargo, sus funciones
básicas de ayuda y apoyo para sus miembros siguen siendo las mismas.
En relación con los ancianos cabe destacar tres aspectos principales de
su pertenecía al grupo familiar en una relación bidireccional:

a) Proporciona ayuda financiera en situaciones de urgencia o en


forma continua.

b) Provee cuidados en caso de enfermedad.

c) Brinda estima, afecto y gratificación.

En casos en los que las personas adultas mayores (PAM) requieren asis-
tencia en sus tareas domésticas y las actividades de la vida diaria, los
miembros de la familia cercana –casi siempre las hijas- son la fuente
principal de apoyo. (Kington R., Lilliard L. y Rogowoski J 1997).

3. Aspectos Emocionales

Dentro de lo que se conoce como aspecto afectivo emocional en el adulto


mayor es importante reconocer los cambios de ánimo que se manifiestan
a través de una gran cantidad de síntomas, como el humor, el llanto, la

98
tristeza, ideas, comportamientos suicidas, pesimismo, indefensión, inde-
cisión, preocupación culpabilidad, vergüenza, sentimientos de inutilidad,
fatiga, falta de energía, apatía, retraimiento social, escasa memoria, des-
concierto, poca capacidad de atención, desinterés general, etc.
Es necesario tener en cuenta que los riesgos de suicidio aumen-
tan con la edad, en especial, entre los varones solteros, enfermos y los
adultos mayores de mayor edad.
Las causas más comunes de la depresión son la pérdida de la
salud, de la autonomía, de seres queridos, de roles y la reducción de la
autoestima. Se reconocer como principal trastorno afectivo-emocional
a la depresión, es ésta la que desencadena lo anteriormente nombrado.
El adulto mayor tiene más dificultad para establecer nuevas amis-
tades y encontrar personas de su edad. De esta manera, se van gene-
rando ciertas situaciones de aislamiento y soledad a medida de que las
personas envejecen.
Al mismo tiempo, el adulto mayor adquiere otros roles, como el
cambio de padre a abuelo, de esposo a viudo, de trabajador a jubilado, etc.
Todos estos factores influyen para el aislamiento social, que se define
como la soledad experimentada por un individuo que percibe la situación
como impuesta por los demás y como un estado negativo o amenazante.
La soledad es la percepción de un contacto humano insuficiente
y puede provenir del aislamiento social, que puede ser consecuencia
de la falta de satisfacción de una persona mayor con su propio cuerpo,
originada por la pérdida de movilidad o por incapacidad para funcionar.
En general, los problemas físicos, como los cambios en el aspec-
to, la incontinencia y otros factores, son determinantes para las perso-
nas al establecer una imagen corporal y autoconcepto positivos.
Es importante que el adulto mayor busque nuevas formas de relacio-
narse y que la familia lo estimule a ello, para evitar el aislamiento social,
que puede conducir a un rápido deterioro de las habilidades interpersonales.

4. Aspectos Cognitivos

El aspecto cognitivo en el adulto mayor se centra principalmente en la


manera de pensar y las capacidades de tipo intelectual.

99
Dentro de las funciones mentales superiores están las funciones
intelectuales y las funciones cognitivas, que en su integridad represen-
tan la capacidad de cualquier persona a cualquier edad, sin embargo son
éstas las que se deterioran al pasar los años; aspecto que a conti-
nuación se explica.

a) Funciones Intelectuales: La inteligencia es la suma de las ca-


pacidades necesarias para adaptarse al medio de manera efec-
tiva. Parece que con la edad, y según el resultado de los test
de inteligencia, ésta disminuye. Los estudios clásicos de tipo
transversal sobre el deterioro intelectual, demuestran que las
puntuaciones de dichos test descendían en los grupos de edad
que correspondían a personas mayores de 60 años. Sin em-
bargo se puede demostrar que esto es debido, en gran medida,
a factores externos como la escolarización, la rápidez de las
respuestas en los test cronometrados (el tiempo de reacción
disminuye notablemente con la edad), la falta de hábito en la
realización de éste tipo de pruebas, los déficit sensoriales o de
otro tipo.

Catell, en 1963 propone la existencia de dos tipos de inteligencia:

1) Inteligencia Fluida: Representa la forma de inteligencia capaz


de resolver los problemas nuevos.

2) Inteligencia Cristalizada: Aplica a la situación presente la acu-


mulación de las experiencias anteriores.

La primera depende de la capacidad de evolucionar y adaptarse rápida y


eficazmente a las situaciones nuevas, disminuiría con la edad; mientras
que la segunda, ligada a la acumulación de la experiencia, aumentaría
con la edad.
En estudios realizados por Catell (1967) y Horn (1970), se llega a
la conclusión de que hay un aumento a lo largo de la vida de las formas
cristalizadas y una disminución de las fluidas, y Catell cree que esta

100
disminución está ligada a ciertas dimensiones neuropsicológicas subya-
centes y que éstas se hallan determinadas por la genética.

b) Funciones Cognitivas: son los procesos por los cuales se:

Recibe------------------------Función de Adquisición Percepción


Atención
Memoria
Almacena------------------- Función de ElaboraciónComprensión
Juicio Crítico
Usa Información ----------Función de EjecuciónLenguaje
Tiempo de Reacción

Algunas de estas funciones han sido más estudiadas que otras en la


etapa del envejecimiento, por los cambios importantes que éstas sufren,
como ser:

ᴥᴥ Percepción sensorial: Se produce una clara disminución sensorial


como consecuencia del envejecimiento, que varía mucho de un su-
jeto a otro. Se observa, pues, una reducción en la capacidad de re-
cibir y tratar las informaciones concernientes al entorno. Se pierde
sobre todo vista y oído. Con la pérdida de la vista se produce no sólo
el aislamiento de los demás sino también se abandonan muchas de
las actividades de ocio. El gusto y el olfato tienden también a dismi-
nuir, lo que repercute en la calidad nutritiva.

ᴥᴥ Memoria: Las pérdidas más importantes parecen sobrevenir en la


etapa de la entrada de datos o de la fijación de las impresiones sen-
soriales. Es preciso tener en cuenta que la atención está directamente
relacionada con la motivación, el interés que tenga el anciano en aten-
der es fundamental a la hora de fijar los estímulos que le van llegando.

ᴥᴥ Tiempo de reacción: en una persona adulta siempre es más lento


debido al debilitamiento de la musculatura y la tonicidad muscular.

101
ᴥᴥ Atención: Al igual que al principio de la vida, en los años de la
adultez tardía los niveles energéticos básicos, para la mantención
de procesos focalizados son menores ligado a una disminución en
la agudeza sensorial, canal de entrada del procesamiento de la in-
formación.
VI. Perspectivas de investigación
En Bolivia Ocampo, N y Ricalde, P. desde el 2007 al 2009, realiza-
ron un estudio sobre las dimensiones que evalúan las pruebas estándar
de memoria y los resultados fueron sorprendentes bajo el objetivo de
Determinar las dimensiones básicas que se evalúan con las pruebas
estándar de memoria en personas mayores de 65 años.
Las Dimensiones de la Memoria, a partir del Análisis Facto-
rial son:

1. Calculo y seguimiento.- Agrupa los ítems concernientes a ope-


raciones matemáticas, progresiones y regresiones

2. Orientación.- Agrupa los ítems concernientes al reconocimien-


to de aspectos, temporales y espaciales

3. Seguimiento de Ordenes.- Agrupa los ítems concernientes a la


premisa de realización de acciones dirigidas y determinadas,
tanto de tipo físico-motor como de carácter cognitivo.

4. Evocación Verbal- Agrupa los ítems concernientes a la recupe-


ración de contenidos verbales simples y compuestos

5. Codificación.- Agrupa los ítems concernientes a los procesos


de codificación, decodificación y recodificación

105
6. Reconocimiento.- Agrupa los ítems concernientes a la capaci-
dad de evocación o recuerdo con y sin pauteo

7. Identificación.- Agrupa los ítems concernientes al reconoci-


miento de la persona en si misma y de las de su medio ambiente
circundante

8. Discriminación.- Agrupa los ítems concernientes a la diferen-


ciación, conceptualización y retención de rasgos principales de
los estímulos propuestos.

9. Comprensión.- Agrupa los ítems concernientes a la capacidad


de asimilación y coherencia.

10. Representación.- Agrupa los ítems concernientes a la evoca-


ción gráfica de estímulos visuales previamente presentados.

106
1. Revisión bibliográfica de tipos de memoria

MEMORIA
OTRA NOMINACIÓN TIPOS CARACTERÍSTICAS SUB TIPOS
SENSORIAL

Dura fracción de Escasa duración menos de ½


segundos; su capacidad segundo
comprende todos los Juega un papel importante en el
órganos sensoriales; no proceso perceptual.
Icónica
requiere de atención, Responsable del registro pre
Visual
se transfiere de forma categorial de la información visual.
automática a MCP,
Registro de percepciones No se ha
su formato es de
inmediata detallado mas
codificación paralela.
Registro Mnémico sobre estas
Proporciona informe del Implica la forma auditiva de la
Depósito de memoria memorias
ambiente; se relaciona información sensorial.
primaria
con el registro; proceso Retiene sin analizar la información
de percepción necesario Ecoica
auditiva.
para el almacenamiento. Auditiva
Asegura la continuidad de la
Capacidad limitada; percepción.
corta persistencia; fase Dura 250 milisegundos.
inicial de la atención.

107
MEMORIA A CORTO
OTRA NOMINACIÓN TIPOS CARACTERÍSTICAS SUB TIPOS
PLAZO
Sistema de capacidad
limitada que manipula la
información.
Permite el cumplimiento
de tareas cognitivas.
Retiene hasta siete ítems; Se relaciona con la vi-
duración y capacidad limitada soespacialidad.
(20 segundos). Tiene dos componentes:
La cantidad de información 1.almacenamiento Se menciona
movilizada tiene un límite que fonológico una memoria
Primaria
algunos autores sitúan entre 5 Operativa o 2.control articulatorio visual pero no
Reciente
y 10 unidades o 7 a 9 dígitos de Trabajo Permite desarrollar una se detalla su
Funcional
Mecanismo de retención de respuesta. fundamentación
información; retiene, recoge y Afecta la ejecución de
recupera la información. varias tareas simultáneas.
Adquiere y retiene información Describe los
por un periodo breve. razonamientos de
memoria temporal.
(razonamiento,
aprendizaje y
comportamiento.)

108
MEMORIA A LARGO OTRA
TIPOS CARACTERÍSTICAS SUB TIPOS
PLAZO NOMINACIÓN
Tiene capacidad ilimitada. Permite adquirir habilidades M. Implícita
Depende de su organización para perceptivas motoras y
su utilización. cognoscitivas mediante la Implica un proceso de inducción
Tiene asociación multimodal praxis. para adquirir información compleja y
(semántica, espacial, temporal y Procedimental Permite un aprendizaje que abstracta.
afectiva.) se elabora a través de la Es independiente de la consciencia.
Facilita el aprendizaje y la ejecución de tareas, facilita Implica el proceso de atención.
consolidación de las informaciones su automatización
en función de su importancia. Se adquiere de modo
Almacena información del mundo y Secundaria gradual por imitación.
de nosotros mismos. Consciente Se basa en hechos M. Episódica
Se la conoce como el almacén Intencionada evocados por el lenguaje. Son los recuerdos más difíciles de
de gran capacidad, persistencia, Directa Se da mediante un esfuerzo olvidar del pasado y el presente.
formato y función única del sistema consciente y deliberado. Se basa en las experiencias personales.
mnémico Declarativa Se basa principalmente en Está sujeta a parámetros espacio
Es una memoria retentiva y cosas de la vida que ya temporales.
práctica. conocemos. Almacena eventos explícitamente
Se alimenta de nuevas codificados.
experiencias.
La información almacenada en Declarativa Se basa en hechos M. Semántica
esta memoria puede ser archivada evocados por el lenguaje.
durante días meses o años. Se da mediante un esfuerzo Es la memoria que da significado a la
Para que la información consciente y deliberado. información
almacenada en esta memoria Se basa principalmente en Se basa en hechos impersonales.
pueda ser almacenada por Secundaria cosas de la vida que ya Almacena situaciones vividas.
años debe producir cambios Consciente conocemos. Es la que representa los eventos de
neuroquímicos. Intencionada forma verbal.
Requiere de un proceso elaborativo Directa Memoria que maneja nueva información,
para su respectivo almacén. la almacena y la expresa en cualquier
momento que la persona la requiera.
Se basa en la representación interna del
mundo ausente.
2. Cuadro de síntesis de clasificación

110
3. Listado de pruebas estándar de memoria

N° PRUEBA LUGAR DE EXTRACCIÓN

1 NEUROPSI Hospital de Clínicas


EVALUACIÓN NEUROPSICOLÓGICA
2 Hospital de Clínicas
BREVE EN ESPAÑOL BENI
3 TEST MINIMENTAL Hospital de Clínicas
ESCALA MENTAL ABREVIADA DE Libro: CIEN ESCALAS DE INTERÉS
4
HODKINSON NEUROLÓGICO
Libro: CIEN ESCALAS DE INTERÉS
5 CUESTIONARIO DE PFFEIFER
NEUROLÓGICO
Libro: CIEN ESCALAS DE INTERÉS
6 SET TEST DE ISAACS
NEUROLÓGICO
Libro: CIEN ESCALAS DE INTERÉS
7 TEST DEL RELOJ
NEUROLÓGICO
ESCALA DE TRASTORNO DE LA PROTOCOLO DE DEMENCIAS
8
MEMORIA NEUROCIENCIAS – U. DE ANTIOQUÍA
Libro: NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA
9 CUBOS DE CORSI
TOMO II
Libro: NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA
10 DÍGITOS
TOMO II
Libro: NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA
11 TEST CURVA DE MEMORIA
TOMO II
PRUEBA DE MEMORIA VERBAL Libro: NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA
12
SECUENCIAL TOMO II
Libro: NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA
13 FIGURA DEL REY DE OSTERRIETH
TOMO II
TEST DEL INFORMADOR (VERSIÓN Libro: CIEN ESCALAS DE INTERÉS
14
ESPAÑOLA) NEUROLÓGICO
PRUEBA DE MEMORIA CARAS DE Libro: NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA
15
LOPERA TOMO II
16 STROOP NEUROPSI ATENCIÓN Y MEMORIA

111
RECUERDO Y EVOCACIÓN DE PROTOCOLO DE DEMENCIAS
17
PRAXIAS CONSTRUCTIVAS NEUROCIENCIAS – U. DE ANTIOQUÍA
MINI-EXAMEN COGNOSCITIVO DE
18 Hospital de Clínicas
LOBO (MEC)
19 LURIA-DNA Hospital de Clínicas

20 BATERÍA HALSTEAD-REITAN Inaccesible: Solo referencia

21 TEST BARCELONA Inaccesible: Solo referencia


BATERÍA DE MEMORIA DE
22 Inaccesible: Solo referencia
SIGNORET
ESCALA DE MEMORIA DE
23 Hospital de Clínicas
WESCHLER -R
24 TEST DE RECUERDO SELECTIVO Inaccesible: Solo referencia

25 TEST DE ADICIÓN AUDITIVA SERIAL Inaccesible: Solo referencia

26 TEST DE BOSTON Inaccesible: Solo referencia

27 TORRE DE TORONTO (MODIF.) Inaccesible: Solo referencia

28 TEST WAIS Hospital de Clínicas

29 TEST WISCONCIN Hospital de Clínicas

30 RAVEN ADULTOS Hospital de Clínicas


TEST DE PRUEBA VERBAL DE
31 Inaccesible: Solo referencia
CALIFORNIA
TRAIL MAKING TEST (TMT) (FORMA
32 Inaccesible: Solo referencia
B)
ESCALA DE INELIGENCIA DE
33 Inaccesible: Solo referencia
ESTANFORD BINET
34 TEST DE MEMORIA LÓGICA Inaccesible: Solo referencia

112
A partir de todas las tablas anteriores se establece la correlación entre
los tipos de memoria encontrados en las 14 pruebas de memoria utili-
zadas y la clasificación internacional consensuada de la memoria, obte-
niendo como resultado que hay un tipo, sin evaluar. Esta memoria es la
Memoria Sensorial y sus subtipos Icónica y Ecoica.
Esta ausencia puede suponer una variación en el diagnostico pro-
pio de la memoria si reconocemos el carácter retentivo de estas, para
permitir el normal procesamiento de la información.
La identificación de las Dimensiones de la Memoria ha permitido
establecer la directa relación existente entre los Dominios Neuropsico-
lógicos que evocan cada uno de los ítems.
También se ha podido establecer la relación con las Habilidades
Cognitivas propias de los dominios y que se encuentran presentes en los
83 ítems correspondientes a las 14 pruebas estándar.
A partir de estas relaciones se ha establecido un análisis cualita-
tivo que permite apreciar las relaciones por Prueba-Dominio, por Me-
moria–Dominio, por Memoria–Habilidad, por Memorias-ítems y por
Tipos de Memoria.
En relación a esto podemos afirmar que si bien no se plantea
abiertamente un RANKEO o priorización de los tipos de memoria, ya
que estamos conscientes de que se trata de un sistema, en la realidad las
Pruebas Estándar de memoria sobre-estiman y sub-estiman las habili-
dades cognitivas, dominios neuropsicológicos y dimensiones de cada
uno de los tipos de memoria que conforman el SISTEMA MNEMICO.
Puede, en los resultados, apreciarse con claridad la supremacía de la
evaluación Operativa sobre la Episódica o Procedimental.
Con relación al análisis discriminante, debemos reconocer la utili-
dad del mismo para poder identificar los ítems con la capacidad de dife-
renciar la tipificación de los tres tipos de subgrupos presentados durante
el tiempo establecido para la presente investigación ya que la cantidad de
pacientes no habría permitido hacer ninguna distinción entre los mismos.
Si tomamos en cuenta la desproporcionalidad de cantidad de
ítems que evalúan una habilidad y un dominio, la selección de aquellos
que tienen mayor puntuación en la población con déficit cognitivo liga-
do a la edad, permitió en las siguientes etapas, equilibrar esta situación

113
con la certeza de elegir a los ítems con mayor probabilidad de excito
por la aplicación previa de los mismos.
A continuación se muestras graficas que involucran los dominios,
habilidades y tipos de memoria vinculadas en el estudio (en función a
las 14 pruebas estándar administradas)

MEMORIAS DOMINIOS
ATENCIÓN
OPERATIVA
CODIFICACIÓN
EPISÓDICA ORIENTACIÓN
LENGUAJE
LECTOESCRITURA
SEMÁNTICA
FUNCIONES EJECUTIVAS
EVOCACIÓN
FUNCIONES EJECUTIVAS
PROCEDIMENTAL
FUNCIONES MOTORAS

114
MEMORIAS DOMINIOS
OPERATIVA 2
EPISÓDICA 1
SEMÁNTICA 4
PROCEDIMENTAL 2

115
MEMORIAS HABILIDADES
OPERATIVA 8
EPISÓDICA 4
SEMÁNTICA 16
PROCEDIMENTAL 2

116
MEMORIAS ÍTEMS
OPERATIVA 31
EPISÓDICA 15
SEMÁNTICA 26
PROCEDIMENTAL 11

117
MEMORIA EPISÓDICA
HABILIDAD CÓDIGO ÍTEMS
TIEMPO a 4
ESPACIO b 5
PERSONA c 4
REMOTA ch 2

118
MEMORIA OPERATIVA
HABILIDAD CODIGO ITEMS
REGRESIÓN d 3
PROGRESIÓN e 2
DISCRIMINACIÓN f 2
SEGUIMIENTO g 9
VERBAL h 4
VISO-ESP. i 4
AUD.-VERB j 3

119
VISO-VERB. k 4
MEMORIA SEMÁNTICA
HABILIDAD CÓDIGO ÍTEMS
DENOMINACIÓN l 2
REPETICIÓN ll 3
COMPRENSIÓN m 1
FLUIDEZ VERB. n 1
LEC.SIMPLE ñ 1
LEC. COMPRENSIÓN o 1
REDACCIÓN p 1
COPIA q 1
DICTADO r 1
CONCEPTUALIZACIÓN s 2
CALCULO t 2
GRAFICA w 3
VERB. EXPONT. x 3
VERB. POR CLAVES y 2
VERB- POR RECONOC. z 2

120
MEMORIA PROCEDIMENTAL
HABILIDAD CÓDIGO ÍTEMS
PRODUCCIÓN u 10
IMITACIÓN v 1

121
4. Nueva perspectiva de Investigación

Desde el 2009 a la fecha, se viene realizando en la ciudad de Santa Cruz


de la Sierra una investigación en base al instrumento resultante de la
investigación antes citada que ha recibido el nombre de EDM: Evalua-
ción Diferencial de la Memoria.
La EDM es una prueba que describe el estado deficitario, alterado
o conservado de cada una de las habilidades cognitivas correspondientes
a cada uno de los dominios y dimensiones de los tipos de memoria encon-
trados en las 14 pruebas estándar de memoria. En otras palabras, la EDM
ha logrado clasificar los ítems de acuerdo a su pertenencia de evaluación,
detallando los diferentes tipos de memoria, lo cual permite hablar de una
afectación específica y no global como los instrumentos existentes.
Se obtuvo un instrumento de 34 items que contempla:

1. Las memorias (episódica, operativa, semántica, procedural)

2. Sus dimensiones (orientación, identificación, calculo y segui-


miento, reconocimiento, seguimiento de órdenes, codificación,
evocación verbal, comprensión, discriminación, representa-
ción)

3. Sus dominios (orientación, atención, codificación, lenguaje,


lecto-escritura, funciones ejecutivas y funciones motoras y
evocación)

4. Sus habilidades cognitivas (tiempo, espacio, persona, remota,


regresión, progresión, detección, seguimiento, verbal, visoes-
pacial, auditiva-verbal, viso-verbal, denominación, repetición,
comprensión, fluidez verbal, lectura simple, lectura de com-
prensión, redacción, copia, dictado, conceptualización, calcu-
lo, procedimiento, postura, verbal espontánea, verbal por cla-
ves y verbal por reconocimiento)

122
La prueba ha sido aplicada a 1200 adultos mayores en proporciones
equivalentes de hombres y mujeres.
Al momento la EDM ha demostrado ser un instrumento con sufi-
ciente especificidad y sensibilidad, razón por la cual está empezando a
ser aplicada en otras poblaciones latinoamericanas como:

ᴥᴥ Venezuela, bajo la supervisión de la Dra. Gladys Maestre en Mara-


caibo

ᴥᴥ Colombia, bajo la supervisión de la Dra. Ángela Ríos en Neiva.

ᴥᴥ México, bajo la supervisión de la Dra. Judith Salvador, en DF

ᴥᴥ Uruguay, bajo la supervisión de la Lic. Karen Cerda.

Y recientemente, a partir de EQUILAM, Equipo Latinoamericano de


Estudio del Adulto Mayor, también se aplicara en:

ᴥᴥ Chile, bajo la supervisión del Dr. Norman López en Temuco y Dr.


Oscar Veliz en Antofagasta.

ᴥᴥ Perú, bajo la supervisión del Dr. Marcio Soto en Arequipa.

Las muestras de cada uno de los países serán obtenidas hasta finales de
este 2012 y podremos tener un estudio latinoamericano del Adulto Ma-
yor de manera descriptiva y de interpretación cuantitativa y cualitativa.
Aun hay mucho por hacer pero estamos empezando a dar un pri-
mer paso en investigaciones transculturales.

123
VII. Referencias bibliográfica
1. BIBLIOGRAFÍA CITADA

ᴥᴥ Ardila Alfredo, Roselli Mónica, NEUROPSICOLOGÍA


TOMO I y TOMO II, 1990

ᴥᴥ Buela Casal Gualberto y Sierra J. Carlos, MANUAL DE EVA-


LUACIÓN PSICOLÓGICA (Fundamentos Técnicos y Aplica-
ciones), 1997

ᴥᴥ Cristensen Ana, LA NEUROLOGÍA Y EL ESTUDIO DE LAS


FUNCIONES SUPERIORES, 1974.

ᴥᴥ Gil, Roger, MANUAL NEUROPSICOLOGÍA, 1999

ᴥᴥ Habib Michel, BASES NEUROLÓGICAS DE LAS CON-


DUCTAS, 1998

ᴥᴥ Luria, Alexander Romanovich, FUNCIONES CORTICALES


SUPERIORES,1990

127
ᴥᴥ Mc Connell, J.V., PSICOLOGÍA ESTUDIO DEL COMPOR-
TAMIENTO HUMANO, 1998

ᴥᴥ Subhas C Bhatnagar, Orlando J. Andy, NEUROCIENCIA PARA


EL ESTUDIO DE LAS ALTERACIONES DE LA COMUNI-
CACIÓN, Masson Williams y Wilkins España, S.A. 1997

ᴥᴥ Vega De, Manuel, INTRODUCCIÓN A LA PSICOLOGÍA


COGNITIVA,1997

2. REVISIÓN DE TESIS Y PROYECTOS DE GRADO

ᴥᴥ Garamendy Salas Yanira: Evaluación Neuropsicológica en pa-


cientes adultos con epilepsia generalizada Idiomática que asis-
ten a La Unidad de Neurología y Neurofisiología del Hospital
de Clínicas de la ciudad de La Paz. UMSA, 2002

ᴥᴥ Gandarillas Mónica: Aplicabilidad del NEUROPSI en pacien-


tes con alteración neurológica que asisten a La Unidad de Neu-
rología y Neurofisiología del Hospital de Clínicas de la ciudad
de La Paz. UMSA, 2002.

3. ARTÍCULOS CITADOS

ᴥᴥ Revista de Neurología: Inteligencia, memoria, simulación, co-


rrelaciones entre instrumentos de medida, enero, 2004, pag. 28.

ᴥᴥ Revista de Neurología: Trastornos de la memoria asociados


con la edad en la atención médica básica, enero 2004, pag. 57.

ᴥᴥ Revista de Neurología: Evaluación de la memoria mediante re-


sonancia magnética funcional, febrero 2004, pag 284.

128
ᴥᴥ Revista de Neurología: Trastornos conductuales en el Deterio-
ro Cognitivo Leve, febrero 2004, pag, 244.

ᴥᴥ Revista de Neurología: Evaluación de la simulación de proble-


mas de memoria en el ámbito legal y forense, abril 2002, pag.
766.

ᴥᴥ Revista de neurología: Metodología neuropsicológica cogniti-


va, marzo 2003, pag, 457.

ᴥᴥ Revista de Neurología: Relaciones neurobiológicas y envejeci-


miento, abril, 2003, pag. 549.

ᴥᴥ Revista de Neurología: FAB, Aplicación preliminar Española


de la batería Neuropsicológica de funciones pre frontales, abril,
2003, pag. 605.

ᴥᴥ Revista de Neurología: Plasticidad cognitiva en el anciano con


Deterioro Cognitivo leve. Abril, 2003, pag. 619

129