Anda di halaman 1dari 12

INTRODUCCIÓN:

El hecho de que el alto grado de especialización con que se realiza el


diseño arquitectónico actualmente, provoca que los ingenieros especializados
en el diseño estructurales y de suelos tengan diferente enfoques, afecta en
cierto modo el producto final en que se encuentran estas dos disciplinas: el
diseño de las cimentaciones estructurales.

En efecto, para el trabajo normal el análisis estructural se realiza


normalmente con la hipótesis de que la estructura de los edificios esta
empotrada en el suelo, es decir, apoyadas en un material indeformable. Esta,
desgraciadamente, no es una condición común en fundaciones.

Por otro lado, el ingeniero de suelos, para el calculo de las condiciones


de servicio por asentamiento del suelo, desprecia la estructura, cuyo modelo
son solo fuerzas como resultante de las reacciones.

La realidad es que ni el suelo es indeformable, ni la estructura es tan


flexible como para que sus efectos no estén interrelacionados. Al final de
cuentas, el sistema suelo-estructura es un continuo cuyas deformaciones de
uno dependen del otro.

Sin embargo, por la facilidad de los cálculos, se suele hacer caso omiso
de esta dependencia. El caso mas recientre es el que se utiliza para el diseño
de zapatas comunes. El procedimiento normal, casi universalmente aceptado
es que se diseñen todas para transmitir la misma presión admisible que
recomienda el ingeniero de suelos. Basado en este valor, que es como mucho
la única liga de los ingenieros de suelos y estructuras, se dimensionan las
zapatas para todos los tamaños, sobre la premisa común de la resistencia de
materiales de que a iguales presiones corresponden iguales deformaciones.
1-DISEÑO DE FUNDACIÓN DE ESTRUCTURAS

Cimentación o fundacion, es el conjunto de elementos de una


edificación para transmitir al terreno que soporta dicha edificación las cargas
procedentes de la estructura y su diseño dependerá de las características del
edificio y de la naturaleza del terreno.

La fundación estará bien diseñada si cumple adecuadamente con su


doble función, estabilidad y resistencia, controlando dos estados límites a
saber, las condiciones de servicio y las condiciones de falla por resistencia.A
estas dos condiciones de falla se les llama estados limites, porque ambas
determinan si una fundación sirve o no.

De una fundación correcta depende el éxito de una estructura. La


cimentación de un edificio debe cumplir con:

• Trasmitir al terreno las cargas estáticas.

• Trasmitir las cargas dinámicas.

• Dimensiones ajustadas a la capacidad de resistencia del suelo en el


tiempo.

• Que los asentamientos no superen los límites admisibles.

• Prevenir los asentamientos por sobreconsolidación.

• Prevenir la licuefacción del suelo en caso de sismos.

• Trabajar en conjunto, limitando los desplazamientos diferenciales,


horizontales y verticales, entre los apoyos.

Cuando se diseñan cimentaciones ya sean estas superficiales o


profundas hay que tener en cuenta lo siguiente: tipo de suelo (cohesivo,
granular, granular con finos, de alta o baja plasticidad), variación de estratos,
consistencia (blanda, media, dura), las propiedades físicas y mecánicas
(cohesión, ángulo de fricción interna, índice de compresión, modulo de
elasticidad coeficiente de balasto), ubicación del nivel freático, supresión de
agua, empuje, expansión y licuación del suelo, profundidad de cimentación,
capacidad portante por resistencia, capacidad portante por asentamiento
máximo permisible, esfuerzo neto, asentamientos diferenciales, totales y
rotaciones, agentes agresivos (sales, cloruros, sulfatos), fuerza expansiva del
suelo, estabilidad del talud de la excavación, procedimiento de construcción,
especificaciones del Reglamento Nacional de Edificaciones, ACI, Eurocodigo,
efecto de fenómenos naturales como inundaciones, sismos, peligro de
derrumbes y daños que va a representar la excavación de la cimentación
propuesta.

Solo si conocemos esto procedemos a diseñar la cimentación y


determinar si esta será superficial o profunda, en caso contrario el diseñador
se convierte en un peligro público. Queda claro que las condiciones del suelo
sobre el que se apoya la estructura, y los parámetros geotécnicos del mismo,
afectan el diseño de las cimentaciones.

Así mismo se debe tener muy en cuenta el estudio y conocimiento de


las normas y sus aplicaciones en el ejercicio profesional.

Una cimentación deberá cumplir tres requisitos fundamentales:

• El nivel de la cimentación deberá estar a una profundidad tal que se


encuentre libre del peligro de heladas, cambios de volumen del suelo,
capa freática, excavaciones posteriores.

• Tendrá unas dimensiones tales que no superen la estabilidad o


capacidad portante del suelo.

• No deberá producir un asiento en el terreno que no sea absorbible por


la estructura (asientos admisibles).

Muchos suelos, fundamentalmente los que tienen arcillas expansivas,


varían mucho de volumen según su contenido de humedad. Dichos suelos
deberán evitarse o recurrir a unas cimentaciones más profundas que apoyen
terrenos más estables.

Otras veces, sin llegar al caso anterior, las alternancias de estaciones


secas y húmedas o la proximidad de arboles caducifolios con riesgo o la
rotura de conducciones de agua generan hinchamiento del suelo que puede
producir el fallo de la estructura. Por ello conviene alejarla de todas las
causas citadas como medida de precaución.

La exploración del terreno es necesaria para proporcionar al ingeniero


proyectista datos sobre:

• La profundidad de la capa freática.

• Las diferentes capas del terreno conociendo su inclinación,


espesor y características mecánicas (compresión simple, ensayo
triaxial, etc.) y químicas (sulfatos, carbonatos, etc.).

• Muestras del suelo para conocer otras características mecánicas


y la capacidad de asientos sobre suelos inalterados.

Cuando es factible elegir el sitio donde se ubicará el edificio, es


conveniente un lugar de terreno firme, libre de problemas de las
amplificaciones locales del movimiento del terreno que suelen presentarse en
los terrenos blandos, y de asentamientos excesivos y pérdida de capacidad
de apoyo que ocurre en alguna arenas poco compactas con un sismo.

2- ELEMENTOS DE FUNDACION, CLASIFICACION Y TIPOS

ELEMENTOS:

Un elemento de fundación es el conjunto de los elementos estructurales (zapatas,


pilotes, etc.) y del suelo o roca afectado durante la transmisión de cargas. Estas dos
componentes interactúan – interacción suelo-fundación

TIPOLOGIA:

De acuerdo con la profundidad de desplante (profundidad de contacto


entre estructura y suelo) se dividen en superficiales y profundas.

Superficiales o directas: cuando a nivel de la zona inferior de la


estructura o próximo a el, el terreno presenta características adecuadas
desde los puntos de vista técnico y económico para cimentar sobre el. la
cimentación se realiza cercana a la superficie del suelo (profundidad
aproximada desde los 0.5 metros hasta 4m) y se produce una distribución
adecuada de cargas en la superficie. Es el caso de las zapatas, losas (o
placas), vigas y muros.

• Cimentaciones ciclópeas: En terrenos cohesivos donde la zanja pueda


hacerse con paramentos verticales y sin desprendimientos de tierra, el
cimiento de concreto ciclópeo (hormigón) es sencillo y económico. El
procedimiento para su construcción consiste en ir vaciando dentro de
la zanja piedras de diferentes tamaños al tiempo que se vierte la
mezcla de concreto en proporción 1:3:5, procurando mezclar
perfectamente el concreto con las piedras, de tal forma que se evite la
continuidad en sus juntas. Este es un sistema que ha quedado
prácticamente en desuso, se usaba en construcciones con cargas poco
importantes. El hormigón ciclópeo se realiza añadiendo piedras más o
menos grandes a medida que se va hormigonando para economizar
material. Utilizando este sistema, se puede emplear piedra más
pequeña que en los cimientos de mampostería hormigonada. La
técnica del hormigón ciclópeo consiste en lanzar las piedras desde el
punto más alto de la zanja sobre el hormigón en masa, que se
depositará en el cimiento

• Zapatas: Una zapata es una ampliación de la base de una columna o


muro, que tiene por objeto transmitir la carga al subsuelo a una
presión adecuada a las propiedades del suelo. Las zapatas que
soportan una sola columna se llaman individuales o zapatas aisladas.
La zapata que se construye debajo de un muro se llama zapata corrida
o zapata continua. Si una zapata soporta varias columnas se llama
zapata combinada.
• Zapatas combinadas
Una zapata combinada es un elemento que sirve de cimentación
para dos o más pilares. En principio las zapatas aisladas sacan
provecho de que diferentes pilares tienen diferentes momentos
flectores. Si estos se combinan en un único elemento de
cimentación, el resultado puede ser un elemento más estabilizado y
sometido a un menor momento resultante.
• Zapatas corridas; Se emplean para cimentar muros portantes,
o hileras de pilares. Estructuralmente funcionan como viga
flotante que recibe cargas lineales o puntuales separadas.
Son cimentaciones de gran longitud en comparación con su
sección transversal. Las zapatas corridas están indicadas
como cimentación de un elemento estructural
longitudinalmente continuo, como un muro, en el que
pretendemos los asientos en el terreno. También este tipo de
cimentación hace de arriostramiento, puede reducir la presión
sobre el terreno y puede puentear defectos y
heterogeneidades en el terreno. Otro caso en el que resultan
útiles es cuando se requerirían muchas zapatas aisladas
próximas, resultando más sencillo realizar una zapata
corrida.Las zapatas corridas se aplican normalmente a muros.
• Zapatas aisladas: Son un tipo de cimentación superficial que
sirve de base de elementos estructurales puntuales como son
los pilares; de modo que esta zapata amplía la superficie de
apoyo hasta lograr que el suelo soporte sin problemas la
carga que le transmite. El término zapata aislada se debe a
que se usa para asentar un único pilar, de ahí el nombre de
aislada. Es el tipo de zapata más simple, aunque cuando el
momento flector en la base del pilar es excesivo no son
adecuadas y en su lugar deben emplearse zapatas
combinadas o zapatas corridas en las que se asienten más de
un pilar. La zapata aislada no necesita junta pues al estar
empotrada en el terreno no se ve afectada por los cambios
térmicos, aunque en las estructuras sí que es normal además
de aconsejable poner una junta cada 3 m aproximadamente,
en estos casos la zapata se calcula como si sobre ella solo
recayese un único pilar. Una variante de la zapata aislada
aparece en edificios con junta de dilatación y en este caso se
denomina "zapata ajo pilar en junta de diapasón".
• Viga de cimentación: es aquella en la que se apoyan tres o
mas pilares.de nuevo aquí la sección transversal puede ser
rectangular o puede adoptar la forma de T invertida con
economía de hormigón y acero, pero con un mayor coste de
encofrados y mano de obra.
• Losas: Las losas cimentación sobre toda la superficie de la
estructura se emplean en terrenos menos resistentes o menos
homogéneos o bajo estructuras menos resistentes. Con ellas se
aumenta la superficie de contacto y se reducen los asentamientos
diferenciales. Puede decirse de forma aproximadamente que la losa
es más económica que las zapatas si la superficie total de estas es
superior a la mitad de la superficie cubierta por el edificio, debido al
menor espesor de hormigón y cuantía de armaduras, a una
excavación más sencilla y un ahorro de encofrados.
• Losas de espesor constante: Tiene la ventaja de su gran
sencillez de ejecución. Si las cargas y las luces no son
importantes el ahorro de encofrados puede compensar el
mayor volumen de hormigón necesario.
• Losas con capiteles: Se utilizan para aumentar el espesor bajo
los pilares y mejorar la resistencia a flexión y cortante. Los
capiteles pueden ser superiores o inferiores teniendo estos
últimos la ventaja de realizarse sobre la excavación y dejar
plana la superficie del sótano.
• Losas nervadas: Con nervios principales bajos los pilares y
otros segundarios los nervios pueden ser superiores o
inferiores, en el caso de nervios superiores el encofrado es
mas complicado, y suele ser necesario el empleo de un
relleno de aglomerado ligero y un solado independiente para
dejar plana la superficie superior. Los nervios inferiores
pueden hacerse sobre la excavación.
• Losas flotantes: Cuando es necesario construir estructuras
muy sensibles a asentamientos en terrenos pobres puede
recurrirse a fundaciones de loza flotante. La fundación debe
hacerse de dimensiones tales que el peso del volumen de
tierra removida sea similar a la carga producto del peso de la
estructura. En esta forma las condiciones de carga en la
superficie del terreno de fundación no han sido teóricamente
modificadas por la construcción, de modo que será razonable
suponer que los asentamientos serán bajos o nulos.

Fundaciones profundas: Se basan en el esfuerzo cortante entre el terreno


y la cimentación para soportar las cargas aplicadas, o más exactamente
en la fricción vertical entre la cimentación y el terreno. Por eso deben ser
más profundas, para poder proveer sobre una gran área sobre la que
distribuir un esfuerzo suficientemente grande para soportar la carga. Este
tipo de cimentación se utiliza cuando se tienen circunstancias especiales:
-Una construcción determinada extensa en el área de austentar-. Una
obra con una carga demasiada grande no pudiendo utilizar ningún
sistema de cimentación especial. -Que terreno al ocupar no tenga
resistencia o características necesarias para soportar construcciones muy
extensas o pesadas.
• Pilas y cilindros: En la ingeniería de cimentaciones el termino pila tiene
dos significados diferentes. De acuerdo con uno de sus usos la pila es
un miembro estructural subterráneo que tiene la función que cumple
una zapata, es decir transmitir las cargas que soporta al suelo. Sin
embargo, en contraste con una zapata, la relación de la profundidad de
la cimentación con respecto a la base de las pilas es por lo general
mayor que cuatro, mientras que para las zapatas, esta relación es
menor que la unidad. De acuerdo con su segundo uso, una pila es el
apoyo, ya sea de concreto o de mampostería para la superestructura
de un puente. Puede considerarse a la pila en sí misma, como una
estructura que a su vez debe estar apoyada sobre una cimentación
adecuada. Hay varios tipos de pilas: las llenas de usan regularmente
en puentes ferroviarios, las dobles de adaptan muy bien a puentes
carreteros y las pilas T suelen usarse para librar claros sobre vías de
ferrocarril o carreteras.
• Pilotes: Los pilotes son miembros estructurales con un área de
sección transversal pequeña en comparación con su longitud. Se
hincan en el suelo a base de golpes generados por maquinaria
especializada, en grupos o en filas, conteniendo cada uno el
suficiente número de pilotes para soportar la carga de una sola
columna o muro. Son elementos de cimentación esbeltos que se
hincan (pilotes de desplazamiento prefabricados) o construyen en
una cavidad previamente abierta en el terreno (pilotes de
extracción ejecutados in situ). Antiguamente eran de madera, hasta
que en los años 1940 comenzó a emplearse el hormigón. Los pilotes
se utilizan cuando las condiciones del suelo no son adecuadas para
el empleo de zapatas o losas de cimentación o cuando las
construcciones de estas en los lugares dispuestos para su
emplazamiento son inadecuadas, antieconómicas o bien no viables.
Por consiguiente los pilotes van generalmente asociados con
problemas difíciles de cimentación y con las condiciones peligrosas
del suelo. Sin embargo, esto no significa que las cimentaciones
sobre pilotes sean peligrosas, es una advertencia para los
inexpertos e imprudentes, particularmente para los propietarios y
constructores. El planteamiento de una cimentación con pilotes -y
frecuentemente la realización de ésta- requiere obtener todos los
datos que puedan conseguirse de un modo razonable sobre las
características del suelo sobre el que se va a cimentar, estudiar y
comprobar las posibles soluciones para la cimentación, eliminar
hasta donde sea posible, toda incertidumbre que pueda evitarse y
respetar el sano criterio profesional de la ingeniería.

• Pantallas: Son muros verticales profundos que soportan las


presiones del terreno; por tanto, es necesario anclar el muro a dicho
terreno. Tipos de pantallas:
• Pantallas isostáticas: con una línea de anclajes
• Pantallas hiperestáticas: dos o más líneas de anclajes

Cimentaciones semiprofundas:

• Pozos de cimentación o caissons: Los pozos de cimentación se


plantean como solución entre las cimentaciones superficiales,
(zapatas, losas, etc.) y las cimentaciones profundas, por lo que en
ocasiones se catalogan como semiprofundas. La elección de pozos
de cimentación aparece como consecuencia de resolver de forma
económica, la cimentación de un edificio cuando el firme se
encuentra a una profundidad de 4 a 6 mts. Algunas veces estos
deben hacerse bajo agua, cuando no puede desviarse el río, en ese
caso se trabaja en cámaras presurizadas Como soluciones
constructivas para la ejecución de pozos de cimentación se puede
indicar que los pozos rectangulares o circulares están condicionados
por los medios manuales de excavación, pudiendo alcanzar
profundidades de 30 mts con medios mecánicos. Se puede observar
cierta analogía, con los pilotes de gran diámetro.
• Arcos de ladrillo: Por lo general se realizan sobre machones de
hormigón o mampostería. En zonas donde la piedra es abundante
suele aprovecharse esta como material de cimentación de
mampostería. Para grandes construcciones es necesario efectuar en
un laboratorio de ensayo pruebas sobre la resistencia de la piedra
de que se dispone. Tratándose de construcciones sencillas, en la
mayoría de casos resultasuficiente efectuar la prueba golpeando
simplemente la piedra con una maceta y observando el ruido que
se produce. Si este es hueco y sordo, la piedra es blanda, mientras
que si es aguda y metálico, la piedra es dura.
• Muros de contención bajo rasante: Se realizan cuando no se
considera necesario anclar el muro al terreno, para el sostén de la
edificación, debiendo tenerse en cuenta para la ejecución de los
elementos de contención, las cargas que les puedan afectar.
• Micro pilotes: Son una variante basada en la misma idea del
pilotaje, que frecuentemente constituyen una cimentación
semiprofunda.
Fundaciones superficiales: Zapatas aisladas, zapatas excéntricas, zapatas
combinadas (caso de pocas columnas o caso de todas las columnas de una
edificación en el cual se convierte en una losa de fundación), zapatas
amarradas y vigas de fundación en el caso de muros.

Fundaciones profundas: Pilas o caisson y pilotes (hincados o vaciados en el


sitio).

Otras son:

Losas de fundación: cimentación compensada o losa flotante

Fundaciones masivas: se utilizan para maquinaria que produce vibraciones.


Se busca que el peso de la fundación sea 1,5 veces el peso de la maquinaria.
También se usan en torres de energía.

Condiciones de apoyo a la superestructura:

Las condiciones de apoyo, ya sea empotramientos o articulaciones, se logran


por medio de un adecuado sistema de fundación y del suelo en si.

Estructuras modeladas con apoyos de empotramientos exigen que la


fundación sea capaz de absorber cualquier tipo de rotación. Como es sabido,
el suelo es un material que no aguanta esfuerzos de tracción, por lo tanto, en
el caso de fundaciones superficiales sobre suelos poco compresibles, los
momentos se pueden absorber con una transmisión no uniforme de los
esfuerzos de contacto con el suelo; en el caso de suelos compresibles, esta
hipótesis no es suficiente para asegurar que no se presentará ladeo de la
fundación, en este caso se recomienda lograr la estabilidad al vuelco por
medio de vigas de amarre de fundación, muertos en concreto o cualquier otro
elemento que pueda dar reacción de par. En todos los casos se recomienda
construir la fundación a cierta profundidad y colocar un lleno estructural
sobre ella de tal manera que se ayude a impedir la rotación.

Los tipos de fundaciones se clasifican en cimentaciones como tal,


anclajes (transmiten al terreno tensiones de tracción) y muros-pantalla (para
contención de tierra en excavaciones de sótanos).

Las cimentaciones directas transmiten al terreno esfuerzos de compresión y


se dividen de acuerdo a su profundidad en: cimentaciones directas o
superficiales, cimentaciones en pozo (profundidades medias) y cimentaciones
profundas (estratos superiores del terreno no soportan una cimentación
directa).

A su vez las cimentaciones directas se dividen en:

Zapatas aisladas, las cuales son bloques de hormigón armado de forma


cuadrada o rectangular que se utilizan en terreno firme con asientos
diferenciales reducidos soportando por lo general un pilar.

Zapatas combinadas: Se usan cuando las aisladas están muy próximas,


cuando soportan menos de 3 pilares se llaman combinadas y más se llaman
corridas, también se utilizan en muros de carga o de contención de tierra.

Zapatas Atirantadas: Son de carácter puntual y trabajan de forma


independiente, pero se encuentran unidas por una cadena apoyada al terreno
la cual se diseña para evitar el movimiento horizontal relativo entre zapatas
aisladas o para unir una zapata aislada a una función corrida

Zapatas Y Vigas De Fundación: La viga de fundación es un elemento


estructural que permite tomar las cargas de muro y transmitirlas a zapatas
aisladas. Puede haber varias razones para querer diseñar zapatas con vigas
de fundación. Por ejemplo: Como una forma de ahorrar en comparación a la
alternativa de zapata corrida. En algunos casos es conveniente hacer que el
peso de los muros descanse sobre la zapata para aumentar las cargas
horizontal y equilibrar momentos descompensados en el apoyo.

Zapatas Corridas: Cuando se trate de pilares alineados muy próximos a


muros, o de equilibrar cargas excéntricas sobre las zapatas contiguas, se
considera directamente el empleo de una zapata continua o zapata corrida

Emparrillados: Única cimentación constituida por un conjunto de zapatas


corridas y se emplea cuando el terreno es muy heterogéneo o no es muy
firme.

Losas: Se emplea cuando en la edificación se incluyen sótanos para distribuir


uniformemente las tensiones en toda la superficie.

4-Diseño de Columnas

Las columnas son miembros verticales a compresión de los marcos


estructurales, que sirven para apoyar a las vigas cargadas. Transmiten a las
cargas a los pisos superiores hasta la planta y después al suelo, a través de
la cimentación. Puesto que las columnas son elementos a compresión, la falla
de una columna en un lugar critico puede causar el colapso progresivo de los
pisos concurrentes y el colapso total ultimo de la estructura completa.
La falla estructural de una columna es un evento de principal importancia. Es
por esto que debe de tener cuidado extremo en el diseño de las columnas,
que deben tener una reserva de resistencia más alta que las vigas o
cualquier otro elemento estructural horizontal, especialmente porque las
fallas a compresión proporcionan muy poca advertencia visual.

El reglamento ACI requiere que en el diseño de miembros a compresión se


utilicen factores de la resistencia, considerable menores que los factores para
la flexión o la torsión.

En el caso de las columnas, ocasionalmente dominara la carga axial


momento flexionante.

Los efectos de esbeltez de las columnas y la consiguiente reducción de su


capacidad de carga se evalúa en forma independiente al diseño propiamente
dicho, mediante la consideración de los momentos generados por las
deformaciones transversales de las columnas o mediante procesos
aproximados que comprenden la estimación de factores que corrigen a los
momentos del análisis estructural.

Diseño a Flexo Compresión Biaxial

Desde el punto de vista de cargas de gravedad, la flexion biaxial es


importante en el caso de estructuras que consideren losas armadas en dos
direcciones.

Si se considera que hay simultáneamente cargas horizontales de sismo, la


flexion biaxial es casi siempre critica, puesto que aun cuando se trate de
techos o pisos conformados por losas armadas en una dirección, siempre será
factible tener una columna con momento de carga vertical en una dirección y
simultáneamente momento de sismo en otra.

No será critica la flexión biaxial, cuando a pesar de considerar sismo y carga


de gravedad simultaneas, cuando los momentos de cargas de gravedad no
sean significativos (columnas exteriores con vigas de luz menor a 5m, o
columnas centrales o interiores).

Cuando se tiene una carga axial actuando en un punto, tal que se produzcan
simultáneamente excentricidades en las dos direcciones de la columna, el
problema de diseño es complejo, pues aun cuando se puede seguir
trabajando con un bloque rectangular equivalente de compresiones, la
posición del eje neutro no es simple de determinar pues la inclinación de este
no es perpendicular a la excentricidad resultante.

En el caso de flexión biaxial se debe tantear la inclinación del eje neutro y su


distancia por lo que los procedimientos de cálculo son complejos y deben
hacerse mediante procesos iterativos muy engorrosos. Debido a lo indicado
anteriormente es común que los diseñadores recurran al uso de métodos
aproximados.
Diseño por cortante

Siguiendo el mismo criterio de buscar una falla por flexión en lugar de una
por corte, la fuerza cortante(Vu) de los elementos en flexo compresión deberá
determinarse a partir de la resistencias nominales en flexión (Mn), en los
extremos de la luz libre del elemento, asociadas a la fuerza axial (Pu) que de
cómo resultado el mayor momento nominal posible.

Deberán colocarse en ambos extremos del elemento estribos cerrados sobre


una longitud, medida desde la cara del nudo ( zona de confinamiento) que no
sea menor que:

• Un sexto de la luz libre del elemento.

• La máxima de la sección transversal del elemento.

• 45 cm.

Estos estribos tendrán un espaciamiento que no debe exceder del menor de


los siguientes valores, a menos que las exigencias de diseño por esfuerzo
cortante sean mayores:

• La mitad de la sección más pequeña de la sección transversal del


elemento.

• 10 cm. El primer estribo deberá ubicarse a no más de 5 cm, de la cara


del nudo.

El espaciamiento del refuerzo transversal fuera de la zona de confinamiento,


no deberá exceder de 16 veces el diámetro de la barra longitudinal de menor
diámetro, la menor dimensión del elemento o 30 cm, a menos que las
exigencias por diseño de esfuerzo cortante sean mayores.