Anda di halaman 1dari 5

ando no se piensa lo que se dice es cuando se dice lo que se piensa

(Jacinto Benavente)

Buscar

SECCIONES

La Ciencia ecológica
Conservación
Contaminación
Actividades ecológicas
El Hombre y la Tierra
Geografía
Geología
Energías
Física
Química
Cosmos
Botánica
Agricultura
Cocina y gastronomía
Jardinería
Plantas medicinales
Acuicultura
Zoología
Anatomía humana
Pueblos con encanto
Antártida
Tecnología
Twitter-noticias
Noticias en tiempo real
WEBS DEL GRUPO

Cultura educativa
Mentes inquietas
ASOCAE
Lo Nuestro
BLOGS

Tecnología Educativa
Blog Natureduca
Blog Cultureduca
Blog Mentes inquietas
Blog Canal Tolerancia
Radioblog
Reporteros educativos
FOROS

Foros de ayuda
Foro de Poesía y Literatura
Foro de la Mujer
UTILIDADES

Diccionarios multilingüe
Traductor multilingüe
Diccionarios RAE
Bibliotecas en línea
Utilidades múltiples
Recursos educativos
Banco imág./sonidos
Buscador de libros
Buscador académico
Buscador de imágenes
Buscador de videos
Examinador de mapas
Visualizador espacial
Visualizador celeste
REDES SOCIALES

Natureduca en Twitter
Cultureduca en Twitter
ASOCAE en Twitter
Natureduca Facebook
Cultureduca Facebook
Mi Musa me Inspira en Facebook
Grupo Lo Nuestro en Facebook
Grupo de la Mujer en Facebook
Grupo ASOCAE en Facebook
Grupo de Ayuda en Facebook
SITIOS AFILIADOS

Fitoterapia
El Blog de Félix...
EarthSky (español)
Porqués Naturaleza
Trucos naturales
MISCELÁNEA

Salas de CHAT
Contacto

Inmobiliaria

Física
ELECTRICIDAD

Estructura de la materia - 4ª parte

1 2 3 4 5

Flujo de corriente eléctrica


uando se aplica una fuerza eléctrica a un medio
conductor, tal como un alambre de cobre, los electrones de la
órbita más exterior son obligados a abandonarla, e impulsados a
lo largo del hilo. La dirección del movimiento de los electrones
viene determinado por la dirección de la fuerza que los impulsa.

Los protones no se mueven, principalmente a causa de su gran


masa con relación a los electrones. El protón del elemento más
ligero, que es el hidrógeno, tiene una masa que es 1850 veces
más pesado que un electrón. De esta forma, es precisamente el
elemento más ligero el que más fácilmente se mueve en
presencia de una fuerza externa.

Electrones libres

Cuando se aplica una fuerza electromotriz a un electrón y éste


abandona su átomo se le denomina electrón libre. Son
solamente las capas externas fuentes de electrones libres, ya
que las órbitas interiores están fuertemente ligadas al núcleo.

Cuando se fuerza a un electrón a abandonar la capa externa de


un átomo, éste adquiere una carga positiva. Esta carga positiva
atrae a otro electrón de la capa exterior de un átomo que se
encuentre cercano. Este átomo, ahora positivo, atraerá otro
electrón del inmediato que esté completo. De esta forma, el
flujo de la corriente es el resultado de muchos millones de tales
pérdidas y atracciones, mantenidas en acción por la fuerza
electromotriz.

Conductores y aislantes

Por regla general, los átomos de todos los conductores tienen


una cosa en común: sus capas externas están incompletas,
teniendo solamente uno o dos electrones ligados débilmente al
núcleo. De esta forma, cuando la capa externa está casi vacía,
la debilidad de esa ligazón permite que sus electrones se
puedan mover fácilmente cuando son atraídos por una fuerza
externa. Por ejemplo, el cobre y la plata son excelentes
conductores ya que ambos solo tienen un electrón en la capa
externa.

Los átomos de los aislantes o no conductores tienen su capa exterior completa o


casi completa

Los átomos de los no conductores o aislantes tienen en cambio


su capa exterior completa o casi completa, haciendo que sus
electrones sean muy estables y difícil de hacerlos saltar de sus
órbitas. La mayor parte de los aislantes tienen una composición
semejante al cristal o al caucho. Sin embargo, ningún material
es totalmente aislante, ya que una fuerza suficientemente
potente puede romper las ligaduras de que hablamos y hacerlo
conductor. Más adelante se estudiarán estos conceptos.

Átomos ionizados

Dijimos que cuando un átomo pierde uno o varios electrones,


adquiere una carga positiva a causa de que los protones del
núcleo no tienen compensación. Cuando esto sucede, el átomo
se le denomina ión. El ión positivo así formado tiene una fuerte
atracción sobre los electrones.
Cuando un átomo pierde electrones se ioniza positivamente, y negativamente
cuando los gana

Por su parte, cuando un átomo adquiere uno o más electrones


su carga es negativa, a causa de que los electrones no están
compensados por las cargas positivas del núcleo, este átomo
cargado negativamente es un ión negativo.

En definitiva: un ión positivo es un átomo que ha perdido


electrones; un ión negativo es un átomo que ha ganado
electrones.