Anda di halaman 1dari 2

Ciclo Biogeoquímico

DEL CARBONO
Regula la transferencia de carbono entre la hidrosfera, la atmósfera y la litosfera (océanos y
suelo). El CO2 atmosférico se disuelve con facilidad en agua, formando ácido carbónico que
ataca los silicatos que constituyen las rocas, resultando iones de bicarbonato. Estos iones
disueltos en agua alcanzan el mar, son asimilados por los animales para formar sus tejidos, y
tras su muerte se depositan en los sedimentos en forma de carbonatos. El retorno a la
atmósfera se produce en las erupciones volcánicas tras la fusión de las rocas que lo
contienen. Este último ciclo es de larga duración, al verse implicados los mecanismos
geológicos. Además, hay ocasiones en las que la materia orgánica queda sepultada sin
contacto con el oxígeno que la descomponga, produciéndose así la fermentación que lo
transforma en carbón, petróleo y gas natural. Luego el proceso se hace de nuevo.

DEL NITROGENO
Algunas bacterias convierten amoníaco en nitrito y otras transforman éste en
nitrato. Una de estas bacterias (Rhizobium) se aloja en nódulos de las raíces de
las leguminosas (alfalfa, alubia, etc.) y por eso esta clase de plantas son tan
interesantes para hacer un abonado natural de los suelos. Donde existe un exceso
de materia orgánica en el mantillo, en condiciones anaerobias, hay otras bacterias
que producen des nitrificación, convirtiendo los compuestos de N en N2, lo que
hace que se pierda de nuevo nitrógeno del ecosistema a la atmósfera.
Nitrificación: La nitrificación es la oxidación biológica del amonio al nitrato
por microorganismos aerobios que usan el oxígeno molecular (O2) como receptor
de electrones, es decir, como oxidante. A estos organismos el proceso les sirve
para obtener energía, al modo en que los heterótrofos la consiguen oxidando
alimentos orgánicos a través de la respiración celular. El C lo consiguen del
CO2 atmosférico, así que son organismos autótrofos.
Desnitrificación: La desnitrificación es la reducción del ion nitrato (NO3–), presente en
el suelo o el agua, a nitrógeno molecular o diatómico(N2), la sustancia más abundante en la
composición del aire. Por su lugar en el ciclo del nitrógeno este proceso es el opuesto a la
fijación del nitrógeno.

DEL FOSFORO

El ciclo del fósforo es un ciclo biogeoquímico que describe el movimiento de este elemento
químico en un ecosistema.

Los seres vivos toman el fósforo (P) en forma de fosfatos a partir de las rocas fosfatadas, que
mediante meteorización se descomponen y liberan los fosfatos. Éstos pasan a
los vegetales por el suelo y, seguidamente, pasan a los animales. Cuando éstos excretan,
los componedores actúan volviendo a producir fosfatos.

Una parte de estos fosfatos son arrastrados por las aguas al mar, en el cual lo toman
las algas, peces y aves marinas, las cuales producen guano, el cual se usa como abono en la
agricultura ya que libera grandes cantidades de fosfatos; los restos de los animales marinos
dan lugar en el fondo del mar a rocas fosfatadas, que afloran por movimientos orogénicos.

De las rocas se libera fósforo y en el suelo, donde es utilizado por las plantas para realizar sus
funciones vitales. Los animales obtienen fósforo al alimentarse de las plantas o de otros
animales que hayan ingerido. En la descomposición bacteriana de los cadáveres, el fósforo se
libera en forma de ortofosfatos (H3PO4) que pueden ser utilizados directamente por los
vegetales verdes, formando fosfato orgánico (biomasa vegetal), la lluvia puede transportar
este fosfato a los mantos acuíferos o a los océanos.

DEL OXIGENO

El ciclo del oxígeno es la cadena de reacciones y procesos que describen la circulación


del oxígeno en la biosfera terrestre.

Al respirar los animales y los seres humanos tomamos del aire el oxígeno que las plantas
producen y luego exhalamos gas carbónico. Las plantas, a su vez, toman el gas carbónico que
los animales y los seres humanos exhalamos, para utilizarlo en el proceso de la fotosíntesis.