Anda di halaman 1dari 21

Ciclo del celo en perras y síntomas

Ciclo del celo en perras y síntomas


Todo ser vivo tiene dos conductas
básicas marcaras a nivel genético,
sobrevivir y reproducirse para
mantener la especie. Y por supuesto
nuestros perritos no iban a ser
menos… Los síntomas preliminares del
celo en perras nos advierten de lo que
está por llegar, nada más y nada
menos que el ciclo reproductivo de
nuestra perrita.
Este ciclo está compuesto por varias
fases que muestran la evolución del
mismo y que nosotros también
podremos apreciar. En realidad es una
gran ventaja conocerlos ya que así
podremos evitar que nuestra perra se
quede preñada o si buscamos
descendencia, encontrar el mejor
momento para ello. Vamos a repasar
toda la información que debemos
saber para sobrellevar el celo de una
hembra.
¿En qué consiste el celo de una
hembra?
Se denomina celo al ciclo de
menstruación de nuestra perra,
durante el cual ovula y puede
quedarse embarazada si dejamos que
se aparee con un perro. Es un proceso
totalmente normal que se da en la
inmensa mayoría de animales a
excepción de los asexuales –
hermafroditas.
Durante el ciclo del celo nuestra perra
comenzará a ovular, ovulará e
intentará ser montada por un perro
para tener descendencia. No podemos
luchar contra ello ya que es algo
genético, así que simplemente
debemos darle mucho cariño y darle
los cuidados necesarios para que pase
su celo sin percances.
¿Cuanto tiempo dura el celo de una
perra y cada cuanto tiempo tienen el
celo?
Esta es una pregunta que no se puede
responder con total seguridad, ya que
la mayoría perras tienen un ciclo
menstrual de unas tres semanas de
duración. Pero siempre hay
excepciones donde el ciclo puede
durar apenas un par de semanas y
casos donde puede durar cuatro o
cinco semanas.
Lo habitual es que es nuestra perra
tenga un ciclo de unas tres semanas,
pero no es un dato para tener
presente al pie de la letra, puede
variar por diversos motivos que no
deben preocuparnos. Sólo en el caso
de que el celo de nuestra perra no
finalice pasadas cuatro semanas o
cinco, debemos consultar con un
veterinario.
A niveles generales las perras tienen
uno o dos celos durante el año, no hay
tampoco datos específicos para
determinar cuando los tienen ya que
puede ser en cualquier estación.
Normalmente hay un periodo de seis
u ocho meses entre celo y celo,
aunque a veces se dilata bastante
más.
Si nuestra perra tiene uno o dos celos
al año, está dentro de lo que
podríamos catalogar cómo normal. Si
no tiene celos o tiene más de los
indicados, habría que consultar a un
veterinario para que nos informe tras
haber realizado las correspondientes
pruebas.
¿Cuando tiene una perra su primer
celo?
Una perra sana y con una vida normal
sin estrés ni ansiedad, tiene su primer
celo entre los ocho meses y el año y
medio de vida. Dependiendo de cada
perro, de su tamaño y desarrollo
puede variar bastante la fecha del
primer celo.
A niveles generales los perros de raza
pequeña suelen tener el primer celo
entre los seis meses y el primer año de
vida. Sin embargo los perros de raza
grande tienen el celo más tarde, entre
los dieciséis y veinticuatro meses de
edad.
Aplicando una simple lógica podemos
determinar también que las perras de
tamaño mediano pueden tener su celo
entre los seis y los veinticuatro meses
de edad, aunque por lo general suelen
tenerlo sobre el primer año de edad o
algunos meses después.
Cómo ves no hay una formula
matemática para determinar en qué
momento exacto tienen el celo,
aunque si que podemos orientarnos
un poco dependiendo de su tamaño y
edad. Es muy importante anotar en un
calendario el momento en que
nuestra perra tenga su primer celo, ya
que así podremos compararlo con el
segundo y estipular más o menos cada
cuantos meses tiene el celo.

<img
Síntomas y ciclos del celo en perras
Las perras tienen un comportamiento
característico cuando están con el celo
e incluso dependiendo del ciclo en el
que se encuentren puede variar
mucho. Así pues vamos a ir repasando
cuáles son los ciclos del celo en una
hembra y sus correspondientes
síntomas:
 El ciclo del celo en fase de Poestro
 El ciclo del celo en fase de Estro
 El ciclo del celo en fase de
Metaestro
Síntomas y ciclo del Poestro
Se puede denominar Poestro al ciclo
en el que nuestra perra comienza a
ovular y a manchar, tiene una
duración de entre seis y doce días. Es
completamente normal que veamos
manchas de sangre en sus genitales y
que incluso vaya manchando por casa
o por la calle. Por lo general sólo
sueltan algunas gotas de sangre pero
en algunas ocasiones el manchado
puede ser muy superior.
Durante el Poestro nuestra perra
estará poco receptiva con los machos,
es decir, no va a dejar que ningún
macho la monte. En ocasiones se
muestran un poco más agresivas o
menos sociales de lo habitual, debido
al gran cambio hormonal que sufre su
cuerpo.
Si apreciamos estos síntomas
debemos ser un poco más precavidos
y evitar que nuestra perra se enfade
con otros perros, principalmente
hembras. Si las machas de sangre por
la menstruación son un problema
porque nuestra perra viva dentro de
casa, podemos utilizar braguitas
especiales para perras o compresas
para perras.
Síntomas y ciclo del Estro
Se denomina Estro al ciclo que sigue al
Poestro y que a niveles generales
tiene una duración de unas dos
semanas aproximadamente.
Dependiendo de cada perra este ciclo
puede durar un poco menos o algunos
días mas, aunque no muchos.
Durante el Estro la hembra ya no
mancha y sus ovarios están
totalmente preparados para ser
fecundados por el semen de un perro
macho, apreciaremos que sus
genitales están algo más inflamados
de lo habitual. En esta fase las perras
en celo están muy receptivas, dejando
que el macho que a ellas les guste las
monte. Es la única fase durante la cual
una hembra deja que un macho la
monte y la fecunde.
Este ciclo es muy complejo dado que
las perras no sólo dejan que las
monten, sino que sienten la necesidad
de ser montadas. Es completamente
normal que intenten escaparse
buscando un macho para procrear,
por lo que recomendamos
encarecidamente que nunca se suelte
a una perra con este ciclo a no ser que
queremos descendencia. Lo mejor es
llevarlas atadas con correa y evitar
pasar por lugares donde haya perros
macho.
Su comportamiento es diferente
durante el ciclo del Estro ya que se
vuelven más mimosas y receptivas,
más juguetonas e incluso alegres. Son
cualidades que surgen con un único
fin: Atraer a un macho. Los machos lo
pasan realmente mal durante esta
fase de las hembras ya que el olor que
estas desprenden los vuelven locos de
amor.
Si finalmente se produce la monta es
muy probable que nuestra perra
quede embarazada y finalice su celo
para comenzar el embarazo: ¿Cuanto
dura el embarazo en perros?.
Síntomas y ciclo del Metaestro
Una vez finalizado el ciclo del Estro
comienza lo que se define como ciclo
del Metaestro, que no es otra cosa
que un largo periodo de descanso
sexual durante el cuál las perras no
querrán procrear. Tiene una duración
de unas veinte semanas durante las
cuáles la perra no estará receptiva, no
dejará que un perro la monte.
Durante este ciclo la hembra descansa
hormonal y sexualmente, dejando un
tiempo prudente hasta su próximo
celo. No hay manchas de sangre ni
genitales inflamados, todo vuelve a la
normalidad y nuestra perra mostrará
su comportamiento habitual.
<img class="size-full wp-image-2520
aligncenter"
src="https://static1.soyunperro.com/
wp-content/uploads/perritafeliz.jpg"
alt="perra castrada para evitar celo"
width="400" height="265"
srcset="https://static1.soyunperro.co
m/wp-
content/uploads/perritafeliz.jpg 400w,
https://static3.soyunperro.com/wp-
content/uploads/perritafeliz-
300x199.jpg 300w" sizes="(max-width:
400px) 100vw, 400px" />
¿Cómo puedo evitar que mi perra
tenga el celo?
Existen técnicas muy efectivas para
evitar que una perra tenga el celo, la
principal es la castración aunque en
perras podría denominarse cómo
vaciado. Consiste en una operación
muy habitual y poco peligrosa que
evitará que nuestra perra ovule y en
consecuencia evita al 100% que pueda
quedar preñada.
La castración en perras está
totalmente recomendada si no
tenemos intención de que nuestra
perra tenga descendencia. Con ella
evitaremos que nuestra perra manche
y tenga los ciclos y síntomas típicos de
cualquier menstruación en perras.
Existen muchas leyendas urbanas que
dicen que para castrar a una hembra
hay que esperar a sus segundo celo,
etc… No debemos hacer caso de este
tipo de leyendas urbanas. Podemos
castrar a nuestra perrita antes de su
primer celo sin ningún problema,
aunque por lo general se suele esperar
a que terminen el primer celo para
asegurarnos de que están totalmente
desarrolladas antes de castrarlas.
Si no queremos castrarla, también
podemos esterilizarla evitando así que
se quede embarazada. Aunque esto
no evita que tenga el celo cómo
cualquier otro perro normal,
simplemente evita que pueda tener
descendencia. Si no queremos
operarla para esterilizarla, existen
inyecciones que actúan cómo
anticonceptivos, de venta en clínicas
veterinarias.
¿Por qué los perros se vuelven locos
cuando una perra está en celo?
Los perros machos no tienen ciclos
sexuales cómo lo tienen las hembras,
ellos no tienen el celo ni tampoco
síntomas que lo definan. Pero las
hembras cuando tienen el celo
además de ponerse más cariñosas
para que un perro las monte, sueltan
muchas pero que muchas feromonas
por donde pasan.
Lo habitual es que una perra en celo
orine mucho más de lo normal, es una
técnica que utilizan para dejar su
marca y de paso soltar un montón de
feromonas que volverán locos de
amor a los perros macho. Por eso los
machos se vuelven tan pesados
cuando ven una perra en celo,
persiguiéndolas constantemente para
montarlas.
Son muchos los casos de perras que se
escapan buscando un macho, y mucho
también los casos de perros macho
que se escapan de casa en busca de la
hembra que desprende ese irresistible
olor para montarla. Aunque pueda
parecer algo gracioso en realidad hay
perros que lo pasan realmente mal,
dejan de comer, aúllan, lloran, se
ponen extremadamente nerviosos….
Si tenemos una perra en celo
debemos evitar a toda consta pasear
por lugares donde haya más perros,
de igual forma que si convivimos en
casa con un macho y una hembra,
debemos separarlos durante la época
de celo, excepto si el macho esta
castrado.
Si por propia voluntad o por accidente
nuestra perra copula con un perro,
nunca debemos separarlos ya que
podríamos ocasionar daños
irreparables en sus órganos sexuales.
Puedes aprender cómo se reproducen
los perros y cuales son los pasos a
seguir, si estás pensando en que tu
perra tenga descendencia.