Anda di halaman 1dari 12
6182078 Los valores y valor se muerden la cola Los valores y el valor se muerden la cola Maria Teresa Andruetto + 30/11/2008 Los valores y el valor en los libros para nifios. Una serpiente que se muerde la cola, entre el deseo de ediucar, la estupidez y el oportunismo. Algunas reflexiones en torno a la educacién en valores, la calidad literaria, las tensiones entre autonomia y literatura y las tensiones entre literatura y literatura infantil. 1 La discusién en torno al rol de los escritores divide la cuestién en por lo menos dos bandos: los que piensan que la literatura es una actividad exclusivamente individual, privada y los que piensan que lo importante en la literatura es lo moral, lo social o lo politico. Realismo, idealismo, compromiso, evasion, utilitarismo. .a literatura como instrumento educativo, moral, social, politico, es algo que esta desde el comienzo mismo de los tiempos. Asi la entendieron los griegos y asi también los escritores del siglo XIX en nuestra América, para no dar mas que dos ejemplos. La discusién sobre lo edificante, lo politico o lo social de una obra no es nueva e implica a la calidad literaria. La pregunta ¢s si la obra debe ser vehiculo de ensefianzas 0 denuncias y si esta caracteristica alcanza para justificar su calidad literaria 2 Se ha dicho hasta el cansancio que en los origenes, la literatura infantil era sierva de la pedagogia y de la didactica, Hemos luchado contra eso en los afios setenta, en los ochenta, intentando que la literatura infantil fuera literatura. Pero hoy gran parte de la produccién de libros para nifios y jévenes, por lo menos en mi pais, es sierva de las estrategias de venta y del mercado. Esa abstraccién que es el mercado, pero que -cabria recordarlo- est integrada por personas de carne y hueso - suela nosotros, los lectores-, advierte que el cliente que hace compras mas voluminosas -la es incluye en su curricula la educaci6n en valores. Si no hay libros adecuados, habra que editarlos. Si no se han escrito, habra que pedir a los escritores que los escriban, Eso, pedir, sucedera sélo al comienzo, porque después los escritores se encargaran ellos mismos de escribir ese tipo de libros, viendo lo abultado de sus ventas. Es tentador para un escritor saber que se puede escribir un libro y entregarlo rapidamente a edicién, verlo también rapidamente en librerias, recuperar enseguida las regalias, sobre todo cuando a veces un escritor -estoy contando situaciones personales- ha debido esperar quince afios para encontrar un editor que quiera editar su libro, tal como su libro esta. Es por supuesto importante para los editores editar libros que puedan venderse bien, de eso vive la hitptevistababar-comivpilos-valoreey-s-valor-se-muerdena-calal ne. 182018 Los valores ye valor se muerden aco industria editorial y muchas personas trabajan en ella, y también es imporante que esos libros puedan venderse a la escuela, que es el gran comprador. Es muy tentador para la escuela tener resuelta la ensefianza de ciertos contenidos de la curricula, en este caso la educacién en valores. Rueda que rueda por la cual otra vez estamos al comienzo: la literatura sierva de la pedagogia y la didactica. Hemos hecho un largo viaje para llegar a ninguna parte. 3 Es asi que muchas editoriales promocionan en sus catélogos una literatura apta para educar en valores y clasifican los libros que editan segiin esos valores que se supone contienen. El valor es entendido aqui como una abstraccién, algo absoluto y univoco susceptible de ser aislado, una cualidad que no puede ser inteligida mas que con un significado, el mismo para todos los lectores, Cuando un texto propone ser utilizado de modo univoco como vehiculo de trasmisién de un contenido predeterminado, lo primero que emprende retirada es la plurisignificacion. Se tergiversa la dire ‘én plural de los textos para convertirlos en pensamiento global, unitario; asi lo literario se ia. Eso solo ya es algo que est en las antipodas de lo artistico, donde la ambigtiedad y la plurisignificacién mandan. La subordina a un fin predeterminado que tiende a homogeneizar la experieny adecuacién de los titulos de una editorial dentro de tablas que sefialan la aptitud de un libro para trasmitir o enseiiar cierto valor y su clasificacién en lo que respecta a la llamada educacion en valores, es una cinta de Moebius que se alimenta desde la curricula escolar hacia las editoriales y desde las editoriales hacia los autores. Las repuestas de estos tiltimos tienden a satisfacer la demanda de los editores produciendo textos aptos para ciertas necesidades de consumo, y la produccién de libros de las editoriales tiende a satisfacer la demanda de la escuela que reclama productos para cubrir ciertos contenidos de la curricula. Incluso todavia mas medida de necesidades creadas por las estrategias del mercado editorial, planificadas y generadas desde los departamentos de promocién para que la escuela necesite e incluya en su curricula y en sus programas y proyectos la educacién en valores que, quién puede negarlo, son de bien social. Cuidado del ambiente, derechos humanos, tolerancia ante la diversidad, convivencia en familia, se trata en buena cuidado de los ancianos, proteccién de los nifios, defensa de las mujeres, busqueda de la verdad, no violencia, amistad, amor, libertad, honestidad, paz, solidaridad, promocién del bien y del trabajo, son algunos valores de una lista de nobleza nominal indiscutible, Planteada la cuestién de esta manera, no estamos muy lejos de aquellos libros de Constancio C. Vigil que cuando yo era nifia nos ensefiaban a ser buenos y a adquirir hbitos higiénicos. Se trata de la per: tente puesta en acto del discurso bienpensante. En fin, que hemos dado la vuelta completa y regresado por izquierda a los aiios cincuenta, a la época pre-Walsh. “Qué ha sucedido en el campo de los libros para chicos para que las editoriales insistan de este modo en el cruce entre moral y literatura?”, se pregunta Marcela Carranza en un articulo sobre los valores en los libros para nifios publicado en la revista virtual Imaginaria, Qué ha pasado para que exista como existe tanta produccién de libros creados para enseitar a ser tolerantes, ano discriminar, a cuidar el ambiente o a vivir en paz... libros hechos a la medida de las necesidades del hitptevistababar-comivpilos-valoresy-a-valor-se-muerdena-calal ana 182018 Los valores ye valor se muerden aco cliente, productos de venta £¥ el escritor? gQue sucede con él? ,Cual es en todo esto su responsabilidad? 4 La educacién y el arte son puntos extremos de un campo de tensiones que se alimentan uno por el otro, Se dice que la literatura infantil y la moral son viejas conocidas. Pero también lo son la literatura a secas y la moral. Sofocles con su Edipo pretendia ensefiarnos la ley y los graves peligros de transgredirla, pero lo que terminé mostrandonos es la fascinacion humana ante la prohibicién y el despliegue y los miiltiples caminos que abre el deseo entre los seres humanos, La literatura no es, nunca lo fue, aut6noma, como creo que tampoco puede serlo ninguna expresion de la cultura, Por eso es, creo, bastante mas compleja de lo que parece la cuestién de los valores. El discurso sobre los valores no parece ser hoy, como fue en otro tiempo, fruto de una moral imperante sino sobre todo una estrategia de venta de las grandes editoriales. Hay un corrimiento ostensible de esta cuestién desde la lectura hacia la produccién de los textos: no estamos ya ante una lectura de intenciones pedagégicas o moralistas qu interpreta los textos de un modo direccionado hacia un tnico sentido, sino que estamos ante escrituras cargadas de oportunismo que reducen a cero las posibilidades de multisignificacién en aras de los réditos mas 0 menos rapidos que el producto puede dar. Se producen asi muchos libros absolutamente direccionados, carentes de toda ambigtiedad, que reclaman una nica interpretacién y esquivan toda complejidad de sentido, Un llamado a que el lector no se pregunte nada, cuando la literatura es basicamente una interrogacién sobre el mundo. {Significa esto que en los libros para chicos no debe haber mensajes? Entramos en un terreno complejo: la relacién entre autonomia y literatura. Dice Jorge Larrosa que el caracter pedagogico (y cuando dice pedagégico debemos leer utilitario) de un texto literario, es un efecto de lectura mas que una caracteristica de los textos. Sin embargo, hoy el problema esta sobre todo en los textos mismos, porque cierta zona del mundo editorial fabrica libros funcionales, con la colaboracién o lisa yllanamente la claudicacién de muchos autores. :Qué es lo que molesta en esos mensajes tan direccionados? La palabra vacia, sobre todo. Libros en los que toda intensidad esta ausente, libros construidos con la cabeza, al calor del oportunismo, Para escribir son necesarios cabeza y corazén. 5 Quienes escribimos, le tenemos mucho miedo a la palabra compromiso, una palabra que, en lo que respecta a la literatura, en nuestros paises y sobre todo en las tiltimas décadas, ha sido estigmatizada. Bueno seria que repasdramos aquella frase que se usaba en otro tiempo: literatura comprometida. Qué quiere decir comprometerse en literatura? ;Qué quiere decir compromiso en ‘ura de Monteiro Lobato, de Lygia Bojunga, de Yolanda Reyes, de Graciela Montes, de Marina Colasanti, de Julio Llanes, de Maria Elena Walsh, de Bartolomeu Campos de Queirés, de Javier Villafaie, para dar sélo algunos nombres de escrituras muy diversas en la LUI del continente, no es comprometida ni est sustentada por ciertos valores la escritura? Seria tonto pensar que la escr humanos y por cierta concepcién del mundo, Seria bueno recordar que sin esos hombres y mujeres hitptevistababar-comivpilos-valoreey-s-valor-se-muerdena-calal ana