Anda di halaman 1dari 4

CÁNCER ENDOMETRIAL

Cáncer endometrial, adenocarcinoma endometrial o uterino, cáncer uterino o del útero es un cáncer que
comienza en el endometrio, el revestimiento del útero (matriz).

SÍNTOMAS DEL CÁNCER ENDOMETRIAL


 Sangrado uterino anormal, períodos menstruales anormales
o sangrado entre períodos normales en mujeres premenopáusicas
o sangrado vaginal o manchas de sangre en mujeres posmenopáusicas
 Episodios de sangrado vaginal frecuentes, fuertes y extremadamente prolongados después de los 40 años
 Dolor abdominal bajo o calambres pélvicos
 Flujo vaginal ligeramente blanco o claro después de la menopausia

CAUSAS DEL CÁNCER ENDOMETRIAL

El endometrial es el tipo más común de cáncer uterino. Aunque no se conoce su causa exacta, el aumento de
los niveles de estrógeno parece jugar un papel. El estrógeno ayuda a estimular la formación del revestimiento
del útero. Los estudios han mostrado que los altos niveles de estrógeno en animales producen crecimiento
endometrial excesivo y cáncer.

La mayoría de los casos de cáncer endometrial ocurre entre las edades de 60 y 70 años, pero unos cuantos
casos pueden presentarse antes de los 40 años.

Los siguientes factores incrementan el riesgo de padecer cáncer endometrial:

 Diabetes
 Estrogenoterapia restitutiva sin el uso de progesterona
 Antecedentes de pólipos endometriales u otros tumores benignos del revestimiento uterino
 Esterilidad (incapacidad para quedar embarazada)
 Períodos menstruales infrecuentes
 Tamoxifeno, un fármaco para el tratamiento del cáncer de mama
 Nunca haber estado en embarazo
 Obesidad
 Síndrome del ovario poliquístico (SOP)
 Inicio de la menstruación a temprana edad (antes de los 12 años)
 Comenzar la menopausia después de los 50 años
Las afecciones asociadas abarcan las siguientes:

 Cáncer de colon o de mama


 Colecistopatía
 Hipertensión arterial
 Poliquistosis ovárica

COMPLICACIONES
Las complicaciones pueden incluir anemia a causa de la pérdida de sangre. Asimismo, se puede presentar una
perforación (orificio) en el útero durante una dilatación y legrado o durante una biopsia endometrial.

Igualmente, puede haber complicaciones a raíz de la histerectomía, la radioterapia y la quimioterapia.

EL CÁNCER DE ENDOMETRIO incluye un conjunto de variantes malignas que provienen


del endometrio o revestimiento del útero. El cáncer endometrial es muy frecuente en países
desarrollados; el tipo más común es el adenocarcinoma endometriode, que ocurre por lo
general pocas décadas después del inicio de la menopausiay está asociado a una excesiva
exposición al estrógeno. Con frecuencia el cáncer de endometrio se desarrolla en la forma de
una hiperplasia endometrial, presentándose principalmente con metrorragia. El carcinoma de
endometrio es una causa común de muerte debido a un cáncer ginecológico, generalmente
por detrás del cáncer de ovario y el cáncer cervical. El abordaje terapéutico más frecuente es
la remoción quirúrgica del útero —histerectomía abdominal total— y sus anexos —
salpingooforectomía bilateral—, que incluye ovarios y las trompas de Falopio.
Debido a que se puede desarrollar cáncer en otras porciones del útero además del
endometrio, el término «cáncer de útero» no es apropiado para referirse exclusivamente al
cáncer de endometrio.

Etiología[editar]
La mayoría de las mujeres con cáncer endometrial tienen una historia de niveles elevados de
estrógenos sin oposición.6 Una de las funciones normales del estrógeno es estimular el
crecimiento del revestimiento endometrial. Un exceso de la actividad de estrógeno, en
especial acompañado de insuficientes niveles del opositor natural del estrógeno,
la progesterona, puede producir hiperplasia endometrial, que es un precursor de cáncer.
Una elevación de los niveles de estrógeno puede ser debido a:

 Obesidad,34 en especial >15 kg de sobrepeso;


 Estrógeno exógeno (medicamentos)
Otras condiciones asociadas al cáncer de endometrio incluyen:

 Hipertensión arterial7
 Síndrome del ovario poliquístico
Se ha notado un mayor riesgo en los siguientes casos:

 Mujeres nulíparas; es decir, que nunca han llegado a un embarazo;5


 Infertilidad o la incapacidad de quedar embarazada;
 Menarquia precoz, comienzo de la menstruación a una muy temprana edad;
 Menopausia tardía, la cesación de la menstruación a una muy tardía edad.1
Se ha notado que las mujeres con un historial de pólipos endometriales u otros crecimientos
benignos del revestimiento uterino, así como mujeres post-menopáusicas que usan terapia de
reemplazo de hormonas estrogénicas —especialmente si no toman conjuntamente
la progestina periódica7— y mujeres con diabetes,5 tienen un riesgo mayor de contraer cáncer
del endometrio.
El medicamento tamoxifeno, usado para el tratamiento del cáncer de mama, puede también
aumentar el riesgo de cáncer endometrial.8
Clasificación[editar]
La mayoría de los tipos de cáncer de endometrio son carcinomas —por lo general (95 %)
adenocarcinomas—, queriendo decir que se originan de la capa única
de células del epitelio que reviste al endometrio, así como también de
las glándulas endometriales.9 Existen varios subtipos histopatológicos del carcinoma
endometrial, incluyendo la forma común tipo endometrioide, en la que las células
cancerígenas crecen en patrones similares al endometrio normal, así como las formas más
agresivas tipo seroso papilar y células claras. Algunas fuentes han propuesto que los
carcinomas de endometrio sean clasificados en dos grupos patogénicos:10

 Tipo I: Este tipo de cáncer ocurre con más frecuencia en mujeres en las etapas pre- y
peri-menopáusicas, usualmente con una historia de exposición de estrógeno sin oposición
y/o hiperplasia de endometrio. A menudo son mínimamente invasivas en las
profundidades del endometrio, y tienen estadificaciónendometrioide baja, por lo que
presentan un buen pronóstico.
 Tipo II: Son cánceres que ocurren en mujeres en su vejez post-menopáusica, muy
comunes en afroamericanas y no tienden a estar asociadas a la exposición de estrógenos.
Típicamente tienen una estadificación endometrioide elevada, son papiloserosos o de tipo
células claras y presentan un pronóstico pobre.
En contraste a los carcinomas endometriales, el menos frecuente sarcoma del estroma
endometrial es un tipo de cáncer que se origina en el tejido conjuntivo no glandular del
endometrio. El carcinosarcoma uterino, antes llamado tumor muleriano mixto maligno, es un
cáncer uterino raro que contienen células cancerosas tanto del tipo glandular como las de
apariencia sarcomatosas —en este caso el origen de las células es desconocido—.11

Cuadro clínico[editar]
 Sangrado uterino anormal, períodos menstruales anormales;
 Sangrado entre los períodos normales en mujeres pre-menopáusicas;
 Sangrado vaginal y/o manchado en mujeres post-menopáusicas;1 en mujeres mayores de
40 años, episodios extremadamente largos, frecuentes y voluminosos de sangrado
pueden indicar cambios malignos;
 Anemia, causada por la pérdida crónica de sangre, en especial si la paciente ha ignorado
los síntomas de un sangrado menstrual prolongado o anormalmente frecuente
 Dolor abdominal bajo o calambres intra-pélvicos6
 Dolor durante las relaciones sexuales4
 Flujo vaginal blanquecino o incoloro en mujeres post-menopáusicas.

Diagnóstico[editar]
Evaluación clínica[editar]
Los chequeos de rutina en mujeres asintomáticas no está indicado, por razón de que la
enfermedad es curable desde sus estadios iniciales. Los resultados de un examen pélvico por
lo general salen normales, especialmente temprano en la enfermedad. Los cambios de
tamaño, forma o consistencia del útero y/o sus alrededores y estructuras de soporte pueden
ocurrir cuando la enfermedad está en estadios más avanzados.
 Una prueba de Papanicolaou puede verse normal o,6 en ocasiones, mostrar cambios
celulares anormales;
 El legrado endometrial es el método diagnóstico tradicional. Tanto la muestra del
endometrio como endocervical debe ser estudiado;
 Si legrado endometrial no produce suficiente material de diagnóstico, una dilatación y
legrado (D & L) sería necesaria para diagnosticar el cáncer.
 Una biopsia endometrial o una biopsia por aspiración puede ayudar en el diagnóstico;
 El ultrasonido transvaginal para evaluar el grosor del endometrio en mujeres post-
menopáusicas que estén sangrado se ha estado usado con mayor frecuencia para evaluar
el cáncer de endometrio;1
 Recientemente, se ha presentado un nuevo método de examen llamado el TruTest, el cual
usa un pequeño cepillo que rastrea el revestimiento completo del útero. Este método
resulta menos doloroso que la biopsia y tiene una mayor probabilidad de procurar
suficiente tejido para hacer el examen. Por razón de que es un procedimiento más sencillo
y menos invasivo, el TruTest puede ser realizado con la misma frecuencia y
conjuntamente con un Papanicolaou, permitiendo así una temprana detección y
tratamiento.

Estadificación[editar]
El carcinoma endometrial se examina quirúrgicamente usando el sistema de estadios de la
Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia:6

 Estadio IA: el tumor está limitado al endometrio


 Estadio IB: invasión de menos de la mitad del miometrio
 Estadio IC: invasión de más de la mitad del miometrio
 Estadio IIA: está involucrado el endocervix solo hasta la capa glandular
 Estadio IIB: estroma cervical está comprometido
 Estadio IIIA: el tumor invade la membrana serosa o anexos, o se consigue
una citología peritoneal maligna
 Estadio IIIB: metástasis vaginal
 Estadio IIIC: metástasis hacia la pelvis o los ganglios linfáticos para-aórticos
 Estadio IVA: invasión de la vejiga urinaria o el aparato digestivo
 Estadio IVB: metástasis distante, incluyendo los ganglios linfáticos intra-abdominales o
inguinales