Anda di halaman 1dari 2

Quiero ser Libre

“El ser humano realiza miles de elecciones cada día. Algunas son trascendentales; algunas

acertadas, otras equivocadas”

El hecho de tomar elecciones son una parte importante de nuestras vidas, pero no estamos

hablando de elegir, sino de actuar y vivir con libertad. Podríamos decir que la libertad es la

capacidad de hacer o no una cosa, y de hacerla de una manera u otra. Es evidente, pues, que

alguien libre es alguien que elige. Sin embargo, también podemos decir que hay elecciones libre

y elecciones que no lo son. Existen tres aspectos que las diferencian.

El primero está en la hora de elegir, cuando contamos con un número limitado de opciones no

estamos realizando elección libre pues se nos han impuesto opciones de las cuales con ninguna

estemos de acuerdo.

El segundo es que debemos tener en cuenta que poder elegir entre incontables posibilidades no

es poder elegir entre incontables opciones. No es libre quien escoge entre posibilidades cuyas

consecuencias no conoce. Toda acción conlleva una consecuencia, por lo que al elegir una

posibilidad también elegimos sus consecuencias. El conocimiento de nuestras opciones es

esencial en una elección libre, en nuestra libertad.

El tercero está en que después de elegir con libertad tengamos la capacidad de llevar a cabo la

elección tomada. Es evidente que de nada sirve elegir si no tenemos “libertad de acción”, es

decir, si no podemos realizar aquello que hemos elegido.

Gracias a la libertad podemos realizar aspiraciones: un mejor nivel de vida, formar una familia,

buscar un lugar adecuado para vivir, participar de manera activa en beneficio de la sociedad,

Nicole Mezarina Reyes


llevar una vida congruente con la moral y la ética en todo el quehacer profesional, buscar una

educación de calidad, etc. pero estos son los efectos de la libertad, no la libertad misma.

La libertad puede entenderse como la capacidad de elegir entre el bien y el mal

responsablemente. Esta responsabilidad implica conocer lo bueno o malo de las cosas y proceder

de acuerdo con nuestra conciencia, de otra manera, se reduce el concepto a una mera expresión

de un impulso o del instinto.

Pero esta definición puede confundirse ¿Cómo distinguir la libertad del libertinaje?

Veamos, partiendo de la base de que moralmente todo ser humano es libre podríamos llegar a la

conclusión de que la diferencia esencial entre los términos anteriormente citados está marcada

por la ética humana.

El libertinaje es el desenfreno en las obras y en las palabras. Exceso de libertad de quien la posea

faltando a la moral, ética o los derechos de otras personas.

La libertad puede considerarse como el valor más grande que tiene el ser humano para poder

tomar las decisiones y acciones que considere correctas para sí mismo. También se puede definir

como la facultad natural e independencia que tiene el hombre para gobernarse a sí mismo

En pocas palabras el ser humano debe ser capaz de tomar sus propias acciones por derecho

universal pero sin afectar a los demás.

Nicole Mezarina Reyes