Anda di halaman 1dari 7

CORRELACIONES GENERALIZADAS PARA GASES

PRESENTADO POR

MILTON JOSE MUÑOZ BLANQUICET

PRESENTADO A:

MARTA CUENCA

SEMESTRE

IV

ASIGNATURA

TERMODINÁMICA

UNIVERSIDAD DE CARTAGENA
CARTAGENA DE INDIAS-COLOMBIA
2018
I. INTRODUCCIÓN

El calor es una forma de energía que migra de una región a la otra cuando el diferencial de temperatura existe
entre las regiones (transferencia de calor). El flujo se produce naturalmente desde la región a temperatura más
alta, hacia la más fría. En este concepto la transferencia de calor, es un proceso en el que se intercambia
energía calórica entre distintos cuerpos, o entre diferentes partes de un mismo cuerpo que están a distinta
temperatura. La transferencia de calor abarca fenómenos físicos que conllevan al diseño térmico de los sistemas
correspondientes (Solorzano,2018).
Un intercambiador de calor es un dispositivo usado para transferir energía térmica (entalpia) entre dos o más
fluidos, entre una superficie sólida y un fluido, o entre partículas sólidas y un fluido a diferentes temperaturas y
en contacto térmico. Los intercambiadores de calor se pueden clasificar de acuerdo a su construcción, el
proceso de transferencia, el grado de compacidad de la superficie, la disposición de los flujos, disposición de
los pasos, la fase de los fluidos involucrados en el proceso y el mecanismo de transferencia de calor (Gustavo
Reyes, 2013).
Las propiedades termodinámicas de los fluidos, son características puntuales de un sistema, que definen y
particularizan una sustancia de trabajo. Estas, permiten determinar la energía que puede transferir o recibir un
sistema, motivo que explica la importancia de la predicción de las propiedades tales como: entalpía (H), entropía
(S), energía interna (U), entre otras. Las formas más importantes de energía en el estudio termodinámico son
el calor, y el trabajo; lo cual pueden ser determinados mediante la aplicación de leyes termodinámicas (Química,
2018). Las correlaciones de gases son muy importantes debido ya que con ellas podemos calcular propiedades
termodinamicas como capacidades caloríficas, viscosidades, entre otros, para cualquier gas en función de
variables medibles como P, T y V (K. E. Gungor,1986) (Jae-yong Kim, 2006).
II. PRINCIPIOS

▪ Leyes De termodinámica
Ley Cero (o principio cero) de la Termodinámica: Si dos sistemas están por separado en equilibrio con un
tercero, entonces también deben estar en equilibrio entre ellos. Si tres o más sistemas están en contacto térmico
y todos juntos en equilibrio, entonces cualquier par está en equilibrio por separado.
El concepto de temperatura se basa en este principio cero.
Primera Ley de la Termodinámica: Es una adaptación para la termodinámica de la ley de conservación de la
energía. Se define la energía interna del sistema, E, como su energía respecto del SR del centro de masa.
El trabajo necesario para cambiar el estado de un sistema aislado depende únicamente de los estados inicial
y final, y es independiente del método usado para realizar el cambio.
Por tanto, existe una función de estado que identificamos como la energía interna. El trabajo realizado sobre el
sistema es W. Por tanto, el cambio de la energía interna durante una transformación adiabática es ∆E = W.
El sistema también puede variar su energía sin realizar trabajo mecánico, se transfiere de otra forma, como
calor.
Definición de calor: La cantidad de calor Q absorbido por un sistema es el cambio en su energía interna que no
se debe al trabajo.
La conservación de energía será: ∆E = Q + W. Si realizamos variaciones cuasiestáticas (p.ej., de volumen)
escribiremos: δW = - pdV.
Si movemos el pistón muy rápido el gas no hará trabajo sobre el pistón y δ W → 0 aunque varíe el volumen.
Usamos d para una diferencial (propia) que depende sólo del cambio de estado. Usamos δ para indicar una
diferencial (impropia) que también depende del proceso usado para cambiar el estado. Por tanto se escribe:
d E = δ Q + δ W.
Segunda Ley de la Termodinámica: La base de esta ley es el hecho de que si mezclamos partes iguales de
dos gases nunca los encontraremos separados de forma espontánea en un instante posterior.
Enunciado de Clausius: No hay ninguna transformación termodinámica cuyo único efecto sea transferir calor de
un foco frío a otro caliente.
Enunciado de Kelvin: No hay ninguna transformación termodinámica cuyo único efecto sea extraer calor de un
foco y convertirlo totalmente en trabajo. La segunda ley proporciona la base para el concepto termodinámico de
entropía
Principio de máxima entropía: Existe una función de estado de los parámetros extensivos de cualquier sistema
termodinámico, llamada entropía S, con las siguientes propiedades:
1. los valores que toman las variables extensivas son los que maximizan S consistentes con los parámetros
externos.
2. la entropía de un sistema compuesto es la suma de las entropías de sus subsistemas (2º y 3º postulados de
Callen). (Uam.es, n.d.).
Tercera Ley de la Termodinámica:
Enunciado de Nerst-Simon: El cambio de entropía que resulta de cualquier transformación isoterma reversible
de un sistema tiende a cero según la temperatura se aproxima a cero.
Enunciado de Planck: Para T→0, la entropía de cualquier sistema en equilibrio se aproxima a una constante
que es independiente de las demás variables termodinámicas.
Teorema de la inaccesibilidad del cero absoluto: No existe ningún proceso capaz de reducir la temperatura de
un sistema al cero absluto en un número finito de pasos.
𝝏𝑬
4º Postulado de Callen: La entropía de cualquier sistema se anula en el estado para el cual: ( 𝝏𝑺 ) =𝟎
𝑽,𝒏𝒊

▪ Correlación general de gases


Para una descripción exacta del comportamiento PVT de los fluidos sobre intervalos amplios de temperatura y
presión, se requiere una ecuación de estado más completa que la ecuación del virial. Tal ecuación debe tener
la generalidad suficiente para aplicarla a líquidos, además de gases y vapores. Aun así, no debe ser tan
compleja como para presentar grandes dificultades numéricas o analíticas en su aplicación.
Las ecuaciones polinomiales que son cúbicas en el volumen molar ofrecen un acuerdo entre generalidad y
simplicidad apropiado para muchos fines. Las ecuaciones cubicas son capaces de representar de forma sencilla
el comportamiento de líquidos y vapores. La primera ecuación cúbica de estado práctica fue propuesta por J.D.
Van der Waals:
𝑹𝑻 𝒂
𝑷= − 𝟐
𝑽−𝒃 𝑽
𝑉
Al multiplicar la anterior ecuación por , se obtiene una forma alternativa de la ecuación de Redlich/Kwong
𝑅𝑇
como se muestra a continuación:
𝟏 𝒂 𝒉
𝒁= − ( )
𝟏 − 𝒉 𝒃𝑹𝑻 𝟏.𝟓 𝟏+𝒉
donde
𝒃 𝒃 𝒃𝑷
𝒉= = =
𝑽 𝒁𝑹𝑻𝑰𝑷 𝒁𝑹𝑻
Al eliminar a y b de estas expresiones mediante la ecuación de Redlich /Kwong, que afirma que los valores a y
b están dadas por las ecuaciones:

0.42748𝑅2 𝑇𝐶2.5
𝑎=
𝑃𝐶
0.08664𝑅𝑇𝐶
𝑏=
𝑃𝐶

Donde Tc y Pc son dadas para cada gas, nos resulta la siguiente ecuación:
𝟏 𝟒. 𝟗𝟑𝟒𝟎 𝒉
𝒁= − ( )
𝟏−𝒉 𝑻𝒓𝟏.𝟓 𝟏+𝒉

donde
𝟎. 𝟎𝟖𝟔𝟔𝟒𝑷𝒓
𝒉=
𝒁𝑻𝒓
𝑇 𝑃
Sabiendo que la temperatura y presión reducida son dadas por 𝑇𝑟 = y 𝑃𝑟 =
𝑇𝑐 𝑃𝐶

Las ecuaciones mostradas anteriormente se acomodan para obtener una solución iterativa conveniente del
factor de compresibilidad Z, para cualquier gas bajo cualquier condición de 𝑇𝑟 y 𝑃𝑟 .
A estas ecuaciones que muestran a Z como una función de Tr y Pr se dice que son generalizadas debido a
que pueden aplicarse a todos los gases. Esta correlación tiene la ventaja de permitir la estimación de valores
de las propiedades a partir de información muy limitada. Lo único que se necesita es la temperatura y pres ión
críticas del fluido. Esto forma la base del teorema de estados correspondientes con dos parámetros:
“Todos los fluidos, cuando se les compara a la misma temperatura y presión reducidas, tienen aproximadamente
el mismo factor de compresibilidad, y todos se desvían del comportamiento del gas ideal de manera semejante”
(Smith, Van Ness and Abbott, 2015).

III. EJEMPLO
Las correlaciones de gases resultan importantes en un sin fin de aplicaciones industriales como los
intercambiadores de calor, las torres de destilación, hornos, entre otros ya que permite el cálculo de propiedades
termodinámicas útiles al momento del estudio de los procesos industriales.
Refiriéndonos específicamente a intercambiadores de calor, podemos obtener las siguientes premisas:
▪ Propiedades como temperatura, presión, volumen y masa pueden medirse directamente al contrario de
la energía interna, entalpia y entropía, que no pueden medirse directamente. Para expresar estas
propiedades que no pueden medirse de manera directa existen relaciones fundamentales como las
correlaciones para facilitar los cálculos.
▪ Ley 0 y 1 de la termodinámica: En un intercambiador de calor, las leyes 0 y 1 son fundamentales ya que
la función general de este es transferir calor de un fluido a otro, y recordemos que la primera ley es una
herramienta muy útil para muchos problemas de transferencia de calor en la que la energía se define
como:
𝑬𝒆𝒏𝒕 + 𝑬𝒈𝒆𝒏 − 𝑬𝒔𝒂𝒍𝒆 = ∆𝑬𝒂𝒄𝒖𝒎

Mas específicamente, si se consideran dos flujos en un intercambiador de calor, el fluido caliente tiene
una razón de capacidad calorífica análogamente para el fluido frío. Por tanto, basándonos en la
conservación de la energía, se establece que el calor transferido entre ambos fluidos puede describirse
por un balance de entalpía de la forma:

𝒒 = 𝒎̇𝑨 𝑪𝑷𝑨 (𝑻𝟏 − 𝑻𝟑) = 𝒎̇𝑩 𝑪𝑷𝑩 (𝒕𝟐 − 𝒕𝟒)


Figura 1. sección transversal de un tubo e intercambiador de calor de tubos y coraza

Balances de Energía en intercambiador de calor.

Para analizar los balances de energía en un intercambiador realizaremos el siguiente ejemplo:

Entra aire comprimido a contracorriente en un intercambiador de calor que opera a estado estable a 610
K y 10 bar y sale a 860 K y 9.7 bar. Gases calientes de combustión entran como un flujo separado a
1020 K y 1.1 bar y salen a 1.0 bar. La corriente de aire y de gases ingresan con flujos con masa de 90
Kg/s y 10 Kg/s respectivamente. No existe perdidas de calor entre el intercambiador y los alrededores
ni variación de energía cinética ni potencial apreciables. Se asume que los gases de combustión poseen
las mismas propiedades del aire como gas ideal.

Solución

Aire (T1, P1) Gases (T2, P2)

Aire (T3, P3) Gases (T4, P4)

Asumiendo un proceso adiabático y flujo incompresible.

Realizando un balance de energía:


𝛥𝐻 + 𝛥𝐸𝐾 + 𝛥𝐸𝑃 = 𝑄 + 𝑊
Teniendo en cuenta que no hay transferencia de energía del sistema con el ambiente:

𝛥𝐸𝐾 = 𝛥𝐸𝑃 = 𝑄 = 𝑊 = 0
Por tanto
𝛥𝐻 = 0
Que seria
𝑯𝟏 + 𝑯𝟐 + 𝑯𝟑 + 𝑯 𝟒 =
𝒎̇𝑨 𝑪𝑷𝑨 𝑻𝟏 + 𝒎̇𝒈 𝑪𝑷𝒈 𝑻𝟐 + 𝒎̇𝑨 𝑪𝑷𝑨 𝑻𝟑 + 𝒎̇𝒈 𝑪𝑷𝒈 𝑻𝟒 = 𝟎

Simplificando
𝒎̇𝑨 𝑪𝑷𝑨 (𝑻𝟏 − 𝑻𝟑) = 𝒎̇𝑩 𝑪𝑷𝑩 (𝑻𝟐 − 𝑻𝟒)

De lo que podemos ver claro el concepto de conservación de energía en donde el calor transferido por
el fluido caliente es, es igual al calor recibido por el fluido frio y la ley cero la podríamos observar si estos
fluidos están estancados, y se dejan el tiempo necesario para que lleguen al equilibrio, por tanto, la
temperatura de la pared del tubo en contacto con a seria la temperatura del tubo en contacto con b, por
tanto, a y b estarían también en equilibrio.

𝒒 = 𝒎̇𝑨 𝑪𝑷𝑨 (𝑻𝟏 − 𝑻𝟑) = 𝒎̇𝑩 𝑪𝑷𝑩 (𝑻𝟐 − 𝑻𝟒)


Considerando gas ideal:

𝟕 𝑹
𝑪𝑷𝒊 = ∗ 𝑷𝑴𝒊 = 𝟐𝟖. 𝟗𝟕 𝒈/𝒎𝒐𝒍
𝟐 𝑷𝑴𝒊

Teniendo todo podemos calcular el valor de T4= 457.4 K

Balance de energía

𝑑𝑈 = 𝑑𝑄 + 𝑑𝑊
Para un proceso reversible

𝑑𝑈 = 𝑑𝑄𝑟𝑒𝑣 − 𝑃𝑑𝑉
𝐻 = 𝑈 + 𝑃𝑉
Derivando H
𝑑𝐻 = 𝑑𝑈 + 𝑃𝑑𝑉 + 𝑉𝑑𝑃

Reemplazando dU en el balance de energía

𝑑𝐻 = 𝑑𝑄𝑟𝑒𝑣 − 𝑃𝑑𝑉 + 𝑃𝑑𝑉 + 𝑉𝑑𝑃

𝑑𝐻 = 𝑑𝑄𝑟𝑒𝑣 + 𝑉𝑑𝑃
Sabemos que 𝑑𝐻 = 𝐶𝑝𝑑𝑇 y para un gas ideal 𝑉 = 𝑅𝑇/𝑃, reemplazándolos en la ecuación anterior

𝑑𝑄𝑟𝑒𝑣 𝐶𝑝 𝑅
= 𝑑𝑇 − 𝑑𝑃
𝑇 𝑇 𝑃
𝑑𝑄𝑟𝑒𝑣
Donde = 𝑑𝑆
𝑇
𝐶𝑝 𝑅
𝑑𝑆 = 𝑑𝑇 − 𝑑𝑃
𝑇 𝑃

Resolviendo teniendo en cuenta que Cp constante

𝑇3 𝑃3
∆𝑆𝑎𝑖𝑟𝑒 = 𝐶𝑝 𝑙𝑛 𝑑𝑇 − 𝑅 𝑙𝑛 𝑑𝑃 = 31.822 𝐾𝑊/𝐾
𝑇1 𝑃1

𝑇4 𝑃4
∆𝑆𝑔𝑎𝑠 = 𝐶𝑝 𝑙𝑛 𝑑𝑇 − 𝑅 𝑙𝑛 𝑑𝑃 = −31.105 𝐾𝑊/𝐾
𝑇2 𝑃4
∆𝑆𝑔𝑒𝑛 = ∆𝑆𝑎𝑖𝑟𝑒 + ∆𝑆𝑔𝑎𝑠 = 0.717𝐾𝑊/𝐾
La segunda ley de la termodinámica nos dice que no hay ninguna transformación termodinámica cuyo único
efecto sea transferir calor de un foco caliente a otro frio. Es por esto por lo que, si analizamos el caso de un
intercambiador de calor, notamos que no hay forma natural en que el proceso pueda ser reversible sin que el
entorno sea afectado, considerando que, para que el fluido caliente vuelva a las condiciones que ingreso se
necesita de un factor externo (Energía) para volver a su estado inicial.

IV. APLICACIONES INDUSTRIALES Y EN LA VIDA COTIDIANA

Los intercambiadores de calor se encuentran en muchos sistemas químicos o mecánicos. Las aplicaciones
típicas involucran calentamiento o enfriamiento de una corriente de fluido que puede involucrar evaporación o
condensación de corrientes de fluidos simples o multicomponente. En el caso de los condensadores, los
intercambiadores condensan el vapor en líquido que es devuelto a la caldera. La eficiencia del ciclo se
incrementa al asegurar un máximo gradiente de temperatura entre la fuente y el sumidero de calor.
En la vida cotidiana las aplicaciones más comunes se encuentran en calentamiento, ventilación, sistemas de
acondicionamiento de espacios, radiadores, entre otros. Los intercambiadores de calor aire – aceite suelen ser
utilizados en aplicaciones móviles. El refrigerante del motor sirve para enfriar el aceite, pero el calor
eventualmente debe ser removido a través del radiador. Algunas instalaciones utilizan una sección separada
del radiador frente al ventilador accionado por el motor para enfriar el aceite.
Un intercambiador debe ser correctamente dimensionado y aplicado para ahorrar tiempo, dinero y costos de
reparación. Muchos de los sistemas de potencia hidráulicos no deberían operar sin uno, por lo que su
importancia en lo que nos rodea y el entendimiento de la termodinámica en estos procesos es de suma
importancia, así como la comprensión de las correlaciones de gases para el dimensionamiento, estudio y diseño
de estos equipos en los distintos procesos que este se aplica (Cie.unam.mx, 2018).
V. REFERENCIA
▪ Cie.unam.mx. (2018). [online] Available at:
http://www.cie.unam.mx/~ojs/pub/HeatExchanger/Intercambiadores.pdf [Accessed 12 Jun. 2018].
▪ Gustavo Reyes, H. (2013). CARACTERIZACION DE LOS BANCOS DE PRUEBA DE INTERCAMBIO
DE CALOR DE TUBO CONCENTRICO Y DE REGIMEN TURBULENTO DEL LABORATORIO DE
TERMICAS DE LA UAC. [online] Repositorio.uac.edu.co. Available at:
http://repositorio.uac.edu.co/bitstream/handle/123456789/787/Articulo.pdf?sequence=3&isAllowed=y
[Accessed 11 Jun. 2018].
▪ Jae-yong Kim, Afshin J. Ghajar (2006). A general heat transfer correlation for non-boiling gas–liquid flow
with different flow patterns in horizontal pipes, International Journal of Multiphase Flow, vol 32 pag 447–
465.
▪ K. E. Gungor, R. H. S. WINTERTON (1986). A general correlation for flow boiling in tubesand annuli,
International Journal of Heat and Mass Transfer, Vol 29, Issue 3, Pag 351-358.
▪ Química, T. (2018). 2 | Termodinámica Aplicada. [online] Termoapunefm.wordpress.com. Available at:
https://termoapunefm.wordpress.com/tag/2/ [Accessed 13 Jun. 2018].

▪ Smith, J., Van Ness, H. and Abbott, M. (2015). Introducción a la termodinámica en ingeniería química.
México, D.F: McGraw-Hill Interamericana.

▪ Solorzano, R. (2018). Principios Ingenieriles Básicos: Intercambiadores de Calor. [online] Hydraulics &
Pneumatics. Available at: http://www.hydraulicspneumatics.com/blog/principios-ingenieriles-b-sicos-
intercambiadores-de-calor [Accessed 13 Jun. 2018].
▪ Uam.es. (n.d.). [online] Available at:
https://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/jgr/fisest0506/RepasoTermo.pdf [Accessed 12 Jun. 2018].