Anda di halaman 1dari 1

Reformas comerciales en América Latina

Para hablar de las reformas comerciales en América Latina se basaron en la globalización que
comprende un complejo proceso en el que se mezclan relaciones internacionales de
múltiples tipos: comerciales, políticas, humanas, sociales, económicas, financieras, industriales
y culturales. Primero comenzó con la teoría clásica que es un conjunto de importantes supuestos
o abstracciones de la realidad, a partir de ahí se estableció la teoría de la ventaja comparativa
absoluta como la razón fundamental del libre comercio. Además de las teorías del desarrollo
endógeno, en cual se basa más que todo en tipo de cambio real, aranceles, términos de
intercambio y desempeño exportador, para explicar que las economías abiertas tienen tasas de
crecimiento superiores a las economías cerradas. Y con esto se apreció que las aperturas
comerciales no son benéficas para países bajos y medios ingresos que en este caso hablamos
de América Latina.
Las aperturas comerciales en los años 90 por los países latinoamericanos se logró amplios
mercados financieros, así, los flujos de capital hacia las economías del continente generaron
impactos contradictorios. En los primeros años los países de América Latina aumentaron sus
exportaciones, por lo tanto también incremento su PBI, además de que algunas tendieron a
primarizarse considerablemente; otras se especializaron en la exportación de productos
manufacturados de ensamblaje. Ahora la relación que tiene una apertura comercial con el
crecimiento se plantea según la política industriales que era inversión, tecnología y relaciones
con el entorno, entonces con un desarrollo global se produce un crecimiento económico alto y
permite una estrategia internacional más eficaz que simplemente buscando un enfoque
integracionista. Para el caso latinoamericano, los últimos veinte años se ha buscado el desarrollo
desde el terreno de la globalización, asumiendo que la integración mundial eran la solución para
problemas de larga duración, incluida la pobreza, esta ilusión se refiere a que, con excepción de
un número reducido de países, esta expectativa no sólo no ha sido lograda sino que hay pocas
probabilidades de que lo sea.
Podemos concluir que los países de América Latina y el Caribe atravesaron en la década de los
noventa por una etapa de transformación caracterizada por profundas reformas económicas
centradas en asegurar la estabilidad Macroeconómica y sentar las bases del crecimiento
corrigiendo las distorsiones pasadas. Esas reformas redujeron las distorsiones existentes en la
economía y contribuyeron a mejorar el proceso de asignación de recursos. Las reformas que
fueron más exitosas son las del área comercial, seguidas por las del sector financiero, que
posteriormente buscan obtener beneficios como la reducción de pobreza que afronta gran parte
de Latinoamérica, estabilidad de una economía que perjudica a la producción de un país,
recordando que es necesario impulsar proyectos de desarrollo local que generen sostenibilidad
en los países y que permitirán corregir las fallas de mercado que producen efectos negativos.