Anda di halaman 1dari 3

La Escoliosis es una curvatura lateral de la columna, que es más frecuente en niñas que

en niños.

En lugar de ser

recta tiene una forma de S o de C.

Se suele detectar en mayor

frecuencia en las chicas y entre los 8 y los 18 años, aunque puede darse a cualquier edad,

Hasta la madurez esquelética tiene el peligro de que la desviación continúe.

Causas de la escolosis:  En 70% de los casos, la causa es desconocida, "escoliosis idiopática".  En 10% es congénito, de nacimiento (malformación de una vértebra…).  En 20% aparece como efecto de problemas neuromusculares (malas posturas) “actitud escoliotica”.

Los padres alertos pueden notar un hombro más alto o una cadera más alta y la ropa no se ajusta bien. Pueden presentarse dolores de espalda o en las piernas y dificultad para tener una postura correcta que son pasados por alto como simples “dolores de crecimiento”.

Normalmente el médico hará radiografías para poder medir los ángulos y la cantidad de desviación que existe.

Con una radiografía de la mano izquierda se puede determinar cuanto tiempo de crecimiento aún le queda al adolescente.

Después de la madurez esquelética la escoliosis no suele avanzar; pero las alteraciones mecánicas de las articulaciones por la desviación de una escoliosis pueden empezar un proceso de degeneración (artrosis) que afectará a la columna a lo largo de la vida del individuo.

El síntoma más frecuente de la escoliosis es el dolor, pero la estética también es una consideración importante especialmente si la desviación es bastante marcada.

Algunas causas de escoliosis se pueden identificar, como una vértebra mal desarollada que está en forma de cuña, pero en la mayoría de los casos la medicina no conoce por qué ocurre una escoliosis.

El tratamiento médico se basa en intentar frenar la evolución y aliviar los síntomas, con revisiones programadas para comparar radiografías y ver la evolución de la desviación.

Varios tipos de corsé se emplean para utilizar de día o por la noche, pero si

Varios tipos de corsé se emplean para utilizar de día o por la noche, pero si solamente se utiliza este método no es muy eficaz porque no corrige la biomecánica de la columna y porque los adolescentes tampoco quieren llevar el corsé. Por último el paciente se enfrenta a una complicada cirugía en casos muy avanzados para fijar la columna. Y fijar la columna tiene y tendrá sus propios problemas.

Quiropráctica y Escoliosis

La espalda tiene cuatro capas de musculatura y para que el tratamiento sea efectivo en casos de escoliosis, se tiene que normalizar la coordinación del sistema muscular, por esta razón el masaje o las corrientes no suelen ser eficaces por sí solos, por eso se debería incluir la Quiropráctica en el tratamiento de toda persona con escoliosis.

Otra consideración es la alineación de la pelvis que muchas veces tiene desarreglos que afectan a la columna y pueden contribuir a la evolución de la escoliosis.

La Quiropráctica es recomendada para cualquier persona con Escoliosis, niño o adulto.

La Quiropráctica se ocupa de corregir todo el sistema músculo esquelético para afectar a todo el movimiento de la columna.

Realizando ajustes muy precisos de la zona de la columna que está afectada por la escoliosis, el quiropráctico elimina la presión sobre los nervios y músculos. El objetivo es re-estabilizar el movimiento y la posición correcta de la columna y aliviar el dolor de espalda asociado con la escoliosis.

La

Quiropráctica corrige las

tensiones

musculares que

actúan sobre la columna y los desarreglos en la pelvis y el sacro que son los cimientos de la columna.

Los cuidados Quiroprácticos son indoloros de recibir y se pueden utilizar a cualquier edad.

La Quiropráctica ayuda porque normaliza el sistema nervioso que es el que controla y coordina la tensión en el sistema muscular. De esta forma se establece una nueva dinámica para frenar la evolución de la escoliosis.

Con los cuidados Quiroprácticos y algunos consejos de postura y ejercicio se puede mejorar mucho el trayecto de la escoliosis.

Se trata, de en primer lugar, frenar su evolución en los casos de adolescentes y reducirlo si es posible. Para los adultos que tienen desviación la consideración no es que avance, sino la degeneración (artrosis) que ocurre por las tensiones mecánicas incorrectas sobre la columna.