Anda di halaman 1dari 3

HUMBERTO RAFAEL GONZALEZ RIOS.

LOS MODELOS ASIÁTICOS


Dragones y rezagados

La crisis de Asia Oriental ha ocupado la mayor parte de los titulares durante los
últimos años, pero el hecho que realmente impresiona de esa región es el milagro
del rápido crecimiento económico durante el último medio siglo de Corea del Sur,
Singapur, Hong Kong y Taiwán.

En la tabla 28-2 se compara el desempeño de los “dragones asiáticos” con el de los


“rezagados latinos” y con las economías estancadas de África subsahariana. Aun
con la crisis de finales de los años noventa, los países del este de Asia tienen un
notable historial de crecimiento.

Un estudio reciente del Banco Mundial analizó las políticas económicas de distintas
regiones, para ver si habían surgido algunas tendencias. Los resultados confirmaron
los puntos de vista comunes, pero también encontraron algunas sorpresas. He aquí
los aspectos notables:

Tasas de inversión.

Los dragones asiáticos se apegaron a la receta clásica de altas tasas de inversión


para asegurar que sus economías aprovecharan la última tecnología y poder
construir la infraestructura necesaria. Como se puede observar en la tabla 282, las
tasas de inversión de los dragones asiáticos fueron casi veinte puntos porcentuales
mayores que las de las demás regiones.

• Fundamentos macroeconómicos.

Los países exitosos mantuvieron una vigilancia continua sobre las políticas
macroeconómicas, pues mantuvieron baja la inflación y altas las tasas de ahorro.
Invirtieron mucho en capital humano y también en capital físico, e hicieron más para
promover la educación que cualquier otra área en desarrollo. Los sistemas
financieros fueron administrados para asegurar la estabilidad monetaria y una
moneda firme.
HUMBERTO RAFAEL GONZALEZ RIOS.

• Orientación hacia el exterior.

Los dragones asiáticos se orientaron hacia el exterior, pues con frecuencia


subvaluaron sus tipos de cambio para promover las exportaciones, estimularon las
exportaciones con incentivos fiscales y buscaron el avance tecnológico a través de
la adopción de técnicas óptimas de los países de altos ingresos.

La crisis de finales de los años noventa reveló ciertas fallas en las estrategias del
desarrollo de algunos de esos países, lo cual nos recordó la afirmación, de J. K.
Galbraith, que la depresión revela lo que omitieron los auditores.

La estrategia del capitalismo “administrado”, con subsidios y préstamos dirigidos,


tiene un potencial apreciable de corrupción, que a veces se llama “capitalismo con
favoritismo”.

Puede conducir a sobreinversión en sectores privilegiados y bajos rendimientos del


capital. Este síndrome fue especialmente notable en Indonesia y Corea del Sur,
mientras que otros países, como Singapur, pudieron evitar las malas asignaciones
asociadas con la rampante corrupción.

El gigante chino: el leninismo de mercado

Una de las grandes sorpresas del desarrollo económico durante la última década
fue el rápido crecimiento de la economía china. Después de la revolución de 1949,
ese país adoptó inicialmente un sistema de planeación centralizado al estilo
soviético. La cumbre de la centralización se alcanzó con la Revolución Cultural de
1966-1969, que condujo a una desaceleración económica manifiesta. Después de
la muerte del líder revolucionario Mao TseTung, una nueva generación llegó a la
conclusión de que era necesario implementar una reforma económica para que el
partido comunista pudiera sobrevivir.

Bajo Deng Xiaoping (1977-1997), china descentralizo gran parte del poder
económico y permitió la competencia. Sin embargo, la reforma económica no fue
acompañada por una reforma política; el movimiento en pro de la democracia fue
HUMBERTO RAFAEL GONZALEZ RIOS.

reprimido con brutalidad en la Plaza Tiananmen, en 1989, y el Partido Comunista


ha continuado monopolizando el proceso político.

REFERENCIAS.

http://notasdefinanzas.blogspot.com/2015/04/el-gigante-chino-el-leninismo-de.html

http://notasdefinanzas.blogspot.com/2015/04/el-gigante-chino-el-leninismo-
de_23.html

(Ediccion., 2006)