Anda di halaman 1dari 11

Nombre del proyecto:

El efecto de los hábitos alimenticios en la salud de los niños de la I.E.P. “Oscar Miro
Quesada” en Ate – 2018.

Problema general:
¿De qué manera influyen los hábitos alimenticios en la salud de los niños de la I. E. P.
“Oscar Miro Quesada” en Ate?

Objetivo General:
Analizar los hábitos alimenticios en la salud de los niños de la I.E.P. “Oscar Miro
Quesada” en Ate.

Objetivos específicos:
a) Identificar los hábitos en la salud de los niños de la I.E.P. “Oscar Miro
Quesada” en Ate.
b) Evaluar el estado de salud de los niños de la I.E.P. “Oscar Miro Quesada” en
Ate.

Situación Problemática:
El colegio particular OMQ cuenta con estudiantes de primaria y secundaria en los que
centra su atención tanto cognitivamente y en su desarrollo formativo por una educación
integral en temas sobre su conducta y alimentación saludable, los cuales se observan en
las loncheras sugeridas para la nutrición de cada niño y adolescente en su proceso de
crecimiento, fomentando en ellos el adecuado criterio a tener al momento de
alimentarse, pudiendo elegir entre alimentos bajos en vitaminas y los que contienen un
alto porcentaje nutricional como los superalimentos, pero en donde no hallamos alguna
preocupación sobre los hábitos alimenticios es en el quiosco, ya que los productos
tienen exceso de dulces tanto en golosinas como gaseosas, pasteles y lo que es muchas
la lonchera escolar de los estudiantes.

Hipótesis General:
Probablemente los niños de la I.E.P “Oscar Miro Quesada” estén bien nutridos.

Justificación
Este trabajo de investigación se orienta a identificar los hábitos alimenticios en los niños
para establecer su relación con su salud a fin de mejorar la calidad de vida, ya que en la
actualidad se observa un descuido del estilo de alimenticio saludable lo que trae en
consecuencia enfermedades como la obesidad, sobrepeso, desnutrición, anemia y
diabetes en niños de temprana edad, puesto que a esa edad están más propensos a
desequilibrios nutricionales.
Con este proyecto buscamos concientizar, tanto niños y padres por medio de estrategias
visuales como afiches, folletos, volantes que incluye el contenido de imágenes acerca de
una alimentación balanceada.
Antecedentes:
Antecedentes Nacionales:

 De acuerdo a la ENDES (La Encuesta Demográfica y de Salud Familiar) en el


caso de la desnutrición infantil, la tasa de anemia en el 2011 fue de 30.7%,
aunque esta cifra es mucho mayor en zonas más rurales de la sierra como Puno,
donde la anemia afecta al 61% de la población infantil. Concluyo que a nivel
nacional la tasa de anemia se ha reducido, pero que en la región de Puno por
estar muy alejada de la capital es normalmente olvidada por el gobierno, y es ahí
donde los niños deben estar mejor alimentados para que tengan más defensas en
su organismo, puesto que el clima es muy frío.

 Según el Ministerio de Salud: “Las necesidades nutricionales de las y los


adolescentes están estrechamente relacionadas con la maduración biológica y los
cambios propios de la pubertad”. En general los varones maduran unos dos años
después de las mujeres”.
Ahora en el caso de la investigación dada en este proyecto se refiere que: “en la
niñez, las necesidades nutricionales del varón y la mujer de la misma edad son
muy similares, mientras que a partir de la pubertad hay una marcada
diferenciación, que se hace más ostensible al final de la adolescencia debido a la
distinta composición y funciones fisiológicas del organismo según el sexo, como
es el caso de una mayor necesidad de hierro y ácido fólico en las mujeres que
menstrúan o que están embarazadas; y un mayor requerimiento de alimentos que
forman masa muscular en los varones.

Pero también se menciona un enfoque en: “la especial atención que ponen los
adolescentes por la imagen corporal, los condiciona en ocasiones a llevar dietas
restrictivas para acercarse a un patrón ideal de belleza, influenciado por los
modelos sociales del momento, y puede dar lugar a serios trastornos de la
conducta alimentaria (anorexia, bulimia y vigorexia).
Y considera de vital importancia: “trabajar a nivel familiar y la escuela aspectos
relacionados con la autoestima, el respeto y amor por su cuerpo, al mismo
tiempo adoptar adecuados hábitos alimentarios y de vida.

 Marin K., en el 2011, en Perú en su artículo titulado “Estado nutricional y


hábitos alimentarios de los alumnos del nivel secundaria de un colegio nacional:
el mayor porcentaje de alumnos presentaron estado nutricional normal y hábitos
alimentarios que fueron de regular a bueno; se encontró asociación entre estado
nutricional y hábitos alimentarios”.
Antecedentes Internacionales:

 Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la


Agricultura) el 88 % de los países están enfrentando con gravedad la
desnutrición aguda y crónica, la obesidad la diabetes Tipo II y deficiencias de
micronutrientes. Concluyo que debido al alto porcentaje la mayoría de países se
están enfrentando a un problema primario y cotidiano, ya que si no hay una
alimentación saludable puede incrementar la tasa de mortalidad, de esta manera
no habrá un desarrollo que posibilite el cambio de cada país.

 Según el libro “Manual de alimentación escolar y saludable” afirma que comer


no siempre es estar bien nutrido por lo que los problemas de obesidad y
sobrepeso, tanto en los niños como los adultos, los resultados escolares de 5 a 19
años presentan mayor índice de sobrepeso que desnutrición. En comparación de
la situación nutricional entre género se observó que existen más casos de
desnutrición y obesidad en varones por ello está pensando que los docentes sean
los encargos de la preparación de alimentos con el objetivo de prevenir la
obesidad y aseguran una alimentación adecuada, así como en la merienda y
almuerzo.

 Macias A., Gordillo L. y Camacho E. (2012) realizaron una investigación


denominada “Hábitos alimentarios de niños en edad escolar y un papel de la
EpS”, la cual dio a conocer el implemento del Acuerdo Nacional para la Salud
Alimentaria, la adopción de la estrategia de la activación física de las escuelas de
nivel básico en México y además algunas empresas de la industria alimentaria
reduce las porciones de algunos alimentos no saludables vendidos en las
“cooperativas escolares”. Llego a la conclusión que México se preocupó y se
sigue preocupando por mejorar los hábitos de alimentación para una
alimentación saludable y reducir el sobrepeso y obesidad que tanto afecta a ese
país, puesto que se están tomando medidas necesarias para reducir las
enfermedades que puedan afectar a los estudiantes y para complementar la
buena alimentación va de la mano con el ejercicio físico.

 Perula L. (1998) dio a conocer en su investigación denominada Hábitos


Alimentarios de los escolares de una zona básica de salud de Córdoba”, tal
investigación se realizó en el colegio EGB a 548 estudiantes, consistió en tres
preguntas, una de ellas consistió en saber la frecuencia de consumo de dieciséis
alimentos. Concluyo que los estudiantes están consumiendo un nivel alto de
alimentos no saludables como el pan que se encontró en primer lugar, el
embutido, bebidas gaseosas, y dulces y golosinas que están en cuarto, quinto y
sexto lugar respectivamente, sin embargo, sí están aportando algo de nutrientes
como el calcio y antioxidantes, porque la leche y sus derivados y las frutas están
en segundo y tercer lugar respectivamente.
Bases teóricas:

 Según la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) en su


publicación Hábitos Alimentarios saludables, nos dice que:

Las necesidades enérgicas y de otros nutrientes varían según la edad, el peso, la talla, el
sexo y la actividad física. Una alimentación equilibrada es aquella en la que la energía
(calorías) proviene en un 50-55 % de los hidratos de carbono, entre un 30 o un 35 % de
las grasas, y entre un 10 o un 15 % de las proteínas.

Según esta información, la cantidad que cada ser humano consume es de acuerdo a su
edad, por ejemplo los niños y jóvenes deben consumir en mayor cantidad estos
nutrientes, ya que están en plena formación en comparación de los adultos de tercera
edad, sobre todo los niños. Aunque también se tiene que tener en cuenta el peso y talla,
por ejemplo si se quiere bajar de peso se debe consumir menos carbohidratos, y si se
realiza con frecuencia actividad física se debe consumir más carbohidratos, siempre con
la recomendación de nutricionistas especializados en todos los casos.

 Según Peña G. en su libro “Nutrición humana en el estado de salud”, capítulo I –


Hábitos alimentarios y salud, nos dice que:

Todos los individuos se encuentran expuestos a alimentos similares y a todos los


nutrientes y componentes de éstos. A diferencia de lo que ocurre con otras exposiciones,
como el tabaco o la mayoría de las exposiciones profesionales o accidentales, todos los
seres humanos están expuestos, ya que todos ingieren grasa saturada, fibra, vitamina E,
vitamina C, etc. Además, las personas pueden elegir fumar o no fumar, pero no pueden
elegir entre comer y no comer. En esta situación, no es posible dividir a la población
entre grupos expuestos y no expuestos, sino que la exposición es universal, variando
solamente la frecuencia o la dosis

De acuerdo a esta información es muy cierta porque los seres humanos somos capaces y
podemos decidir si consumimos alimentos saludables o no, debido a que nos pudieron
enseñar nuestros padres, en el colegio o en otros lugares, no hay excusas solo depende
del mismo individuo. En general la mayoría hemos consumido de todo, pero lo
importante es ser constante en la alimentación saludable que nos aporten variados
nutrientes, prescindiendo del alcohol y de fumar, algo que ya es sabido que si se vuelve
adicción puede llevar hasta la muerte.

 Según el programa de confederación de consumidores y usuarios CECU, nos


dice que:
Se pueden definir como los hábitos adquiridos a lo largo de la vida que influyen en
nuestra alimentación. Llevar una dieta equilibrada, variada y suficiente acompañada de
la práctica de ejercicio físico es la fórmula perfecta para estar sanos. Una dieta variada
debe incluir alimentos de todos los grupos y en cantidades suficientes para cubrir
nuestras necesidades energéticas y nutritivas. Con esta guía aprenderemos lo que es una
dieta sana y la importancia de hacer ejercicio físico.
Para mantenernos sanos y fuertes, es muy importante llevar una alimentación adecuada.
No sólo es importante la cantidad de alimentos que comemos, sino también su calidad,
ya que ambas influyen en el mantenimiento adecuado de nuestra salud. Por eso es
necesario saber qué nos aporta cada alimento, para así saber elegir un plato o menú más
saludable.

 Según la Fundación española de la Nutrición FEN nos dice que:


Los hábitos alimentarios son comportamientos conscientes, colectivos y repetitivos,
que conducen a las personas a seleccionar, consumir y utilizar determinados alimentos o
dietas, en respuesta a unas influencias sociales y culturales.

El proceso de adquisición de los hábitos alimentarios comienza en la familia.

La Infancia es el momento óptimo para adquirir unos buenos hábitos alimentarios. Estos
se adquieren por repetición y de forma casi involuntaria, la familia tiene una gran
influencia y esta se va reduciendo a medida que los niños crecen.

En la adolescencia, los cambios psicológicos y emocionales pueden influir en la dieta,


dando excesiva importancia a la imagen corporal, tienen patrones de consumo diferentes
a los habituales: comidas rápidas, picoteos.

En cambio, en los adultos y en las personas de edad avanzada los hábitos alimentarios
son muy difíciles de cambiar.

1. ¿Qué es un Hábito?

Es un mecanismo estable que crea destrezas o habilidades, es flexible y puede ser


utilizado en varias situaciones de la vida diaria.

Según el Ministerio de educación pública, un hábito es un proceso gradual y se adquiere


a lo largo de los años mediante una práctica repetida. Un hábito alimentario son
patrones de consumo de alimentos que se han enseñado o se van adoptando
paulatinamente de acuerdo a los gustos y preferencias. (MEP, Costa Rica, 2012)

2. El proceso de formación de hábitos en los niños y las niñas:

Se basa en la construcción de rutinas en las cuales es importante que los adultos tengan
en cuenta los siguientes aspectos:

a) Definir cuáles son los hábitos que serán objeto del proceso de enseñanza-
aprendizaje: cómo, cuándo y dónde practicarlos.
b) Estructurar los pasos o secuencias a seguir para su adecuada implementación y
práctica constante en la vida diaria.
c) Dar a conocer la importancia y las ventajas de su práctica oportuna y constante,
por parte de los(as) niños(as) y la familia.
En resumen, los hábitos conforman las costumbres, actitudes, formas de
comportamientos que asumen las personas ante situaciones concretas de la vida diaria,
las cuales conllevan a formar y consolidar pautas de conducta y aprendizajes que se
mantienen en el tiempo y repercuten (favorable o desfavorablemente) en el estado de
salud, nutrición y el bienestar. Por ejemplo, lo que los padres y adultos comen a diario
conformará parte de las preferencias o hábitos que el niño y la niña aprenderá
gradualmente por imitación.

3. Los hábitos alimentarios saludables:

Son aquellas prácticas de consumo de alimentos por medio de las cuales las personas
seleccionan su alimentación en función de mantener una buena salud. Esto incluye
adoptar un patrón de consumo que incluya todos los grupos de alimentos, según lo
enseñan las guías alimentarias para Costa Rica y además respetar horarios y tiempos de
comida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Perú tiene altos índices de


obesidad: el 58% de los peruanos tiene exceso de peso y el 21% sufre de obesidad. La
mala alimentación y el sedentarismo son las causas principales de la obesidad. Para la
OMS en el Perú, la dieta está basada en harina y carbohidratos.

El peruano solo consume 4 días de frutas y 3 de verduras a la semana cuando el


consumo debería ser a diario. Endocrinólogos y nutricionistas precisan que es necesario
que el peruano cambie su estilo de vida mejorando sus hábitos alimenticios y realizando
actividad física a diario por 30 minutos.

4. La formación de hábitos alimentarios y estilos de vida saludables:

Es un proceso interactivo en el que es importante tener en cuenta los siguientes


aspectos:

a) Acciones dirigidas a la formación de hábitos saludables.


b) Rol de los adultos como mediadores y agentes modeladores.
c) El ambiente humano y físico que rodea el momento de las comidas y la práctica
de los hábitos saludables.

La formación de hábitos alimentarios inicia desde edades muy tempranas, por ello es de
gran importancia que, desde el período de ablactación (introducción de alimentos
sólidos en los bebés), se enseñe a los niños a consumir aquellos alimentos que propician
la salud, además de fomentar el establecimiento de horarios o tiempos de
alimentación, “… está demostrado que es más fácil promover adecuados hábitos
alimentarios desde la niñez que tratar de modificarlos en la edad adulta” (Arce &
Claramunt, 2009).

El Ministerio de Educación pública fomenta la alimentación saludable mediante


diversas estrategias y espacios en los centros educativos (comedores y sodas
estudiantiles), complementa con el tema transversal de educación para la salud y
fortalece los estilos de vida activos mediante la universalización de la educación física
para la promoción de la salud. (MEP, Costa Rica, 2012)
5. Las condiciones y/o vínculos que se establecen entre los niños, las niñas y su entorno
(físico y socio afectivo) en el momento de las comidas:

Son fundamentales para lograr una relación de intercambio positivo que estimule la
enseñanza-aprendizaje de hábitos alimentarios y estilos de vida saludables.
Para crear un ambiente humano cálido y positivo es importante tener en cuenta las
siguientes recomendaciones:

a) Responder de manera afectuosa y positiva a las necesidades que expresen los


niños y las niñas.
b) Tomar el tiempo suficiente para alimentarlos y a su vez darles muestras de
afecto, como cantarles una canción, o conversar con ellos en relación a su
alimentación, haciendo de las comidas momentos amenos para compartir.

6. Pasos a seguir para formar hábitos alimentarios y estilos de vida saludables:

a) Hacer un diagnóstico de la situación de salud y nutrición de los niños y niñas.


b) Fomentar la enseñanza-aprendizaje de hábitos alimentarios saludables.
c) Trabajar en articulación con la comunidad y las instituciones de las redes de
atención.

7. Fomentar la adquisición de hábitos alimentarios saludables:

Al elaborar y transmitir los mensajes educativos e información dirigida a apoyar la


consolidación de hábitos saludables, a los niños, las niñas u otros grupos objetivo, es
fundamental tener en cuenta los siguientes aspectos:

a) Transmitir los mensajes educativos y la información de manera constante y a


largo plazo.
b) Expresar los mensajes educativos de manera positiva, completos, que reflejen
las acciones, paso a paso del hábito o comportamiento que se espera formar y
orientar, de manera de poder llevarlos fácilmente a la práctica de la cotidianidad
o vivencia diaria.
c) Coincidir con el lenguaje, cultura y características de cada grupo de edad o
audiencia, desde su perspectiva de vida, expresándose de forma clara, sencilla y
precisa.
d) Dirigir los mensajes de manera personalizada, atendiendo las particularidades y
situaciones planteadas por cada niño o niña, en la medida de las posibilidades.
e) Utilizar información acertada, pertinente y actualizada, fundamentada en
referencias reconocidas y avaladas por instituciones con experticia en el área de
la salud y nutrición.
f) Indicar claramente los beneficios y progresos que pueden obtenerse, mediante la
práctica regular del o los hábitos saludables. Enseñar a los niños ya las niñas a
través del ejemplo, lo gratificante y beneficioso que resulta para la salud y el
bienestar integral, los comportamientos y hábitos saludables y al igual es
importante informarles acerca de lo perjudicial que puede resultar el no incluir
estas prácticas en la rutina diaria.
g) Propiciar el modelaje de los hábitos por parte de la familia (abuelas, tíos,
hermanos entre otros).
 Según “El análisis del estudio científico ANIBES las chicas se aproximaban más
al patrón alimentario mediterráneo.
De la misma manera, esta misma aproximación se ha usado en trabajos anteriores que
también han identificado patrones de estilos de vida denominados como saludables o
tradicionales en niños y adolescentes, con un alto aporte de frutas y verduras y una
contribución reducida de alimentos y bebidas de alta densidad calórica, similares al
patrón mediterráneo que se ha identificado en este estudio.

 Pretendemos que los niños incorporen y naturalicen ciertas conductas, en forma


sistemática, para que se constituyan en adecuados hábitos alimentarios. La
formación de estos hábitos saludables de alimentación se ve favorecida por la
receptividad que poseen los chicos a tempranas edades, lo que los vuelve
permeables a influencias y enseñanzas relacionadas con la alimentación.
(Ministerio de Educación de Argentina, 2014, p. 16).
Es importante que los niños desde pequeños sean instruidos y orientados en sus hábitos
alimentarios ya sea primero por sus padres y luego cuando estén en la escuela por sus
profesores, porque los niños conforme van madurando recepcionan, entienden y saben
diferenciar cuales son alimentos saludables y cuáles no, la cuestión es que se forme un
hábito de consumir en mayor proporción alimentos saludables para que cuiden su propia
salud. Entonces la influencia exterior es un factor indispensable en el niño, ya que de
eso depende que este seleccione y se organice en su alimentación.

 En una “buena” escuela, “se realizan acciones que fortalecen las condiciones de
salud, alimentación y seguridad física, emocional e intelectual de los alumnos en
colaboración con las familias y organizaciones de la comunidad” (Jarvis, 2012).
De acuerdo a Jarvis todo lo que respecta al bienestar integral de los estudiantes tiene
que ver con la participación activa de sus familias y de la comunidad, entonces los
hábitos alimenticios comienzan en el hogar y son los padres los que deben orientar
acerca de una buena alimentación saludable a sus hijos.

 Una alimentación para ser saludable debe ser variada en alimentos y equilibrada
para ayudar a promover la salud y prevenir las enfermedades de nutricionales.
Cuando se habla de una alimentación variada significa que hay que preparar
comidas con diferentes tipos de alimentos todos los días en la casa o en la
escuela. Cuando se habla de equilibrada significa que en los menús preparados
se encuentran el contenido de los nutrientes que el cuerpo necesita para realizar
sus funciones vitales. (Paraguay,2012, p.7)

Presupuesto:
- Informaciones (PDF): 8.00 soles
- Copias: 5.50 soles
- Papelotes: 3.50 soles
- Plumones: 6.20 soles
- Hojas: 5.00 soles
Instrumento
CUESTIONARIO
Edad: ______
Sexo: M /F
Ocupación: _______________
Marque con un X la alternativa que crea correcta, con la mayor sinceridad:

CASI A CASI
ÍTEMS SIEMPRE NUNCA
SIEMPRE VECES NUNCA
1. ¿Bebes por lo menos 1
litro de agua diariamente?
2. ¿Consumes menestras
(lentejas, garbanzos, frijoles,
arvejas) 2 veces por semana?
3. ¿Consumes pescado 2
veces por semana?
4. ¿Consumes dos frutas
diferentes cada día?

5. ¿Desayunas cereales
como: avena, quinua,
quiwicha y maca?
6. ¿Consumes las tres
comidas del día (desayuno,
almuerzo y cena)?
7. ¿Prefieres las papas fritas
antes que las papas
sancochadas?
8. ¿Si la comida contiene
verduras no la comes?
9. ¿Cuando tienes sed
prefieres bebidas azucaradas
antes que agua pura?
10. ¿Al terminar de cenar
reposas mínimo una hora
antes de acostarte?

GRACIAS
Referencias:

 Estudio científico ANIBES (2015), España. Recuperado de


http://www.fao.org/docrep/field/009/as234s/as234s.pdf

 Guías alimentarias basadas en alimentos de la Organización de las Naciones


Unidas para la alimentación y la cultura (2018). Recuperado de
http://www.fao.org/nutrition/educacion-nutricional/food-dietary-
guidelines/background/es/

 Federación de Usuarios Consumidores Independientes (2008). España - Madrid.


Hábitos Alimentarios saludables. Recuperado de: http://www.fuci.es/wp-
content/uploads/2012/11/habitos-alimentos-saludables-20081.pdf

 Peña G. Hábitos alimentarios y salud. Recuperado de


http://media.axon.es/pdf/79410.pdf

 Formación de hábitos alimentarios y de estilos de vida saludables recuperado de


https://www.unicef.org/venezuela/spanish/educinic9.pdf

 La enseñanza de la nutrición a nivel de secundaria utilizando el tema transversal


“educación para la salud” desde un enfoque útil para la vida, Arce & Claramunt
(2009), Costa Rica recuperado de
http://www.redalyc.org/pdf/1941/194138017001.pdf

 Hábitos alimentarios saludables, Ministerio de Educación Pública (2012), Costa


Rica recuperado de http://www.mep.go.cr/noticias/habitos-alimentarios-
saludables

 OMS: 79% de peruanos tiene exceso de peso por malos hábitos alimenticios
recuperado de https://larepublica.pe/sociedad/948108-oms-79-de-peruanos-
tiene-exceso-de-peso-por-malos-habitos-alimenticios

 http://repositorio.upla.edu.pe/bitstream/handle/UPLA/118/Karen_Estefany_Tesi
s_Licenciado_2016.pdf?sequence=3&isAllowed=y

 ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN. Construyamos un Perú saludable. Gobierno


del Perú recuperado de
ftp://ftp2.minsa.gob.pe/descargas/dgps/compendio/pdf/102.pdf

 HÁBITOS ALIMENTARIOS Y ESTADO NUTRICIONAL, SEGÚN ÍNDICE


DE MASA CORPORAL, DE LOS ADOLESCENTES DE LA INSTITUCIÓN
EDUCATIVA “09 DE JULIO” DE LA PROVINCIA DE CONCEPCIÓN EN
EL AÑO 2015. (2016). UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES recuperado
de
http://repositorio.upla.edu.pe/bitstream/handle/UPLA/118/Karen_Estefany_Tesi
s_Licenciado_2016.pdf?sequence=3&isAllowed=y