Anda di halaman 1dari 6

DEFINICIÓN DE NÚMEROS COMPLEJOS

Los números complejos conforman un grupo de cifras resultantes de la suma entre un número real y uno
de tipo imaginario. Un número real, de acuerdo a la definición, es aquel que puede ser expresado por un
número entero (4, 15, 2686) o decimal (1,25; 38,1236; 29854,152). En cambio, un número imaginario es
aquél cuyo cuadrado es negativo. El concepto de número imaginario fue desarrollado por Leonhard Euler
en 1777, cuando le otorgó a v-1 el nombre de i (de “imaginario”).
Números complejos:
La noción de número complejo aparece ante la
imposibilidad de los números reales de abarcar a las raíces
de orden par del conjunto de los números negativos. Los
números complejos pueden, por lo tanto, reflejar a todas las
raíces de los polinomios, algo que los números reales no
están en condiciones de hacer.

Gracias a esta particularidad, los números complejos se


emplean en diversos campos de las matemáticas, en la
física y en la ingeniería. Por su capacidad para representar
la corriente eléctrica y las ondas electromagnéticas, por
citar un caso, son utilizados con frecuencia en la electrónica
y las telecomunicaciones. Y es que el llamado análisis
complejo, o sea la teoría de las funciones de este tipo, se considera una de las facetas más ricas de las
matemáticas.
Cabe resaltar que el cuerpo de cada número real está formado por pares ordenados (a, b). El primer
componente (a) es la parte real, mientras que el segundo componente (b) es la parte imaginaria. Los
números imaginarios puros son aquellos que sólo están formados por la parte imaginaria (por lo tanto,
a=0).
Los números complejos componen el denominado cuerpo complejo (C). Cuando el componente real a es
identificado con el correspondiente complejo (a, 0), el cuerpo de estos números reales (R) se transforma
en un subcuerpo de C. Por otra parte, C conforma un espacio vectorial de dos dimensiones sobre R. Esto
demuestra que los números complejos no admiten la posibilidad de mantener un orden, a diferencia de los
números reales.

I. FORMA BINOMICA:

Podemos considerar C como un espacio vectorial isomorfo a , de este modo se tiene:

Gráficamente, podemos representar (y por tanto C) como un plano.


Para cada número complejo z, la primera componente, x, se denomina parte real y la segunda, y, se
denomina parte imaginaria. Obviamente, dos números complejos son iguales si y sólo si lo son
simultáneamente sus partes reales y sus partes imaginarias.

Usando este tipo de representación, la suma de complejos se corresponde con la suma de vectores. Dados

dos vectores y su suma

es

Se define el módulo de un número complejo como el módulo del vector que lo representa, es decir,

si , entonces el módulo de es .

El conjugado de un número complejo se define como su simétrico respecto del eje real, es decir,
si , entonces el conjugado de es .

El opuesto de un número complejo es su simétrico respecto del origen.


Es fácil ver que se cumple, , por tanto podemos expresar el inverso de un número en

la forma .

En vez de usar coordenadas cartesianas para representar a los puntos del plano podemos usar coordenadas
polares, lo que da lugar a la siguiente forma de representación de los números complejos.

II. FORMA POLAR O MÓDULO-ARGUMENTO:

Otra forma de expresar un número complejo es la forma polar o forma módulo-argumento,

donde es el módulo de , y donde q es un argumento de , esto es, q es un ángulo tal que

, .
NOTA: Un número complejo tiene infinitos argumentos distintos. De hecho se puede definir el argumento
de un número complejo no nulo como el conjunto de todos los posibles valores q que verifican lo anterior,
es decir,

Es claro, por tanto, que si es un valor particular del argumento de , entonces

Se denomina argumento principal al único valor tal que , y se

denota

Se verifica entonces que

Dos números complejos y ,

representados en forma polar son iguales si y sólo si sus módulos son iguales , y sus

argumentos se diferencian en un número entero de vueltas, es decir, , con .

La forma polar de un número complejo es especialmente cómoda a la hora de multiplicar, ya que basta

con multiplicar los módulos y sumar los argumentos, es decir, si ,

y , entonces
Del mismo modo se puede calcular el cociente de un complejo por otro no nulo sin más que dividir los
módulos y restar los argumentos:

siempre que .

Las fórmulas anteriores pueden generalizarse para el producto de varios complejos, así,

si , para , entonces

Finalmente, en el caso en que todos los factores sean iguales se obtiene la fórmula de Moivre:

Esta fórmula es también válida para exponentes enteros negativos, siempre que .En particular

tenemos otra expresión para el inverso de un número no nulo, .


CAMBIO DE FORMA BINÓMICA A POLAR Y VICEVERSA:

Cambio de binómica a polar Cambio de polar a binómica

III. FORMA EXPONENCIAL:

Una variante de la forma polar se obtiene al tener en cuenta la conocida como fórmula de Euler:

para .

Esto nos permite escribir un número complejo en la forma siguiente, denominada forma exponencial:

Esta nueva forma es especialmente cómoda para expresar productos y cocientes ya que sólo hay que tener
en cuenta las propiedades de la función exponencial (para multiplicar se suman exponentes y para dividir

se restan). En particular, para potencias con exponentes enteros se tiene .

Esto nos permite dar una nueva expresión para el inverso de un complejo no nulo en la

forma .