Anda di halaman 1dari 9

República Bolivariana de Venezuela

Instituto Universitario Politécnico Santiago Mariño


Escuela de Ingeniería y Arquitectura
Escuela de Arquitectura
Núcleo Barinas

Acondicionamiento
Ambiental

Unidad I

Profesor: Realizado por:

Juan Carlos Zúñiga Carlos Paul 20.961.404


Acondicionamiento Ambiental
A-7

Barinas Junio 2017


1.1 Identificar los conceptos que caracterizan las estructuras del medio
ambiente

1.1.1 ECOLOGIA

Ecología es el estudio de la relación entre los seres vivos y su ambiente,


específicamente se ocupa de analizar la influencia de unos sobre otros. Cuando hablamos de
ambiente estamos considerando ciertas propiedades físicas que se definen como factores
abióticos locales, y esto incluye el clima, la geología y organismos que conviven en dicho
ambiente. La ecología es un concepto amplio que aborda desde nuestra relación con el planeta
hasta las pequeñas prácticas cotidianas que tienen un menor impacto sobre el ambiente.

Se tiende a utilizar el concepto de biotopo para considerar a la totalidad de los factores


abióticos de un área. Cuando se evalúa en su conjunto al biotopo y a los seres vivos de un
entorno (animales, vegetales, protistas, moneras y hongos) se prefiere emplear el vocablo
ecosistema. Así, por ejemplo, un simple charco es un ecosistema completo, con sus factores
abióticos (agua, aire, suelo del fondo) y bióticos. La sumatoria de distintos ecosistemas
interdependientes conforma los llamados biomas. En este modelo, una jungla tropical es un gran
bioma en el que se confunden variados ecosistemas. Finalmente, la suma de todos los biomas
del planeta da lugar a la biósfera.

En este sentido, resulta interesante destacar que, etimológicamente, ecología significa “estudio
del hogar”, entendiendo hogar como entorno o hábitat en el que los seres vivos se desarrollan.

El estudio de la ecología involucra herramientas provenientes de ciencias tan versátiles


como la matemática y la estadística, por un lado, y la biociencias y la geología, por el otro. Si
bien cuando hablamos de esta rama de la biología tendemos a asociarla a la preservación del
medio ambiente y de las especies vegetales y animales, el ecología consiste en una ciencia
multidisciplinaria que se vale de otras disciplinas y que a su vez tiene derivaciones tales como la
ecología microbiana, de poblaciones y comunidades, de comportamiento, etoecología, ecología
matemática y otras. No puede olvidarse que la ecología se integra también con las ciencias de la
salud.

Por un lado, las modificaciones en biomas y ecosistemas provocadas por efectos


deletéreos de la acción del hombre motivan la aparición o potenciación de diversas afecciones,
entre las que sobresalen las enfermedades transmisibles por vectores y los resultados de la
contaminación ambiental. Por el otro, se tiende a considerar hoy día un enfoque ecológico de la
salud en distintos aspectos. Así, se reconoce al intestino humano como un verdadero
ecosistema, con sus factores abióticos y su microflora local que constituye el factor biótico.

1.1.2 POBLACIÓN

El concepto de población proviene del término latino populatĭo. En su uso más habitual,
la palabra hace referencia al grupo formado por las personas que viven en un determinado lugar
o incluso en el planeta en general. También permite referirse a los espacios y edificaciones de
una localidad u otra división política, y a la acción y las consecuencias de poblar.

Para la ecología, una población está formada por una agrupación de ejemplares de una
cierta especie que comparten un hábitat. La sociología, en cambio, considera a las poblaciones
como conjuntos de personas o de cosas que pueden analizarse a partir de la estadística gracias a
la elaboración de muestreos.

Cabe resaltar que el estudio de las poblaciones, por lo general, se desarrolla según las
leyes probabilísticas, por lo que las conclusiones de dichas investigaciones pueden no resultar
susceptibles de aplicación a ciertos individuos. La disciplina que estudia a las poblaciones
humanas recibe el nombre de demografía.

Ante la tendencia que muestra un alza de la cantidad de gente que integra la población
humana, diversas ciencias han expresado sus teorías y análisis. Desde la biología, se sostiene
que el hombre no está en condiciones de regular su crecimiento numérico ya que actúa como
cualquier otro ser vivo.

1.1.3 COMUNIDAD

En España, se utiliza la expresión “Comunidad Autónoma” para identificar a una franja


territorial que, dentro de las bases constitucionales del Estado español, cuenta con autonomía a
nivel legislativo y competencias de tipo ejecutivo. También dispone de la facultad para tener
una administración propia a través de representantes locales.

Puede decirse que una comunidad es un grupo de seres humanos que comparten
elementos en común, como idioma, costumbres, ubicación geográfica, visión del mundo o
valores, por ejemplo. Dentro de una comunidad se suele crear una identidad común mediante la
diferenciación de otros grupos o comunidades.

Otra definición del concepto es el que concibe la Biología. Se refiere a un conjunto de


diferentes especies que comparten un mismo hábitat y donde todas ellas son imprescindibles
para el equilibrio del ecosistema.

Desde el punto de vista de la sociología, ciertos lugares como las cárceles o los cuarteles
también constituyen comunidades que pueden ser descritas y analizadas. Por otro lado, en el
mundo del trabajo, una empresa también puede presentarse como una comunidad, ya que
quienes forman parte de ella comparten objetivos comunes y se encolumnan detrás de una
filosofía corporativa.

Gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías y de Internet, se han formado lo que se


conoce como comunidades virtuales. Las redes sociales, los foros, los sistemas de mensajería
instantánea y los blogs son sitios que permiten la creación de este tipo de comunidades.

La psicología comunitaria, por su parte, entiende que una comunidad implica una cierta
cantidad de elementos para ser comprendida como tal, que exista un grupo donde las partes se
sientan identificadas y tengan un objetivo en común.

Según Maritza Montero una comunidad es un conjunto de individuos que se encuentran


constantemente en transformación y desarrollo y que tienen una relación de pertenencia entre sí,
con una identidad social y una consciencia de comunidad que lo llevan a preocuparse por el
resto de los que forman parte de aquel grupo. Estas relaciones fortalecen la unidad y la
interacción social. Dentro del grupo los problemas y los intereses se comparten y el espíritu de
cohesión y solidaridad es el que permitirá afrontarlos y mejorar como grupo.

Otros especialistas dentro de esta área que han definido el término son Sarason y
McMillan y Chavis. Sarasson opina que el sentido de comunidad implica una cercanía y una
empatía con el otro, la sensación de formar parte de un todo; mientras que McMillan y Chavis
afirman esto pero agregan que este sentimiento de pertenencia puede desarrollarse sólo si existe
una necesidad o una fe compartida y que se ve reflejado en el empeño que todos los integrantes
presenten para continuar unidos al grupo.

1.1.4 BIOMA

Un bioma, también conocido como paisaje bioclimático, es una gran área geográfica
donde se comparte fauna, flora y condiciones climatológicas. El clima determina en gran parte,
el tipo de bioma que existe en cada región.

Es una determinada parte del planeta que comparte el clima, flora y fauna. Un bioma es
el conjunto de ecosistemas característicos de una zona biogeográfica que está definido a partir
de su vegetación y de las especies animales que predominan. Es la expresión de las condiciones
ecológicas del lugar en el plano regional o continental: el clima y el suelo determinarán las
condiciones ecológicas a las que responderán las comunidades de plantas y animales del bioma
en cuestión.

En función de la latitud, la temperatura, las precipitaciones y la altitud, en definitiva, y


de las características básicas del clima, se puede dividir la tierra en zonas de características
semejantes; en cada una de esas zonas se desarrolla una vegetación (fitocenosis) y una fauna
(zoocenosis) que cuando están relacionadas, definen un bioma, que comprende las nociones de
comunidad y la interacción entre suelo, plantas y animales.

Hay diferentes sistemas para la clasificación de biomas, que en general suelen dividir la
tierra en dos grandes grupos —biomas terrestres y biomas acuáticos-, con un número no
demasiado grande de biomas. A escala planetaria, la selva tropical densa, la sabana, la estepa,
los bosques templados y la tundra, son los grandes biomas que caracterizan la biósfera y que
tienen un reparto zonal, es decir, que no superan ciertos valores latitudinales. A escala regional
o continental, los biomas son difíciles de definir, en parte porque existen diferentes patrones y
también porque sus fronteras suelen ser difusas (véase el concepto de ecotono).

Los biomas a menudo son conocidos por sus nombres locales. Por ejemplo, un bioma de
herbazales se conoce como pradera en Norteamérica, sabana en África, estepa en Asia, pampa
en Sudamérica y veld en Sudáfrica.

Los biomas terrestres son descritos por la ciencia de la biogeografía. Por extensión, se
habla de microbioma para designar la esfera de la vida microbiota. El concepto de bioma no
debe confundirse con otros conceptos similares como el de ecozona —grandes extensiones de la
superficie de la tierra donde las plantas y los animales se desarrollan en relativo aislamiento
durante largos períodos de tiempo, separados unos de otros por las características geológicas,
tales como océanos, grandes desiertos, altas montañas o cordilleras, que forman barreras a la
migración de plantas y animales—, hábitat —área que es habitada por una especie particular de
animales o plantas— o ecosistema —complejo dinámico compuesto por plantas, animales y
microorganismos, y la naturaleza muerta que los rodea actuando en interacción en tanto que
unidad funcional1 —. Las distintas ecorregiones del mundo se agrupan tanto en biomas como
en ecozonas.

La clasificación más simple de biomas es:

Biomas terrestres.
Biomas de agua dulce.
Biomas marinos.
1.1.4 ECOSISTEMA

Un ecosistema es un sistema que está formado por un conjunto de organismos vivos


(biocenosis) y el medio físico donde se relacionan (biotopo). Un ecosistema es una unidad
compuesta de organismos interdependientes que comparten el mismo hábitat. Los ecosistemas
suelen formar una serie de cadenas que muestran la interdependencia de los organismos dentro
del sistema.1 También se puede definir así: «Un ecosistema consiste de la comunidad biológica
de un lugar y de los factores físicos y químicos que constituyen el ambiente abiótico».2

Este concepto, que comenzó a desarrollarse entre 1920 y 1930, tiene en cuenta las
complejas interacciones entre los organismos (por ejemplo plantas, animales, bacterias, protistas
y hongos) que forman la comunidad (biocenosis) y los flujos de energía y materiales que la
atraviesan.

También es definido como El ecosistema es el conjunto de especies de un área


determinada que interactúan entre ellas y con su ambiente abiótico; mediante procesos como la
depredación, el parasitismo, la competencia y la simbiosis, y con su ambiente al desintegrarse y
volver a ser parte del ciclo de energía y de nutrientes. Las especies del ecosistema, incluyendo
bacterias, hongos, plantas y animales dependen unas de otras. Las relaciones entre las especies y
su medio, resultan en el flujo de materia y energía del ecosistema.

El significado del concepto de ecosistema ha evolucionado desde su origen. El término


acuñado en los años 1930s, se adscribe a los botánicos ingleses Roy Clapham (1904-1990) y Sir
Arthur Tansley (1871-1955). En un principio se aplicó a unidades de diversas escalas
espaciales, desde un pedazo de tronco degradado, un charco, una región o la biosfera entera del
planeta, siempre y cuando en ellas pudieran existir organismos, ambiente físico e interacciones.

Más recientemente, se le ha dado un énfasis geográfico y se ha hecho análogo a las


formaciones o tipos de vegetación; por ejemplo, matorral, bosque de pinos, pastizal, etc. Esta
simplificación ignora el hecho de que los límites de algunos tipos de vegetación son discretos,
mientras que los límites de los ecosistemas no lo son. A las zonas de transición entre
ecosistemas se les conoce como “ecotonos”.

1.1.5 COMPONENTES BIÓTICOS Y ABIÓTICOS

Los ecosistemas se caracterizan por la existencia de varios factores que están


relacionados. Estos factores o componentes se dividen en biótico y abiótico. Componentes
bióticos y abióticos del ecosistema.

1.1.5.1 Componentes Bióticos del Ecosistema:

Los factores bióticos son todos los organismos que tienen vida. Pueden referirse a la
flora y la fauna de un lugar y sus interacciones. Los individuos deben tener comportamiento y
características fisiológicas específicas que permitan su supervivencia y su reproducción en un
ambiente definido. La condición de compartir un ambiente engendra una competencia entre las
especies, dada por el alimento, el espacio, etc.1

Una población es un conjunto de organismos de una especie que están en una misma
zona. Se refiere a organismos vivos, sean unicelulares o pluricelulares.
En el ámbito de la biología y la ecología, el término abiótico designa a aquello que no es
biótico, es decir, que no forma parte o no es producto de los seres vivos, como los factores
inertes: climático, geológico o geográfico, presentes en el medio ambiente y que afectan a los
ecosistemas.

Los factores bióticos se clasifican en:

- Productores o autótrofos, organismos capaces de fabricar o sintetizar sus propios


alimentos a partir de sustancias inorgánicas como dióxido de carbono, agua y sales
minerales. Las plantas son seres autótrofos.
- Consumidores o heterótrofos, organismos incapaces de producir su alimento, por
ello lo ingieren ya sintetizado. Los animales son seres consumidores.
- Descomponedores, organismos que se alimentan de materia orgánica en
descomposición. Entre ellos están las levaduras, los hongos, las bacterias y los
pluricelulares y celulares.

1.1.5.2 Componentes Abióticos del Ecosistema:

Los factores abióticos son los distintos componentes que determinan el espacio físico en
el cual habitan los seres vivos; entre los más importantes podemos encontrar: el agua, la
temperatura, la luz, el PH, el suelo, la humedad, el oxígeno y los nutrientes.1

Específicamente, son los principales factores sin vida que conforman un ecosistema.

Los factores bióticos son los principales frenos del crecimiento de las poblaciones.
Estos varían según el ecosistema de cada ser vivo, por ejemplo el factor biolimitante
fundamental en el desierto es el agua, mientras que para los seres vivos de las zonas profundas
del mar el freno es la luz.

- Lúz: La luz es la principal fuente de energía. Su variabilidad depende, entre otras causas, de
los movimientos de rotación y de translación de la Tierra, lo que da como resultado un foto
período (cantidad de luz en relación con un período de tiempo determinado) que produce
cambios fisiológicos y periódicos

- Temperatura: Es útil para los organismos ectotérmicos, para ser preciso, los organismos que
no están adaptados para regular su temperatura corporal (por ejemplo, los peces, los anfibios y
los reptiles). Las plantas utilizan una cantidad pequeña del calor para realizar el proceso
fotosintético y se adaptan para sobrevivir entre límites de temperatura mínimos y máximos. Esto
es válido para todos los organismos, desde los Archaea hasta los Mamíferos. Existen algunos
microorganismos que toleran excepcionalmente temperaturas extremas (extremófilos)

- Atmosfera: La presencia de vida sobre nuestro planeta no sería posible sin nuestra atmósfera
actual. Muchos planetas en nuestro sistema solar tienen una atmósfera, pero la estructura de la
atmósfera terrestre es la ideal para el origen y la perpetuación de la vida como la conocemos. Su
constitución hace que la atmósfera terrestre sea muy especial.

- Elementos Químicos: Los organismos están constituidos, por materia. De los 92 elementos
naturales conocidos, solamente 25 elementos forman parte de la materia viviente. De estos 25
elementos, el carbono, el oxígeno, el hidrógeno y el nitrógeno están presentes en el 96% de las
moléculas de la vida. Los elementos restantes llegan a formar parte del 4% de la materia viva,
siendo los más importantes el fósforo, el potasio, el calcio y el azufre.
- El agua: (H2O) es un factor indispensable para la vida. La vida se originó en el agua, y todos
los seres vivos tienen necesidad de esta para subsistir. El agua forma parte de diversos procesos
químicos orgánicos, por ejemplo, las moléculas de agua se usan durante la fotosíntesis,
liberando a la atmósfera los átomos de oxígeno del agua.

- Aire: Se denomina aire a la mezcla de gases que constituye la atmósfera terrestre, que
permanecen alrededor de la Tierra por la acción de la fuerza de gravedad. El aire es esencial
para la vida en el planeta, es particularmente delicado, fino y etéreo, transparente en las
distancias cortas y medias si está limpio, y está compuesto, en proporciones ligeramente
variables por sustancias tales como el nitrógeno (78%), oxígeno (21%), vapor de agua (variable
entre 0-7%), ozono, dióxido de carbono, hidrógeno y algunos gases nobles como el criptón o el
argón.

- Suelo: Se denomina suelo a la parte no consolidada y superficial de la corteza terrestre,


biológicamente activa, que tiende a desarrollarse en la superficie de las rocas emergidas por la
influencia de la intemperie y de los seres vivos (meteorización). Los suelos son sistemas
complejos donde ocurren una vasta gama de procesos químicos, físicos y biológicos que se ven
reflejados en la gran variedad de suelos existentes en la tierra.

- El clima: abarca los valores estadísticos sobre los elementos del tiempo atmosférico en una
región durante un período representativo: temperatura, humedad, presión, viento y
precipitaciones, principalmente.

1.1.6 BIOCENOSIS

La biocenosis es conocida como comunidad biótica o comunidad ecológica, es un


conjunto de organismos de todas las especies coexistentes dentro de un espacio definido que se
llama biotopo, el cual ofrece condiciones ambientales necesarias para la supervivencia de los
organismos. La división dela biocenosis está dada por la fitocenosis, que son el conjunto de
vegetales, por la zoocenosis, que es el conjunto de animales y finalmente por microbiocenosis,
que son el conjunto de los microorganismos. Según Tansley, un ecosistema está conformado por
la bionesis y su espacio, es decir el biotopo, por lo que es parte importante de la ecología.

En otras palabras, la biocenosis es una comunidad o un conjunto de poblaciones de


distintas especies, las cuales habitan en un lugar geográfico determinado y están influenciados
por factores físicos como lo son la luz, la humedad, la temperatura, etc.

Ninguna biocenosis es permanente. Mientras algunas sufren cambios bruscos, otras


siguen iguales durante cientos de años. En toda comunidad existe una sucesión de comunidades,
comenzando con la fase exploradora, luego la fase de maduración y finalmente la fase
permanente que es conocida como clímax.

Los primeros cambios son las microsucesiones que conforman la sucesión principal. Las
sucesiones son resultados de cambios en factores abióticos como la humedad, la temperatura,
los movimientos orogénicos, los deshielos, entre otros, o bien son resultado de la llegada de
organismos de tipo foráneo, los cuales originan competencias con los organismos del lugar y
entre ellas se impone la más adaptada, por eso es que las sucesiones están tan relacionadas con
la sucesión de especies. Si la comunidad es destruida por causas naturales o por acción del
hombre, entonces el área donde estaban puede ser ocupada por otra comunidad, dando lugar a
una sucesión secundaria. Un perfecto ejemplo de esto último es el caso:

Glaciar -> Lago -> Estanque -> Pantano -> Prado.


La biocenosis y las sucesiones son importantes para el hombre. Por ejemplo, cuando un
campo es arado, y posteriormente se lo abandona, presentará una secuencia de vegetaciones
sucesivas y junto a estas habrá especies animales diferentes para cada tipo de vegetal. En la
biocenosis, cualquier cambio de índole física o biológica terminará afectando a las especies,
poblaciones y comunidades de distinto grado.

1.2 FORMAS DE INTERPRETACIÓN QUE CONFORMAN EL MEDIO


AMBIENTE.

Nuestro planeta constituye un conjunto medioambiental equilibrado, todos los


elementos se encuentran relacionados entre sí, cualquier alteración natural e incluso
artificial, es rápidamente subsanada por la naturaleza.

Los elementos más resaltantes e importantes que describen el medio ambiente son:

- La tierra, el suelo y el subsuelo, incluidos lechos, fondos y subsuelos de los cursos o masas de
aguas terrestres o marítimas.
- La flora terrestre o acuática, nativa o exótica, en todas sus entidades taxonómicas.
- La fauna terrestre o acuática, salvaje, doméstica o domesticada, nativa o exótica, en todas sus
entidades taxonómicas.
- La microflora y la microfauna de la tierra, el suelo y el subsuelo terrestre, y de los lechos,
fondos y subsuelos de los cursos o masas de agua, en todas sus entidades taxonómicas.
- La diversidad genética y los factores y patrones que regulan su flujo.
- Las fuentes primarias de energía.
- Las pendientes topográficas con potencial energético.
- Las fuentes naturales subterráneas de calor que, combinadas o no con agua, puedan producir
energía geotérmica.
- Los yacimientos de sustancias minerales metálicas y no metálicas, incluidas las arcillas
superficiales, las salinas artificiales, las covaderas y arenas, rocas y demás materiales aplicables
directamente a la construcción.
- El clima, y los elementos y factores que lo determinan.
- Los procesos ecológicos esenciales, tales como fotosíntesis , regeneración natural de los
suelos, purificación natural de las aguas y el reciclado espontáneo de los nutrientes.
- Los sistemas ambientales en peligro, vulnerables, raros, insuficientemente conocidos, y las
muestras más representativas de los diversos tipos de ecosistemas existentes en el país.

Es importante resaltar que la especie humana y sus diversas formas de intervenir el


planeta para habitarlo y desarrollarse en él también son parte de los elementos que conforman el
medio ambiente.

El medio ambiente natural es aquél en que los elementos que lo conforman se dan
naturalmente, sin intervención humana; Medio Ambiente Construido es el que comprende el
ambiente modificado por los seres humanos.
1.3 IMPORTANCIA GENERAL DEL MEDIO AMBIENTE

La importancia del medio ambiente estriba en el hecho de que todas las formas de vida
toman lugar en él y no en otro lugar, por lo cual su cuidado y preservación debería ser uno de
los elementos primordiales de la acción humana. Hoy en día existe una conciencia cada vez más
notoria sobre la relevancia de estas acciones y no sólo los individuos si no también los
gobiernos y las empresas han comenzado a desarrollar actividades que tiendan a preservar o a
limitar el daño sobre el medio ambiente.

El ecosistema y medio ambiente son de carácter apreciativo para la vida puesto que su
permanente intercambio con los seres vivos y con la humanidad en especial, con la capacidad
mutua de modificación entre ambos actores tanto de modo beneficioso como en términos de las
repercusiones negativas.

En este sentido, para el ser humano debe promover el cuidado y conservación para bien
de nosotros mismos y de todos los seres vivos que habitan nuestro planeta. Causas como la
destrucción de la capa de ozono, la contaminación del agua, el dióxido de carbono,
acidificación, erosión del suelo, hidrocarburos clorados y otras causas de contaminación como
el derramamiento de petróleo están destruyendo nuestro planeta, pero la "causa que produce las
demás causas" somos nosotros mismos, hay personas que no les importa tirar una lata en la
calle o un papel, o cualquier otra cosa, sabiendo que cada vez más están contaminando el
ambiente, lo correcto sería colocar la basura o los residuos en la papelera o llevarlo al basurero
más cercano que se encuentre en la calle, con respecto a la contaminación del aire los
conductores debería buscar la forma de que su vehículo no origine tanto dióxido de carbono,
que es totalmente dañino así como también los ácidos usados para las plantas, también los
insecticidas y demás sprays químicos, para la capa de ozono que es muy importante para
nosotros porque nos protege de los rayos ultravioletas del sol.

Si se logra convencer a la colectividad, en todas sus esferas, para una evaluación crítica
y una deliberada aceptación de la conservación como asunto que atañe a cada uno; si podemos
llevar a los individuos desde la juventud, a reconocer el origen de la conservación en la unidad
de carácter de la naturaleza, y a ver su culminación en el progreso de todos, habremos avanzado
mucho. Producir esta genuina apreciación de los fines sociales de la conservación, es una de las
mayores victorias en la vida cultural de cualquier pueblo en la tierra.

Por último sabemos que el Medio Ambiente es la obra más grande de Nuestro Señor, de
allí que queda en responsabilidad de cada persona asumir la toma de conciencia de la
importancia que tienen los recursos naturales para que pueda existir una conservación de los
mismos así como evitar la caza indiscriminada, porque con ello contribuimos a la extinción de
algunas especies, no dejando al lado el conocimiento del no deforestar áreas verdes que estén
ubicadas en cabeceras y costas de ríos, al igual que a la orilla de represas, lagos, porque de esa
manera evitamos una mayor evaporación del agua y hacer un gran esfuerzo por mantener limpio
nuestro país.