Anda di halaman 1dari 7

INTRODUCCIÓN

El término poder proviene del latín possum – potes- potuí- posse que de manera
general significa ser capaz, tener fuerza para algo, o lo que es lo mismo, ser
potente para lograr el dominio o posesión de un objeto físico o concreto, o para el
desarrollo de tipo moral, político o científico. Usado de esta manera el mencionado
verbo se identifica con el vocablo postetas que traduce potestad, potencia, poderío
el cual se utiliza como homólogo de facultas que significan posibilidad, capacidad,
virtud, talento. El termino possum recoge la idea de ser potente o capaz pero
también alude a tener influencia, imponerse, ser eficaz entre otras
interpretaciones.

En el presente trabajo se encuentra el concepto de poder según el pensamiento


político de Michel Foucault, profesor y pensador que estudió los mecanismos del
poder y la insurrección de los saberes. Foucault conceptualiza el poder como algo
múltiple, algo que está en todas partes, que se constituye mediante diversas
formas aceptadas de conocimiento, por tanto no puede verse estructurado.
Las relaciones de poder generan relaciones sociales, también nos propone que
podremos ejercitar el poder sólo a través de la producción de la verdad, puesto
que la verdad hace ley e incita resultados de poder. El poder se complementa de
la verdad y la verdad del poder.

El concepto de poder
Michael Foucault
Foucault señala que el poder no es algo que posee solamente un grupo de
persona, pone como ejemplo la clase dominante. Es decir, el poder no lo posee
solo un grupo de persona más bien se ejerce individual o colectivamente,
explicándolo se podría decir que el poder lo puede ejercer una persona o un grupo
de personas sobre otras. El poder todos lo ejercemos y todos lo padecemos: Hay
relaciones en donde ejercemos el poder, y hay relaciones en donde lo padecemos.
E incluso, en una misma relación, estamos en la posibilidad de ejercerlo y de
padecerlo.
El concepto de poder que desarrolla Foucault, se percibe el poder desde el
ámbito público, el político, la familia, las parejas, la relación entre compañeros y
compañeras en distintos espacios de la vida como el trabajo, el partido político, la
organización social, en fin, cualquier espacio de interacción socio-individual. El
poder tiene un gran espacio donde se manifiesta.

El ejercicio del poder no es simplemente una relación entre miembros, individuales


o colectivos. Es un modo de acción de unos sobre otros. La relación de poder
puede ser el efecto de un consentimiento anterior o permanente.
Como ya hemos mencionado, el poder no se define ni se posee, se ejerce. El
poder se gana y lo obtienen los líderes con base a sus respectivas
personalidades, actividades y situaciones en las que operan con una visión
realista, podemos distinguir tres formas de ejercicio del poder.
El poder del puño; es el poder autoritario, no participativo y además excluyente.
Los que forman este poder son los empresarios y coroneles.
El poder de la mano abierta; La mano abierta es para dar consejos y facilitando así
la integración al grupo. Por ejemplo; las organizaciones populares y los sindicatos
son hasta incentivados con tal que no tengan proyecto propio y acepten
engancharse al proyecto de los grupos dominantes o del estado
centralizador. Este poder es más paternalista y puede delegar el poder a otros.
El poder de las manos entrelazadas; es el poder participativo y solidario,
representado por las manos que se entrelazan para reforzarse entre sí y asumir
juntas la corresponsabilidad social.
Como vemos no existe un solo poder; en la sociedad se dan múltiples relaciones
de autoridad situadas en distintos niveles, apoyándose mutuamente y
manifestándose de manera sutil. Las relaciones sociales de poder son una
multitud de interacciones, reguladas por normas sociales, entre dos o más
personas o grupos sociales, donde se corresponde ejercer poder en forma
coercitiva.
Adjuntamos algunos ejemplos simples para explicar los ejercicios y relaciones de
poder:
1. Si eres un alto funcionario del gobierno y quieres acomodar a algún
conocido en un lugar en el gobierno tienes el poder de lograrlo y lo harás.

2. Si eres dueño de un negocio y quieres despedir a alguien tienes el poder de


hacerlo y lo harás, porque tú eres el que ejerce el poder en ese negocio
pero si lo haces tienes que cumplir con lo que marca la ley, porque ellos
ejercen el poder sobre ti y tu negocio, aquí podemos ver dos poderes uno
con más alto rango que el otro.

Ahora imponer autoridad en la familia es dar a respetar y que se cumplan tus


opiniones u órdenes.
Ejemplo.
3. Eres padre de familia y tienes una hija de 17 años y quiere salir por la
noche tú le indicas a qué hora debe llegar y lo debe respetar porque eres tu
quien está a cargo de la casa. Y también porque es menor de edad y la ley
indica que debe acatar las órdenes de sus tutores inmediatos.

Es importante entender el poder no como algo que se da en un solo lugar y por


una sola persona, sino como varias esferas que se ejercen de diversas formas
dentro de la esfera de la sociedad, a esto se le puede llamar “poder social”. En La
verdad y las formas jurídicas, Foucault es más claro en su definición del poder;
habla del sub poder como “una trama de poder microscópico, capilar” que es el
conjunto de pequeños poderes e instituciones situadas en un nivel más bajo que
los “grandes poderes” –el gobierno, la iglesia, etcétera–.

Esto quiere decir que en la sociedad se dan múltiples relaciones de autoridad


situadas en distintos niveles, apoyándose mutuamente y manifestándose de
manera sutil.
El poder no es un fenómeno de dominación masiva y homogénea de un individuo
sobre los otros, de un grupo sobre otros, de una clase sobre otras. El poder tiene
que ser analizado como algo que no funciona sino en cadena. No está nunca
localizado aquí o allá, no está nunca en manos de algunos. El poder es transitorio,
no está quieto en los individuos”. Así mismo nos habla sobre la verdad, él dice que
estamos sometidos a la producción de la verdad desde el poder, ya que el poder
impone su verdad e inversamente. Puesto que la verdad propone resultados de
poder.

Otro ejemplo:
Los casos en los que personas, como las enfermeras, resultaron implicadas en el
proceso del IGSS, cuya participación en los hechos es debatible, pero que siguen
privadas de su libertad, esperando que avance el juicio para que se determine el
grado de su responsabilidad. Es decir que no todos los casos son iguales y,
aunque no somos nosotros quienes tenemos la facultad de juzgar, hay aspectos
humanos que no pueden ser soslayados y que están a la vista.

El Estado tiene como finalidad la protección a la persona y a la familia y su fin


supremo es la realización del bien común. El ejercicio perverso de la política nos
ha alejado de ese noble objetivo. Tenemos el reto de reivindicar la política y de
ajustarla al derecho, para que quienes la ejerzan sean personas con ética,
responsabilidad y comprometidas con el bienestar social.
CONCLUSIÓN
Para Foucault el poder es una relación asimétrica que está constituida por dos
entes: la autoridad y la obediencia, esto quiere decir que no existiría el poder si no
tenemos sobre quien ejercerlo y no sería un objeto preexistente en un soberano
usado para dominar a sus súbditos, además es una situación estratégica que se
da en una determinada sociedad; el poder realiza tres ejercicios incita, suscita y
produce. En la formación del poder se dan dos elementos fundamentales, estamos
hablando de los dominados y los dominantes, Estos factores se han dado a lo
largo de la historia y están presenten en la actualidad, dominados y dominantes se
manifiestan en cada ámbito en que vivimos, ya sea en la familia, trabajo y hasta en
la amistad; son la base de toda relación y de toda acción, si alguna acción
careciera de dominados o de dominantes no se podría ejercer el poder.

El poder es lo que conduce de una manera u otra a la sociedad, porque el poder


se ejerce en la economía, en el Estado y se podría decir que en todo. Foucault
sostenía que; “Para que el estado y la sociedad funcione como funciona es
necesario que haya del hombre a la mujer o del adulto al niño relaciones de
dominación bien específicas que tienen su configuración propia y su relativa
autonomía.” Esto quiere decir, el poder es la base de toda relación, posiblemente
de la humanidad, pero paradójicamente no existe ya que se encuentra en todos
los lugares y no se puede adquirir, el poder simplemente “es”.
COMENTARIO
El concepto de poder que propone Foucault nos muestra que el poder es algo que
todos poseemos, unos de los grandes ejemplos: lo podemos mencionar como en
el dominio a una cosas, hacer sumisos a personas, porque pensamos que el
poder lo tenemos nosotros y que podemos controlar a los demás, como un líder de
una organización o grupo, siente el poder de mandar y que el manifiesta sus
órdenes, al igual en la sociedad el poder existe, porque sienten que puede
controlar todo, es uno de los factores que hace egoísta a la persona, sintiendo que
puede tener un control sobre otros.

En un grupo las discusiones siempre salen, o conflictos causado porque un líder


no toma las ideas de sus compañeros, lo rechaza, en una familia suele ser que el
esposo toma el control y siente que él tiene el control sobre la vida, actividades y
las decisiones de cada miembro de su familia, llega a tenerlos como prisioneros
que no puede hacer nada sin que él lo disponga o lo consienta. Pero es
importante mencionar que el poder no es estático, es decir no lo posee una
persona, grupo o institución. El poder es transitorio, hoy podemos tener poder
sobre alguien y mañana lo tendrá alguien más sobre nosotros.

Y el siguiente párrafo lo explica muy bien:

“Poder no es simplemente una relación entre "miembros", individuales o


colectivos. Es un modo de acción de unos sobre otros. La relación de poder puede
ser el efecto de un consentimiento anterior o permanente, Michael Foucault”.