Anda di halaman 1dari 2

La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala -también conocida como PDH– es una

institución del Estado de Guatemala que vela por el cumplimiento de los Derechos Humanos en
el país, de acuerdo a la Constitución Política de Guatemala. Es dirigida por su máximo funcionario,
el Procurador de los Derechos Humanos de Guatemala, puesto que actualmente ocupa Jorge de
León Duque (“¿Qué son los Derechos Humanos?”, 2010).
La Procuraduría de los Derechos Humanos busca que no se violen las facultades, prerrogativas y
libertades fundamentales que gozan todas las personas y que no pueden ser vulneradas. Las leyes
y el Estado de Guatemala tienen la obligación de reconocerlos, difundirlos y garantizarlos (“¿Qué
son los Derechos Humanos?”, 2010).

Función
El Procurador de los Derechos Humanos tiene las siguientes atribuciones:

1. Promover el buen funcionamiento y la agilización de la gestión administrativa


gubernamental, en materia de Derechos Humanos;
2. Investigar y denunciar comportamientos administrativos lesivos a los intereses de las
personas;
3. Investigar toda clase de denuncias que le sean planteadas por cualquier persona, sobre
violaciones a los Derechos Humanos;
4. Recomendar privada o públicamente a los funcionarios la modificación de un
comportamiento administrativo objetado;
5. Emitir censura pública por actos o comportamientos en contra de los derechos
constitucionales;
6. Promover acciones o recursos, judiciales o administrativos, en los casos en que sea
procedente; y
7. Las otras funciones y atribuciones que le asigne la ley.
El Procurador de los Derechos Humanos, de oficio o a instancia de parte, actúa con la debida
diligencia para que, durante el régimen de excepción, se garanticen a plenitud los derechos
fundamentales cuya vigencia no hubiere sido expresamente restringida. Para el cumplimiento de sus
funciones todos los días y horas son hábiles.
Clasificación de los Derechos Humanos
De acuerdo con el texto antes descrito, la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala
clasifica los Derechos Humanos en tres generaciones, en los que se toma en cuenta su protección
progresiva.
Los Derechos Humanos de Primera Generación son los de Derechos Civiles y Políticos: derecho a
la vida, a la integridad física y moral, a la libertad personal, a la seguridad personal, a la igualdad
ante la ley, a la libertad de pensamiento, conciencia y religión, a la libertad de expresión y opinión,
de resistencia y de inviolabilidad del domicilio, a la libertad de movimiento o libre tránsito, a la
justicia, a una nacionalidad, a contraer matrimonio y fundar una familia, a participar en la
dirección de asuntos políticos, a elegir y ser elegido a cargos públicos, a formar un partido o
afiliarse a alguno y a participar en elecciones democráticas.
Los Derechos Humanos de Segunda Generación son los Derechos Económicos, Sociales y
Culturales. Los Derechos Económicos son: derecho a la propiedad (individual y colectiva) y a la
seguridad económica. Los Derechos Sociales son: derecho a la alimentación, al trabajo (un salario
justo y equitativo, al descanso, a sindicalizarse, a la huelga), a la seguridad social, a la salud, a la
vivienda y a la educación. Los Derechos Culturales son: derecho a participar en la vida cultural del
país, a gozar de los beneficios de la ciencia y a la investigación científica, literaria y artística.
Los Derechos Humanos de Tercera Generación son los Derechos de los Pueblos o de Solidaridad.
Los Derechos de los Pueblos son: el derecho a la paz, al desarrollo económico, a la
autodeterminación, a un ambiente sano, a beneficiarse del patrimonio común de la humanidad y
a la solidaridad.

El Procurador de los Derechos Humanos


El Procurador de los Derechos Humanos, descrito de nuevo por la misma institución, es un
Comisionado del Congreso de la República de Guatemala para la defensa de los Derechos
Humanos establecidos en la Constitución Política de Guatemala, la Declaración Universal de los
Derechos Humanos y los Tratados y Convenciones Internacionales aceptados y ratificados por
Guatemala (“¿Qué son los Derechos Humanos?”, 2010).
La persona electa para el cargo debe reunir las mismas calidades que se requieren para ser
magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala, y goza de las mismas inmunidades y
prerrogativas de los diputados del Congreso de la República de Guatemala (“¿Qué son los
Derechos Humanos?”, 2010).
Quien es electo no puede desempeñar otros cargos públicos. Es electo por el Congreso para un
período de cinco años. Necesita como mínimo dos tercios del total de votos del Congreso, en una
sesión especialmente convocada para ello. Debe ser electo de una terna de candidatos propuesta
por la Comisión de Derechos Humanos del Congreso de Guatemala, en un plazo de 30 días a partir
de la entrega del listado (“¿Qué son los Derechos Humanos?”, 2010).
El primer Defensor del Pueblo -como se le llama también al Procurador de los Derechos Humanos-
fue Gonzalo Menéndez de la Riva, elegido por el Congreso de Guatemala el 13 de agosto de 1987.
Su período arrancó el 19 de agosto del mismo año y su legado llegó hasta noviembre de 1989,
cuando renunció por razones de salud (“Procuradores”, 2010).

Defensorías de los Derechos Humanos


La Procuraduría de los Derechos Humanos se divide en nueve defensorías especiales: Defensoría
del Adulto Mayor, Defensoría del Debido Proceso y del Recluso, Defensoría de la Mujer,
Defensoría del Trabajador, Defensoría de las Personas con Discapacidad, Defensoría de la Niñez
y Adolescencia, Defensoría de la Población Migrante, Defensoría de los Pueblos Indígenas y la
Defensoría del Medio Ambiente y del Consumidor (“¿Qué son los Derechos Humanos?”, 2010).