Anda di halaman 1dari 8

1.1 CONCEPTOS DE INDICADORES.

BASES DE MEDICIÓN:

Los objetivos y tareas que se propone una organización deben concretarse en expresiones medibles,
que sirvan para expresar cuantitativamente dichos objetivos y tareas, y son los "Indicadores" los
encargados de esa concreción.

¿Qué son los indicadores?

El término "Indicador" en el lenguaje común, se refiere a datos esencialmente cuantitativos, que nos
permiten darnos cuentas de cómo se encuentran las cosas en relación con algún aspecto de la
realidad que nos interesa conocer. Los Indicadores pueden ser medidas, números, hechos, opiniones
o percepciones que señalen condiciones o situaciones específicas.

Los indicadores deberán reflejarse adecuadamente la naturaleza, peculiaridades y nexos de los


procesos que se originan en la actividad económica – productiva, sus resultados, gastos, entre otros,
y caracterizarse por ser estables y comprensibles, por tanto, no es suficiente con uno solo de ellos
para medir la gestión de la empresa sino que se impone la necesidad de considerar los sistemas de
indicadores, es decir, un conjunto interrelacionado de ellos que abarque la mayor cantidad posible de
magnitudes a medir.

¿Cuál es la importancia de los indicadores?

1. Permite medir cambios en esa condición o situación a través del tiempo.


2. Facilitan mirar de cerca los resultados de iniciativas o acciones.
3. Son instrumentos muy importantes para evaluar y dar surgimiento al proceso de desarrollo.
4. Son instrumentos valiosos para orientarnos de cómo se pueden alcanzar mejores resultados
en proyectos de desarrollo.

¿Cómo construir buenos indicadores?

Algunos criterios para la construcción de buenos indicadores son:

• Mensurabilidad: Capacidad de medir o sistematizar lo que se pretende conocer.


• Análisis: Capacidad de captar aspectos cualitativos o cuantitativos de las

realidades que pretende medir o sistematizar.

• Relevancia: Capacidad de expresar lo que se pretende medir.

Indicadores Cuantitativos: Son los que se refieren directamente a medidas en números

o cantidades.

Indicadores Cualitativos: Son los que se refieren a cualidades. Se trata de aspectos que

no son cuantificados directamente. Se trata de opiniones, percepciones o juicio de parte de la gente


sobre algo.

Indicadores Directos: Son aquellos que permiten una dirección directa del fenómeno.

Indicadores Indirectos: Cuando no se puede medir de manera directa la condición económica, se


recurre a indicadores sustitutivos o conjuntos de indicadores relativos al fenómeno que nos interesa
medir o sistematizar.
Indicadores Positivos: Son aquellos en los cuales si se incrementa su valor estarían indicando un
avance hacia la equidad.

Indicador Negativo: Son aquellos en los cuales si su valor se incrementa estarían indicando un
retroceso hacia la inequidad.

Indicadores: El sistema de indicadores debe caracterizar el nivel técnico - organizativo de desarrollo


de la empresa, los recursos que posee y los resultados generales de la actividad productiva con una
alta calidad, los recursos que posee y la eficiencia de su empleo. De la correcta aplicación de estos
indicadores depende la localización y movilización de la reserva internas.

BASES DE MEDICIÓN:

Base: Fundamento o apoyo principal en que estriba o descansa alguna cosa.

Medición: Es la "acción y efecto de medir" y medir es "determinar una cantidad comparándola con
otra".

Importancia de la medición:

• La medición nos permite planificar con mayor certeza y confiabilidad.


• Nos permite discernir con mayor precisión las oportunidades de mejora de un proceso dado.
• Nos permite analizar y explicar como han sucedido los hechos.

Se podrían seguir enumerando razones. Sin embargo, el elemento más importante y que incluye a los
anteriores, es que la aplicación es necesaria e indispensable para conocer a fondo los procesos ya
sean administrativos o técnicos, de producción o de apoyo que se den en la empresa y para gerenciar
su mejoramiento.

El conocimiento profundo de un parte de admitir y conocer su variabilidad y sus causas y las mismas
son imposibles de conocer sin medición. Conocer esto es precisamente la clave para gerenciar el
proceso, para conquistar los objetivos de excelencia que se plantea la empresa.

Muchas veces se interpreta que la medición solo, es útil para conocer las tendencias "promedios",
olvidando que estas son útiles dependiendo de cómo presentadas o procesadas y que cuando
dirigimos procesos dentro de la empresa no nos basta solo las tendencias "promedios" sino que
debemos ir más allá, conociendo como precisión la variabilidad en toda su gama y la interconexión de
factores y causas en cada nueva situación.

Sin medición no podemos con rigurosidad y sistemáticamente las actividades del proceso de
mejoramiento: evaluar, planificar, diseñar, prevenir, corregir y mantener, innovar y muchos más.

La medición no solo puede entenderse como un proceso de recoger datos, sino que debe insertarse
adecuadamente en el sistema de toma de decisiones. Por ello debemos resaltar lo que varios autores
siempre han destacado: para entender un fenómeno es necesario tener una teoría que nos ayude a
explicarnos la concatenación y sucesión de los hechos que queremos estudiar. Los datos nos
ayudaran a confirmar o a replantearnos nuestra teoría, pero siempre debemos contar con un marco
teórico que nos posibilite caracterizar los datos que necesitamos y además nos ayude a interpretarlos.
Se pueden tener muchos datos sobre la causa de un efecto, pero si no se tiende a clasificarlos,
estudiar su frecuencia, aislar los principales y establecer sus relaciones, con finalidad, ya sea de
poner bajo control el proceso o de mejorar su desempeño de poco servirán dichos datos y la
medición.

Para garantizar la confiabilidad de los datos de un sistema de medición es necesario contar con un
clima organizacional sano, donde los intereses comunes de la organización prevalezcan sobre los de
los departamentos y mucho más sobre aquellos intereses individuales incompatibles con el logro de
los objetivos del sistema analizado.
Las mediciones deben ser transparentes y entendibles para quienes deberán hacer uso de ellas, y
adicionalmente deberá reunir y tener una serie de atributos indispensables.

Las características y atributos de una buena medición son:

• Pertinencia.

Con ello queremos referirnos, a que las mediciones que hagamos deben ser tomadas en cuenta y
tener importancia en las decisiones que se toma sobre la base de la misma.

En cualquier departamento o sección de la empresa podemos hacer mediciones sobre un sin número
de características, comportamientos, situaciones, pero ¿Para que se hace cada una de éstas? ¿Cuál
es realmente la utilización que hacemos de la información obtenida?

El grado de pertinencia de una medición debe revisarse periódicamente, ya que algo que sea muy
importante en un momento determinado, puede dejar de serlo al transcurrir el tiempo.

Es de resaltar, además, que el grado de pertinencia de una medición, es relativa al conjunto de


mediciones a realizar, debido a los recursos y capacidades de procesamiento y dirección que
tengamos. Por demás, a medida que colocamos un sistema bajo control, podemos gerenciar por
excepción un conjunto de variables y ello nos ayuda a concentrarnos en otras que requieren mayor
dedicación.

• Precisión.

Con este término nos referimos al grado en que la medida obtenida refleje fielmente la magnitud que
queremos analizar o corroborar, a nosotros nos interesa conocer un proceso, tomar decisiones para
tener resultados esperados. De ahí entonces que nos interese conocer a fondo la precisión del dato
que estamos obteniendo.

Para lograr la precisión de una medición, deben darse los siguientes pasos:

a) Realizar una buena definición operativa, vale decir definición de la


característica,

de las unidades de escala de medición, número y selección de las muestras,

cálculo de las estimaciones, errores permisibles (toleraciones de la medición).

b) Elegir un instrumento de medición con el nivel de apreciación adecuado.

c) Asegurar que el dato dado por el instrumento de medición, sea bien recogido
por el operador, gerente, oficinista o inspector a cargo de hacerlo. Ello supone
adiestrar el personal, pero también supone tener un buen clima organizacional donde
todos estén interesados en la fidelidad de la lectura.

• Oportunidad.

La medición es información para el logro de ese conocimiento profundo de los procesos, que nos
permite tomar decisiones más adecuadas, bien sea para corregir estableciendo la estabilidad
deseada del sistema, bien sea para prevenir y tomar decisiones antes de que se produzca la
anormalidad indeseada o más aún, para diseñar incorporando elementos que impiden que las
características deseadas se salgan fuera de los límites de tolerancia.
Por ello, la necesidad de contar oportunidades con la información procesada de la manera más
adecuada que nos dan las mediciones, es un requisito al que deben atenerse quienes diseñen un
sistema de medición.

• Confiabilidad.

Si bien esta característica no esta desvinculada de las anteriores, especialmente de la precisión, se


refiere fundamentalmente al hecho de que la medición en la empresa no es un acto que se haga una
sola vez, por el contrario es un acto repetitivo y de naturaleza realmente periódica. Si nosotros
queremos estar seguros que lo que midamos sea la base adecuada para las decisiones que
tomaremos, debemos revisar periódicamente todo sistema de medición.

• Economía.

Aquí la justificación económica es sencilla y compleja a la vez. Sencilla, porque nos referimos a la
proporcionalidad que debe existir entre los costos incurridos entre la medición de una característica o
hechos determinados y los beneficios y relevancia de la decisión que soportamos con los datos
obtenidos.

Pero cuantificar esta proporcionalidad no es fácil en muchos casos, por lo complejo de cuantificar
importancia y relevancia de decisiones.

En todo caso es claro que la actividad de medición debe ajustarse también a los criterios de eficacia,
eficiencia y efectividad.

1.2 INDICADORES PARA EVALUAR EL DESEMPEÑO:

INDICADORES ASOCIADOS A LA PRODUCTIVIDAD Y LA CALIDAD:

Existen tres criterios comúnmente utilizados en la evaluación del desempeño de un sistema, los
cuáles están muy relacionados con la calidad y la productividad: eficiencia, efectividad y eficacia. Sin
embargo a veces, se les mal interpreta, mal utiliza o se consideran sinónimos; por lo que
consideramos conveniente puntualizar sus definiciones y su relación con la calidad y la productividad.

EFICACIA:

"Eficacia": Valora el impacto de lo que hacemos, del producto o servicio que prestamos. No basta con
producir con 100% de efectividad el servicio o producto que nos fijamos, tanto en cantidad y calidad,
sino que es necesario que el mismo sea el adecuado; aquel que logrará realmente satisfacer al
cliente o impactar en el mercado.

Como puede deducirse, la eficacia es un criterio muy relacionado con lo que hemos definido como
calidad (adecuación al uso, satisfacción del cliente), sin embargo considerando ésta en su sentido
amplio: CALIDAD DEL SISTEMA.

"Eficacia" es "la virtud, actividad y poder para obrar". "Cuando un grupo alcanza las metas u objetivos
que habían sido previamente establecidos, el grupo es eficaz".

Eficacia se refiere a los "Resultados" en relación con las "Metas y cumplimiento de los Objetivos
organizacionales". Para ser eficaz se deben priorizar las tareas y realizar ordenadamente aquellas
que permiten alcanzarlos mejor y más rápidamente.

Eficacia es el grado en que algo (procedimiento o servicio) puede lograr el mejor resultado posible. La
falta de eficacia no puede ser reemplazada con mayor eficiencia por que no hay nada más inútil que
hacer muy bien, algo que no tiene valor.
Se atribuye a Peter Druker la frase que "Un líder debe tener un desempeño eficiente y eficaz a la vez,
pero aunque la eficiencia es importante, la eficacia es aún más decisiva".

"Eficiencia" es hacer las cosas bien. "Eficacia" es hacer las cosas debidas.

Un buen comentario para terminar con esta identificación y distinción de conceptos, es tener presente
que "eficiencia" es la capacidad de hacer correctamente las cosas, es decir, lograr resultados de
acuerdo a la inversión o al esfuerzo que se realice. "Eficacia" es la capacidad de escoger los objetivos
apropiados. Administrador eficaz será aquel que selecciona los objetivos correctos para trabajar en el
sentido de alcanzarlos. Para triunfar hay que ser eficiente y eficaz. Solamente con eficiencia no se
llega a ningún lado por que no se alcanzan los fines que se deberían lograr.

EFECTIVIDAD:

"Efectividad": Es la relación entre los resultados logrados y los resultados propuestos, o sea nos
permite medir el grado de cumplimiento de los objetivos planificados.

Cuando se considera la cantidad como único criterio se cae en estilos efectivitas, aquellos donde lo
importante es el resultado, no importa a qué costo. La efectividad se vincula con la productividad a
través de impactar en el logro de mayores y mejores productos (según el objetivo); sin embargo,
adolece de la noción del uso de recursos.

Cuántas organizaciones se vanaglorian con reflejar sus logros productivos en murales y hasta en
anuncios de prensa, "Este año se sobre cumplió el plan de....". Pero nunca nos dicen cuánto costó
ese resultado y si el mismo respondía a las necesidades de los clientes.

No obstante, este indicador nos sirve para medir determinados parámetros de calidad que toda
organización debe preestablecer y también para poder controlar los desperdicios del proceso y
aumentar el valor agregado.

La elevación de la efectividad de la producción es una tarea de todo el pueblo. El partido enseña que
solo aumentando la efectividad económica pueden garantizarse los recursos y medios suficientes
para asegurar simultáneamente un incremento considerable del bienestar de los trabajadores y el
desarrollo sucesivo de la producción.

La efectividad de la producción es el desarrollo económico de la actividad productiva, los cálculos de


esta permiten relacionar e integrar en un plan único los volúmenes y ritmos de crecimiento de la
producción en correspondencia con las necesidades sociales, por una parte y las magnitudes de los
gastos productivos por otra.

El aumento de la efectividad de la producción constituye la orientación más importante de la


economía socialista, tiene que brindar una atención muy seria al problema de volumen de gasto que
intervienen para crear uno u otro tipo de producto.

El ahorro de los recursos materiales es una de las tareas más importante para la realización de un
régimen de economía, la reducción de los costos y la elevación de la efectividad de la producción.

El incremento de la efectividad de la producción se expresa en:

• El crecimiento de la productividad del trabajo.


• Rendimiento de los fondos.
• Disminución del consumo de materiales por unidad de producción.
• Mejoramiento de la calidad de la producción.
• Aumento de la ganancia y la rentabilidad de la producción.

Las vías fundamentales para el aumento de la efectividad de la producción social son:


• El mejoramiento sucesivo de la estructura de la economía nacional.
• El aumento de localidad de la producción.
• Aceleración de los ritmos de crecimiento de la productividad del trabajo.
• Uso racional de los fondos productivos.
• Disminución del consumo de materiales por unidad de producción.
• Perfeccionamiento de todo un sistema de planificación y dirección económica.

Ejemplos de indicadores para medir la efectividad de la producción:

1. Productividad del trabajo: es la relación que existe entre el volumen de la producción


y el promedio de trabajadores.
2. Gastos de materiales por peso de producción: es la relación que existe entre el
consumo de material productivo y el volumen de producción bruta.
3. Gasto de salario por peso de producción: es la relación que existe entre el fondo de
salario de los trabajadores productivos y el volumen de producción.

La base para lograr el aumento de la efectividad, es decir los puntos de partida de un plan de
producción son:

o Productividad del trabajo.


o Rendimiento de los fondos.
o Aplicación de nuevas tecnologías.
o Aumento de la ganancia y la rentabilidad.
o Aumento de la calidad.
o Ahorro de recursos.

Eficiencia:

"Eficiencia" se define "como la virtud y facultad para lograr un efecto determinado". En Economía se
le define como "el empleo de medios en tal forma que satisfagan un máximo cuantitativo o cualitativo
de fines o necesidades humanas. Es también una adecuada relación entre ingresos y gastos".

En palabras más aplicadas a nuestras profesiones, consiste en el buen uso de los recursos. En lograr
lo mayor posible con aquello que contamos. Si un grupo humano dispone de un determinado número
de insumos que son utilizados para producir bienes o servicios, "eficiente" será aquel grupo que logre
el mayor número de bienes o servicios utilizando el menor número de insumos que le sea posible.
"Eficiente" es quien logra una alta productividad con relación a los recursos que dispone.

Eficiencia se emplea para relacionar los esfuerzos frente a los resultados que se obtengan. A
mayores resultados, mayor eficiencia. Si se obtiene mejores resultados con menor gasto de recursos
o menores esfuerzos, se habrá incrementado la eficiencia. Dos factores se utilizan para medir o
evaluar la eficiencia de las personas o empresas: "Costo "y "Tiempo ".

El concepto de "hacer bien las cosas debidas" nos pone en mayor capacidad de entender con mucha
claridad el vocablo de "Eficiencia".

"Eficiencia se refiere a la producción de bienes o servicios que la sociedad valora más, al menor costo
social posible". Es el cociente entre los resultados obtenidos y el valor de los recursos empleados. La
eficiencia no es un valor absoluto que se alcanza por sí mismo sino que se determina por
comparación con los resultados obtenidos por terceros, quienes actúan en situaciones semejantes a
las que deseamos analizar.

"Eficiencia es alcanzar los objetivos por medio de la elección de alternativas que pueden suministrar
el mayor beneficio".
La eficiencia como categoría económica en la economía política se muestra como la correlación entre
la magnitud de los gastos de trabajo muerto y el trabajo vivo añadiendo a la magnitud de los
productos obtenidos mediante estos gastos.

La eficiencia económica de la producción social constituye una premisa objetiva del socialismo y al
mismo tiempo un factor fundamental para el incremento del la riqueza social, existiendo un vinculo
estrecho entre la categoría eficiencia y la ley económica fundamental del socialismo que determina el
objetivo de la producción socialista encaminada a la plena satisfacción de las crecientes necesidades
de la sociedad.

La eficiencia expresa la cualidad de la gestión económica característica de la formación económica


dada. En el Capitalismo el indicador de eficiencia de la producción es como se sabe, la cuota de
ganancia, cuyo criterio es la satisfacción de los intereses económicos privado, pero no expresa los
intereses económicos de la clase dominante en su conjunto pues cada capitalista lucha por tener más
y vivir mejor que otro de su misma clase. Sin embargo en el socialismo se lucha por obtener cada vez
un mayor crecimiento de la eficiencia económica, pues la misma responde a los intereses de todas
las sociedades, pues ella es la única dueña de los medios de producción y los mayores resultados
que se obtengan con el nivel mínimo de los gastos beneficiará a toda la sociedad en su conjunto,
mediante la aplicación de un sistema de leyes propia del socialismo.

Por otra parte por eficiencia se entiende la eficacia de una forma socioeconómica determinada de
administración desde el punto de vista del criterio que emana del carácter de las relaciones de
producción, de los gastos que halla que realizar para la obtención del resultado esperado, es decir, la
puesta en movimiento de todos los fondos necesarios de producción para el logro de la máxima
satisfacción de las necesidades de la sociedad.

Eficiencia social: Se determina por la medida del nivel de aseguramiento de las necesidades de la
sociedad, en los bienes materiales y espirituales y los servicios incluyendo la creación de las
comisiones necesarias para el desarrollo libre multilateral y armónico de todos los miembros de la
sociedad.

Eficiencia económica: Refleja la relación entre los gastos y los resultados que se obtienen; esta se
caracteriza por la magnitud y dinámica de la renta nacional.

Elaborar la eficiencia de la producción significa alcanzar los mayores resultados económicos con los
menores gastos de trabajo social, siendo elementos fundamentales para su elaboración:

1. La utilización de la producción de los adelantos de la ciencia y la técnica.


2. El perfeccionamiento de todo el sistema de planificación y dirección de la economía.
3. El ulterior perfeccionamiento de la estructura de la economía nacional.
4. La elevación de la calidad de la producción.
5. La aceleración de los ritmos de crecimientos de la productividad del trabajo, la disminución de
los gastos de materiales por unidad de producción, la utilización racional de los recursos
naturales.

Nosotros consideramos que la eficiencia y la eficacia en general, no sólo redundan en las utilidades
de una empresa, sino que contribuyen notablemente a la superación personal, desarrollo y progreso
del individuo, de la sociedad y del país en que vive. En nuestro medio, quizá no todos comprendamos
bien esto y por ello frecuentemente subutilizamos nuestras capacidades.

Del análisis de estos tres indicadores se desprende que no pueden ser considerados ninguno de ellos
de forma independiente, ya que cada uno brinda una medición parcial de los resultados. Es por ello
que deben ser considerados como un Sistema de Indicadores que sirven para medir de forma integral
la PRODUCTIVIDAD. INDICADORES ASOCIADOS A LA PRODUCTIVIDAD Y LA CALIDAD.
Los países industrializados, llamados también desarrollados, se caracterizan por ser eficientes y
eficaces. Seguramente éste debe ser su primer mandamiento para mantenerse en su avanzado y
envidiable estado de evolución. Nosotros bien podríamos, al menos, tratar de seguir su ejemplo.