Anda di halaman 1dari 4

“SENTENCIADOS A MUERTE POR CRISTO”

“Pero esto, hermanos, lo he presentado como ejemplo en mí y en Apolos por


amor de vosotros, para que en nosotros aprendáis a no pensar más de lo que
está escrito, no sea que por causa de uno, os envanezcáis unos contra
otros. Porque ¿quién te distingue? ¿O qué tienes que no hayas recibido? Y si
lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido? Ya estáis
saciados, ya estáis ricos, sin nosotros reináis. ¡Y ojalá reinaseis, para que
nosotros reinásemos también juntamente con vosotros! Porque según pienso,
Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a
sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los
ángeles y a los hombres. Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas
vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros
honorables, mas nosotros despreciados. Hasta esta hora padecemos hambre,
tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada
fija. Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y
bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. Nos difaman, y
rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el
desecho de todos”. (1º Corintios 4:6-13).

La carta de Pablo a los hermanos de la iglesia de Corinto

Pablo escribe una de las cartas mas importantes de todo el nuevo testamento a
una joven y emergente iglesia que tiene casi todas las características de la actual
iglesia cristiana de este tiempo. El apóstol era el instrumento que Dios habla
usado para que esta iglesia naciera cuando Pablo realizó su segundo viaje
misionero, estuvo allí por espacio de mas de un año y medio (Hechos 18), y al
irse dejó una iglesia bastante numerosa y muy emergente. Cuando el realiza su
tercer viaje misionero se enteró que en la joven iglesia de Éfeso existían algunos
graves problemas y anomalía que la iglesia estaba experimentando, allí decide
escribir esta carta con el propósito de amonestarles, corregirles e instruirles para
que se corrigieran esos errores y se solucionaran esos problemas.

Presentación
En este capítulo el apóstol pablo habla a los hermanos en Corinto dándoles a
entender que ellos ya estaban más crecidos, más maduros y por ende al
parecer ya no necesitaban de pablo, ni de sus líderes fundadores y formadores
de esa iglesia. El parece decirles; “Ustedes están tranquilos, seguros, bien
alimentados, gozan de buena reputación, sin embargo, nosotros por lo
ingrato, difícil e incomprendido de nuestra tarea de exhortar, reprender,
corregir, defender la pureza de la doctrina, somos exhibidos por Dios
(Exhibir: mostrar, manifestar, lucir en público, mostrar con orgullo). Como
postreros, como sentenciados a muerte, pues hemos llegado a ser espectáculo
al mundo, a los ángeles y a los hombres; Dios no los mostraba como los
ganadores, los conquistadores, los prosperados y los exitosos”.

La versión latinoamericana dice: “Nosotros somos los locos de Cristo,


mientras ustedes muy respetables. Nosotros somos débiles y ustedes fuertes.
Ustedes son considerados y nosotros despreciados. Hasta hoy pasamos
hambre y sed, falto de ropa y malos tratamientos, mientras andamos de un
lugar a otro, trabajamos con nuestras propias manos hasta cansarnos. La
gente nos insulta y los bendecimos, nos persigue y todo lo soportamos; nos
calumnian y entregamos palabras de consuelo. Hemos llegado a ser como la
basura del mundo, como el desecho de todos hasta el momento”. Los
corintios ya no necesitaban a pablo. Para ellos vino a ser un “Pobre judío”
que va predicando pero que no está al nivel de ellos, gente de cultura antigua,
el no tiene el porte, el nivel. La reputación y el buen nombre que ellos habían
alcanzado, pero ¿Quién estaba más cerca de la perfecta voluntad de Dios?
¿Ellos o Pablo?

El verbo que se usa aquí es exhibir que quiere decir que Dios designa y pone
de ejemplo a los apóstoles, entregándolos a una vida de sufrimientos y
abnegación. Pablo llego en ocasiones a carecer de las cosas más básicas
(alimento, ropa y bebida). Se le desprecio, se le miro en menos, se le prejuicio
y no tenia donde vivir. Trabajaba arduamente día y noche, se le maldecía, se
le persiguió, lo calumniaban y se le consideraba como el mismo dijera: “la
escoria del mundo, el desecho de todos” El sufrimiento fue una característica
del ministerio apostólico pero obviamente que el sufrimiento y la
incomprensión les tocara a todos los creyentes que unidos a Cristo, se oponen
al pecado, a la inmoralidad, a Satanás, a la maldad del mundo y a la injusticia
de hoy. Sufrir por estas razones es participar de los padecimientos de Cristo;
“Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo,
si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con el seamos
glorificados”.

¡Qué distinto pablo a los evangélicos de este tiempo! El llego a decir: “Que
estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no
desamparados; derribados pero no destruidos; llevando en el cuerpo
siempre por todas partes la muerte de Jesús… 2ª corintios 4:8-10. El
también llego a decir en 2º corintios 6:4-10. “antes bien, nos recomendamos
en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en
necesidades, en angustias; en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos,
en desvelos, en ayunos; en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad,
en el Espíritu Santo, en amor sincero, en palabra de verdad, en poder de
Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra; por honra y por deshonra,
por mala fama y por buena fama; como engañadores, pero veraces; como
desconocidos, pero bien conocidos; como moribundos, mas he aquí vivimos;
como castigados, mas no muertos; como entristecidos, mas siempre gozosos;
como pobres, mas enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada, mas
poseyéndolo todo”. el apóstol sufrió de esta manera por la única razón de que
fue un hombre entregado completamente a Cristo y a su palabra. Sufrió y
murió por la causa de Cristo (si alguien no sufre, mucho menos morirá) leer
2º corintios 11:23-29; hebreos 11:36-38.

Vemos en estos pasajes los sufrimientos de Pablo. La pregunta es ¿Cómo pudo


soportar tanto? ¿Cómo pudo perseverar? Algún calvinista diría porque era un
elegido. Pero no la razón es que tenía una profunda comunión con Cristo. ¿Qué
llevo a pablo a tal convicción y perseverancia? 1° Pablo sabía que Dios era real.
2° Pablo sabía que Dios estaba con el 3° pablo sabía que su fuerza provenía del
poder de Dios (filipenses 4:13) 4° Pablo sabía que en la vida tendría problemas
y que nada externo lo podía apartar (romanos 8:28) 5° Pablo veía los efectos
de su perseverancia, cientos venir a cristo y otros tantos sanados y libertados 6°
Pablo cultivo el gozo del espíritu y las cárceles o golpes no se lo pudieron quitar
(encarcelados en Filipos junto a Silas ) 7° pablo tenía amor y pasión por cristo
(filipenses 1:21) 8° pablo sabía que había recompensa para los fieles que
perseveraban hasta el fin (2 Timoteo 4:8)
Ultimas palabras

¡Qué gran hombre de Dios! Por eso llego a decir: “Porque yo ya estoy para
ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena
batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe…” 2º Timoteo 4:6-9.
Como dice la biblia de estudio pentecostal “pese a todo lo que sufrió y
padeció, nunca jamás comprometió la verdad original del evangelio y por eso
el sabia que Dios le recompensaría en el cielo con la “Corona de justicia”.
No se olvide de esto: “Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo,
no solo que creáis en él, sino también que padezcáis por el” filipenses 1:29,
y también no olvide esto: “A fin de conocerle, y el poder de su resurrección,
y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejantes a él en su
muerte” filipenses 3:10.