Anda di halaman 1dari 6

Universidad Abierta Para Adultos

(UAPA)

ASIGNATURA:
Teorías psicológicas actuales

Actividad:
Actividad VI

PARTICIPANTE:
Yorkenia M. Ramos Jiménez 14-5035

FACILITADOR:
Tomasina Vásquez
Apreciados participantes, en este espacio van a realizar la lectura de la
revista: Introducción a la historia de las neurociencias hasta finales del
siglo XIX. Ver revistas en carpeta de bibliografía del curso en la
plataforma de la asignatura. Hacer Investigación en la Web acerca de:
Los avances de las últimas investigaciones del siglo XXI sobre:
a) Neurociencia
b) Neuropsicología.
2. Realización de un cuadro comparativo estableciendo la relación y
diferencia que guardan entre sí las neurociencias del siglo XIX y siglo XX.
3. Argumente de manera reflexiva acerca de, la interacción entre cerebro,
procesos cognitivos y comportamiento.

a) Neurociencia
Las neurociencias tienen como objeto de estudio nada más ni nada menos que
comprender el complejo sistema mediante el cual funciona la mente humana,
abordando ese estudio de manera científica. Las células del cerebro, llamadas
neuronas, se encuentran ampliamente influenciadas por el entorno en el cual el
individuo se relaciona con ese mismo entorno y con las demás personas, y es
por eso que las neurociencias también tienen disciplinas como el caso del
psicoanálisis, que está enfocado en el estudio de la conducta humana para
develar los rasgos actitudinales de cada persona. También, se encargan de
desentrañar cómo es que se produce el proceso de aprendizaje, de archivado
de información en el cerebro, y los procesos biológicos que tienden a facilitar el
proceso de aprendizaje.

Los profesionales de las neurociencias son todos aquellos psicopedagogos,


psicólogos, psiquiatras, psicoanalistas que han sido formados y preparados
para abordar diferentes casos en relación al análisis conductual de las
personas y que a su vez, pueden estar autorizados para el recetado de
psicofármacos (en el caso de los psiquiatras). Además, también están los
neurocirujanos, que son aquellos cirujanos que se especializan exclusivamente
en operaciones quirúrgicas en el área del cerebro.

En la actualidad, las neurociencias han tenido una gran tarea en la medida que
muchas personas padecen trastornos del sueño, de ansiedad, de angustia,
estrés, debido a la aceleración del ritmo en el cual estamos inmersos y que es
el tiempo que nos imponen todas nuestras obligaciones diarias, que muchas
veces dejan a las personas con poco tiempo para la relajación de la mente y el
exceso de responsabilidades y de tareas -muchas de ellas que se deben
realizar casi al mismo tiempo- juegan en contra para la salud mental.
b) Neuropsicología.
La Neuropsicología es una especialidad perteneciente al campo de las
neurociencias, que estudia la relación entre los procesos mentales y
conductuales y el cerebro. Constituye un punto de encuentro entre la psicología
y la neurología En los últimos años ha recibido un renovado impulso del
creciente desarrollo de las ciencias cognitivas (psicología cognitiva, inteligencia
artificial, lingüística), de las ciencias neurobiológicas (neuroanatomía,
neurofisiología, neuroquímica) y de la explosión tecnológica con las técnicas de
neuroimagen (en particular la resonancia magnética, la tomografía por emisión
de positrones o PET, el mapeo cerebral y la resonancia magnética funcional)
Un Neuropsicología se ocupa entonces del diagnóstico y el tratamiento de
aquellos problemas cognitivos, conductuales y emocionales que pueden ser
resultado de diferentes procesos que afecten el normal funcionamiento
cerebral.

Con mayor frecuencia tratan a pacientes con problemas neurológicos, que


pueden incluir traumatismo de cráneo, accidente cerebro vascular, tumores
cerebrales, enfermedades neurodegenerativas, como la enfermedad de
Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, epilepsia,
patologías del desarrollo como el autismo, etc. Todas estas patologías pueden
cursar con alteraciones neuropsicológicas, presentando perfiles cognitivos
relativamente característicos. Su detección es de suma importancia para
encarar un tratamiento adecuado. Otro grupo de consultantes lo constituyen los
sujetos mayores, preocupados por sus problemas de memoria. En muchos de
estos casos se trata simplemente de los cambios normales que acontecen en
el sistema cognitivo producto del envejecimiento, pero en otros puede deberse
a la presencia de un deterioro cognitivo leve, o a la fase inicial de una
demencia.

Entre los hallazgos más novedosos de los últimos tiempos está la posibilidad
de realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad de Alzheimer, mediante
test sensibles y específicos, lo cual permite mayores posibilidades de
tratamiento, ya que está demostrado que la mayor eficacia terapéutica (esto es,
lograr un enlentecimiento del deterioro inexorable) se obtiene en la fase inicial
de la enfermedad.

2. Realización de un cuadro comparativo estableciendo la


relación y diferencia que guardan entre sí las neurociencias del
siglo XIX y siglo XX.
XIX XX.
En el siglo XIX se planteó un problema Principios del siglo XX surgió en Alemania una nueva
fundamental en la historia de la Neurociencia: escuela en torno a la idea de la localización cortical,
la localización de funciones en el cerebro. La liderada por los anatómicos Vladimir Betz, Theodore
convergencia de la Neuroanatomía y la Meynert, Oskar Vogt y Korbinian Brodmann. Esta
Neurofisiología es evidente a lo largo del escuela intentó distinguir diferentes áreas funcionales
debate localizacioncita que presento a en la corteza cerebral en base a su cito arquitectura.
continuación. Empleando este método, Brodmann (1868-1918)
describió cincuenta y dos áreas en la corteza cerebral
El médico y neuroanatomía austríaco Franz humana y sugirió que cada una de ellas tiene una
Joseph Gall (1757-1828) propuso que las función específica.
funciones de la mente tienen una base
biológica, cerebral, en concreto. Postuló que el
cerebro no es un sólo órgano, sino que
consiste al menos en 35 centros, cada uno de A pesar de los datos anatómicos, fisiológicos y
los cuales se relaciona con una función mental. clínicos a favor de la localización funcional, en la
Además, Gall pensó que cada centro se primera mitad del siglo XX dominaron concepciones
desarrollaría y aumentaría de tamaño cuanto unitarias de la función cerebral. El más influyente de
más funcionase, de la misma forma que el los investigadores de este grupo fue Karl Ashley
tamaño de los músculos aumenta con el (1890-1958), quien en sus estudios de conducta en
ejercicio. El crecimiento de los centros ratas apreció que los trastornos del aprendizaje
originaría una protrusión en el cráneo, y por producidos por lesiones cerebrales dependían más
tanto la localización de los relieves craneales y de la extensión del daño producido que de la
la estimación de su tamaño revelarían la localización de la lesión. Ashley concluyó que el
personalidad del individuo. Las ideas de Gall aprendizaje y otras funciones mentales no tienen una
fueron muy controvertidas, no sólo por la localización específica en el cerebro y en
dificultad de confirmar los datos, sino también consecuencia no pueden ser asociadas a
porque implicaban una concepción materialista determinados grupos neuronales o regiones
de la mente, al afirmar que determinadas corticales. Hoy se interpreta que la tarea utilizada por
partes del cerebro rigen funciones tan Ashley es inadecuada para estudiar la localización de
específicamente humanas como la esperanza, funciones porque incluye varios procesos sensoriales
la generosidad o la autoestima. y motores. La destrucción de una región implicada en
un procesamiento sensorial produce un déficit que
puede ser compensado por otras funciones
sensoriales indemnes.

Los datos en favor de la localización de funciones se


han multiplicado en las últimas décadas. A partir de
los años treinta, Edgar Adrián en Inglaterra y Wade
Marshall, Clinton Woolsey y Philip Bard en los EEUU
descubrieron que estímulos tactiles producen
respuestas que pueden ser registradas en regiones
específicas de la corteza cerebral. Poco después,
Jerzy Rose, Clinton Woolsey y otros, reexaminaron el
concepto de área arquitectónica. Sus estudios
llevaron a la conclusión de que se pueden definir
áreas corticales en base a varios criterios
independientes, incluyendo el citoarquitectónico, el
conectivo, y el fisiológico.

3. Argumente de manera reflexiva acerca de, la interacción


entre cerebro, procesos cognitivos y comportamiento.
El cerebro humano lo forman 33.000 millones de neuronas, 10.000 conexiones
sinápticas, pesa aproximadamente 1,5 Kg, y consume una energía menor que
una bombilla de 100W. Es el responsable de procesar la información
proveniente de los sentidos y de coordinar el movimiento de los músculos. En
él se ubican todas las funciones cognitivas, el aprendizaje y la retención de la
memoria.

Las funciones cognitivas son los procesos mentales que nos permiten llevar a
cabo cualquier tarea. Hacen posible que el sujeto tenga un papel activo en los
procesos de recepción, selección, transformación, almacenamiento,
elaboración y recuperación de la información, lo que le permite desenvolverse
en el mundo que le rodea.

Capacidad que nos permite ser conscientes de la situación en la que estamos


en cada momento.

Orientación personal: capacidad de integrar información relativa a la historia e


identidad personal.

Orientación temporal: capacidad de manejar información relativa al día, hora,


mes, año, momento de realizar conductas, festividades, estaciones, etc.

Orientación espacial: capacidad de manejar información relativa a de dónde


viene, dónde se encuentra en un momento específico, a dónde va, etc.