Anda di halaman 1dari 5

“CADA UNO MIRE COMO SOBREEDIFICA”

“Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto


puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo
sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está
puesto, el cual es Jesucristo. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro,
plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará
manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la
obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de
alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare,
él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego” 1ª
Corintios 3:10-15.
Introducción
*La carta de Pablo a los hermanos de Corintios escrita entre los años 55-56 d.c.
tiene como objetivo principal dos propósitos definidos; primero, el de corregir
graves problemas de indisciplina, divisiones internas e inmoralidad, y segundo,
responder las variadas preguntas que los hermanos de aquella iglesia le habían
hecho por escrito en relación a diversos temas que afectaban y preocupaban a
los Corintios esta iglesia se dice que tiene casi todas las características de la
actual iglesia cristiana de este tiempo.. Pablo expone con magistral eficiencia,
fuerte autoridad apostólica y profundo corazón pastoral, importantes doctrinas
cristianas que deben ser creídas, aplicadas y predicadas en todas las iglesias; el
matrimonio, la pureza sexual, las relaciones interpersonales, la realidad y
Ministración de los dones, el orden correspondiente en los cultos, la cena del
Señor, la resurrección de los muertos, la futura restauración de Israel, el
sometimiento a las autoridades, el valor preeminente del amor etc.
Presentación
En estos pasajes del Capitulo 3 el Apóstol Pablo llama fuertemente la atención
de los creyentes de la iglesia de corintios por sus infantiles y absurdas actitudes
de pelearse entre ellos, ya que estaban divididos, enojados, habían celosos. El
apostol los trata de carnales e inmaduros (esta palabra carnal es un termino
fuerte algunos hermanos piensan que cuando les dicen carnal es como que le
saquen la madre, pero en realidad la palabra habla de una persona que manifiesta
las obras de la carne es un creyente inmaduro) incluso hay iglesias que se han
ido mas al extremo ya que piensan que una persona que no danza, profetiza, que
no habla en lenguas o tiene sueños es un carnal. Según la biblia el carnal no es
el pecador, una persona que no conoce a Dios no el es un natural, el carnal es
ese hermano inmaduro y que manifiesta las obras de la carne. Entre ellos había
un espíritu sectario, se habían abanderado con Apolo, otros con Pablo y otros
como Cefas. Pablo aclara este asunto planteando una gran verdad que hasta hoy
debe ser una realidad para la iglesia del señor: “¿Qué pues, es Pablo, y qué
Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído”. Dios usa a los
hombres, ellos son solo instrumentos, canales por los cuales fluye la bendición
de Dios, pero lo realmente importante no es quien me predica, o quien me
instruye sino a quien me predican y que me enseñan. El apostol les enseña que
los hombres son solo instrumentos que ni el que planta es algo ni el que riega si
no Dios quien da el crecimiento por eso el apostol dice; “Yo planté, Apolos
regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni
el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son
una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor.
Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de
Dios, edificio de Dios” 1ª Corintios 3:6-9. Sigue diciendo que los sievos de
Dios son solo colaboradores de Dios ¿quien es un colaborador? (uno que ayuda)
¿porque? por que Dios usa al hombre para hablarle al hombre, y a los hermanos
es decir a la iglesia les dice que son edificio de Dios (les voy a recordar una
gran realidad la iglesia es usted y yo somos edificio de Dios o sea lo que hay
que edificar primeramente somos nosotros. Hoy hay misiones, denominaciones
y concilios que solo se preocupan de los edificios físicos y terrenales que sean
grandes, lindos valiosos. Pero su gente los hermanos están todos muertos, sin
fundamentos y muchos hasta derribados). O sea según pablo somos edificio de
Dios aun que alguno tal ves anda mas o menos mal y dice; “yo no alcanzo ni
para media agua” la biblia dice que somos edificio de Dios y Pablo dice; yo
como perito arquitecto que significa: Un perito “Es un sabio, un experto, es un
experimentado, hábil, practico en una ciencia o arte” y Arquitecto significa:
“El constructor” Ahora Pablo no habla con arrogancia es verdad Pablo fue el
que Dios uso para levantar la iglesia de Corintios Pablo puso el fundamento
luego otros comenzaron a edificar encima porque después que Pablo se fue otros
siguieron el trabajo en la iglesia de corintios para seguir edificando, levantando
¿Cuál es el fundamento? Cristo de hay se levanta todo el edificio de Dios. La
palabra fundamento se lee en el griego KATABOTE significa: Cimiento y
fundar y también de la palabra griega TEMELIOS significa: “Cimentar y habla
de firmeza” y es lo que tenemos que tener nosotros firmeza no podemos ser de
cartón, miedosos, cobardes, de plástico que ante cualquier problemas nos
queremos descarriar, tirar la toalla no podemos estar fundado en la arena la
biblia dice; “Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le
compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena” Mateo
7:26. O sea esta fundado en un fundamente débil, vulnerable e inestable, Y
también la palabra TEMELIOS “habla de colocar una piedra” y creo que
todos nosotros sabemos cual es esa piedra. Así que para construir lo primero es
un buen cimiento hoy hay edificios que son la pura pinta la gente se fija en el
porte el diseño y color pero no hay buenos cimientos así también ahí cristianos
la pura pinta buenos ternos, lindas faldas y buenas biblias pero no hay buenos
cimientos un ejemplo. (La caída del edificio Alto Río en concepción en la
madrugada del 27 de febrero para el terremoto del 2010 dejó a 8 personas
muertas, y 18 heridas.) ese es un ejemplo cuando edificamos mal cuando vienen
los problemas los terremotos, las catástrofes naturales se cae la edificación por
que no hay solides y lo mas terrible es que las consecuencias son catastróficas.
Chile es un país sísmico por eso hermanos lo mas importante es el fundamento
por ejemplo La biblia Vulgata Latina; “Yo, según la gracia que Dios me ha
dado, eché en vosotros, cual perito arquitecto, el cimiento del espiritual
edificio; otro edifica sobre él. Pero mire bien cada uno cómo alza la
construcción o qué doctrina enseña, pues nadie puede poner otro fundamento
que el que ya ha sido puesto, el cual es Jesucristo. Que si sobre tal fundamento
pone alguno por materiales oro, plata, piedras preciosas, o maderas, heno,
hojarasca, sepa que la obra de cada uno ha de manifestarse. Por cuanto el día
del Señor la descubrirá, como quiera que se ha de manifestar por medio del
fuego; y el fuego mostrará cuál es la obra de cada uno. Si la obra de uno
sobrepuesta subsistiere sin quemarse, recibirá la paga. Si la obra de otro se
quemare, será suyo el daño; no obstante, él no dejará de salvarse, si bien como
quien pasa por el fuego” 1ª Corintios 3:10-15. Dice la Palabra que nadie puede
poner otro fundamento, pues, el fundamento es Cristo (Él es la Roca), pero
sobre este fundamento cada creyente comienza a edificar. Esto de edificar sobre
el fundamento habla de nuestro trabajo, servicio y obra en el evangelio de
Cristo. A nuestro trabajo realizado en nuestra vida como cristiano se le asigna
un valor, es decir, existe una escala de valores para nuestras obras. Valor que
solo es asignado por Jesús y nadie más, pues, es Él quien conoce nuestras
verdaderas intenciones. El valor de nuestras obras es: oro – plata – piedras
preciosas – madera – heno – hojarasca. (Puede observar la relativa dignidad que
existe entre ellas). Ese día del Señor que el señor descubrirá es el Tribunal de
Cristo ya que una vez llamados por nuestro nombre, delante de Cristo en su
Tribunal, nuestras obras serán examinadas: “…la obra de cada uno se hará
manifiesta; porque el día la declarará…”, por lo mismo usa Pablo en Romanos
14:10 y 2ª Corintios 5:10 el término “PHANEROO” que es hacer evidente a la
Luz. Nada podrá ser escondido, todo se hará manifiesto delante de ÉL. Una vez
examinadas por la Luz de Jesús, vendrá el fuego que probará el material o el
valor de nuestro trabajo: “…pues por el fuego será revelada; y la obra de cada
uno cuál sea, el fuego la probará.” Es decir: el Señor es quien determina el
valor de nuestras obras y el fuego revelará el resultado (Apocalipsis. 1:14 dice
que sus ojos son como llamas de fuego; el Espíritu Santo es manifestado en
fuego; y Dios mismo es fuego consumidor).
Si las obras al ser probadas con fuego permanecen: “…Si permaneciere la obra
de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.” Sobreedificar significa:
construir sobre otra edificación. O sea hermano usted edifica su vida, por eso
tenemos que ser buenos hermanos. Y aquí no necesitamos más que lógica para
comprender que si el fuego prueba los tres primeros materiales, estos tres
pueden fundirse, pero nunca dejarán de ser lo que son. Para los creyentes cuyas
obras estén en estas tres primeras categorías habrá recompensa. Las obras se
mostrarán dignas y “recibirá recompensa”. Por el contrario, si las obras al ser
probadas por fuego son consumidas, porque el valor asignado a ellas fue de
madera, heno y hojarasca, estas obras serán consumidas, tal como lo expresa
Pablo: “…Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida”, y por lo tanto,
no recibirá recompensa. Si bien no perderá su salvación (“…si bien él mismo
será salvo…), porque reiteramos al decir que no es un tribunal para enjuiciar,
sino para recompensar, pero será salvo así como por fuego. Las obras que
adquieren el valor de madera, heno y hojarasca son aquellas obras hechas con
egoísmo, por vanagloria, por envidias, manifestando celos, en las que
predomina el orgullo, etc.
Ultimas palabras
¡Por eso hermanos cada uno mire como sobreedifique! tenemos que ser buenos
hermanos de calidad estar bien cimentados, firmes, solidos, fundamentados en
la roca y tenemos que echar manos a la obra edifiquemos con calidad.
Recordemos las palabras del amado apostol pablo; “Porque es necesario que
todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno
reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea
malo.” 2ª Corintios 5:10.