Anda di halaman 1dari 8

Reglamento Interno del Ejido Estefanía Valadez.

LIBRO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Este reglamento regula la vida al interior del ejido Estefanía Valadez, Municipio de
León, Estado de Guanajuato siendo obligatorio su cumplimiento por todos los ejidatarios,
posesionarios y avecindados en lo que les corresponda.

Artículo 2. Este reglamento puede revisarse y modificarse por acuerdo de asamblea.


Cuando alteren o modifiquen sus disposiciones, se procederá nuevamente a su inscripción en
el Registro Agrario Nacional.

Artículo 3. El ejido debe tener un libro de registro, a cargo del comisariado ejidal, en el que se
asentarán los nombres y datos básicos de identificación de todos los ejidatarios, posesionarios
y avecindados, así como los siguientes datos:

a) Ubicación y colindancia de los solares.


b) Los derechos que les corresponden sobre las tierras de uso común
c) Lo relativo a las enajenaciones y actos jurídicos que se realicen sobre sus derechos
ejidales.

El libro de registro debe estar a disposición de los interesados para su consulta. También debe
contar con un libro de actas donde se asienten los acuerdos de asambleas y un libro de
contabilidad de los estados financieros.

Artículo 4. El ejido, para su desarrollo agropecuario y socioeconómico, cuenta con los


siguientes tipos de tierra:

Tipo de tierra Superficie


(has.)
Uso común 25
Parcelada 100
Zonas de urbanización 15
Tierras con destino específico 100

Artículo 5. De conformidad con las disposiciones contenidas en este reglamento interno y de


conformidad con lo establecido en el artículo 10 y 23 fracción I de la Ley Agraria, el ejido tendrá
los siguientes objetivos:

I.- Regular el aprovechamiento, conservación y fomento de los recursos naturales


II.- Fomentar y orientar entre los ejidatarios la óptima y racional explotación de sus recursos a
partir de utilizar mejores técnicas e instrumentos de trabajo.
III.- Promover la comercialización conjunta y la transformación industrial de sus productos y
recursos, con el propósito de obtener beneficios adicionales.
IV.- Establecer y operar unidades económicas de explotación especializada.
V.- Incrementar las fuentes de trabajo para elevar el nivel socioeconómico y cultural de los
integrantes del Ejido.
VI.- Defender, preservar y fomentar los diversos tipos de recursos silvícolas, fauna silvestre, y la
existencia de cuerpos de agua que ayuden a mantener el equilibrio del ecosistema propio del
Ejido.
VII.- Evitar y combatir la depredación ecológica y de manera especial los incendios forestales y
la erosión de los suelos.
VIII.- La ejecución de obras sociales y de desarrollo comunitario para el beneficio de los
ejidatarios, avecindados y posesionarios.
IX.- Otros (conforme lo determine la asamblea)

Articulo 6. Para poder ser ejidatario de este núcleo se requiere:

I.-Ser mexicano mayor de edad o de cualquier edad si tiene familia a su cargo o se trate de
heredero de ejidatario;
II.-Ser avecindado del ejido, excepto cuando se trate de un heredero, y
III.-Ser titulares de derechos parcelarios o sobre tierras de uso común, adquiridos por alguno de
los medios que establece la Ley Agraria.

Artículo 7. Además de las obligaciones establecidas en la Ley Agraria, tienen las siguientes:

I. Asistir puntualmente y participar en las asambleas legalmente convocadas sin portar


armas, ni estar bajo el efecto de drogas, o bebidas alcohólicas.
II. Participar en las labores comunitarias que acuerde la asamblea, a excepción de que
justifiquen su incapacidad.
III. Denunciar ante el consejo de vigilancia o asamblea cualquier anomalía observada en la
administración del ejido.
IV. Permanecer durante el tiempo que dure la asamblea y no retirarse antes de finalizar la
misma, salvo en aquellos casos de extrema importancia para el ejidatario.
V. Cooperar con las cuotas en aportaciones de dinero.
VI. Pagar las sanciones que en términos de este reglamento le sean impuestas.
VII. Aceptar y desempeñar legal y eficazmente los cargos para los que sean electos por la
asamblea.
VIII. Participar en la explotación y/o conservación de las tierras de uso común y demás
recursos naturales del ejido.
IX. Los ejidatarios que sean propietarios de unidades de transporte, estarán obligados,
cuando las circunstancias así lo ameriten, a colaborar con la autoridad correspondiente
en la movilización de contingentes a las zonas donde se localice algún incendio forestal
o cualquier otro hecho que ponga en grave peligro los recursos del ejido o los cultivos de
los ejidatarios.
X. Abstenerse de tirar basura en los sitios prohibidos por la ley y por las autoridades
municipales o del propio ejido.
XI. Denunciar a quienes en la actividad de pesca en cuerpos de agua ubicados dentro del
Ejido, utilicen venenos o cualesquiera otra sustancia o instrumentos prohibidos que
pongan en peligro de extinción a las especies y de contaminación al agua;
XII. Denunciar ante la autoridad competente y ante los órganos de representación y de
vigilancia del ejido, a quienes realicen la venta ilegal de tierras ejidales o exploten
inmoderada o clandestinamente recursos renovables y no renovables del ejido.
XIII. Denunciar ante la asamblea todo tipo de actos que se celebren en contravención a las
disposiciones establecidas en la Ley Agraria y otros ordenamientos aplicables.
XIV. Informar a la asamblea sobre sus posibles ausencias para los efectos que prevé este
Reglamento.

2
XV. En los casos de que el ejido sirva de aval solidario para obtener créditos ante
instituciones bancarias, el ejidatario estará obligado a firmar un contrato de garantía de
usufructo de sus parcelas, mediante el cual se comprometa a cubrir el total de sus
adeudos en caso de incumplimiento hasta por el tiempo necesario para cubrir su deuda.
XVI. Otras conforme lo determine la asamblea.

Artículo 12. Los ejidatarios, posesionarios y avecindados tienen la obligación de realizar las
aportaciones económicas que les sean requeridas, siempre y cuando se justifique el fin y sean
aprobadas por la asamblea, debiendo rendirle un informe a ésta los órganos de representación
o ejidatarios que se hubieren responsabilizado de su manejo.

Artículo 13. Los ejidatarios tienen los siguientes derechos:

I. Ejercer el uso, usufructo y disposición de las tierras parceladas, de uso común y de


asentamiento humano, respecto de las que tengan reconocidos derechos, observando al
efecto las disposiciones contenidas en la Ley Agraria, sus reglamentos, este reglamento
y los acuerdos de la asamblea;
II. Percibir las participaciones que les correspondan por concepto de utilidades generadas
por la explotación de sus recursos renovables y no renovables.
III. Seguridad Social para él y su familia
IV. Obtención de créditos para la adquisición de semillas, fertilizantes e instrumentos de
labranza,
V. Gestión de becas escolares para sus hijos.
VI. Gestión de la asesoría oficial y capacitación para las actividades silvícolas,
agropecuaria, hortícola y frutícola que realice.
VII. Disfrutar de permisos para ausentarse del ejido.
VIII. Recibir la indemnización que le corresponda por virtud de la expropiación de sus tierras
y demás bienes conforme a la ley.
IX. Aportar su trabajo personal en cualquiera de las unidades de explotación,
comercialización, administración y servicio que constituya el ejido obteniendo la
retribución que, en su caso, autoriza la asamblea en razón de la labor que se realice.
X. Denunciar ante el consejo de vigilancia o asamblea cualquier anomalía observada en la
administración del ejido por el comisariado ejidal.

Artículo 14. Los ejidatarios participarán con voz y voto en las asambleas, siempre y cuando no
hayan sido suspendidos de sus derechos en términos del artículo 34 de este reglamento.

Artículo 15. La asamblea está facultada para aceptar nuevos ejidatarios siempre que cumplan
con los siguientes requisitos:
I. Ser mexicano, mayor de edad o de cualquier edad si tiene familia a su cargo o se trate
de heredero de ejidatario.
II. Ser avecindado del ejido.
III. El particular que solicite ser ejidatario y que aporte tierras de dominio pleno al régimen
ejidal y se obligue a cumplir con las disposiciones del reglamento interno, en cuyo caso,
previamente deberá ser reconocido como avecindado del ejido, aplicando
analógicamente el artículo 90 fracción II de la Ley Agraria, y
IV. Los posesionarios que sean aceptados como ejidatarios y se obliguen a cumplir con las
disposiciones establecidas en el reglamento interno del ejido.

3
Artículo 16. El acta de asamblea que se elabore con motivo de la aceptación de ejidatarios,
deberá inscribirse en el Registro Agrario Nacional, para que los efectos legales
correspondientes.

Artículo 17. La asamblea está facultada para suspender uno o varios derechos inherentes a la
calidad de ejidatario tales como asistir a las asambleas que se convoque, participar en las
actividades del ejido, así como de los recursos que se generen, por las siguientes causas:

a) Por la infracción a las disposiciones establecidas en este reglamento, específicamente


cuando sin causa justificada, sin aviso alguno o sin representante legal, dejen de asistir
a cinco asambleas ordinarias consecutivas en las que se trate lo relativo a las fracciones
I a VI y XV del artículo 23 de la Ley Agraria.
b) Por ceder sus derechos sobre las tierras de uso común, en contravención a la Ley
Agraria o las disposiciones de este reglamento.

Artículo 18. Son causas de pérdida de la calidad de ejidatario:


I. La renuncia de los derechos ejidales que expresamente haga el titular;
II. La transmisión de la totalidad de los derechos parcelarios y de uso común;
III. Por la expropiación de las tierras que impliquen la totalidad de sus derechos ejidales;
IV. Por resolución firme de los Tribunales Agrarios, o
V. Por prescripción negativa o por adopción del dominio pleno, siempre y cuando no se
conserven derechos sobre otras tierras del ejido.

Artículo 19. Los avecindados del ejido son aquellos mexicanos mayores de edad que han
residido por más de un año en las tierras del núcleo de población ejidal y que han sido
reconocidos como tales por la asamblea o el Tribunal Agrario competente.

La asamblea podrá reconocer a los avecindados y otorgarles la calidad de ejidatarios cuando


cumplan con los requisitos que se señalan en este reglamento y gozarán de los derechos que la
Ley Agraria y este Reglamento les confieren.

Artículo 20. Los avecindados tendrán los siguientes derechos:

I. Adquirir derechos parcelarios o sobre tierras de uso común por enajenación o cesión de
los mismos;
II. Participar como integrante de la Junta de Pobladores del Ejido; y
III. Gozar del derecho del tanto cuando se trate de primera enajenación de parcelas sobre
las que se hubiera adoptado el dominio pleno.

Artículo 21. Los avecindados tendrán las siguientes obligaciones:

I. Participar en las juntas de vecinos que para el efecto se promueva por el comisariado
ejidal o la Junta de Pobladores para tratar lo relativo a los asuntos inherentes a la zona
urbana;
II. Cumplir con las disposiciones de la asamblea ejidal con relación a la limpieza de la zona
de urbanización;
III. Cooperar con las cuotas que se establezcan en común acuerdo con la asamblea y la
junta de vecinos para hacer las mejoras al poblado;

4
IV. Participar en las acciones de combate y control de incendios forestales, así como de
sanidad vegetal y animal cuando así lo determinen los comités responsables y/o la
asamblea y la comisión auxiliar para el aprovechamiento de las tierras de uso común
forestales.

Artículo 22. Son órganos del ejido:


I. La asamblea;
II. El comisariado ejidal, y
III. El consejo de vigilancia.

Artículo 23. El órgano máximo de decisión del ejido es la asamblea, la cual se constituye con la
presencia de todos los ejidatarios con sus derechos legalmente reconocidos y en su caso, por
los representantes de los ejidatarios para los asuntos en que está permitida su participación
pudiendo asistir a la misma como invitados representantes de las diferentes dependencias del
gobierno federal, estatal o municipal, organizaciones o empresas interesadas en los asuntos
señalados en el orden del día, a solicitud expresa del ejido.

Artículo 24. La asamblea se reunirá por lo menos una vez cada seis meses de acuerdo a las
necesidades que tenga el ejido, dichas asambleas serán para conocer y resolver los siguientes
asuntos:

I. Informe contable presentado por el comisariado ejidal


II. Programa de trabajo
III. Informe del comisariado ejidal o consejo de vigilancia del cumplimiento a resoluciones
de asambleas anteriores
IV. Conocimiento y resolución de los problemas socioeconómicos del ejido.

Articulo 25. La cédula de convocatoria que se emita para tal efecto, deberá contener al menos:
el siguiente orden del día:

1. Lista de asistencia.
2. Verificación del quórum legal e instalación de la asamblea.
3. Nombramiento de un presidente de debates, secretario de actas y escrutadores.
4. Descripción de los asuntos a tratar.
5. Informe de la tesorería del estado que guarda la administración del ejido, por conducto
del comisariado ejidal.
6. Informe del consejo de vigilancia
7. Asuntos generales, y
8. Los demás que requieran ser tratados por su importancia.

Artículo 26. La asamblea deberá celebrarse dentro del ejido en el lugar habitual, salvo causa
justificada.

Artículo 27. La asamblea podrá ser convocada por el comisariado ejidal o por el consejo de
vigilancia, ya sea iniciativa propia o si así lo solicitan al menos 20 ejidatarios o el 20 por ciento
de los ejidatarios que integren el núcleo de población ejidal, de acuerdo a lo previsto en el
artículo 24 de la Ley Agraria.

Artículo 28. El comisariado ejidal es el órgano encargado de la ejecución de los acuerdos de la


asamblea, y en quien recae la representación y gestión administrativa del ejido.

5
Artículo 29. El comisariado ejidal estará constituido por un presidente, un secretario y un
tesorero, propietarios y sus respectivos suplentes. Así mismo, contará en su caso, con las
comisiones y los secretarios auxiliares que estimen convenientes.

Artículo 30. Son facultades y obligaciones del comisariado ejidal:

I. Representar al núcleo de población ejidal; y administrar los bienes comunes del ejido en
los términos que fije la asamblea con las facultades de un apoderado general para actos
de administración, pleitos y cobranzas.
II. Procurar que se respeten estrictamente los derechos de los ejidatarios;
III. Convocar a la asamblea en los términos de la Ley, así como cumplir con los acuerdos
que dicten las mismas;
IV. Dar cuenta a la asamblea de las labores efectuadas y del movimiento de fondos, así
como informar a ésta sobre los trabajos de aprovechamiento de las tierras de uso común
y el estado en que éstas se encuentren;
V. Llevar el libro de registro, para lo cual se requerirá de la información y situación jurídica
que guarda cada uno de los ejidatarios, avecindados y posesionarios, y representar y
administrar al ejido y estar facultado para:
a. Revisar las cuentas de los secretarios auxiliares que manejen fondos.

Artículo 31. El consejo de vigilancia estará constituido por un presidente y dos secretarios
propietarios y sus respectivos suplentes.

Artículo 32. El consejo de vigilancia tendrá las siguientes facultades y obligaciones:

I. Vigilar que los actos del comisariado ejidal se ajusten a la Ley y a este reglamento y
a los acuerdos de asamblea;
II. Revisar las cuentas y operaciones del comisariado ejidal, a fin de darlas a conocer a
la asamblea y denunciar ante ésta las irregularidades en que haya incurrido el
comisariado ejidal;

III. Convocar a asamblea cuando no lo haga el comisariado ejidal;

IV. Revisar los linderos del ejido, así como los potreros y demás bienes del ejido, para
vigilar que se encuentren en buen estado.

V. Asistir y participar cuando se realicen trabajos, relacionado con el establecimiento de


cercos de parcelas y de delimitación en tierras de uso común.

VI. Las demás que señalen la Ley y el presente reglamento.

Artículo 33. El comisariado ejidal, el consejo de vigilancia y los secretarios auxiliares


acreditaran su personalidad, con la copia del acta de asamblea en que fueron electos o en su
caso, con las credenciales expedidas por el Registro Agrario Nacional.

.
Artículo 34. Las tierras destinadas al asentamiento humano comprenden una superficie de 15
hectáreas, que se localizan en el plano general del ejido incluyendo los terrenos en que se
ubican en la zona de urbanización, y su fundo legal. Esta superficie es inalienable,

6
imprescriptible, inembargable e irreductible salvo que el ejido decida aportar tierras del
asentamiento humano al municipio o entidad federativa para dedicarlos a los servicios públicos,
con la intervención de la Procuraduría Agraria.

Artículo 35. Las tierras ejidales de uso común comprenden una superficie de 25 hectáreas y
constituyen el sustento económico de la vida en comunidad del ejido, y están conformadas por
aquellas tierras que no hubieren sido especialmente reservadas por la asamblea para el
asentamiento del núcleo de población, ni sean tierras parceladas. Queda prohibida la
urbanización de las tierras ejidales que se ubiquen en áreas naturales protegidas, incluyendo
las zonas de preservación ecológica de los centros de población, cuando se contraponga en la
declaratoria respectiva.

Artículo 36. En las tierras de uso común, independientemente del aprovechamiento y


explotación forestal, los ejidatarios tienen derecho a pastar el número de cabezas de ganado
que en asamblea sea autorizado de acuerdo con la capacidad de carga animal que soporten los
terrenos por especie y que no afecten al bosque. Sólo podrán usufructuar este tipo de tierras las
personas que acrediten ser ejidatarios con derechos reconocidos sobre las tierras de uso
común o bien, hayan sido autorizados por la asamblea.

Artículo 37. Corresponde al propio ejido o a los ejidatarios, posesionarios y avecindados el uso
o aprovechamiento de las aguas ejidales en las tierras de uso común, cuando así lo determine
el asamblea.

Artículo 38. La distribución, servidumbre de uso y de paso, mantenimiento, contribuciones,


tarifas, transmisiones de derechos y demás aspectos relativos al uso de volúmenes de agua del
ejido, estarán regidas por lo dispuesto en las Leyes, Reglamentos y disposiciones en la materia,
así como por los acuerdos de asamblea.

Artículo 39. La asamblea aplicará los correctivos y medidas disciplinarias, conforme a este
reglamento a todos aquellos infractores que violen las disposiciones contenidas en la Ley
Agraria, Ley General para el Desarrollo Forestal Sustentable, la Ley Estatal Forestal y este
reglamento.

Artículo 40. Se informará a la autoridad competente, a efecto de que sea sancionado conforme
corresponda a ejidatarios que incurran en las siguientes infracciones:

a) Provoquen actos violentos y desordenes en las asambleas.

b) Se presenten a las asambleas en estado de embriaguez o bajo los efectos de cualquier


otra sustancia toxica.

c) Porten armas de fuego o cualquier tipo dentro del salón destinado a las asambleas,
cuando se incurra en cualquiera de estas violaciones el consejo de vigilancia hará la
consignación de los infractores ante las autoridades competentes.

7
Artículo 41. Todas las infracciones y sanciones no previstas en este reglamento, serán
acordadas y resueltas por la asamblea de ejidatarios.

Artículo 42. El presente reglamento entra en vigor al interior del ejido partir de su aprobación
por la asamblea y surte efectos al exterior a partir de su inscripción en el Registro Agrario
Nacional.

Ejido Estefanía Valadez Municipio de León Estado de Guanajuato.


A 09 de Julio de 2018.

EL COMISARIADO EJIDAL

____________________________ __________________________ ____________________________


Presidente David Castro Montes Secretario José Sánchez R. Tesorero Guillermo Burns.

EL CONSEJO DE VIGILANCIA

____________________________ __________________________ ___________________________


_
Presidente Adrián Simental Aviña Secretario Nelhy Valadez. Secretaria Vicente Smith

FIRMAS DE EJIDATARIOS

Minat Terkait