Anda di halaman 1dari 5

Informe Descargas Parciales

INTRODUCCIÓN:

En ingeniería eléctrica, el término descarga parcial (PD) hace referencia a una ruptura dieléctrica
localizada en una pequeña región de un sistema sólido o líquido de aislamiento eléctrico sometido
a condiciones de estrés de alta tensión que no puentea el espacio entre dos conductores.

Una descarga de tipo PD puede dañar el material de aislamiento circundante por la erosión del
aislamiento. Además, los gases corrosivos emitidos por una fuente de descargas de tipo PD pueden
producir daños adicionales al aislamiento circundante y a las piezas metálicas, estableciendo zonas
adicionales sujetas a descargas de tipo PD. A la larga, el medio aislante puede fallar produciendo
llama, y esta, a su vez, daños en los aparatos eléctricos, interrupciones del suministro eléctrico,
incendios y explosiones.

DESARROLLO:

Una descarga parcial (DP) es un fenómeno de rotura eléctrica que está localizado en un medio
aislante, entre dos conductores que se encuentran a diferente potencial. Las descargas parciales
ocurren debido a la existencia de un campo eléctrico elevado no uniforme y tienen como efecto el
deterioro a lo largo del tiempo del sistema de aislamiento, es decir reduce su vida útil (ruptura de
la rigidez dieléctrica).

La descarga parcial se produce por el estrés dieléctrico causado por la presencia de un voltaje alto
y no homogéneo en los materiales de aislamiento. Las principales causas por las que aparece la DP
son:

 Distribución no homogénea del campo eléctrico.


 Presencia de burbujas en aislamiento sólidos y líquidos.
 Efectos puntuales que localizan el estrés dieléctrico en el aislamiento.
 Presencia de humedad, grietas o arbolescencias de agua.
 Presencia de contaminantes en la superficie de aislamiento.
 Tensión que excede la rigidez dieléctrica de los materiales aislantes.

La gran ventaja que nos ofrece la prueba de DP es que permite analizar y diagnosticar el equipo
durante la operación normal del mismo, ya que una caída de la intensidad de las DP se produce justo
antes del fallo. Una vez detectado el problema se programaría la parada para realizar la acción
correctiva.

Las descargas parciales se engloban en 4 grupos principales:

Interna

Las descargas internas son normalmente debidas a cavidades dentro del aislamiento eléctrico. Las
cavidades son puntos débiles dentro del aislante y son producidas normalmente por una mala
fabricación o debidas al envejecimiento del material.

El campo eléctrico existente dentro de una cavidad es igual o superior al campo eléctrico que rodea
al aislamiento. Esto es porque el gas tiene una rigidez dieléctrica inferior que el aislamiento que lo
rodea y como resultado, las cavidades son puntos débiles dentro del aislamiento, donde se inicia la
actividad de la DP.

La siguiente figura muestra cómo la DP emite pulsos en relación con la tensión aplicada. En esta
figura Vc es el voltaje en la cavidad que es una fracción del voltaje aplicado Va. Cuando el voltaje en
la cavidad alcanza U +, que es el voltaje de ruptura del gas dentro de la cavidad, se produce la
descarga y el voltaje en la cavidad cae a V + donde la descarga se detiene.

Debemos tener en cuenta que la humedad y el contaminante ambiental pueden formar capas sobre
el aislante. Esta capa no deseada es una ruta a la corriente de fuga sobre la superficie del aislador.
Esta corriente producirá calor en la superficie y generará evaporación que causará interrupción física
en la capa contaminante.

Se generan grandes diferencias de potencial sobre las lagunas en la capa de contaminantes y


pequeñas chispas pueden cerrar esas brechas. El calor de las chispas provoca la carbonización del
aislamiento y conduce a la formación de pistas de carbono permanentes en la superficie.

Bajo tales condiciones, este proceso se desarrollará con el tiempo y eventualmente llevará a una
descarga disruptiva y una falla completa del aislamiento.

Superficial

Debemos tener en cuenta que la humedad y el contaminante ambiental pueden formar capas sobre
el aislante. Esta capa no deseada es una ruta a la corriente de fuga sobre la superficie del aislador.
Esta corriente producirá calor en la superficie y generará evaporación que causará interrupción física
en la capa contaminante.

Se generan grandes diferencias de potencial sobre las lagunas en la capa de contaminantes y


pequeñas chispas pueden cerrar esas brechas. El calor de las chispas provoca la carbonización del
aislamiento y conduce a la formación de pistas de carbono permanentes en la superficie.

Bajo tales condiciones, este proceso se desarrollará con el tiempo y eventualmente llevará a una
descarga disruptiva y una falla completa del aislamiento.
Corona

La corona es un tipo de descarga que ocurre alrededor de puntos de conducción agudos a alta
tensión cuando el gradiente de tensión, excede un valor crítico. El efecto corona se produce por la
ionización del medio que rodea un conductor, también puede ocurrir en un punto marcado al
potencial de tierra, además puede ser visible en forma de luz, típicamente un brillo púrpura, ya que
la corona generalmente consta de microarcos.

El efecto Corona es un proceso de baja energía, pero, durante un período de tiempo prolongado,
puede degradar sustancialmente el aislamiento, causando fallas debido a la ruptura dieléctrica. Es
decir que la presencia de efecto corona puede reducir la confiabilidad de un sistema de aislamiento.
Además, debemos destacar que los efectos de corona son acumulativos y permanentes, y la falla
puede ocurrir sin previo aviso.

El efecto corona puede generar:

 Luz
 Radiación ultravioleta
 Sonido (silbido, crujido causado por la expansión de gases visibles)
 Ozono
 Nítrico y otros ácidos
 Sales (a veces vistas como depósitos de polvo blanco)
 Erosión mecánica de superficies por bombardeo iónico
 Calentamiento (generalmente ligero y especialmente en material aislante)
 Depósitos de carbono, creando un potencial camino de arco

En el caso de la aparamenta eléctrica, si el equipo incluido no está bien ventilado, la ionización


puede reducir la resistencia dieléctrica del aire y la distancia de aislamiento más corta
eventualmente causará un arco eléctrico de alta energía de fase a fase o de fase a tierra. La
acumulación de ácido nítrico dentro de un espacio cerrado como el tablero de distribución con
aislamiento de aire creará marcas de carbono en los materiales aislantes. El bombardeo de iones
también destruye
algunos materiales
sólidos de aislamiento, convirtiéndolos eventualmente en polvo.

Arborescencia eléctrica

La arborescencia eléctrica se origina a partir de un punto defectuoso como un pequeño vacío de


gas, un borde de electrodo agudo o una partícula metálica; en donde el campo eléctrico es alto. Esta
descarga parcial puede generar ozono y luz ultravioleta y con el tiempo reaccionar con el material
dieléctrico circundante y causar la descomposición generando así un nuevo vacío. Este punto débil
puede crecer y crecer con el tiempo formando un árbol dentro del aislamiento. Este árbol puede
crecer hasta el punto que causa una rotura completa.

Medida y detección de la descarga parcial

Cuando se inicia la descarga parcial, aparecen pulsos transitorios de corriente de alta frecuencia
cuya duración oscila entre los pocos nanosegundos y el microsegundo; luego desaparecen y vuelven
a aparecer repetidamente. Las corrientes procedentes de descargas de tipo PD son difíciles de medir
a causa de su pequeña magnitud y corta duración. El evento puede detectarse como un cambio muy
pequeño en la corriente consumida por la muestra sometida a prueba.

Existen, no obstante, otros métodos que permiten realizar medidas en campo y, aunque no resultan
tan sensibles como las medidas que describe la norma IEC, son notablemente más apropiados. Las
medidas en campo deben ser, por necesidad, rápidas, seguras y sencillas si están destinadas a su
aplicación por propietarios y operadores de equipos MT y AT.

Las tensiones transitorias a tierra (TEV) son picos de tensión inducidos en la superficie de las piezas
metálicas circundantes. Estos se producen porque la descarga parcial crea picos de corriente en el
conductor y, por tanto, también en las piezas metálicas conectadas a tierra situadas en las
proximidades del conductor. Los pulsos TEV están repletos de componentes de alta frecuencia,
como resultado de lo cual el conjunto metálico del sistema conectado a tierra presenta una
considerable impedancia a tierra. Es el origen de los picos de tensión. Estos permanecen en la
superficie de las piezas metálicas circundantes (hasta una profundidad de 0,5 micras en acero dulce
a 100 MHz) y forman lazos de corriente alrededor de la superficie exterior allí donde exista una
discontinuidad en la estructura metálica. Existe un efecto secundario por el que las ondas
electromagnéticas generadas por la descarga parcial generan también picos TEV en las piezas
metálicas circundantes, actuando tales piezas metálicas como una antena. Los picos TEV son
fenómenos muy útiles para detectar y medir descargas parciales, ya que pueden detectarse sin
efectuar conexiones eléctricas ni retirar ningún panel.1

Las medidas ultrasónicas se basan en el hecho de que una descarga parcial emite ondas sonoras. La
banda de frecuencia de las emisiones suele centrarse en 40 kHz, pero se extiende hasta el área
audible en el caso de descargas extremadamente perjudiciales. Las descargas internas no emiten
ultrasonidos. La utilidad de la detección ultrasónica está, por tanto, restringida a descargas
superficiales y descargas en corona.

La detección del campo electromagnético permite captar las ondas de radio generadas por la
descarga parcial. Como ya se ha indicado anteriormente, las ondas de radio pueden generar picos
TEV en la estructura metálica circundante. Puede lograrse una mayor sensibilidad de medida,
especialmente a mayores tensiones, utilizando antenas UHF integradas o antenas externas
montadas en separadores aislantes instalados en la estructura metálica circundante.

CONCLUSIÓN:

La medición de descargas parciales representa un complemento en el ensayo de alta tensión y forma


parte de los ensayos de rutina y de tipo de numerosos equipos eléctricos. Es uno de los métodos no
destructivos más importantes para detectar fallos en el aislamiento de equipos eléctricos.
Normalmente, el material aislante se rompe en un punto débil interno que, previamente, ya ha
mostrado actividad de descargas parciales. De esta forma, la medición de descargas parciales puede
ayudar a evitar daños más costosos. La medición de descargas parciales se utiliza, por lo tanto, para
controles de calidad y el diagnóstico en fábrica, así como durante el ensayo in situ de cables, GIS,
transformadores de potencia y transductores o en máquinas rotativas y sus componentes.