Anda di halaman 1dari 8

PONTIFICIA

UNIVERSIDAD
CATÓLICA DEL
ECUADOR

FACULTAD DE
ARQUITECTURA DISEÑO
Y ARTES

EXPRESIÓN GRÁFICA 1

ANDREA LEMA
a. El proceso del dibujo: concepto, procedimientos, herramientas, soportes.

En el proceso de dibujo de un objeto, y según van surgiendo las ideas, es fundamental ir


trasladando los frutos de nuestra imaginación a formas cada vez más concretas, claras y
elaboradas. Para eso, el dibujo técnico resulta de gran utilidad.

Los primeros dibujos de un objeto se realizan siempre a mano alzada, es decir, sin
emplear útiles de dibujo técnico tales como reglas, escuadras, transportadores, compás,
etc.,... A partir de estas primeras aproximaciones se elaboran uno o varios bocetos. A
medida que estos bocetos van adquiriendo concreción, proporción y dimensiones, se
dibujarán los croquis.

Una vez que la idea está definida hasta el más mínimo detalle, es el momento de
trasladarla al papel de manera que pueda ser comprendida, interpretada y, en ocasiones,
construida. Utilizamos para ello los sistemas de representación que nos permiten dibujar
los objetos por medio de proyecciones.

De una forma muy general, el proceso de elaboración de un esbozo podría incluir las
fases siguientes.

1. Enmarcado general de los


distintos elementos. En
primer lugar se limitarán
los espacios que ocupan
aproximadamente los
diferentes componentes
del objeto.
2. Definición de los
elementos. Se dibujarán lo
más claramente posible las
diferentes partes de las que
se compone el objeto.
Cuando estos dibujos se
dan por concluidos se
pasarán a tinta con un rotulador específico y se borrarán las líneas auxiliares.
3. Concreción de las características. Se añadirá toda la información, (rótulos,
números, comentarios,…) que se crea conveniente para una mejor definición del
objeto.

En la realización de los esbozos se pueden y se deben emplear todas aquellas


técnicas como el coloreado el sombreado el rayado, etc.

La madera ha sido, a lo largo de la Historia del Arte, uno de los soportes más utilizados,
juntamente con la tela. La madera la encontramos ya en la antigua Roma y en el mundo
egipcio, siendo sin embargo en el Medievo cuando más se utilizó en retablos, frontales,
altares… El Renacimiento incorporó progresivamente el lienzo, que se consolidó a
partir del siglo XVII, aunque Rembrandt y Rubens utilizaron a menudo el soporte de
madera. Cennini se refiere a la tabla cuando dice que «ante todo debe estar hecha de esa
madera que se llama álamo blanco -y debe ser la mejor- o bien de tilo o de sauce».
Aparte de las citadas por el tratadista, son empleadas las maderas de castaño, ciprés,
abeto y caoba. Actualmente se emplean tablas contrachapadas consistentes en tres,
cuatro o cinco chapas de maderas finas prensadas, encoladas y unidas por ambas caras.
Muchas obras que utilizan el soporte de madera están pintadas en realidad sobre un
lienzo unido de antemano a la tabla. Para Cennini éste era el método más idóneo, ya que
recogía las ventajas de ambos métodos.

La tela es el soporte más común en pintura. Las telas más empleadas son las de lino,
cáñamo, mezcla de lino puro para pequeños y medios formatos, y el cáñamo para
cuadros de mayor extensión. La superficie de la tela ha de recibir una imprimación o
base sobre la que se aplicarán los materiales. Entre las telas también se utilizan, aunque
más raramente, seda, tapiz, terciopelo, raso, satén…

El tercer soporte, en cuanto a importancia, es el muro. Dejando aparte la pintura sobre la


roca de la época prehistórica, ya comentada, cabe citar dentro de la pintura mural la
utilización de dos técnicas pictóricas que desarrollaremos en el capítulo
siguiente: fresco y temple. La pintura ha utilizado otros soportes: el cobre es uno de los
más usados. En el siglo XVII flamenco existen buenos ejemplos de pinturas en pequeño
formato y acusado preciosismo. El latón y el cinc cumplen funciones similares.
La pizarra, el mármol y el marfil son raros, al igual que el vidrio y el cristal.
El plástico y el cuerpo humano -pintados o tatuados- cierran la relación de soportes
propiamente dichos. El pergamino tiene, sin embargo, una gran importancia en la
iluminación, que cultivada por griegos y romanos llegó a su máximo apogeo en la Edad
media, juntamente con la miniatura.

El cartón puede ser empleado, convenientemente preparado, para la pintura, pero


generalmente se usa, junto con la cartulina, para el dibujo y técnicas afines, al igual que
las tablillas egipcias, láminas lisas, calcáreas o de terracota, hojas de papiro y de palma.
Sin embargo, el soporte idóneo del dibujo es el papel. Comúnmente se utiliza el papel
de lino, sobre todo el de tina, apreciado por su calidad y mayor resistencia a los frotados
del pincel, esponja y rascado de las cuchillas.

b. La percepción visual: concepto, apreciación, visual natural, visual artístico,


arquitectónico, lo visual estético.

La percepción (del latín perceptio) consiste en recibir, a través de los sentidos, las
imágenes, sonidos, impresiones o sensaciones externas. Se trata de una función psíquica
que permite al organismo captar, elaborar e interpretar la información que llega desde el
entorno.

La apreciación artística se concibe como un proceso en el que están implicados una obra
única y original con ciertos atributos y diferentes tipos de espectadores en busca de
valoraciones, experiencias significativas y sentidos.

Una perspectiva más profunda del fenómeno de la apreciación del arte, nos lleva a
considerar que tanto la obra artística como los espectadores o público, están inmersos en
una cultura que condiciona los modos de expresión y apreciación de las artes.

Integran el conjunto de los elementos de apreciación artística, un espectador motivado a


una apropiación simbólica de la obra. Y por supuesto, la obra: Una forma de
expresión determinada en principio por ciertas reglas o convenciones al servicio de una
intención comunicativa y/o expresiva que el espectador va a construir a partir de
sus conocimientos y sensibilidad.
Un espectador tendrá que atribuir a una obra artística tema y contenidos expresados con
originalidad e imaginación (sustancia). Por su parte, la obra, estructurada como
expresión a partir de ciertos principios que ordenan sus signos en tiempo y espacio
(forma), evidencia el toque personal del artista (técnica) que le dan un distintivo
particular. Utilizamos aquí el término técnica no sólo para referirnos a la maestría en el
manejo de los materiales, sino a la integración de forma y sustancia en una creación
original.

La sustancia es el tema que el artista trata de comunicar; su concepción o su sueño, los


aspectos de la vida que desea subrayar o expresar, las emociones, sentimientos, estados
de ánimo o ideas que quisiera compartir con su público. El valor artístico de esta
sustancia se mide por su originalidad, su verdad, su cualidad imaginativa y su
sinceridad.

La forma se utiliza para proyectar o transmitir estos sentimientos o ideas. Sólo mediante
una forma determinada se podrá proyectar la sustancia. Ésta puede ser un poema, un
cuento, una danza, un drama u obra teatral, o cualquier tipo de expresión artística.

La forma constituye el producto tangible del artista. La forma incluye determinadas


reglas, fórmulas, pautas, convenciones o esquemas, cualquiera que sea el término que
seleccionemos, la historia ha demostrado muchas veces que las convenciones de una
forma cambian y que las reglas o principios no deben limitar el arte: aunque cada arte
constantemente crea reglas.

La técnica es el tercer elemento, que consiste en ajustar o combinar la sustancia y la


forma. Constituye el método personal del artista para lograr su fin e implica la selección
y el arreglo de sus materiales para conseguir un efecto determinado. La técnica es
además el elemento que distingue la obra de un artista de otro; a menudo se le llama su
estilo o cualidad personal, porque se trata, en esencia, del auto proyección del artista.
Por ejemplo, el cine, el teatro y la televisión, son muy semejantes en cuanto a su
sustancia y su forma, pero varían muchísimo en su técnica.

El propósito final de todo arte es transmitir las ideas o emociones del artista: Producir
placer estético y ayudarnos a comprender la vida.

La percepción de la escena natural se refiere al proceso mediante el cual un agente


(como un ser humano) capta e interpreta visualmente las escenas que normalmente
encuentra en los modos naturales de operación (por ejemplo, calles concurridas, prados,
salas de estar). Este proceso ha sido modelado de varias maneras diferentes que están
guiadas por diferentes conceptos.

Formas, expresiones de arte que se encuentran enfocadas preeminentemente a la


creación de trabajos que son visuales por naturaleza como pueden ser: la Pintura, la
Fotografía, el Grabado, la Escultura, la Arquitectura, el Cine, la Serigrafía, el Diseño, el
Videoarte, la instalación, etc.
La percepción visual le permite al ser humano crear y recrear de forma sensitiva y
automática la información que el arquitecto plasma en un proyecto, además le permite a
este expresar, sus sentimientos, emociones y percepciones del espacio arquitectónico.

c. El dibujo de imaginación: concepto, diferencias entre percepción, imaginación,


intuición y fantasía.

La imaginación, de este modo, permite tener presente en la mente un objeto que se ha


visualizado con anterioridad o crear algo nuevo sin ningún sustento real. Al imaginar,
el ser humano manipula información de la memoria y convierte elementos ya percibidos
en una nueva realidad.
La imaginación es el aura que emana de la realidad, o la realidad sólida transformada en
estado gaseoso, vista como una consecuencia de lo singular, que es muchas veces
terrible, ayuda a muchas personas a visualizar ciertas ideas, lugares y cosas que se les
presentan mediante detales y otras piezas de información que les son presentadas. Por
otra parte, el concepto de intuición es comúnmente referido a la habilidad de una
persona para adquirir conocimiento sin la necesidad de tener un conocimiento base en
dicho aprendizaje. El termino intuición sale a flote cuando una persona se encuentra a si
mismo en un predicamento donde tiene que tomar una decisión. Una persona que utiliza
su intuición al momento de tomar decisiones es una persona que no necesita de mucha
evidencia para apoyar su decisión. Por el contrario, la fantasía es hija de la inocencia
simplona, neutra y color de rosa, sin orígenes terribles ni consecuencias capaces de
crear el dolor como estigma, y sus criaturas no amenazan ni avergüenzan a nadie.

La intuición es también asociada en parte, con la forma en que una persona se siente en
cierta situación. Esta es la razón por la que mucha gente que utiliza la intuición, dicen
simplemente si tienen un buen o mal presentimiento sobre esa situación que les requiere
tomar una decisión en particular.

La percepción es la función que permite al organismo recibir, elaborar e interpretar la


información que llega desde el entorno, a través de los sentidos, y a pesar de que los
humanos nacemos con los mimos sentidos, conforme a nuestra fisiología e ideología,
cada percepción de las cosas es diferente, conforme a la interpretación que le demos a
las sensaciones que recibimos.
d. El dibujo como representación: ¿Qué es la representación?, maneras de
representación en el dibujo.

El hombre analiza lo externo a través del procesamiento y abstracción de la información


perceptual, siendo el fenómeno de la visión el punto de partida de una serie de
complejas operaciones que determinarán posteriormente la cualidad dc sus
representaciones. La percepción se confirma como un fenómeno selectivo y activo en la
medida de su capacidad de establecer asociaciones organizadas respecto de las
discontinuidades que aparecen en el campo visual. El dibujo como medio de análisis de
Ja forma necesita de Ja visión para establecer ésta indispensable conexión con lo
externo. La naturaleza de la imagen como síntesis formal se determina por una
particular forma de ver lo externo, obligando al que dibuja a seleccionar y sintetizar el
material perceptual por medio de operaciones complejas de abstracción encaminadas a
constituir la imagen.

La representación consiste en la ejecución del acto de representar, básicamente significa


la aplicación de una idea o de una imagen que sustituya a la realidad, y pueden ser vista
en innumerables aspectos cotidianos de la vida humana. Si nos direccionamos al ámbito
artístico y comercial, un ejemplo de representación a nivel artístico seria el arte
figurativo el cual es completamente lo contrario al abstracto, es decir, en este tipo de
arte si son identificables las partes que conforman a la pintura.

Bibliografía:

https://www.almendron.com/artehistoria/arte/pintura/las-claves-de-la-pintura/los-
soportes/

https://www.edu.xunta.es/espazoAbalar/sites/espazoAbalar/files/datos/1464946300/cont
ido/2_el_proceso_de_dibujo.html

http://plasticas.dgenp.unam.mx/inicio/introduccion/elementos_ap

https://es.slideshare.net/ClaudiaSofia10/percepcion-visual-en-la-arquitectura

http://percepcionimaginacion.blogspot.com/

http://conceptodefinicion.de/representacion/