Anda di halaman 1dari 11

MICROBIOLOGÍA DEL SUELO

Es una rama de la microbiología que ha surgido producto del creciente


reconocimiento de los numerosos procesos llevados a cabo por las bacterias,
hongos y otros microbios en el suelo. Tiene como objetivo estudiar la población
microscópica del suelo y su participación en las transformaciones que ocurren en el
suelo, además, estudia la importancia que posee esa población para la nutrición de
las plantas y el rendimiento de las cosechas.
CARACTERÍSTICAS FÍSICAS DEL SUELO
Hay diferentes tipos de suelo y sus características varían dependiendo de la
localización y el clima. Los suelos difieren en profundidad, propiedades físicas,
composición química y origen. Estos pueden clasificarse como suelos minerales y
orgánicos. Los suelos minerales contienen materia sólida mayormente inorgánica.
Los suelos orgánicos contienen poca materia inorgánica.
COMPOSICIÓN DEL SUELO
El suelo está compuesto de diversas capas. A
dichas capas se les llama horizontes y cada
una se caracteriza por su composición abiótica
y/o biótica.
Horizonte A
Aquí encontramos los minerales y la materia
orgánica en distintos estados de
descomposición. En esta capa se localiza el
humus. El humus se define como el conjunto
de residuos orgánicos, vegetales y animales
que se incorporan al suelo y cuya degradación
es difícil de realizar por microorganismos. La
importancia de éste, es que mejora la textura
y estructura del suelo, aumentando así su capacidad de retener agua y reduciendo
los cambios en el pH. Además, sirve como reserva de materiales nutritivos en el
suelo.
Horizonte B
En esta capa encontramos partículas finas y minerales.
Horizonte C
Este se compone de materia mineral solamente.
Horizonte D
Esta capa posee roca sólida bajo el suelo, es importante para la formación de
acuíferos. En Puerto Rico los acuíferos se localizan al norte de la isla, siendo éstos
muy importantes como reserva de agua.
FACTORES QUE CONTRIBUYEN AL NÚMERO Y TIPO DEMICROORGANISMOS
EN EL SUELO:
- Composición del suelo (cantidad y tipo de nutrientes).
- Características físicas del suelo (grado de aireación, humedad, temperatura
y pH).
- Tipo de plantas en el suelo (el sistema de raíces influye en el número y tipo
de organismos presentes).
La ecología microbiana trata sobre la relación de los microorganismos con el
ambiente donde habitan. El suelo superficial (0-20cm) es el ambiente donde ocurren
la mayoría de los procesos microbianos que influyen sobre la nutrición de los
cultivos, de los cuales se ocupa la Microbiología Agrícola. Desde un punto de vista
ecológico, un ambiente está constituido por:
1) Una fracción abiótica (el hábitat)
a) partículas minerales de diferente tamaño y composición química,
b) agua y solutos
c) gases
d) compuestos orgánicos

2) Una fracción biótica (los componentes vivos


a) raíces vivas de plantas
b) fauna (detritívoros)
c) microorganismos (descomponedores).

Constituyentes de la fracción abiótica del suelo


GRUPOS DE MICROORGANISMOS
La población de organismos del suelo se ha dividido en tres grupos:
Microorganismos autóctonos o nativos: son característicos de cada suelo
particular y siempre están presentes.
Microorganismos zimógenos: se desarrollan bajo la influencia de tratamientos
específicos del suelo como son: adición de materia orgánica, fertilización y
aireación.
Microorganismos transitorios: son los introducidos en el suelo intencionalmente,
ejemplos: abonos bacterianos, y los que no se introducen intencionalmente,
ejemplos: patógenos que causan enfermedades a las plantas. Pueden morir
rápidamente o sobrevivir en el suelo, en los restos de plantas.
PRINCIPALES MICROORGANISMOS
- Virus
- Bacterias
- Actinomicetos
- Hongos
- Levaduras
- Algas verde azules (cianobacterias)
- Algas verdes
- Protozoarios
Virus
Las unidades más pequeñas del suelo y es el único grupo que para replicarse debe
actuar como parásito intracelular obligatorio. Para multiplicarse infectan células que
les permiten obtener energía para replicar su ácido nucleico (ARN o ADN) y las
proteínas que cubren los mismos. los virus del suelo pueden infectar plantas,
animales y bacterias. los que atacan a las plantas son transmitidos por vectores
como los nematodos y los que atacan las bacterias se llaman bacteriófagos o fagos.
1. MICROFLORA
Tienen una tarea importante en la construcción del suelo, especialmente en los
fértiles. Dentro de los tipos de los tipos de microorganismos que constituyen la
microflora del suelo se tiene:
Bacterias:
Se consideran como los organismos más numerosos del suelo,107 a 108 por gramo
de suelo; algunas de sus características es que son unicelulares, generalmente
miden entre 1-3 mm de largo, se reproducen independientemente de otros
organismos y desde el punto de vista bioquímico pueden ser aerobias (viven en
presencia de oxígeno) o anaerobias (viven en ausencia de oxígeno). Es difícil su
clasificación, pero los estudios morfológicos dicen que varían entre cocos, bacilos y
espirilos; donde los bacilos cortos son los que dominan como población en el suelo.
Son importantes porque descomponen el material orgánico, fijan el nitrógeno y
agregan el suelo.

Hongos:
Son organismos eucariotas que pueden ser unicelulares o pluricelulares; por sus
actividades naturales de desarrollo hacen difícil su cuantificación en el suelo, pero
normalmente se encuentran en número de 104 a 105 propágulos de esporas por
gramo de suelo. Los hongos más comunes pertenecen a los Fungi Imperfectil, que
producen esporas axesuales. Muchos de éstos, producen vastas estructuras
filamentosas que se conocen colectivamente como micelio. Este tipo de crecimiento
permite la diseminación rápida del hongo y una fácil penetración de los sustratos
como hojas de plantas, maderas y otras. El hongo como las bacterias y los
actinomicetos, dependen del carbono preformado para su nutrición, porque no
tienen clorofila. Responden rápidamente cunado los sustratos son agregados a los
suelos, en especial cuando contienen azúcares solubles. Descomponen la materia
orgánica, actúan en la agregación del suelo, forman micorrizas. Los hongos aislados
fácilmente del suelo son: Aspergillus, Cladosporium, Fusarium, Penicillum y
Trichoderma.
Actinomicetes:
Considerados como el grupo intermedio entre las bacterias y los hongos. Poseen
características similares a los hongos porque son filamentosos, pero se clasifican a
luz de las bacterias porque son células procariotas. El número de actinomicetos en
el suelo es menor que las bacterias, pero mayor que los hongos; aunque en suelos
con baja materia orgánica, los actinomicetos pueden ser mayor que las bacterias.
Solo se pueden determinar tres géneros de actinomicetos, de los cuales el género
Streptomyces representa el mayor porcentaje. Tienen la habilidad para usar
moléculas simples y complejas como fuente de carbono y energía, actuando como
degradadores de compuestos orgánicos complejos. Se distinguen por dos
características, la producción de antibióticos y la producción de geosmina. El efecto
de producir antibióticos en el suelo no es bien comprendido y la geosmina es un
término que se utiliza para describir metabolitos olorosos producidos por los
actinomicetos que viven en los suelos y dan un olor característico a los mismos.
Entonces los actinomicetos entre otras cosas, degradan la materia orgánica,
producen antibióticos y fijan nitrógeno.

Algas:
Están ampliamente distribuidas en el suelo, especialmente en la superficie que
recibe luz en abundancia. Contienen clorofila y dependen de la luz solar como fuente
de energía. Se clasifican en base a los tipos de pigmentos que producen, los
productos que acumulan y su morfología celular. Las algas verdes azuladas
(Cianofíceas) son células procariotas más que eucariotas, y algunas son
clasificadas como bacterias fotosintéticas. Se ven favorecidas en suelos neutros a
alcalinos y son probablemente las algas más detectadas en suelos de climas
tropicales; varias pueden fijar nitrógeno y son importantes en la producción de arroz.
Las algas verdes (clorófitos) son las más comunes en climas templados, son de
color verde, su número más alto en la superficie del suelo se da especialmente los
que han sido fertilizados. Las Bacillariophyceae (Diatomeas), son las terceras más
numerosas de las algas en suelos de climas templados, su característica es que su
pared celular contiene sílice. Las algas promueven la colonización de suelos
degradados, fijan y forman líquenes.
2. MICROFAUNA
Es el componente vivo de la materia orgánica del suelo excluyéndose raíces, meso
y macrofauna. Contienen proporcionalmente, la menor dotación de carbono y
nitrógeno orgánico del sueldo (apenas uno a 3% del carbono y dos a 6% del
nitrógeno). Se encuentran los seres vivos menores a 0,2 mm de diámetro. El
crecimiento y reproducción son sus principales actividades; presentan rápido
reciclaje y responde a fluctuaciones de humedad y temperatura del suelo.
Protozoos:
Organismos eucariotas, son típicamente unicelulares. Consumen materia orgánica
preformada y microbios, principalmente bacterias. La clasificación de los protozoos
utiliza la locomoción que los caracteriza. Entonces, Mastigophora tiene flagelos,
Sarcodina pseudopodios (pies falsos) y Ciliophora se mueve por cilios. Es común
determinar 102 a 103 protozoos por gramo de suelo. Controlan algunas poblaciones
de bacterias, necesitan del agua del suelo para acceder a los alimentos; algunos
permanecen en estado de reposo cuando el suelo está seco hasta que la humedad
retorne.

Nematodos:
Pequeños invertebrados, dependientes del agua; comúnmente conocidos como
lombrices o gusanos redondos. Se encuentran en casi todos los suelos en
cantidades sorprendentes. Algunos son parásitos de plantas que infectan las raíces,
otros son depredadores que se alimentan de nematodos o bacterias, hongos y
protozoos. Al igual que los protozoos, los nematodos tienen menores
requerimientos de nitrógeno (N) que muchas bacterias. La compactación del suelo
por lo general reduce la población de nematodos, que necesitan un espacio
adecuado entre los agregados del suelo para moverse.
Los microorganismos del suelo funcionan como agentes biogeoquímicos para la
conversión de compuestos orgánicos complejos en compuestos inorgánicos
simples y elementos constitutivos, esto se llama mineralización. Estos
microorganismos constituyen un reservorio, una fuente de nutrientes para las
plantas y de energía a los ecosistemas terrestres. Representa un depósito
temporario de nutrientes en el suelo al inmovilizar nutrientes en los tejidos durante
la descomposición de materiales. Están envueltos en los ciclos de nitrógeno,
carbono, azufre y fósforo. También están en los ciclos del hierro, manganeso,
mercurio, selenio, zinc y potasio. Son necesarios para el funcionamiento y el
equilibrio del ecosistema.
La materia orgánica
Con excepción de las bacterias autótrofas y los organismos fotosintetizadores, los
microorganismos del suelo obtienen la materia orgánica necesaria para su
metabolismo de los restos de plantas y animales del suelo.
Las principales fuentes de materia orgánica en los suelos son los restos de plantas,
de deyecciones de animales, algunos abonos orgánicos tales como Urea y
Cianamida cálcica, y compuestos orgánicos incorporados al suelo junto con abonos
y plaguicidas. La descomposición de la materia orgánica es un proceso complejo,
que se deriva de la acción de hongos, bacterias y actinomicetos.
LOS MICROORGANISMOS DEL SUELO EN LA NUTRICION VEGETAL
- Suministro directo de nutrientes (Fijación de nitrógeno).
- Transformación de compuestos orgánicos que la planta no puede tomar a
formas inorgánicas que si pueden ser asimiladas (Mineralización). Ejemplo:
Proteína hasta aminoácidos y a nitratos.
- Solubilización de compuestos inorgánicos para facilitar la absorción por las
plantas. Ejemplo. Fosfato tricálcico a Fosfato monocálcico.
- Cambios químicos en compuestos inorgánicos debido a procesos de
oxidación y reducción. Ejemplo. Oxidación del azufre mineral a sulfato.
Oxidación del nitrógeno amoniacal a nitrato.
- Aumento del desarrollo radicular en la planta que mejora la asimilación de
nutrientes, la capacidad de campo y el desarrollo.
Reacciones antagónicas, parasitismo y control de fitopatógenos.
Mejoramiento de las propiedades físicas del suelo.
SISTEMAS DE RIEGO

Se denomina Sistema de riego o perímetro de riego, al conjunto de estructuras, que


hace posible que una determinada área pueda ser cultivada con la aplicación del
agua necesaria a las plantas. El sistema de riego consta de una serie de
componentes, aunque no necesariamente el sistema de riego debe constar de todas
ellas, ya que el conjunto de componentes dependerá de si se trata de riego
superficial (principalmente en su variante de riego por inundación), por aspersión, o
por goteo. Por ejemplo, un embalse no será necesario si el río o arroyo del cual se
capta el agua tiene un caudal suficiente, incluso en el período de aguas bajas o
verano.
COMPONENTES HIDRÁULICOS
- Aspersores
- Bocatoma
- Canales de riego con todos sus componentes
- Canales de drenaje
- Dispositivos móviles de riego por aspersión
- Embalse
- Estación de bombeo
- Pozos
- Tuberías
- La canalización techada que discurre bajo tierra se denomina cimbra.
COMPONENTES NO HIDRÁULICOS
- Área de almacenamiento de insumos y de la producción
- Red de caminos, con las necesarias obras para el cruce de los canales
- Red de abastecimiento de energía eléctrica
- Viviendas
- Sistema de resolución de conflictos, establecimiento de tandas (turno de
riego) y de mantenimiento (realizando las mondas o limpias) del sistema de
riego, como el Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia, el Tribunal de
Hombres Buenos o la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia, que
establezca las tanda o grandes casos de percepción.
TIPOS DE AGUA PARA RIEGO
El agua implementada en jardines y cultivos, suelen clasificarse según la calidad del
agua que presenten:
- Agua de lluvia
- Agua de manantial
- Agua de pozo
- Agua de río
- Agua de conducción
Los sistemas de riego que implementen agua de lluvia se convierten en uno de los
más adecuados para el riego de cultivos, debido a que su concentración de
nitrógeno produce una acción fertilizante.
LOS PRINCIPALES SISTEMAS DE RIEGO

Aspersión
Este sistema de irrigación se utiliza principalmente en siembra directa para lograr
una buena germinación y emergencia, y para proteger a los cultivos recién
sembrados contra las heladas. Sin embargo, en regiones con altas temperaturas no
se recomienda usarlo para los cultivos de tomate, chile, cebolla, melón, sandía y
maíz dulce debido a que favorece el ataque de hongos.

La irrigación por aspersión es como si cayera una lluvia en la zona de cultivo, con
agua distribuida a través de un sistema de tuberías.
Microcompuertas
Consiste en trasladar el agua desde una tubería central hasta las hileras de cultivo
a través de unos surcos formados en el campo. Este sistema riega rápidamente el
campo de manera uniforme y permite controlar la cantidad de agua que recibirá el
cultivo.

Pivote central y/o sistemas laterales automáticos


Este sistema es autopropulsado para regar automáticamente áreas muy grandes de
manera uniforme, siempre y cuando no haya pendientes muy pronunciadas. Su
instalación es muy costosa, pero requiere poca mano de obra; también se puede
utilizar para aplicar plaguicidas y fertilizantes simultáneamente.
Riego por goteo
El riego por goteo destaca por su economía de agua (hasta 50% menos que el riego
por aspersión), el ahorro energético por la presión reducida que requiere, y su
precisión, al aplicar el agua directamente y de forma controlada en la zona radicular
de las plantas.

Microaspersión
El agua es proyectada en forma de lluvia fina, con el fin de cubrir todo el terreno.

Drenaje Subterráneo en Terrenos Agrícolas: se asegura el apropiado contenido


de humedad de las raíces de plantas para conseguir su optimo desarrollo,
eliminando el exceso de agua en el suelo.