Anda di halaman 1dari 3

Esta escena se sitúa en una casa, donde Lía se preocupa sobre el calentamiento global:

Un día, en su casa, Lía fue a preguntarle a su madre:


LÍA: Mami, ¿ Qué problema hay ahorita? ¿Con todo el planeta?
CLEO: El calentamiento global hija.
LÍA: ¿Y qué problema tiene eso?
CLEO: que se derrite el polo norte y el ambiente es peligroso para la salud.
LÍA: ¿Y cómo podemos hacer para que no se derrita?
CLEO: Ay, ya va Lía, que estoy limpiando.
LÍA: ¡pero mamá...!
CLEO: ya te dije Lía anda dormir…
Lía como vio que su mamá no le dio tanta importancia a eso estaba muy triste y fue a hablar con su papá:
Rafael sentado leyendo el Diario, en su viejo sillón, muy entretenido y en eso llega su hija.
LÍA: hola papi...
RAFAEL: hola hija qué tienes ¿Por qué tienes esa cara?
LÍA: no, nada papá, es sólo que mi mama me dijo algo sobre el calentamiento global y...
RAFAEL: y... ¿Qué pasó? " preguntó muy extrañado"
LÍA: es que me dijo que por al calentamiento global se derriten los polos. ¿Es verdad?
RAFAEL: sí hija...
LÍA: ¿entonces los osos blancos no van a existir? " preguntó sorprendida"
RAFAEL: Si hija, si van a existir, pero sólo por pocos años.
LÍA: ¿Y cómo hacemos para que no pase eso?
RAFAEL: Hija son varias cosas que se pueden hacer, pero de eso se encargan las personas especialistas en eso. No
nosotros.
LÍA: pero papi... mi maestra me dice que debemos sembrar árboles y reciclar ¿Podemos hacerlo? Es que no quiero
que no existan los osos blancos.
RAFAEL: Los osos polares hija, y no, aquí no tenemos espacio. Y ¡ya! ¡Anda dormir que se hace tarde!!!
LÍA: ¡Pero papi!
RAFAEL: Ya te dije Lía ¡anda dormir!
Lía vio que sus padres no estaban muy contentos en salvar el planeta, pero ella quiso seguir con esa idea. Y se fue
directo a su cuarto como le dijo su papá, muy triste y furiosa…
LÍA: No entiendo por qué tiene que ser así, si es por todos nosotros que se salva el planeta…
ACTO 2:
Al pasar los años, Lía tuvo una gran oportunidad de su vida, Hacer una campaña donde se evite el calentamiento
global a través del reciclaje:
Lía, venía dirigiéndose a su casa, hasta que se encontró su profesora de clase que a su vez era tutora de campañas
comunales, y ésta le dijo:
CARI: Lía menos mal que te encuentro, ¿Podemos hablar un minuto?
LÍA: Sí claro profesora ¿como no?...
Sentadas en un banco llegando a su casa, la prof. le comenta:
CARI: Sabes que me acordé de ti en estos días, pues por la TV pasaron un especial del calentamiento solar y me
acordé de ti…
LÍA: ¿Sí prof.? ¿Y eso?
CARI: Porque me acordé que a ti te gusta mucho el ambiente, y bueno… tuve pensando… y bueno…
LÍA: ¿Qué profesora? ¡Dígame! - respondió muy emocionada…
CARI: Bueno, se me ocurrió una idea de darte la oportunidad de darte el chance para que participes en una campaña,
ya sabes, para evitar el calentamiento global a través del reciclaje.
Lía Atónica, sorprendida, sin palabras le dice:
LÍA: ¿De verdad profesora? ¡No se que decir!
CARI: Sólo Sí o No
LÍA: Claro que si profesora ¿Cómo cree?
CARI: bueno yo te llamo para ponernos de acuerdo… pero tus padres tienen que darte una autorización
LÍA: gracias profesora… De verdad… Usted es muy amable…
Lía muy contenta fue a darles la noticia a sus padres:
LÍA: Mamá..!!! Papá..!!! ¡Les tengo una noticia!
CLEO Y RAFAEL: ¿Sí? Dime hija…
LÍA: Adivinen… Me acaban de dar una oportunidad de participar en una campaña donde evita el calentamiento
global a través del reciclaje… ¿Vieron? Este es el sueño que siempre he querido tener…
RAFAEL: Hm.… No lo sé hija todo eso es para hacer propaganda… nadie le para a eso…
LÍA: pero papá vale la pena intentarlo… ¿Verdad Mami? Sólo tienen que firmar una autorización.
CLEO: No lo sé hija todo eso sólo un pasatiempo, que no vale la pena, ya escuchaste a tu papá nadie le va a parar a
eso…
LÍA: ¿Porqué ustedes tienen que ser así? ¿No se dan cuenta que todo esto lo que yo hago es por todos nosotros?
CLEO: En estos problemas nadie se tiene que meter porque el que lo soluciona son los especialistas
en Recursos Naturales, por mi parte no vas a obtener una autorización y dudo mucho por tu papá.
Lía se dio media espalda y se fue a su habitación ya que sus padres no le querían dar su apoyo.
ACTO 3:
Pasaron 10 años, y Lía estaba fuera de la ciudad por cuestiones de estudios, la cual la mantiene alejada de su hogar.
Hasta que culmina sus estudios y decide volver a su casa e irse de vacaciones con sus padres:
LÍA: Mamá… Papá… ya llegué…
LÍA: Mamá… ¡ya llegué! ¡Vengo a invitarlos de vacaciones!
RAFAEL: Hola hija… qué gusto verte…
CLEO: Sí hija qué gusto… pero no podemos irnos de vacaciones…
LÍA: ¿Pero por qué no? ¿Y por qué se ven tan enfermos?
(Para su más aterradora sorpresa ve a su madre y a su padre un poco enfermos)
CLEO: Es por la contaminación hija…
RAFAEL: porque hija, verás ¿a dónde vamos a ir?
LÍA: No lo sé… A la playa…
RAFAEL: Pero, ¿cómo nos vamos a ir a la playa? ¿No te das cuenta como estamos? Y si vamos a la playa nos queman
los rayos ultrasolares…
LÍA: …papá no es para tanto…
CLEO: ¿A pues no lo crees?, No podemos ir a la playa porque nos queman los rayos ultravioletas, no podemos ir a un
lugar frío porque eso ya no existe, ni para otro lugar porque no hay suficiente oxígeno y agua, y los centros clínicos
están colapsados por este mismo problema…
LÍA: ¿Es que acaso los especialistas en estos problemas no hacen nada? ¡Esto era nuestra tarea! Yo se los dije, y tuve
la oportunidad de salvar el planeta…
Lía de una y otra manera buscó alguna solución para esto, la joven comenzó, con la ayuda de muchos amigos, a
sembrar cientos de árboles en su pueblo, a buscar desperdicios para reciclar entre todas las casas posibles, para que,
poco a poco, la tierra volviera a almacenar agua y disminuyera el calor. Sus padres, al verla, se dieron cuenta de
cuánta razón tenía su hija.
Lía logró estudiar una profesión que le permitiera trabajar más en la protección del medio ambiente y sus padres,
orgullosos, ahora saben que esa es una tarea de todos.
Título: Planeta
Autor: Alan Rejón
Personajes
Narrador
Luna
Alabama
Narrador: En el año 3049 la humanidad ha avanzado a niveles inimaginables, la mayoría de los
hombres se encuentran durmiendo dentro de enormes naves, soñando con su arribo a un nuevo
planeta en el cual puedan habitar. Estas maquinas son manejadas por una pequeña tripulación
de agentes entrenados para sobrellevar cualquier problema que pudiera presentarse en el viaje.
(Luna y Alabama entran a escena y se sientan frente a la audiencia.)

Luna: ¿Todos los comandos listos?


Alabama: Controles X y Z listos… Controles A y B listos…
Luna: Programa numero 512 comenzando en…
Luna y Alabama: 5, 4, 3, 2, 1 y…
(Se reproduce cualquier canción, ambos comienzan a balancearse en sus sillas y a cantar)
(La canción para)

Alabama: Adoro esa canción ¿Qué habrá pasado con “nombre del autor”?
Luna: Lo último que recuerdo fue que un sello discográfico lo revivió y lo hizo firmar un contrato
vitalicio aunque seguramente murió cuando el virus se estableció en la “La Vieja Tierra”.
Alabama: Una pena, sabes, eso es una de las cosas que extraño más de “La Vieja Tierra”.
Luna: ¿Qué cosa? ¿Extrañas a “nombre de autor”?
Alabama: No, extraño la música, extraño los conciertos de fin de semana, seguir a tu banda
favorita alrededor del mundo de mil maneras diferentes, es triste saber que acabamos con eso
por ser tan descuidados.
Luna: ¿Descuidados? Fuimos unos idiotas, miles de años pasamos buscando nuevas maneras
de contaminar nuestro planeta, miles de años comenzamos Guerras que solo servían para
destruir nuestro medio ambiente y cuando el final inminente se acercaba nos acordamos de que
no hicimos cosas tan sencillas como separar la basura, no tirar nuestros desperdicios en las
calles o en el mar, cuidar el agua o no matar a los animales en peligro de extinción.
Alabama: Cierto, ahora mira a la gran raza humana, todos ellos en un estado de coma colectivo,
prácticamente orinándose encima, siendo alimentados por unos tubos y excretando por otros.
Ya no hay ni siquiera una parte de lo que estábamos orgullosos, ya no hay niños riendo y jugando
en el pasto, ya no hay nuevo romances, gente bailando en las calles, viajes a lugares excéntricos
y salidas al cine con amigos.
Luna: ¿Crees que haya al final otra oportunidad para nosotros?
Alabama: No lo creo, esta nave lleva años estando en órbita y nunca ha parecido tener una ruta
específica.
Luna: Debemos acabar con esta burla.
(Alabama la mira asustada por un momento, la expresión en su cara cambia y asiente.)

Alabama: Programa numero 8-7-5 iniciando.


Luna: Controles F y G iniciando… Nivel de oxigeno en cámaras disminuyendo.
(Alarma suena)

Luna: Controles H y J iniciando… Incinerando cámaras.


Alabama: Programa completado.
(Se levantan de sus sillas, se paran frente al público)

Luna: Hoy estamos a tiempo de cambiar las cosas.


Alabama: Todos sabemos lo que tenemos que hacer, nos lo han repetido un sinfín de veces.
Luna y Alabama: Por favor ayúdanos a cuidar el planeta, por favor no contamines o terminarás
orinándote encima y con un tubo para excretar

Minat Terkait