Anda di halaman 1dari 15

El lápiz de grafito

GENERALIDADES

La palabra lápiz proviene del latín lapis, que significa piedra este nombre se le dio en
relación a la piedra de grafito. El lápiz de grafito es uno de los materiales más usado y
quizás el primero que todos tomamos en nuestros primeros intentos de plasmar algo
sobre una hoja de papel. Es un material muy versátil y sensible que permite ser usado
para tomar desde un simple apunte o boceto a un trabajo con mayor detalle. Pudiendo
aplicar distintos valores, intensidades, y texturas a la vez de tener la posibilidad ser de
corregido dado que es un material borrable. También se adapta a ser combinado con
otros materiales como carboncillos, lápices acuarelables y permanentes de colores,
acuarelas, acrílicos, tinta china, pasteles, temperas dando la oportunidad de crear un
dibujo con mayor riqueza expresiva.

QUE SE USABA ANTES DE SU INVENCION

Antes del grafito se dibujaba con tintas a pluma o pincel, carboncillos, cretas o pasteles,
con varillas metálicas de plata, cobre, plomo u oro. Sin embargo el uso más frecuente en
cuanto a las varillas fue las de plomo y plata, y su trazo era más semejante a una acción
de grabar que de dibujar. La llamada "Punta de plata" tradicional se realizaba con un
alambre de plata como los que se usan para la joyería que se insertaba en un mango de
madera y existían modelos con dos extremos de puntas diferentes. A su vez los extremos
de la punta de plata generalmente se redondeaban para no raspar la superficie a dibujar,
la cual debía ser ligeramente rugosa para que esta pudiera retener con más facilidad las
partículas de plata, las líneas que se obtenían eran muy delgadas y de un color gris claro,
sin embargo con el paso del tiempo se oscurecían hacia un tono marrón debido a la
formación del sulfuro de plata en contacto con el oxigeno. En la edad media la punta de
plata fue utilizada directamente sobre manuscritos de pergamino sin preparación, pero en
el siglo XIV se utilizó con más éxito sobre soportes de preparados, utilizando una
imprimatura a base de cola de conejo, gesso autentico y blanco de plomo y hoy en día se
utiliza una imprimatura a base de un gesso de base acrílica. Existen registros de varillas
de punta de plata hechas por los romanos y su uso ya estaba muy extendido durante la
edad media por los copistas medievales. En el año 1400 Cennino Cennini en su obra el
“libro del arte” da una descripción del uso de la punta de plata y de la punta de plomo así
como de las superficies donde trabajar con estos materiales .El desarrollo artístico de la
punta de plata es a partir del renacimiento y el gótico tardío, es decir cuando se
desarrollan los medios de impresión y se considera al dibujo una obra de arte por sí
mismo. Entre los artistas que utilizaron este medio están: Jan Van Eyck, Leonardo Da
Vinci, Hans Holbein, Albrecht Dürer, Hans Baldung, Rafael. Para el siglo XVI la punta de
plata es cada vez menos utilizada, debido a que los artistas van en busca de medios más
gestuales recurriendo a la tinta y al lápiz los cuales requieren menos esfuerzo. Algunos
artistas como Hendrik Goltzius y Rembrandt van Rijn mantienen la tradición de la punta de
plata hasta el siglo XVII, este último hizo varios dibujos a puntas de plata sobre papel
vitela preparado(,El papel vitela ,del francés antiguo Vélin es un tipo de pergamino, para
hacer las páginas de un libro o códice, caracterizado por su delgadez, su durabilidad y su
lisura. Estrictamente hablando, el papel vitela debería ser sólo hecho de piel de becerro,
pero el término comenzó a ser usado para designar un pergamino de calidad muy alta,
independientemente de qué animal venga la piel con la que fue hecho. En la actualidad
existe una imitación moderna del "papel vitela" hecha de algodón) el más conocido es el
retrato de su esposa Saskia, 1633. A finales del siglo XVIII la punta de plata ya era
obsoleta. En del siglo XIX fue redescubierta y se empleo principalmente fue para realizar
retratos y finalmente en el siglo XX algunos de los artistas de renombre que la utilizaron
fueron: Joseph Mede, Otto Dix y Franz Lenk.
SU HISTORIA

La primera tentativa de fabricar los palillos del grafito pulverizado se llevó a cabo en
Núremberg, Alemania, en 1662 y para ello se utilizó una mezcla de grafito, y sulfuro de
antimonio,(este último es un elemento químico que se halla con el azufre en la naturaleza,
de color negro, tiene la cualidad de ser extendido y limpiado con facilidad, las damas de la
corte egipcia lo usaban para delinear sus ojos, los babilonios para decorar sus cerámicas
y desempeño un papel importante entre los alquimistas) Pero fueron dos italianos los
primeros en idear la sujeción de madera para el lápiz y cuyo oficio era la carpintería.
Simonio y Lyndiana Bernacotti, frente a la necesidad de poder marcar sus piezas de
madera, idearon, una versión del lápiz actual que tenía una forma chata, y más compacta.
Para construirlo en un principio ahuecaron un palillo de madera de enebro (este árbol es
originario de Europa América y Asia es frágil pero muy resistente a la putrefacción por los
aceites esenciales que contiene). Poco después mejoraron esta fabricación usando dos
mitades de madera, en el surco realizado ubicaban el palillo del grafito y luego las dos
mitades eran pegadas de modo que la varilla de grafito quedaba en el interior de ambas
maderas; y es esencialmente el mismo método que sigue vigente hoy día. Sin embargo
existen diversas versiones acerca de su descubrimiento.
Una historia relata que en el año 1565 durante una gran tormenta en el pueblo ingles de
Borrowdale, en Cumberland Inglaterra, cercano a la frontera con Escocia, un roble fue
arrancado y descubrió una sustancia negra que era una mina de grafito, el hallazgo de
este mineral fue el que permitió su posterior invención. Los químicos de entonces
dedujeron que se trataba de alguna forma de plomo, y lo llamaron plumbago. Este
plumbago era en realidad grafito, un compuesto a base de carbono (exactamente la
misma composición química de los diamantes, pero con otra estructura molecular), es
decir, aquel compuesto negro que se denomino plumbago no tenía ni una sola molécula
de plomo. Pero las denominaciones en las distintas lenguas están unidas a esta confusa
apreciación, de modo tal que plomo en inglés es lead, y hoy en día, se denomina lead al
grafito que hay dentro de los lápices, otro caso es el de Alemania, en donde lápiz es
Bleistift, que significa literalmente palo de plomo. Volviendo a la historia los habitantes del
lugar descubrieron que era muy útil para marcar ovejas, y en consecuencia este fue su
primer uso. En este depósito en particular el grafito obtenido era extremadamente puro y
sólido, eso permitía hacer fácilmente de él palillos. Otros habitantes del lugar se optaron
por llevarse trozos de grafito que cortaban en forma de pequeñas varitas, vendiéndola en
Londres bajo el ingenioso nombre de “Piedras de Marcar”. Pero tenían dos inconvenientes
eran muy frágiles y manchaban. Por lo tanto se hizo necesario un tipo de casco o cubierta
para su manipulación, surgió en alguien la idea de envolver los palillos de grafito con
cordeles de cuero de oveja, y de este modo a medida que se usaba se iba quitando el
cordel. El grafito se introduce entonces en Europa principalmente en Francia, durante el
reinado de Luis XIII, pero estaba lejos de ser popular. Aunque luego se hallaron otros
depósitos de grafito, estos no poseían la misma pureza y calidad, que el descubierto en
Inglaterra razón por el cual debían ser sometidos a procesos de depuración para eliminar
impurezas y así dejar sólo el polvo de grafito.
Pronto fueron hallando otras utilidades y pasó a ser un mineral de enorme valor,
principalmente porque podía ser utilizado para alinear los moldes que se usaban para la
fabricación de las bolas de cañón. Inglaterra continuó disfrutando del monopolio de este
mineral y su uso en el armamento hizo que se controlara y reglamentara su extracción,
con la aplicación de la pena de muerte por su hurto. En 1792 se rompen relaciones entre
Francia e Inglaterra y con ello la importación del grafito. La escasez del mismo llevo a que
se realizaran intentos por reproducirlo pero no tuvieron éxito. Mezclaban algo de grafito
con colas o gomas que se endurecían al fraguar, y el resultado era un producto de baja
calidad. Hasta que en pleno periodo de guerra por orden directa de Napoleón Bonaparte
se llama al ingeniero Jacques-Nicolás Conté y se le pide fabrique algo similar a las barras
de grafito que sirviera para diseñar las acciones bélicas en papel. Probo de mezclar el
poco grafito que le quedaba con arcilla húmeda, y noto que endurecían las barras y uso
distintas proporciones, así surgieron varillas de grafito y arcilla rodeadas por una madera
de cedro .En el año 1795 se producían por primera vez lápices hechos de grafito, proceso
que partía de la molienda del mismo con ciertos tipos de arcilla, presándolo en barras y
horneándolas en recipientes de cerámica. Luego con rapidez se disperso este proceso
por el mundo.
Que paso en Inglaterra una industria artesanal del lápiz pronto se desarrolló, culminando
en la fabricación del primer lápiz del Reino Unido en el año 1832. La fábrica cercana a
donde se hallo el mineral ha tenido varios propietarios en su trayectoria desde entonces,
fue en 1916 Cumberland Pencil Company , en 1930 Lakeland hijos y luego seguida en
1938 por la marca de lápices denominada Derwent para bellas artes ( dicho sea de paso
Derwent significa Robledal en Celta). Hoy subsiste la marca Derwent con una amplia
gama de productos representantes de esta historia Los lápices cuadrados tan
característicos ingleses continúan haciéndose con palillos cortados de grafito natural
como desde 1860. En la ciudad de Keswick, cercana a la zona del hallazgo original del
bloque de grafito, se halla el Museo del lápiz.
Otras documentaciones indican que el verdadero inventor fue el hijo de un carpintero de
Aspern an der Zaya, procedente de la Baja Austria.
El austríaco Josef Hardtmuth, este hombre aprendió en Viena el oficio de albañil, llegó a
ser arquitecto de los Príncipes de Liechtenstein y fundó posteriormente una fábrica de
tejas y una manufactura de loza. Descontento con la baja calidad de los utensilios de los
que entonces se disponía para escribir, tuvo la ocurrencia de mezclar la arcilla con polvo
de grafito, formar unas minas y cocerlas, para sumergirlas después en un baño de cera
para que el grafito dejara rastro sobre el papel. Añadiendo las cantidades adecuadas de
arcilla a la mezcla, pudo determinar el grado de dureza del lápiz, y en 1792 fundó su
propia empresa en Viena, cuya producción sigue existiendo hoy en día. Por lo tanto la
tradición comenzó en 1890 cuando la L&C Hardtmuth Company de Austria-Hungría
introdujo su marca de fábrica Koh-I-Noor, Fue pensado para ser el mejor lápiz y más
costoso del mundo, decidieron entonces marcar una distinción, la mayoría de los lápices
eran pintados en colores oscuros o no eran pintados en absoluto, los de Koh-I-Noor
fueron de color amarillo. Fue tan importante que otras compañías copiaron el color
amarillo de modo que sus lápices fueran asociados a esta marca de fábrica de alta
calidad. En 1848, los hijos, Karl y Ludwig de José asumieron el control el negocio de la
familia, y la producción se retomo, ahora pertenece a República Checa. Los productos
fueron exhibidos en muchas exposiciones del mundo, como la de Nueva York, entre los
años 1855 y 1856, la de 1862 en Londres, 1882 en Viena , 1900 y 1925 en París, y 1905
en Milan. En el 1889 en París, esta marca exhibió sus lápices como los “Koh-I-Noor de
Hardtmuth”. Este producto nuevo pronto se convirtió en un éxito y fijó el estándar por el
cual el resto de los lápices fueron hechos y clasificados. Cada mina de grafito fue
encajonado en un amarillo cedro- barril de madera. La inspiración para el nombre era por
el famoso Koh-I-Noor (cuyo significado es “montaña de la luz”) en alusión al diamante
más grande del mundo hallado en África por esta época.
Otra versión explica que el lápiz, conocido en todo el mundo, es originario de Nuremberg.
Los "Bleystefftmachter" son conocidos en Nuremberg desde 1659. El fabricante Lothar
von Faber de Stein, cerca de Nuremberg, fue el primero en Alemania en utilizar modernas
técnicas de fabricación y de esta forma convirtió el lápiz en un bien común. Hasta la
fecha, las empresas de Nuremberg tales como Faber-Castell, Staedtler y Lyra son líderes
absolutos en la producción de lápices. En 1760, el químico Kaspar von Faber, artesano de
Baviera, Alemania, mezcló grafito con polvo de azufre, antimonio y resinas, hasta que dio
con una masa espesa y viscosa que, convertida en varita, se conservaba más firme que el
grafito puro. La empresa fue fundada en 1761 por el ebanista Kaspar von Faber que
montó un negocio en Stein cerca de Núremberg y de este modo colocó la piedra
fundamental del actual grupo Faber-Castell. Pero el paso decisivo no fue dado hasta
1839. La industria alemana del lápiz floreció con Lothar Faber, a quien posteriormente se
le concedió un título de nobleza y fue nombrado consejero de la corte real. Lothar Faber
fue el responsable de la existencia y la reputación mundial del lápiz en su forma y calidad
actuales. Lothar no solamente inventó el lápiz hexagonal sino también estableció las
normas respecto de la longitud, grosor y graduación del lápiz. Fue también el primer
fabricante que marcó sus productos con el nombre de la compañía. Los lápices “A.W.
Faber” (en referencia al hijo de Kaspar Faber, Anton Wilhelm Faber) se convirtieron no
sólo en los primeros elementos de escritura de marca, sino que se contaron entre los
primeros artículos de marca del mundo. En una primera etapa, las ideas de Lothar
traspasaron las fronteras de Alemania, ya que en 1849 su empresa adquirió dimensiones
internacionales. Primero abrió una sucursal en Nueva York para proveer de lápices al
mercado estadounidense que estaba en auge. Posteriormente se establecieron
subsidiarias en Londres, París, Viena y San Petersburgo. Ottilie, su nieta y heredera,
contrajo matrimonio con el Conde Alexander zu Castell- Rüdenhausen, un descendiente
de una de las familias aristocráticas más antiguas de Alemania. El linaje Castell se
remonta hasta los condes de Franconia, quienes figuraban en un documento de 1057. El
nombre es aún muy reconocido: los Castell son propietarios de la institución bancaria
privada más antigua de Baviera y poseen uno de los viñedos alemanes de más
antigüedad. Alexander y Ottilie contrajeron matrimonio en 1898. En su testamento, el
abuelo de Ottilie había estipulado que la compañía debería conservar el nombre Faber
para siempre. Y entonces, con el consentimiento real, surgió el apellido Faber-Castell, que
también se aplicó a la empresa y a la marca.
Por otro lado el nombre de Staedtler está estrechamente ligada a la historia del lápiz, con
sus raíces en Núremberg. Muchos años antes de que J. S. Staedtler fundara su fábrica de
lápices en el casco antiguo de Núremberg, en el año 1835 la familia Staedtler ya se
encargaba de la producción del lápiz. Y en efecto, todo se remonta al año 1662, cuando
por primera vez se hace mención de F. Staedtler en los libros de registro de la ciudad,
como artesano de lápices. Bajo la tutela de. Johann Sebastián Staedtler, la empresa
artesanal se convirtió en una empresa industrial. El 3 de octubre de 1835, el Concejo
Municipal autorizó a J. S. Staedtler como fabricante autónomo de lápices de grafito, de
tiza y carmín. Hacia el año 1840, J. S. Staedtler ya fabricaba 63 tipos de lápices. En 1866,
la plantilla ascendía a 54 trabajadores que fabricaban 2.160.000 lápices. En 1880, L.
Kreutzer asumió la dirección de la empresa y trasladó la empresa al barrio de Johannis,
en Núremberg.
En 1905, el Dr. Rudolf Kreutzer entró a formar parte de la empresa. Sus viajes a Asia y
América del Norte fueron esenciales para la expansión internacional. Bajo su mandato se
estableció una gama de productos claramente definida y caracterizada por la calidad. Dr.
Rudolf Kreutzer ejerció como director hasta finales del año 1967. Otra empresa que formo
parte de esta larga historia fue Lyra fundada por Johann Froescheis en Núremberg en
1806, y se considera una de las Marcas de lápices más antiguas del mundo. Desde sus
comienzos tuvo un éxito que se afirmó con el paso a la producción en masa en1848 y con
el traslado a Grobweidenmühle en 1878. La Segunda Guerra Mundial provocó la
destrucción del 85% de la empresa, a causa de los bombardeos. Sin embargo, gracias a
la dedicación de sus operarios, la reconstrucción llevó sólo dos años. Tras un difícil
período posguerra, Lyra reanudó su crecimiento con la fabricación de productos siempre
de altísima calidad, aplicando métodos eficientes y manteniendo un gran respeto por el
medio ambiente. En los años 90, la expansión llegó a Singapur, Indonesia, Suecia y
Estados Unidos.
Cruzando el océano los colonos estadounidenses importaron los lápices de Europa hasta
después de la revolución americana. Benjamin Franklin hizo publicidad de los lápices para
la venta en su gaceta de Pennsylvania en 1729, y George Washington utilizó un lápiz de
tres pulgadas cuando exploró el territorio de Ohio en 1762
Se dice que William Monroe en 1812 en Concord (Massachusetts, EE.UU.) fabricó una
máquina que producía tablillas semicilíndricas de madera de 16 a 18 centímetros de
longitud. A lo largo de las mismas el aparato marcaba estrías en el centro del delgado
semicilindro. Monroe unía con cola las dos partes de madera, pegándolas en torno al
grafito. Sin embargo esta no era la única fábrica de lápices en Concord. El filósofo
transcendentalista Henry David Thoreau descubrió cómo hacer un buen lápiz de grafito
usando la arcilla como cubierta; esta invención fue incitada por la fábrica de lápices de su
padre en Concord, que empleó el grafito encontrado en New Hampshire en 1821 por
Charles Dunbar. Por otro lado el método de fabricación de lápices de Monroe era
cuidadosamente lento, y en la ciudad vecina de Acton, el dueño de un molino de lápices
llamado Ebenezer Wood estableció el método precisado para automatizar este proceso
en su propio molino situado en el arroyo de Nashoba. Él utilizó la primera sierra circular en
la producción del lápiz. Construyó las primeras cajas de lápices hexagonales y
octogonales que tenemos hoy. Ebenezer no patentó su invención y compartió sus
técnicas con quien le preguntara. No falto entonces la aparición de un visionario como
John Eberhard de Nueva York, que se convirtió en el líder de la producción del lápiz.
Joseph Dixon, inventor y empresario implicado en el grafito de Tantiusques mina en
Sturbridge, Massachusetts, desarrolló medios para producir lápices masivamente. Antes
de 1870, la Joseph Dixon Crucible Company era ya el distribuidor autorizado y
consumidor de grafito más grande del mundo, que más adelante se convertiría en Dixon
Ticonderoga.
Por último debemos mencionar a los Lapices Caran d`Ache, El nombre Caran d`Ache, fue
el seudónimo utilizado por Emmanuel Poiré, caricaturista francés del siglo
XIX. “Caran d’Ache” proviene de la palabra rusa karandash, que significa lápiz (del turco
kara tas, “piedra negra”). Sus primeros trabajos glorificaban la Era Napoleónica,
posteriormente creó “historias sin palabras” y trabajó en periódicos como Lundi du Figaro.
Fue muchas veces considerado como el precursor de las tiras cómicas. Poiré nació el 6
de noviembre de 1858 en Moscú – fue nieto de un oficial de la Grande Armée de
Napoleón Bonaparte, quien tras ser herido en la Batalla de Borodino, debió permanecer
en Rusia. Tras la muerte de su abuelo, fue adoptado por una familia polaca cuya hija
contrajo matrimonio posteriormente con él .En 1877, Caran d’Ache se trasladó a Francia,
donde obtuvo la nacionalidad de aquel país y formó parte del ejército durante cinco años.
Posteriormente estuvo a cargo de diseñar uniformes al ministro de guerra y trabajó
además en el periódico La Vie militaire, donde realizó varias caricaturas e ilustraciones.
Falleció en París el 26 de febrero de 1909 a la edad de 50 años.
A modo de homenaje a la figura de Caran d’Ache se pone su nombre artístico a la casa
fundada en 1924 en Ginebra, la firma Caran d´Ache conserva el prestigio propio de la
única manufactura suiza de lapiceros y de exclusivos instrumentos de escritura. Cerca de
Ginebra, en Thônex, nace la fábrica de Caran d´Ache. La misma produce una gama de
instrumentos de escritura como lápices, plumas, bolígrafos, portaminas y accesorios, que
lucen con orgullo el sello Caran d'Ache tiene un vínculo especial con el mundo del diseño,
la pintura y la escritura: su nombre es una referencia a la herramienta más importante en
el dibujo. Desde sus inicios en 1915 y la inauguración oficial de la compañía en 1924 por
Arnold Schweitzer, Caran desarrollo Ache's que han reflejado su pasión por los materiales
más bellos.
Como conclusión podemos decir que los objetos de uso, el hombre los ha creado en
función de sus necesidades, en el caso del Lápiz de grafito primero se descubrió el
mineral y luego se halló su aplicación. En cuanto a su creación podemos decir que fue un
aporte logrado por varios países casi al mismo tiempo, es decir, los ingleses descubren el
grafito, los italianos aportan la idea de la madera para sostener la barra de grafito, los
franceses y alemanes la manera de endurecer el grafito con arcilla, los americanos el
modelo productivo y los alemanes montando grandes empresas que perduraron a través
del tiempo optimizando y modernizando su producción.

COMPOSICIÓN DEL LAPIZ DE GRAFITO


Los dos elementos base de un lápiz grafito son: El grafito y La arcilla

El grafito
Hoy sabemos, que el grafito no es más que átomos de carbono asociados en una especie
de mallas hexagonales mediante enlaces covalentes. Por ello aunque su apariencia
confundió a los químicos del pasado no tiene nada que ver con el plomo. Estas mallas no
están unidas unas a otras del mismo modo, sino sólo mediante débiles enlaces, de modo
que si se frota grafito con algo, las finas mallas hexagonales se “pelan” y se deslizan unas
sobre otras, quedando pegadas al material sobre el que se frotan. Por eso el grafito pinta.
Su color es negro grisáceo, graso al tacto y no es combustible. El grafito fue usado desde
la Antigüedad como pigmento negro escasamente en la pintura, su principal empleo fue
como material para escribir y dibujar.
La arcilla
Es una roca detrítica muy fina, parcialmente deshidratada, constituida por un agregado de
silicatos de aluminio hidratados, que pueden ir acompañados de otros minerales. Su color
se debe a las inclusiones que presenta. Manifiesta propiedades plásticas cuando el
contenido de agua oscila entre determinados límites. Por calcinación pierde esta
propiedad y se contrae quedando permanentemente endurecida. Se ha utilizado desde la
más remota Antigüedad como material de construcción (en la fabricación de ladrillos,
adobes y tapias), como materia básica para varios tipos de pastas cerámicas, como
material de moldeado en esculturas, así como soporte de la escritura (tablillas de arcilla).

Fabricación del lápiz de grafito

Para fabricar los lápices es necesario mezclar grafito, arcilla y agua (el porcentaje de
grafito y arcilla se determinará según la dureza que se desee dar al lápiz) hasta crearse
una masa consistente y uniforme. Esta masa será introducida en un horno que le retirará
la mayor parte del agua. El resultado, de esta horneada es una piedra con ambos
componentes que va a ser triturada y reducida en pequeños granos que posteriormente
serán introducidos en rollos compresores para eliminar impurezas existentes en la arcilla.
Después de este proceso el producto resultante será compactado formando un cartucho
macizo de grafito que será colocado en una maquina de donde saldrán los “hilos” de
mina. Estos “hilos” son cortados a la medida del lápiz, y entrarán en una máquina de
secar que les retirará el agua que aún contenga y se van a cocer en un horno a la
temperatura 1.020ºC. Para que las minas queden resistentes, blandas, aptas para escribir
y borrar, serán impregnadas de grasa por ósmosis. "Si la mina es alma del lápiz la madera
es su cuerpo…" Se usan tablas de cedro a las que se le abrirán varias ranuras, y allí van
a ser colocadas las minas . Posteriormente es sobrepuesta otra tabla también con
ranuras, dejando encerradas las minas en su interior. Luego pasan a una prensa donde
quedarán a secándose durante 24 horas. Al término de este periodo, se da finalmente
origen a los diferentes formatos de lápices a través de un proceso de separación. Luego
de esta operación los lápices aún en bruto necesitan tomar su propia “personalidad”, y
pasaran a la sección del barniz que les dará el acabado final. Primero van a ser
barnizados varias veces cada unidad hasta queden con un color totalmente uniforme.
Después son eliminados los excesos de barniz y aplicados todos los tipos de acabados
(impresión, colocación de las gomas, cabezas pintadas, etc). A partir de aquí los lápices
están listos para que ser envasados.

Acerca de las durezas


Como ya he dicho anteriormente la proporción de arcilla con respecto al grafito determina
su dureza del lápiz. Por lo tanto se establecen dos grupos:
Los lápices duros: son de mina seca, más fuertes, grisáceos y estrechos.
Los lápices blandos son de mina más aceitosa, oscura, frágil y gruesa
Ahora bien para poder diferenciarlos se determino una numeración que llevan impresa en
su madera A los lápices duros se los identifica con la letra H, que deviene de la palabra en
ingles hard que significa duro y acompañando esta letra un número que determinara que
cuanto más alto sea el número más dura es su mina, ósea mas proporción de arcilla
contiene la mezcla. Así tenemos los lápices H, 2H, 3H,4H,etc A los lápices blandos se los
identifica con la letra B que también deviene de una palabra inglesa bold en este caso el
término, se relaciona no con la palabra en sí sino con su significación, que se refiere a
algo marcado o acentuado como es el resultado que brindaran estos lápices en relación a
su intensidad más oscura. Así tendremos que cuanto más alto sean las B más grafito y
oscuridad tendrá el lápiz, ej :2B, 3B,4B,ect. Cabe aclarar que este sistema europeo rige
en casi todo el mundo. Existe el lápiz cuya letra es la F, que se refiere a la fineza del
trazo, el HB es el lápiz estándar para la escritura dado que su trazo estaría en un justo
término medio, entre los H y los B. Este sistema se implemento a principios del siglo XX,
por un ingles llamado Brookman. La escala que existe en la actualidad es la siguiente:
9H-8H-7H -6H-5H-4H-3H-2H -H-F-HB-B- 2B-3B-4B-5B-6B- 7B-8B-9B
DURO MEDIO BLANDO
Las distintas empresas fabricantes de lápices producen distintas escalas de
graduaciones, por lo tanto, Koh-I-noor ofrece veinte graduaciones que van del 10H al 8B
en la serie 1500, los Derwent, elaboran también veinte graduaciones que van del 9H al
9B, los Staedtler diecinueve que van del 9H al 8B en su línea de lápices Mars Lumograph,
los Faber-Castell con diesiseies del 6H al 8B en su línea 9000.
Los usuarios interesados en esta tan amplia gama de graduaciones son los artistas, los
ingenieros van a preferir lápices duros que le permite un mayor control en sus trazos. Hay
empresas como Derwent que acercan set de lápices en donde se seleccionan las distintas
graduaciones según sea el uso profesional, por ejemplo el set Técnico tiene lápices del
9H al B, el set para Bosquejos del H al 9B,y el set de Diseño del 4H al 6B.
Los Estados Unidos tienen un sistema de numeración diferente la aproximación con el
europeo sería la siguiente:
U.S.A EUROPEO
#1 = B
#2 = HB
#2 1\2 = F
#3=H
#4 = 2H
Forma de los lápices
Los lápices en la actualidad varían en sus formas
* Triangular
* Hexagonal
* Redondeada
*Flexible (plástico maleable)

CLASES DE LAPICES

En otra entrega ampliaré algunos de estos tipos de lápices, pero ahora daré una breve
enumeración de ellos, así tenemos entonces:
Barras de grafito: que son ideales para cubrir extensas aéreas, las de Faber-Castell
tienen un diámetro es de 12mm y sus graduaciones son cuatro: 2B,4B,6B,9B
Lapices de puro grafito: (sin la madera) envueltos en un plástico protector que permite
un trabajo limpio con el mismo largo de un lápiz común, Faber-Castell tiene cuatro: HB,
3B, 6B, 9B
Lápices de grafito: del que hemos hablado hasta ahora
Lápices de carbón de leña: Se hacen del carbón de leña y se lo introduce en un cilindro
de madera, estos proporcionan negros más plenos que los lápices del grafito, pero
tienden a manchar fácilmente y son más abrasivos que el grafito. Dentro de línea de
Faber-Castell tiene lápices en la línea Pitt Monochorome carbón graso: en duro, medio y
blando y carbón tiza en blando medio y duro
Lápices de tiza: tienen la misma composición que los pasteles a la tiza, es decir,
pigmento más aglutinante pero insertos en una barra de madera igual al lápiz, de modo tal
que permite destacar detalles, los tonos son el blanco, la sanguina que es fabricado con
oxido de hierro, el bistre que es un marrón oscuro ( hecho de hollín más madera de haya),
y el sepia. En este plano Faber- Castell elabora estos tonos en la línea Pitt Pastel, y
además de los tonos mencionados mas algunos intermedios.
Lápices de grasa: También conocidos como marcadores de China. Escriben virtualmente
en cualquier superficie (incluyendo vidrio, plástico, metal y fotografías). Los lápices de
grasa más comúnmente están envueltos en papel (Berol y Sanford adhesivos), pero
pueden también estar envueltos en madera ( como el Staedtler Omnichrom). Dentro de
los lápices de grasa en la línea Faber-Castell tenemos los denominados Pitt Base Grasa,
que producen un trazo suave resistente al agua y sus tonos son: Sanguina Oscuro Medio,
Negro Extra Suave,Negro Suave, Negro Medio, Negro Duro, Negro Extra Duro
Lapices de colores: se componen de una mezcla de arcilla, y pigmento aglutinado con
cola en una amplia gama de colores
Lápices de Acuarelables: Éstos se diseñan para el uso con técnicas de acuarela. Los
lápices se pueden utilizar solos para las líneas agudas y en negrilla. Los trazos hechos
por el lápiz se pueden también saturar con agua y extender con pinceles.
Lápices de carpintería: Estos lápices tienen dos características principales: su forma los
previene del balanceo, y su mina es fuerte. El lápiz más viejo que subsiste es un lápiz de
carpintería alemán; que data a del siglo XVII y ahora está en la colección de Faber-
Castell.
Lápices de copiado: Estos son lápices de grafito con un tinte agregado que crea una
marca indeleble. Fueron inventados a fines del siglo XIX para la imprenta de la prensa y
como un substituto práctico para las plumas. Sus marcas son a menudo visualmente
indistinguibles de las de los lápices estándar del grafito, pero cuando están humedecidas
sus marcas se disuelven a una tinta coloreada, que luego se imprime a otra pieza de
papel. Se utilizó hasta comienzos del siglo XX, en que el bolígrafo los substituyó
lentamente.
Lápices borrables del color: Contrario a los lápices de color a base de cera éstos
pueden ser borrados fácilmente. Se usa principalmente en bosquejos, donde el objetivo
es crear un esquema usando el mismo color que otros medios (tales como lápices de
cera, o pinturas de acuarela) llenarían, o cuando el objetivo es explorar el bosquejo del
color. Algunos animadores prefieren lápices borrables de color a los lápices del grafito
porque estos no manchan fácilmente, y los diversos colores permiten una mejor
separación de objetos en el bosquejo. Copio-editores los encuentran útiles también, pues
sus marcas se destacan más que el grafito pero pueden ser borradas.
Lápices no reproducibles: O los Non-photo lápices azules hacen marcas que no son
reproducidas por las fotocopiadoras (Sanford's Copy-not o Staedtler' Mars Non-photo) o
por las copiadoras whiteprint (Staedtler' s Mars Non-Print).
Lápiz de estenógrafo: Se espera que estos lápices sean muy confiables, y su mina es a
prueba de roturas. Los lápices del estenógrafo se afilan a veces en ambos extremos
Lápiz de golf: Los lápices de golf son generalmente cortos (una longitud común es los
9cm) y muy baratos. También se conocen como lápices de biblioteca, ya que muchas
bibliotecas los ofrecen como instrumentos de escritura desechables.
Lápices mecánicos o Portaminas: están compuestos con un mecanismo para empujar
las minas de grafito que llevan en su interior, son recargables, y con variedad de durezas.
*Es importante señalarles que la Librería Thesis cuenta con la casi la totalidad de estos
productos, así como con una amplia variedad de todas las marcas lideres mencionadas
que ingresaron al país.

ALGO SOBRE LA HISTORIA DEL DIBUJO y EL LAPIZ DE GRAFITO

La historia del dibujo están antigua como el hombre mismo. Se han descubierto pinturas
en cuevas que datan del año 10.000 a C, se puede decir entonces que el hombre
siempre se intereso por la realización de las imágenes. Sin embargo fue durante el
Renacimiento que los artistas desarrollaron con mayor profundidad su habilidad para el
dibujo, técnica que se convirtió en la base de todas las demás disciplinas artísticas. Los
grandes pintores del renacimiento fueron excelentes dibujantes. Los apuntes, bocetos y
estudios que conocemos de Boticelli, Durero, Miguel Angel Buonarroti, Leonardo da Vinci
o Rafael De Sanzio, se destacaron por su majestuosa obra pictórica revelando gran
maestría en esta disciplina. De este selecto grupo él que más sobresale como dibujante
es Leonardo da Vinci, ya que a través del dibujo realiza sus famosos estudios anatómicos.
Su dibujo está pleno de rasgos finos pero firmes, destacando las expresiones humanas.
Sin embargo, el dibujo como técnica independiente, con valor por sí misma, no fue
considerado en la época, quedando reducido sólo a un medio auxiliar de la pintura, para
tomar apuntes rápidos del natural o hacer estudios de composición, perspectiva,
movimiento, anatomía y otros aspectos del cuadro que iba a pintarse. Los materiales que
se solían usar en esta época eran el carboncillo, la sanguina, y la tinta sobre papel.
Caminando un poco mas adelante en la historia , durante el Barroco otro importante
artista que se destaco en el dibujo fue Rembrandt, no solo porque hacia una innumerable
cantidad sino porque lo desarrollaba como una forma de arte propia a diferencia de otros
grandes artistas contemporáneos de su época que dejaron una escasa cantidad de
dibujos. Recién en el siglo XIX se produce el uso del lápiz de grafito como un material de
dibujo aportando una técnica que proporcionara importancia esta mencionada disciplina
del arte. El gran auge de este material se expande en Inglaterra con Turner (1775-1851) y
Constable (17981837) En Francia con Delacroix (1798-1863) e Ingres (1780-1867).
Constable se le ocurrió usar el lápiz para crear con gran sutileza y expresividad muchas
de las pequeñas imágenes del Suffolk rural que aparecen en su cuaderno de apuntes.
Turner desarrollo en su juventud una capacidad asombrosa para dibujar catedrales y
edificios con los lápices de grafito. En cuanto a Ingres desarrollo afición de realizar
retratos con este medio donde lograba un realismo increíble. Delacroix que era de un
espíritu más romántico, realizo a la manera tradicional estudios para grandes cuadros
históricos así como todo aquello que le llamaba la atención. A partir de aquí el lápiz de
grafito jamás ha sido abandonado. En esta breve reseña mi intención es situar en qué
momento aparece el uso del lápiz de grafito como material de dibujo y valorado como un
arte más. En la historia del arte hay muchos protagonistas, y excelentes artistas, todos
han sido grandes dibujantes, porque el dibujo fue la base de la formación para muchas
generaciones que sustento las demás artes. En la actualidad la formación del arte y sus
conceptos han cambiado sin embargo yo creo que toda formación lejos de limitarnos nos
libera y nos abre paso a más creación.

Mi nombre es Estela Alicia Mancini


Soy Profesora Nacional de Pintura egresada de la Escuela de Bellas Artes Prilidiano
Pueyrredón.
Egresada de la Escuela Superior Ernesto de la Cárcova y he cursado la Licenciatura en Artes
Visuales
en el I.U.N.A.
BIBLIOGRAFIA CONSULTADA
LIBROS
-“Guía Completa de Ilustración y Diseño:Técnicas y Materiales” de Terence Dalley, Editorial Hermann Blume Edicciones,1992,
España.
-“Manual para el Artista” Medios y Técnicas, de Margaret Krug,Editorial Art Blume L.S, 2008, Barcelona-España.
-“Manual Completo del Artista” Materiales y Técnicas de Pintura y Dibujo, de Angela Gair, Editorial La Isla, 1997, Barcelona-
España.
-“Enciclopedia de Materiales y Técnicas de Arte” de Ian Sidway, Editorial La Isla S.R.L,2002, Mexico.
-“Introducción al Dibujo” de James Horton,Editorial Blume de Royal Academy of Arts, 1995, Barcelona-España.
-“Diccionario Akal del color”, de Juan Carlos Sanz y Rosa Gallego, Edicciones Akal , 2001, Madrid-España.
-“Lecciones de Química Industrial Inorgánica” de Ramón Manjarres y Bofarull, Editada por La Imprenta de Agricultura
Española,1860, Sevilla-España.
-“Dibujar y pintar el Retrato” , de John Devane, Editorial Hermannn Tursen Blume, 1996, Madrid-España.
-“Materiales Procedimientos y Técnicas Pictóricas” de Antoni Pedrola Font, Editorial Ariel S.A. ,2004, Barcelona-España.
-“El Dibujo: Técnica y Utilidad” Una Introducción a la Percepción del Dibujo, de Susan Lambert, Editorial Tursen Hermann Blume,
1996, Madrid-España.
PAGINAS DE LA WEB
-www.en.wikipedia.org/wiki/Pencil
-www.pencils.com/unleaded-pencil
-www.pencils.com/pencil-history
-www.officemuseum.com/pencil_history.htm
-www.utc.fr/~tthomass/Themes/Unites/unites/infos/crayon/crayon.pdf
-www.site-du-jour.com/dossiers/crayon.html
-www.newcomen.com/excerpts/pencils.htm
-www.visual-arts-cork.com/drawing/pencil-drawings.htm
-www.induspencil.com/history1.html
-www.faber-castell.de/18784/Products/Colour.../Pencils.../default_news.aspx
-www.staedtler.co.nz/graphite_pencils_nz.Staedtler
-www.fr.wikipedia.org/wiki/Mine_de_plomb
-www.ansearch.co.nz/search?search=graphite+pencil+company&cc
-www.madehow.com/Volume-1/Pencil.html
-www.koh-i-noor.cz/en/spolecnost/historie
-www.pencilmuseum.co.uk
-www.dibujosparapintar.com/curso_de_dibujo2i.htm
-www.es.wikipedia.org/wiki/Lápiz –
-www.ceipantigua.org/ei_lapiz2.htm
-www.filahispania.es/.../lápices-de-grafito-lyra-rembrandt-art-design.aspx
-www.worldlingo.com/ma/enwiki/es/Pencil
-www.ecured.cu/index.php/Lápiz
-www.sepiensa.org.mx/contenidos/2005/...lapiz/lapiz1.htm
-www.eltamiz.com/2007/06/22/el-lapiz/
EL PASTEL Y LAS TÉCNICAS SECAS
DEFINICIÓN.

La pintura de pastel está compuesta de pigmento puro, yeso y cola. Su nombre deriva de
la palabra pasta, la masa que se forma al mezclar los pigmentos en polvo con la goma que
los aglutina. Esta mezcla se modela en forma de barra, y se deja secar para su
compactación. De este modo, el pastel pertenece a la familia de los procedimientos con
técnicas secas que son aquellas donde el pigmento se aplica en seco sobre el soporte,
con la particularidad de no depender en su fijado, ni de la utilización de aglutinantes, ni de
la disolución previa en un medio líquido. La composición del pastel le hace diferente de
otros tipos de pinturas como los temples, el óleo o la acuarela. En cuanto al soporte es
frecuente utilizar papel de buena calidad y con un de buen gramaje, generalmente de color
neutro no blanco y de ligera rugosidad, aunque la técnica es lo suficientemente versátil
para que se pueda usar sobre otras superficies. Es una técnica cómoda, generalmente
rápida y que permite realizar correcciones con gran facilidad, razón por la cual es escogida
por muchos artistas.

BREVE RECORRIDO HISTÓRICO.

El desarrollo de la pintura al pastel a lo largo de la Historia del Arte va ligado a la conquista


del dibujo como técnica independiente y no sólo como complemento de la pintura con
pincel. El pastel empieza a utilizarse como un medio seco y rápido de aplicar donde el
color se agrega al dibujo para potenciar los volúmenes y acercarse un poco más a las
cualidades de la pintura, principalmente en géneros como el retrato y la figura humana. En
el sentido contemporáneo del término, la pintura al pastel tiene poco más de doscientos
años. En cualquier caso, en el Renacimiento encontramos claros antecedentes en esos
dibujos de carboncillo realzados con toques de yeso, Creta, clarión o sanguina. En el S.
XVI Hans Holbein el joven (1497-1543) comenzó a utilizar el pastel con cierta regularidad
siendo un pionero en Alemania. Otros artistas como Jean François Clouet (1510-1572) en
Francia, o Guido Reni (1575- 1642) en Italia, anticiparon la técnica del pastel en sus
dibujos reforzados con color, En el siglo XVIII en pleno Rococó ya es una de las técnicas
más utilizadas, muy en especial entre pintores de la corte francesa, dejando de formar
parte del dibujo para convertirse en un medio pictórico con personalidad propia. La
particularidad de sus colores francos y su capacidad para reproducir fielmente los tejidos,
las texturas y las luces lo hicieron inseparable del arte del retrato. Era el medio de moda
para pintar retratos, y se solía usar en una técnica mixta con gouache.

CARACTERÍSTICAS ESTÉTICAS Y PLÁSTICAS DEL PASTEL.

El pastel es un procedimiento a medio camino entre el dibujo y la pintura, que ha resultado


atractivo a infinidad de artistas. Esto es debido fundamentalmente a la luminosidad e
intensidad del color, dado que existe una gran proporción de pigmento en relación al
aglutinante, que se encuentra en una proporción mínima y no es más que un compactador
para dar una forma sólida y manejable al pigmento en polvo. Esta circunstancia hace que
el color de las barras sea similar al color en crudo del pigmento en polvo. Del mismo modo,
el pastel ofrece otras ventajas como la sencillez de su manejo, puesto que no requiere
paleta, pinceles, ni sustancias diluyentes. El hecho de que el pastel sea una técnica seca
proporciona al pintor la ventaja de la rapidez, ya que no se ve obligado aesperar a que la
pintura se seque para aplicar nuevas capas encima. Esta pintura, además, encierra una
interesante versatilidad que permite pintar con finas líneas superpuestas, obteniendo
colores por mezcla de vibración óptica y también trabajar con empaste y colores
saturados.
Soportes.
El soporte "normal" para la pintura al pastel es un buen papel de color uniforme, y algo
granulado tipo Canson o Ingres. Y si hemos entrecomillado el calificativo "normal" es
porque son posibles otros soportes, como lo fueron ciertas telas de seda y terciopelo
usados antiguamente, tejidos en los que el pastel se incrustaba con facilidad. Hoy día
disponemos de excelentes papeles de color con una amplia gama de matices y variedad
de texturas para poder escoger aquel que más convenga a nuestra futura obra; la cual
podremos iniciar a partir de la entonación de fondo dada por el papel y que será una u otra
según lo que el tema aconseje. Cuando se trabaje de una marina, por ejemplo, lo mejor
será utilizar un papel de tonalidad fría: un gris azulado, pongamos por caso. Si el tema
fuese un retrato, lo más lógico sería decantarse por un papel crema o cálido, de la gama
de los sienas o tierras.
En cuanto a la preparación del soporte para pintar con pastel, se puede si se desea,
preparar aplicándole una mano muy fina de engrudo de almidón, y cuando todavía está
fresco, se espolvorea polvo de piedra pómez. De este modo se obtiene una superficie más
adherente de cara a fijar mejor el pigmento del pastel en barra.
La escasa capacidad de fijación de la técnica del pastel, hace que sea una de las técnicas
más frágiles, pero si se fija para preservarlo, también pierde parte de sus cualidades
estéticas. Una solución puede ser no fijar el pastel y protegerlo con un cristal que no esté
en contacto con la pintura. En caso de utilizar fijador, éste debe de ser de evaporación
rápida como los de base al alcohol, nunca de agua.

TIPOS DE PASTEL.

Como ya hemos comentado la pintura al pastel está compuesta de pigmento puro, yeso y
cola. La calidad y el tipo de pastel están condicionados por las proporciones de esta
mezcla en la pintura; los pasteles de gran calidad no llevan yeso en su composición, ya
que se trata prácticamente de una barra de pigmento puro de la mejor calidad posible.
Por esta razón, los colores de la pintura al pastel son limpios, intensos y saturados; con los
que permiten al artista realizar bellas obras de gran contraste y luminosidad. Hoy en día no
es recomendable fabricarse colores al pastel, dado que existen muchas marcas
comerciales que lo distribuyen, además manipular pigmentos en polvo siempre puede
ocasionar problemas de salud si no se toman las medidas de seguridad adecuadas.
EL PASTEL AL ÓLEO, GRASO O DE CERAS BLANDAS
Los pasteles al óleo son más parecidos a los crayones de cera que a los pasteles blandos,
es decir en la preparación de las barras en lugar de aglutinantes acuosos como la goma de
tragacanto, se emplean aceites, jabones, ceras de hidrocarburos o grasa animal. Los
pasteles grasos son más flexibles y contienen más cantidad de pigmento que los crayones
de cera sin embargo resultan difíciles de manejar a altas temperaturas, y tienden a
deshacerse entre los dedos cuando hace calor. La apariencia del pastel al óleo permanece
inalterada hasta que se somete a fuente de calor o se diluye con alcohol blanco o
trementina (lo disuelve en frío).
Los pasteles pueden ofrecer varias formas, tales como acabados texturados o de raspado,
superponiendo colores que posteriormente son eliminados con herramientas que permiten
sacar capas de color previas, hasta encontrar el efecto que buscamos.
También se pueden conseguir, mezclas de colores puliendo el color, pero para crear
efectos más suaves se puede utilizar trementina.
El comportamiento de los pasteles al óleo es completamente diferente al de los pasteles
puros, y se relaciona más con la pintura al óleo. Son útiles para bocetos y apuntes al aire
libre, y fáciles de combinar con lavados de acuarela, creando interesante efectos de
reservas por repelencia magro-graso.
TIPOS DE BARRAS SECAS.

El pastel comparte con otros tipos de barras, la particularidad de aplicarse siempre en


seco. Es decir, que no se hace necesario diluirlo en un medio acuoso para su aplicación.
Dentro de los procedimientos en seco, además del la pintura al pastel, podemos nombrar
otras técnicas que habitualmente también han sido asociadas más al dibujo que a la
pintura. Ahora bien, la intencionalidad del artista ha desarrollado en estos tratamientos,
llenos de ricos matices, un verdadero sentido pictórico. A continuación nombramos
algunas de las barras secas más empleadas: CARBONCILLO
El carbón ha venido utilizándose desde que los hombres en las cavernas cubrieron las
paredes con dibujos usando palos quemados. Es el medio más simple de conseguir, no
deja de ser simplemente madera quemada y procede de una rama generalmente de sauce
o de vid y que puede presentar distintos grosores. Estas ramas, sometidas a combustión
acaban por ser carbonizadas siendo eficaces para manchar con facilidad cualquier
superficie, proporcionando un color negro intenso. Es una técnica muy sucia, pero puede
borrarse y difuminarse con facilidad. Se usa sobre todo en las primeras fases de los
trabajos y para aprender a dibujar. Esta técnica se puede usar para dibujos más
elaborados como hace Jim Dine (1935), pero lo más natural es utilizar la soltura y viveza
del carbón, a la manera de los dibujos más libres de Honoré Daumier (1808-1879) o Jean
François Millet (1814-1875) que se centraban más en captar la atmósfera, la luz y el color
del campo. Edgar Degás (1834-1917) lo utilizaba para subrayar la importancia de la línea y
la forma, junto a Henri Matisse (1869-1954) manifiestan su interés por plasmar el
movimiento. A pesar de ser uno de los medios más antiguos y rudimentarios que se han
utilizado para el dibujo, en nuestros días se fabrica con métodos muy sofisticados,
utilizando por lo general, la caña de sauce como materia prima.
Tipos.
Carboncillo delgado de sauce.
Carboncillo medio de sauce.
Carboncillo grueso de sauce.
Carboncillo para decorados.
Barras de carbón comprimido, se hacen de polvo de carbón comprimido en barras con un
medio aglutinante.
Carboncillo de vid.
Lápiz de carbón, es una barra fina de carbón comprimido recubierta de madera. También
existen lápices de carbón hechos de papel enrollado en vez de madera, que son menos
sucios y más fáciles de manejar. Su gama va del extra blando 6B 4B, pasando por el
medio 2B, hasta llegar a los duros HB y H.

Soportes.
La mayoría de los papeles de buena calidad son apropiados para esta técnica, pero los
mejores son suaves y granulosos, porque retienen más el carbón y soportan mejor los
borrados y frotados. Los papeles más lisos constituyen buenas superficies para el carbón
comprimido, aunque para garantizar su permanencia es más apropiado hacer uso de
fijativos.
Técnica.
El carbón es adecuado tanto para línea como para mancha y es excelente para bocetos
previos, por su facilidad de corrección mediante un trapo de algodón. Otra forma de sujetar
el carboncillo es paralelo al papel, para crear diferentes gruesos de líneas. Para conseguir
efectos tonales podemos hacer uso del difumino. Cuando dibujamos con carboncillo
comprimido, los difuminos sirven para espaciar el carbón y crear tonos graduales o
mezclados.
LÁPIZ DE GRAFITO
El grafito es un carbono natural que, como el carbón, se crea por la presión de la tierra
sobre la madera. El carbón se forma sólo por la presión, pero una combinación de presión
y calor hace cristalizar el carbono amorfo en láminas de cristales de grafito. El lápiz de
grafito es una barrita de grafito envuelta en un mango que puede ser de madera, cartón o
sujeta dentro de un portaminas. No da un negro tan intenso como el carboncillo, pero no
tizna tanto, y sobre todo, proporciona un trazo más estrecho y preciso. Los lápices de
grafito están graduados según su blandura o su dureza en una escala que va desde el 8B
hasta el 8H: la letra B designa la blandura y la H la dureza. El número antepuesto a dichas
letras indica el grado de blandura o dureza relativas. Así, un lápiz 7B será más blando que
un 5B o un 3B. La misma relación numérica se utiliza para señalar la dureza.
Reseñas históricas.
Alberto Durero (1471-1528) utilizaba “punta de plata” para conseguir dibujos muy sutiles,
aunque tenía algunos inconvenientes por la necesidad de preparar la base. Por ello siguió
buscando, para encontrar un medio de dibujo más inmediato y cómodo de emplear como
es el grafito.
A lo largo de los siglos los artistas han utilizado el lápiz de diversas maneras: Ingres con
mínimas líneas y sutiles degradados, los Pre-rafaelístas, con gran detalle y precisión,
Degas con mucha soltura, Picasso, con firmeza y gran carga expresiva. El dibujo de línea
pura, quizás sea la técnica de dibujo más difícil, dado que no se rectifica. Grandes
maestros como Enri Matisse han destacado en este modo particular de expresión gráfica
mostrando una habilidad asombrosa en la que se resolvían tonos, colores, texturas y
formas en unas pocas líneas.
Tipos de lápices de grafito
Lápiz hexagonal estándar.
Lápiz redondo de dibujo.
Lápiz portaminas.
Lápiz hexagonal grande.
Lápiz de mina rectangular para bocetar.
Barra de grafito.

Soporte
Preferiblemente papel blanco o colores claros. El tipo de papel depende de la absorción,
peso o gramaje, y textura.
Gomas de borrar.
El grafito se caracteriza por su facilidad para poderse borrar, para ello utilizamos diferentes
tipos de gomas. Las más comunes son goma de pan y goma de borrar estándar. En
cualquier caso, personalmente recomendamos las gomas de la marca MILAN porque
engrasan menos que otras marcas y en consecuencia ensucian menos.
LÁPIZ COMPUESTO, CONTÉ Y SANGUINA.
Nicolas – Jacques Conté (1755-1805) fue pintor, militar y pionero aeronauta, aunque es
conocido, sin embargo, por haber inventado el lápiz moderno, concretamente el modelo
que recibe el nombre de Conté por encargo de Lazare Nicolas Marguerite Carnot. La
República Francesa sufría a finales del –S. XVIII un bloqueo económico que el impedía
importar grafito de Gran Bretaña, principal productor mundial de este material. Carnot pidió
a Conté que creara un lápiz que solucionara la dependencia de la importación de grafito.
Para solucionarlo, Conté tuvo la idea de mezclar grafito con arcilla y rodearlo de cilindros
de madera, la forma del lápiz actual, lo que reducía la cantidad de grafito por lápiz. Conté
recibió una patente por el invento en 1795 y fundó la Société Conté para producir estos
lápices. En cuanto a los lápices compuestos, tienen la mina de carbón mezclada con un
aglutinante que les da mayor fijeza sobre el papel. Existen tres grados de dureza: duro,
medio y blando. Combinando el color de las barras o lápices con el papel nos dará
sensaciones diferentes de luminosidad en el dibujo.
La sanguina puede considerarse una variante del pastel, es decir, una barrita de
pigmentos secos en polvo. Lo que la diferencia respecto del pastel es el origen de los
pigmentos que le dan ese color característico. Se trata de un óxido de hierro, conocido
como hematites. La variedad de matices de esta piedra roja va del escarlata al carmesí,
del rojo ácido al castaño o a un tono cercano al rojo ciruela. Sus características son
similares a las del carboncillo y, por lo tanto, su técnica es análoga a la de éste. Se
obtienen muy buenos resultados al trabajarla sobre soportes coloreados, como papeles
ocres, grises y cremas. La calidez y suavidad que aporta la sanguina al dibujo es una de
sus características principales, haciendo de ella un medio adecuado para el dibujo de la
figura humana, esencialmente para el estudio de desnudos, porque proporciona una gran
variedad de matices a las carnaciones. Con esta técnica se puede conseguir el efecto de
crear una imagen a todo color empleando tan sólo tres, la sanguina, el blanco y el negro.
Se puede difuminar con los dedos, difuminos y/o trapos, además del lavado, que consiste
en diluir la sanguina mediante un pincel húmedo. Una de las sanguinas más célebres
corresponde al Autorretrato de Leonardo da Vinci realizado en 1512 y que se conserva en
la Biblioteca Reale de Turín.
LÁPIZ DE COLOR
Los lápices de colores para artistas, sean insolubles, solubles al agua o a la trementina,
están hechos de pigmento inalterables e incrustados en madera. En el pasado los artistas
no utilizaban lápices de colores por su poca resistencia a la luz. En la actualidad esto se ha
ido mejorando y también ha aumentado la posibilidad de elección introduciendo también
los lápices solubles en agua y los solubles en trementina. Entre los artistas
contemporáneos que han trabajado con lápices de colores se encuentra David Hockney.
Los lápices de colores se fabrican de la misma forma que los de grafito, salvo que las
minas no se calientan en un horno porque destrozaría los pigmentos. Las barras de
pigmento se sumergen en cera derretida para que adquieran las propiedades necesarias
para el dibujo. Estás barras de lápices de colores están compuestas por:
Pigmento
Relleno (tiza, talco o caolín)
Aglutinante (goma de celulosa)

Los lápices de colores son muy sensibles a la naturaleza de la superficie del soporte. El
papel prensado en frío no aporta resultados diferentes al papel suave. El papel blanco bien
aprestado hecho con un 100% de trapos es el mejor para su permanencia y detalle.

ELABORACIÓN DEL PASTEL.

En caso de querer fabricarlo, el pastel se puede preparar empleando un poco de


aglutinante a base de goma de tragacanto muy rebajada (3 gramos por 1 litro de agua
destilada), la finalidad de este aglutinante como ya hemos mencionado es tan solo la de
mantener el pigmento compactado en forma de barrita. Podemos encontrarnos con barras,
blandas, semiduras y duras, según la cantidad de aglutinante incorporado, a más
aglutinante, más dura es la barra y por lo tanto marca menos. Finalmente volvemos a
insistir en la necesidad de emplear para la fabricación del pastel, pigmentos de gran
pureza e insensibles a los disolventes, pues en caso contrario se corre el riesgo de
corrimientos en la fijación. En ninguna otra técnica de pintura los pigmentos están tan
expuestos a las agresiones de los rayos ultravioletas, y no debe de confiarse en que la
acción filtrante del vidrio sea suficiente.

Antonio García López - José Javier Armiñana Tormo

BIBLIOGRAFÍA.
DOERNER, Max: Los materiales de pintura y su empleo en el arte (6ª ed.). Reverté, Barcelona,
2002, pp. 212-216.
BELL, John G.: Técnicas de tiza y pastel. L.E.D.A., Barcelona, 1980.
CREEVY, Bill: The pastel book: materials and techniques for today’s artist. Watson-Guptill, New
York, 1999.
DALLEY, Terence (Coord.): Guía completa de ilustración y diseño: técnicas y materiales.
Hermann Blume Ediciones, Madrid, 1992, pp. 21-25.
FLATTMANN, Alan: The Art of Pastel Painting. Pelican ed., Louisiana, 2007. FUGA, Antonella:
Técnicas y materiales del arte. Col. Los diccionarios del Arte. Electa, Barcelona, 2004, pp. 39-
53.
MAYER, Ralph: Materiales y Técnicas del arte. Hermann Blume Ediciones. Madrid, 1993, pp.
360-370.
MALTESE, Corrado (coord): Las técnicas artísticas. Editorial Cátedra, Madrid, 1980, pp. 232-
233.
PARRAMÓN, José María: Pintando al pastel. Lema, Hospitalet de Llobregat, 1999.
PARRAMÓN, José María: Todo sobre la técnica del Pastel. Parramón Editores, Barcelona,
2001.
PEDROLA, Antoni: Materiales, procedimientos y técnicas pictóricas. Ariel, Barcelona, 2004, pp.
111-113.
SMITH, Ray: El manual del artista. H. Blume Ediciones, Madrid, 2003, pp. 69-111.
ENLACES WEB.
“La Técnica del Pastel”, en Art & Gnósis, la Práctica pictórica. Subido por isecoa el 16/12/2008
[Fecha de consulta: 13 de febrero de 2012]. Disponible en:
http://www.youtube.com/watch?v=DOR5Fz6duxo
“Pastel”, en EducaThyssen. Video que muestra cómo usar pasteles para pintar. [Fecha de
consulta: 13 de febrero de 2012]. Disponible en:
http://www.youtube.com/watch?v=FzXoVPiCHoM&feature=related
“Técnica del Pastel”, Dirección y Guión de Marta E. Cifuentes, Medellín, Colombia, 2009.
Conceptos básicos del pastel, para curso de video. (Útil para hipoacúticos por tener todo el
texto escrito) [Fecha de consulta: 13 de febrero de 2012].
http://www.youtube.com/watch?v=UJihNk_2bCE&feature=fvwrel
DVD
HUERTAS TORREJÓN, Manuel, La técnica de la pintura al pastel en Leonardo da Vinci,
Lorenzo Tiépolo y Degas (reconstrucción técnica de los autores mencionados), sección taller
del artista, vídeo en formato DVD con la reconstrucción de las técnicas pictóricas que
acompañan a «El Siglo de la Razón», tomo VIII, perteneciente a Summa pictórica. Historia
universal de la pintura, Planeta, Barcelona, 1999.

Minat Terkait