Anda di halaman 1dari 12

APORTES ECOLÓGICO-INTERACTIVOS A LA PSICOLOGÍA EDUCATIVA*

ECOLOGICAL-INTERACTIVE CONTRIBUTIONS TO THE EDUCATIONAL PSYCHOLOGY


Recibido: 23 de Abril del 2015 | Aceptado: 05 de Septiembre del 2015

Fernando Salinas-Quiroz1, Verónica Cambón Mihalfi2, Paola Silva Cabrera2


(UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL, Ciudad de México, México)

RESUMEN
En el presente artículo subrayamos el valor de la psicología educativa como disciplina puente para el estudio del
desarrollo humano, sustentándonos en conceptualizaciones que permiten comprender los procesos de desarrollo y
aprendizaje desde perspectivas ecológico-contextuales y socio-afectivas. Presentamos el modelo de educación inicial de
base segura, el cual permite visualizar la interdependencia entre desarrollo socioemocional y cognitivo, así como la
interacción entre psicología y educación. Finalmente resaltamos conocimientos, capacidades y actitudes profesionales
que competen a las y los psicólogos en la educación, desde una mirada compleja, centrada en las personas y en los
sistemas de los cuales forman parte.

PALABRAS CLAVE: Psicología del Desarrollo, Psicología Escolar, Psicología Educativa, Desarrollo Infantil, Relación
Educador Infante

ABSTRACT
This paper highlights the value of Educational Psychology as the bridging discipline that studies cognitive, social, and
affective processes that happen as subjects are part of educational contexts and take part in educational practices.
Educational psychologists should attempt to understand the diverse interacting systems. The Secure Base Childcare
model shows the interdependence between socio-emotional and cognitive development, serving as an example of
what can educational psychologists do promote child development. Finally, we discuss about competences, capacities
and professional attitudes that educational psychologists should have to promote an interdisciplinary approach to
social-educational reality.

KEY WORDS: Developmental Psychology, School Psychology, Educational Psychology, Child


Development,Teacher Child Relationship

1. Afiliado a la Universidad Pedagógica Nacional, Ciudad de México, México. E-mail: fsalinas@upn.mx


2. Afiliada a la Universidad de la República, Montevideo, Uruguay.
* Agencias de Patrocinio: Comisión Sectorial de Investigación Científica (CSIC) de la Universidad de la República (UdelaR). Facultad de Psicología de la
UdelaR – Maestría en Psicología y Educación.

| REVISTA PUERTORRIQUEÑA DE PSICOLOGÍA | V. 26 | No. 1 | PP. 026 – 037 | ENERO - JULIO | 2015 | ISSN 1946 – 2016 |
Aportes ecológico-interactivos a la psicología educativa

La psicología como profesión tiene un poco que consideramos que enriquecen a la


más de seis décadas en Latinoamérica, lo psicología educativa: el modelo bioecológico
cual resulta poco tiempo para que una del desarrollo humano de Urie
disciplina científica alcance un desarrollo de Bronfenbrenner (1979) y la teoría del apego,
calidad significativa (Alarcón, 2004). Si bien creación teórica y metodológica de John
cada uno de nuestros países cuenta con Bowlby y Mary Ainsworth (Ainsworth, 1967;
particularidades históricas, así como con Ainsworth & Wittig, 1969; Ainsworth, Blehar,
planes y programas de estudios distintos, el Waters & Wall, 1978; Bowlby 1969, 1973,
“camino usual” de las y los psicólogos 1980). A partir de estos enfoques,
implica estudiar una licenciatura o un grado conceptualizaremos al proceso de desarrollo
en psicología general para posteriormente desde perspectivas ecológico-contextuales y
especializarse en sus distintas ramas y áreas socio-afectivas. Posteriormente,
de aplicación vía experiencia profesional y/o presentaremos el modelo de educación
estudios de posgrado. Ese camino fue el que inicial de base segura, el cual consideramos
nosotros seguimos. Como equipo de que cumple con dos funciones: a) permite
investigación y como formadores de comprender la interdependencia entre el
psicólogas(os) dentro del ámbito universitario desarrollo socioemocional y el cognitivo, y; b)
a nivel grado y posgrado, hemos buscado se convierte en un espacio donde psicología
aproximaciones teóricas que sean afines con y educación interactúan y convergen.
nuestra conceptualización sobre el objeto de Concluiremos reflexionando sobre algunos
estudio de la psicología: la subjetividad. Para conocimientos, capacidades y actitudes
acceder a las interpretaciones y a los valores profesionales de las y los psicólogos en la
específicos que atraviesan la experiencia educación, posicionando a la psicología
humana, nos valemos del estudio de la educativa como una disciplina puente que
conducta, del desarrollo, del pensamiento y estudia el desarrollo humano.
de la afectividad. La diversidad de teorías,
corrientes y áreas de aplicación de la Psicología educativa: un rol en construcción
psicología, ha generado una tendencia a la
sobre-especialización: ejemplo de lo anterior La psicología educativa ha sido definida
es la psicología educativa. Consideramos como la disciplina que se ocupa de los
que ceñirnos exclusivamente al estudio de procesos de enseñanza y aprendizaje,
los procesos de enseñanza y de aprendizaje buscando favorecer herramientas de
puede invisibilizar saberes de la psicología aprendizaje en las(os) estudiantes, así como
general, por lo que nuestro objetivo es sus elecciones vocacionales, con cierta
proponer la inclusión de aportes ecológico- inferencia en el diseño de programas
interactivos para enriquecer la formación de educativos y en la formación docente
psicólogas(os) en la educación. El proceso (Hernández-Madrigal, 2009). A nivel
de desarrollo humano en contextos internacional, principalmente en el mundo
educativos formales e informales requiere de anglosajón, los contenidos que suelen formar
una disciplina que se dedique a su estudio, parte de la psicología educativa son:
por lo que la psicología educativa misma en mecanismos para promover la enseñanza
su conceptualización consensuada puede efectiva; estrategias y procesos para
estudiar fenómenos ecológico-interactivos aprender; motivación escolar; inteligencia;
sin salir de su campo de acción tradicional. manejo del salón de clases; orientación
sobre hábitos de estudio, y; evaluación
En un primer momento, definiremos a la psicoeducativa (Álvarez, 2006; Guzmán,
psicología educativa y hablaremos sobre la 2004). A diferencia de la definición anterior,
construcción del rol, posicionamiento e entendemos a la psicología educativa como
inserción del(a) psicólogo(a) en instituciones una disciplina puente que interactúa con y se
educativas. Nos detendremos en dos teorías enriquece de la psicología general, ya que

27 REVISTA PUERTORRIQQUEÑA DE PSICOLOGIA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015


FERNANDO SALINAS-QUIROZ • VERÓNICA CAMBÓN MIHALFI • PAOLA SILVA CABRERA

estudia procesos cognoscitivos, sociales y se construyen en un devenir histórico social.


afectivos que ocurren como consecuencia de Aquí la psicología tomó como unidad de
la participación de las y los sujetos –así conocimiento a la persona en interacción con
como los grupos a los que pertenecen- en otras(os), con capacidad de incidir y
contextos y prácticas educativas de diversa transformar el medio (Etchebehere et al.,
índole. La psicología educativa debe emplear 2008). La psicología social nos propone que
herramientas teórico-metodológicas de la no es suficiente la aproximación a las y los
psicología para abordar los problemas sujetos en la educación desde el plano
educativos. Pese a lo anterior, no depende individual, ya que se vinculan con el contexto
de la educación, sino que constituye el familiar, escolar o comunitario que las(os)
espacio donde la psicología interactúa y rodea y del cual forman parte, así como con
converge con ésta (Coll, 2001; Díaz Barriga, los programas educativos y de promoción del
Hernández, Rigo, Saad & Delgado, 2006; desarrollo en los que participan. Creemos
Guzmán, 2004; Hernández-Madrigal, 2009). que dicha propuesta nos ayuda a superar el
enfoque individualizante, actualmente
…existe la necesidad de dominante en los planos metodológicos e
superar el reduccionismo interventivos (Díaz Barriga et al., 2006).
psicológico y el individualismo
metodológico, para arribar a Modelo bioecológico
visiones más socioculturales y
sistémico-ecológicas que El modelo bioecológico de Urie
permitan expandir la actuación Bronfenbrenner (1979) permite atender a la
del psicólogo más allá de los complejidad del desarrollo humano, pues
confines de la educación estudia sistemas que se caracterizan por ser
escolarizada y de las tareas conjuntos de elementos en interacción.
tradicionales de diagnóstico Corresponde a una propuesta teórico-
psicopedagógico (Díaz Barriga metodológica interaccionista, ya que
et al., 2006, p.21). considera que persona y medio se afectan
mutuamente (Bronfenbrenner, 1986; Koller,
En el ámbito Latinoamericano, durante la 2004; Ortiz & Nieto, 2012; Vidal, 2001).
década de 1920 hubo un dilema sobre la
ubicación de la psicología entre el Colegio de El desarrollo humano es un proceso que
Educación y el Colegio de Artes Liberales en implica movimiento a manera de espiral,
Puerto Rico, ya que desde ese entonces se donde existen avances y retrocesos -en
planteó una división entre la psicología ocasiones contradictorios- que denotan
educativa y la psicología general (Álvarez, continuidad y discontinuidad a través del
2006). Dentro del medio rioplatense, la tiempo; compromete una concepción
influencia de la psicología social promovió evolutiva de las personas sobre el ambiente
superar los enfoques restrictivos de la ecológico y su relación con este, así como su
psicología de gabinete -centrada en lo capacidad para descubrir, mantener o alterar
disfuncional-, a una psicología centrada en la sus propiedades (Bronfenbrenner, 1993). El
promoción de salud, con el pasaje de lo desarrollo humano está determinado por la
individual a lo social (Bleger, 1966), dándose experiencia vivida durante periodos
un viraje de una modalidad asistencial a una significativos de tiempo y al interior de un
modalidad preventiva (Etchebehere et al., ambiente dado; la colaboración se da a
2008). En la década del setenta, la través de la interacción progresiva de las y
psicología social comunitaria (Montero, los sujetos con el ambiente próximo, por lo
1993) buscó comprender el acontecer social que se incluyen figuras comprometidas
donde las personas crecen y se desarrollan, emocionalmente con éstas y éstos, así como
concibiéndolas como personajes activos que objetos y símbolos inmediatos construidos

REVISTA PUERTORRIQUEÑA DE PSICOLOGÍA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015 28


Aportes ecológico-interactivos a la psicología educativa

sociohistóricamente. En la propuesta de que afectan a las y los sujetos educativos.


Bronfenbrenner, el ambiente ecológico es Tal y como expusimos en el apartado
una compleja estructura de sistemas que anterior, la relación familia-centro educativo
influyen directa o indirectamente sobre las repercute en las relaciones familia-
personas. A continuación describiremos la comunidad y familia-Estado. Una manera de
clasificación que propone el autor a manera aproximarnos a la relación familia-centro
círculos concéntricos o muñecas rusas, educativo es a través del estudio de la
dónde una contiene a la otra. construcción de vínculos de apego
educador(a)-infante, tema que abordaremos
El microsistema hace referencia al más adelante en la propuesta del modelo de
entorno físico y social más próximo de la educación inicial de base segura.
persona en el que son desarrollados
patrones de actividades, roles o relaciones Independientemente del área de
interpersonales específicas. Ejemplos de aplicación (educación inicial-superior/rural-
microsistemas son la familia, la escuela o urbana/formal-informal) o del abordaje
grupos de amigos. El mesosistema remite a teórico-metodológico elegido por la psicóloga
las interacciones de dos o más o el psicólogo en la educación, resulta
microsistemas en los que la persona deseable que su quehacer profesional
participa activamente. Las relaciones entre el contribuya a la comprensión de las
hogar, el centro escolar y el grupo de dinámicas institucionales. El(la) psicólogo(a)
amigas(os) del vecindario son ejemplos de en la educación puede convertirse en un
mesosistemas. El exosistema se refiere a enlace entre los diferentes sistemas en los
uno o más entornos en los que no participa que las y los sujetos educativos son
directamente el niño o la niña, pero en los partícipes para favorecer su desarrollo
que se producen hechos que afectan lo que integral en lo afectivo, cognitivo y social. Lo
ocurre en su entorno próximo, por ejemplo, anterior promoverá la construcción de
la situación laboral de los padres y las aprendizajes significativos.
madres, la red de apoyo social y el entorno
comunitario (Bronfenbrenner, 1986; Koller, Concebimos al desarrollo como un
2004). El macrosistema constituye la proceso creativo de colaboración entre los
estructura de mayor orden, la cual distintos sistemas, por lo tanto, implica la
corresponde y subyace a los tres sistemas noción de corresponsabilidad y requiere de
anteriormente mencionados. El la participación activa de las y los sujetos en
macrosistema incluye a la cultura o planes articulados-multisectoriales-
subcultura, a los sistemas de valores, integrales. Para entender al proceso de
creencias o ideología, y a las estructuras desarrollo, Bronfenbrenner (2005) planteó el
políticas, económicas y jurídicas, todas ellas modelo empírico PPCT: persona, proceso,
presentes en la cotidianeidad de las y los contexto y tiempo, sin embargo, él mismo
sujetos, por lo que inciden en su proceso de reconoció que ninguna
desarrollo (Bronfenbrenner, 1986; Koller, investigación/intervención puede cumplir con
2004). De este nivel forman parte las todos los criterios ecológicos propuestos.
políticas educativas, de salud y nutrición Consideramos que las y los psicólogos en la
infanto-juvenil, salud maternal, y la educación pueden realizar investigaciones e
legislación en torno a las licencias intervenciones ecológicamente válidas, es
parentales, entre otras. decir, en ambientes naturales, involucrando
objetos y actividades de la vida diaria.
Implicaciones del modelo bioecológico en la Bronfenbrenner (1993) afirmó que el
psicología educativa aprendizaje y el desarrollo son facilitados por
la participación de las niñas y los niños en
La psicología educativa debe atender los patrones de actividad recíproca con figuras
distintos sistemas puestos en relación, ya
29 REVISTA PUERTORRIQQUEÑA DE PSICOLOGIA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015
FERNANDO SALINAS-QUIROZ • VERÓNICA CAMBÓN MIHALFI • PAOLA SILVA CABRERA

significativas, los cuales se tornan más atención en las necesidades físicas y


complejos progresivamente. Siguiendo esta emocionales del niño o la niña, y es capaz
línea, proponemos al estudio de las díadas de ver las cosas desde el punto de las(os)
educador(a)-infante como una aproximación infantes. Asimismo, sincroniza las
microsistémica por donde el psicólogo y la actividades de él o ella con las propias,
psicóloga en la educación pueden comenzar negocia ante conflictos y se ajusta a sus
en este entrecruzamiento de sistemas y estados emocionales, momento evolutivo y
relaciones. particularidades (Ainsworth, 1982; Ainsworth
et al., 1978; Bowlby, 1969; Carbonell,
La teoría del apego Posada, Plata & Méndez, 2005; Seifer &
Schiller, 1995).
La teoría del apego es un sistema lógico-
deductivo estructural que concibe al Implicaciones de la teoría del apego en la
desarrollo como un proceso de construcción psicología educativa
y transformación constante (Salinas-Quiroz
et al., 2015; Sroufe, Galindo & Ibarra, 2000): Si bien es cierto que típicamente la figura de
se trata de una de las teorías de desarrollo apego principal es la madre, otras(os)
socioemocional con mayor influencia en las cuidadoras(es) pueden convertirse en figuras
últimas cuatro décadas (Posada, 2004). El de apego, como es el caso de las y los
apego es un vínculo afectivo infante- educadores. Dentro del contexto educativo,
cuidador(a) relativamente perdurable, en el cuatro son los principales factores que
que el(la) otro(a) es importante como una influyen en la construcción de relaciones de
persona única y no intercambiable con la que base segura: 1) la sensibilidad del(a)
se quiere mantener cierta cercanía (Salinas- educador(a); 2) su capacidad para dar
Quiroz, Morales-Carmona, Cruz-Martínez, seguimiento individual a las niñas, los niños
Posada & Carbonell, 2014; Salinas-Quiroz, y al grupo en general; 3) sus percepciones
2013). Dicho vínculo se manifiesta a través sobre el grupo, y; 4) la continuidad del
de un sistema organizado de conducta cuyo cuidado o atención educativa (Ahnert,
fin es el mantenimiento de la proximidad Pinquart & Lamb, 2006; Howes & Spieker,
entre el niño o la niña y una o varias 2008; Owen, Klausli, Mata-Otero & O’Brien-
personas afectivamente cercanas a él(ella), Caughy, 2008). En la actualidad, respecto a
normalmente concebidas como más sabias y los centros de educación inicial, dos cosas
fuertes (Ainsworth, 1989; Salinas-Quiroz & son claras: la calidad del cuidado es una
Posada, 2015). Se trata de un lazo variable determinante en el desarrollo de las
irremplazable –específico y discriminativo– niñas y los niños, y; las interacciones
que se construye a través de las educador(a)-infante constituyen el núcleo del
interacciones entre ambos miembros de la proceso de calidad (Cárcamo, Vermeer, van
díada; se refiere al lazo emocional infante- der Veer & van Ijzendoorn, 2014).
cuidador(a), así como a un sistema de
conducta flexible que opera a través de A pesar de que la sensibilidad se
metas compartidas, mediado por emociones enmarca en climas emocionales positivos, no
y en interacción con otros sistemas es sinónimo de calidez o amor, pues es
conductuales y ambientes ecológicos (meso, producto de una relación recíproca y
exo y macrosistemas). coordinada donde ambos(as)
interlocutores(as) cooperan a nivel
Cuando las(os) cuidadoras(es) están emocional y conductual (Carbonell, 2013;
atentas(os) a las señales del(a) infante, las Seifer & Schiller, 1995). Esta sutil pero
interpretan correctamente y responden importante diferencia, permite que los
apropiadamente, son consideradas(os) conceptos de la teoría del apego
sensibles. Un(a) adulto(a) sensible centra su anteriormente definidos sean aplicables en
contextos educativos, ya que las y los
REVISTA PUERTORRIQUEÑA DE PSICOLOGÍA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015 30
Aportes ecológico-interactivos a la psicología educativa

educadores pueden convertirse en figuras de crucial de la EIBS es la capacidad de


apego secundarias. Recomendamos que colaboración entre cuidadoras(es) familiares
psicólogas y psicólogos en la educación y no familiares, por lo que la conjunción de
atiendan procesos cognoscitivos, sociales y relaciones de apego dentro de una red
afectivos con particular énfasis e interés en funcional multisistémica da cuenta de la
la vinculación de las niñas y los niños con vinculación entre la teoría del apego y el
sus educadoras(es). modelo bioecológico del desarrollo humano.
Si bien Urie Bronfenbrenner (1993)
Educación inicial de base segura: Interacción y reconoció el trabajo de Mary Ainsworth y
convergencia entre psicología y educación John Bowlby, hasta donde tenemos
conocimiento, se trata de la primera ocasión
Dentro de los distintos microsistemas en la que explícitamente se articulan ambas
existentes, los Centros de Educación Inicial teorías dentro de contextos educativos.
(CEI) contextualizan el desarrollo infantil, Sugerimos que el psicólogo y la psicóloga en
pues para muchas niñas y niños la educación favorezcan la construcción de
corresponden a su entorno físico y social vínculos afectivos entre niñas, niños y
próximo. Las y los infantes desarrollan educadoras(es), ya que la misma
patrones de actividades, roles y relaciones potencializa el proceso de desarrollo de
interpersonales, lo cual es definido como las(os) infantes. Dicha construcción diádico-
procesos proximales dentro de la interactiva implica reconocer la influencia
terminología del modelo bioecológico. mutua entre las(os) distintas(os)
Investigaciones recientes han demostrado participantes y los sistemas de los que
que CEI caracterizados por un clima forman parte, por lo que a su vez se trata de
emocional positivo y educadoras(es) una aproximación ecológico-interactiva
sensibles, brindan a las(os) infantes la (Bronfenbrenner, 1986; Koller, 2004; Ortiz &
seguridad emocional necesaria para Nieto, 2012; Vidal, 2001). En congruencia
desarrollar capacidades conductuales, con lo anteriormente planteado, la EIBS se
sociales y emocionales que aumentan su constituye como un espacio de interacción y
compromiso con el aprendizaje y favorecen convergencia entre psicología y educación,
el éxito escolar (e.g. Burchinal et al., 2008; ya que estudia fenómenos interactivos
Hamre & Pianta, 2005; NICHD ECCRN, dentro de contextos educativos.
2003; Pianta, Stuhlman & Hamre, 2002;
Wentzel, 2002). La calidad del vínculo DISCUSIÓN
educador(a)-infante puede llegar a ser tan
importante como un programa educativo de Consideramos que la esquematización y el
alta calidad (Pianta & LaParo, 2003), por lo ordenamiento propuesto por Bronfenbrenner
que las relaciones de base segura en (1993) echa luz sobre lo que la psicóloga y el
contextos educativos cobran especial psicólogo en la educación pueden hacer
importancia. dentro de las distintas estructuras del
ambiente ecológico –no sólo dentro de la
En 2014, uno de nosotros propuso el institución educativa-. A nivel microsistémico,
constructo Educación Inicial de Base Segura la(el) psicóloga(o) en la educación puede
(EIBS) para definir a la red protectora de atender a las niñas y los niños en la
relaciones con educadoras(es) sensibles, singularidad de sus procesos afectivos,
disponibles y responsivas(os) que ofrece a cognitivos y sociales; a las características de
las niñas y a los niños una variedad de las familias, tales como sus estilos y
oportunidades de interacciones exploratorias prácticas de crianza; a las características
con objetos y personas. La EIBS implica una particulares de los distintos sistemas en los
responsabilidad compartida entre la familia y que los niños y las niñas forman parte, y; a
el personal del CEI (Salinas-Quiroz, 2014; los estilos institucionales propios de cada
Salinas-Quiroz et al., 2015). Un atributo
31 REVISTA PUERTORRIQQUEÑA DE PSICOLOGIA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015
FERNANDO SALINAS-QUIROZ • VERÓNICA CAMBÓN MIHALFI • PAOLA SILVA CABRERA

centro educativo (Cambón, 2011). El(la) tercer nivel, enlazando servicios de salud,
psicólogo(a) en la educación puede seguridad social, desarrollo de la familia y
convertirse en un(a) copensor(a) en diálogo vivienda, entre otros. Para poder llevar a
con los distintos personajes que forman cabo dicha empresa, el psicólogo y la
parte de los diversos sistemas –así como los psicóloga en la educación requieren de un
modelos de relación que se establecen entre conocimiento profundo de la realidad, de los
éstos-, funcionando como un(a) recursos comunitarios y de los canales de
interlocutor(a) intra e intersistémico(a) que es comunicación existentes. Si bien la
capaz de situarse desde la perspectiva de derivación es el primer paso, la tarea no se
las diferentes personas involucradas. circunscribe a la misma, pues idealmente
brindará sostén a las familias al
Como consecuencia de las diversas acompañarlas en las intervenciones –
interacciones entre los sistemas (nivel dándoles el seguimiento correspondiente- y
mesosistémico), la(el) psicóloga(o) en la estableciendo diálogo con equipos
educación debe comprender, apoyar y interdisciplinarios, interinstitucionales y/o
acompañar a las familias en la crianza y intersectoriales.
educación de las y los infantes, empatizando
con las situaciones por las que transitan. Su Por último, dentro del macrosistema, la
rol inter e intrasistémico le permitirá conocer psicóloga y el psicólogo en la educación
el ambiente ecológico escolar desde dentro y tienen como tarea el rescatar las
aproximarse cercana y respetuosamente a capacidades de las niñas y los niños para
las(os) educadoras(es). Su capacidad de desde ahí fomentar la participación infantil.
contención, así como la disposición a Consideramos que la investigación es una
intercambiar y a hacer equipo con el resto herramienta poderosa para lograrlo, pues
del personal educativo, hará que las permite: 1) conocer y reportar las
educadoras y los educadores cuenten con capacidades de las niñas y los niños; 2)
nuevos elementos para comprender la explorar la construcción de vínculos afectivos
subjetividad de las(os) infantes. En para potencializar el desarrollo infantil, y; 3)
congruencia con lo anterior, el personal evaluar la viabilidad y efectividad de los
educativo podrá generar estrategias programas e intervenciones educativas. Los
singulares que permitan el máximo tres puntos anteriores no son sólo directrices
despliegue de las capacidades de las niñas, profesionales, sino una manera de darles
los niños y sus familias. El psicólogo y la voz a las niñas y los niños.
psicóloga en la educación pueden mediar la
relación de base segura educador(a)-infante Es necesario que el(la) psicólogo(a) en la
al habilitar espacios en donde el educador o educación examine sistemas multipersonales
la educadora puedan pensarse en relación a de interacción no limitados exclusivamente al
ese(a) niño(a) en concreto y a las ambiente educativo. El tránsito de las niñas y
particularidades de su grupo, ya que ambos los niños por los distintos sistemas requiere
profesionales son parte de la institución; de reciprocidad por parte del medio, pues
miembros del micro y del mesosistema juegan distintos roles en casa, centro
simultáneamente. educativo, vecindario y comunidad. Estos
cambios de roles y de ambientes son a la
La función del(a) psicólogo(a) en la vez productos e instigadores del desarrollo,
educación a nivel exosistémico sería la por lo que las intervenciones del(a)
articulación de redes sociales para encauzar psicólogo(a) en la educación deben tener
determinadas demandas que desde su como objetivo incidir en los procesos
inserción institucional no son viables de proximales de vinculación afectiva de las
atender. Ejemplo de lo anterior puede ser la niñas y los niños en todos los niveles.
canalización a especialistas de segundo o

REVISTA PUERTORRIQUEÑA DE PSICOLOGÍA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015 32


Aportes ecológico-interactivos a la psicología educativa

Indiscutiblemente los procesos de interlocutoras(es) activas(os) con


enseñanza y de aprendizaje requieren de la perspectivas, necesidades e intereses
exploración de las capacidades cognitivas, propios, lo que los(as) convierte en seres
sin embargo, su estudio también exige activos en su desarrollo y sujetos(as) de
conocer a las capacidades emocionales. derechos (Carbonell et al., 2005; Myers,
Cuando se define a la emoción como una Martínez, Delgado, Fernández & Martínez,
relación subjetiva entre la persona y el 2013). Aunado a lo anterior, ambas teorías
suceso, de algún modo siempre implica al ayudan a modificar las percepciones adulto-
conocimiento. Cognición y afectividad son céntricas que consideran que las niñas y los
indisolubles: son dos aspectos diferentes del niños son pasivo-dependientes. La relación
mismo proceso de la transición entre la de base segura educador(a)-infante tiene
persona y el entorno (Piaget, 1962; Sroufe, una función importante en el desarrollo de
Galindo & Ibarra, 2000). Esta organización habilidades cognitivas en el niño o la niña
peculiar del desarrollo es lo (Moreno García, 2010). Consideramos,
característicamente humano. El apego es el siguiendo al profesor Alan Sroufe (2000),
punto focal de la organización que cognición y afecto deben ser
comportamental de las y los infantes, por lo conceptualizados como aspectos
que no sólo tiene implicaciones para el complementarios de un proceso de
crecimiento cognitivo –ya que las desarrollo unificado en el que la cognición
experiencias afectivas lo respaldan-, sino está al servicio del afecto y éste inspira a la
que permite que la(el) psicóloga(o) en la cognición, por lo cual la emoción es
educación reflexione sobre su rol dentro de necesariamente integradora. La Educación
las instituciones educativas y busque Inicial de Base Segura es sólo uno de los
promover relaciones de base segura entre múltiples ejemplos posibles para dar cuenta
sus integrantes. de la complejidad del desarrollo humano, de
los sistemas ecológicos que influyen sobre
Los equipos directivos de las escuelas las personas, y de la interacción entre
suelen demandar de la intervención de las y psicología y educación.
los psicólogos cuando existen problemas de
aprendizaje y/o comportamiento en las(os) Si bien a nivel mundial existen varias
estudiantes. El uso de pruebas psicométricas universidades que ofrecen licenciaturas en
para establecer diagnósticos y recomendar Psicología del Desarrollo, consideramos que
tratamientos puede colocarnos dentro de la estamos lejos de formular programas
psicología de gabinete enfocada en lo similares en nuestros países de origen.
disfuncional. Los problemas Debido a lo anterior, es nuestra obligación y
comportamentales en las niñas y los niños responsabilidad enriquecer los programas de
son genuinos y dignos de atención, empero, grado y posgrado existentes, al ampliar y
podemos acercarnos a ellos desde una diversificar la formación de las y los
mirada distinta donde seamos capaces de estudiantes, aportando perspectivas como
tomar en cuenta a los diversos sistemas las que abordamos en este escrito. A pesar
interrelacionados y conceptualizar al de que ninguno de nosotros somos expertos
desarrollo como un proceso complejo y en diseño curricular, consideramos menester
unificado. Esta mirada indiscutiblemente que los planes y programas de estudio de
generará una aproximación diferente y psicología educativa existentes incluyan: a)
enriquecida: una intervención mucho más aproximaciones socioculturales, ecológicas e
psicológica. interactivas que tomen en cuenta personas,
procesos, contextos y tiempos; b) materias
CONCLUSIONES sobre desarrollo integral humano que
realmente den el mismo peso y nivel de
El modelo bioecológico y la teoría del apego profundidad a todas sus esferas -no sólo a
asumen a los niños y niñas como
33 REVISTA PUERTORRIQQUEÑA DE PSICOLOGIA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015
FERNANDO SALINAS-QUIROZ • VERÓNICA CAMBÓN MIHALFI • PAOLA SILVA CABRERA

aquellas más fácilmente aprehensibles de representaciones mentales, entonces la


manera objetiva (e.g. desarrollo físico)-, y; c) psicología educativa puede aportar desde su
talleres teórico-metodológicos donde las(os) especificidad la conjunción de lo psicológico
estudiantes no sólo cuenten con y lo pedagógico. Son diversas las
conocimientos investigativos-interventivos, aplicaciones de la psicología y el ámbito
sino que puedan documentar empíricamente educativo es un campo fructífero: creemos
las potencialidades de las niñas y los niños, que si bien en sus orígenes el término
para con esto fomentar la participación “psicología educativa” únicamente buscaba
infantil a través de datos fundamentados. especificar el área de aplicación, los
problemas de identidad de la disciplina
Para generar aprendizajes significativos, desde sus inicios (ver Salinas-Quiroz, 2015),
es necesario que las y los estudiantes de aunados a la creciente tendencia a la sobre-
psicología educativa busquen la solución de especialización, han generado diseños
problemas auténticos en escenarios reales y curriculares en los que se ve poco de
realicen proyectos de investigación (Díaz psicología y demasiado de educación.
Barriga, 2003). Lo anterior, a su vez, Nuestra meta última es el reconocimiento y
fomentará el desarrollo de: 1) habilidades la creación de una labor inter e
para enlazar a los distintos sistemas en los intradisciplinar para un acercamiento más
que participan; 2) capacidad de mediación profundo a las realidades humanas dentro y
en las relaciones de base segura fuera de los contextos educativos formales.
educador(a)-infante, apoyando al(a) A lo largo del texto hablamos de
adulto(a) en la respuesta sensible a las psicólogas(os) en la educación, pues
demandas de las(os) niñas(os) para que que buscamos anteponer la importancia de la
comprenda sus subjetividades; 3) habilidad profesión “base” –la psicología-, para
para apoyar a los(as) educadores(as) en la posteriormente especificar el área de
comprensión de los niños y las niñas, aplicación –educación-, constituyendo un
ampliando, desde una construcción conjunta, espacio donde ambas interactúan y
la mirada sobre la infancia; 4) actitud de convergen.
observación y escucha permanente para
atender a los(as) distintos(as) integrantes del
centro educativo en su singularidad y en sus
procesos; 5) actitud empática y continente
para con los miembros de los diversos
ambientes ecológicos; 6) capacidad para
generar diálogo y colaboración entre
cuidadoras(es) primarias(os) y
educadoras(es), conjuntando los vínculos en
una red funcional multisistémica, y; 7)
habilidad para participar activamente en las
redes sociales y establecer articulaciones
interinstitucionales e intersectoriales que
permitan maximizar los alcances de las
intervenciones.

Si las formadoras y los formadores de


psicólogos(as) logramos transmitir que
nuestro objeto de estudio es la subjetividad y
que dos de las vías principales para acceder
a ésta son las relaciones
interpersonales/vínculos afectivos y las

REVISTA PUERTORRIQUEÑA DE PSICOLOGÍA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015 34


Aportes ecológico-interactivos a la psicología educativa

REFERENCIAS beings human: Bioecological


perspectives on human development
Ahnert, L., Pinquart, M. & Lamb, M.E. (2006). (pp. 3-15). Thousand Oaks, CA: Sage.
Security of children’s relationships with Bronfenbrenner, U. (1993). La ecología del
nonparental care providers: A meta- desarrollo humano. México, D.F.:
analysis. Child Development, 74(3), Paidós.
664–679. Bronfenbrenner, U. (1986). Ecology of the
Ainsworth, M.D.S. (1989). Attachments family as a context for human
beyond infancy. American Psychologist, development: Research perspectives.
74(4), 709-716. Developmental Psychology, 22(6), 723-
Ainsworth, M.D.S. (1982). Attachment: 742.
Retrospect and prospect. En Parkes, Bronfenbrenner, U. (1979). The ecology of
C.M. & Stevenson-Hinde, J. (Eds.), The cognitive development: Research
place of attachment in human behavior models and fugitive findings. En
(pp. 3-30). New York: Basic Books. Wozniak, R.H. & Fischer, K.W. (Eds.),
Ainsworth, M.D.S. (1967). Infancy in Uganda: Development in context: Acting and
Infant care and the growth of love. thinking in specific environments (pp. 3-
Baltimore: Johns Hopkins University 44). Hillsdale, NJ: Erlbaum.
Press. Burchinal, M., Howes, C., Pianta, R., Bryant,
Ainsworth, M.D.S. & Wittig, B.A. (1969). D., Early, D., Clifford, R. & Barbarin, O.
Attachment and exploratory behavior of (2008). Predicting child outcomes at the
one-year-olds in a strange situation. En end of kindergarten from the quality of
Foss, B.M. (Ed.), Determinants of infant pre-kindergarten teacher-child
behavior, 4 (pp. 113-136). London: interactions and instruction. Applied
Methuen. Developmental Science, 12(3), 140-153.
Ainsworth, M.D.S., Blehar, M.C., Waters, E. Cambón, V. (2011). El Programa Maestros
& Wall, S. (1978). Patterns of Comunitarios: ¿un camino hacia la
attachment: A psychological study of the construcción de Escuelas
Strange Situation. Hillsdale, NJ: Comunitarias? (Tesis inédita de
Erlbaum. maestría). Montevideo, Uruguay:
Alarcón, R. (2004). Medio Siglo de Psicología Universidad de la República, Uruguay.
Latinoamericana: Una Visión de Carbonell, O.A. (2013). La sensibilidad del
Conjunto. Revista Interamericana de cuidador y su importancia para
Psicología. 38(2), 307-316. promover un cuidado de calidad en la
Álvarez, A.I. (2006). La enseñanza de la primera infancia. Ciencias Psicológicas
psicología en la Universidad de Puerto 2013, VII(2), 201-207.
Rico, Recinto de Río Piedras: 1903- Carbonell, O.A., Posada, G., Plata, S.J. &
1950. Revista Puertorriqueña de Méndez, S. (2005). Las relaciones
Psicología. 17, 93-113. vinculares: un contexto para potenciar el
Bleger, J. (1966). Psicohigiene y psicología derecho al bienestar de niños y niñas.
institucional. Buenos Aires: Paidós. Cuadernos de Psicología, 1, 31-38.
Bowlby, J. (1980). Attachment and Loss, Vol. Cárcamo, R.A., Vermeer, H.J., De la Harpe,
III. Loss, sadness and depression, New C., van der Veer, R. & van Ijzendoorn,
York: Basic Books. M.H. (2014). The quality of childcare in
Bowlby, J. (1973). Attachment and Loss, Vol. Chile: Its stability and international
II. Separation, New York: Basic Books. ranking. Child & Youth Care Forum, 43,
Bowlby, J. (1969). Attachment and Loss, Vol. 747-761. doi: 10.1007/s10566-014-
I: Attachment, New York: Basic Books. 9264-z
Bronfenbrenner, U. (2005). The bioecological Coll, C. (2001). Concepciones y tendencias
theory of human development. En U. actuales en psicología de la educación.
Bronfenbrenner (Ed.), Making human
35 REVISTA PUERTORRIQQUEÑA DE PSICOLOGIA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015
FERNANDO SALINAS-QUIROZ • VERÓNICA CAMBÓN MIHALFI • PAOLA SILVA CABRERA

En C. Coll, J. Palacios & A. Marchesi intervenção no Brasil. Brasil: Casa del


(Eds.), Desarrollo Psicológico y Psicólogo.
Educación, Vol. II. Psicología de la Montero, M. (1993). Evolución y tendencias
educación escolar (pp. 1-5). Madrid: actuales de la psicología social en
Alianza Editorial, S.A. Recuperado de América Latina. Papeles del psicólogo,
https://es.scribd.com/doc/53903305/RE 55.
LACION-ENTRE-PSICOLOGIA-Y- Moreno García, R. (2010). Estilos de apego
EDUCACION en el profesorado y percepción de sus
Díaz Barriga, F. (2003). Cognición situada y relaciones con el alumnado. (Tesis
estrategias para el aprendizaje inédita de doctorado). Madrid:
significativo. Revista Electrónica de Universidad Complutense de Madrid.
Investigación Educativa, 5(2). España, Servicio de Publicaciones
Recuperado de Myers, R., Martínez, A., Delgado, M.A.,
http://redie.uabc.mx/index.php/redie/arti Fernández, J.L. & Martínez, A. (2013).
cle/viewFile/85/151 Diagnóstico Infantil Temprano en
Díaz Barriga, F., Hernández, G., Rigo, M.A., México. Diagnóstico y
Saad, E. & Delgado, G. (2006). Retos recomendaciones. Ciudad de México,
en la formación y práctica profesional México: Banco Interamericano de
del psicólogo educativo. Revista de la Desarrollo. División de Protección
Educación Superior, XXXV(1), 11-24. Social y Salud.
Etchebehere, G., Cambón, V., De León, D., National Institute of Child Health and Human
Fraga, S., Silva, P. & Zeballos, Y. Development Early Child Care
(2008). Educación Inicial: Desafíos, Research Network (NICHD ECCRN).
perspectivas y acciones. Montevideo: (2003). Social functioning in first grade:
Psicolibros Universitario. Associations with earlier home and child
Guzmán, J.C. (2004). La formación care predictors and with current
profesional del psicólogo educativo en classroom experience. Child
México. Revista Electrónica Sinéctica, Development, 74(6), 1936-1662.
25, 3-14. Ortiz, J.A. & Nieto-Silva, C.J. (2012). El
Hamre, B.K. & Pianta, R.C. (2005). Can Modelo Bioecológico en la Comprensión
instructional and emotional support in del Desarrollo Humano Temprano. Rio
the first grade classroom make a Grande do Sul, Brasil: Centro de
difference for children at risk of school Estudios Psicológicos CEP-Rua.
failure? Child Development, 76(5), 949- Owen, M.T., Klausli, J.K., Mata-Otero, A.M. &
976. O’Brien-Caughy, M. (2008).
Hernández-Madrigal, P. (2009). Campos de Relationship-focused childcare
acción del psicólogo educativo: una practices: Quality of care and child
propuesta mexicana. Psicología outcomes for children in poverty. Early
Educativa, 15(2), 165-175. doi: Education and Development, 19(2),
10.5093/ed2009v15n2a7 302-329.
Howes, C. & Spieker, S. (2008). Attachment Piaget, J. (1962). Play, dreams and imitation
relationships in the context of multiple in childhood. New York: Norton.
caregivers. En Cassidy, J. & Shaver, Pianta, R.C. & La Paro, K.M. (2003).
P.R. (Eds.), Handbook of attachment: Improving early school success.
Theory, research and clinical Educational Leadership, 60(7), 24-29.
applications (pp.313-332). New York: Pianta, R.C., Stuhlman, M.W. & Hamre, B.K.
Guilford. (2002). How schools can do better:
Koller, S.H. (2004). Ecologia do Fostering stronger connections between
desenvolvimento humano. Pesquisa e teachers and students. New Directions
for Youth Development, 93, 91-107.

REVISTA PUERTORRIQUEÑA DE PSICOLOGÍA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015 36


Aportes ecológico-interactivos a la psicología educativa

Posada, G. (2004). Teoría del vínculo y la attachment theory assessment. En E.


investigación transcultural. En Juárez- Waters, B.E.Vaughn, G. Posada, & K.
Hernández, M.C. (Ed.), Influencia Kondo-Ikemura, (Eds.), Caregiving,
cultural en el vínculo madre-infante (pp. cultural, and cognitive perspectives on
13-22). México: UPN. secure base behavior and working
Salinas-Quiroz, F. (2015, Junio). El models: New growing points of
psicólogo: orígenes de su identidad. attachment theory and research.
Conferencia presentada en el “Curso Monographs of the Society for Research
Paradigmas en Salud de Atención in Child Development, 60 (2-3 Serial No.
Hospitalaria: 30 años de experiencia 244), 146-174.
Institucional”, Instituto Nacional de Sroufe, L.A., Galindo, M.S.D., & Ibarra, J.H.
Perinatología, Ciudad de México, (2000). Desarrollo emocional. La
México. organización de la vida emocional en
Salinas-Quiroz, F. (2014). Educación Inicial los primeros años. México: Oxford
de Base Segura: Estudio observacional University Press.
de los procesos internos de la Vidal, R. (2001). La familia como un sistema.
educadora, de la interacción y del Conflicto Psíquico y Estructura Familiar.
desarrollo sociocognitivo infantil (Tesis Montevideo: Psicolibro.
inédita de doctorado). Ciudad de Wentzel, K.R. (2002). Are effective teachers
México, México: Universidad Nacional like good parents? Teaching styles and
Autónoma de México. student adjustment in early
Salinas-Quiroz, F. (2013). Vínculos de apego adolescence. Child Development, 73(1),
con cuidadores múltiples: la importancia 287-301.
de las relaciones afectivas en la
Educación Inicial. Memorias
Electrónicas del XII Congreso Nacional
de Investigación Educativa.
Salinas-Quiroz, F. & Posada, G. (2015)
MBQS: Método de evaluación para
intervenciones en apego dirigidas a
primera infancia. Revista
Latinoamericana de Ciencias Sociales,
Niñez y Juventud, 13(2). 1051-1063.
Salinas-Quiroz, F., Morales-Carmona, F.,
Juárez-Hernández, M.C., de Castro, F.,
Posada, G. & Carbonell, O.A. (2015).
Educación Inicial de Base Segura:
Indicador de la calidad educativa para la
primera infancia. Psicología
Iberoamericana, 23(1), 75-82.
Salinas-Quiroz, F., Morales-Carmona, F.,
Cruz-Martínez, L.M., Posada, G. &
Carbonell, O.A. (2014). Aproximación
psicométrica al uso de los Q-Sorts en
contextos de Educación Inicial. Acta de
Investigación Psicológica, 4(2), 1595-
1611.
Seifer, R. & Schiller, M. (1995). The role of
parenting sensitivity, infant
temperament, and dyadic interaction in

37 REVISTA PUERTORRIQQUEÑA DE PSICOLOGIA | V. 26 | No. 1 | ENERO - JULIO | 2015