Anda di halaman 1dari 27

FORMAR EL CORAZÓN

EMOCIONES Y SENTIMIENTOS

P. Leonardo Arboleda E, cjm

1. INTRODUCCIÓN

En la “Ética a Nicómaco” Aristóteles dice: “Cualquiera puede enfadarse… eso es fácil.


Pero estar enfadado con la persona correcta, en el grado exacto, en el momento oportuno,
por el motivo justo y de la forma correcta, eso no es sencillo.” Esta afirmación nos
introduce en la comprensión y tratamiento de las “Emociones y Sentimientos” que, también,
se denominamos “Inteligencia Emocional”.

El ser humano es, esencialmente, un ser emocional que se manifiesta de diversos modos.
Algunas personas tienen mayor facilidad para expresar sus sentimientos. Otras, muestran
dificultad en manifestar lo que sienten debido a vivencias y recuerdos que actúan como
bloqueo en la relación social. De ahí, que resulte necesario hacernos más conscientes del
modo cómo vivimos nuestras emociones.

Cada emoción testifica algo del carácter de la persona. Es en el ámbito de las emociones
donde se juega lo que somos, sentimos y pensamos. La salud emocional consiste en
expresar adecuadamente y en forma libre nuestras emociones y sentimientos con el fin de
enriquecer nuestra propia vida. Al contrario, el malestar emocional es provocado por la
represión de las emociones y sentimientos que crean rupturas, e incluso, tragedias. Un
carácter marcado por los conflictos y enredos emocionales conduce a la confusión y a la
falta de paz.

En este compartir teórico-práctico se pretende entender el lenguaje emocional para


adaptarnos mejor a la realidad en la cual nos movemos y existimos.

2. COMPRENDER LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

2.1. DANIEL GOLEMAN: “La Inteligencia Emocional”

Actualmente, contamos con diversos estudios y ayudas que nos permiten entender y
expresar, en forma correcta, nuestras emociones y sentimientos. Daniel Goleman en su
libro “Inteligencia Emocional” nos presenta la manera científica de entender la relación que
hay entre cerebro (razón) y emociones (corazón). Su estudio presenta el origen fisiológico y
psicológico de las emociones y sentimientos. Al tratar cada una de las emociones por

1
separado ofrece un instrumental serio para salir del “analfabetismo emocional” y
desarrollar lo que se llama la “Inteligencia Emocional”.

Goleman insiste en la ayuda que da el cerebro para la adecuada expresión emocional. La


persona con inteligencia emocional (madurez) conduce adecuadamente sus emociones,
interpreta adecuadamente los sentimientos del otro y, mantiene relaciones de una manera
fluida. Indica, además, que en la infancia y en la adolescencia se aprenden las lecciones
emocionales adaptativas o ineptas para el resto de la vida. Presenta la cruda realidad de las
deficiencias de la inteligencia emocional que lleva a la persona a vivir en depresión o en
una vida de violencia o trastornos en la alimentación y, adicciones a la droga.

Lo más impactante del tratado se refiere a los conflictos emocionales de la generación


actual que genera seres más solitarios y deprimidos, más airados e indisciplinados, más
nerviosos y propensos a preocuparse, más impulsivos y agresivos. Y esto se debe, en gran
parte, a que la educación ha descuidado la dimensión emocional de los hijos o alumnos.
Esto se constata en la falta de consideración hacia los demás y, en la falta de cortesía por
parte de las nuevas generaciones.

2.2. LESLIE GREENBERG: “Emociones: una guía interna”

Del texto “Emociones: una guía interna” de L. Greenberg, destacamos las siguientes ideas:

SOMOS SERES EMOCIONALES.

 La persona madura sabe conducir sus emociones en la vida cotidiana.


 Cuando menos pensamos damos paso a esperanzas y temores.
 En lo más íntimo de nosotros mismos sentimos las emociones: dolor, alegría,
orgullo, compasión, ternura, frialdad, enfado, etc.
 A las emociones debemos darle el mismo “status” que le damos a los pensamientos
y a las acciones.
 Las emociones evalúan los sucesos y la manera cómo éstos nos afectan.
 La emoción es una señal para nosotros mismos, nos preparan para la acción,
evalúan si las cosas van bien, vigilan el estado de nuestras relaciones y sirven de
señal a los demás.
 Las emociones se comparten en espacios donde nos sentimos valorados y
respetados.
 Las emociones moralizan la vida en forma primordial.
 En la expresión de sentimientos nadie gana o pierde; el empate permite el
reconocimiento.

2
 Los malestares emocionales se solucionan a través del diálogo y en momentos de
calma.
 Las emociones mismas se equilibran con la ayuda de la racionalidad y la intuición.
Es preciso estar atentos al juego de la razón porque puede volvernos recelosos a la
apertura emocional.

CÍRCULOS EMOCIONALES

 Desde la infancia hemos escuchado palabras y expresiones venidas de personas


autoritarias y moralistas que nos han herido y, condicionado: “Deberías…”,
“Tendrías…” Este trato ha provocado indigestión emocional.
 A nuestra memoria vienen recriminaciones: ¡Fuiste idiota! ¡No seas estúpido!
¡Deberías ser más amable, considerado, trabajador, sensible, creativo, inteligente…!
Quien ha sido tratado de este modo se autoprotege, se vuelve desafiante y
discutidor.
 Las personas emocionalmente defensivas utilizan expresiones como estas: “Sí,
pero… Estoy cansado…Sí, pero después…” Alguien que usa con frecuencia estas
respuestas se manifiesta atemorizado e indefenso, carente de valía. Esto conduce a
un diálogo interno muy agotador que lleva a caer en el estrés y la desorientación.
 Por tanto, existen círculos emocionales que debemos romper: resulta dañino
continuar con los mismos maltratos recibidos. Se trata de ser más empáticos con los
demás para ser más empáticos consigo mismo.
 Cuando no damos atención a nuestras emociones nos alienamos y damos paso a la
venganza.

ORIENTAR NUESTRAS EMOCIONES

 Las personas más creativas son las que han logrado integrar la razón y el corazón.
 El pensamiento da sentido a la emoción.
 La unión entre el cerebro y el corazón genera progreso personal y cultural. Ahí está
nuestro desafío; nos sentimos limitados por la escasa educación emocional que
hemos recibido.
 Las personas con problemas emocionales no saben tomar decisiones ni resolver
adecuadamente los problemas.
 Las emociones pueden orientarse o cambiarse activándolas. Resulta conveniente
revivir sentimientos, en especial los dolorosos, para comprenderlos y resolverlos
dándole nuevos significados. La terapia de los sentimientos se realiza por medio de
nuevas narrativas. De hecho, escribir diarios emocionales es una excelente trerapia
que da sentido a la experiencia

3
 Es preciso estar atentos para evaluar las emociones y percibir si ellas son
adaptativas y saludables.
 Nos adaptamos bien cuando los impulsos del cerebro emocional se dejan asesorar
por la razón.

“ESCUCHAR” LAS EMOCIONES Y SENTIMIENTOS

 Si se reconoce el propio mundo emocional no será necesario reprimir sentimientos


ni portarse en modo infantil. Orientar adecuadamente nuestras emociones y
sentimientos en forma adaptativa (ortopatía) nos mantiene activos, curiosos y
conectados a los demás.
 Negar nuestras emociones es perjudicial; intelectualizarlas disminuye la vitalidad y
seguirlas ciegamente nos roba sabiduría.
 Se trata de escuchar nuestras emociones y sentimientos y dar respuestas adecuadas a
las demandas emocionales de los demás.
 Las informaciones dadas por las emociones deben usarse inteligentemente: el miedo
nos dice que estamos en peligro, la tristeza nos dice que hemos perdido algo, la
alegría nos dice que hemos alcanzado una meta.
 Escuchar las emociones y sentimientos nos permite vivir en el presente. Fuera del
presente nos movemos impulsivamente.
 El temor actual o la tristeza tienen base en la historia emocional pasada.
Resolviendo las emociones pasadas nos proyectamos hacia el futuro sin salirnos del
presente.
 Estar consciente de las emociones nos mantiene en el gozo y en la paz.

2.3 ALFONSO BARRETO: “Emociones Inteligentes”

El autor, en nombre, nos ofrece unas “Lecciones y prácticas creativas de Inteligencia


Emocional”. Entresacamos del texto algunas ideas básicas y preguntas sobre las emociones
y los sentimientos.

LECCIONES DE INTELIGENCIA EMOCIONAL…Fundamentación teórica.

1. Importancia de las emociones


 Podemos entender por inteligencia emocional la capacidad de reaccionar
adecuadamente frente a diferentes situaciones o relaciones, y la posibilidad de
aprender de sí mismo y de los demás para tener un mejor carácter y actitud ante la
vida en general. (Ver preguntas “Proceso de Aprendizaje”: 1.2.3.)
2. Tipos de Emociones
 Las emociones son neutrales. Lo cual significa que no son ni buenas ni malas… sin
embargo, cada persona las expresa (utiliza) muy particularmente.

4
 Las emociones las identificamos como positivas y negativas dependiendo de su
contenido.
 Las emociones positivas son: amor, gratitud, paz, alegría, optimismo, seguridad,
entusiasmo, aceptación, amabilidad, contentamiento, alivio.
 Las emociones negativas son: ira, tristeza, confusión, temor/miedo, desprecio,
indiferencia, pesimismo, desánimo, disgusto, preocupación, autocompasión, culpa.
 Encontramos individuos emotivos y no emotivos; la diferencia vendrá dada por la
capacidad de expresar o no lo que se siente. (Ir a preguntas 4.5.6.)
 “…En nuestro deseo de buscar aprobación reprimimos los sentimientos.” (Jim
Hartness y Neil Eskelin)

3. Emociones y sentimientos
 Podemos lograr una distinción sencilla entre emociones y sentimientos: las
emociones implican reacciones momentáneas y pasajeras de determinada
interacción o adaptación. Los sentimientos permiten una mayor consistencia en la
vida afectiva (se prolongan más tiempo). Por ejemplo: es muy distinto vivir un
instante de alegría (emoción) a vivir en una actitud de alegría (Sentimiento). Las
emociones pueden desencadenar sentimientos. Por ej. El enojo que se prolonga por
medio de la amargura y el resentimiento. (Preguntas: 7.8.9.)
 “En mis sentimientos puedo ir del daño a la curación, del dolor al bienestar, de la
fantasía a la realidad y a la aceptación de sí mismo…” (José Forbes).
 “Eres tú el responsable de lo que sientes. Sientes lo que piensas, y puedes aprender
diferentemente sobre cualquier cosa, si decides hacerlo.” (Wayne Dyer).

4. Conflictos emocionales
 Todos hemos sido afectados, emocionalmente, en algún momento de nuestra vida.
 Un conflicto emocional es una manera inadecuada de asumir la propia vida y demás
relaciones.
 Los conflictos emocionales son causados por vivencias inadecuadas con quienes nos
rodean, por haber sido impulsivos al tomar decisiones, por mantener una relación
distante de Dios, por la autosuficiencia personal, por falta de un proyecto de vida,
por la incapacidad de perdonar a otros… (Ir a Proceso de Aprendizaje No. 10)
 “Una dificultad no me afecta tan profundamente, cuando yo sé y siento que tengo
recursos de personalidad para salir adelante…” (Álvaro Jiménez Cadena)
 Remitirse a Santiago 1,2-5.

5. La estabilidad Emocional
 Cuando hablamos de estabilidad emocional nos referimos a diversas connotaciones
de la vida afectiva: Salud emocional, equilibrio emocional, sanidad interior,
autodominio, templanza…

5
 La estabilidad emocional hace referencia a la salud psicológica que se manifiesta en
la paz consigo mismo, con Dios y, con los demás.
 La paz emocional es fruto de la resolución las heridas afectivas, contrariedades y
desacuerdos en el interactuar con otros.
 Las personas emocionalmente estables saben tomar decisiones frente a sus
comportamientos inadecuados, no se comparan con otros, solucionan en paz los
conflictos con otros, expresan adecuadamente lo que sienten sin reprimir, expresan
a Dios, en oración, lo que sienten o están pasando… (Ir a proceso de Aprendizaje
Nos. 11, 12 y 13).
 “…El autocontrol requiere expresar las emociones de forma adecuada y
constructiva.” (Natalio Extremera y Pablo Fernández).

6. Áreas de mejoramiento en inteligencia emocional


 Existen tópicos para mejorar las aptitudes emocionales en la vida real.
 Las aptitudes emocionales son:
 Automotivación: que consiste en mantener el interés, el ánimo y la esperanza en
toda circunstancia.
 Autocontrol: que es lo mismo que decir: piensa antes de actuar y aprende a
posponer tus deseos o gratificaciones.
 Humor estable: superar la inestabilidad y mantenerse con un humor agradable y
adaptable.
 Actitud mental adecuada: somos más lúcidos y eficaces cuando los sentimientos y
emociones están en un nivel adecuado.
 Empatía: Ponerse en el lugar de los otros con el fin de apoyarnos mutuamente. (Ver
preguntas 14 y 15)
 “La vida emocional es un ámbito que puede manejarse con mayor o menor
destreza y requiere un conjunto de habilidades. La persona hábil emocionalmente
alcanza éxito y puede hacer mejor uso de sus talentos…” (Daniel Goleman).
 Texto Bíblico: “El que es entendido refrena sus palabras; el que es prudente
controla sus impulsos.” (Proverbios 17,27)

7. Emociones negativas
 Las emociones negativas corresponden a experiencias desagradables con personas
objetos o situaciones.
 Las emociones negativas traen duras consecuencias: la ira descontrolada, por
ejemplo, puede llevarnos acometer errores.
 Las emociones negativas desgastan la persona y le roban creatividad. Por ej. : la
depresión baja el tono afectivo y puede llevar al abandono y descuido.

6
 Las emociones negativas hacen perder tiempo valiosísimo que puede dedicarse en
proyectos personales. Encontramos personas que han pasado mucho tiempo
anidando resentimientos y odio por otros.
 Las emociones negativas generan sentimientos de culpa, de abandono y
desesperanza.
 Las emociones negativas pueden desencadenar actitudes pesimistas frente a la vida.
 Las emociones negativas hacen a la persona de baja estima e intolerante ante las
frustraciones. (Ver. Proceso de aprendizaje cuestión 16)
 “Tenemos que aceptar nuestros sentimientos negativos, no enterrarlos y ponerlos
de lado. Deben ser aceptados, lo mismo que los positivos… Los sentimientos
negativos son como termómetros. Nos avisan de que algo va mal. Indican peligro.
Hay que observarlos.” (Joan Jacobs)

7
PROCESO DE APRENDIZAJE

1. Describa cómo es para usted una persona estable emocionalmente.


2. ¿Cuál es la emoción que le caracteriza regularmente?
3. Recuerde una experiencia emocional donde considera que fue inteligente en su
manejo.
4. De acuerdo a los tipos de emociones ¿en cuál de ellos vive la mayor parte de su
tiempo?
5. ¿Se considera emotivo o no emotivo? ¿Por qué?
6. Escoja una experiencia emocional pasada donde haya aprendido algo muy
importante para su vida.
7. Escoja tres personas por las cuales experimenta sentimientos específicos o
definidos. ¿Por qué le generan dicha afectividad?
8. Seleccione algún programa de televisión donde considera que manipulan las
emociones y sentimientos de la audiencia. ¿Cómo cree que lo hacen?
9. Escoja una emoción que alguien o algo le inspiró y cómo pasó a ser un sentimiento
duradero.
10. Piense en un conflicto emocional que haya tenido o padezca, y responda cómo éste
fue resuelto o se adaptó a él. O dado el caso, ¿cómo piensa resolverlo?
11. Recuerde un momento agradable y tranquilo de su vida. Explique qué generaba tal
sensación.
12. Piense en una persona que tenga problemas emocionales: ¿cuáles son?; ¿Qué le
enseña a ser testigo de tal situación en ella?
13. En su oración ¿comunicas a Dios sentimientos o emociones? ¿Qué tipo de
sentimientos y emociones? O ¿te dejas llevar, sólo, por la racionalidad o la
indiferencia…?
14. De los campos de acción de la inteligencia emocional, ¿cuál considera que debe
mejorar?; ¿por qué?
15. En qué aspectos de su carácter usted parece requerir dominio propio?
16. Escoja dos (2) de las características negativas de las emociones arriba mencionadas,
y explique cómo ellas han sucedido en algunas experiencias de su vida.

8
LECCIONES DE INTELIGENCIA EMOCIONAL… Continuación…

Tomado de: BARRERO, Alfonso “Emociones Inteligentes”

8. La Ira

 “La ira nunca carece de motivo, pero pocas veces se trata de un buen motivo”,
expresó Benjamín Franklin.
 La ira es la tendencia a ejercer justicia por la propia mano, de adecuar las relaciones
interpersonales de forma agresiva.
 En trasfondo de la ira se revela el egoísmo de la persona que ve alterados sus
propios planes e intereses.
 La ira evidencia la incapacidad de dominio propio.
 Este sentimiento se manifiesta, además, en personas que interpretan
inadecuadamente lo que ven, oyen o escuchan.
 La ira (o enojo) esta fuera de control cuando desencadena en expresiones de cólera
y en un lenguaje ofensivo; cuando se produce amargura, resentimiento, agresividad
y deseo de ajustar cuentas; cuando se pierde bienestar espiritual y, cuando se hace
daño a otras personas… (Billy Graham). (Ir a Proceso Aprendizaje No. 17)

 MEDITEMOS: “La ira (el malhumor) es una esclavitud que te incapacita para la
libertad interior. No hagas de ella parte de tu vida, ni afirmes que es muy humano
sentirla… ella, te inmoviliza, destroza tu paz interior y tu salud… La ira es una
elección tuya; es una reacción aprendida ente la frustración. Ella es en esencia un
estado de locura.” (Cfr. Augusto Restrepo Pino).
 Textos bíblicos: Prov. 15,1. Prov. 29,11.

9. El temor

 “Algo que no es en absoluto amenazante, se convierte en algo temido porque queda


asociado en la mente como atemorizante.”(D. Goleman).
 Los temores corresponden a situaciones reales o imaginarias.
 Las emociones que implican temor son: ansiedad, preocupación, inquietud, terror,
miedo, nerviosismo, pavor, aprensión, y en casos patológicos, fobia y pánico.
 El temor se experimenta por falta de confianza, por percibir la realidad en forma
inadecuada (como amenaza) y, por experiencias traumáticas con personas,
situaciones y lugares. En el amor no hay temor (1Jn. 4,18).
 La persona temerosa se siente impotente: se bloquea ante los problemas normales de
la vida como pago de deudas, presentación de exámenes o de entrevistas, ejercer
nuevos cargos y cuando debe dar explicaciones ante acciones que han sido
indebidas. (Proceso de aprendizaje No 18.) Canción: El malgenidado.

9
 MEDITEMOS: “Las preocupaciones se deben a proyecciones que ocurrirán en el
futuro sobre el que no hay control. Orientarse hacia el presente es de persona
sabia…” (Augusto Restrepo Pino).
 Texto Bíblico: (Mt. 6,31-32). (Ef. 4,26-27).

10. La tristeza

 El sentimiento de la tristeza consiste en el vacío que se siente ante una herida o


pérdida. El malestar interno que se experimenta necesita resolución, perdón,
revaloración.
 La tristeza está acompañada de la decepción, la desilusión y la frustración.
 La tristeza puede ser generada por fraude emocional, por la infidelidad, por la
negativa ante una búsqueda de oportunidad, por una prolongada situación
económica deficiente, por la pérdida de un ser querido, por un fracaso, por pérdida
de libertad… etc.
 Cuando la tristeza es aceptada con paz y serenidad, nos madura y nos prepara para
enfrentar las dificultades de la vida y para valorar los diversos momentos de la
existencia.
 A la tristeza pueden asociarse otros sentimientos: pesar, congoja, pena,
autocompasión, soledad, abatimiento, pesimismo, y en caso extremo, depresión
grave. (Ir a preguntas 19 y 20).

 MEDITEMOS: “La tristeza es un sentimiento no deseable en la vida interior… Es


menester impedir que ella desemboque en depresión… Así pues, la tristeza puede
ser una adaptación pasajera, pero la depresión acaso una maldición duradera. La
tristeza busca el equilibrio personal interno. La depresión, la muerte psicológica e
incluso física de la persona.” (Víctor Candro)
 Texto Bíblico: 1Cor. 7,10. Emaús. Lc. 24.

11. Emociones positivas

 Las emociones positivas son más deseables para sentirlas: ¡Vivir alegres! ¡Amar sin
límites! ¡Gratitud por doquier! ¡Aceptación incondicional! ¡Optimismo sin igual!
¡Entusiasmo constante!
 Es preciso no dejarse desbordar por las emociones positivas: demasiada alegría
puede causar la muerte; excesivo servicio puede causar desdicha y olvido; el
exagerado optimismo conduce a cometer errores…etc. Esto confirma que las
emociones son neutrales; necesitan ser canalizadas adecuadamente.

10
 Saber disfrutar de las emociones positivas nos permite crecer como personas y
como comunidad de personas.
 Destacamos las siguientes emociones positivas: aprecio, estímulo, generosidad,
contentamiento, cooperación, diversión, comprensión, interés, calma, tranquilidad,
amistad, comodidad, asombro, sensibilidad, entusiasmo, sensatez, agradecimiento,
tenacidad, sinceridad, simpatía, empatía, apoyo, seriedad, seguridad,
independencia, apertura, energía, vivacidad, satisfacción, franqueza, confianza,
gracia, hospitalidad, amabilidad, ternura, sorpresa, sociabilidad, disposición,
admiración, gozo, consideración, compasión, curiosidad, mansedumbre, dignidad,
etc. (Ir a cuestiones 21 y 22)

 MEDITEMOS: “Otro hecho respecto a las emociones es que querer tener siempre
sentimientos buenos es peligroso… el peligro consiste en que somos muy rápidos en
manipular nuestras emociones y circunstancias para conseguir sentimientos
agradables. Cuando yo estaba esforzándome en mis propias dificultades internas,
causadas en gran parte por la forma inadecuada de manejar mis sentimientos, tenía
la esperanza velada de que al amanecer un día todos mis problemas habrían
desaparecido. Pero lo que venía con el nuevo día era nuevos problemas y nuevas
cosas difíciles… en realidad, a medida que uno se va poniendo en orden por dentro,
en contacto consigo mismo, se va dando cuenta de las dificultades que vienen de
fuera.” (Joan Jacobs).

12. La alegría

 La alegría es actitud positiva en estado puro. En torno a ella está el optimismo, el


entusiasmo, las satisfacciones.
 La alegría rompe con la rutina, facilita las relaciones con los otros y, hace ver el
lado positivo de la vida.
 La alegría (o el gozo) nos ayuda a soportar los problemas que encontramos en el
camino de la vida. De las vicisitudes, de las aflicciones y penurias brotan alegrías
inexplicables, cuando las pruebas se han superado.
 La alegría podemos asumirla como actitud, como disposición o como sentimiento.
Como actitud: se trata de una decisión personal para vivir alegre. Como disposición:
para ver el lado positivo de la personas, de los días y la vida. Y como sentimiento:
porque queremos compartir, con otros, nuestra alegría.
 Es preciso recordar que la vida está hecha de momentos de alegría y de otras
emociones que dan sazón a la vida. (Ver cuestiones 23. 24.)

11
 MEDITEMOS: “Cultive la alegría. Viva contento, aunque los horizontes estén
cargados. Reír es desafiar a los monstruos. Es volver el ambiente alegre y el
trabajo estimulante… La vida es maravillosa para quien es optimista y sabe lo que
quiere… Para quien tiene motivaciones sobrenaturales todo se vuelve piedra viva
para las construcciones que el viento no derriba.” (Antonio Baggio)

13. El amor

 El amor es una manera de sentir única. Es el sentimiento pleno y sublime por


excelencia. Sin él, la vida se hace insípida y fría.
 El amor nos permite aceptar a aquellos que nos rodean. Por amor soportamos,
toleramos, esperamos y renunciamos a favor de los otros.
 Amar es darse; amar es comunicarse; amar es perdonarse.
 Quien ama tiene a Dios, e impacta a los demás con ese Amor.
 Amar es una aventura; un compromiso de toda la vida. (Ver proceso de aprendizaje
Nos. 25.26.27.)

 MEDITEMOS: “En el nivel humano, al igual que en el divino, el amor dice: te


respeto, te quiero y soy responsable de ti. Te respeto: te acepto como eres… no te
explotaré para mi propio beneficio… Te quiero: lo que te suceda me interesa
mucho. Me preocupa tu vida y tu crecimiento…Soy responsable de ti: te
responderé…voluntariamente. Tus necesidades espirituales me harán orar por ti.
Te protegeré; pero me cuidaré de no darte una protección excesiva. Te corregiré
con amor; pero no trataré de reaccionar con excesiva fuerza. No me complaceré en
tus flaquezas o debilidades y no guardaré recuerdo de ninguna de ellas. Por la
gracia de Dios seré paciente y no te fallaré.” (Billy Graham).
 Texto bíblico: 1Cor. 13,1-7

14. La empatía

 La empatía es el resultado del amor como sentimiento real. Consiste en la capacidad


de ponerse en el lugar del otro (en sus zapatos) para comprender y ayudar. Es,
además, una manifestación de amor que implica apertura y tolerancia.
 La persona empática es la que entiende el sufrimiento o el gozo de la otra persona;
es la que reconoce los motivos que impulsaron a otros a actuar de una determinada
forma, sin condenarles.
 Tener empatía facilita las relaciones interpersonales, nos hace menos egoístas y, nos
permite escuchar y aceptar las razones válidas que tienen los demás. (Ir a proceso de
aprendizaje Nos. 28.29.30.31.)

12
 MEDITEMOS: “Nunca es fácil ubicarse desde el punto de vista de las otras
personas. Se requiere de un descentramiento que acabe con el egoísmo y la
tendencia a ver los objetos desde nuestra óptica personal… La empatía puede ser la
forma como el amor comienza a manifestarse en otros.” (Víctor Candro).
 “La empatía es una comunicación no verbal, emocional y directa… Es la
capacidad de intuir los sentimientos de la otra persona, interpretando señales de la
expresión no verbal, como tono de voz, gestos, expresión facial, mirada…(Loreto
Barrera)

PROCESO DE APRENDIZAJE

17. Recuerde un momento o situación de su vida, pasada o presente, donde perdió el


control airándose. Describa las consecuencias del suceso y qué aprendizaje dejó
para su vida.
18. Recuerde un momento o situación de su vida, pasada o presente, donde sintió
mucho temor, miedo o ansiedad. ¿Cómo afectó su bienestar interior? ¿Qué sucedió
finalmente? ¿Qué enseñanza le dejó el suceso?
19. ¿Cuál considera que ha sido el momento más triste de su vida? Explique: ¿Cómo ha
superado dicho estado y qué aprendió para siempre de tal vivencia?
20. Cuanto tiempo se permite usted estar triste cuando el evento o situación surgen?
21. ¿Cuál considera que ha sido el momento más feliz de su vida? ¿Qué emociones
estuvieron allí en su experiencia? ¿Qué aprendizaje significó para su vida?
22. Escoja del cuadro de emociones positivas cinco (5) que usted quisiera experimentar
diariamente, argumentando su utilidad o beneficio.
23. Escoja un momento de alegría cumbre en su vida. Explique qué produjo tales
sensaciones agradables y placenteras.
24. Seleccione a una persona caracterizada por ser alegre. Explique como su actitud le
genera logros en su vida personal.
25. Escriba acerca del amor que usted se profesa a sí mismo. ¿De qué calidad es? ¿Qué
debe mejorar en su propia autoestima?
26. Piense en personas a quien usted siente que ama realmente y enumere evidencias
que demuestren ese amor.
27. Recuerde un desamor sufrido en su vida y cómo éste evidenció egoísmo,
indiferencia o rechazo, generándole emociones negativas.
28. Enumere tres (3) ventajas de tener empatía con los demás.
29. ¿Cuenta usted con la capacidad de escuchar a otras personas lo necesario para que
expongan sus razones o desahoguen sus motivos? Explique su actitud.
30. ¿Qué importancia podría representar para usted el no pelear por sus propios motivos
y razones personales?
31. ¿Encuentra algunas relaciones entre la empatía y la ayuda a los demás?

13
LECCIONES DE INTELIGENCIA EMOCIONAL… Cont…

PRÁCTICAS CREATIVAS DE INTELIGENCIA EMOCIONAL


(P. Leonardo Arboleda., cjm)

1. Sanidad interior

 Todos necesitamos sanidad interior. Con frecuencia recordamos agravios y ofensas.


A nuestra memoria vienen las personas que nos han causado daño.
 Sentimos nostalgia por tantos proyectos, planes, objetivos y metas que no hemos
logrado. Ante esta situación nuestra estima baja, nos lamentamos y usamos palabras
subidas de tono.
 Cuando se reconoce la herida se inicia el camino hacia la restauración de la vida
afectiva.
 Como consecuencia de aquellos daños nos hemos vuelto personas con una
autoestima deficiente, con tendencias perfeccionistas, con tendencias a la depresión,
con dificultad de perdonar a otros y muy sensibles.
 Una baja autovalía genera inseguridad, ansiedad, pesimismo y comparaciones
insanas con otros…
 La persona perfeccionista nunca está satisfecha con lo que hace o con lo que otros
dicen o hacen… Entonces aparece la intolerancia, la crítica, la ira, la culpa, el estrés,
el vacío interior… etc.
 El temor constante produce personas desadaptadas a la realidad y en las relaciones
interpersonales. El apóstol Juan nos dice que donde hay temor no hay amor. Las
personas temerosas son inseguras, nerviosas, negativas, intranquilas, tienen
tendencias depresivas…
 La falta de perdón mantiene el alma presa son paz y bienestar internos porque
retiene sensaciones, emociones, experiencias, recuerdos dolorosos, etc. Odio,
amargura, resentimiento. Venganza, llanto, esclavitud mental… forman parte de la
vida de aquellos que no desean perdonar a su prójimo…
 La hipersensibilidad hace que las personas sean susceptibles a cualquier tipo de
influencia emocional, dañando su tranquilidad interior. Estas personas sufren
mucho: nada les agrada y asumen, frecuentemente, el papel de víctimas. Estas
personas son insatisfechas,, rencillosas, rebeldes, rencorosas, malhumoradas e
incómodas… etc.

EJERCICIO PERSONAL: Saque tiempo para meditar y escribir. Identifique aspectos de


su vida afectiva que requiere reparación. Decida vivir estable y con equilibrio emocional.

14
 MEDITEMOS: “El sentirnos heridos señala lo que es importante para nosotros
mucho más que ningún otro sentimiento. Esto es verdad sobre todo en las personas
vulnerables y en las que cuentan con menos defensas contra el daño. No es posible
aprender ni crecer a partir de una experiencia que negamos, incluida la de
sentirnos heridos…” (David Viscott)

2. Heridas que deben sanar

 Los conflictos pueden convertirse en heridas, marcas, ataduras del pasado


que nos hacen daño incluso en la vida presente.
 En nuestra afectividad permanecen impresas experiencias desagradables que
aún repercuten de una manera negativa en todos los ámbitos de nuestro ser.
 Es preciso sacar del baúl de los recuerdos lo que fue reprimido con el fin de
disminuir la ansiedad y alcanzar libertad interior satisfactoria.
 Debemos saber que reprimir no indica, necesariamente, olvidar. Los hechos
y heridas quedan grabados en lo profundo del corazón. Esas heridas
guardadas nos llevan a comportamientos inadecuados.

EJERCICIO PERSONAL: Saque del baúl de los recuerdos una situación emocional
difícil: determine las causas que la originaron, las consecuencias para su personalidad.
Decida perdonar y perdonarse. Genere una nueva actitud frente a lo sucedido para que no le
moleste más al recordarlo nuevamente.

 MEDITEMOS: “Curar las heridas del alma puede ser más doloroso que tratar las
heridas físicas; pero no podemos dejar que eso nos detenga… No te prometo que
tratar tu herida sea agradable o indoloro, pero sí te prometo que, si ahora haces tu
parte, Dios tendrá libertad para obrar una sanidad divina, gloriosa, maravillosa y
potente en tu alma. ¿No es eso lo que en realidad quieres? (Mike Macintosh)

3. Preguntas fundamentales sobre la vida emocional

 Determinadas preguntas pueden ayudarnos a esclarecer nuestra situación emocional.


Cuando las respondemos con transparencia y sinceridad damos un paso importante
hacia la salud emocional.
 Las dificultades emocionales se caracterizan por la confusión: la persona no sabe
cómo cambiar las dificultades de su vida afectiva.

15
 La vida afectiva padece del afán y la ansiedad que traen los días. De aquí viene la
necesidad de parar un momento para entrevistarnos a nosotros mismos para que
nuestra alma sea sana.

EJERCICIO PERSONAL: Dé respuesta las siguientes preguntas: ¿Qué entiendo por un


conflicto emocional? ¿Qué significa tener “doble ánimo” y “poco ánimo”? ¿Cómo evalúo
mi vida emocional en la infancia y cómo influye en mi vida presente? ¿Qué ha impedido
que sea todo lo mejor que puedo ser? Emocionalmente sano yo sería…¿Qué podrían decir
quienes me rodean sobre mi vida afectiva? ¿Cómo son para mí las personas
emocionalmente sanas? ¿Cómo afectan mis emociones y sentimientos todo lo que hago?
Alguna herida emocional que en mí debe sanar es…¿Qué significa tener templanza o
dominio propio emocional?

 MEDITEMOS: “…Para simplificar, podemos decir que tú crees que son las cosas
o la gente los que te hacen infeliz, pero esto no es correcto. Eres tú el responsable
de tu desgracia porque son tus pensamientos respecto a las cosas y a la gente que
hay en tu vida los que te hacen infeliz.” (Wayne W. Dyer)

 “Si las emociones son rechazadas y reprimidas, pueden transformarse en cólera


rígida, tensiones incontrolables, rencores fríamente destilados… Las emociones
analizadas sirven de espejo para mostrar quienes somos. Nos permiten saber dónde
situarnos en nuestra trayectoria personal hacia una actitud más equilibrada.
(Joelle Laflute-Marietti)

4. Vivencias emocionales importantes

 Muchas de nuestras experiencias han sido satisfactorias; momentos al lado de seres


queridos y especiales; proyectos y objetivos que han sido logrados; amistades que
han perdurado en el tiempo; detalles que han marcado nuestra afectividad, etc.
 De otra parte, algunas circunstancias han sido difíciles o desagradables poniéndonos
aprueba: un ser querido muere o se va lejos, una relación se rompe, algunos
objetivos no se conquistaron, etc.
 Las vivencias y recuerdos son inevitables; nos educan y nos fortalecen.
 Las memorias emocionales nos hacen sentir vivos y necesitados de madurez y
crecimiento personal.
 De allí el requerimiento de una actitud mental sana que acepte las vicisitudes y
complacencias de la vida.

16
EJERCICIO PERSONAL: Tome su tiempo. Medite y escriba alguna experiencia con
cada emoción aquí sugerida, haciendo un balance de cómo la asumió: negativa, positiva,
normal, exagerada, neutral, trágicamente. Emociones/Sentimientos: alegría, miedo, ira,
tristeza, sorpresa, repulsión, aceptación, anticipación/prevención. De acuerdo con el
psicólogo Robert Plutchik, las anteriores son las emociones básicas.

 MEDITEMOS: Romanos 12, 12-18.

5. Un inventario emocional particular

 Nuestra naturaleza emocional es muy particular. Los gustos y preferencias que


tenemos las hemos adquirido de dos maneras: primero por las escogencias y
enseñanzas de nuestros padres, educadores y amigos; segundo por nuestra elección
personal a medida que desarrollábamos autonomía.
 Nuestros gustos generan diversos estados emocionales que afectan nuestra vida
personal. Por ejemplo: algunos se molestan cuando llueve; otros se resienten cuando
no se les saluda; algunos más se fastidian cuando una prenda no les queda como
deseaban, etc.
 Aquí podemos ver que la actitud mental ante los hechos, personas u objetos, tienen
una gran conexión con el estado emocional que pueda experimentarse.

EJERCICIO PERSONAL: Haga un inventario personal de aquellas cosas que le


disgustan o indisponen. Analice las emociones que le provocan. Tome nuevas actitudes y
construya su personalidad. Un ejemplo: Me disgusta que me dejen esperando mucho
tiempo. L reacción emocional es: enojo, rabia, indisposición.

 MEDITEMOS: Mi padre siempre decía: “si das un paso y te sientes bien, debes ir
en la dirección correcta. Lo que él quería que entendiéramos era que teníamos que
medir nuestro progreso de acuerdo con un compás interno, usando nuestras
emociones, nuestro grado de comodidad y conocimiento de nosotros mismos como
la guía fundamental…” (Linda Weltner)

6. Acerca de los sentimientos negativos

 Los sentimientos negativos constituyen reacciones constantes a situaciones que nos


han afectado de alguna manera. Por lo general, están ligados a personas que han
influido en nosotros.
 Los sentimientos negativos pueden constituir una forma de hacer justicia a las
situaciones o cosas por nuestra propia cuenta, lo cual conlleva el riesgo de

17
equivocarnos o resentirnos prolongadamente por sucesos que podemos perdonar o
resolver, tomando la vida con una actitud diferente.

EJERCICIO PERSONAL: Reconozca y analice tres sentimientos negativos: uno con


respecto a alguien, otro con respecto a algo y uno con respecto a ti mismo.

 MEDITEMOS: “Siempre que usted tiene un sentimiento negativo hacia alguien, está
viviendo una ilusión. Algo grave le sucede. No está viviendo la realidad. Algo en su interior
tiene que cambiar. Pero, ¿eso es lo que generalmente hacemos cuando tenemos un
sentimiento negativo? “Él tiene la culpa, ella tiene la culpa. Ella tiene que cambiar.” ¡No!
El mundo está bien. El que tiene que cambiar es usted…Lo que mata la sensibilidad es lo
que mucha gente llamaría el ego condicionado: cuando uno se identifica tanto con el “mí”
que hay demasiado “mí” para poder ver las cosas objetivamente, con desprendimiento. Es
muy importante que cuando usted actúe pueda ver las cosas con desprendimiento. Pero las
emociones negativas se lo impiden.” (Anthony de Mello)
(Mención cuento padres del desierto: Señor en el campo al atardecer en el patio de la casa.
Por el camino pasan tres señoras y opinan. 1: Es un perezoso. 2: Es un malicioso. 3: Está
descansando.)

7. Un ejercicio contra la ira

 Una de las dificultades cotidianas que tienen las personas en su carácter es el


manejo de la ira. Esta emoción encuentra sustento en el egoísmo o en el deseo
ferviente de arreglar las cosas a nuestra manera.
 La ira puede ser una respuesta ante el miedo que implican ciertas relaciones
interpersonales, el temor a quedar mal o fracasar o la desesperanza frente a una vida
que parece no otorgar oportunidades.
 En realidad la ira es una manera desacertada de arreglar los asuntos, puesto que las
personas pierden la noción de objetividad y justicia; primero porque la conciencia
del hombre se nula para evaluar adecuadamente el agravio recibido; segundo porque
no tenemos una medida justa que nos diga que fue exacta la cuota de ajuste que
dimos a tal persona o acontecimiento.
 Por lo demás, las personas iracundas no son bienvenidas en ningún lugar.
 Sin embargo existen niveles en los cuales la ira puede ser vivenciada sin causar
grandes estragos: el enojo, la molestia, el airarse, los cuales constituyen indignación
frente a aquello que pudo ser más justo para las partes involucradas.
 Para los que la ira se les ha vuelto un problema se les sugiere dos acciones: el
perdón y la reducción del egoísmo.
 El perdón: intente entender las emociones de quien le hizo mal… usted puede
encontrar… que se levanta de los hombros el peso de la ira y… que ayuda a olvidar
lo malo. El perdón obra lo que es justo delante del Creador, el cual perdona nuestras
constantes equivocaciones.

18
 La reducción del egoísmo: debemos ser conscientes que la vida maneja un margen
de error que debemos aceptar. El egoísmo dirá: tiene que ser así siempre… La
actitud tolerante dice: bien, esto puede salir mejor… en la próxima oportunidad.
 La pregunta que debemos hacer antes de ¡estallar! Y que puede ahorrarnos muchas
dificultades es: “¿Se justifica que una vez más me llene de ira por esto que está
sucediendo?”

EJERCICIO PERSONAL: Recuerde un momento de ira en que desgastó sus fuerzas


generándole incomodidad personal…. Responda: ¿La ira es un problema incontrolable
para usted? ¿Por qué? ¿Quiénes le rodean pueden describirle como una persona que se
enoja con facilidad? ¿Tiene la reputación de estallar fácilmente? ¿Cómo es su aspecto físico
cuando se enoja? ¿Cuándo fue la última vez que se enojó y por qué?

 MEDITEMOS: “Te deben afecto y amor, seguridad y confirmación, pero como tú


te sientes en deuda y culpable, resentido, inseguro y ansioso, como te ves a ti mismo
no perdonado e inaceptable, como resultado te niegas a perdonar y aceptar. No has
recibido gracia, así que ¿por qué has de ofrecerla a otros? Y como te sientes
atormentado, atormentas a otros. Tienes que cobrar las deudas de los agravios,
resarcirte de las heridas. Tienes que hacer pagar, a todas las personas que te han
herido, lo que te deben. Eres un cobrador de deudas y agravios. (David A.
Seamands).

Basado en la lectura, establezca un compromiso emocional….

8. Venciendo un círculo vicioso

 Existe una dificultad que debemos resolver en nuestras vidas y es la repetición de


patrones y esquemas familiares o educacionales erróneos en nuestra vida actual.
 Repetimos el mismo patrón agrediendo a nuestros íntimos, maltratando
verbalmente a los hijos, a la pareja, etc.
 Si convivimos en un hogar donde reinaba la depresión, muy probablemente
percibiremos y enfrentaremos los problemas en estados depresivos, producto de
aquella influencia. Hogares muy conflictivos se perpetúan en nuestras vidas.
 De otra parte, muchas personas que vivieron su infancia con la alegría de su hogar,
irradian en su nuevo contexto dicha alegría.
 Lamentablemente, lo malo o lo inadecuado tiende a ser constante en la vida
emocional, tal vez porque fue reforzado como comportamiento.
 Ahora se trata de arreglar aquel pasado emocional conflictivo, para enfrentar la vida
actual con una nueva perspectiva afectiva.

19
EJERCICIO PERSONAL: Analice como enfrentaba las dificultades en el pasado.
Observe si mantiene el mismo patrón y dese cuenta si necesita una postura diferente. Es
posible que tengas que cambiar el mal vocabulario y evitar discusiones inútiles. Hoy
decides evaluar objetivamente las situaciones y tratas de ser más organizado.

 MEDITEMOS: “Tú no envías Señor la enfermedad. Tú de la pena no eres el autor.


Queriendo Tú a la pobre humanidad, ¿Cómo podrías darle su dolor? Yo sé que si
sufrimos tanto aquí, no es porque tú lo ordenes, mi Señor; es a pesar de ti. Es a
pesar, sin duda, de tu amor. Yo sé, por el contrario, que tú estás junto al árbol del
Calvario, y en las angustias del Getsemaní. Y que es tu mano, que sobre la herida
pone una tregua de bondad y vida. ¡Tiene que ser así! (Claudio Marín)

9. Perfiles emocionales

 Las personas que nos rodean también tienen su forma de ser. A algunas las
reconocemos por su mal humor o tendencia a la tristeza; y a otras personas las
distinguimos por su optimismo y alegría.
 El éxito de las relaciones interpersonales depende, en gran parte, de la manera en
que armonicemos dichos estados emocionales.
 Es preciso tener sensibilidad adecuada para comprender el modo de expresarse de
nuestro prójimo. Esto nos ayuda a entendernos mejor y a saber la diversidad
emocional en la que nos movemos los seres humanos.

EJERCICIO PERSONAL: Observa la expresión emocional de las personas que te


rodean. Descubre sus momentos de miedo, alegría, amor, sorpresa, ira, tristeza, etc…

 MEDITEMOS: Dios nos hizo a cada uno diferente, para que podamos llevar a
cabo nuestro rol. A unos nos creó como pies –para mover, administrar, cumplir;
como el colérico___. A otros nos creó para ser mentes ___ para meditar, sentir,
escribir; como el melancólico__. Creó también a algunos para ser manos__ para
servir, suavizar, calmar como el flemático. El hizo a algunos para ser bocas __
para hablar, enseñar, animar; como el sanguíneo__. (Florence Littauer).

10. Cambio de mentalidad

 Necesitamos valorar la importancia de una buena actitud mental en todos los


procesos que implican el logro de metas u objetivos.
 Existen personas pesimistas que de todo se quejan; se olvidan que hay más motivos
para dar gracias a Dios y a la vida.

20
 De modo que nuestro pensamiento necesita renovarse de esquemas erróneos de
pensar y ver sólo el lado oscuro, deprimente y desesperanzado de la existencia.
 Un pensador llamado W.W. Ziege dijo: “Nada puede detener que un hombre con
una actitud mental correcta alcance sus metas; y nada en el mundo puede ayudar al
hombre con una actitud mental incorrecta.”
 Es preciso ser consciente del síndrome de la negatividad, de darnos cuanta que sí
podemos cambiar, que debemos tomar nuestras decisiones de acuerdo con nuestros
gustos y capacidades. Es preciso recordar que no todo ale bien en la vida, que la
debemos ponernos buenos lentes mentales para ver positivamente la vida, que
debemos ser realistas sin ser negativos, que debemos evaluar positivamente la vida
incluso las dificultades.

EJERCICIO PERSONAL: Póngase a pensar, confróntese sinceramente si eres una


persona negativa y tome la decisión de mostrarse con una mente más positiva frente a la
vida y frente a los demás. Esto te ayudará a ser más feliz y más apreciado por los demás.

 MEDITEMOS: “hermanos míos (…) no vivan ya según los criterios del tiempo
presente; al contrario, cambien su manera de pensar para que así cambie su
manera de vivir y lleguen a conocer la voluntad de Dios, es decir, lo que es bueno,
lo que es grato, lo que es perfecto.” (Rm. 12,2).

11. Me siento así…

 Cada día configura intereses, conflictos, dificultades, éxitos diversos que nos
permiten determinar el carácter flexible y elástico de la vida. Igualmente, los
tiempos y las épocas traen distintos matices emocionales que producen valoración a
las experiencias pasadas.
 Podemos identificar los estados emocionales y anímicos que atravesamos con
claridad y objetividad, para asumir el tiempo presente con mayor compromiso en la
vida.
 La mejor época es aquella en la que nos enfrentamos y buscamos solución al
malestar inherente a la existencia. Los mejores tiempos son los que traen retos para
nosotros mismos y para los demás.

EJERCICIO PERSONAL 1: Medita sobre las siguientes explicaciones para las


emociones o estados anímicos y cuales son las que más usas: no sé qué continuará en mi
vida…Tengo buenos proyectos a medio plazo… Me siento seguro de mí mismo… Nada me
sale bien… No me agrada el comportamiento de ciertas personas… Siempre he sido así…
Hacen falta muchas cosas a nivel general en mi vida… Las cosas debieran ser de otra

21
manera… Nada interesante ocurre en mi vida… Se notan cambios en mí como persona…
Las cosas no sale como deseo… Siempre he sufrido… Quiero ser y actuar de determinada
forma pero no lo logro… Todos tenemos dificultades… Soy muy impaciente para con
todo… No todos los días son iguales… Las personas no me entienden… Cada cual labra su
propio destino… La vida es difícil vivirla… Me preocupo hasta por lo más mínimo…
Siento a Dios lejano… Necesito dejar la pereza… Tengo un nuevo trabajo o actividad… He
mejorado mi relación con Dios… Me molesta la injusticia social… Tengo que resolver
algunos asuntos de mi pasado… Pronto habrá cambios en mi vida… Soy muy impulsivo en
todo cuanto hago…

Es preciso analizar lo que sentimos y decimos para restaurar el ánimo y erradicar los
sentimientos desagradables… Lo que decimos y sentimos manifiesta: ansiedad, tristeza,
alegría, temor, ira, paz, dolor, depresión, plenitud, inseguridad, intranquilidad, soledad,
amor, inmovilidad, pesimismo, descontrol, vacío, felicidad, sorpresa, optimismo, fe,
desesperanza, unión, hipersensibilidad, reconciliación, prevención, aflicción, paciencia,
constancia, celos, culpabilidad, entusiasmo, simpatía, interés, etc.

EJERCICIO PERSONAL 2: Analiza los aspectos más importantes de la vida y observa si


mantienes equilibrio emocional frente a las diversas situaciones… Esos aspectos son:
Dinero, amor, salud, trabajo, familia, proyectos… Es posible que necesites cambiar algunas
actitudes que te crean inestabilidad…

 MEDITEMOS: “Por ejemplo, existen personas cuyas emociones generadas, ya sea


por la propia mente o por el exterior, hacen que sean susceptibles a reaccionar
alérgicamente o de manera desproporcionada ante una situación… Son personas
que llamamos enfermos emocionales, que tienen que cuidarse de sus propias
emociones, o sea, de las reacciones que el ambiente les genera.” (Ernesto
Lammoglia).
 “Porque pensamos y tenemos conciencia del final de la vida, ponemos rejas en las
ventanas para defendernos, cinturones de seguridad para protegernos, contratamos
al albañil para corregir las goteras del tejado y al plomero para solucionar el
escape del grifo, pero no sabemos cómo construir la protección más importante: la
protección emocional. Ante la más pequeña ofensa, contrariedad o pérdida
disparamos el gatillo instintivo de la agresividad.” (Augusto Jorge Cury)

12. La dependencia emocional

 Muchas personas sienten y viven dependiendo de lo que han vivido y sentido con
los demás.
 Hay hijos o hijas dependientes emocionales: sus padres le decían cuando debía
sentir alegría o tristeza.

22
 Esas son personas inestables que no aprendieron a sentir por sí mismas. Da pena
ver personas que están esperando que otros les digan cómo sentirse.
 Es preciso ser dueño de las propias emociones y sentimientos reaccionar
adecuadamente ante las circunstancias de la vida.

EJERCICIO PERSONAL: Recuerda momentos o situaciones en que fueron manipulados


tus sentimientos y emociones y que hace que hoy te comportes inmaduramente o con
resentimiento.

 MEDITEMOS: “La gente que tiende a depender de otros es especialmente


vulnerable a la pérdida del amor, sea porque durante la infancia experimentó una
pérdida de este género, o bien porque vivió con la amenaza de la separación o el
rechazo… A causa de que la gente con poca independencia tiende a actuar en
forma regresiva e infantil cuando se ve amenazada, muy poco de lo que hace
parece ser eficaz para prevenir las pérdidas que temen. Su poca disposición a
asumir responsabilidad frente a su propia vida sólo aumenta su dolor y aleja más
todavía a las personas cuyo amor y afecto temen perder.” (David Viscott)

13. La impulsividad

 Los impulsos son tendencias o inclinaciones a comportarnos de una manera


impaciente, prácticamente sin control.
 Hay personas que no controlan el lanzar palabras ofensivas contra otras. Arrastran
verbos e improperios que en nada les favorecen en sus relaciones interpersonales.
 Los impulsos traicionan la apariencia personal, la buena imagen que otros tienen de
nosotros.
 Uno debiera ser impulsivo para hacer el bien, para compartir, para amar, para
emprender proyectos.
 Es verdad que debemos expresar nuestras emociones y sentimientos, pero podemos
aprender a ser más suaves, pacientes, racionales en lo que vamos a decir; esto nos
podría ahorrar desgaste de energías que podríamos invertir en otras actividades.

EJERCICIO PERSONAL: Responda lo más objetivamente posible: ¿Con cuánta


facilidad estalla en situaciones en las que podía calmarse y dialogar? ¿En qué situaciones o
circunstancias no puede callarse, metiéndose en dificultades por no refrenar sus opiniones?
Póngase a pensar en los momentos o situaciones en las que no ha podido controlar sus
impulsos…

 MEDITEMOS: “…A menudo nos amparamos en excusas como estas:


1. Sí, no debí decir eso, pero ya saben lo celoso que soy

23
2. Sí, no debí decir eso, pero ya saben el genio que me gasto.
3. Sí, debí contestar, pero soy un cobarde.

Nosotros mismos nos ponemos etiquetas emocionales y luego las usamos para
justificar nuestra conducta… Las emociones, sin embargo, no son excusa. El que
está de mal humor es porque quiere; si muestra celos es porque quiere…” (Robert
Cooper y Ayman Sawaf)

“Todos cometemos muchos errores; ahora bien, si alguien no comete ningún error
en lo que dice, es un hombre perfeco, capaz también de controlar su cuerpo… lo
mis mo pasa con la lengua; es una parte muy pequeña del cuerpo pero es capaz de
grandes cosas…” (Santiago 3, 2.5.)

14. Posible vía de las emociones

 Nuestras emociones después de ser experimentadas pueden desembocar en


diferentes caminos dentro de nuestra personalidad. La salida que les demos
implicará que nos sintamos bien o no. Por ello, debemos darlo solución a nuestra
vida emocional.
 Las emociones pueden tomar vías negativas: hay personas que viven un
sentimiento/emoción, pero no se permiten degustarlo. Esto se llama negación.
Negar los sentimientos o emociones sugiere que podíamos ser de otra forma:
radicales, indiferentes, fríos…
 Otra vía negativa para las emociones y sentimientos es la represión. Muchas
personas entierran sus emociones como una forma de cortar la mala sensación que
causan ciertos acontecimientos de la vida interpersonal.
 El problema de la represión es que mancha, enreda la personalidad causando
confusión en la vida afectiva del individuo.
 Tragarse las cosas no es siempre la mejor solución cuando se es inmaduro
emocionalmente.
 Y otra manera negativa de conducir los sentimientos es la confusión. No podemos
obligarnos a sentir lo que no va acorde con ls situaciones o interacciones.
 Cuando estamos alegres es porque hay condiciones de satisfacción y bienestar
personal.
 Cuando se está decepcionado es porque existen motivos que nos hacen sentir
defraudados de algo o de alguien.
 Uno no debe llorar cuando no la situación de alegría o dolor están ausentes.
Tampoco debemos reír sin son ni ton o, por imitar a los otros.

24
EJERCICIO PERSONAL: Recuerde algunos momentos en su vida donde se negó a
sentir algo que en realidad era muy real. Recuerde alguna circunstancia en la que tuvo que
tragarse sus sentimientos para no agrandar el problema. Y recuerde algún momento de su
vida en qué experimentó confusión emocional: no sabía qué pensar o sentir.

 MEDITEMOS: “… Los sentimientos tienen que ser separados de los hechos o


sustancias de la vida, para que podamos manejarlos. A menos que hagamos esto,
empiezan a tomar mando, sin tener derecho a hacerlo… Nosotros dependemos de
ellos.”(Joan Jacobs)

 “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará; pues


Dios da a todos sin limitación y sin hacer reproche alguno. Pero tiene que pedir
con fe, sin dudar nada, porque el que duda es como una ola del mar que el viendo
lleva de un lado a otro. Quien es así, no crea no crea que va a recibir nada del
Señor, porque hoy piensa una cosa y mañana otra, y no es constante en su
conducta.” (Santiago 1,5-8)

¡MUCHAS GRACIAS!

BIBLIOGRAFÍA BASICA

BARRETO, Alfonso. Emociones inteligentes. Lecciones y prácticas creativas de


inteligencia emocional. Ed. CSS. Madrid, 2009.

GREENBERG, Leslie. Emociones: una guía interna. Cuáles sigo y cuales no.
Desclée de Brower, Bilbao 2000.

GOLEMAN, Daniel. La inteligencia emocional. Javier Vergara Editor, S.A.


Buenos Aires, 1995.

OTROS TEXTOS

CENCINI, Amedeo. Por Amor, con Amor, en el Amor. Sígueme, Salamanca 2001.

GARRIDO, Javier. Proceso humano y gracia de Dios. Apuntes de Espiritualidad


cristiana. Sal Terrae. 1996.

RESTREPO PINO, Augusto. Ética y valores. 1,2,3,…Paulinas, 2000 y Ss.

25
CUENTO: LOS SENTIMIENTOS

Cuentan que una vez se reunieron en la tierra todos los sentimientos y


las cualidades de los hombres y mujeres. Cuando el ABURRIMIENTO
había bostezado por tercera vez, la LOCURA, siempre tan loca, les
propuso: ¿jugamos al escondite?

La INTRIGA levantó la ceja intrigada, y la CURIOSIDAD, sin poder


contenerse, preguntó: ¿y cómo es eso? –Es un juego, explicó la
LOCURA, en el que yo me tapo la cara y empiezo a contar desde 1
hasta 1 millón, mientras ustedes se esconden y, cuando yo haya
terminado de contar, el primero de ustedes al que encuentre ocupará mi
lugar para continuar el juego.

El ENTUSIASMO bailó secundado por la EUFORIA. La ALEGRÍA


dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA e incluso a la
APATÍA, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron
participar: la VERDAD prefirió no esconderse; ¿para qué? Si al final
siempre la hayan; y la SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto.
En el fondo, lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido suya.

Y la COBARDÍA, la COBARDÍA prefirió no arriesgarse. Uno, dos,


tres… comenzó a contar la LOCURA. La primera en esconderse fue la
PEREZA, que como siempre, se dejó caer tras la primera piedra del
camino. La FE subió al cielo. La ENVIDIA se escondió tras de la
sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo, había logrado subir
a la copa del árbol más alto. La GENEROSIDAD casi no alcanzaba a
esconderse; cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno
de sus amigos: que si la sombra de un árbol, perfecto para la TIMIDEZ;
que si la ráfaga de viento, magnífico para la libertad… así, que terminó
por esconderse en un rayito de sol.

El EGOÍSMO en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el


principio: ventilado y cómodo; sólo para él. La MENTIRA se escondió
en el fondo de los océanos… ¡Mentira! En realidad se escondió detrás

26
del arcoíris. Y la PASION y el DESEO, en el centro de los volcanes. El
OLVIDO, se me olvidó dónde se escondió. Bueno, eso no es lo más
importante. Cuando la locura contaba: 999.999, el AMOR, aún, no
había encontrado sitio para esconderse; pues todo se encontraba
ocupado; hasta que divisó un rosal y enternecido, decidió ocultarse
entre sus flores.

Un millón, contó la LOCURA y comenzó a buscar. La primera en


aparecer fue la PEREZA, estaba sólo a tres pasos detrás de la piedra. La
FE la escuchó en el cielo. La PASIÓN Y EL DESEO los sintió vibrar
en los volcanes. En un descuido encontró a la ENVIDIA y, claro, pudo
deducir dónde estaba el TRIUNFO. Al EGIÍSMO no tuvo ni que
buscarlo; él solito salió disparado de su escondite que, había resultado
ser un nido de avispas. De tanto caminar, sintió sed, y al acercarse al
lago descubrió a la BELLEZA. Y con la DUDA, resultó más fácil
todavía, pues la encontró sentada sobre una piedra sin decidir aún de
qué lado esconderse.

La LOCURA siguió buscando y encontró al TALENTO entre la hierba


fresca. Sólo el AMOR no aparecía por ninguna parte. La LOCURA
buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en la cima de
las montañas… Y cuando estaba por darse por vencida, divisó un rosal
y sus rosas. Tomó una horquilla y empezó a mover las ramas, cuando de
pronto un doloroso grito se escuchó: ¡AAAAYYY! Las espinas habían
herido en los ojos al AMOR. La LOCURA no sabía que hacer para
disculparse: lloró, rogó, pidió perdón, imploró y hasta prometió ser su
lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó al escondite, en la


tierra, el AMOR es ciego y la LOCURA siempre lo acompaña…

27