Anda di halaman 1dari 15

3...

LAS LAMINAS DEL T.A.T.


C(IMO ESTIMULOS

SELECCION DE LAMINAS DEL


T.A.T. INDIVIDUAL

P¡efiero dedicar una sola sesión a la aplicación del


T.A.T., tanto Pafa ahorrar tiempo
que habitualmente se obtiene un
en la aplicación e interPretación, como porque creo
y por esta razón debo
grado Optlmo de material con l0 a 12 láminas aproximadamente
las láminas en cada
á..i, Ag*u, palabras acerca de los criterios que sigo para selecciona¡
caso.
en cualquier caso porque nos
Creo que existen ciertas láminas que deben usarse
que aparecen en cada caso'
p.opor"ionun datos acerca cle 1os problemas dinámicos básicos
ñuturrl."rt", todas estas afirmaciones reflejan mi proPia exPeriencia. Aunque
esta es
historias traídas por los estudiantes
considerable y, ha sitlo enriquecida por las miles de
curso, mis propias experiencias
de mis cursos de T.A.T. como parte tle los requisitos del
de otros investigadores' Mis afirma'
necesariamente diferirán en uno u otfo Punto de las
y no como verdades del evan-
ciones, por lo tanto, deben ser tomadas como empíricas
gelio.
l 2' 3VH' 4' 6VH'
Ias liíminas que considero esenciales para cualquier hombre son; '
las mujeres' considero
7VH, 11, 12H y 13HM y deben presentarse en este orden' Para
esenciales: lz 1,2,3YH,4,6NM, 7NM, 9NM, 1l,13HM'*

- que
gn rxq, A,¡. Hadman dLigió una investigación y como parte de ésta pidió a 90 psicólogos
etegt conjunto estánda¡' Fue muv alta b consi§tencia
;;ttfú; hs Émi¡as det T.A.T. para un
lug¿r y-quedaron clasific¿da§ en el
"rr*
i* ¡""", para las 10 lámittus qu" eligieron en10,primer
t2H' 8VH' E§ta se¡ie diflere en que no
rüul"n," .ta-, 13HM, l, 4, ?VH, 2, 3VH,
6VH,
t" lámina 11, y en su lugar esL'án la 10 y la 8VH Estoy en cierto dcaacuerdo con estas
que se espera y a veces
áii"r"rout y en la actualidad acepto que ta I I no siempre e§ todo lo-útil
"Jntien"
¡ecomienda un con-
.r. li ro v'r" gvH además de las l,áminas que elegí originalmente, Ha¡tman 6VH' 7VH' 13HM y 8VH'
1,2,3VH' 4'
¡r*nt. u,¡"iá-¿"f f.e.T. que consta de 8 láminas, a saber: jueces ñe úento fucrte-
L fZg fr" clasiñcada "r, no""no lutar pot el 4't.8% de los Todavía
ñüas a la Púcotefapia, ya que
."* ¡"ri""ao a inclui¡ dicha támina si la prueba se aplica con
y et terapeuta' El Dr' Hart-
esta lárnina revela muy flecuentemente actitudes hacia la terapéutica
que en "Un conjunto básico de
i- i" rl¿. roy g"niil en permitirme el citar su cuadro ¿Pa¡ece
Techniquc§ and Person¡l-
i¡.r.- sai"-T.l.f. S;t") por A.H. Hartman, Joumsl of hojective
C'n
ity Assessment. Vol.34, No. 5, 1970.

58
r
I

Las üminas del T.A.T. como estímulos 59

[¡s respuestas que esp€ro para c¿da lámina serán discutidas más adelante. Baste decir
aquí que las 9 láminas elegidas me parece que investigan todas las relaciones humanas bá-
sicas. Se incluye la lámina 3VH para las mujeres, porque he observado que funciona tanto
para hombres como pÍ¡ra mujeres y que produce historias más ricas que su equivalente
3NM.
A estas 9 láminas básic¿s se deben añadir una, dos o tres láminas específicas que sean

necesarias para entender a una persona particular de acuerdo con los datos obtenidos en la
l, historia del caso (m.isrna que, idealmente, debería estar disponible o ser tomada muy bre-
vemente). Si el paciente viene con un problema marital, inclui¡emos todas aquellas lámi-
nas que pueden sacar a relucir problemas en las relaciones hombre-mujer. Si el paciente
viene con una depresión, deberán ser incluidas todas las láminas relacionadas con los
temas de agresión y suicidio. Si parece tratarse de una depresión reactiva a la muerte de
un ser querido es indispensable us¿r la lámina 15; posiblemente la lámina l2H también
orar tiempo despierte este tema. Si un paciente parec€ tener miedos homosexuales, pueden ser in-
, obtiene un clüdas las láminas 9VH, 10, lTYH y l8WI. Con flexibilidad y alguna economía, se pue- .t

r razón debo den manejar de la misma manera muchos otros problemas. 'i
'il
rinas en cada Sin duda alguna existen muchas áreas de la vida que no están representadas en las ,I
:,1

liíminas del T.A.T. en la forma que uno desearía. Por esta razón, se han hecho modifica-
porque nos ciones para otras edades, como el M.A.P.S. el Symonds y el C.A.T. Pruebas como la de 1i

9n c¿da c¿so. Hom-Tomkins llenan otras necesidades (industriale$. Mursteinmr discute el área general ,l

mque esta es de las modificaciones temáticas. .ri

i!
s estudiantes Aún no se han establecido experimentalmente normas para el equipo "normal" o
I

.experiencias para los distintos grupos diagnósticos, aunque sí se están realizando investigaciones para
ri
. Mis afrma- establecer las normas para diferentes grupos. I-as observaciones hechas más adelante, :l
,.|

des del evan- aunque no están fundamentadas en la evidencia experimental, sí poseen la sanción de la
práctica. Los pocos datos empíricos hasta ahora disponibles están basados en muestras ,i
tan pequeñas que pueden resulta¡ erróneos. Así pues, el estudio de Rosenzweig y Fle.
lvH,4,6VH,
ming24 es excelente por su expo§ción del método usado, pero cita normas que son muy
es, considero
divergentes de mi propia experiencia; con toda seguridad se trata del resultado del artifi-
cio del muestreo.

psicólogos que
la consistencia
¡silicadas en el
[ie¡e en que no TEMAS TIPICOS
rcrdo con estas
y a v@es
,§pera
mb¡da un con-
, l3HM y 8vH. LAMINA I
c ri9¡to fuortc
,te¡apia, ya que
¡. El Dr. Hart- Un qiño está contemplando un üolín que está sobre una mesa.
iunto básico de
Esta es la únic¿ lámina insustituible en el T.A.T-, hasta donde se pueda hacer esta
es ¡nd Perso¡d-
atrmación. Si se me permitiese r¡sar solamente una lámina, yo eleúía ésta para intentar
formular afirmaciones acerca de toda Ia personaliclad.
I
Ias lámitws del T.A.T. como estímulos (Capítulo 3)
60

El gran vator de esta lámina estriba en el hecho de que es ideal para inicia¡
la §tua-
en los adtftos
ción de prueba. No es amenazante y produce un sentimiento de ensueño t,
y adolescentes.
En cuanto a los temas, esta liimina por lo común conduce a una fácil identiñcación
las figums de los padres.
det sujeto con el niño y saca a la luz la relación que existe con
percibidos como agresivos,
es aeci¡, generalmente resulta evidente si los padres fueron
de enterarnos de la relación
dominantes, serviciales, comprensivos o pfotectore§. Además
á.t ,upto con sus padres, también nos damos cuenta de § existió una relacion
especial
conflicto entfe auto-
con alguno de ellos. Ffecuentemente, obtenemos temas acerca del
no*í" y sumisión, y ante la autoridad en todas sus vastas variaciones y diferentes carac- ..

terísticas.Porejemplo,unsujetopuedetratafdeescapardelasórdenesdelospadres
y tocar
pa¡a practicar el üolín jugando en la calle, pero al final siente que tiene que entra¡
ulotin; o puede fugarse de la casa; o bien, se describe al héroe desobedeciendo a
sus i.

"l
padres y haciendo lo que a él le gusta y más tarde fracasa porque no obedeció
a sus pa' t
todo le
dres. Así, mientras un sujeto se siente culpable por ser autónomo, en otros casos t
esta liámina es especial-
sale bien después de desprenderse de sus padres. Por lo tanto, !
mente útil cuando se usa con los adolescentes. I¿ otra necesidad
que, con frecuencia,
esta l¿ímina pone de manifiesto es la de logro. Es importante
ver cómo se logra el éxito' l.

en un nivel de fantasía o en un nivel de realidad' t


Finalmente,observamosquelossujetosdanrespuestassexualessimbólicasaesta
de cuerda, con
lámina. El toca¡ las cuerdas del violín, el tocar con cualqüef instrwlento
frecuenciaessímbolodelamasturbación,ylosmiedosporlacast¡aciónamenudoestán
están rotas. I¡ relación
fepfesentados pof la insistencia del sujeto en que las cuerdas
relación entre hombre y
el urco y el violín frecuentemente es consirterada como la
"nir.
mujer.El<lominiodelüolínconfrecuenciaestáimplicandounafusióndelastenden.
i-prl.iu", sexuales y las tendencias al éxito: *r capaz de toca¡ el üolín igual
que
"i."
PAPá.
sexual cuando se rompen el vio'
Se puede expresar agresión, con o sin connotación
línoela¡co.l¡ansied¡dligadaalsuperyósepuedemanifestarenlashistoriasenlas
quesedicequeelniñoestáciego;estoesprobablementeunaexpresióndemiedosde
castración relaiionados con deseos voyeuri§tas'
aparece de una manera
imagen corporal, en un sentido más amplio la autoimagen'
Ia
significaüva en esta Lámina. Con frecuencia el violín y con menos
frecuencia el arco'
del niño s€ utiliza con
son las imágenes que se Prestan a ello, aunque también la imagen
estepropósito'Puedenapareceralusionesalhechodequeelüolínestéfotoomuerto
po. á.niro y mudo, revelando así el sentimiento de que no funciona bien' o
de estar

mudo.Laalusiónala..muerte',porlogeneralindicasentimientosdeunsevefoempo.
pensar en la esquizofre-
brecimiento emocional, at gratlo de que este hecho nos permite
lisiado, indicando
nia en el caso de un diagrósüco diferencial. En ocasiones se ve al niño
con ello que la imagen corporal es inadecuada'
I:s preocupaciones obscsivas se hac€n obvias cuando el sujeto se interesa en el papel
pautado o .n il deurruglado del cabeüo o en una manchit¿ negfa presente en la mayoría
áe las láminas I que he visto; en estos casos se hace referencia a algo
que está sucio.
j[l
lil

I¿s limi¡ws del T,A.T, conto estímulos 6t iLl

lr
Ha sido una experiencia asombrosa el notar que existe un buen número de sujetos
sin defectos visuales, con una inteligencia normal y no psicóticos que no advierten el
violfn, a juzgar por sus historias espontáneas. Al hacer la encuesta, se dan cuenta de é1.
Nunca he entendido cómo y por qué ocurre esto. En ninguno de los casos he visto que
hubiese una razón válida para sospechar que los factores culturales pudieran estar impü-
cados. Sólo puedo inferir tentativamente que sean las implicaciones sexuales que simbó-
[camente tiene el hecho de toc¿¡ el violÍn las que posiblemente causen una ceguera de
este tipo o la deformación aperceptiva.

Frecuentemente, el üolín, por el hecho de esta¡ abajo, es identificado como feme-


nino y el iuco como masculino y toda la historia que gira alrededor del hecho de tocar el
violín puede entonces interpreta¡se como actiüdad sexual.

LAMINA 2

Vista campestre. En el primer plano está una joven con libros en la ma-
no; en el fondo están un hombre trabajando en el campo y una mujer de edad
que está observando.
P
Esta lámina generalmente ofrece indicaciones excelentes acerca de las relaciones
familia¡rs del sujeto. Aun los hombres se idenüfican, porlo general, con la joven porque
ella es, definitivamente, la figura central de la lámina, ofia vez, son las variaciones de los
temas de autonomía de la familia versus la sumisión a lo que es conservador, a la existen-
cia retrógrada los que aparecen con mucha frecuencia. Estos temas muestran el tipo de
divergencia que existe entre el sujeto y la familia. Los temas edípicos y la rivalidad entre
hermanos son temas floridos.
Para nuestros propósitos es mucho más provechoso fijamos en el trato que el sujeto
da a la mujer que está apoyándose en el árbol, la cual a menudo es vista como embaraza-
da. Se puede obtener mudra información a partir de la manera en la que el sujeto maneja
la apercepción del embarazo. Este puede ignorarse completamente o puede indicar la in-
formación que los sujetos de todas las edades tienen acerca del emba¡azo.
h ñgura del hombre puede proporciona¡ actitudes heterosexuales u homosexuales;
los hombres pueden admirar exageradamente su musculatura, etc.

En esta lámina, que contiene relativamente una gfan cantidad de objetos, los sujetos ti

obsesivocomprf sivos comentarán, entre otros casos, los pequeños detalles como el lago
en el fondo y la diminuta figura en el fondo de tal manera que virtualmente permite hacer
el diagnóstico de tendencias compulsivas. A veces la mayor parte de las observaciones
están dirigidas al caballo,lo que posiblemente indique un fenómeno regresivo y de escape.
De la misma manera la defensa puede ser la preocupación obsesiva por los pequeños deta-
lles o verse a tra\és de las quejas porque los surcos no estiin derechos. De nuevo, las his-
torias a esta lámina frecuentemente son removidas tanto en el tiempo como en el espacio,
como una forma de ¡emoción de los propios conflictos.

j,r
Las üminas del T.A.T. como estímulos
( C¿pínlo 3 )
62

los sexos la manera en la que se discute


Añade mucha información sobre el papel de
(ya sea como un campesino dominado por la
la relación de las dos mujeres con el hombre
mujer, o como un padre, esposo o hermano)'

LAMINA 3VH

de un muchacho
En el suelo, contra un sofá, está la forma acurrucada
al muchacho está un
con la cabeza reclinada sobre su brazo derecho' Junto
revólver en el suelo-
más útiles' Como ya se mencionó'
Esta lámina también pertenece al grupo de las
rápidamente' viéndola como
también puede aplicarse a las mujeres (éstas se identifican
,""*r¡arobien,laidentificacióneslatente)'Losdatosestadísticosacercadelporcen-
pueden ser muy útiles para investi
taje de hombres que ven a esta figura como un hombre
parte de los hombres ven un
ga"ion., futuras. Empíricamente hablando' la mayor
es vista por hombres como una figura
hombre en la figura acum:cada; si dicha figura
punto que hay que tener Presente' no para
femenina, esto fuede considera¡se como un
hacereldiagnóstico,sinopafatenefencuentafactoresderrnaposiblehomosexualidad
evidencia de este tipo en otras láminas '
latente, que-puede ser confirmada si aparece una
sobre
l¡ manera en que se percibe el objeto que está a la izquierda da mucha información descrito
Oficialmente este objeto es
los problemas que existen en telaciótt a la agresión'
como pistola; es interesante observar
como pistola. Algunos sujetos lo pueden reconocer
como agresión hacia el exterior
la manera en que se maneja la agresión: si es manejada
está dirigida contra sí mismo (por
(por ejemplo, ei héroe ha disparado a otra persona)' o si
dirigida hacia el exterior'
.¡"-pio le han disparado al héroe o éste se suicida)' Si está
'
,eráinter"rurrt.verquélepasaalhéroe:siesteescastigadoseveramenteosiescapa;esta
de la fuerza del superyó del sujeto' Pof otra
clase de protocolo nos da una noción acerca
a un suicidio en una depresión'
parte, queremos tener la clave de qué es lo que conduce
Es obvio que esta lámina es imprescindible
cuando se trata de pacientes deprimidos' I:
inofensiva' Esto podría indicar
pistola puede convertirse e" r- ¡uguete y así volverse
negación, pero es importante enteiarse de
ello verihcando la congruencia con otras his'
no entrar realmente dentro de
torias, porque puede tratarse de un escape artificial Para
que simplemente estamos tratando con
la historia pero puede corresponder aI hecho de
un sujeto sírno que no tiene !*cesiuu agresión def inida
ni al exterior ni c¡ntra sí mismo.
latente' puede negar ia presencia de
Cuando un sujeto tiene que reprimir su agresiüdad
r¡n hoyo en el piso' como una
la pistola, omitir cualquier referencia a ella' verla como
manifestará un gran conflicto alrededo¡ de la
cigarrera o bien pasarla por alto' A veces se
ha llevado a un cuadro compulsivo' a
agresión, partict¡larmente cuando dicho conflicto
que pudiera ser el objeto.
tiavés de la vacilación del sujeto acerca de lo
corporal: la figura
Aquí también puede aparecer información acerca de la imagen
puede ser vista como lisiada, extremadamente enferma' etc'
sí por solo' un
El hecho mismo de que una historia se refiera al suicidio ' no tiene'
significadopronóstico.Solamentesidichahistoriacoincideconunagrancantidadde
?) Las lámirus del T.A.T. como estímulos 63

te agresión latente dirigida contra sí mismo, un superyó seveto y una gran preocupación
la con la agresiüdad debe considerarse el suicidio como una
posibilidad seria.

LAMINA 3NM

Una joven está de pie, cabizbaja; cubre su rostro con la mano derecha.
Extiende su brazo izquierdo hacia adelante contr¿ una puerta de madera.
Esta es una liímina que puede también poner de manifiesto sentimientos depresivos.
Sin embargo, se ha visto que es más útil usar la lámina 3VH con mujeres porque pueden
5, identifica¡se fácilmente, como ya se señaló antes.
ro
It-
:i LAMINA 4
m
ra Una mujer está apretando los hombros de un hombre cuyo rostro y cuer-
É po se ven que se alejan, como si él intentara reti¡arse de ella.
d Esta lámina despierta una gran variedad de necesidades y sentimientos respecto a las
s.
relaciones hombremujer. Se encuentran a menudo temas de infidelidad y puede aparecer
te
la actitud que tiene el hombre hacia el papel de las mujeres. Ella puede ser la protectora
:o
que intenta apartarlo de una situación a la que se precipite sin haberla considerado lo su-
¡r ficiente o que intenta retenerlo para malos propósitos. En la misma forma, se hace apa-
)r rente la actitud de la mujer hacia los hombres vistos como agresivos con ella.
)I
Cuando a la mujer se le ve como a algüen poco común se le identifica como perte-
f,
neciente a un grupo minoritario y entonces aparecen los sentimientos que edsten hacia
ia
dicho grupo.
:a
l. Otro óbjeto de interés en la lilmina es el semidesnudo que está en el fondo y al que
a perciben las dos terceras partes de la gente . Si no se percibe o no se le discute para nada,
tr esto constituye la clave para suponer la existencia de un problema sexuel. Por otra pafe,
s- el semidesnudo puede ser visto como un póster o como una figura real despertando con
.e ello temas de celos. No es claro a que se debe el que el semidesnudo sea visto como póster
n o como una persona üva. Hay una posibilidad de que exista un elemento defenúvo al
). verlo como un póster.
e
,.4

a LAMINA 5
a
Una mujer de edad media que está de pie en el umbral de una puerta se-
miabierta, y mira hacia el interior de un cuafo.
a
Esta lámina se interpreta frecuentemente como la madre que está espiando distintas
actiüdades. A veces llega a ser una historia simbólica de temor a que se observe la mas
n
turbación; la marlre puede estar interesada en forma bondadosa en como est:í el niño o
.e
(epírulo 3)
Las üminas del T-A-T' como estímtios
64

haber llegado talde' El material voyeurlstico


es
reprenüendo al sujeto por
bien se la ve
son historias O*."¡t'1-"1'T11.1^".1*
muy frecuente v en realidad fo O'" "n*t* "1r'*
especialmente en muJeres'
aquí aparece el miedo a ser atacedo'
cena primaria. También a fanta-
robo' en tanto que en los hombres despierta
miedo que se refleja en historias de
slas de rescate en el sentido
p§coanalítico'

:
LAMINA 6VH

Unamujermadu¡adeestaturabajaestádepieydeespaldasaunhom.
y con una expresión de perplejidad'
bre joven y alto. Este está cabizbajo
sexo masculino ' y en ella se refleja
todos los
Esta lámina es indispensable para el y otras
e hijo y sus derivaciones hacia la esposa
problernas de las relaciones entre madre
que se dan a esta lámina reco-
los temas edípicos. Ias historias
ñ;; son frecuentes
fundamental al que solamente le haría
justicia
rren Ia gama completa Ut *i" *"¡*"a
una monografía.

LAMINA 6NM

sofá mira hacia atrás por sobre sus


Una joven sentada al borde de un
con una pipa en su boca y quien
parece
hombros, a un hombre de mayor edad
dirigirse a ella.

",i,:T]**::: I:S"::j'"'":i:i;
se pretende que esta lámina sea.en lariaal
,"'J.ff TJ"i,';;i;;;;;ilEsprobabre.o*"Y11'-111i:TI'-'"'"t"T*
;1t;ffi';J;;:;iil; no e' "omo 1" *:*" u:'-l:01"^1'i:i:.ff::i,::
'¡to
un contemporáneo, al que se le adjudican
forma manifiesta) sino m¿ís bien como
agresor o seductor'hast:':-ti1fl1T:i-Tf,T,T:;
serie de cualidades, desde las de
ffi#":"e;;;'-;;;,;; ;;,I"o'"o,,, tío, que probabreme':::11':i::,':,5:::
:ffi?;;#;;;;;;"'¿'"n'tt",1,'*r*-'?."Tlll:"::::T"[1]']t#;
oe ul1 pasrs r\¡e'r¡¡,.sv ' vv'r'"
muy útil' pero lo mejor que tenemos
es en la actualidad para
En la lámina no es
"orr¡unto, asPecto.
investiSar este

LAMINA 7VH

Unhombrecanosoestámi¡andoaunjovenqueest.imalhumoradomi.
rando fijamente al esPacio'
un hombre grande y uno joven es indispensable inves
Esta lámina en Ia que aparecen
(en hombres) a través de las actitudes
tigar las relaciones p"d*-hÜ";;;;"* '* 'utiÑo
hacia la autoridad mascrfina'
TI
las üminas del T.A.T. como estímulos 65
il

I.I\MINA 7NM iri

Aparece una mujer mayor sentada en un sillón cerca de una niña a la que
le esta hablando o le está leyendo. I-a niña tiene una muñeca en su regazo y
mira a lo lejos.
Esta lámina sacará a luz la relación madre-hija en las mujeres. Parece despertar acti'
que la niña está mi¡ando a lo lejos y no
tudes negativas hacia la madre debido al hecho de
a la madre. La muñeca a su vez puede reflejar la actitud de la mujer hacia la posibilidad
de tener hijos. Frecuentemente el tema se refiere a la madre que relata un cuento de ha'
das, y los datos más instructivos aparecen en este tema dentro del tema.

LAMINA 8VH

Un adolescente aparece en el primer plano de la lámina. El cañón de un


rifle es visible a un lado y al fondo está una escena borrosa de una operación
quirúrgica, como si fuera una imagen de ensueño.
Esta lámina es muy útil. I-os hombres generalmente se identifican con el muchacho
que está en el primer plano. Los temas esenciales que se desarrollan se cent¡an o en la
agrcsión (le dispararon a algüen y ahora está siendo operado al fondo), o en historias de
ambición (el sueño de un muchacho de llegar a ser médico, por ejemplo). I¿ escena de la
operación puede despertar el miedo a ser mutilado mientras se está en una actitud pasiva.
El que el rifle de la izquierda sea o no reconocido, y que se haga con el, plantea problemas
semejantes a los de la pistola de la lámina 3VH. t-a manera en que se describen los perso-
najes (por ejemplo, la actitud hacia el médico visto como una persona de más edad o hacia
la persona que está úendo operada si se le ve como figura patema con frecuencia nos da ta
clave de una relación edípica.

Los psicólogos académicos han atacado frecuentemente la inferencia clínica de que


el rso de menciona¡ el arma en esta u otras láminas del T.A.T. es indicador de una hosti-
lidad severa diciendo que es "malo si lo haces y malo si no lo haces". Sin embargo, este
hecho ha sido verific¿do experimentalmente por Eriksen.e

LAMINA 8NM

Una joven sentada, apoyando su barba en la mano, y mira al espacio.


Casi cualquier tema se puede producir de esta lámina, por lo comú,n de una superfi-
cial naturaleza contemplativa. Yo ra¡a vez la he encontrado útil.

LAMINA 9YH

Cuatro hombres en trajes de mecánico descansan acostados en la yerba.


I
$
Las ümi¡us del T.A.T. como estímulos ;,
(Capítulo 3)

Esta es otra lámina importante para descubrir las relaciones entre hombres de la mis-
ma edad. Entre otras cosas, puede proporcionar material acerca de las relaciones sociales
en general (a saber, con cuál de las figuras se identifica el sujeto). En casos extremos, el
sujeto puede identifica¡se con alguien fuera del grupo al que mira de soslayo, o puede ser
parte o aun el centro del mismo grupo. Aquí también pueden hacerse evidentes tenden-
cias y miedos homosexuales. los prejücios sociales pueden sacar a la luz cuando, por
i ejemplo, las historias se refieren a vagabundos.

LAMINA 9NM

Una joven con una reyista y una bolsa en la mano mira por detrás de un
á¡bol a otra joven con vestido de fiesta que corre a lo largo de una playa.
Esta es una lámina inapreciable para adquirir información acerca de los sentimientos
entre mujer y mujer, y en especial para hacer eüdentes la rivalidad con la hermana o la
hostilidad entre madre e hija. Es muy importante en los casos que se sospecha depresión
y tendencias al suicidio, porque en estos casos es frecuente que se vea a la joven de abajo
corriendo hacia el ma¡ presa de pánico. La suspicacia, aparece en las historias en las que
se suplante que una de las mujeres espia con malicia a la otra. Este hecho puede aparecer

I
en forma tan intensa como p¿rIa garantizar la condición de paranoia. En ocasiones se in-
lt troducen hombres en las historias a esta lámina, ya sea, con implicaciones románticas o
I
con connotaciones agresivas. con frecuencia ap¿uece una figura masculina en la historia
I
atacando "sexualmente", una de las mujeres huye de él y la otra üene a rescata¡la. Otras
la historia se refiere a que una, otra o ambas mujeres corren
veces, a recibi¡ al amado hace
mucho tiempo perdido y que llega por barco.

LAMINA IO

l-,a cabeza de una joven recargada en el hombro de un hombre.

Esta lámina pone de manifiesto la relación de hombres y mujeres. Si un hombre in-


terpreta la lámina como un abrazo entre varones, esto es un índice de homosexualidad
latente o de problemas de esta naturaleza. Si tanto hombres como mujeres interpretan la
Iimina como una relación hombre-mujer lo interesante es ver si se trata de una historia
de recibimiento o de despedida; cuando aparece el tema de la despedida, lo que hay son
necesidades hostiles latentes.

LAMINA II
Un camino bordeando tur profundo abismo entre altas montañas esca¡-
padas. En el c¿mino a distancia hay ñguras obscuras. De un lado de la pared
roc<¡sa salen la gran cabeza y el gran cuello de un dragón.
iif
T
I
:

) Lqs Liminas del T.A.T. como estímulos 67 I:

I¿ l¡ímina I I es particulamente útil porque actúa sobre la gente enmascarando su


contenido y hay así menos defensa contra la l¡ímina, si bien asusta a algunas personas.
Esta l¿ímina despierta muchos miedos infantiles o primitivos, porque los animales permi-
ten proyectar tales emociones. Si un paciente tiene temores de ser atacado, ésta es una
lámina muy útf ya que ¡evela¡á los rasgos más sutiles y característicos de dichos temores,
(por ejemplo, por el símbolo frílico del dragón). Son frecuentes las historias de agresión
oral. Esta lámina ofrece buenas oportunidades para hacer resaltar el estado de ánimo del
paciente: si el héroe escapa y si escapa, cómo Io hace.
La ansiedad, en común con otros síntomas psicopatológicos, es expresada a menudo
en el contenido y éste cambia bajo la influencia de factores cr¡lturales. Por ejemplo, en la
Edad Media se pensaba que las alucinaciones eran debidas principalmente a la influencia
del demonio y de otras fuerzas sobrenaturales. A principios del siglo XX, la electricidad y
más tarde las ondas del radio, entraron en el contenido alucinatorio y delirante, y aún
puedo recordar üvidamente al primer paranoide con que me encontré y que sentía que se
estaba influyendo sobre él mediante un rada¡. De la misma manera, el miedo a la destruc-
ción, frecuentemente despertado por esta liimina, aparece en historias acerca de ur holo-
causto atómico que arrasa con todo a su paso. Cuando dichas historias se refieren a
cualquier cosa muerta, pueden estar indicando urr estado intrapsíquico de severo empo-
brecimiento emocional.

)
I LAMINA I2H
s

Un joven está acostado en un diván con los ojos cerrados. Inclinándose


sobre él está la forma demacrada de un anciano quien está extendiendo su
ma¡o sobre el rostro de la figura que yace.
Esta es una lámina muy importante para indicar las cualidades de la relación de un
joven con un úejo y en especial para despertar el miedo a la homosexualidad pasiva y
el miedo a estar bajo el dominio de personas investidas de superioridad.

Las historias acerca de esta lámina pueden revelar si la pasiüdad es ego sintónica o
si es grandemente temida; a veces, el hombre que ostá en posición vertical es visto como
seruicial, prestando ayuda, dando consuelo, etc. . ., y no se expresa ninguna ansiedad.
,ii
otras veces es visto como ejerciendo una influeneia maléfica, por ejemplo, por medio de
la hipnosis, o como atacando o habiendo atacado a una víctima indefensa. I
Rapaport2l? afirma que esta lámina puede pronosticar el éxito terapéutico. En
cuanto a que una total pasiüdad no amenazante, pueda hacer la terapia más difícil, esta
afirmación es correcta, pero en cuanto a que las historias revelen sentimientos positivos
o negativos hacia el terapeuta, se debe recordar que el solo hecho de que se establezca
en
un principio una transferencia positiva o negativa, no es de sigrificación
terapéutica.
Es cierto que las historias de esta
liímina pueden reflejar nítidamente la relación con
el terapeuta, en vista de que el diván y la posición supina pueden reracionane
incons-
cientemente con la situación psicoanalítica o con la actitud generalmente
dependiente
del paciente. Este tipo de historias se presentan para u§rrse
directamente en terapia
1
I

68 Ins ümirus del T,A,T. como estimulos (Capítulo 3 )

como vehículos para el "insight" y la interpretación. El siguiente ejemplo ilustrará este


punto:
"Esto no puede tener muchas historias. El está muerto o ha sido hipno-
tizado. Si está muerto, la persona que tiene su mano ler¡antada sobre él más
bien está haciendo una cosa que no es común. Está tratando de practicar al'
gún tipo de brujería. El otro hombre tiene su rodilla levantada, por lo tanto,
él no parece que esté muy muerto. Reclinándose en una pequeña cama de al-
I
i guna clase. No muy muerto. Probablemente, está esperando algun.i especie
de magia negra del otro compañero. Si está enfermo, ellos están rntentando
rl quitarle su enfermedad. Si está muerto, este compañero está tratanJo de ha'
I
cer cualquier cosa de las que hacen a los muertos Para que él sea aceptado a
,l donde quiera que vaya, si en realidad va a alguna Pafe. Esta lámina parece
más anormal que cualquiera de las otras. Es tan anormal que no u .' cómo
alguien pueda relatar algo que no sea una historia terriblemente a¡ ,'¡'al, ni
rl
siqüera una hisioria, sin §quiera empzar y no necesariamentc 1 'rler que
ti
acabar. Estoy impresionado y asustado. Hipnosis o magia negra".
I

LAMINA I2M

El retrato de una joven. Al fondo, una anciana extraña con un chal en


la cabeza, está haciendo muecas.
Esta lámina pone de manifiesto la imagen que se tiene de la figura mel*rna, pero con
todo, no es una lámina que yo haya encontrado especialmente útil (1"¡ tiecuencia se
convierte en suegra a la imagen de la madre mala. Para apreciar esta tendencia debe to-
m¡use en cuenta que las suegras se han convertido en los recipientes de i';r;ociones nega-
tivas dirigidas hacia la propia madre. El sujeto puede darse cuenta s()iriirlente de los
sentimientos positivos hacia su madre y de inmediato proyecta todos l',: sentimientos
negativos en la figura menos santa de la suegra. Yo creo que esto obc<l':ce a la posición
en la que se coloca a las suegras en tantas caricaturas y chistes.

LAMINA I2VI{

Un bote de remos ha sido arrastrado a la orilla de un río que atraviesa un


bosque. No hay figuras humanas en la l¿imina.
Esta limina está destinada, como las iniciales lo indican a los niños '' las niñas y no
ha dado buenos resultados según mi experiencia. El hecho de que nin¡.,na lámina del
T.A.T. haya sido útil para los niños de edad inferior a los l0 años, mc ::rpulsó a crear
la Prueba de Apercepción temática para niños (C.A.T.).
Esta lámina no ha resultado útil en ningún caso esP€cílico, exceptc .ndo se tlata
de zujetos con tendencias suicidas o que están muy deprimidos. Por lo t;i ',,, esta lámina
despertará historias de alguien que ha saltado o se ha caído del bote de ret;r' '
3) Las ümitus del T.A.T. como estímulos 69

te LAMINA 13HM

Un joven está de pie con la cabeza baja y oculta por su brazo. Detnís de
él está la figura de una mujer acostada en la cama.

Esta es una l¡ímina excelente para descubrir los conflictos sexuales tanto en los hom-
b¡es como en las mujeres. En sujetos muy
inhibidos esta l¡ámina produce un verdadero
..choque sexual", que encontrará expresión en las historias. En las mujeres puede des'
pertar temores de ser violadas o atacadas, o que los hombres abusan de ellas en cualquier
otra forma. En los hombres se hanín eüdentes los sentimientos de culpa hacia la activi-
dad sexual y fácilmente aparecerá la repugnancia existente hacia los homosexuales. Se
proyectarrín los sentimientos entre esPosa y esposo. [¿s historias de carencia económica
no son poco frecuentes y las tendencias orales apareceran en la discusión sobre los senos.
Como esta lámina también contiene una Eran cantidad de detalles, los obsesivo'compulsi-
yos se reconocen fácilmente por su interés en dichos detalles.

LAMINA I3V

Un niño está sentado en el escalón de la puerta delantera de una caba'


ña de madera.

Aunque en grado menor, esta límina no es semejante a la del violín en tanto que st§-
cita historias de la niñez y es de alguna utilidad con los niños, aunque no de una manera
)n notable. Esta lámina puede despelar ensueños en los adultos, de la misma manera que
se la kímina del üolín.
o-
ia-
os LAMINA I3N
os
in Una niña está subiendo un tramo de rura escalera de caracol.
En mi experiencia, esta l¡ímina no ha demostrado mayor utüdad.

LAMINA 14
I

I¡ silueta de un hombre (o de una mujer) contra una ventana iluminada.


El resto de la lámina es totalmente negro.
10
I¡ silueta resrfta un penonaje muy útil porque nos indica la identificación sexual.
el A menudo sacará a la luz temores a la obscuridad. Esta l¿imina es indispensable cuando
ar se sospechan tendencias al suicidio, las que aparecen en historias que se refieren al hecho
de saltar por la ventana. Con frecuencia, los temas se refieren a la simple contempla-
ta ción y éstos revelar¡ín mucha racion¡liz¡ción ñlosófica del sujeto. A veces puede revelar
na intereses estéticm y pueden apare@r historias de satisfacción de deseos, que pueden ser
de robo si se ve a alguién metiéndose por la ventana.
Las üminas del T.A.T. como estímulos (Capítulo 3)
70

LAMINA 15

Un hombre demacrado, con las manos apretadas, está de pie entre


tumbas.
Esta l¿imina, de un personaje en un cementerio es especialmente importante si el
sujeto ha tenido una muerte en la familia inmediata y el clínico desea descubrir sus
y
sentimientos hacia esa persona. También es muy útil porque puede descubrir las ideas
los temores hacia la muerte que tiene cualqüer pefsona. Las tendencias depresivas se
manifiestan claramente. Lo que es clínicamente intefesafite e importante y que puede
aparecer en esta lámina, son las diferentes conbepciones acerca de la muerte. La
psico-
patología puede diferir fespecto a si la idea de la muerte es la de ser herido violenta-
mente (castrado o dañado analmente) o destruido; o si la idea de estar muerto, es una
fantasía aceptable o inaceptable de pasividad oral, como 1o ha señalado Lewin.r6? El
temor más específico e insólito hacia la muerte que yo he encontrado fue el de un
paciente agorafóbico en el que la fantasía exhibicionista de acostarse completamente des-
nudo en la plancha funeraria despertaba un gran miedo. [¿s fantasías agresivas y pasivas
hacia la muerte probablemente sean representadas en la dicotomía religiosa del cielo y el
infierno. Estas consideraciones son particularmente importantes para todas las láminas
en las que se despiertan ideas suicidas.

LAMINA T6

Esta lámina en blanco es de un valor extremo tratándose de sujetos dotados de faci-


lidad de palabra, quienes pueden realmente dejarse iI y pfoyectalse libremente. cuando
el sujeto ha dado previas indicaciones de que tiene dificultades para expres¿lr el material
de la fantasía, esta lámina en blanco no tiene ninguna utilidad.

Aquí las instrucciones son que primero imagine una escena para la lámina y luego
relate una historia sobre ella, produciendo algo como una suPerpfoyección. una de mis
primeras experiencias con el T.A.T. fue con estudiantes de ingeniería y estudiantes de
inglés. Mi experiencia fue tan impresionante que casi habló categóricamente de sujetos
que dan historias raquíticas como los ingenieros y de sujetos de imaginación viva como
estudiantes de inglés. De acuerdo a mi experiencia con la l¡ímina en blanco concluyo
que no es útil con los ingenieros y resulta innecesaria con los que estudian inglés.

LAMINA 17VH

Un hombre desnudo se halla agarrando una cuerda. Está subiendo o


bajando.
Hay muchos aspectos útiles en esta liímina. Pueden aparecer temores en las historias
en las que se huye de traumas físicos, como hui¡ del fuego, por ejemplo, o en la historia
de la fuga de un hombre. Este último tema revela temores edípicos, particulamente
t) Las üminas del T.A.T. como estímulos 71

cuando alguien huye


del "rey" o del "príncipe". También aquí pueden apafecef senti
a través de la descripción de los detalles. Son frecuentes las his'
mientos homosexuales
torias de naturaleza
competitiva escenificándose en una reunión atlética o algo semejante.
En los hombres aparecen a
menudo indicaciones acerca de la imagen corporal (se sienten
el o no musculosos, etc')'
gente que sube y que esto 1a dife-
US se ha dicho que la gente activa relata historias de
v rencia de otras personas-
Esto tiene sentido si tomamos en cuenta las observaciones de
que yo tengo no me permite
se Mirarú y de todos los estudios expresivos, pero la muestra
le dar una impresión definitiva al respecto' l

o-
:a-

na LAMINA ITNM
EI
¡n Un puente sobre el agua. Una figura femenina se inclina sobre la baran'
)s- dilla. Al fondo hay edificios altos y pequeñas figuras de hombres-
as
Aquí está otra lámina útil cuando se sospechan tendencias suicidas en las mujeres,
el
dado que facilita las historias con el tema de saltar del puente. Por otra parte, es mucha
la variedad de temas que apiuecen en esta liímina, a la que no considero como la más útil,
as

excepto tratándose de un propósito bien definido.

LAMINA ISVH

c1-
Tres manos apresan Por atrás a un hombre, las figuras de sus adversarios
Co son invisibles.
ial
Esta es otra de las l¿iminas importantes para conocer y verificar cualquier tipo de
ansiedad en los hombres. Se hacen evidentes los temores a ser atacado, muy especialmen-
go te § el ataque es de naturaleza homosexual. Si un sujeto no tiene ansiedad alguna, apare'
nis cerá así en esta lámina. Por otra pafe, la historia puede versa¡ sobre algo inocuo, como
de una historia de apoyo;por ejemplo: de un hombre intoxicado que es llevado a cas¿l por
:os sus amigos. Resulta de gran interés la forma en que se maneja el que haya muchas manos
no porque nos da información acerca de los procesos del pensamiento del sujeto. A veces
yo la histori¿ se hace inocua de la manera siguiente: un hombre salió a una cena exclusiva
para hombres y ahora, ebrio, es ayudado a volver a casia por sus compañeros, los que se
han agachado detrás de él para empujarlo y así ayudarlo a que suba las escaleras. ¡/rn'-
bus unitis (los hombres están unidos)!

A menudo aparec€n historias que se refieren a la mala suerte y desde luego queremos
saber qué es lo que la persona tiene o considera como mala suerte.

ias LAMINA I8NM


ril
rte Una mujer aprieta con sus manos la garganta de otra mujer a quien
p¿uece que está empujando por el barandal de una escalera.
72 Las liminas del TA.T- como atímulos (Ctpítulo 3 )

Esta lámina proporciona un material excelente acerca de la fonna en que las mujeres
manejan la agtsión. cua4do se evade esta situación, lo que ocurre es que hay negación
de cualquier acto aglesivo. A veces las historias de cómo una mujer está ayudando a otra I

a subir las escaleras o a levanta¡se del piso son relatadas para evadir implicaciones agresi' I
I
vas. También aparecen relatos que se refieren a conflictos madrehija' i
!

LAMINA 19

Una l:ímina extraña de formaciones de nubes proyectándose por encima


de una cabaña cubierta de nieve en el campo.

una lámina a veces útil para los niños, pefo fuera de ello, no es digna de ser tomada
en cuenta.

LAMINA 20

Ia figura de un hombre (o una mujer) iluminada por una luz mortecina,


en la plena noche, y apoyrindose contra un poste de luz.

figura puede ser vi§ta como un hombre o como una mujer. No tenemos ninguna
la
indicación definida acerca de las implicaciones que pueda tener la identificación sexual.
Las mujeres pueden dar historias de temof hacia los hombres o hacia la obscuridad. En
ambos sexos los temores aparecen a través de historias de gángSters. También en esta
lámina pueden ap¡[ec€r historias inofensivas y el tema entonces es el de u¡ra cita vesper'
tina.

a 3 3