Anda di halaman 1dari 16

Categoría gramatical

La categoría gramatical hace referencia al tipo de palabra, es decir, es la forma de dividir y clasificar las
palabras en función de lo que dicen, del significado que transmiten, o lo que es lo mismo, de su contenido
semántico. En el estudio lingüístico de la lengua española, la costumbre de establecer categorías
gramaticales viene de muy antiguo: en concreto, de Antonio de Nebrija, a la sazón uno de nuestros más
antiguos lingüistas. El concepto de categoría gramatical sigue siendo, no obstante, empleado hoy, si bien su
definición se ha ido perfilando hacia una enunciación más académica: hoy día, la categoría gramatical es una
variable lingüística más, que en función del valor que adopte condiciona o determina la forma morfológica de
la palabra morfológicas.
SUSTANTIVOS

Un sustantivo es una clase de palabras que puede funcionar como sujeto de

una oración y que designa o identifica a un ser animado o inanimado.

En las lenguas romances, como el español, los sustantivos varían según el género y

el número. En otros idiomas, como el chino, los sustantivos nunca varían. Hay lenguas

donde incluso no existen propiedades formales diferentes entre los sustantivos y los

verbos, como el náhuatl.

Clasificación

Desde un punto de vista semántico:

* sustantivos concretos: hacen referencia a conceptos independientes, que podemos

percibir con nuestros sentidos, o bien imaginar y asumir que existen en nuestro mismo

plano (una silla, un ordenador, una persona);

* sustantivos abstractos: al contrario del caso anterior, se trata de conceptos

dependientes, que sirven para designar entidades imperceptibles por nuestras capacidades

sensoriales, pero perceptibles a través del pensamiento (amistad, amor, maldad, fe).

A su vez, los sustantivos abstractos pueden ser clasificados en:

+ abstractos de cualidad: tienen relación con adjetivos y representan propiedades o

cualidades de seres animados o inanimados (fealdad, altura);

+ abstractos de fenómeno: que sirven para designar estados, acciones o sus

consecuencias (ejercicio, estudio);

+ abstractos de números: permiten cuantificar otros sustantivos, con diversos grados

de precisión (ramo, grupo, cantidad).


De acuerdo a la cualidad de únicos:

* sustantivos comunes: considerados sustantivos de tipo genérico, se usan para

referirse a cualquier integrante de una misma especie o clase sin adentrarse en

sus características particulares (mujer, perro, coche);

* sustantivos propios: sirven para distinguir a cada individuo de los demás, como

ocurre con los nombres de las ciudades o de las personas, y deben ser escritos con su letra

inicial en mayúscula (Tokyo, Cecilia).

Tomando en cuenta el tipo de referencia:

* sustantivos individuales: cuando presentan su forma singular hacen referencia a un

solo ejemplar de una clase o especie (hoja, arroyo, montaña). En idiomas cuya gramática

contempla la forma plural, como ocurre con el castellano, estos sustantivos pueden

designar a un grupo (indefinido a menos que se agregue información numérica);

* sustantivos colectivos: se utilizan para nombrar a un grupo de objetos o seres, incluso

en su forma singular (ciudad, arboleda, manada, equipo). En su forma plural, dan la idea

de conjuntos de una misma clase independientes unos de otros.

A partir de su composición:

* sustantivos simples: se trata de palabras formadas por un solo término (vaso, control,

carcasa);

* sustantivos compuestos: se forman de la unión de dos palabras simples (parabrisas,

cuentagotas, guardameta, cortafuegos).

De acuerdo a la complejidad de su morfología o a su origen:

* sustantivos primitivos: son aquellos que tienen el rol principal en una familia de

palabras, que representan su raíz, y se forman a partir de un lexema básico (unidad

mínima, sin morfemas gramaticales) y pueden o no adoptar morfemas para su género y

número (flor, mar);


* sustantivos derivados: se generan partiendo de los términos primitivos, gracias al uso

de prefijos o sufijos (floristería, marino);

* sustantivos aumentativos: se usan para referirse a seres animados o inanimados de

considerables dimensiones o de gran intensidad (cochazo, notición, golpazo, espadota);

* sustantivos diminutivos: el caso opuesto a los aumentativos (perrito, perita, casita,

paquetín);

* sustantivos despectivos: como su nombre lo indica, sirven para mencionar con

desprecio a seres u objetos, intentando restarles valor o importancia (cuartucho, casucha,

gentuza, poblacho);

* sustantivos gentilicios: existen a partir del nombre de un país, una ciudad o cualquier

territorio reconocido oficialmente, y se utilizan para hacer referencia al lugar de

procedencia de una persona, un animal o una cosa (japonés, norteamericano, italiano).

Tomando en cuenta su contabilidad:

* sustantivos contables: son conceptos que pueden ser contados (piedra, taza,

moneda);

* sustantivos incontables: designan conceptos que no pueden ser divididos en

porciones contables (agua, felicidad, oxígeno, gas, aceite).

ADJETIVOS

El término adjetivo deriva de un vocablo latino y se trata de un tipo de palabra que

califica o determina al sustantivo. Los adjetivos expresan propiedades atribuidas a

los sustantivos, especificándolas o resaltándolas. Por ejemplo: “No encuentro ningún

adjetivo para calificar cómo te has comportado”, “La prensa no ahorró adjetivos para

resaltar la buena actuación del equipo catalán”, “Me han dicho muchos adjetivos, pero

nunca linda”.
El adjetivo puede hacer referencia a una característica concreta del sustantivo. La

expresión “El pantalón es azul”incluye un adjetivo (“azul”) que expresa una propiedad

visible (el color) del sustantivo (“pantalón”). En cambio, una frase como “Es un partido

fácil” presenta un adjetivo (“fácil”) que resulta abstracto, ya que la facilidad no puede

captarse por los sentidos sino que es una cuestión subjetiva que nace de un pensamiento.

Clasificación de los adjetivos

Según la gramática tradicional podríamos establecer tres tipos: adjetivos calificativos,

demostrativos y otros (en este último grupo se incluyen de forma amplia todos aquellos

que no se encuentran dentro de los otros dos grupos); no obstante, la más precisa es la

clasificación desarrollada por la gramática oficial de la lengua española, que cuenta con

una lista basta extendida y detallada de los diferentes tipos de adjetivos.

* Adjetivos restrictivos: dentro de este grupo se encuentran aquellas cualidades que

acompañan a los sustantivos y restringen sus características de un modo exacto. Por

ejemplo si hablamos de “el coche blanco” estamos dejando afuera a todos aquellos

vehículos que no sean de ese color.

* Adjetivos no restrictivos: estos adjetivos sirven para dar más datos sobre el

sustantivo pero sin limitarlo; generalmente suelen colocarse delante de él y lo modifican de

forma variable. Por ejemplo si decimos “es un excelente amigo”, usamos el adjetivo

como modificador sin restringir el grupo de individuos que pueden entrar en ese grupo.

* Adjetivos graduales: es un grupo bastante amplio del que forman parte los adverbios

de grado y otro tipo de clasificadores. Por ejemplo, si decimos “esta revista es poco

interesante” estamos valorando el grado de interés que nos despierta esa publicación.

* Adjetivos no graduales: también es un amplio grupo formado mayoritariamente por

los adjetivos comparativos, tales como: tan, menos o igual. No se determina el grado de

cuantificación del adjetivo sino que se establece una comparación. Por ejemplo, cuando

decimos “Pedro es más listo que Juan” estamos haciendo uso de la comparación sin

explicar cuán listo es cada uno de los individuos.


* Adjetivos de grado extremo: tienen una función similar a los graduales; es decir,

expresan cuantificación, pero son absolutos. En este grupo se encuentran aquellos

adjetivos formados por los sufijos -érrimo o -ísimo y por los prefijos re-, super-, mega- o

hiper-.

Adjetivos intersectivos: aquellos que pueden dar lugar a una expresión en la que dos tipos

de características se encuentran, de ahí su nombre. Por ejemplo, si decimos “maestro

enano” estamos expresando que una persona es maestra y, a la vez, que mide poco.

* Adjetivos no intersectivos: al revés que los anteriores, estos adjetivos no vinculan dos

palabras sino que más bien se tratan de características independientes. Por ejemplo, si

decimos “Es un músico destacado”. No estamos informando acerca de la profesión de la

persona sino que, hablamos de alguien que se destacada como música.

De todas formas debemos aclarar que los grupos más sobresalientes de adjetivos son los

calificativos y los demostrativos.

* Adjetivos calificativos: son aquellos que señalan una cualidad del sustantivo: “La

casa es grande”, “Esta mesa es muy vieja”, “La pintura de la habitación es naranja”, “Ella

es hermosa”, “El vaso es frágil”.

* Adjetivos demostrativos: acompañan al sustantivo y sirven para expresar la

proximidad que existe entre emisor y receptor, en función del sustantivo del que se

habla: “Estoy mirando este adorno“, “¿De qué talla es aquel vestido?“

n verbo es la clase de palabra que puede modificarse para concordar con la persona,

el número, el tiempo, el modo y el aspecto que posea el sujeto del cual habla. Con

origen en el término latino verbum, el verbo es el elemento de una oración que da la pauta

de existencia y describe una acción o estado que influye al sujeto. Se trata del núcleo de

una estructura que puede marcar la división del sujeto y el predicado.


Básicamente podemos decir que el verbo es el que indica qué acción realiza el sujeto

gramatical de una oración y que puede expresar estados de ánimo, sentimientos,

acciones, actitudes o estados. El verbo puede indicarse a través de un término que

determine acción en el caso de la voz activa o como un complemento en el caso de la

pasiva.

Los verbos pueden clasificarse de muchas formas, tales como: desde un punto de vista

morfológico pueden ser regulares o irregulares, desde la duración temporal de las acciones,

perfectivos o imperfectivos, de acuerdo al aporte de significado que ofrezcan pueden ser

copulativos, semicopulativos, predicativos, transitivos, recíprocos, reflexivos, intransitivos

o pronominales; si sirven para apoyar el significado de otros verbos se llaman auxiliares.

Por nombrar algunas definiciones: los verbos transitivos son aquellos que exigen la

existencia de un objeto directo para alcanzar un significado completo; los intransitivos,

en cambio, no necesitan que haya un un objeto directo en la oración que condicione al

verbo; los verbos irregulares poseen conjugaciones particulares para los tiempos

verbales primitivos como el presente del modo indicativo, el pretérito perfecto simple del

indicativo y el futuro simple del mismo modo; los verbos regulares son, por el contrario,

los que respetan los sistemas de conjugación más utilizados en el idioma al que

pertenezcan. Otros tipos de verbos son el personal, el impersonal, el terciopersonal,

el defectivo y el copulativo.

La utilización de un verbo dentro de una oración recibe el nombre de conjugación, en

algunos idiomas los verbos se utilizan en infinitivo siempre y se interpreta el tiempo verbal

con la ayuda de ciertas partículas, en español todos los verbos deben ser conjugados para

conocerse el real significado que poseen. Es fundamental, por tanto, que el verbo se adapte

al resto de las palabras para no desentonar ni en género ni en persona o número frente a

los argumentos o complementos. Si analizamos el idioma español, por ejemplo,

advertiremos que con el sujeto siempre concuerda en número y en la mayoría de los casos

en la variable de persona (a excepción del denominado sujeto inclusivo).


Aquellas lenguas donde los verbos se conjugan se denominan flexivas. Cada una

determina un tipo de patrón de conjugación, que difiere de un sistema lingüístico a

otro. En español, la mayor parte de los verbos se conjuga de modo regular de acuerdo a

tres patrones establecidos en base a la vocal temática.

En nuestro idioma para realizar una correcta conjugación de los verbos es importante

tener en cuenta que en la forma singular existen tres personas(yo-tú-él/ella) y en

la plural otras tres (nosotros-ustedes/vosotros-ellos), algunas de esas formas comparten

las partículas de conjugación (no en todos los casos) otras no. Es importante aclarar que el

momento en el que ocurre la acción es uno de los determinantes de dicha conjugación.

Artículo
Esta página trata las palabras con la categoría gramatical de artículo. Para los artículos de los diccionarios véase Artículo (diccionario)

Véase también
la (artículo) » Para palabras como área, agua, arma, hada...

El artículo es una parte de la oración que sirve principalmente para circunscribir la extensión en que ha de
tomarse el nombre al cual se antepone, haciendo que este, en vez de abarcar toda la clase de objetos a que es
aplicable, exprese tan solo aquel objeto determinado ya y conocido del que habla y del que escucha.

Al decir dame libros, no se determina cuáles; pero cuando se dice dame los libros, el artículo los expresa que se
piden ciertos libros consabidos, de que se ha tratado antes. Este se llama artículo definido o determinado, el cual
tiene las siguientes formas:

Singular Plural Notas

Masculino el los Con variante combinatoria l en al y del

la las
La forma el se emplea ante un sustantivo que empieza por a tónica
Femenino (véase la). Ambas formas femeninas (la y el) provienen del
latín illa > ela > la/el.
el las

También existe un artículo neutro singular que sirve para sustantivar adjetivos: lo: "Lo profundo". Cuando el
artículo neutro sustantiva un adjetivo, hay que advertir que semánticamente la construcción no es equivalente al
sustantivo abstracto correspondiente: "Lo profundo del pozo" no es equivalente a "la profundidad del pozo".
Pronombres
Los Pronombres son palabras que sustituyen al nombre para evitar su repetición. Es decir, señalan o
representan a personas, cosas o hechos que son conocidos por el que habla y el que escucha.

"Pedro jugó un partido el sábado. Él marcó dos goles".


En la segunda oración la palabra Él es un pronombre porque sustituye a Pedro.

"Tengo varios juguetes, éste te gustará".


Éste es un pronombre porque sustituye a juguete (Este juguete te gustará).

Clases de Pronombres
Clase Definición
Sustituyen a las personas gramaticales y van delante de los verbos.
Personales
Yo, Tú, Él, Ella, Nosotros, Nosotras, Vosotros, Vosotras, Ellos, Ellas.
Se refieren a nombres indicando proximidad o lejanía respecto a las personas que hablan y escuchan.
Cercanía: éste, ésta, esto, éstos, éstas.
Demostrativos
Distancia media: ése, ésa, eso, ésos, ésas.
Lejanía: aquél, aquélla, aquello, aquéllos, aquéllas.
Se refieren a un nombre y además indican si el objeto pertenece a una o varias personas.
Posesivos Un poseedor: mío, mía, míos, mías; tuyo -a -os -as; suyo -a -os -as.
Varios poseedores: nuestro-a-os-as; vuestro-a-os-as; suyo-a-os-as.
Señalan una cantidad imprecisa de lo nombrado.
Indefinidos Un, uno, una, alguno, alguien, cualquiera, nadie, ninguno, pocos, muchos, escasos, demasiados,
bastantes, varios, otros, tantos, tales...
Se refieren a un nombre ya citado en la oración, sin necesidad de repetirlo.
Relativos
Que, el cual, la cual, lo cual, los cuales, las cuales, quien, quienes, cuyo, cuya, cuyos, cuyas, donde.
Informan con exactitud de cantidades y órdenes de colocación referidos a nombres, pero sin mencionarlos.
Pueden ser:
Cardinales: uno, dos, tres, cuatro...
Numerales
Ordinales: primero, segundo, tercero, cuarto...
Fraccionarios: mitad, tercio, cuarto...
Multiplicativos: doble, triple, cuádruple...
Expresan preguntas referidas a sustantivos.
Interrogativos
¿Qué vas a comer?, ¿Por qué me miras?
Expresan sorpresa o emoción para resaltar a los sustantivos.
Exclamativos
¡Qué de goles!, ¡Cuántos aprobaron el examen!
Ejemplos de pronombres Interrogativos y Exclamativos:
qué, cuánto, cuánta, cuándo, cuál, cuáles, dónde, quién, quiénes...

Qué es el Adverbio:
Se conoce como adverbio a la parte invariable de la oración que puede modificar el
significado del verbo, de un adjetivo o de otro adverbio o de toda una oración. Por ejemplo,
“Llegué bien”, “Debemos despertarnos temprano”.
Clasificación de los adverbios
Tipo Significado Ejemplos

aquí, ahí, allí, acá, allá, cerca, lejos, enfrente,


Expresan circunstancias
De lugar delante, detrás, dentro, adentro, fuera, arriba,
especiales.
encima, abajo, debajo, donde, adonde.

hoy, ayer, mañana, tarde, temprano, pronto,


Expresan circunstanciales
De tiempo nunca, ahora, entonces, mientras, antes,
temporales.
después, anoche, luego, siempre, bien.
Indican cualidades, bien, mal, así, tal, despacio, aprisa, adrede,
De modo modales o matizan las del aún, como, peor, mejor, y adverbios acabados
adjetivo. en –mente.

mucho, poco, algo, nada, muy, harto,


De Expresan modificaciones demasiado, medio, mitad, bastante, más,
cantidad cuantitativas. menos, casi, sólo, cuánto, qué, tan, tanto,
todo.

De
Se utilizan para afirmar. sí, ciertamente, claro, desde luego.
afirmación

De
Se utilizan para negar. no, nunca, jamás, tampoco, nada.
negación

Sirven para expresar duda


De duda Acaso, quizá, tal vez, posiblemente.
o incertidumbre.

Las conjunciones son una clase de palabras que funcionan como enlaces o
nexos entre palabras, oraciones o sintagmas. Tienen la característica de ser palabras
invariables; es decir, su forma se mantiene siempre igual en cualquiera de las formas en
que las utilicemos. Veamos algunos ejemplos:

 Ejemplos de conjunción que une palabras: “La casa verde y roja”,


“El amable e inteligente hombre”.
 Ejemplos de conjunción que une sintagmas: “Mi hermana y yo fuimos de paseo”.

Ejemplos de conjunción que une oraciones: “Fuimos a Tipos de conjunciones

Conjunciones coordinantes:

a) Conjunciones copulativas: y, e, ni.


b) Conjunciones disyuntivas: o, u.
c) Conjunciones distributivas (son conjunción disyuntiva compuestas formadas por más de
un elemento): bien, bien; ora, ora; ya, ya.
d) Conjunciones adversativas: pero, mas, sino.

Conjunciones subordinantes:

a) Conjunciones consecutivas o ilativas: luego, conque, así que.


b) Conjunciones causales: porque, puesto que, ya que, pues.
c) Conjunciones condicionales: si.
d) Conjunciones comparativas: que, como.
e) Conjunciones finales: para que, a fin de que.
f) Conjunciones concesivas: aunque, aun cuando, si bien.

LAS PREPOSICIONES
Las preposiciones van delante de una frase o sintagma, normalmente nominal, y sirven
de enlacepara relacionar esa frase o sintagma (que denominamos término) con otras
palabras. La relación que plantea se puede clasificar según su significación: causa,
compañía, finalidad, instrumento, lugar, modo, pertenencia, tiempo.

INTERJECCIONES

Las interjecciones son las palabras espontáneas que pronunciamos en un momento determinado para
expresar una fuerte emoción. Llevan acento tónico y en un escrito van entre signos de admiración o
exclamación. En algunos casos, son preguntas. Se clasifican en propias e impropias.

INTERJECCIONES PROPIAS
Estas interjecciones no se derivan de ninguna otra palabra. Las más comunes son:

¡ah! Manifiesta satisfacción. También se emplea después de oír una aclaración.

¿ah? Expresa asombro.

¡ajá! Exterioriza aprobación o sorpresa.

¡arre! Expresa dolor después de recibir un golpe, una picada o una cortada. Se utiliza también, para
hacer andar a las mulas.

mitación de sonidos

¡zas!
¡pum!
¡juápete!

Eufemismos (Palabras que reemplazan a las que se consideran malsonantes).

¡caray!
¡ah caray!
¡caracho!
¡miér...coles!

INTERJECCIONES IMPROPIAS
Las interjecciones impropias son las que provienen de otras palabras: sustantivos, adjetivos, verbos, etc.

¡brutos! Expresa preocupación. ¡Brutos! Se me olvidó llamar a Manuel.

¡cómo! Se emplea para manifestar extrañeza. ¡Cómo! ¿no te lo habían dicho?

¿cómo? Expresa indignación. —No vamos a asistir. —¿Cómo?

¡hombre! Denota asombro. También se emplea para enfatizar lo que se dijo o se va a decir. ¡Hombre! ¡Eso
no se hace así! Locuciones empleadas como interjecciones

¡Ay de mí! Expresa pesar de sí mismo.

¡Ay de ti o del que se atreva..!, Se usa como advertencia.

¡Ay Dios! Se emplea para expresar tristeza o preocupación.

¡Cómo va a ser! Se utiliza para manifestar sorpresa.


¡Dios mío! Expresa sorpresa y dolor por un acontecimiento inesperado.

¡Eh Ave María, pues! Se utiliza para expresar alegría o disgusto.


CLASIFICACIÓN DE LA ORACIÓN SIMPLE

Si definiciones de oración simple podemos encontrar a gusto de todos, clasificaciones de


la misma existen también en buen número. Hay clasificaciones según el dictum, es decir,
según 'lo que se dice' del sujeto, que dividen las oraciones simples en atributivas,
transitivas, intransitivas, impersonales, reflexivas, etc.; y clasificaciones según el modus, es
decir, según la actitud del hablante, que distribuyen las oraciones en enunciativas y
afectivas, y, dentro de éstas últimas, consideran las interrogativas, exclamativas,
exhortativas, dubitativas, etc.

Estas clasificaciones en torno al dictum y al modus son complementarias, ya que ambos


elementos son inseparables en cualquier acto de habla: una oración será transitiva,
intransitiva..., según del dictum, y exclamativa, enunciativa..., según el modus.

Exponemos a continuación una sencilla clasificación atendiendo exclusivamente a la


actitud del hablante, por las consecuencias que ello va a tener en el uso de los
modos verbales:

Oraciones enunciativas.

Llamadas también declarativas o aseverativas, son las oraciones que se limitan a afirmar
o negar la realidad de un hecho, sin matiz emotivo alguno por parte del hablante. El modo
propio de las oraciones enunciativas es el indicativo.

Oraciones afectivas.

Señalan una posición interesada del hablante respecto del enunciado, expresando su
deseo, mandato, posibilidad... Los modos verbales generalmente utilizados en estas
oraciones son el subjuntivo y el imperativo. Estas oraciones pueden ser:

Exclamativas: son la expresión directa de emociones. Se usan en ellas


generalmente interjecciones y vocativos (también nominativos y acusativos exclamativos),
y se distinguen principalmente por la entonación, si bien este rasgo no podemos constatarlo
en la lengua latina de una manera directa.

Desiderativas: expresan el deseo de que ocurra o no un hecho. Utilizan


normalmente el modo subjuntivo.

Exhortativas y yusivas: expresan exhortación, mandato o prohibición. Sus modos


verbales propios son el subjuntivo y el imperativo. Para la expresión de la orden negativa
(oraciones de prohibición) el latín cuenta con varias posibilidades.
Oraciones interrogativas.

Las oraciones interrogativas expresan la duda o el desconocimiento del hablante en torno


a una parte del enunciado (interrogativa parcial) o a la totalidad del mismo (interrogativa
total). Las interrogativas directas (no subordinadas) utilizan normalmente el modo
indicativo y, del mismo modo que las exclamativas, tienen una entonación característica.

estructura de las palabras

La estructura de las palabras. ... La palabra es la unidad mínima con significado


semántico o gramatical que puede descomponerse en unidades menores: los monemas.
Tipos de monemas: Lexemas: son los monemas que aportan significado conceptual.
Pueden aparecer solos (dulce) o combinados con los morfemas (mano-s)
Composición de palabras
13 de julio de 2007 Publicado por Pablo

La composición es un procedimiento de formación de palabras que consiste en la creación de una palabra

nueva a partir de la unión de lexemas ya existentes. Observemos, para comprenderlo mejor, algunos ejemplos

de palabras compuestas:

Saca + Corchos » Sacacorchos

Carro + Coche » Carricoche

Físico + Químico » Físico-químico

Vídeo + Juego » Videojuego

Ceja + Junto » Cejijunto

Xeno + Fobia » Xenofobia

Las palabras derivadas son aquellas que derivan de una palabra primitiva. Y
las palabras primitivas son las que no proceden de otra palabra pero de estas derivan
otras palabras.

Acción = Accionar, Accionado, Accionaste.


Aceite = Aceitado, aceitera, aceitando, aceitaremos. Caño = cañuela, cañería
Cámara = camarógrafo, camarógrafa

Las palabras parasintéticas son aquellas que se forman de la derivación de dos procesos
lingüísticos: la composición y la derivación. La combinación de ambas recibe el nombre de
parasíntesis y da lugar a la formación de palabras parasintéticas.

Por ejemplo:
Las palabras: abre + lata forman una palabra sintética; “abrelatas” que significa utensilio o
herramienta que se utiliza para abrir las latas. Ejemplos de palabras parasintéticas

1. A – clar – ar
2. A – dorme – cimiento
3. A – lis – ar
4. A – luniz – aje
5. A – naranj – ado
6. A – niña – do
7. Anti – desliz – ante
8. A – padrin – ar

Las palabras sinónimas son todas aquellas que tienen un significado similar aunque se escriban de
diferente manera. Por lo tanto, en este caso se trata de palabras que no se escriben ni se pronuncia
igual, pero que tienen un nexo semántico. Generalmente se les utiliza para evitar repetir una misma
palabra varias veces y así no generar sonidos iguales o cacofonías. Son de uso frecuente y muy
útiles en los textos o escritos. Sin embargo, en la expresión oral no suelen ser tan utilizadas. Tienen
una función contraria que la de los antónimos.

Palabras sinónimas:

Acuerdo: convenio, concierto, pacto.

Batalla: combate, pelea, lucha.

Campesino: labrador, agricultor, cultivador.

Contradecir: rebatir, impugnar, argüir.

Demanda: petición, solicitud, requerimiento.

Enemigo: adversario, contrario, rival.

Enfadado: disgustado, enojado, malhumorado.

Grande: monumental, considerable, mayúsculo.

Hecho: suceso, hazaña, caso.

Hermoso: bello, bonito, lindo.

Las palabras antónimas son todas aquellas que tienen un significado contrario u opuesto a otra. Los
antónimos se dividen en tres grandes grupos que son: los graduales, los complementarios y
recíprocos.

Palabras antónimas

Activo – pasivo
Amable – grosero
Amable – grosero
Amigo – enemigo
Belleza – fealdad
Capacidad – incapacidad
Divertido – aburrido
Dócil – indómito
Extraordinario – ordinario
Extrovertido – tímido
Fácil – difícil
Felicidad – tristeza
Grande – pequeño
Guerra – paz
Húmedo – seco
Lejos – cerca
Miedo – audacia

Las palabras homónimas son aquellas que se pronuncian o se escriben de igual manera,
pero se diferencian en que presentan distintos significados. Se trata de una serie de
palabras que, aunque puedan escribirse con idéntica ortografía o de una forma muy similar,
poseen en realidad significados diversos.

Ejemplos de palabras homónimas

Vello: Pelo corto que puede salir en varias partes del cuerpo.

Bello: Algo o alguien hermoso, atractivo.

Código: En su acepción como un conjunto de reglamentos o normas.


Código:También puede significar la idea de contraseña.

Acerbo: Adjetivo que indica que algo es áspero al gusto.


Acervo: Conjunto de bienes culturales o morales que se han recibido por tradición o
herencia

Se llaman palabras homógrafas a las palabras que tienen el fenómeno de escribirse de la misma
manera y que tienen un significado o sentido diferente; estas palabras pueden confundirse con las
palabras polisémicas.

El uso de estas palabras requiere de la experiencia para entender su aplicación y contexto, pues
no existen reglas distintivas para este tipo de palabras. El contexto es lo que otorga el significado.

Se escriben igual pero significan diferente.

Ejemplos de palabras homógrafas y su aplicación en oraciones:

 Alpaca es un animal del Perú de la familia de los camellos (camelidae)


 Alpaca es una aleación de metal hecha de cinc, cobre y niquel.

El pastor comía con una cuchara de alpaca mientras observaba a la alpaca

 Alce es un verbo conjugado en el presente subjuntivo del verbo alzar


 Alce es un animal rumiante de cuernos grandes, parecido al reno

Cuando pude ver al alce yo alcé mi escopeta para dispararle e intentar cazarlo.

 Acuñar se refiere a la fabricación de monedas y medallas


 Acuñar = Acción de clavar una cuña

A los carpinteros les toca acuñar taquetes, es tal su esfuerzo que habría que acuñar una medalla
en su honor.

 Amo se refiere al cuidador o dueño de un animal


 Amo es la acción de Amar en tiempo presente

Las palabras homófonas son aquellas que se pronuncian exactamente igual, pero se
escriben de forma diferente y tienen significados distintos.
Ejemplos de palabras homófonas
Intención o Intensión

Una intención es el propósito o finalidad con que se procede para alcanzar una meta.
Intensión, en cambio, se refiere al conjunto de rasgos o propiedades con que se
define un concepto o una unidad...

Albino o Alvino

Albino es un individuo que carece de pigmentación (piel, cabello, iris) por razones
genéticas. Alvino, en cambio, se usa en referencia a lo perteneciente o relativo al bajo
vientre.Albino y alvino... Las palabras parónimas son aquellas que se escriben o
suenan de una manera muy similar, pero que poseen significados diferentes.
Junto con las palabras homógrafas y homófonas, se trata de términos que
pueden prestarse a confusión al momento de usarlas, o de cometer errores
ortográficos al escribirlas.

A continuación se presenta una lista de palabras parónimas.

Ejemplos de palabras paronimas

absolver: Liberar de algún cargo u absorber: Retener una sustancia las


obligación moléculas de otra en estado líquido o
gaseoso
convidar: Ofrecer una persona a combinar: Interjección para manifestar
otra que le acompañe a comer, a diversas expresiones de ánimo
una función o a cualquier otra cosa
hibernar: Pasar el invierno en invernar: Pasar el invierno en algún
estado de hibernación lugar, en especial los animales que lo
hacen periódicamente
adición: Añadidura o agregación de adicción: Dependencia del organismo
una cosa a otra de alguna sustancia o droga a la que se
ha habituado
asunción: Aceptación, admisión ascensión: Subida, elevación
acético: Del vinagre o de sus ascético: Persona que se dedica a la
derivados práctica y ejercicio de la perfección
espiritual y lleva una vida modesta y
sobria