Anda di halaman 1dari 3

Mujer y varón: distintos y complementarios

Por Kevin Barahona E.

En la actualidad, hablar sobre mujer y varón puede prestarse para una


discusión sin fin, que puede tener tantos argumentos válidos como inválidos. Una
discusión que arrastrará muchos a favor y otros muchos en contra. Y en este
punto ¿quién tiene la razón? ¿qué es lo correcto? ¿es corrector hacer una
diferenciación entre sexo y género? ¿mujer y varón iguales o complementarios?

El siglo XX da pie a muchos cambios y se empieza a construir con más


fuerza una ideología liberal, que tiene como premisa principal la tolerancia y esto
hace que la sexualidad se separe de la procreación y que llegue a existir un
cambio de roles, dependiendo de las preferencias sexuales que un individuo
pueda tener o de la comodidad o incomodidad que sienta con su género y con
esto también se da la reafirmación de la mujer que mediante la lucha de género
logra una independencia y se posiciona en el mundo, buscando una igualdad de
oportunidades que el mundo poco a poco empieza a brindar, aunque en pleno
siglo XXI aun existan brechas salariales que dependerán de quién ocupe el
puesto, si es hombre o es mujer.

La lucha de género promueve la igualdad entre mujer y hombre,


basándose en que todos tienen las mismas capacidades, pero esto va más allá
del aspecto cognitivo de cada individuo, independientemente de su sexo y
género. La lucha de género ha ido de a poco convirtiéndose en una moda y con
cada generación nueva se va desviando el tema, llegando incluso a querer
cambiar las terminaciones de las palabras por que es masculina y se sienten
excluidas, o la lucha por aprobar leyes de aborto libre y gratuito, porque deben
ser dueñas de sus decisiones. Este tipo de respuestas, pedidos o reclamos es
común ver en la actualidad y más con la globalización y las redes sociales.

Para Castilla (1996), “En realidad somos iguales y diferentes


simultáneamente y en lo mismo. Somos iguales por ser personas; por participar
de la misma naturaleza; ambostenemos cuerpo y espíritu. Y a la vez somos
diferentes en cuanto al cuerpo, a la psicología y al modo de ver las cosas”

La diferencia entre mujer y hombre va más allá de lo biológico. Si bien es


cierto, la diferencia en cuanto a órganos sexuales y en aspecto físico es muy
notoria y es algo en lo que mujer y varón son distintos, sin importar las
preferencias sexuales o la identificación que cada ser quiera otorgarse.

La diferencia cognitiva es un aspecto discutible, pero que ha tenido mucha


relevancia a lo largo de la historia y que incluso había existido la creencia de que
el hombre es más inteligente que la mujer, por el simple echo de ser hombre y
obviamente eso no es real, ya que cada uno es capaz de realizar todas las
acciones en similitud de condiciones.

Esta lucha de género y desarrollo del feminismo ha ido calando en la


sociedad, creando resentimientos y provocando un rechazo hacia el hombre y
muchas veces el único motivo de odio y de rechazo es que es hombre y por eso
es un opresor y no hay más motivos. El género es suficiente.

Pero los polos opuestos se atraen y es por eso por lo que al ser tan
distintos mujer y hombre son complementarios por excelencia, desde el aspecto
biológico hasta en el aspecto social, yendo así desde la acción natural de la
procreación hasta un contrato social como el matrimonio y esto ha provocado
que de una u otra manera se ligue es complementariedad a la felicidad y desde
un punto teológico se lo liga con el fin de las relaciones de pareja que es la
procreación sobre el placer.

La complementariedad en la actualidad se puede ver tanto de forma


heterosexual como de manera homosexual, pero con una visión simplificada
sigue siendo una relación de dos partes complementarias que ya que con el
cambio de rol que se ha desarrollado en las ultimas décadas siempre estará
presente una parte masculina y femenina.
La importancia de ser seres complementarios influye en más aspectos de
lo imaginario y es mucho más que solo encontrar o buscar la felicidad. La
complementariedad entre mujer y hombre estará presente a lo largo de la
historia, con el fin de conseguir la construcción de la familia y conseguir que esta
sea parte fundamental de la construcción de la sociedad.

Personalmente considero que se ha perdido la estructura social más


importante que es la familia y esto ha causado que la convivencia en sociedad
sea complicada, que se pierdan los valores y con esto que se vayan debilitando
los aspectos con los que se debería convivir entre individuos.

Creo firmemente que es indispensable promover a la familia como centro


de la sociedad e incluso creo que puede funcionar como un controlador social
que forjarán los valores con lo que una sociedad pueda convivir.

En la actualidad la idea de igualdad se ha deformado y la lucha por los


derechos y el respeto ha ido cambiando y moldeándose para obtener una mal
nombrada libertad y tolerancia, que muchas veces puede llegar a convertirse en
libertinaje, lo que también sería un factor que debilitaría los valores sociales y
que provocaría que se empiece a ver como normal cualquier situación, tan solo
porque debemos ser inclusivos o tolerantes.

Esta bien defender los derechos de todos, pero los limites dentro de una
sociedad son sumamente importantes para poder convivir y actuar sin perjudicar
al prójimo.

Bibliografía:

Castilla, Blanca. La Complementariedad Varón – Mujer Nuevas


Hipótesis: “Igualdad y Complementariedad Varón-Mujer”. Editorial Rialp S.A,
España. (1996)

Araujo, A. Complementariedad varón y mujer. Persona y Bioética,Vol.9,


No 24 (2005)