Anda di halaman 1dari 11

Características de los reinos

  • 1. Origen

La clasificación de la vida en reinos proviene de la antigüedad, cuando Aristóteles propuso que la vida existía en dos grandes grupos: vegetal y animal. Los primeros eran estáticos y fotosintéticos, los segundos móviles y respiran. El reino protista se incorporó en el siglo XIX, gracias al naturalista alemán Ernst Haeckel, y cinco reinos distintos se establecieron en 1969, de mano de Robert Whittaker, añadiendo los hongos y moneras (procariotas). Este último modelo, con algunos ajustes posteriores, seguirá en vigencia hasta 1977, cuando el microbiólogo estadounidense Karl Woese, ayudado por los avances en materia de genética, descubrió el reino de las arqueas. A partir de entonces se propuso un nuevo modelo de organización, con tres grandes Dominios: Bacteria, Archea y Eukarya, de donde se desprenderían luego seis

reinos: animalia, plantae, archaea, fungi, protista y bacteria.

Sin embargo, no existe un consenso definido respecto al criterio definitivo. Algunos modelos contemporáneos proponen hasta siete reinos distintos y dos superreinos distintos.

  • 2. Debate

El modelo mayormente aceptado distingue seis reinos de la vida, a saber: animales, plantas, hongos, protistas, bacterias y arqueas. La dificultad para establecer un criterio sencillo se debe a que existen relaciones filogenéticas

(evolutivas) entre los distintos reinos, ya que algunos dieron origen a otros y por lo tanto comparten algunas características esenciales, pero no constituyen el mismo tipo de formas de vida.

  • 3. Superreinos

La mayoría de las clasificaciones actuales de la vida acepta como punto de partida en la organización la existencia de dos superreinos: procariotas y eucariotas. Se distinguen entre sí a

partir de la ausencia o presencia de núcleo celular en los organismos o en las células que los integran. Así, los procariotas (prokaryota) son seres vivos por lo general unicelulares, cuyo ADN está disperso en el interior de la célula, sin núcleo definido. En cambio, los eucariotas (eukaryota) son seres vivos cuyas células (tanto unicelulares como complejos) poseen un núcleo verdadero en donde se almacena el material genético. Una vez establecidos los superreinos, puede procederse a la organización en seis reinos reconocidos, pero distinguiendo entre los procariotas (2) y los eucariotas (4).

  • 4. Reinos procariotas

Sólo dos reinos forman parte del superreino procariota: las arqueas y las bacterias. Reino Bacteria. Se trata de los seres más abundantes del planeta, monocelulares, con pared celular de peptodiglicano y en su mayoría heterótrofas aeróbicas (se alimentan del medio circundante y requieren de oxígeno). Sin embargo, muchas de ellas son capaces de hacer fotosíntesis. Reino Archaea. A diferencia de las bacterias, estos organismos unicelulares no presentan peptodiglicano en su pared celular, sino glicoproteínas u otras sustancias. Son muy numerosas en el planeta, incluso en los ambientes más hostiles. Durante mucho tiempo se consideraron parte del reino monera y se llamaron arqueobacterias, hasta que se determinó su mayor semejanza con los eucariotas que con el reino bacteriano.

  • 5. Reinos eucariotas

Los reinos eucariotas son cuatro, quizás los más conocidos: animales, plantas, hongos y protistas.

Reino Protista. Los organismos eucariotas más simples que existen, son un grupo de protozoos, algas y mohos mucilaginosos por lo general unicelulares. Constituyen un grupo basal, es decir, un estado intermedio entre los procariotas y los demás reinos de eucariotas. Reino Plantae. Lo que comúnmente conocemos como plantas, son seres mayormente multicelulares y autótrofos, cuyas paredes celulares tienen celulosa y cuya nutrición se produce gracias a la fotosíntesis, para lo cual precisan de clorofila, agua y luz solar. Reino Animalia. Lo que ordinariamente llamamos animales: seres multicelulares, heterótrofos, que se nutren por respiración (oxígeno). Presentan células sin pared, sistema nervioso, son capaces de movimiento a voluntad y su proteína estructural es el colágeno. Su reproducción es sexual. Reino Fungi. Estos seres heterótrofos, aerobios y mayormente multicelulares tienen paredes celulares de quitina. Su reproducción es mediante esporas.

  • 6. Ejemplos

A continuación brindamos algunos ejemplos de cada reino de la vida:

Reino Bacteria. Escherichia coli, una bacteria ubicada normalmente en el tracto intestinal de animales de sangre caliente; Acidovorax avenae, una fitobacteria que afecta la caña de azúcar. Reino Arquaea. Cenarchaeum symbiosium, una arquea que vive en simbiosis con ciertas esponjas marinas y en ambientes fríos y templados; Caldiarchaeum subterraneum, una especie de arquea encontrada en el fondo de una mina de oro en Japón. Reino Protista. Las amibas de vida libre (patógenas o no) como Naegleria fowleri que se encuentra en aguas dulces y templadas estancadas; las algas cromofitas capaces de hacer fotosíntesis; los pseudohongos (pseudofungi), mohos semejantes en apariencia a los hongos. Reino Plantae. La mayoría de los árboles, plantas y vegetales conocidos son un buen ejemplo de este reino: desde el los rosedales en nuestro jardín, los pinos de un bosque o los sargazos en el mar. Reino Fungi. Los hongos tanto parásitos como descomponedores son un ejemplo válido:

desde los que pueden aparecer en la piel de los corredores (“pie de atleta”) y que requiere

tratamiento, hasta los champiñones que cultivamos para comer.

Reino Animalia. El ser humano mismo es un ejemplo de este reino, pero también los peces, las aves, los mamíferos todos y los reptiles y lagartos.

  • 7. Diferencias

Las diferencias entre los seis reinos son numerosas y significativas, pero por lo general estriban en:

Su reproducción. Sexual o asexual, dependiendo de si involucra a dos individuos para crear uno nuevo o si un individuo puede dividirse en dos nuevos. Su alimentación. Algunos seres vivos pueden generar su propio alimento (autótrofos), mientras que otros deben ingerirlo del entorno (por ejemplo, de la materia orgánica en descomposición) o de la asimilación de otros seres vivos (depredadores). Su metabolismo. Mientras algunos seres vivos obtienen energía de la fotosíntesis, es decir, del aprovechamiento de la luz solar, otros lo hacen a través de la respiración celular, quemando oxígeno y azúcares. Su bioquímica. Los distintos reinos muestran sustancias elementales distintas, tanto en la constitución de sus células (distintos tipos de pared celular y de membrana), como en las sustancias elementales de su organismo. Su genética. La disposición del material genético, la forma en que éste permite la traducción y síntesis de proteínas necesarias para la vida. Su comportamiento. La posibilidad de locomoción (moverse) es característica de ciertos seres vivos, mientras que otros son completamente estáticos. La inteligencia, tal y como la entendemos los humanos, es exclusiva del reino animal, del mismo modo.

8.

Semejanzas

De la misma forma, existen características comunes a todo lo que conocemos como organismo vivo, siendo la más importante el afán por reproducirse y perpetuar la especie, pero también la presencia de un código genético prácticamente idéntico en todas las formas de genoma (se conocen 22 actualmente). Esto último apoya la teoría de que todos los seres vivos provendrían evolutivamente de un mismo origen.

  • 9. El ancestro universal

Los estudios de biología suponen la existencia de un ancestro universal para todos los reinos y

dominios conocidos de la vida. Esta forma de vida se denomina LUCA (por sus siglas en inglés: Last Universal Common Ancestor) y sería el hipotético primer organismo vivo del cual provendríamos todas las formas de vida existentes.

10. Subdivisión

Los reinos se dividen en categorías inferiores organizadas, que comparten características secundarias y a su vez se distinguen en otras subcategorías y así sucesivamente hasta llegar al nivel primario: la especie. En líneas generales el orden de categorías sería el siguiente, de mayor a menor:

Superreino, Imperio o Dominio

Reino

Filo o división

Clase

Orden

Familia

Género

Especie

DIFERENCIA ENTRE ORGANISMOS UNICELULARES Y PLIRICELULARES

Los Organismos UNICELULARES son seres vivos formados por una única célula, como son todas las bacterias y los protozoos (paramecios, amebas, Euglena, etc.). En los Unicelulares, al poseer

una

sola

célula,

ésta

debe realizar todas las funciones básicas de nutrición, relación y

reproducción,

no

existiendo

una

DIVISIÓN

de

TRABAJO. La célula tiene una importante

LIMITACIÓN de TAMAÑO. El tamaño pequeño constituye una imposición para la célula. Un aumento de tamaño supone que la superficie en contacto con el medio exterior es menor en relacional volumen, y esto conlleva problemas a la hora de obtener nutrientes y eliminar desechos,

incluso

para

conseguir

una

eficiente

comunicación

interna.

Los Organismos PLURICELULARES son los seres vivos que están constituidos por un conjunto de células. En los organismos pluricelulares las células se ESPECIALIZAN para realizar diferentes FUNCIONES, es decir, existe una DIVISIÓN de TRABAJO entre las células. Esta distribución de funciones es consecuencia de la diferenciación celular. Este proceso supone un gran aumento de la eficiencia de una célula para realizar una determinada función. Así, una célula de un organismo pluricelular puede llegar a estar perfectamente equipada para realizar una única función vital para el organismo, mientras que otras funciones básicas pueden ser realizadas por otras células del cuerpo. Estos organismos han AUMENTADO de tamaño de la célula y se han agrupado de células para formar organismos de mayor tamaño. Inicialmente en una simple asociación de células y finalmente en una sociedad organizada, jerarquizada y muy especializada de células.

procariota y eucariota

Procariota es una palabra con raíces griegas que significa “antes de la nuez”refiriéndose al núcleo celular. Como lo indica el nombre, células procariotas son organismos sin núcleo o estructuras definidas por membranas. La mayoría de las procariotas son unicelulares pero algunos son multicelulares.

La palabra eucariota también proviene del griego, y significa “verdadera nuez”, indicando la presencia del núcleo en la célula, definida por una membrana. Las células de animales, plantas, y hongos son de este tipo.

Estructura de las células procariotas

Las células

procariotas estructuralmente son

las más simples y pequeñas. Como toda célula, están

delimitadas por una membrana plasmática que contiene pliegues hacia el interior (invaginaciones) algunos de los cuales son denominados laminillas y otro es denominado mesosoma y está relacionado con la división de

la célula.

La célula procariota por fuera de la membrana está rodeada por una pared protección.

celular que le brinda

Estructura de las células eucariotas

Las células eucariotas son generalmente más grandes que las células procarióticas, y se encuentran principalmente en los organismos multicelulares.

procariota y eucariota Procariota es una palabra con raíces griegas que significa “antes de la nuez”

Células Eucariotas

Las células eucariotas también contienen otros orgánulos además del núcleo. Un orgánulo es una estructura dentro del citoplasma que realiza un trabajo específico en la célula. Los orgánulos llamados mitocondrias, por ejemplo, proporcionan energía a la célula, y los orgánulos llamados sustancias vacuolas se almacenan en la célula. Estos permiten a las células eucariotas realizar más funciones que las que las células procariotas pueden hacer. Por ello se dice que las células eucariotas tienen una mayor especificidad que las células procariotas.

Diferencias entre ambas células

La principal diferencia radica en que en las células procariotas el material genético no está separado del citoplasma y las eucariotas presentan el material genético está organizado en cromosomas rodeados por una membrana que los separa del citoplasma.

DEFINICIONES

La principal diferencia radica en que en las células procariotas el material genético no está separadoestudio científico interdisciplinario de la distribución y abundancia de los organismos y sus interacciones con su entorno, entiéndase por entorno, todo aquello que lo rodea, pero no solo de manera directa sino también indirecta, razón por la cual mas bien se define como el estudio de la adaptación de un organismo al medio que lo rodea, y las alternativas para que esa entidad tenga un desarrollo sustentable sobre la tierra . El fragmento de un escrito sobre biología alemán define a la Ecología como el conocimiento ” global de la asociación del organismo con el medio ambiente. ” en base a esto, podemos establecer parámetros que regulen los factores que influyen en el concepto como tal, por lo que veremos al termino desde dos ángulos. LA ECOLOGÍA Y SUS DISCIPLINAS La ecología es la rama de la Biología que estudia la relación entre los seres vivos y su ambiente, y cómo esa interacción es afectada por la interacción entre los organismos y su ambiente. El ambiente constituido por propiedades físicas que pueden ser descritas como la suma de factores abióticos locales, como el clima y la geología, y los demás organismos que comparten ese hábitat (factores bióticos). RELACIÓN DE LA ECOLOGÍA CON OTRAS CIENCIAS La ecología es una ciencia multidisciplinaria que utiliza herramientas de otras ramas de la ciencia, como: La Física se relaciona por todos los procesos bióticos tienen que ver con la transferencia de energía, desde los productores, que aprovechan la energía lumínica para producir compuestos orgánicos complejos, hasta las bacterias, que obtienen energía química mediante la desintegración de las estructuras moleculares de otros organismos. La Química se usa en Ecología porque todos los procesos metabólicos y fisiológicos de los biosistemas dependen de reacciones químicas. Además, los seres vivientes hacen uso de las substancias químicas que se encuentran en el entorno. La Ecología se relaciona con la Geología porque la estructura de los biomas depende de la estructura geológica del ambiente. Los seres vivientes también pueden modificar la geología de una región. " id="pdf-obj-4-13" src="pdf-obj-4-13.jpg">

Ecología como

el estudio científico

interdisciplinario de la distribución y abundancia de los organismos y sus interacciones con su entorno, entiéndase por entorno, todo aquello que lo rodea, pero no solo de manera directa sino también indirecta, razón por la cual mas bien se define como el estudio de la adaptación de un organismo al medio que lo rodea, y las alternativas para que esa entidad tenga un desarrollo sustentable sobre la tierra.

El fragmento de un escrito sobre biología alemán define a la Ecología como el conocimiento ”global de la asociación del organismo con el medio ambiente.” en base a esto, podemos establecer parámetros que regulen los factores que influyen en el concepto como tal, por lo que veremos al termino desde dos ángulos.

LA ECOLOGÍA Y SUS DISCIPLINAS

La ecología es la rama de la Biología que estudia la relación entre los seres vivos y su ambiente, y cómo esa interacción es afectada por la interacción entre los organismos y su ambiente. El ambiente constituido por propiedades físicas que pueden ser descritas como la suma de factores abióticos locales, como el clima y la geología, y los demás organismos que comparten ese hábitat (factores bióticos).

RELACIÓN DE LA ECOLOGÍA CON OTRAS CIENCIAS

La ecología es una ciencia multidisciplinaria que utiliza herramientas de otras ramas de la ciencia, como:

La Física se relaciona por todos los procesos bióticos tienen que ver con la transferencia de energía, desde los productores, que aprovechan la energía lumínica para producir compuestos orgánicos complejos, hasta las bacterias, que obtienen energía química mediante la desintegración de las estructuras moleculares de otros organismos.

La Química se usa en Ecología porque todos los procesos metabólicos y fisiológicos de los biosistemas dependen de reacciones químicas. Además, los seres vivientes hacen uso de las substancias químicas que se encuentran en el entorno.

La Ecología se relaciona con la Geología porque la estructura de los biomas depende de la estructura geológica del ambiente. Los seres vivientes también pueden modificar la geología de una región.

Para la Ecología la Geografía es una disciplina muy importante a causa de la distribución específica de los seres vivientes sobre la Tierra.

Las matemáticas son imprescindibles para la Ecología, por ejemplo para el cálculo, la estadística, las proyecciones y extrapolationes cuando los Ecólogos tratan con información específica acerca del número y la distribución de las especies, la evaluación de la biomasa, el crecimiento demográfico, la extensión de las comunidades y la biodiversidad, y para cuantificar las presiones del entorno en un bioma dado.

La Climatología y la Meteorología son disciplinas significativas que ayudan a los Ecólogos a entender cómo las variaciones en las condiciones del clima en una región dada influyen en la biodiversidad. La Climatología y la Meteorología ayudan a los Ecólogos para saber cómo los cambios regionales o globales del clima aumentan o reducen las probabilidades de supervivencia de los individuos, las poblaciones y las comunidades en una región dada, y para relacionar el clima regional con la distribución de los organismos sobre el planeta.

La ética promueve los valores contenidos en el ambientalismo científico.

Hay muchas más disciplinas relacionadas con la Ecología. Sólo se mencionan las disciplinas que están más íntimamente relacionadas con la Ecología. Los trabajos de investigación en esta disciplina se diferencian con respecto de la mayoría de los trabajos en las demás ramas de la Biología por su mayor uso de herramientas matemáticas, como la estadística y los modelos matemáticos.

Especie:

El término especie proviene del latín species, que significa clase, tipo, categoría o aspecto característico. Por tanto, una especie es un conjunto de personas o de cosas que son semejantes porque tienen uno o más atributos o características en común, que permiten clasificarlos en una misma categoría.

Población. En sociología y biología, es un grupo de personas, u organismos de una especie particular, que vive en un área geográfica, o espacio, y cuyo número de habitantes se determina

normalmente por un Censo.

 

Comunidad. Una comunidad es un grupo de individuos de una o más especies que viven juntos en un lugar determinado; es también un tipo de organización social cuyos miembros se unen para lograr objetivos comunes. Los individuos de una comunidad están relacionados porque tienen las mismas necesidades. La comunidad constituye un escenario ideal para el trabajo sociocultural y puede definirse desde diferentes puntos de vista geográficos, arquitectónicos, jurídicos, económicos, políticos o sociológicos.

hábitat es el ambiente que ocupa una población biológica. Es el espacio que reúne las condiciones adecuadas para que la especie pueda residir y reproducirse, perpetuando su presencia. Un hábitat queda así descrito por los rasgos que lo definen ecológicamente, distinguiéndolo de otros hábitats en los que las mismas especies no podrían encontrar acomodo.

nicho ecológico al lugar que ocupa una especie o un conjunto de ellas en un ecosistema determinado, además de ello también se refiere a la función que tiene un espécimen dentro de la comunidad en la que se desenvuelve, sin embargo no solo se limita a eso ya que también se puede

definir como el lugar en donde conviven diversidad de especies, en donde intervienen diversos factores como los antrópicos, bióticos y abióticos.

ecosistema es el conjunto de especies de un área determinada que interactúan entre ellas y con su ambiente abiótico; mediante procesos como la depredación, el parasitismo, la competencia y la simbiosis, y con su ambiente al desintegrarse y volver a ser parte del ciclo de energía y de nutrientes. Las especies del ecosistema, incluyendo bacterias, hongos, plantas y animales dependen unas de otras. Las relaciones entre las especies y su medio, resultan en el flujo de materia y energía del ecosistema.

sustrato es un estrato que subyace a

otro y

sobre el

cual está

en

condiciones de ejercer algún tipo

de influencia. La noción de estrato, por otra parte, hace referencia a una capa o nivel de algo, o al conjunto

de elementos que se integra con otros previos para la formación de una entidad.

factores ecológicos actúan directa mente sobre los seres vivos limitando su territorio, modificando su nivel de re producción y también, a veces, haciendo aparecer en el seno de una misma especie variedades que tienen exigencias ecológicas diferentes (ecotipos).

biomagnificación es un proceso de bioacumulación de una sustancia tóxica (como por ejemplo el plaguicida DDT). Ésta se presenta en bajas concentraciones en organismos al principio de la cadena trófica y en mayor proporción a medida que se asciende en dicha cadena.

El medio ambiente es el espacio en el que se desarrolla la vida de los seres vivos y que permite la interacción de los mismos. Sin embargo este sistema no solo está conformado por seres vivos, sino también por elementos abióticos (sin vida) y por elementos artificiales.

El clima es el resultado de la interacción de diferentes factores atmosféricos, biofísicos y geográficos que pueden cambiar en el tiempo y el espacio. Estos factores pueden ser la temperatura, presión atmosférica, viento, humedad y lluvia. Así mismo, algunos factores biofísicos y geográficos pueden determinar el clima en diferentes partes del mundo, como por ejemplo: latitud, altitud, las masas de agua, la distancia al mar, el calor, las corrientes oceánicas, los ríos y la vegetación.

Microclima. Por debajo

de

los

2

m

de altura

se crean

una alta variedad de condiciones

de clima que responderán a la amplia heterogeneidad presente en la superficie del suelo de un

área extensa. Las condiciones climáticas de estos pequeños espacios caracterizado por las grandes diferencias que se muestran en relación con el de los espacios vecinos, se llama microclima.

Componenetes de organización biológica El ecosistema

Resulta raro que un organismo viva aislado de los organismos de su propia especie o de organismos de especies diferentes. La ecología, que estudia el nivel superior de organización de los seres vivos (los inferiores serían el molecular, el celular y el orgánico), estudia entre otras cosas las asociaciones de unos organismos con otros. Estas asociaciones pueden ser de individuos de la misma especie o de individuos de especies distintas.

Llamamos población al conjunto de individuos de la misma especie que viven en un área o territorio determinado, en una época determinada, y que se reproducen entre ellos. Cada población será, pues, una unidad biológica, cuya estructura está formada por el conjunto de sus miembros,

distribución

por

edades,

sexos,

etc.

Tanto

los límites como

la estructura de

de

la

población son

dinámicos, es

decir,

resultan

del

equilibrio

entre

el

incremento

los

miembros

(por nacimiento o inmigración) y la disminución (por muerte o emigración). El hecho de que cada

población sea una unidad biológica, permite estudiar su "genotipo" como la proporción en la que se encuentra dentro de la población cada gen, y estudiar también los mecanismos de variación de esas proporciones génicas: todo esto es objeto de estudio de la Genética de poblaciones.

En el ecosistema hay un flujo de materia y de energía que estudiaremos más adelante y que se debe a las interacciones organismos-medio ambiente.

Al describir un ecosistema es conveniente describir y tabular los siguientes componentes:

  • a) Componentes abióticos

-Las sustancias inorgánicas: CO 2 , H 2 O, nitrógeno, fosfatos, etc.

-Los componentes orgánicos sintetizados en la fase biótica: proteínas, glúcidos,

lípidos.

-El clima, la temperatura y otros factores físicos.

  • b) Componentes bióticos

-Los productores u organismos autótrofos: capaces de sintetizar materiales orgánicos complejos a partir de sustancias inorgánicas simples.

-Los

macroconsumidores

o fagotrofos:

heterótrofos,

sobre

todo

animales,

que

ingieren otros organismos o fragmentos de materia orgánica.

-Los microconsumidores o sapotrofos: también heterótrofos, sobre todo hongos y bacterias, que absorben productos en descomposición de organismos muertos y liberan nutrientes inorgánicos que pueden utilizar nuevamente los productores.

Tipos de ecosistemas

A continuación veremos los principales tipos de ecosistemas, con sus variaciones climáticas, biológicas y orográficas.

1. Ecosistema marino

Se trata del mayor tipo de ecosistema, ya que cubre la mayor parte de la superficie terrestre: el 70%, aproximadamente. A pesar de que grandes extensiones de los diferentes océanos tienen poca concentración de vertebrados, el agua rica en minerales que contiene bulle de vida por

prácticamente todos lados. Destacan los pastos marinos de algas, los arrecifes de coral y las fumarolas de las grandes profundidades marinas.

  • 2. Ecosistemas de agua dulce

Los lagos y los ríos también se basan en el agua, pero son ecosistemas muy distintos a los de los mares y océanos. A su vez, hay diferentes subtipos de ecosistemas de agua dulce: los sistemas lénticos, los lóticos y los humedales. Los primeros están compuestos por lagos y estanques, y en ellos el agua se mueve muy lentamente. Los segundos, en cambio, están formados por ríos, en los que el agua se desliza con rapidez a causa de la gravedad y el relieve del paisaje. En los humedales, los elementos del ecosistema están saturados de agua. En esta clase de ecosistema predominan tipos de vertebrados de tamaño medio o pequeño, dado que no hay mucho espacio en el que desarrollarse. Algunos de los animales más grandes que podemos encontrar son peces de la talla del siluro o del esturión, ciertos tiburones que remontan ríos (como el tiburón toro), rayas y una especie de foca que habita en los lagos de Finlandia.

  • 3. Ecosistema desértico

Los desiertos se caracterizan por la bajísima frecuencia con la que hay precipitaciones. Ni la fauna ni la flora es muy variada, ya que pocas formas de vida grandes pueden subsistir en condiciones tan duras, y por eso alteraciones en una especie produce efectos en cadena muy severos. Los cactus y ciertos arbustos de hoja fina son plantas típicas de los desiertos, mientras que los reptiles, algunas aves y mamíferos de talla mediana o pequeña también pueden llegar a adaptarse bien al clima.

  • 4. Ecosistema montañoso

Los relieves muy pronunciados forman montañas y altiplanos cuya verticalidad forma otra clase de ecosistema a causa de las condiciones climáticas y atmosféricas características de estas áreas. En estas zonas la vida animal suele ser muy notoria en zonas bajas y medias, aunque no en los picos escarpados. Animales como los rebecos, los íbices y ciertos tipos de lobo, así como las aves rapaces como los buitres y las águilas, suelen ser frecuentes en este hábitat. Por otro lado, en zonas nevadas la biodiversidad se reduce, y las formas de vida deben procurar camuflarse.

  • 5. Ecosistema forestal

Este tipo de ecosistema se caracteriza por la densidad de árboles o de flora en general. Puede dividirse en selva, bosque seco, bosque templado y taiga. En los casos en los que hay muchos árboles juntos, la diversidad de especies animales suele ser muy alta. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que la altura juega un papel importante en la presencia de flora. En muchos lugares. Por encima de los 2500 metros sobre el nivel del mar no crecen árboles. Los bosques son extensiones arboladas en las que prima la presencia de unas pocas especies de árbol.

  • 6. Ecosistema artificial

El ecosistema artificial es aquél en el que la acción del ser humano ha creado espacios radicalmente distintos a los que existían hasta hace unos pocos milenios La presencia de edificios, rascacielos y grandes extensiones cubiertas por luces, cemento y pavimento hace que algunas especies se adapten a estos entornos y otras no. Algunos ejemplos claros de estos animales pioneros son las palomas y las cotorras argentinas de muchas grandes ciudades del mundo, así como los gatos. Estos animales se benefician de la abundancia de comida y de la relativa ausencia de depredadores que se deriva de la presencia de humanos en las proximidades.

PRINCIPIOS QUE DOMINAN LA DINAMICA DEL ECOSISTEMA

Estructura

trófica

del

ecosistema,

circulación

de

materia

y

flujo

de

energía

En un ecosistema se pueden distinguir cinco etapas fundamentales dentro del flujo de

materia

y

energía

que

en

él

se

desarrolla:

a)

Incorporación

 

de

energía

y

compuestos

 

inorgánicos.

b) Síntesis

de

materia

orgánica a

partir

de

materia

inorgánica

y

de

energía.

c) Consumo

de

esa materia

orgánica por

aquellos seres que

son incapaces de

producirla. d) Desintegración compuestos

de

la

materia

orgánica hasta

llevarla nuevamente al estado de inorgánicos.

e) Transformación de estos componentes inorgánicos en otros compuestos minerales

que

puedan

ser

aprovechados

por

los

productores

de

materia

orgánica.

De este movimiento de materia y energía se deduce fácilmente que la materia es

reutilizada (de

forma cíclica) en

el ecosistema, mientras que

la energía

sólo

en

empleada una vez (flujo lineal) y se va perdiendo paulatinamente a lo largo de las

sucesivas

etapas.

Existen ecosistemas cerrados, que son autosuficientes porque su biocenosis puede llevar a cabo todas las etapas ya señaladas. Otros, en cambio, son abiertos,

porque

sus

biocenosis

son

insuficientes

y

requieren

la

colaboración

de otros

ecosistemas

 

circundantes.

La existencia de las etapas ya referidas se traduce en lo que denominamos cadenas de alimentación.

Lógicamente, el número de eslabones que constituye una cadena alimenticia puede ser variable: desde las cadenas en las que no hubiese consumidores heterótrofos, hasta aquellas cadenas en las que dentro de los consumidores heterótrofos se establecen numerosos eslabones nutricionales. Sin embargo, no se debe olvidar que el número de

eslabones tampoco puede ser excesivo, debido a la pérdida de energía que se produce

entre

etapa

y

etapa.

En cada eslabón o nivel trófico de una cadena alimenticia, se origina una pérdida de materia y energía, las cuales, por tanto, van disminuyendo a lo largo de dicha cadena. Esto es así porque cada nivel trófico consume una parte de esos elementos para llevar a cabo su actividad vital. La energía, para producción de calor o trabajo. La materia, por la pérdida que sufre con los productos de desecho. Como consecuencia de esta pérdida progresiva de materia y de energía -especialmente de esta última- las cadenas alimenticias pueden representarse gráficamente como una pirámide formada por varios estratos en la que los superiores (más pequeños) se nutren de los inferiores (más grandes). Por lo general, los estratos superiores no son sólo más pequeños que los inferiores en cuanto a la cantidad de materia y de energía, sino también en cuanto al número de individuos.