Anda di halaman 1dari 3

El aparato digestivo

Por la digestión los alimentos se transforman en una sustancia lechosa


capaz de ser absorbida por la sangre.

Partes del aparato digestivo


El aparato digestivo es el conjunto de órganos que realizan la función digestiva. En el
dibujo superior podemos distinguir:

- La boca, con los dientes incisivos, caninos y molares. También tiene la saliva.

- El esófago, que es un tubo entre la boca y el estómago.

- El estómago es una especie de bolsa de paredes rugosas.

- El páncreas, que produce jugos gástricos.

- El hígado, que fabrica un líquido llamado bilis, que se acumula en la vesícula biliar.

- El intestino delgado es un largo tubo de unos siete metros de longitud.

- El intestino grueso, que se extiende hasta el ano. Tiene un metro de longitud y una
pequeña protuberancia llamada apéndice.

- El recto comunica el intestino grueso con el exterior por medio del ano.

Cómo se realiza la digestión


- En la boca, los dientes trituran la comida hasta dejarla en pequeños trocitos. Las glándulas
salivares segregan la saliva para que los trocitos se humedezcan y sigan su viaje fácilmente.

- A través del esófago los trocitos de comida llegan al estómago.

- En el estómago dan vueltas y más vueltas y se mezclan con unos jugos producidos por la pared
del estómago que transforman la comida en una especie de pasta espesa, llamada quimo.

- Al intestino delgado llega esa pasta espesa o quimo y otros jugos que proceden del hígado (la
bilis), el páncreas (jugo pancreático) y las propias paredes del intestino (jugo intestinal). La pasta
alimenticia se convierte en un caldo de partículas mucho más pequeñas, llamado quilo, que se
filtra a través de las paredes intestinales y llega a la sangre.

- En el intestino grueso el agua pasa a la sangre y los residuos se convierten en un a masa sólida
o heces fecales.

- Por el ano, las heces fecales se expulsan al exterior.

Higiene del aparato digestivo


¿Es importante hacer bien las digestiones? Sí, observando estas indicaciones:

- Limpiarse los dientes después de cada comida y por lo menos una vez al día. Si se
padecen caries o infecciones hay que acudir al dentista. Acudir al médico una vez al
año para hacer una revisión o limpieza.
- Respetar el horario de las comidas, no comiendo en horas intermedias.
- Masticar e insalivar bien los alimentos, para facilitar el trabajo al estómago.
- Comer despacio.
- Lavarse las manos antes de comer.
- No comer demasiado. Es mejor quedarse con un poco de apetito que comer hasta
no poder más.
- No bañarse durante dos o tres horas después de haber comido.
- Evitar el exceso de dulces porque provocan caries.
- No utilizar los dientes para partir objetos duros.