Anda di halaman 1dari 5

RETRASO MENTAL:

Retraso mental hace referencia a limitaciones sustanciales en el funcionamiento


intelectual significativamente inferior a la media, que generalmente coexiste junto
a limitaciones en dos o más de las siguientes áreas de habilidades de
adaptación: comunicación, auto-cuidado, vida en el hogar, habilidades sociales,
utilización de la comunidad, autodirección, salud y seguridad, habilidades
académicas funcionales, tiempo libre y trabajo. (Luckasson, 1992). El retraso
mental se ha de manifestar antes de los 18 años de edad."

El concepto de retardo mental implica un atraso en el desarrollo de la inteligencia,


el que se realiza por etapas y en el cual el niño debe alcanzar un determinado
nivel de funcionamiento en cada edad. El retardo mental se produce siempre en
referencia a una edad determinada, que en el caso de la escala métrica de
inteligencia es la edad cronológica. Según esta escala el niño puede estar
retardado o no, en relación a los años que tiene. De ahí la estrecha relación
existente entre retardo mental y edad mental. Un concepto es consecuente del
otro y ambos se refieren también a niveles cuantitativos de rendimiento.

El concepto de retardo tiene como punto de referencia una evolución (desarrollo


y maduración intelectual) y ya no es aplicable una vez que la evolución ha
terminado. El sujeto ya no sigue el "retardo" frente a sus semejantes, sino que
queda con una deficiencia. En consecuencia, el termino deficiencia es más
aplicable al adulto, y el de retardo al niño.

DEFICIENCIA MENTAL:

Estas condiciones o áreas son:

De acuerdo a Verdugo M. A. Análisis de la definición de discapacidad intelectual.


Ed. Rev. Americana, 2005. Pág 85-97, ésta definición se establece el marco
global en el que la persona con discapacidad se encuentra ubicada, es decir “el
objetivo no se limita a definir o diagnosticar la discapacidad intelectual sino a
progresar en su clasificación y descripción”, con el fin de identificar las
capacidades y debilidades, los puntos fuertes y débiles de la persona en una
serie de áreas o condiciones que abarcan aspectos diferentes, tanto de la
persona como del ambiente en que se encuentra.

1. Las capacidades más estrictamente intelectuales.

2. La conducta adaptativa, tanto en el campo intelectual como en el ámbito social,


o en las habilidades de la vida diaria.

3. La participación, las interacciones con los demás y los papeles sociales que
la persona desempeña.

4. La salud en su más amplia expresión; física y mental.

5. El contexto ambiental y cultural en el que la persona se encuentra incluida.

Esta discapacidad es definida como una entidad que se caracteriza por la


presencia de:

 Limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual.


 Limitaciones significativas en la conducta adaptativa.
 Una edad de aparición anterior a los 18 años.

CAUSAS:

El retraso mental significa que el funcionamiento intelectual es menor de lo


normal con limitaciones del funcionamiento adaptativo. El retraso mental se
presenta en personas de todas las razas y etnicidades y es el trastorno más
frecuente del desarrollo, ya que afecta a aproximadamente un 1% de la población
general. Las personas con retraso mental obtienen una puntuación baja en las
pruebas de inteligencia (cociente intelectual [CI]), pero los efectos sobre el
funcionamiento de la vida diaria dependen de su gravedad y de los deterioros
asociados. Los niños con retraso leve (alrededor de un 85% de los que presentan
retraso mental) suelen aprender a hablar y llegan a ser independientes para
cuidar de sí mismos, a pesar de que su ritmo de desarrollo es más lento de lo
normal.

El retraso mental se debe a muchas causas diferentes, aunque en ocasiones no


se identifica una evidente. Las causas genéticas incluyen el síndrome de Down,
que es consecuencia de poseer un cromosoma 21 adicional, y el síndrome del X
frágil, resultado de tener un cromosoma X anómalo.
Las enfermedades metabólicas son problemas de la degradación o eliminación
de algunas sustancias químicas del cuerpo. Por ejemplo, la fenilcetonuria (FCU)
es una enfermedad metabólica que origina lesión cerebral y retraso mental a
menos que se modifique la dieta para limitar el consumo de una sustancia
llamada fenilalanina.

Durante el embarazo las infecciones aumentan el riesgo de dar a luz un bebé


con retraso mental. En el futuro bebé, además de problemas auditivos y visuales,
virus como el de la rubéola provocan retraso mental.

Durante el embarazo el consumo de alcohol puede ser causa del trastorno de


espectro de alcoholismo fetal (TEAF). Los niños con TEAF presentan una serie
de problemas físicos y retraso mental. Durante el embarazo, el consumo de otras
drogas es ocasionalmente causa de retraso mental.

Otras posibles causas de retraso mental son lesión del cerebro después del
nacimiento debido a falta de oxígeno, traumatismo físico o desnutrición

DIAGNÓSTICO

El Diagnóstico diferencial del retraso mental debe realizarlo personal


especializado en el uso de técnicas psicométricas estandarizadas; por lo tanto el
docente deberá hacer la consulta a un centro de salud mental o directamente a
un psicopedagogo.

Actualmente las técnicas psicométricas más utilizadas y que presentan


actualizaciones en sus tabulaciones son:

 WISC en niños de escolaridad primaria, y GIPSY en niños de jardín de


niños
 Otra técnica también factible de usar especialmente en niños con
trastornos del lenguaje o dificultades motoras gruesas es el Raven infantil,
y en casos severos se puede utilizar Terman Merril.
 El WISC o GIPSI evalúan los aspectos cuantitativos (cocientes
intelectuales) y cualitativos (edades de desarrollo intelectual equivalentes
y funciones intelectuales); en dos áreas verbal y ejecutivo –concreto.
Los datos que aportan estas técnicas son útiles para el docente en cuanto a la
conformación de su grupo de trabajo, agrupando cocientes intelectuales y
edades cronológicas y, dentro de estos, clasificar las edades mentales y las
áreas de mayor compromiso; facilita de este modo la implementación de tareas
específicas y pautadas

TRATAMIENTO:

 Sólo pueden prevenirse algunos tipos de retraso mental. Para algunos


síndromes.
 Caracterizados por este problema, las pruebas genéticas realizadas antes
de la
 Concepción ayudan a los futuros padres a conocer sus probabilidades de
transmitir.
 Determinados genes a su descendencia. El hecho de que el padre o la
madre sean portadores de un gen concreto asociado a retraso mental no
significa necesariamente que el bebé nacerá con este problema. Hablar
con un consejero genético ayudará a los padres a tomar decisiones sobre
crear una familia y someterse a exámenes adicionales.
 Manténgase al corriente de las vacunaciones
 Durante el embarazo siga una dieta nutritiva y equilibrada. Tome un
complejo
 Multivitamínico y acuda a todas las visitas prenatales con su ginecólogo.
 Si está embarazada o desea concebir, no consuma alcohol ni drogas.
 Si tiene antecedentes familiares de enfermedad genética, obtenga
consejo genético.
 Si sus hijos participan en deportes como ciclismo o patinaje, oblígueles
a llevar

CALIDAD DE VIDA

Los niños con retraso mental pueden gozar de una vida plena. Los programas
de intervención precoz ayudan a estos niños a adquirir habilidades básicas para
cuidar de sí mismos y las de socialización.
Pueden estar en la misma clase que niños sanos y recibir una ayuda especial
del profesorado.

Según la gravedad de su retraso mental, los adultos pueden vivir solos, con
compañeros o en hogares colectivos con ligera supervisión, según el grado de
ayuda que requieran. Los adultos con retraso mental grave pueden vivir en
residencias comunitarias que provean apoyo diario.

El tratamiento específico responde al orden terapéutico: psicopedagogía,


fonoaudiología, psicomotricidad, kinesiología y terapia ocupacional

En el ámbito escolar de educación especial, el docente se limita a la planificación


curricular de las escuelas diferenciadas en el ámbito pedagógico, ya que
cualquier trastorno lindante con la patología de base tendrá su tratamiento fuera
del horario escolar.