Anda di halaman 1dari 2

Carga del electroscopio por inducción

El electroscopio puede ser cargado con la ayuda de una carga externa que no esté en
contacto con él, como veremos en este trabajo.

Operaciones

 Cargue el electróforo de la manera conocida


 Disponga su placa horizontalmente y hágalo descender hacia el electroscopio
hasta que la hojuela móvil se separe ostensiblemente de la hojuela fija
 Mantenga el electróforo en esta última posición, y toque con un dedo la placa
del electroscopio. Observe la hojuela
 Retire el dedo
 Retire el electróforo hacia arriba. Observe la hojuela

Referencia teórica

Al aproximar el electróforo, se inducen cargas de un signo en la placa metálica, y del


otro signo en las hojuelas: éstas se separan como se vio en el módulo V (figura 14).

Cuando tocamos la placa metálica, las cargas de las hojuelas son repelidas a tierra, y
la hojuela móvil cae (figura 14).

Al retirar el electróforo las cargas que estaban retenidas en la placa metálica se


distribuyen en toda la extensión del electroscopio (figura 16). Al quedar nuevamente
las hojuelas cargadas con igual signo, éstas se separan.

Como puede observarse, hemos cargado el electroscopio negativamente, usando


como inductor un cuerpo cargado positivamente. Si el elemento inductor hubiera sido
negativo, el electroscopio quedaría cargado positivamente.

La experiencia puede ser repetida utilizando el telgopor en lugar del electróforo.

Figs. 14 y 15 Fig. 16

Carga del electroscopio por contacto

Continuaremos en nuestra investigación entregando cargas en forma directa al


electroscopio.

Operaciones

•Cargue el electróforo en la forma indicada en trabajos anteriores


•Toque con él, sosteniéndolo de la agarradera, la placa del electroscopio. Observe la
hojuela

•Toque ahora la placa con un dedo. Observe la hojuela

•Frote nuevamente el telgopor, y asiente su cara cargada sobre el electroscopio


durante unos tres segundos, mientras se observa la hojuela

•Frote nuevamente el telgopor, y asiente su cara cargada sobre el electroscopio y


déjela esta vez durante medio minuto. Observe la hojuela

•Retire el telgopor, y mire la hojuela.

Referencia teórica

Cuando tocamos el electroscopio con un conductor cargado, éste transfiere


inmediatamente parte de su carga. Si ésta era de importante magnitud, la hojuela
tomará una posición casi horizontal.

Los materiales aislantes también entregan cargas por contacto, pero más lentamente y
con cierta dificultad; es por ello que se recomienda prolongar ese contacto.

Carga del electroscopio por contacto

Un electroscopio sencillo consiste en una varilla metálica vertical que tiene una bolita
en la parte superior y en el extremo opuesto dos láminas de oro muy delgadas. La
varilla está sostenida en la parte superior de una caja de vidrio transparente con un
armazón de metal en contacto con tierra. Al acercar un objeto electrizado a la esfera,
la varilla se electrifica y las laminillas cargadas con igual signo que el objeto se
repelen, siendo su divergencia una medida de la cantidad de carga que han recibido.
La fuerza de repulsión electrostática se equilibra con el peso de las hojas. Si se aleja
el objeto de la esfera, las láminas, al perder la polarización, vuelven a su posición
normal.

Cuando un electroscopio se carga con un signo conocido, puede determinarse el tipo


de carga eléctrica de un objeto aproximándolo a la esfera. Si las laminillas se separan
significa que el objeto está cargado con el mismo tipo de carga que el electroscopio.
De lo contrario, si se juntan, el objeto y el electroscopio tienen signos opuestos.

Un electroscopio cargado pierde gradualmente su carga debido a la conductividad


eléctrica del aire producida por su contenido en iones. Por ello la velocidad con la que
se carga un electroscopio en presencia de un campo eléctrico o se descarga puede
ser utilizada para medir la densidad de iones en el aire ambiente. Por este motivo, el
electroscopio se puede utilizar para medir la radiación de fondo en presencia de
materiales radiactivos.