Anda di halaman 1dari 6

Trabajo práctico I

Cespedes, Mirian

Deicas, Elida

Ferreyra, Diego

García, Agustín

Lobos, Jesús

Nausneriz, Lucas

Liceo Municipal de Santa fe ´´Antonio Fuentes del Arco´´

Didáctica específica I
Fundamentación

El método Orff trata de brindar herramientas pedagógicas a los educadores aptos para la

educación musical de todos los niños/as, incluso a aquéllos que no se dedicarán al estudio de la

música. Contiene específicamente canciones basadas en literatura infantil: rondas, rimas,

canciones de cuna, estribillos, canciones de sorteo y adivinanzas. Además de transcribir las

rondas y canciones infantiles con el piano, penetró en su esencia, separó sus elementos, creó

melodías y fue el primero en concebir el sentido creativo, el carácter personal, y original

expresión de los niños.

El Ritmo es el punto de partida de Orff, considerado con razón como el más básico de los

elementos musicales, por supuesto no teóricamente, sino a partir de la experiencia o la vivencia

práctica. Utiliza la repetición de palabras y fórmulas rítmica desde lo más sencillo a lo más

complejo. Las Melodías deben ser sencillas, por lo tanto, son estructuradas en tan solo dos

sonidos y cuando introduce las 3 menores crea un “boom” o reacción en los niños y poco a poco

se pone más complejo.

La Creación es el elemento más característico del concepción educativo – musical Orff.

Busca que los niños logren componer espontáneamente trozos musicales interesantes sin llegar a

ser necesariamente composiciones musicales complejas.

El Juego es más que importante. Se juega con los valores rítmicos, sonidos, textos,

instrumentos, el golpe de sus manos y pies, con sus voces. El juego lleva a la alegría, que viene a

ser la realización personal del mundo afectivo del niño. La actividad lúdica debe ser empleada

correctamente sin llegar al esparcimiento y no creer que puede ser demasiado simple como para

poder sacarle provecho a una actividad propuesta.


Los textos pueden ser una extensión de la música. Los cuentos, versos y letras de canciones

infantiles, deben relacionarse a la temática usual de ternura, sentimentalismo y moralidad,

manifestadas en diferentes tipos de textos, canciones auténticamente infantiles y rimas, donde se

manifiestan sentimientos de alegría, desenfado, realismo, cinismo, simbolismo, chistes, o

secuencias carentes por completo de algún significado. Los elementos musicales que deben estar

presentes en una didáctica Orff son: ritmo, pulso, acentos, obstinato, bordones, melodías,

cesuras.

Un plan de clase puede abordarse de la siguiente manera:

1- Canto de una canción aprendida en clase

2- Ejercicios de imitación con palmadas

3- Rima recitada

4- Ejercicios de bordones y / o acompañamientos rítmicos con o sin instrumentos

5- Invención de un acompañamiento rítmico para la rima o para la canción

6- Ejercicios de eco con instrumentos de placa, flautas o si no se dispone de otro

instrumento, con el piano, instrumentos que solo debe ser empleado en ausencia forzada de

instrumentos de placa.

Por supuesto que en el contexto educativo argentino se podrían hacer uso de instrumentos no

convencionales como, por ejemplo: botellas, latas, rayadores, palos de escoba, entre otros. El

objetivo de reemplazar la orquesta Orff por elementos convencionales es la de implementar el

mayor surtido en timbres.


Desarrollo de la clase

Primeramente, podemos comenzar la clase realizando una pequeña variación a la actividad

del libro METODO BATIA STRAUSS de Gustavo Chiavarini, ´´Pizzicato del Ballet Silvia´´,

Léo Delibes.

Distribuimos diferentes instrumentos en el aula: en la primera parte de la obra (A) los

alumnos comienzan a caminar libremente ocupando todos los espacios, donde llegando al

momento, marcado con una X en la partitura, deberán tomar un instrumento y realizar el

pizzicato.

En la segunda parte (B) los alumnos/as caminaran libremente realizando movimiento en

relación con la música.

Para llevar adelante la ejecución de esta obra los alumnos deberán seguir los gestos del maestro,

que les guiará cada momento exacto de la ejecución, dado que leer la partitura se hará dificultoso

por la complejidad de la misma. Se recomienda al maestro tomar el rol de director y si es

necesario puede acompañar su tarea incorporando fichas como ayuda visual.

Comenzamos la actividad principal.

En esta ocasión elegimos la canción ´´la lombirz´´ de Silvia Malbran, donde primeramente

enseñaremos la letra de la canción sin alturas, solo por el ritmo de la palabra propuesta sin su

melodía.

Seguidamente, tratando de estimular la imaginación y participación activa de los alumnos,

comenzamos a enseñar obstinatos rítmicos en relación con el texto y la rítmica propuesta en la


canción. Para esto, separamos en grupos y vamos enseñando a cada uno de ellos su obstinato

rítmico; para luego realizarla en conjunto.

Una vez lograda la segunda parte, trasladamos el ritmo de la palabra a lo corpóreo utilizando

todas las herramientas posibles (palmas, pies, piernas, tórax, etc.). Alí es donde comienza el

proceso de ensamble con la rítmica de la canción con la palabra.

Los alumnos/as, una vez dominado el ritmo con su cuerpo, comienzan a incorporar a ese

ritmo la canción aprendida.

Posteriormente incorporamos la percusión corporal realizada a los instrumentos, donde se

agrega a la canción su respectiva melodía, y se combina en conjunto con la orquesta.


Referencias

-METODO BATIA STRAUSS. Gustavo Chiavarini, 2008

-Introducción a la práctica del Orff – Schulwerk. Editorial Barry. Buenos Aires.

Argentina.

-Plan coral de santa fe año 2012.