Anda di halaman 1dari 5

Hidroterapia

También denominada terapia acuática es un tratamiento para


patología del aparato locomotor, se emplean diferentes conocimientos
fisioterapéuticos de rehabilitación y biomecánica en conjunto con
diversas técnicas de tratamiento, es importante recalcar que la
hidroterapia se puede complementar con más técnicas de terapia fuera
del medio acuático. (Sanchez, 2014)

La hidroterapia es aplicada a niños y adultos con diferentes patologías


pero se debe tener cierta restricciones ya que este tratamiento los
puede agravar, terapia
acuática se da en varios
espacios como balnearios,
saunas, piscinas termales,
baños y duchas con
características específicas.
(CuidatePlus, 2016)

La hidroterapia se puede
recibir desde los seis meses de edad como estimulación temprana, y
es importante contar con un informe médico para establecer qué
protocolo de ejercicios es el más indicado y prever contraindicaciones
de cualquier tipo. Por lo general, cada sesión de terapia dura una hora,
distribuida en 45 minutos de trabajo continuo, adecuado según las
necesidades y condiciones del niño, y los últimos 15 minutos de
recreación.

El medio acuático permite a la persona lesionada o con alguna


patología trabajar con un porcentaje de descarga mayor o menor en
función de la gravedad de la lesión o de la fase evolutiva del a misma.
Es muy importante el concepto de “peso aparente”: la diferencia entre
el peso del cuerpo sumergido y el empuje del agua. Así, una persona
de 100 kilos, sumergida hasta la cintura, pesará solamente 50 kilos.
(Perez, 2017)

Las condiciones más comunes vistas en niños que asisten a


hidroterapias son el espectro autista y la parálisis cerebral. En el
caso de los niños con Trastornos del Espectro del Autismo (TEA),
los beneficios de la terapia acuática son muy visibles. A través del
agua, el niño recibe sensaciones que lo ayudan a disminuir tensiones
y a entrar en un estado de relajación, permitiéndole organizar su
conducta, conectar con el entorno, y mejorar su relación con el
mismo.
En el caso de las personas con parálisis cerebral, particularmente en
los niños, el agua es fundamental en su rehabilitación.

Además, están niños cuyas condiciones motoras están limitadas,


parcial o completamente. Por lo tanto, la temperatura climatizada de
la piscina a 35 grados centígrados les permite relajar los músculos y
las articulaciones, y realizar movimientos que fuera del agua no les
sería posible. La hidroterapia también reporta múltiples beneficios
en aquellos pacientes que
presentan el caso
opuesto, hipotonía, una
excesiva relajación de los
músculos. Para ellos se
aprovecha la densidad
del agua, utilizando
como herramienta la
resistencia de la misma. (Garrido, 2016)

La hidroterapia será de grandes beneficios en múltiples


patologías como:

 Esclerosis Lateral Amiotrofica: las neuronas se desgastan o


mueren y ya no pueden enviar mensajes a los músculos. Con el
tiempo, esto lleva a debilitamiento muscular, espasmos e
incapacidad para mover los brazos, las piernas y el cuerpo. La
afección empeora lentamente.

 Atrofias musculares: Es el desgaste o pérdida del tejido


muscular. puede ser causada por envejecimiento, inanición y
enfermedades, tales como el síndrome de Cushing
 Enfermedades con alteración del equilibrio y la coordinación
 Patologías mecánicas: lesiones patológicas habituales en la
construcción, que se clasifican según su causa o agente
causante.
 Esclerosis múltiple: Endurecimiento patológico de un tejido u
organismo que es debido al aumento anormal y progresivo de
células de tejido conjuntivo que forman su estructura
(Commission, 2018)

Existen ciertos casos en los que se debe tener precaución con la


aplicación de este tratamiento o sencillamente no incluirla en el
protocolo de tratamiento.

 Procesos infecciosos
 Enfermedades cutáneas
 Insuficiencia circulatoria
 Insuficiencia renal
Bibliografía
Commission, A. A. (2018). Patologias. MedlinePlus.
CuidatePlus. (2016). Hidroterapia. Cuidate Plus.
Garrido, D. (2016). Hidroterapia para niños. Mis Chiquitos.
Perez, A. M. (2017). La importancia de la hidroterapia en la
recuperación de lesiones. Sanitas Parte de Bupa.
Sanchez, A. (2014). Fisioonline. Que es la hidroterapia y que nos
puede portar .