Anda di halaman 1dari 17

ACTO JURIDICO

UNIVERSIDAD NACIONAL
DE PIURA

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

“AÑO DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL”

TEMA : SIMULACION RELAIVA EN EL ACTO JURIDICO

CURSO : DERECHO CIVIL II: ACTO JURIDICO

PROFESOR : BALESTEROS UBILLUS FELIX

ALUMNA : VINCES JIMENEZ ROCIO DEL CIELO

FECHA : PIURA, 07 DE MARZO DEL 2018.


ACTO JURIDICO

SIMULACIÓN EN LOS ACTOS JURIDICOS

Contenido
I. SIMULACIÓN................................................................................................................................ 1
1.1. CONCEPTO ........................................................................................................................... 1
1.2. CARACTERES DEL ACTO JURÍDICO SIMULADO .................................................................... 1
1.3. DISCONFORMIDAD ENTRE LA VOLUNTAD INTERNA Y LA VOLUNTAD MANIFESTADA ....... 1
1.4. EL CONCIERTO ENTRE LA PARTES PARA PRODUCIR EL ACTO SIMULADO........................... 2
LA SIMULACIÓN ES EXCLUYENTE DE LA RESERVA MENTAL Y VICEVERSA .................................. 2
1.5. EL PROPÓSITO DE ENGAÑAR ............................................................................................... 2
1.6. SIMULACIÓN RELATIVA ....................................................................................................... 3
LA SIMULACIÓN POR INTERPÓSITA PERSONA ............................................................................ 4
II. SIMULACION RELATIVA ............................................................................................................... 4
2.1 SIMULACIÓN DE PERSONA .................................................................................................. 5
2.2 SIMULACIÓN TOTAL Y PARCIAL ........................................................................................... 6
III. EFECTOS DE LA SIMULACIÓN .................................................................................................. 7
EFECTOS DE LA SIMULACIÓN RELATIVA ENTRE LAS PARTES .......................................................... 7
EFECTOS DE LA SIMULACIÓN PARCIAL ENTRE LAS PARTES. ........................................................... 9
¿ES POSIBLE UNA SOLUCIÓN JURÍDICA DIVERSA DE LAS ANTERIORES PARA DESALENTAR LA
SIMULACIÓN? ................................................................................................................................ 10
EFECTOS ENTRE SIMULANTES Y TERCEROS................................................................................... 11
IV. SITUACIÓN DE LOS TERCEROS Y LA SIMULACIÓN ................................................................. 12
V. LA ACCIÓN CONTRA LA SIMULACIÓN........................................................................................ 13
VI. LA PRUEBA DE LA SIMULACIÓN ............................................................................................ 14
Bibliografía ........................................................................................................................................ 15
ACTO JURIDICO

SIMULACIÓN EN LOS ACTOS JURIDICOS

I. SIMULACIÓN

1.1. CONCEPTO

Messineo destaca que simular, importa mentir o porque se oculta en todo o en parte
una verdad o porque se hace aparecer como verdadera una mentirosa, o porque se
hace aparecer a los ojos de loa terceros una verdad diversa que la afectiva.

En el acto jurídico simulado, hay un concierto de voluntades para presentar un acto


jurídico que no responde a la voluntad interna de las partes y que solo sirve de
medio para producir engaño a los terceros.

1.2. CARACTERES DEL ACTO JURÍDICO SIMULADO

Los caracteres son los siguientes:

1. Disconformidad entre la voluntad interna y la voluntad manifestada.


2. Concierto entre las partes para producir el acto simulado.
3. Propósito de engañar a los terceros.

1.3. DISCONFORMIDAD ENTRE LA VOLUNTAD INTERNA Y LA VOLUNTAD


MANIFESTADA

El acto jurídico simulado supone una disconformidad deliberada entre la voluntad


interna de las partes y su manifestación desde que las partes quieren que no sean
el reflejo de aquella.

Cuando la manifestación no da contenido a la voluntad interna se configura la


simulación absoluta y cuando la manifestación da contenido a la voluntad interna,
pero solo para hacer ostensible un acto aparente, porque el verdadero permanece
oculto, se configura la simulación relativa.

1
ACTO JURIDICO

La disconformidad entre la voluntad interna y la voluntad manifestada por ser


deliberada, presupone la exigencia de un acuerdo para simular que es el que da
contenido a la voluntad interna de las partes y a su verdadera y real intención. A
este acuerdo lo denominamos acuerdo simulatorio.

1.4. EL CONCIERTO ENTRE LA PARTES PARA PRODUCIR EL ACTO


SIMULADO

Para que exista un acto jurídico simulado como lo acabamos de advertir es


indispensable que los celebrantes se concierten para producirlo pues de otro modo
no puede existir, la común disconformidad entre la voluntad interna la voluntad
manifestada.

LA SIMULACIÓN ES EXCLUYENTE DE LA RESERVA MENTAL Y VICEVERSA

La reserva mental consiste en declarar una voluntad con el oculto y no declarado


propósito de no aceptar los efectos del acto jurídico, de no querer obligarse por lo
que va dirigido a engañar al otro celebrante si se trata de un acto bilateral o al
destinatario de la declaración si es un acto unilateral receptor. De ahí que resulta
contrapuesta a la simulación.

Podrá la voluntad interna de las partes ser contrario al contenido de sus respectivas
manifestaciones, pero de lo que no existe duda es de que ambos no hacen sino
poner en evidencia una misma y sola voluntad que queda contenida en el acuerdo
simulatorio.

1.5. EL PROPÓSITO DE ENGAÑAR

Como la simulación se dirige a producir un acto jurídico aparente, el propósito


engañar le es inherente. El engaño va dirigido a terceros aunque sea un engaño no
reprobado por la ley.

El acto jurídico puede ser lícito o ilícito, ya que como advierte Ferrara, no debe
confundirse la intención de engañar con la intención de dañar, porque la simulación

2
ACTO JURIDICO

en sí misma no es lícita ni ilícita, pudiendo ser el acto ilícito por su finalidad, esto es
si mediante el acto simulado se persigue perjudicar a un tercero.

El artículo 90 del CC vigente, nos proporciona un perfil de lo que debemos entender


por simulación absoluta.

El objeto de la simulación es el engaño a un tercero, estos actos jurídicos adolecen


de nulidad absoluta artículo 219 del CC, inc. 5.

1.6. SIMULACIÓN RELATIVA

La simulación relativa es cuando el acto declarado no responde a la verdadera


determinación de la voluntad, pero esta última existe pero no se declara. En este
caso existen dos actos: uno aparente que es el ficticio y el otro oculto secreto pero
que es real. De manera que este último se halla disimulado por el primero
(BARANDARIAN)

El Código Civil vigente se ocupa de esta clase de simulación en su Art. 191.


Igualmente contempla las modalidades de simulación relativa pero en diferentes
artículos.

En la simulación relativa hay dos clases de negocios. Uno constituido por la forma
aparente que la partes adoptan con un fin engañoso; y otro, el negocio verdadero,
disimulado bajo aquel ropaje ilusorio.

El artículo materia de análisis termina sosteniendo "que no perjudique el derecho


de terceros". Esto nos está diciendo que el tercero puede impugnar el acto ocultado,
mediante la nulidad, a fin de que tenga prevalecía el acto aparente, por lo cual se
orientó el tercero para celebrar el negocio.

La diferencia entre la simulación absoluta y la simulación relativa fluye del contenido


de los artículos 190 y 191 del CC.

3
ACTO JURIDICO

LA SIMULACIÓN POR INTERPÓSITA PERSONA

Se trata de la utilización de una persona a nombre de quien se declara que se


trasmiten bienes y derechos, pero no es el verdadero destinatario de esa trasmisión,
sino que actúa permitiendo que se utilice su nombre, manteniendo oculto el nombre
del que en realidad recibe como parte el bien o derecho. Es por eso que suele
denominarse prestanombre, testaferro, hombre de paja.

De ahí que Messineo señala que cuando finge estipular un negocio con determinado
sujeto, en realidad lo concluye con otro que no aparece. La persona que muestra
su presencia es la interpósita persona. (JURIDICA, 2010)

II. SIMULACION RELATIVA

Por la simulación relativa exteriormente se declara celebrar un determinado acto


que no es más que una apariencia con la cual se oculta su verdadero carácter que
consta de la contradeclaración; de ella consta el verdadero contenido, significación
y alcance del acto con simulación relativa. Por ejemplo, se declara celebrar un
contrato de compraventa, cuando en realidad es una donación.

La doctrina predominante considera que, a diferencia de la simulación absoluta, en


la relativa las partes quieren al mismo tiempo dos actos jurídicos: el simulado
(resultante de la declaración), aparente y ostensible, y el disimulado, (resultante de
la contradeclaración), real, auténtico. El simulado se quiere únicamente para ocultar
(disimular) al disimulado. De aceptarse esta opinión, también se debe admitir que
es intención de las partes realizar tanto el acto aparente como el real.

En realidad, la simulación relativa no supone la realización de dos actos jurídicos


distintos, sino de un sólo acto complejo, querido así por una única voluntad común,
con doble carácter: aparente y verdadero. Por ejemplo, si se simula celebrar un
contrato de compraventa cuando en realidad es una donación, los contratantes no
celebran dos contratos: uno de compraventa y otro de donación, sino un solo

4
ACTO JURIDICO

contrato con una doble faceta: falsa la una (la compraventa) y verdadera la otra (la
donación). En su carácter aparente, el acto es querido como carente de efectos
jurídicos entre ellas, con el propósito de que sirva de envoltura, de cubierta, del
carácter real que es el productor de los efectos jurídicos. El acto no tiene validez en
su carácter aparente, pero sí en su carácter verdadero, si es que reúne los
elementos esenciales exigidos para su existencia y si es lícito.

Con el carácter aparente se encubre el carácter verdadero del acto que, por distintas
razones, se pretende mantener oculto. La diversidad entre el carácter aparente
(simulado) y el efectivo (disimulado u oculto) puede estar en la naturaleza del
acto: ej., la donación es disimulada (ocultada) con una compraventa aparente; o la
diversidad puede radicar en el objeto: ej., se declara vender en mil, pero el precio
real que pagará el comprador es de dos mil; o también la diversidad puede estar
referida a los sujetos: ej., A finge vender a B, pero en realidad vende a C. Las partes
se rigen por el carácter disimulado del acto y los terceros por el carácter simulado.

2.1 SIMULACIÓN DE PERSONA

La simulación relativa puede ser simulación de negocio (simulación relativa


objetiva) cuando está referida a la naturaleza del acto, al objeto, o a la causa fin, o
simulación de persona (simulación relativa subjetiva), llamada también de
interposición de persona, cuando la declaración se hace con un determinado sujeto,
mientras que en la realidad está destinada a otro: ej., A finge realizar un negocio
con B, pero en realidad quiere concluirlo y lo concluye con C, que no aparece, pero
que es mencionado en la contradeclaración. Al sujeto con el cual se realiza en
apariencia el acto (B) se le denomina persona interpuesta, prestanombre,
hombre de paja, testaferro, cabeza de turco. Este sujeto que aparece en la
declaración es el sujeto disimulado o aparente (B) y el otro que no figura es el sujeto
real o simulado (C).

No debe confundirse la interposición simulada o ficticia con la interposición


real; en la primera la persona interpuesta es ficticia, no adquiere ni transmite
derechos, sirve solamente de puente para que el derecho pase del transmitente al

5
ACTO JURIDICO

efectivo titular; y en la segunda, la persona interpuesta es real, adquiere


efectivamente el derecho y después lo vuelve a transmitir al verdadero interesado
mediante otro acto jurídico

En la interposición simulada de persona una de las partes del acto (A) sólo se obliga
aparentemente con el testaferro (B), entendiendo obligarse realmente hacia un
tercero: la parte disimulada (C), frente a la cual adquiere los derechos y asume las
obligaciones resultantes del acto. El acuerdo simulatorio se establece entre tres
partes: las dos mencionadas en el negocio simulado (el interponente A y el
interpuesto o testaferro B) y el tercero (C) que, aun no siendo mencionado en el
acto simulado, adquiere sus efectos; todos saben que los efectos del acto jurídico
son para el sujeto disimulado (C).

Los elementos de la interposición simulada de persona son:

z Que haya dos o más personas interesadas en la realización de un acto


jurídico;
z Que todas o algunas de ellas no quieran o no puedan realizarlo directamente;
z Que exista un testaferro por medio de quien puedan realizarlo;
z Que el testaferro no tenga interés propio en la realización del acto en que
interviene como parte
z Que el acuerdo simulatorio se establezca entre las tres partes: las dos partes
interesadas (partes reales: el disponente del derecho y el adquirente efectivo)
y el testaferro (parte ficticia).

2.2 SIMULACIÓN TOTAL Y PARCIAL

La simulación puede ser total o parcial, según que la apariencia se refiera a todo el
acto o sólo a una parte de él.

La simulación absoluta es siempre total por cuanto afecta al acto en su integridad.


No produce ningún efecto entre las partes.

6
ACTO JURIDICO

La simulación relativa puede ser total o parcial. La simulación relativa total afecta a
la integridad del acto, por ejemplo, un anticipo de herencia es ocultado con una
compraventa.

La simulación relativa parcial recae solamente sobre algunas estipulaciones del


acto. Esto sucede cuando el acto contiene unas estipulaciones que son verdaderas
y otras que son falsas, v. gr., cuando se simulan fechas (antedatando o postdatando
el acto) precios (consignándose uno más bajo o más alto del realmente pactado),
condiciones, plazos, cargos. Las estipulaciones simuladas son inválidas, pero el
acto jurídico es válido y eficaz conforme a la voluntad real de las partes. Por ejemplo,
en una compraventa en la que se ha simulado un precio menor con el fin de evadir
el pago de impuestos, descubierta la verdad, la compraventa es válida, pero las
partes tendrán que ajustarse al precio real, pagando el impuesto correspondiente.

III. EFECTOS DE LA SIMULACIÓN

Los efectos de la simulación son distintos, según se trate de las relaciones entre las
partes simulantes, entre simulantes y terceros, y entre terceros entre sí.

EFECTOS DE LA SIMULACIÓN RELATIVA ENTRE LAS PARTES

Artículo 191o.- Cuando las partes han querido concluir un acto distinto del
aparente, tiene efecto entre ellas el acto ocultado, siempre que concurran los
requisitos de sustancia y forma y no perjudique el derecho de tercero.

En el supuesto de simulación relativa, el acto es inválido e ineficaz entre las partes


en su carácter simulado y válido y eficaz en su carácter disimulado, siempre que
reúna los requisitos esenciales para su validez y que no encierre una violación a
normas imperativas, al orden público o a la buenas costumbres, y que no perjudique

7
ACTO JURIDICO

el derecho de terceros. El carácter real de la voluntad prevalece inter partes sobre


el carácter aparente.

Las mencionadas reglas sobre los efectos de la simulación relativa entre las partes
están inspiradas en el principio de respeto de la voluntad Negocial: en su carácter
disimulado es eficaz porque las partes lo han deseado efectivamente como un acto
que surtirá los efectos que le son propios; en cambio, en su carácter simulado es
ineficaz, adolece de nulidad absoluta (artículo 219 inciso 5) porque los efectos que
le son propios a la figura jurídica usada para esconder el carácter real del acto, no
son queridos por las partes.

Se impone el principio del Derecho romano: la verdad debe prevalecer sobre las
falsas apariencias. Destruido el aspecto aparente (ficticio, decorativo, destinado a
engañar a los terceros) del acto como consecuencia de que las partes hacen de
conocimiento de terceros el acuerdo simulatorio o el acto es declarado judicialmente
nulo por simulación, queda solamente su aspecto verdadero, válido y eficaz si es
lícito y reúne los requisitos esenciales; el carácter real del acto sobrevive a la nulidad
del carácter aparente, porque utile per utile non vitiatur. De ese modo, el dogma
de la autonomía de la voluntad privada recobra todo su imperio como principio
regulador de intereses particulares. Así, por ejemplo, en una venta simulada con el
fin de garantizar un préstamo, probada la simulación, el acto valdrá solamente en
su carácter de garantía; en una donación bajo la apariencia de venta, demostrado
el verdadero carácter del acto, el donante podrá revocar el acto por las causales de
indignidad para suceder y de desheredación (artículo 1637 o); demostrado que la
venta ficticia oculta un mandato, las partes se regirán por éste último y, el
mandatario deberá rendir cuenta de su actuación (artículo 1793 inciso 3).

Desenmascarado el acuerdo simulatorio por decisión de las partes o por declaración


judicial de la simulación, queda solamente el acto disimulado desplegando toda su
validez y eficacia si reúne los elementos esenciales requeridos por la ley, carece de
vicios de la voluntad y es lícito; caso contrario será inválido e ineficaz. Es decir,
desaparecida la simulación queda el acto jurídico con su único carácter verdadero

8
ACTO JURIDICO

y, por tanto, se encuentra en la misma situación que cualquier otro acto ostensible
que nunca fue ocultado bajo una apariencia; el acto oculto que deja de serlo no es
más ni menos válido, no es más ni menos eficaz que un acto que siempre fue
ostensible, válido y eficaz, por lo que no hay justificación alguna para que el artículo
191o establezca que el acto ocultado tiene efecto entre las partes solamente cuando
"no perjudique el derecho de terceros". El acto que antes fue oculto y ahora es
notorio es eficaz entre las partes aun cuando perjudique a terceros; en todo caso,
es potestad de éstos, cuando un acto jurídico ajeno perjudique sus derechos, hacer
valer las acciones que le confiere la ley para la protección de sus pretensiones como
son la acción pauliana, la oblicua, el abuso del derecho, las acciones penales, etc.

Para adecuar el artículo 191o a la realidad social y jurídica es necesaria su


modificación, a cuyo efecto proponemos el siguiente texto:

Artículo 191o.- Cuando las partes han querido concluir un acto jurídico
ocultando su carácter verdadero bajo un carácter aparente, no tiene validez
en su aspecto aparente, pero sí en el verdadero, siempre que concurran los
requisitos de validez señalados en el artículo 140o.

EFECTOS DE LA SIMULACIÓN PARCIAL ENTRE LAS PARTES.

Artículo 192o.- La norma del artículo 191o es de aplicación cuando en el acto


se hace referencia a datos inexactos o interviene interpósita persona.

La invalidez y consiguiente ineficacia ataca a la totalidad del acto en caso de


simulación total o a las estipulaciones aparentes en caso de simulación parcial.

Cuando la simulación relativa objetiva sea parcial, esto es, cuando las partes no
esconden el carácter total del negocio que realizan bajo la apariencia de otro
negocio diferente, sino solamente ciertos aspectos mediante estipulaciones o
cláusulas que hacen referencia a datos inexactos, tienen efectos entre ellas los

9
ACTO JURIDICO

datos exactos, ocultados, por ser los efectivamente queridos, siempre que sean
lícitos y no afecten los derechos de terceros.

En la simulación relativa subjetiva parcial por interpósita persona ficticia, el


testaferro no adquiere ni trasmite derechos, sino que sirve de puente para que el
derecho pase directamente del transmitente al efectivo titular oculto. El acuerdo
simulatorio se da entre el disponente del derecho, el testaferro y el adquirente
efectivo, de modo que la simulación de persona es siempre parcial; no es aparente
todo el acto, sino solamente con relación a uno de los sujetos. El testaferro no
adquiere nada; presta una colaboración puramente material; la relación jurídica se
constituye desde el primer instante entre el transmitente y el verdadero adquirente.
El que transfiere el derecho sólo se obliga aparentemente con el interpuesto, pero
en la inteligencia de obligarse hacia el tercero, frente al cual adquiere los derechos
y asume las obligaciones resultantes del acto. Ej., un hombre que desea hacer una
donación a su conviviente, para evitar sospechas de su mujer, lo hace mediante un
testaferro; el bien donado no pasa al domicilio del testaferro sino directamente a la
conviviente, porque ese es el común secreto entre el donante, el testaferro y la
donataria.

¿ES POSIBLE UNA SOLUCIÓN JURÍDICA DIVERSA DE LAS ANTERIORES


PARA DESALENTAR LA SIMULACIÓN?

Cabe preguntarnos si no sería preferible un régimen jurídico distinto, que sacrifique


la voluntad de las partes con el fin de desalentar el recurso a la simulación. Para
dicho efecto se pueden proyectar dos sistemas posibles. El primero sería el de
considerar nulo el acto tanto en su carácter simulado como en el disimulado. El
segundo sería el de considerarlo vinculante en su faceta simulada y nulo en la
disimulada. Así, por ejemplo, si un vendedor para evitar el pago de impuestos simula
un precio inferior al real, se encontraría --con la primera solución-- de no haber
estipulado ninguna venta válida, o bien --con la segunda solución-- se encontraría
vinculado por una venta a un precio inferior del querido (esta última es la solución
adoptada en Francia). En un caso y en el otro, el vendedor no conseguiría el
provecho que ha buscado ocultar, y esto desalentaría el recurso a la simulación.

10
ACTO JURIDICO

Contra este tipo de soluciones no valdría la objeción que la simulación puede


también ser lícita. En todo caso, soluciones como las descritas estarían limitadas a
las simulaciones ilícitas.

Con soluciones como las mencionadas se amparan comportamientos de mala fe y


se hace prevalecer la falsedad sobre la verdad. Por ejemplo, si se adoptara la
segunda solución, el comprador podría abusar de la confianza del vendedor
declarando primero estar dispuesto a simular un precio inferior y luego pretendiendo
pagar solamente este precio. Consentir este aprovechamiento contrasta con la
exigencia que el derecho sea justo y no solamente eficaz.

EFECTOS ENTRE SIMULANTES Y TERCEROS

Recordemos quiénes son partes y quiénes terceros en un acto jurídico. Son partes
los que intervienen en su celebración, por sí o mediante representante,
constituyéndose una en sujeto activo y otra en sujeto pasivo de la relación jurídica
creada, o de la relación preexistente modificada, regulada o extinguida.

Terceros son aquellos que no han tenido participación en la celebración del acto
jurídico, ni por sí ni mediante representante, y, por consiguiente, no pueden gozar
ni sufrir sus efectos. Los terceros y sus herederos no son parte, activa ni pasiva, de
la relación jurídica creada con el acto jurídico. Los terceros pueden ser absolutos o
relativos. Los primeros no tienen relación jurídica de ninguna clase con los que son
partes en el acto jurídico, por lo que sus efectos no les pueden tocar para nada; los
terceros relativos son aquellos ajenos a las partes del acto jurídico, pero que pueden
ser alcanzados, positivamente o negativamente, por sus efectos, por ejemplo, el
comprador de un bien arrendado, si el arrendamiento está inscrito, debe respetar el
contrato convenido por su vendedor con un tercero; el acreedor afectado por el acto
de disposición realizado por su deudor con un tercero, puede impugnarlo vía acción
pauliana, etc.

11
ACTO JURIDICO

El testaferro tampoco es parte, sino tercero, de la relación jurídica creada con un


acto simulado, desde que todos los derechos u obligaciones que recibe
aparentemente, se reputan adquiridos directamente por la parte oculta, quien en
realidad será la verdadera propietaria, poseedora, acreedora, deudora, etc. El
prestanombre no es sujeto activo ni pasivo de la relación jurídica creada, o
modificada o extinguida.

Con referencia al acto simulado, los terceros relativos son los causahabientes de
una de las partes del acto simulado. Ellos se distinguen en terceros adquirentes
(de una de las partes simulantes) de derechos o garantías reales sobre los bienes
materia del acto simulado y terceros acreedores. Los unos o los otros pueden ser
adquirentes o acreedores del simulante enajenante (titular efectivo) o del
simulante adquirente (titular aparente). En la simulación de persona, el titular
aparente es el testaferro y el titular efectivo podrá ser o el enajenante (si la
enajenación es inválida) o el adquirente disimulado (si la enajenación es válida).

Las relaciones entre simulantes y terceros se basa en el principio de la


inoponibilidad de la simulación por los simulantes a los terceros de buena fe. La
simulación, mientras no sea descubierta, es irrelevante para los terceros. Por
principio, el acto simulado es válido y eficaz frente a los terceros. Si la simulación
es relativa, descorrido el velo que ocultaba el carácter real del acto, será
indudablemente este carácter, antes oculto y ahora notorio, por el que se rigen no
solamente las partes, sino también los terceros.

IV. SITUACIÓN DE LOS TERCEROS Y LA SIMULACIÓN

La acción fundada en la simulación, sea de nulidad o anulabilidad, también puede


ser ejercida por terceros que hayan sido perjudicados por la simulación (Art. 193 del
CC).

12
ACTO JURIDICO

Si se trata de simulación absoluta, como el acto es nulo la acción que puede hacerse
valer es la de nulidad, que puede incoarla cualquier tercero que ha sido perjudicado
por la simulación.

Pero si se trata de simulación relativa, solo los terceros perjudicados por la


simulación, son los legitimados para interponerla, y esta solo puede interponerse en
los casos de simulación ilícita.

La simulación relativa no hace al acto nulo, sino anulable, pues el acto oculto no
hace nulo sino anulable, pues el acto oculto surte efectos inter partes, mientras que
el acto aparente es el que produce el engaño a terceros, que pueden asumir la
actitud que mas les convenga frente a las partes y así podrán hacer valer a su arbitro
el acto aparente u oculto.

La acción incoable por los terceros es de carácter personal. Su prescriptibilidad no


plantea ninguna cuestión doctrinal, se extingue a los 10 años para la acción de
nulidad y 2 años para la anulabilidad.

V. LA ACCIÓN CONTRA LA SIMULACIÓN

El ejercicio de la acción por nulidad por simulación incoada por las partes procede,
tanto en la simulación absoluta y en la simulación relativa, tratase de simulación
licita e ilícita.

En el caso de la simulación nada obsta que una de las partes accione contra la otra.
Si bien el acto simulado con simulación absoluta no es un acto real y verdadero,
consiguientemente nada vincula a las partes, solamente un acuerdo simulatorio, la
sentencia determinará precisamente del acto simulado no ha surgido relación
jurídica alguna ni que ha generado derechos ni deberes.

En caso de la simulación relativa sea licita o ilícita, nada impide para que una de las
partes pueda accionar contra la otra, para que se declare la nulidad del acto

13
ACTO JURIDICO

aparente y del acto oculto, porque el acuerdo simulatorio ha sido celebrado para
producirlo.

Si la simulación es ilícita, el ejercicio de la acción de nulidad por cualquiera de las


partes debe de restablecer las cosas al estado anterior al acuerdo simulatorio,
enervando el perjuicio causado al derecho de tercero.

Además de la acción de nulidad y de anulabilidad, las partes tienen también una


acción indemnizatoria la una contra la otra por la violación del acto simulado, por los
daños y perjuicios que la violación irrogue, la que es prescriptible y se extingue en
un plazo de 7 años (Art. 2001 inc. 2) (PERUANO, 1984).

VI. LA PRUEBA DE LA SIMULACIÓN

La simulación ha de ser probada y ello incumbe a la parte que la alegue "onus


probando incumbit actori".

Para la prueba de la simulación puede utilizarse los medios probatorios establecidos


en el Código Procesal Civil (Art. 188 y siguientes) y sus sucedáneos (Art. 275 y
siguientes), no se resume solamente a probar mediante el contra documento.

La sentencia judicial tendrá que pronunciarse de acuerdo a que se trata de una


nulidad o una anulabilidad (simulación absoluta, simulación relativa).

En el caso de la simulación absoluta la sentencia reconoce la existencia del acto


simulado y se declara que la situación preexistente a la celebración del acto no fue
modificada.

En caso de la simulación relativa, la sentencia hace ostensible el acto oculto y la


declaración de su nulidad, que es constitutiva, producirá efectos retroactivos como
si el acto oculto nunca se hubiera celebrado, quedando las partes, al igual que la

14
ACTO JURIDICO

simulación absoluta, en la misma situación preexistente a la celebración del acto


simulado.

Bibliografía
BARANDARIAN, L. (s.f.). Obtenido de VICULADO :
http://vinculando.org/articulos/sociedad_america_latina/acto_juridico_simulado.html

JURIDICA, A. (2010). ASESORIA JURIDICA. Obtenido de


http://asesoriarivera.blogspot.pe/2010/08/la-simulacion-en-los-actos-juridicos.html

PERUANO, C. C. (1984).

15